Tag

Google

Browsing

El buscador «Google» reforzó las recomendaciones para prevenir el contagio de coronavirus en plena segunda ola.

Google presentó este martes un doodle (alteración temporal del logotipo en la página principal del buscador) con recomendaciones para bajar el riesgo de contagio de coronavirus, a través de diferentes imágenes con tapabocas en las letras del nombre.

El mensaje de prevención de Google está acompañado por la leyenda “Usa tapabocas y salva vidas”, acompañado de recomendaciones como el lavado de manos, y la importancia de mantener distancia social para disminuir los riesgos de contagio.

En medio de la segunda ola de coronavirus, ante el significativo aumento de casos en le país, sobre todo tras la Semana Santa, las autoridades sanitarias están preocupadas por la respuesta operativa del sistema de salud ante la creciente demanda en las distintas jurisdicciones del país. Tal como detalla La Nación este martes, el buscador también se sumó al pedido de mayores recaudos a la población en general para evitar más contagios.

Google reitera las medidas elementales contra la pandemia del coronavirus, avaladas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), y aporta información sobre prevención, síntomas y tratamiento de la infección, entre ellas:

– Lávate las manos con frecuencia. Usa agua y jabón o un desinfectante de manos a base de alcohol.

– Mantén una distancia de seguridad con personas que tosan o estornuden.

– Utiliza mascarilla cuando no sea posible mantener el distanciamiento físico.

– No te toques los ojos, la nariz ni la boca.

– Cuando tosas o estornudes, cúbrete la nariz y la boca con el codo flexionado o con un pañuelo.

– Si no te encuentras bien, quédate en casa.

– En caso de que tengas fiebre, tos o dificultad para respirar, busca atención médica.

«Llama por teléfono antes de acudir a cualquier proveedor de servicios sanitarios para que te dirijan al centro médico adecuado. De esta forma, te protegerás a ti y evitarás la propagación de virus y otras infecciones», resalta el buscador.

Recuerda además que las mascarillas pueden ayudar a prevenir que las personas que las llevan propaguen el virus y lo contagien a otras personas. Sin embargo, no protegen frente a la COVID-19 por sí solas, sino que deben combinarse con el distanciamiento físico y la higiene de manos. Sigue las recomendaciones de los organismos de salud pública de tu zona.

Los dibujos remiten, además, a un mapa de casos para consultar los datos más recientes de los últimos 14 días, por región.

La Corte Suprema de Justicia desestimó un pedido de la empresa Google en una demanda que interpuso la vicepresidenta Cristina Kirchner porque en el buscador apareció una leyenda ofensiva con el mote de “ladrona de la Nación Argentina”.

Google busca impedir que la ex presidenta acceda al servidor de la multinacional al considerar que eso implicaría una violación al secreto comercial. Pero no lo logró.

La exmandataria ya contaba con fallos a favor de la Sala II de la Cámara de Apelaciones, que consideró que “las resoluciones del juez sobre producción, denegación y sustanciación de las medidas de prueba” son inapelables. La justicia ya había habilitado a Cristina Kirchner a acceder al servidor de Google, al hacer lugar a un pedido de prueba anticipada.

La empresa fue a la Corte Suprema y en el acuerdo celebrado ayer los ministros Carlos Rosenkrantz, Horacio Rosatti, Elena Highton, Ricardo Lorenzetti, y Juan Carlos Maqueda rechazaron el planteo de Google.

El recurso extraordinario cuya denegación motivó esta queja, “no se dirige contra una sentencia definitiva o equiparable a tal”, sostuvo la Corte al desestimar el pedido.

LA CAUSA

El pedido de prueba anticipada fue realizado en el fuero civil y comercial federal, tras una publicación del 17 de mayo del año pasado en el diario Clarín, que en una nota digital decía que el buscador había colocado la infame leyenda en el lugar donde debería figurar el cargo de vicepresidenta.

El motor de búsqueda más usado asoció a la persona de Cristina Kirchner el mote de “ladrona”. Así, en una presentación ante la justicia, el abogado de Cristina, Carlos Beraldi, pidió la pericia como “prueba anticipada” contra el buscador Google.

En primera instancia se accedió al pedido, pero luego tuvo que intervenir la Cámara Civil y Comercial Federal ante la apelación de Google.

El tribunal consideró “inapelable” el recurso de Google y lo desestimó, por lo que quedó firme la resolución que hizo lugar al pedido de prueba anticipada realizado por Cristina.

