Tag

Internacionales

Browsing

Empieza el Mundial de Fútbol. En él caben alegrías y esperanzas ausentes y nos llegan, como su contracara, los dolores que padecemos o no podemos ignorar.

Ambas cuestiones, alegrías y dolores, son reales y legítimas. Algunos colocan el eje en uno u otro aspecto, pero no faltan quienes lo asumen en simultáneo generando una ineludible confusión de sentimientos y sensaciones.

Estas cuestiones atraviesan distintas épocas de la humanidad. Los grandes espectáculos del Imperio Romano, muchos de ellos realizados en el majestuoso Coliseo, nos legaron la consigna de «pan y circo». Era un lema que encerraba una de las principales acciones destinadas a manifestar el poder de los emperadores a través de su capacidad de mantener el control y apoyo de la población, mediados por grandes fiestas y la concesión de algunas reivindicaciones.

Por otro lado, la alegría y felicidad de los pueblos es un componente imprescindible para su unidad e identidad. De aquí nace la importancia que los diferentes gobiernos le asignan a aquellos hechos que promueven estos aspectos positivos. Es por eso que todos los pueblos y en todos los tiempos, necesitan de una mínima dosis de fiesta y alegría.

En estos días, cuando la pelota circule de arco a arco bajo la mirada -atenta y ansiosa- de miles de millones de humanos, no nos debemos olvidar un par cuestiones centrales. Por ejemplo, recordar que miles de personas dejaron su vida para hacer posible esta alegría del Mundial y además reflexionar sobre el destino de la alegría del «pan y circo» que se despliega ante nuestros ojos.

Mundial: no fueron pocos los dolores para producir esta alegría

Construir las 8 sedes del Mundial, 7 de ellas desde la nada, costó 6 mil millones de dólares. Según diferentes fuentes internacionales, entre ellas el periódico británico The Guardian, unos 6500 trabajadores perdieron la vida en la construcción de las sedes donde se desarrolla el Mundial de Fútbol. Esa información fue negada por las autoridades de Qatar que -sin embargo- se negaron a proporcionar información sobre los variados accidentes y enfermedades que las habrían producido.

Amnistía Internacional solicitó a la FIFA compensar a los trabajadores migrantes. Para hacerlo pidió que destine la misma cantidad de dinero (unos 440 millones de dólares) que se repartirán entre los participantes.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) informó que el 95% de la fuerza laboral que construyó esos estadios fueron migrantes, la mayoría de ellos provenientes de Bangladesh, India, Nepal y Pakistán. ¿Las razones? Las de siempre: extrema pobreza y desesperación.

Fuentes médicas que han atendido a los accidentados informan que solo por ese motivo y durante el 2020, registraron más de 50 muertos, con más de 500 heridos graves y unos 37600 con lesiones leves.

Según distintas informaciones, los trabajadores afectados a esas obras sumaron cientos de miles, sus sueldos fueron ínfimos y fuera de todas las normas internacionales. Por estas razones, la selección de Dinamarca había reservado una camiseta para sus entrenamientos -enteramente negra- que fue prohibida por la FIFA. En ella figuraban las palabras: «Derechos Humanos para Todos»

Multitudinaria presencia de argentinos en el mundial

Los organizadores de este Mundial publicaron la nómina de los 10 países con mayor demanda de entradas. Para la primera semana de noviembre el ranking indicaba que, obviamente, el país organizador marchaba a la cabeza con 947.846 entradas adquiridas. Le seguían Estados Unidos (146.616), Arabia Saudita (123.228), Inglaterra (91.632), México (91.173), Emiratos Árabes (66.127), Argentina (61.083), Francia (42.287), Brasil (39.546) y Alemania (38.117).

Estos datos, con Argentina en el séptimo lugar, por delante de Brasil y el resto de países de nuestra región, no dejan de llamar la atención. En el mismo sentido es novedoso que también tenga más asistentes que Francia, Alemania, la mayor parte de Europa y otros estados con mayor población.

