Tag

extranjeros

Browsing

La medida se confirmó este jueves, en el marco de una nueva escalada de la divisa norteamericana en el mercado paralelo. Quienes lleguen al país podrán vender hasta US$ 5.000 al tipo de cambio financiero. Una medida mínima frente a la crisis en curso, que no afecta los intereses de bancos, empresarios y grandes especuladores.

Este jueves, en el marco de una nueva corrida cambiaria que llevó el llamado dólar blue a un máximo de $ 338, el Gobierno anunció que habrá un dólar para los turistas extranjeros que llegue al país.

La medida busca que quienes vienen al país cambien sus dólares en el mercado formal y no lo hagan en algunos de los mercados paralelos ilegales. De esta forma, se apuesta a que el Banco Central y el sistema bancario logre recaudar una mayor cantidad de divisas.

La norma implica que los turistas extranjeros podrán vender hasta US$ 5.000 al tipo de cambio financiero. Este cambio, técnicamente conocido como dólar MEP, se viene estando por debajo del dólar blue, pero muy por arriba del dólar oficial. Este jueves, por ejemplo, cotizó a $ 323 mientras que el blue alcanzó una cifra 15 pesos mayor por unidad. El dólar oficial, en el Banco Nación, se cotizó a $ 136, una cifra infinitamente más baja.

La decisión implica una suerte de «oficialización» de la brecha cambiaria. Es decir, una confirmación de la distancia entre el valor oficial y lo que se cotiza en las llamadas «cuevas».

Esto termina siendo una forma de ceder ante la presión que vienen desarrollando los grandes especuladores y grandes empresas que presionan claramente por una devaluación. En esa presión hay que buscar las razones más importantes de la corrida cambiaria que está teniendo lugar -de manera cada vez más acelerada- en las últimas semanas.

La decisión del Gobierno habilita, además, a una mayor presión de parte de quienes poseen dólares en grandes cantidades -esencialmente los grandes exportadores rurales y de la industria- para una devaluación oficial. Si hay un dólar para los turistas mucho más alto que el oficial, ¿por qué no lo habría para los grandes patronales?

Como escribió este mismo jueves nuestro economista Pablo Anino: «Además, pagar más pesos por cada dólar a los turistas extranjeros es una invitación para que los barones del agronegocio, que retienen parte de la cosecha a la espera de (o para provocar) una devaluación del dólar oficial, exijan que se consagren para ellos los mismos «derechos» reconocidos a los turistas extranjeros».

Estas maniobras son resultado de múltiples factores. Sin embargo, en la raíz se encuentra la negativa oficial a tocar los intereses de los grandes capitalistas y los mecanismos con los que estos acumulan dólares que no quedan en el país. A pesar de ser el resultado de la riqueza nacional creada por la mayoría trabajadora de la población, esos dólares salen del país mediante el pago de la deuda pública, las remesas de utilidades que las empresas extranjeras pagan a sus casas matrices, los múltiples mecanismos de fuga -legales e ilegales- canalizados a través del sistema bancario y las diversas maniobras de facturación que hacen las grandes exportadoras.

Son necesarias medidas de fondo que afecten esos intereses. De lo contrario, para las grandes mayorías populares solo pueden venir nuevos padecimientos y crisis.

De esta forma, el Poder Ejecutivo dispuso levantar casi la totalidad de las medidas contra el Covid-19 en las fronteras terrestres, marítimas y aéreas.

Luego de dos años de pandemia, con medidas de prevención para minimizar los casos de Covid-19, el Gobierno comienza a dar de baja restricciones. Días atrás eliminó el distanciamiento social y otras normativas, y ahora normalizó los ingresos al país tanto para argentinos como para extranjeros.

De esta forma, el Poder Ejecutivo dispuso levantar casi la totalidad de las medidas contra el Covid-19 en las fronteras terrestres, marítimas y aéreas.