La vicepresidenta podrá entrar a los servidores de Google para garantizar que no se altere ninguna información que se haya elaborado con el único fin de dañarla.

El día 17 de mayo de 2020 a las 00:20, Cristina se enteró, por las fuertes repercusiones en internet, de una nota digital del diario Clarín que manifestaba que el motor de búsqueda más usado a escala internacional asociaba a su persona con el mote de “ladrona”.

El año pasado, la propia Corte por unanimidad, declaró inadmisible el recurso extraordinario por salto de instancia interpuesto por Google LLC.

Dicho recurso fue dirigido contra la resolución de la Sala II de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil y Comercial Federal que declaró inapelable la medida de prueba anticipada requerida por Cristina Fernández de Kirchner contra Google. Así el caso siguió su curso, y ahora la Corte rechazó nuevamente un recurso de Google.

Fuente: El Patagónico

Luego de que en junio pasado un grupo de personas denunciara a la compañía de servicios en internet, un tribunal de Estados Unidos decidió negarle el pedido de desestimación que había propuesto la empresa de Silicon Valey.

Google deberá enfrentar una demanda por recolectar datos de navegación, aún cuando los usuarios utilizan el modo incógnito en el navegador de Chrome, luego de que varios consumidores detectaran este comportamiento del buscador frente cuando navegaban la función «privada» de búsqueda.

Una jueza federal de Estados Unidos le negó a la compañía Alphabet Inc., dueña de la marca Google LLC, que la Justicia desestimara la demanda en su contra, según informó Bloomberg.

La jueza del distrito de Lucy Koh en San José, California sentenció: «el tribunal concluye que Google no notificó a los usuarios que Google participa en la supuesta recopilación de datos mientras el usuario está en modo de navegación privada».

La demanda fue realziada colectivamente por tres usuarios, quienes presentaron una queja en junio alegando que la empresa lleva a cabo un «negocio generalizado de seguimiento de datos», por lo que Google recopila el historial de navegación y otros datos de la actividad web incluso después de que los usuarios emplean medidas de seguridad para proteger sus datos, como el uso del modo de navegación privada «Incógnito», según la denuncia.

Además, los denunciantes agregaron en la demanda: «Google sabe quiénes son tus amigos, cuáles son tus pasatiempos, qué te gusta comer, qué películas ves, dónde y cuándo te gusta comprar, cuáles son tus destinos de vacaciones favoritos, cuál es tu color favorito e incluso el más íntimo y cosas potencialmente vergonzosas que navega en Internet, independientemente de si sigue los consejos de Google para mantener sus actividades ‘privadas’ ”.

La respuesta de Google frente a la demanda

El portavoz de Google, José Castañeda, en un comunicado enviado por correo electrónico señaló: “Disputamos enérgicamente estas afirmaciones y nos defenderemos enérgicamente de ellas”.

“El modo incógnito en Chrome te da la opción de navegar por Internet sin que tu actividad se guarde en tu navegador o dispositivo. Como indicamos claramente cada vez que abre una nueva pestaña de incógnito, es posible que los sitios web puedan recopilar información sobre su actividad de navegación durante su sesión», agregó.

Google argumentó frente al tribunal también que los demandantes consintieron en su política de privacidad, que según la compañía revela explícitamente sus prácticas de recopilación de datos.

La compañía aclaró que «deja en claro que ‘Incógnito’ no significa ‘invisible’ y que la actividad del usuario durante esa sesión puede ser visible para los sitios web que visita, y cualquier análisis de terceros o servicios publicitarios que utilicen los sitios web visitados».

Frente a las polémicas por el uso de datos y la privacidad de los usuarios, el gigante de Silicon Valey anunció que el próximo año eliminará las cookies de terceros, que ayudan a los anunciantes a controlar la actividad web de los consumidores y que no empleará métodos alternativos para rastrear a las personas.

Google anunció su programa de pasantías en Argentina para estudiantes de universidades públicas y privadas de todo el país cuya fecha estimada de graduación sea entre agosto y diciembre del 2022. Esta vez, el trabajo será remoto y comenzará en el mes de agosto.

La inscripción al Programa de Pasantías de Negocios de la compañía estará vigente hasta el lunes 22 de este mes. Las áreas en donde trabajar son ventas, servicio y soporte, estrategia comercial, ingeniería y tecnología, y marketing y comunicaciones, según afirmó Google Argentina.

En el contexto de la pandemia de coronavirus, y por primera vez, las pasantías se realizarán de forma remota, lo que permite que estudiantes de todo el país puedan aplicar.