Los números, que indican una mayor presencia de argentinos que la de países más poblados y con fuertes tradiciones futbolísticas, obligan a reflexionar sobre las características y perspectivas de esta realidad.

Esa información tiene dos lecturas posibles: Una, que tenga razón el FMI y el discurso oficial del gobierno sobre un mejoramiento de la situación socio-económica o -la otra- es que estamos ante una sociedad profundamente desigual y escasamente solidaria.

Pero ¿qué tiene que ver la cantidad de argentinos que van a Qatar con el FMI y el discurso del gobierno? Que, Kristalina Georgieva, la mandamás del FMI acaba de decir que «el rumbo de Argentina es exitoso», destacando que ello ha sido posible gracias a «la disciplina de Massa y su equipo», valorando positivamente las medidas de ajuste que adoptó el gobierno, todo ello en sintonía con lo que las propias autoridades argentinas vienen diciendo.

Para esta perspectiva, el masivo viaje de argentinos que hizo colapsar los embarques e incrementar las demoras en el Aeropuerto de Ezeiza, es la prueba de que los argentinos tenemos la capacidad económica y disposición anímica para acompañar a su selección, a pesar del deterioro socio-económico que estamos atravesando.

Desde otro punto de vista esa cantidad de viajeros, no equitativa respecto a la de otros países, es la manifestación de la gigantesca desigualdad existente. Tal diferencia genera la posibilidad que una franja, proporcionalmente importante, pueda darse estos gustos -de satisfacción personal- en medio de una sociedad ganada por la angustia de carecer de los recursos más elementales y de todo futuro.

Corea del Norte disparó un misil balístico intercontinental (ICBM) que, según los primeros reportes oficiales, cayó en aguas de la zona exclusiva económica de Japón y originó una cadena de reacciones internacionales protagonizadas por EEUU, Rusia, Japón y Corea del Sur, que confirmó el lanzamiento.

Según las fuerzas armadas surcoreanas, se trató de «un presunto misil balístico de largo alcance» que fue disparado alrededor de las 10.15 local (las 22.15 de anoche en la Argentina) desde la zona de Sunan en Pyongyang» hacia el mar de Japón.

El misil recorrió una distancia de unos 1.000 kilómetros a una altura máxima de 6.100 kilómetros, según el ejército surcoreano, que calificó el lanzamiento -el segundo en dos días- como «una amenaza a la paz y estabilidad en la península coreana», reseñó AFP.

El primer ministro japonés, Fumio Kishida, de visita en Tailandia, señaló que el misil habría caído en aguas de la zona económica exclusiva (ZEE) de su país, cerca de la región norteña de Hokkaido.

«El misil balístico lanzado por Corea del Norte habría caído en nuestra ZEE al oeste de Hokkaido», declaró Kishida a periodistas en Bangkok, donde calificó el lanzamiento como «absolutamente inaceptable».

El dirigente dijo que no contaba con reportes de daños a barcos o aviones. También en Bangkok, donde se celebra la cumbre de la APEC, la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, tenía previsto reunirse de emergencia con los gobernantes de Japón, Corea del Sur, Australia, Nueva Zelanda y Canadá para abordar el tema.

El primer ministro japonés, Fumio Kishida, de visita en Tailandia, señaló que el misil habría caído en aguas de la zona económica exclusiva (ZEE) de su país, cerca de la región norteña de Hokkaido.

«El misil balístico lanzado por Corea del Norte habría caído en nuestra ZEE al oeste de Hokkaido», declaró Kishida a periodistas en Bangkok, donde calificó el lanzamiento como «absolutamente inaceptable».

El dirigente dijo que no contaba con reportes de daños a barcos o aviones. También en Bangkok, donde se celebra la cumbre de la APEC, la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, tenía previsto reunirse de emergencia con los gobernantes de Japón, Corea del Sur, Australia, Nueva Zelanda y Canadá para abordar el tema.

