Tag

medicamentos

Browsing

Un funcionario de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) ha confirmado la existencia de un «vínculo» entre la vacuna AstraZeneca y los casos de trombosis observados tras su administración, en una entrevista al diario italiano Il Messaggero publicada este martes.

«Ahora podemos decirlo, está claro que hay un vínculo con la vacuna», indicó Marco Cavaleri, jefe de estrategia de vacunas de la EMA, pero agregó que todavía no se sabe con exactitud qué es lo que provoca esta reacción. «Aún tenemos que entender cómo sucede», precisó.

El subsecretario de Sanidad de Italia, Pierpaolo Sileri, dijo, a su vez, que es posible que para mayor precaución la Agencia Europea de Medicamentos indique que para ciertas categorías de población es mejor no usar la vacuna de AstraZeneca, recogen medios locales.

Cavaleri indicó que será necesario realizar más evaluaciones sobre los «diversos grupos de edad» entre los raros casos de formación de coágulos sanguíneos tras la administración de la vacuna. De momento los efectos secundarios adversos se registran principalmente en mujeres menores de 50 años. Según Cavaleri, la edad promedio de los pacientes afectados es de entre 45 y 47 años.

Sin embargo, la EMA insistió la semana pasada en que el vínculo causal con la vacuna no está probado y continúa recomendando a las personas que aprovechen la oportunidad para vacunarse. «La EMA opina que los beneficios de la vacuna AstraZeneca para prevenir el covid-19, con su riesgo asociado de hospitalización y muerte, superan los riesgos de efectos secundarios», dijo la agencia en un comunicado emitido el 31 de marzo.

En marzo, tras «una cuidadosa revisión» de todos los datos disponibles de más de 17 millones pacientes inoculados con ese fármaco en la Unión Europea y el Reino Unido, la farmacéutica AstraZeneca anunció que no encontró pruebas de que su vacuna contra el coronavirus provocara un aumento del riesgo de la aparición de coágulos de sangre. La revisión se efectuó luego de que distintos países pospusieran o limitaran la vacunación con esa fórmula después de aparecer informaciones de que algunas personas desarrollaron trombos tras recibir la dosis.

La compañía subrayó que los resultados «no mostraron evidencia de un mayor riesgo de embolia pulmonar, trombosis venosa profunda o trombocitopenia, en ningún grupo de edad definido, género, lote o en ningún país en particular». Por su parte, la portavoz de la Organización Mundial de la Salud, Margaret Harris, indicó que no hay razón para dejar de usar la vacuna contra el covid-19 de AstraZeneca.

La ANMAT prohibió el uso, la comercialización y la distribución en todo el territorio nacional de un barbijo, un suplemento y un producto estético, según se publicó este lunes en el Boletín Oficial.

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) prohibió el uso, la comercialización y la distribución en todo el territorio nacional de un barbijo, un suplemento y un producto estético, según se publicó este lunes en el Boletín Oficial.

A través de la disposición 1909/2021, la entidad informó el retiro del mercado de los productos médicos, con o sin estuche secundario, rotulados como: “Dimex indumentaria descartable -barbijo de uso único- contiene: barbijos desc. tableado triple capa con elástico y adaptador nasal”, dado que se trata de un producto falsificado y que se desconoce su efectivo origen y composición no pudiendo garantizarse su calidad, seguridad y eficacia, situación que resulta en un riesgo para la salud de la población”.

Por otra parte, bajo la disposición 1848/2021, la ANMAT prohibió una aparatología de uso estético ya que la firma que los vende “no posee habilitación ante la Administración Nacional en el rubro de productos médicos”.

Se trata de los productos “STIMPLUS 4.2, marca Biovelia, electroestimulador corporal facial, Ondas Rusas, Cuadradas, tens”; “MULTIONDAS S5, marca Biovelia, electrodos interferenciales Ondas Rusas, Cuadradas, tens, australianas”; “MULTIONDAS P8, marca Biovelia, electrodos interferenciales Ondas Rusas, Cuadradas, tens, australianas” y “POWER 8MW, marca Biovelia, electroestimulador corporal facial, canales rusas cuadradas tens”.