Las pasantías remuneradas serán de 20 horas de prácticas remotas por semana durante un año. Además, los pasantes recibirán durante este período clases de inglés.

Cómo aplicar al programa de pasantías de Google

Los candidatos o candidatas que quieran aplicar a esta convocatoria deberán registrarse en la página oficial del Programa de Pasantías de Google hasta el lunes 22 de marzo. Una vez cerrada la etapa de inscripción, recibirán novedades sobre los pasos a seguir en su correo electrónico.

Fuente: Ámbito

Publicó The Economist que un récord de 2.000 argentinos inició en 2020 trámites para radicarse en Uruguay.  Otras fuentes afirman que más de 2000 lo hicieron en Paraguay. Y según el Ieral durante 2020 se cuadruplicaron las búsquedas de los argentinos en Google sobre “emigrar” en comparación con el promedio 2011-2018. Parece estar produciéndose la pérdida del principal capital del siglo XXI: las personas. Hay 1.150.000 argentinos registrados como residentes en el exterior, pero cuando comenzó el siglo XXI la cantidad era la mitad (555.000). Nuestro país es proveedor al exterior de personas calificadas: se estima que casi 200.000 profesionales argentinos actúan en posiciones de cierta relevancia en el extranjero. Por caso, se dice que el 30% de los argentinos en Estados Unidos posee una licenciatura y 30.000 son ingenieros o científicos. La cuestión no es menor: la sociedad del conocimiento requiere, antes que dinero o máquinas, personas preparadas.

Los pronósticos de una reversión de la globalización motivada por la pandemia de Covid-19 son rechazados por la realidad. Pero una globalidad adaptada muestra patrones actualizados: rotundo cambio tecnológico, empresas desnacionalizadas, nueva geopolítica, alianzas entre países forjadas sobre exigentes estándares cualitativos y decisiva relevancia de “personas globales”.

Vivimos una globalización integral y sistémica (que se consolidará con la salida de la pandemia) que puede ser denominada “globalización hexagonal”. Una vorágine que integra seis flujos: el comercio internacional de bienes (que se redujo menos de lo previsto en 2020 y ya recupera fuerzas) y la inversión extranjera directa; pero también el comercio internacional de servicios (más dinámico que el de bienes), flujos de financiamiento internacional (que apuntalan proyectos innovadores) y dos movimientos propios de la época: el tráfico internacional de datos, conocimiento e información (que creció 1500 veces en diez años) y las modernísimas migraciones (físicas y especialmente virtuales).

Señala el World Intellectual Property Report en “La geografía de la innovación” que están consolidándose las global innovation networks, que son redes internacionales de empresas, instituciones y personas que construyen el desarrollo tecnológico mundial. Y que en ellas las innovaciones son creadas por grupos de personas (75% del total) y no por individuos aislados. Más del 80% de todas las patentes o productos innovativos registrados en el planeta está generado por inventores o investigadores que operan en equipos de trabajo que son multiorigen. Ahora la globalización se apoya en “redes complejas de valor” (complex value networks) en las que interactúan estaciones intensivas en conocimiento ubicadas en aglomeraciones locales con condiciones apropiadas. Esas “estaciones” no son necesariamente países, sino ciudades y regiones y se caracterizan por atraer personas globales superpreparadas.

Hay una cualidad de la nueva globalidad: las migraciones funcionales. Y no solo las físicas. En el planeta se computan unos 300 millones de migrantes físicos, de los cuales dos tercios son migrantes laborales. La India es el país del que más han salido y Estados Unidos el que más ha recibido. Pero a ello debe añadírsele que crece –y se acelerará en la pospandemia– la cantidad de telemigrantes. Dice Richard Baldwing (en The Globotics Upheavel) que la presente fase de la globalización es la del telecommuting: personas que trabajan desde sus ciudades para organizaciones ubicadas en otro país.

Lanzan una campaña masiva de educación sobre vacunas para responder a las preguntas de los estadounidenses sobre la protección contra el covid-19 y destacar que la inmunización es la clave para reanudar la vida como era antes de la pandemia.

El jueves se lanzó una campaña masiva de educación sobre vacunas para responder a las preguntas de los estadounidenses sobre la protección contra el covid-19 y destacar que la inmunización es la clave para reanudar la vida como era antes de la pandemia.