Las medidas adoptadas por la Jefatura de Gabinete, a cargo de Juan Manzur, y respaldada por los ministros, de Salud, Carla Vizzotti, y del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, fueron comunicadas a través de la Decisión Administrativa 370/2022 publicada este jueves en el Boletín Oficial.

La normativa da de baja los denominados “corredores seguros” y establece la apertura de los puntos de ingreso no habilitados hasta la fecha será “programada y escalonada” en coordinación con las autoridades nacionales y jurisdiccionales.
Requisitos para ingresar a la Argentina desde el exterior

En este contexto, la entrada de personas al territorio nacional quedará sujeto al cumplimiento de una serie de requisitos:

Los argentinos y residentes en el país deberán completar una declaración jurada acerca de su estado de vacunación y ausencia de síntomas compatibles con coronavirus, “dentro de las 48 horas previas al inicio del viaje”.

Los extranjeros también tendrán que firmar la misma documentación, pero además tener un seguro de salud COVID-19 “con cobertura de servicios de internación, aislamiento y/o traslados sanitarios para quienes resulten casos positivos, sospechosos o contactos estrechos”.

Quedarán eximidos aquellos -argentinos, extranjeros residentes y turistas- que ingresen al país por un plazo menor a 24 horas y lo hagan por vía terrestre.

En el marco del contexto bélico internacional provocado por Rusia, también quedan exceptuados los extranjeros no residentes de nacionalidad ucraniana, o provenientes de Ucrania, que hayan huido por la invasión. No obstante, el Gobierno aclaró que “mientras permanezcan en situación migratoria transitoria deberán prever la contratación de un seguro de salud COVID-19 si no contaran con alguna otra modalidad de cobertura de salud”.

De detectarse o reportarse en el punto de entrada un caso positivo o sospechoso de COVID-19, se activará el Plan de Contingencia de ese Punto de Entrada.

El Gobierno recomendó a quienes tengan que ingresar a la Argentina y no se encuentren vacunados o que tengan el esquema incompleto, “la realización de una prueba diagnóstica de COVID-19 dentro de las 24 horas posteriores a su entrada al país”. En cualquiera de los casos, los niños menores de seis años quedarán eximidos de practicarse el test PCR o de antígenos para entrar.

No será necesario realizar controles de temperatura en los puntos de ingreso, ni en los embarques con destino argentino, pero se advirtió que “podrán establecerse restricciones al ingreso de los y las acompañantes de los pasajeros y las pasajeras a las terminales aeroportuarias cuando la situación epidemiológica así lo requiera”.

En el caso de los tripulantes no vacunados o con esquema incompleto, deberán acreditar su estado de salud con una prueba de antígenos realizada al menos 48 horas antes o una PCR negativa realizadas al menos 72 horas previas al abordaje.

El movimiento turístico en Puerto Madryn vuelve de a poco a dejar atrás la pandemia.

La reactivación se vio de golpe en las vacaciones de invierno con la llegada en marea del turismo nacional, para llegar a tener un mes de octubre con reservas completas que hasta llegaron a derramar ocupación hotelera en el Valle.

Sin embargo, prestadores turísticos y comerciantes acostumbrados al normal funcionamiento de la ciudad, aún se muestran expectantes de la llegada del turismo extranjero, que aporta otro consumo en la región y que aporta divisas en dólares.

Es por esto que la noticia tiene que ver con que los últimos días, Puerto Madryn ya empezó a ver la llegada de algunos pasajeros extranjeros que arribaron vía aérea a la ciudad.

Así lo contó el Secretario de Turismo, Marcos Grosso: “No podemos decir que es una afluencia regular e importante como en otras épocas, pero ya empieza a haber presencia de turistas extranjeros. En el día de ayer, en la Secretaría de Turismo hubo pasajeros de Suiza. Hoy un prestador me comentó que tiene 4 reservas de pasajeros de Perú.

Hubo americanos, brasileros, la verdad que para este contexto y para ser reciente la apertura de fronteras, ya empieza a haber pasajeros recorriendo la ciudad”, señaló a Lu 17. Grosso aseguró que estos arribos tienen que ver “con todo lo que está proponiendo Puerto Madryn en promoción y conectividad, que nos están haciendo cada vez más atractivos para el público nacional pero también para el internacional”.