Estos aparatos “requieren aprobación previa de la Administración para su importación, fabricación, distribución y comercialización”, explica el documento. Asimismo, expresa que “no se puede asegurar que cumplan con los requisitos mínimos sanitarios y con las exigencias que permiten garantizar la calidad, seguridad y eficacia de este tipo de productos médicos, por lo que reviste riesgo sanitario para los eventuales usuarios”.

Por último, en la disposición 1910/2021, la entidad se refirió a la prohibición del producto “Sulfato Ferroso Monohidrato (polvo fino), Marca Askell Química Ltda, nombre de fantasía KR-FERROSO, origen Brasil”, por haberse falsificado el certificado de registro y ser considerado ilegal.

La Dirección de Control y Fiscalización del Instituto Nacional de Alimentos (INAL) informó que el certificado de Registro Nacional de Producto Alimenticio corresponde al producto “Mezcla a base de tocoferoles – Uso Industrial Alimentario” y no al producto en cuestión.

El Observatorio de la Unión Argentina de Salud reveló en un informe que mientras la inflación en la Argentina en 2020  fue del 36,1%, hubo medicamentos que aumentaron hasta 1300%.

La Unión Argentina de Salud-entidad que nuclea a clínicas, sanatorios, hospitales, centros de diagnóstico, obras sociales, financiadores y servicios de urgencia, entre otros, y que atiende al 70% de la población- publicó su primer informe del Observatorio que creó para monitorear el avance de los precios en los medicamentos de uso ambulatorio, hospitalario y insumos y prótesis. En 2020 hubo un aumento promedio de 1300%.

Según el documento, el incremento de los insumos y los medicamentos se dan por una oferta muy concentrada frente a la que no hay ninguna posibilidad de negociación y van en desmedro del ingreso de sanatorios y honorarios profesionales. Para los productos de alto costo, hay una relación con la variación del dólar.

Los medicamentos de uso hospitalario aumentaron un promedio de 278%, pero productos como el Propofol (de uso en pacientes graves con COVID 19) tuvieron aumentos anuales de 335%. El Acenocumarol, que es un anticoagulante necesario para evitar Accidentes Cerebrovasculares (ACV) en personas que padecen arritmias, incrementó su precio de venta al público (PVP) 1397%.

Los medicamentos de alto costo (algunos de ellos superan los $500.000 por unidad) tuvieron aumentos superiores al 55%. Respecto de los fármacos de uso común en pacientes ambulatorios, en 2020 aumentaron 46,1%.

El informe afirma además que los fármacos para el tratamiento de VIH, hepatitis, ITS y Tuberculosis aumentaron un 84% promedio, aunque hay algunos que llegaron a aumentar un 1300 por ciento.

Medicamentos como el Treprostinil, para la hipertensión pulmonar, tienen un precio cercano a los 13 millones de pesos. En este caso por cada paciente con esta patología se requieren 28 ampollas. La variación acumulada de medicamentos y descartables con insumos COVID fue de 119,7%. En los últimos cinco años los medicamentos aumentaron un promedio de 487%.

El aumento de cuotas de la medicina prepaga está regulado por el Estado y no contempla, hasta ahora, la evolución del aumento de estos costos. El último aumento antes del otorgado en enero de 2021, fue en diciembre de 2020 y fue de un 10%.

Fuente: La Portada.

Investigadores del Hospital Ichilov de Tel Aviv anunciaron que se observaron resultados positivos en ensayos preliminares. De confirmarse los ensayos, avelantaron, se trataría de una posible cura para casos graves de la enfermedad.