Denominada “It’s Up To You” (“Depende de Usted”), los anuncios de la campaña se emitirán en televisión, radio y redes sociales en inglés y español, en Disney, Facebook Inc., Spotify Technology SA y en Google y YouTube de Alphabet Inc. Otras compañías también están creando contenido para sus servicios y donando espacio en los medios. Las organizaciones sin fines de lucro Ad Council y COVID Collaborative encabezan la iniciativa de US$52 millones.

Solo un 40% de las personas negras e hispanas dicen que confían en tener suficiente información para guiar su decisión de vacunación, según el Ad Council. Eso se compara con un 60% entre la población general. Los comerciales plantearán preguntas comunes que las personas tienen sobre las vacunas contra el covid-19 y alentarán a los espectadores a visitar GetVaccineAnswers.Org, un sitio web examinado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Finalmente, enfatizarán que reanudar los eventos que la gente más echa de menos, incluidas las fiestas de cumpleaños y bodas, comienza con la vacunación.

“Es perfectamente normal tener muchas preguntas, y está claro que necesitamos hacer que la gente se sienta bien con eso y que podemos ayudarlos a obtener las respuestas”, dijo Lisa Sherman, en una entrevista. “Destacar los momentos de conexión humana que más se han perdido durante este año de estar encerrados también fue muy motivador”.

La iniciativa mediática llega cuando la campaña de vacunación lleva más de dos meses en Estados Unidos. Ya se han administrado 65 millones de dosis, según el rastreador de vacunas de Bloomberg. La inmunización podría pronto estar disponible para millones de estadounidenses más, con un aumento significativo de los suministros.

Alrededor de 40% de los estadounidenses aún no han tomado una decisión firme sobre si se vacunarán tan pronto como puedan, según una investigación encargada por el Ad Council. Ahí es donde el grupo cree que puede marcar la mayor diferencia.

Australia aprobó una ley pionera para que grandes empresas tecnológicas paguen a los medios de la nación por las noticias que se publican en sus plataformas.

La Cámara de Representantes de Australia aprobó este jueves la polémica legislación que apunta directamente a Google y a Facebook, luego de una disputa de unos tres años entre las autoridades australianas y estos gigantes tecnológicos.

La nueva ley «garantizará que las empresas de medios de comunicación reciban una remuneración justa por el contenido que generan, lo que ayudará a mantener el periodismo de interés público en Australia», explica un comunicado emitido en conjunto por el tesorero australiano, Josh Frydenberg, y el ministro de Comunicaciones, Paul Fletcher.

La ley fue aprobada una semana después de que Facebook amenazara con dejar de operar en Australia, y restringiera las noticias para sus usuarios australianos, debido a la presión regulatoria que obligaba a la plataforma a compartir sus ingresos con los medios locales.

Por su parte, Google intentó llegar a acuerdos con los medios de comunicación de Australia, aunque previamente también había amenazado con bloquear su servicio de búsqueda en el nación.

Por el momento, se ha divulgado que tanto Google como Facebook se mantienen en conversaciones con varias empresas de medios de Australia, como Seven West Media, Nine Entertainment y Australian Broadcasting Corp, aunque los gigantes tecnólogicos continúan con sus críticas a la ley.

Esta legislación australiana se ha convertido así en la primera a nivel mundial en regular la publicación de noticias y obligar a las plataformas a pagar por dicho contenido compartido.

Google lanzó hoy en la Argentina un nuevo producto denominado News Showcase. Es una plataforma con foco en los principales medios regionales e independientes de cada país. Mediante un programa de licenciamiento de contenidos, pagará a los medios para que seleccionen artículos periodísticos que aparecerán en los paneles de historias de Google Noticias y Discover. Así, permitirá a sitios como Infobae publicar diariamente entre 3 y 21 notas de alta calidad periodística con la firma de sus autores para ser distribuidas en esta nueva plataforma.

Andrea Fornes, Directora de Asociaciones de Productos de Noticias y Editoriales de Google en América Latina, explicó por qué eligieron a Infobae como uno de sus socios en la Argentina: “Buscamos periodismo de calidad e Infobae tiene una gran reputación en ese sentido, tiene la mayor audiencia de habla hispana. Es realmente una publicación muy relevante, no solo en la Argentina, sino en América Latina”.

En la Argentina, Google News Showcase hizo 40 alianzas con medios de comunicación. Fornes, periodista y ex corresponsal de noticias en París y Tokio, explica: “Tratamos de ser inclusivos, nuestro foco hoy son las hard news. Invitamos a jugadores nacionales a sumarse y si bien el lanzamiento es hoy, esto no significa que nuestro trabajo esté terminado en la Argentina. Seguiremos hablando con compañías, cerrando nuevos acuerdos”.