FIN DE LARGO

Consultado sobre el nivel de reservas para el próximo fin de semana largo de noviembre, el secretario de Turismo informó que las mismas a la fecha se encuentran en un 70%.

“Las reservas para el fin de semana largo están al 70%. Creemos que el promedio general va a ser mejor que el 2019 y los últimos 6 años. Este crecimiento que se vio a partir de julio es sostenido y debemos continuarlo durante todo el verano”, apuntó Grosso.

Después de un octubre histórico, con números superiores a las temporadas previas a la pandemia, nuestra ciudad se prepara para un nuevo fin de semana largo con gran afluencia de turistas. Finalizado el antepenúltimo mes del año, se evidenció que los números de octubre fueron los mejores de las últimas temporadas.

El crecimiento de la actividad turística durante todo el mes fue del 20%, en comparación con el 2019, temporada previa a la pandemia por Covid-19. Noviembre contará con un fin de semana extralargo. El 22 de este mes será feriado nacional con fines turísticos. El feriado corresponde al Día de la Soberanía Nacional, que se conmemora el 20 de noviembre. Sin embargo, por decisión del Gobierno nacional se los trasladó al lunes siguiente para fomentar el turismo.

Los visitantes no tendrán la necesidad de realizarse un análisis de antígeno al llegar pero deberán contar con un PCR negativo 72 horas antes en origen.

El Ministerio de Transporte de la Nación recordó este sábado que «los turistas extranjeros de todo el mundo podrán ingresar al país a partir de este lunes 1 de noviembre», si poseen el esquema completo de vacunación y «la documentación que lo acredite».

Los visitantes «no tendrán la necesidad de realizarse un análisis de antígeno al llegar pero deberán contar con un PCR negativo 72 horas antes en origen», según informaron fuentes de la cartera de Transporte.

«Cumpliendo con lo establecido en la decisión administrativa 951 /21 publicada en el Boletín Oficial, desde este lunes 1 de noviembre podrán ingresar al país pasajeros de cualquier parte del mundo», señala el comunicado.

De esta manera, «los turistas y/o residentes que cuenten con el esquema completo de vacunación completo por lo menos 14 días antes de su ingreso al país, y cumplan las exigencias referidas, estarán exceptuados del testeo de antígeno y del aislamiento», y advierten que «habrá controles a cargo del personal del Ministerio de Transporte en aeropuertos».

Transporte aclaró también que quienes ingresen al país deberán presentar una declaración jurada electrónica 48 horas antes, incorporando un test de PCR negativo en origen con toma de muestra hasta 72 horas previas, o un certificado médico de alta si hubieren contraído el virus SARS-CoV-2 en los últimos 90 días, y luego, se les solicitará un análisis de PCR entre el quinto y séptimo día desde su llegada.

Por otra parte, quienes no cuenten con el esquema completo de vacunación al arribar al país deberán realizarse un test de antígenos y luego un test de PCR negativo para dar por finalizado el aislamiento obligatorio de siete días. Además, para los turistas menores de 18 años sin esquema completo el Ministerio de Salud ofrecerá dosis en los puntos de fronteras.

Por otro lado, «los turistas o extranjeros no residentes deberán contar con un seguro con cobertura Covid-19, mientras que los menores de seis años que ingresen al país acompañados de adultos estarán exceptuados de realizar los testeos de antígenos y PCR, pero deberán cumplir obligatoriamente con la cuarentena de siete días».

Respecto de las nuevas reglamentaciones, personal del Ministerio de Transporte será la encargada de verificar la información que acredite los esquemas de vacunación, y la Policía de Seguridad Aeroportuaria asistirá dichos controles.

En el caso de quienes obtengan resultados positivos de Covid-19, «la norma indica que deberán permanecer aislados por diez días en los dispositivos dispuestos por el Estado nacional en casos de ingreso por el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, Aeroparque o San Fernando, y en los demás casos en los dispositivos definidos por las provincias según sus protocolos».