Según un informe de KAN News, el profesor Nadir Arber, del Centro Integrado de Prevención del Cáncer del hospital, probó un medicamento que ha estado desarrollando en pacientes en estado moderado y grave que padecían el virus con un resultado positivo del 95%. El experto afirmó que el medicamento, llamado EXO-CD24, es económico y efectivo y debe administrarse una vez al día durante cinco días.

De acuerdo con el medio israelí, el fármaco está compuesto por una proteína biológica conocida en los campos de la investigación del cáncer. El papel de la proteína es calmar el sistema inmunológico, que en la segunda etapa de la enfermedad se ataca a sí mismo y causa dificultad para respirar. “La proteína CD24 se introduce en el cuerpo mediante la inhalación de exosomas, una especie de hormona que la libera en los pulmones. La sustancia es inhalada por el paciente durante unos minutos y la proteína liberada en los pulmones calma el sistema inmunológico que deja de atacarse a sí mismo, provocando así un gran alivio al paciente”, señala la investigación.

De los 30 pacientes que recibieron el medicamento, 29 mostraron una mejora notable en dos días y fueron dados de alta del hospital entre tres y cinco días después. Una paciente también se recuperó, pero tardó unos días más, informó el hospital.

Después de resultados tan positivos, el hospital apeló al Comité de Helsinki del Ministerio de Salud para solicitar extender el ensayo a más pacientes.

El Centro Médico Hadassah, en Jerusalem, también informó sobre una posible cura. Administró a 21 pacientes en estado crítico, que padecían enfermedades subyacentes, un fármaco llamado Allocetra. Según los médicos, 19 pacientes se recuperaron en seis días y fueron dados de alta del hospital en promedio después de ocho días.

El fármaco fue desarrollado por el profesor Dror Mevorach, director del Centro de Investigación de Reumatología y Medicina Interna, para tratar los sistemas inmunológicos hiperactivos que causan la secreción de citocinas.

Desconfinamiento

Israel iniciará mañana la desescalada tras un confinamiento de seis semanas, pero prevé un proceso lento por su alta tasa de morbilidad, aunque la rápida campaña de vacunación permite esperar que no haya que dar marcha atrás.

A partir de mañana a las 7:00 hora local (5:00 GMT), los ciudadanos podrán desplazarse sin limitaciones, al expirar la restricción que les prohibía alejarse más allá de un kilómetro de sus residencias.

Se permitirá también el regreso al trabajo presencial en empresas que no atienden al público, o la recogida de comida en restaurantes, que hasta ahora solo podían realizar pedidos a domicilio. Los negocios que ofrecen servicios individuales podrán reabrir, y se iniciará la apertura de reservas naturales, parques nacionales y sitios arqueológicos al aire libre.

Sin embargo, la desescalada se hará con lentitud y cautela para evitar un nuevo pico de contagios y el país seguirá cerrado al exterior: el aeropuerto internacional de Ben Gurión y las fronteras terrestres con Jordania y Egipto seguirán clausuradas por dos semanas más, después de que el Gobierno extendiera esta medida.

Israel cerró casi por completo su espacio aéreo y sus confines con los países vecinos a finales de enero. La clausura debía expirar mañana, pero se prolongará para impedir la entrada de nuevas cepas del coronavirus.

Según Sanidad, la rápida expansión en el país de la variante británica -más contagiosa y que ya supone un 70% de casos- impidió alcanzar una reducción amplia de las infecciones durante el cierre.

Pese al largo confinamiento, la morbilidad aún es elevada: se llegaron a registrar más de 8.000 casos diarios esta semana, y el porcentaje de positivos ronda el 9%.

Ante ello, las autoridades esperan que su avanzada campaña de vacunación y la progresiva inmunización de su población permitan reducir contagios y la carga de enfermos graves en los hospitales.

Según ha transcendido en los medios israelíes, su plan de reapertura -del que aún no se han dado muchos detalles- consta de tres fases en que las restricciones se levantarían progresivamente, a medida que aumente el número inoculados y se alcance cierta inmunidad colectiva.