Más de un centenar de seguidores del presidente saliente se convocaron en uno de los tantos cortes realizados en Brasil en rechazo a la victoria de Lula da Silva y todo quedó enfocado en el polémico saludo que hicieron gran mayoría de los presentes.

El lugar de la masiva convocatoria ocurrió en en el estado de Santa Catarina tras conocer la justa victoria del ex presidente en esta nueva elección.

Lo curioso fue que mientras entonaban las estrofas del himno brasileño, se filtró una filmación captando a los militantes de Bolsonaro con uno de sus brazos extendidos hacia adelante, imitando el saludo característico de Adolf Hitler para con sus seguidores.

Después de lo que fue la dura derrota en las elecciones, Bolsonaro dialogó con sus militantes, pero sin reconocer la derrota frente al futuro presidente de la izquierda, Lula da Silva.

En lo que será el cambio de mandatos, el país comenzó a verse afectado por diversas movilizaciones y hasta se llegó a pedir por la intervención militar en las calles.

Se trata del primer pronunciamiento público del presidente saliente. No felicitó a Lula da Silva después de su victoria ajustada, con menos de dos puntos de diferencia.

“Quiero empezar agradeciendo a los 50 millones que me votaron el último 30 de octubre. Los actuales movimientos populares son fruto de la indignación y el resentimiento de cómo ocurrió el proceso electoral. Las manifestaciones pacíficas no pueden perjudicar a la población con la destrucción de patrimonio, impidiendo el libre tránsito”, afirmó Jair Bolsonaro sobre los cortes de ruta.

Ordenan a fuerzas de seguridad desalojar bloqueos de ruta

Los Gobernadores de los tres estados más poblados del país movilizaron a la Policía Militar, después de que la Corte Suprema definiera sanciones para quienes se resistan

Las fuerzas de seguridad de Brasil utilizaron hoy balas de goma y gases lacrimógenos para liberar las rutas que mantenían cortadas grupos de manifestantes que apoyan al presidente Jair Bolsonaro en protesta por el resultado de las elecciones que el domingo dieron la victoria al exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva, después de que la Justicia avalara las operaciones para el despeje.

La ola de bloqueos de rutas registradas desde la madrugada de ayer es impulsada por camioneros y grupos de manifestantes bolsonaristas en más de 23 estados brasileños y el Distrito Federal, que buscan impugnar los resultados de las elecciones del domingo.

El vicegobernador del Chubut, Ricardo Sastre, adelantó que una de las gestiones que encaró con el embajador en Brasil, Daniel Scioli, es la llegada de dos vuelos semanales entre São Paulo y Trelew, en el marco de la temporada de ballenas que se desarrolla entre mayo y octubre.

Sastre expuso que será esta una manera de que la actividad turística se derrame en toda la comarca.

El listado de temas a tratar con Scioli, cuya visita se aguarda para la semana próxima, también incluye retomar la exportación de langostinos a Brasil y potenciar la venta de cerezas con la intención de fortalecer la producción que se realiza en el valle.

El vicegobernador se entusiasma con la idea de que Chubut no se desarrolle por islas sino que sea armónico el derrame de la economía en todas las comarcas como puede ser en nuestra zona desde Puerto Madryn a las ciudades vecinas a la hora de aprovechar integralmente el turismo.

El papa Francisco hizo este domingo un sentido llamado para que se ponga fin a la “masacre” y al “inaceptable ataque armado” en Ucrania, invadida por Rusia desde el 24 de febrero, y aseguró que de lo contrario se reducirán las “ciudades a cementerios”.
Tras la oración dominical del Ángelus, el papa argentino Francisco condenó la “barbarie” de matar a civiles, incluidos niños, y suplicó: “En el nombre de Dios, les pido que detengan esta masacre”.

El papa Francisco indicó que la portuaria Mariupol, en el sur de Ucrania, asediada y gravemente golpeada por ataques rusos, “se ha convertido en una ciudad mártir en la desgarradora guerra que está devastando a Ucrania”, informó la agencia de noticias AFP. “Frente a la barbarie de la matanza de niños, personas inocentes y civiles indefensos, no hay razones estratégicas, solo se debe detener el inaceptable ataque armado, antes de que reduzca las ciudades a cementerios”, aseveró.