El Ministerio del Interior informó este lunes que los extranjeros que ingresen al país por turismo a partir del próximo viernes deberán cumplir con ciertos requisitos como: una declaración jurada electrónica, un test PCR con resultado negativo y un seguro médico COVID.

En el marco de lo dispuesto por el DNU 814/2020, que habilita el ingreso por turismo de nativos y extranjeros radicados en los países limítrofes desde las 00 horas del viernes 30 de octubre, la Dirección Nacional de Migraciones (DNM) informó que dispuso habilitar dos vías para este fin: el Aeropuerto Internacional de Ezeiza y la terminal marítima de Buquebús.

El DNU no modificó las condiciones de ingreso de argentinos y residentes en el país, que lo podrán seguir haciendo por vía aérea, marítima o a través de los cinco puestos terrestres actualmente habilitados.

Según la resolución oficial, las personas extranjeras que ingresen al territorio nacional deberán presentar al momento de hacer el trámite migratorio: una Declaración Jurada Electrónica, que tendrá que ser completada indefectiblemente dentro de las 48 horas previas al embarque, un test PCR con resultado negativo y un seguro médico COVID.

En el caso de los argentinos que ingresen en las mismas condiciones que los extranjeros de países limítrofes, es decir por Ezeiza o la terminal de Buquebús, podrán optar por la realización de un test PCR o la cuarentena obligatoria, mientras que en los pasos fronterizos seguirá siendo obligatoria la cuarentena de 14 días.

En el caso de extranjeros, deberán cumplir sin excepción los tres requisitos, y en caso contrario les será impedido el ingreso a la Argentina.

Todos aquellos extranjeros que ingresen al país estarán alcanzados por lo establecido en la Decisión Administrativa (DA) de Jefatura de Gabinete que regula la actividad turística.

En tanto, las compañías aéreas y la empresa de transporte fluvial que operan en el tránsito de extranjeros deberán exigir el cumplimiento de las medidas establecidas previo al embarque de las personas, ya que de no hacerlo correctamente será plausible la aplicación de multas.

Las medidas de seguridad sanitaria obligatorias vigentes en todos los ingresos al país, consistentes en distanciamiento social, toma de temperatura, utilización de barbijos, en otras, siguen en plena vigencia.

“Hoy el presidente ha tomado medidas decisivas para proteger a nuestro país suspendiendo la entrada de extranjeros que han estado en Brasil durante el período de 14 días antes de solicitar la admisión en los Estados Unidos”, señaló la portavoz de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, en un comunicado citado por la agencia de noticias EFE.

“Hasta el 23 de mayo de 2020, Brasil tenía 310.087 casos confirmados de Covid-19, que es el tercer número más alto de casos confirmados en el mundo. La acción de hoy ayudará a asegurar que los extranjeros que han estado en Brasil no se conviertan en una fuente de infecciones adicionales en nuestro país. Estas nuevas restricciones no se aplican al flujo de comercio entre los Estados Unidos y Brasil”, agrega el texto.

Este domingo el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Robert O’Brien, había adelantado esta medida sobre la cual se venía trabajando en los últimos días. “Esperamos que no sea definitiva, pero debido a la situación en Brasil vamos a tomar las medidas que sean necesarias para proteger a la población estadounidense”, declaró a la cadena local CBS, según reprodujo Europa Press.

El último reporte de la Universidad Johns Hopkins eleva a 347.398 los casos confirmados en Brasil, mientras que Rusia está en tercer lugar con 344.481 contagiados. Estados Unidos, en tanto, sigue siendo el país con más infectados, con más de 1,6 millones.

En enero, antes de que el coronavirus comenzara a extenderse rápidamente por Estados Unidos, el presidente Donald Trump prohibió la entrada desde China, origen de la pandemia. A principios de marzo se prohibiieron los viajes a Europa tras el brote en el Viejo Continente.