El primer ministro, Benjamín Netanyahu, ha reiterado que la vacunación es “la llave” para la vuelta a la normalidad, tras detectarse una ralentización de la campaña esta semana, por lo que este jueves se abrió el proceso a todos los mayores de 16 años.

Más de 3,4 millones de israelíes ya han recibido la primera dosis y algo más de dos la segunda, lo que supone más de un tercio de población del país -de unos nueve millones de habitantes-.

Desde el inicio de la pandemia, Israel acumula más de 685.000 contagios y 5.057 muertos. Su presión hospitalaria sigue siendo alta, con más de 1.100 pacientes ingresados en estado grave.

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) autorizó este jueves a un laboratorio público de la ciudad santafesina de Rosario a producir y comercializar misoprostol, el medicamento que se utiliza para la interrupción voluntaria del embarazo (IVE), que podría proveer a menos de la mitad de su valor de mercado y garantizar el abastecimiento en todas las provincias argentinas.

La disposición, publicada este jueves por la Anmat, autoriza a la firma Laboratorio Industrial Farmacéutico Sociedad del Estado a inscribir en el Registro de Especialidades Medicinales (REM) la especialidad medicinal de nombre comercial MISOPROSTOL LIF y nombre genérico MISOPROSTOL.

La subsecretaria de Medicamentos del ministerio de Salud, Sonia Tarragona, afirmó este jueves a Télam que “esta medida es otro paso para cristalizar en un proyecto concreto la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo que se acaba de aprobar en el Congreso y la soberanía en la producción que se va a realizar en un laboratorio público para un medicamento que ahora va a poder tener tránsito federal y cualquier jurisdicción va a poder comprar”.

La funcionaria apuntó que “hasta ahora no había en Argentina un medicamento de este tipo elaborado en un laboratorio público que contara con habilitación de Anmat; el Misoprostol este jueves cuesta 6.500 pesos en las farmacias y el Estado Nacional lo compra a 2.800 pesos la dosis, nosotros esperamos que este laboratorio público pueda producirlo a un costo de entre un tercio y la mitad de esos valores”.

La subsecretaria indicó que “este laboratorio público no sólo va a facilitar que todas las jurisdicciones dispongan de un proveedor accesible de Misoprostol para sus sistemas sanitarios, sino que además va a tener la posibilidad de comercializar el producto a través de las farmacias”.

“Desde el laboratorio afirmaron que a fin de este mes tendrían listo el primer lote de producción, con lo que después de los controles pertinentes es muy probable que la distribución comience muy pronto”, agregó.

“Hasta el año pasado el aborto era ilegal en Argentina por lo que no hay una estimación precisa de cuál es el volumen de producción necesario de este medicamento, pero estamos trabajando en identificar esa demanda para definirla y sabemos que el laboratorio está en condiciones de responder a la misma”, completó Tarragona.

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) prohibió el uso, la comercialización y distribución en todo el territorio nacional de un barbijo, un medicamento y producto médico, según publicó este viernes en el Boletín Oficial.

A través de la disposición 860/2021, la entidad informó el retiro del mercado del producto rotulado como: “SMED-BARBIJO RECT C/ELAS NASAL X 25- PM 896-2 LOTE 1009 STERILE EO 2 – VTO: 2025-05 – Distribuidor Exclusivo Soluciones de Logística Global S.A. Elaborado por Grupo Quality SA”, dado que “no corresponde a un producto original de la firma”.

Asimismo, señalaron que, mediante imágenes comparativas, pudo observarse las siguientes diferencias con el producto original: el producto falsificado no cuenta con los indicadores de esterilidad que demuestren que han sido expuestos a la esterilización con óxido de etileno (EO2); el papel de la etiqueta es ligeramente brilloso mientras que el papel original es mate; el texto de la etiqueta original reza: “SMED BARBIJO RECT C/ELAS TRICAPA X 25” mientas que el falsificado describe: “SMED BARBIJO RECT C/ELAS NASAL X 25”.