Francisco pidió “que se escuchen los gritos de los que sufren y que cesen los bombardeos y los atentados. Que haya un enfoque real y decisivo en la negociación, y que los corredores humanitarios sean efectivos y seguros”, informó el portal de información de la Santa Sede, Vatican News.

Este domingo se cumplen nueve años del papa Francisco al frente de la Iglesia católica. Desde el principio del conflicto entre Rusia y Ucrania, Francisco se mostró muy comprometido con el tema, condenando la guerra varias veces, aunque sin mencionar a Rusia.

La semana pasada, el cardenal polaco Konrad Krajewski, limosnero del Vaticano, llegó a Ucrania en representación del pontífice, que le pidió permanecer allí el tiempo necesario para brindar apoyo al pueblo ucraniano “en estos momentos dramáticos de su historia”.

El 25 de febrero, un día después del inicio de las operaciones miliares rusas en Ucrania, el papa Francisco visitó la embajada rusa ante el Vaticano, donde se reunió con el embajador para intentar mediar en el conflicto.

En los días subsiguientes, Francisco pidió detener los ataques armados, abrir corredores humanitarios para civiles que quieren huir de zonas de combate y del país y encontrar una salida diplomática a la crisis.

Francisco rezó varias veces por los refugiados ucranianos, a los que donó material sanitario. También agradeció a Polonia por haber recibido a más de 1 millón de ellos.

El Ministerio ruso de Finanzas acusó este lunes a países occidentales de querer orquestar un «default artificial» mediante las sanciones sin precedentes impuestas por el conflicto en Ucrania.

«El congelamiento de cuentas en moneda extranjera del Banco de Rusia y del Gobierno ruso puede ser visto como el deseo de algunos países extranjeros de organizar un default artificial que no corresponde a la realidad», declaró el ministro de Finanzas, Anton Siluanov, en un comunicado de esa dependencia recogido por la agencia de noticias AFP.

En abril, Rusia debe honrar compromisos en el pago de su deuda en moneda extranjera en un momento en que sus reservas fueron congeladas.

Una imposibilidad de realizar estos pagos aísla automáticamente a un Estado de los mercados financieros y pone en entredicho su retorno durante algunos años.

El Ministerio de Finanzas dijo que «iba a dar la orden a los bancos y agentes de realizar los pagos respetando los plazos», pero subrayó que «los pagos dependen de las restricciones debido a las sanciones que penalizan las capacidades del gobierno y del Banco de Rusia de controlar sus cuentas en divisas».

También aseguró que se había previsto reembolsar sus obligaciones en euro emitidas desde 2018 en rublos a la tasa oficial del día en el Banco de Rusia.

Las sanciones occidentales han paralizado una parte del sistema bancario y financiero ruso, congelado una parte de las reservas en divisas del Estado y provocado un hundimiento del rublo.

Diferentes organismos internacionales condenaron el bombardeo a una maternidad y hospital infantil en Mariúpol, una ciudad al sureste de Ucrania, una de las que ha sufrido mayor asedio de las fuerzas rusas desde que empezó la guerra. Unicef se declaró horrorizada por el hecho. “Ningún centro de salud debería ser jamás un objetivo”, reclamó la ONU. El presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, responsabilizó al ejército ruso del ataque, y lo describió como «un crimen de guerra».

“Estamos al tanto de los inquietantes reportes de un ataque a una maternidad en Mariúpol. La OMS condena sin equívocos todo acto de violencia contra instalaciones sanitarias y sus pacientes”, señaló el director general de la organización, Tedros Adhanom Ghebreyesus, a través de Twitter.

Reiteró su llamamiento en favor de una resolución pacífica de este conflicto.
Las autoridades de Kiev han acusado a Rusia del ataque contra el establecimiento sanitario y han señalado que al menos 17 personas han resultado heridas.