Además, O’Brien anunció el aplazamiento para fines de junio de la cumbre de las siete principales potencias económicas del mundo en Washington a causa de la epidemia.

«La Cumbre del G-7, si es que se lleva a cabo en forma presencial, y creemos que se realizará de esa forma, tendrá lugar a fines de junio», declaró en una entrevista con el canal de televisión CBS.

El asesor de Trump recordó que anteriormente la reunión estaba prevista para el 10 de junio, pero el impacto del coronavirus en Estados Unidos cambió los planes.

«Estamos cercanos al pico o tal vez ya nos encontramos en él», estimó.

En otro orden, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció que a partir hoy pueden retomar los entrenamientos los deportistas profesionales pese a que la cifra de muertes en Estados Unidos superó en la jornada el centenar y no bajan desde hace una semana.

«A partir de hoy todas las ligas profesionales de Nueva York podrán volver a entrenar. Creo que el deporte puede volver sin público en los estadios, sin gente en las gradas. ¡Háganlo! ¡Háganlo! Que funcione la economía, si se puede», dijo Cuomo en la rueda de prensa diaria para dar los datos del estado, el más afectado por el coronavirus.

«Los queremos en acción. Queremos poder ver los deportes mientras seguimos en casa. Da a la gente algo que hacer. Es una vuelta a la normalidad», remarcó, citado por la agencia Europa Press.

Sin embargo, la cifra de muertos de hoy llega a 109 en las últimas 24 horas, lo que eleva el total a 97.495, con 1.635.692 casos confirmados.

Solo en Nueva York hay más de 153.000 casos de coronavirus y 11.080 fallecidos, con lo que tiene la segunda tasa de incidencia más alta de todo el país.

«El número de muertes ha subido, una noticia malísima, pero la tendencia general es buena. Nuestros pensamientos y oraciones son para las 109 familias que han perdido a un ser querido», declaró Cuomo.

Lo anunció el ministerio de Relaciones Exteriores y entrará en vigor en la medianoche del sábado.

China negará la entrada a la mayoría de extranjeros, incluidos aquellos que ya tengan visado o permiso de residencia, para evitar cualquier rebrote del nuevo coronavirus​, según informó el ministerio de Relaciones Exteriores el jueves.

«La suspensión es una medida temporal que China se ve obligada a tomar ante la situación de rebrote», remarcó el ministerio en un comunicado, en el que detalló que la medida entrará en vigor la medianoche del sábado.

También aclaró que se trata de algo «temporal» y que «no se verá afectada la entrada con visados diplomáticos, de servicios o cortesía». «China estará en contacto cercano con todas las partes y gestionará de forma adecuada los intercambios con el resto del mundo bajo estas circunstancias especiales», remarcó el organismo.

Además, el Ministerio de Exteriores aseguró que «las medidas mencionadas serán calibradas a la luz del desarrollo de la situación y anunciadas de forma acorde». Como también detalló que el gobierno de Beijing, la capital china, «se ha visto forzado» a adoptar la medida «ante la situación del brote y las prácticas en otros países».

Por su parte, a través de una carta, el presidente chino, Xi Jinping, dijo que aprecia los esfuerzos del director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, para promover la lucha mundial contra la pandemia de la COVID-19. Xi resaltó que China ha respaldado siempre los esfuerzos de contención del nuevo coronavirus en el mundo y brindado asistencia a organizaciones internacionales, entre ellas la OMS, así como a más de 80 países.

Gracias a la firme determinación del gobierno chino y a la diligencia y dedicación del pueblo chino, señaló, la epidemia de la COVID-19 encontró una respuesta integral y rápida en China, lo que ha demostrado completamente a la comunidad internacional que con un enfoque claro y esfuerzos concertados, la trayectoria de la epidemia puede ser cambiada.

Este jueves más temprano las autoridades chinas habían confirmado que el miércoles no se registraron casos de transmisión local en el país -incluida la ciudad de Wuhan, epicentro del brote-, pero que sí se habían registrado 67 casos importados. Asimismo, ese día hubo seis muertes a causa del COVID-19, todas ellas en la provincia de Hubei, cuya capital es Wuhan.