Por otra parte, bajo la disposición 866/2021, el Departamento de Control de Mercado de la Dirección de Evaluación y Gestión de Monitoreo de Productos para la Salud sugirió prohibir el uso, la distribución y la comercialización de todos los lotes de los productos rotulados como: “DECA-DROBOL 200 NANDRONOL PHENIL PROPIONAT 100MG/ML NANDROLOL DECANOAT 100MG/ML. Elaborado por MAGER PHARMAZEUTISCHER TIERARZT.”; “MESVIRON 25 MESTEROLONE COMPRIMIDOS 25MG VIA ORAL (BLISTERES) elaborado por INSTITUTO MASONNENN.”; “SWISS POWER PHARMA DIVISION CLEMBUTEROL 0.08 MG – TESTED – 90 TABLETS, elaborado por SWISS POWER – PHARMA DIVISION.”; “SWISS POWER PHARMA DIVISION CLOMIPHEN 50 MG – TESTED – 30 TABLETS – MADE IN SWITZERLAND, elaborado por SWISS POWER – PHARMA DIVISION.”; “SWISS POWER PHARMA DIVISION MESTEROLONE 50 MG – TESTED – 30 TABLETS- MADE IN SWITZERLAND, elaborado por SWISS POWER – PHARMA DIVISION.”; “SWISS POWER PHARMA DIVISION NICOTINATE 20 MG – TESTED – 100 TABLETS – MADE IN SWITZERLAND–, SWISS POWER – PHARMA DIVISION.”; “SWISS POWER PHARMA DIVISION STANOZOLOL 10 MG – TESTED – 100 TABLETS – MADE IN SWITZERLAND, SWISS POWER – PHARMA DIVISION.”; “SWISS POWER PHARMA DIVISION TAMOXIFEN 20 MG – TESTED – 60 TABLETS – MADE IN SWITZERLAND, SWISS POWER – PHARMA DIVISION.”; » SWISS POWER PHARMA DIVISION TRIAC 0,5 MG – TESTED – 100 TABLETS – MADE IN SWITZERLAND, SWISS POWER – PHARMA DIVISION.”; “TESTOSTERONE CYPIONATE INJECTION USP 200MG/ML FOR INTRAMUSCULAR USE ONLY, elaborado por PADDOOK LABORATORIES INC.”; “PRIMOBOLAN DEPOT, AMPOLLA – OLIGE INJEKTIONSLOSUNG – BERLIN/BERGKAMEN, SCHERING AG.”; “HEMPTIMISM CBD OIL 500MG, WPN SUPPLEMENTS.”; “HEMPTIMISM FULL SPECTRUM HEMP OIL 500MG, WPN SUPPLEMENTS.”, “SUSTANON 250 1ML, AMPOLLA – INDUSTRIA ARGENTINA, sin datos de lote ni vencimiento, elaborado por ORGANON.”; “TESTOVIRON DEPOT, AMPOLLA – 834234 – 084014/001, Lote R-809, vencimiento DIC 2017, elaborado por SCHERING” y cualquier medicamento elaborado por las firmas que se detallan a continuación, hasta tanto se encuentren autorizadas por la autoridad sanitaria según corresponda: “MAGER PHARMAZEUTISCHER TIERARZT”; “WPN SUPPLEMENTS”; “INSTITUTO MASONNENN”; “SWISS POWER – PHARMA DIVISION” y “PADDOOK LABORATORIES INC”.

Según se explicó en el documento, “los establecimientos presuntamente responsables de la fabricación de los productos no contaban con la debida autorización sanitaria en la República Argentina, por lo que dichos productos son medicamentos que no poseen su respectivo registro ante la autoridad sanitaria”.

La Dirección de Evaluación y Gestión de Monitoreo de Productos para la Salud señaló que la situación descripta implica una infracción a los Art. 2, 3 y 19 inc. a) de la Ley 16.463 y Art. 2 y 3 del Decreto 150/92, toda vez que los productos involucrados son medicamentos, en atención a las descripciones de sus rótulos, que promulgan en su composición ingredientes con actividad farmacológica, como por ejemplo clembuterol, estanozolol, tamoxifeno, primobolan, testosterona, entre otros.