El presidente de Ucrania, Volodomyr Zelensky, denunció que el ataque había dejado niños y mujeres de parto bajo los escombros de los edificios destruidos.
La directora ejecutiva de Unicef, Catherine Russell, se declaró este miércoles “horrorizada” por el supuesto ataque contra un hospital infantil en la ciudad ucraniana de Mariúpol, que las autoridades de Kiev atribuyen a Rusia y que habría dejado al menos 17 heridos.

Russell destacó en un comunicado las informaciones que apuntan a que el ataque dejó a niños y mujeres de parto bajo los escombros de edificios destruidos”.

“Todavía no conocemos el número de víctimas, pero nos tememos lo peor”, dijo la principal responsable de la agencia de Naciones Unidas para la infancia.

“Este ataque, si se confirma, subraya el horrible precio que esta guerra se está cobrando entre los niños y las familias de Ucrania. En menos de dos semanas, al menos 37 niños han sido asesinados y 50 heridos, mientras que más de un millón de niños han huido de Ucrania a países vecinos”, apuntó.
Las autoridades ucranianas han dicho que el ataque dejó al menos 17 heridos y causó enormes daños en la instalación.

Russell recalcó que los ataques contra población e infraestructuras civiles son “inconcebibles y deben cesar inmediatamente”.

Además, reiteró el llamamiento de Unicef a un alto el fuego inmediato y exigió a todas las partes del conflicto que cumplan con su obligación de proteger a los menores y garantizar que las organizaciones humanitarias pueden prestarles asistencia.
Preguntado sobre el ataque contra el hospital infantil, el portavoz de Naciones Unidas Stéphane Dujarric dijo a los periodistas que la organización estaba al corriente de las informaciones y tratando de verificarlas.

“Ningún centro de salud debería ser jamás un objetivo», dijo Stéphane Dujarric, vocero de la ONU, luego de conocer la destrucción por parte de fuerzas rusas de un hospital pediátrico en Ucrania.

Aseguraron que hubo avances en cuanto a la cuestión de los corredores humanitarios. Desde Moscú, en tanto, señalaron que no se cumplieron las «expectativas».

Ucrania y Rusia lograron «resultados positivos» en la cuestión de los corredores humanitarios, indicó la parte ucraniana este lunes tras la tercera ronda de negociaciones celebrada en Bielorrusia entre ambos países para encontrar una salida al conflicto bélico, pese a que Moscú señaló no se cumplieron las «expectativas».

«Hemos conseguido algunos resultados positivos sobre la logística de los corredores humanitarios», indicó en Twitter un miembro de la delegación ucraniana, Mykhailo Podoliak.

«Se harán cambios y se prestará una ayuda más eficaz a quienes sufren la agresión de la Federación Rusa», añadió.

El presidente de Ucrania llamó a “detener de inmediato” al ejército del Kremlin para evitar una catástrofe mundial. “No es una amenaza, ahora es real”, alertó.

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky, se refirió este viernes al ataque ruso contra la central de nuclear de Zaporizhzhia y aseguró que, de producirse una explosión, “será el final de todo”.

“Es la primera vez en nuestra historia, en la historia de la humanidad, que un Estado terrorista recurre al terror nuclear. No es una amenaza, ahora es real. Hay que detener de inmediato al ejército ruso. Si hay una explosión, será el final de todo. El final de Europa. Habrá que evacuar Europa. No permitamos que Europa muera en esta catástrofe”, dijo Zelensky a través de un video este viernes.

“Es necesario que se endurezcan inmediatamente las sanciones contra el estado terrorista nuclear”, declaró el mandatario, al tiempo que pidió a los rusos “que salgan a la calle” para exigir que se detengan los ataques de su país a plantas nucleares ucranianas.

Zelensky alegó que las tropas rusas habían disparado a sabiendas contra la instalación nuclear. “Se trata de tanques equipados con cámaras térmicas, por lo que saben dónde están disparando”, precisó.