Se trata del segundo día consecutivo en que no se detectan nuevos casos de coronavirus por transmisión local. Sin embargo, los casos provenientes de gente que regresa del exterior han aumentado hasta totalizar 500.

Hasta el momento, China ha confirmado 3.287 muertes por el coronavirus entre 81.285 casos. De ellos, más de 74.000 han sido dados de alta, según informó la agencia china de noticias Xinhua.

La población uruguaya, de aproximadamente 3,5 millones de habitantes, ha sido prácticamente la misma durante 30 años.

Uno de los primeros planes anunciados por el presidente electo Luis Lacalle Pou, quien asume el cargo el 1 de marzo, es tratar de aumentar el tamaño de la población y parte de su plan incluye facilitar la entrada de residentes extranjeros.

El político de centro derecha anunció hace unos días que lanzará un paquete de medidas para flexibilizar las normas de residencia actuales, tanto burocráticas como fiscales, con el fin de atraer a extranjeros al país.

«Uruguay siempre ha sido un país de brazos abiertos para países que están expulsando a su gente, venezolanos, cubanos y de otros lugares», dijo previamente el presidente electo.

Y agregó: «Pero también es un lugar para que la gente que no está pasando mal pueda decir que aquí es un lugar donde se respeta la inversión, donde es bueno traer a vivir a su familia y donde hay certeza jurídica».

En medios locales se informó que, en concreto, la administración entrante busca atraer entre 50.000 y 100.000 extranjeros en sus 5 años de gobierno, con un fuerte énfasis en grandes y pequeños empresarios argentinos que se ven afectados por los vaivenes económicos de dicho país.

Para tener una referencia, entre octubre de 2014 y diciembre de 2018, período en el que se disparó la llegada de venezolanos a Uruguay, se otorgaron 38 mil residencias de diferentes países, informó el diario local El Observador.

Duras críticas

Las declaraciones de Lacalle Pou provocaron críticas del Frente Amplio, el partido que dejará el poder luego de 15 años.

El actual ministro de Economía, Danilo Astori, afirmó que las iniciativas podrían hacer que el país «retroceda» y vuelva a ser un «paraíso fiscal», como sucedió en el pasado.

Por su parte, el presidente de Argentina, el peronista Alberto Fernández, también habló de los esfuerzos de los gobiernos del Frente Amplio para que Uruguay dejase de «ser un paraíso fiscal» y de «favorecerse con el dinero obtenido espuriamente en otros lados».

Sobre el plan de atraer argentinos en particular, el expresidente José Mujica dijo: «En vez de traer 100.000 cagadores (defraudadores) argentinos preocupémonos de que los nuestros inviertan acá».

«Tenemos unos US$24 mil millones desparramados por el mundo. ¿Por qué no intentamos que una parte de esa plata venga para el país?», agregó.

Otros críticos dijeron que Lacalle Pou pretende atraer «principalmente a los ricos» para estimular la economía uruguaya.

A su vez, el presidente Tabaré Vázquez dijo que «no es fácil» implementar la iniciativa de su sucesor, pero opinó que «sería mucho mejor tener 6 millones de habitantes» como un motor económico.

¿Qué tipo de extranjeros buscan?

En una entrevista con BBC Brasil, el futuro ministro de Turismo, Germán Cardoso, dijo que Uruguay se inspira en los países de la Unión Europea (UE), especialmente Portugal, para aumentar su población y «activar» su economía sin «dañar» la integridad fiscal del país.

«No queremos capital ilícito, sino familias e inversores que demuestren sus recursos, que quieran vivir y prosperar en nuestro país», dice Cardoso por teléfono.

Según él, Uruguay puede definirse como «una isla de prosperidad y tranquilidad» porque ofrece «escuelas y universidades de calidad», así como «tasas de seguridad pública más altas que las de los países de la región», y buena calidad de vida.