 

Marc Ginsberg —quien se desempeñó como embajador de EE.UU. en Marruecos de 1994 a 1998— presentó una demanda contra Alphabet Inc., propietaria de Google, para que un tribunal de California obligue al gigante de Internet a eliminar la aplicación Telegram de su tienda Google Play Store. Según el demandante, esta aplicación «facilita la violencia, el extremismo y el antisemitismo».

En su demanda, citada por Bloomberg, Ginsberg afirma que Telegram fue usado después del asesinato de George Floyd y de la toma de posesión de Joe Biden como presidente de EE.UU. para amenazar, alentar y coordinar episodios de violencia racista. El demandante alega que después de los violentos disturbios en el Capitolio de EE.UU. del pasado 6 de enero, Google suspendió de su tienda de aplicaciones a Parler —la red social usada por los partidarios de Trump—porque varios de sus usuarios de derechas expresaron su apoyo al asedio y animaron a más actos de violencia.

«Google no ha tomado ninguna acción contra Telegram comparable a la acción que ha tomado contra Parler para obligar a Telegram a mejorar sus políticas de moderación de contenidos», reza la demanda.

Google y Telegram no han respondido de momento a las solicitudes de comentarios de Bloomberg.

El pasado 18 de enero, el fundador de Telegram, Pável Dúrov, aseguró que la semana anterior los administradores de su plataforma bloquearon cientos de llamamientos a la violencia en EE.UU. «Los debates y protestas pacíficas son bienvenidos en Telegram, pero nuestros términos de uso prohíben de forma directa la difusión de incitaciones públicas a la violencia», aseguró.

A principios de enero, Telegram se convirtió en la segunda aplicación más descargada en EE.UU., donde fue instalada más de 545.000 veces en una sola jornada.

Una reciente demanda antimonopolio presentada por fiscales de EE.UU. contra Google, revela que el gigante tecnológico y Facebook firmaron un acuerdo secreto denominado ‘Jedi Blue’ (Jedi Azul), en el marco de una alianza que les impide competir entre ellas, según detalla un informe publicado por The New York Times.

En 2017, la compañía de Mark Zuckerberg anunció que estaba probando una nueva forma de vender publicidad en línea poniendo en amenaza el dominio de Google sobre ese mercado. Sin embargo, menos de dos años después, Facebook cambió su postura y se unió a una alianza de empresas lideradas por Google, que desarrolló un método similar.

Aunque Facebook nunca explicó por qué dejó a un lado su proyecto, la evidencia presentada el mes pasado en una demanda antimonopolio hecha por 10 fiscales indica que Google había extendido a su potencial rival un trato para ser socio, a cambio de una serie de ventajas. Los detalles del acuerdo redactados en la demanda presentada en una corte de Texas fueron visibles en una versión preliminar revisada por el diario.

Los ejecutivos de seis de los más de 20 socios de la alianza dijeron a The New York Times que sus acuerdos con Google no incluían muchos de los términos favorables que recibió Facebook y que el gigante de las búsquedas le había dado a la red social una ventaja significativa sobre el resto.

Subastas de publicidad
‘Jedi Blue’ abarca a un segmento en crecimiento del mercado de la publicidad en línea llamado publicidad programática. Entre los milisegundos desde que un usuario hace clic para acceder a una página web y la carga de los anuncios, se produce una subasta para rellenar el espacio publicitario disponible. Google ha dominado ese sistema con sus herramientas y con el acuerdo consiguió evitar otros competidores, según el informe.

A pesar de que surgió un método alternativo para reducir la dependencia de las plataformas publicitarias de Google, la compañía de búsquedas desarrolló un sistema similar llamado Open Bidding, que permite el acceso de terceros. Sin embargo, Google cobra una tarifa por cada oferta ganadora y muchos no están satisfechos con la transparencia del servicio.

La divulgación del acuerdo secreto entre las dos multinacionales ha reavivado las preocupaciones sobre cómo las compañías de tecnología más poderosas pueden establecer alianzas para frenar a la competencia mediante acuerdos privados y cláusulas de confidencialidad.

Por su parte, Google y Facebook aseguraron que tales acuerdos eran comunes en la industria de la publicidad digital y negaron que ‘Jedi Blue’ tenga un carácter anticompetitivo. Un portavoz de Facebook afirmó que acuerdos como ese «ayudan a aumentar la competencia» en las ofertas de anuncios, y que los argumentos en contra son «infundados».