Actualmente, Uruguay pide a un extranjero que quiera obtener la residencia que invierta aproximadamente US$1,8 millones en una propiedad o negocio uruguayo, y permanezca en el país por al menos seis meses consecutivos.

Para Cardoso, tales requisitos «dificultan» atraer a residentes de otros países.

El ministro dice que hay un conjunto de proyectos de ley que se enviarán al Parlamento con solicitud de prioridad para acelerar su procesamiento.

Un residente extranjero, explica, aún debe demostrar que quiere invertir y establecerse en el país, pero sin la obligación de pasar seis meses sin viajar al extranjero y con un monto más bajo de inversión.

«Creemos que podemos reducir este nivel a los niveles de Portugal, por ejemplo, que es de alrededor de US$500.000», dice Cardoso.

Otros lazos también serán considerados para otorgar residencias, como si una familia inscribe a sus hijos en escuelas o universidades uruguayas.

«Las reglas actuales nos dificultan atraer a más residentes. Lo que queremos es que sea más flexible, sin dañar los principios internacionales y con reglas claras», continuó el ministro.

«Aquí en Uruguay tenemos la característica de respetar las reglas, incluso con cambios en la línea ideológica del gobierno. Lo que queremos hacer es facilitar la llegada de más habitantes», expuso.

«Más vacas que personas»

La intención de Uruguay de expandir su población no es nueva, como apuntan historiadores y analistas entrevistados por BBC Brasil.

En el país, llamado por sus habitantes «paisito», incluso «hay más vacas que personas», pues la proporción es de más de tres bovinos por habitante.

Como organizadora del programa de estudio de la población uruguaya, la historiadora uruguaya Adela Pellegrino, profesora jubilada de la Universidad de la República, destacó algunos de los factores que explicarían la baja densidad de población del país.

«Uruguay siguió un camino similar al europeo, que llamamos transición demográfica. Cuando la mortalidad comienza a disminuir, la fertilidad a la larga también disminuye y la población se vuelve estable (y de más edad)», explicó.

«Además, el nivel de educación contribuye. En el caso uruguayo, entendemos que la formación de las mujeres, tanto en términos de educación como de ciudadanía, terminó contribuyendo a una menor fertilidad», continúa.

Uruguay lleva más de tres décadas estancado en la franja de los 3 millones de habitantes

Según la experta, es «intrigante» que Uruguay haya atraído a inmigrantes en una trayectoria similar a la de Argentina en el siglo XIX, pero no tuvo un aumento de población como el resto de América Latina, región que tuvo una de las mayores tasas de crecimiento demográfico del mundo.

No es la primera vez que un gobierno uruguayo intenta atraer a los migrantes, recuerda: «Nuestra pequeña población y sus efectos son una realidad. Y cada gobierno que llega tiene un proyecto. Pero muchos no han sido eficientes. Veremos qué pasa ahora», dice Pellegrino.

Uruguay, de hecho, tiene una ley de 2008 que, también para atraer habitantes del extranjero, facilitó los procedimientos de residencia, señala Luciana Méndez, economista e investigadora de la Universidad de la República.

«Uruguay es un país muy abierto a los inmigrantes y el procedimiento de residencia es simple y ágil, y es necesario probar cosas básicas, como no tener antecedentes penales», dice Méndez.

«La ley de 2008 establece, por ejemplo, que los residentes que llegan del extranjero tienen los mismos derechos que los uruguayos para acceder a la salud y la educación pública y para trabajar, ya que con el documento de identidad provisional ahora se puede ingresar al mercado de trabajo», explica.

Sin embargo, considera que la política migratoria del nuevo gobierno también debería tener en cuenta que aproximadamente al 13% de la población uruguaya que vive en el extranjero.

«Hay muchas personas calificadas, con doctorados y otras aptitudes, que abandonaron el país durante la dictadura militar en la década de 1970, o que fueron, de alguna manera, expulsados debido a la crisis económica de 2001», opinó.

«Una política migratoria completa y seria debería incluirlos a ellos también, ya sea en términos de lazos económicos o académicos», agregó Méndez.

¿Inseguro?

La seguridad pública es hoy una de las mayores preocupaciones de los uruguayos, especialmente aquellos que viven en el interior del país, explica Gerardo Caetano, profesor de Ciencias Políticas en la Universidad de la República.

Cardoso, el futuro ministro de Turismo, dice a BBC Brasil que aunque el «deterioro» en el área de seguridad pública fue una de las razones detrás de la elección de Lacalle Pou, el país «todavía es muy seguro, en comparación con otros la región, y abordar el problema es una prioridad del gobierno».

Según datos oficiales, Uruguay ocupó el cuarto puesto en América del Sur en número de homicidios, con una tasa de 11,8 por cada 100.000 habitantes, detrás de Venezuela, Brasil y Colombia.

No obstante, otros rankings internacionales, como el de la consultora Mercer, señalan a la capital uruguaya como «el mejor lugar para vivir» en América Latina, indicó La Nación.

Asi lo explicó Claudia Rivero, la delegada de la oficina de Migraciones de Comodoro y dijo que hacen inspecciones en hoteles, verdulerías, obras en construcción y supermercados chinos que tienen una fuerte presencia de extranjeros.

Desde la oficina de Migraciones de la ciudad, Claudia Rivero, explicó cómo es el trabajo de su área y planteó que trabajan de manera permanente con el ingreso de personas en pasos fronterizos, en su caso contando con intervención en el paso ubicado en la zona de Coyhaique hasta Los Antiguos.

“El chequeo al extranjero es permanente con documentación y las preguntas pertinentes para detectar un posible falso turista. Pero además hacemos en las ciudades controles de permanencia con inspecciones en hoteles, verdulerías, obras en construcción y supermercados chinos que tienen una fuerte presencia” manifestó.

Además, apuntó que “en Las Heras hemos aplicado multas por tener extranjeros irregulares trabajando a su cargo. Las multas para el dador de trabajo son de 800 mil pesos y al extranjero lo intimamos a regularizar».

De la misma forma, Riveros dijo que la semana pasada en una obra en Rada Tilly también multaron a la empresa y se labraron actas por irregularidades, y en controles en La Saladita detectaron personas de nacionalidad senegalesa en situación irregular, así como en el mercado popular del Liceo chicos de nacionalidad boliviana en la misma situación migratoria.

“Otro operativo que estamos haciendo en conjunto con la Comisaría Quinta es en el barrio De las Américas donde las personas son intimadas a regularizar y volvemos a los quince días o un mes; y ya volvieron a su lugar natal porque no siempre cumplen con los requisitos”, puntualizó.

La funcionaria expresó que el último tiempo se radicaron en Comodoro Rivadavia cerca de 8.600 extranjeros y en el caso de Santa Cruz, quienes registran mayor índice migratorio es la comunidad venezolana. En 2017 ingresaron 70, en 2018, 80 y en 2019 unas 350 personas, informó Diario ADNSUR.

Una argentina y dos extranjeros fueron detenidos ayer jueves a la mañana por una causa de estupefacientes, a partir de allanamientos efectuados en la Zona Norte de Comodoro Rivadavia.

Desde las 10 de la mañana del jueves y bajo un gran hermetismo policial y judicial, se llevaron a cabo tres allanamientos en Standart Centro y Standart Norte de la ciudad. Las personas detenidas son dos de nacionalidad extranjera y una argentina.

Los procedimientos fueron realizados por la Brigada de Drogas Peligrosas de la Policía del Chubut y concluyeron con tres detenidos por una causa de estupefacientes que lleva adelante la jueza federal Eva Parcio de Seleme quien decretó secreto de sumario.

El secuestro de cocaína -que se habría llevado a cabo horas antes en el barrio Diadema Argentina-, habría acelerado las diligencias de los investigadores, en procura de reunir evidencia y proceder a más detenciones, informó El Patagónico.