Por último, la Anmat informó a través de la disposición 879/2021 la prohibición de los productos rotulados como: “INSUMOS XXI S.A., 50 CAMISOLINES HEMOREP. Ropa Descartable No Estéril, Lote: 1L5950″ y “Pademed s.r.l. VIAL ERG Marca PADEMED, 50 CAMISOLINES HEMOREP. Ropa Descartable No Esteril. PARTIDA: 1L5950″, por ser productos falsificados.

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) aprobó la fabricación de un respirador mecánico diseñado y desarrollado por instituciones privadas y públicas de Santa Fe aplicable a pacientes con problemas respiratorios como consecuencia de la COVID-19, informaron este martes fuentes oficiales.

El dispositivo, que automatiza el proceso manual de ventilar un paciente intubado con un resucitador, «cuenta con la ventaja de ser de fácil manejo y no requerir de aire comprimido», explicaron sus desarrolladores.

Y agregaron que «esta característica es muy importante para su uso en instalaciones de campaña o recursos de gases medicinales limitados».

El diseño y desarrollo del Ciclador Automático estuvo a cargo de la empresa Grupo Inbio SA, la Universidad Nacional de Rafaela (Unraf) y el Centro Tecnológico (Centec) de esa ciudad santafesina.

A partir de la habilitación de la Anmat, el Ciclador Automático de Resucitador para enfermos de coronavirus podrá producirse en Santa Fe y se comercializará y distribuirá en todo el territorio nacional, informó el gobierno provincial a través de un comunicado.

La secretaria de Ciencia, Tecnología e Innovación local, Marina Baima, sostuvo que «es vital que apoyemos este tipo de desarrollos tecnológicos para demandas específicas, estratégicas y con fuerte impacto en los grandes desafíos que tenemos en este nuevo contexto».

«Esto demuestra el éxito de nuestros científicos y emprendedores», dijo la funcionaria.

El director técnico de la fábrica de producto médico del Grupo Inbio habilitada por la Anmat, Guillermo Bernasconi, mostró su orgullo por «el aporte que realizamos como bioingenieros, colaborando con el sistema de salud en esta difícil situación que estamos viviendo como sociedad».

Según informó el gobierno santafesino, para apoyar el ciclo de respiración de pacientes con insuficiencia respiratoria es necesario asegurar parámetros ventilatorios que no es posible realizarlos de modo manual y por tiempo prolongado.

«La automatización del ciclador permite al médico configurar esas variables en función de las necesidades puntuales del paciente y, así, sostener su ciclo respiratorio», indicó.

En esa línea, agregó que «este es un dispositivo que puede suplir algunas de las funciones de un respirador artificial convencional».

Con el fin de garantizar que los materiales y elementos que entran en contacto directo con la persona hospitalizada sean seguros, se trabajó «con elementos estándares, ya probados para uso médico, lo que da la seguridad de que todos los elementos, como mangueras y válvulas, son elementos con certificación de Anmat y no generan riesgo para el paciente».

Mientras que «por fuera de este ‘circuito paciente’, el ciclador cuenta con un circuito electromecánico que es el que permite la configuración de los parámetros por parte del médico y realiza el movimiento que comprime y expande un almacenador flexible (es una vejiga hecha de un polímero especial) del circuito paciente», detalló la comunicación oficial.

«De esta forma –completó- no hay interconexión entre las partes electromecánicas y el flujo de aire enviado al paciente».

La OMS publicó el jueves un estudio en el que se evaluaron cuatro medicamentos: remdesivir, hidroxicloroquina, lopinavir/ritonavir e interferón. Estos se han empleado durante meses en pacientes con covid-19, pero la OMS dijo que los hallazgos sobre su eficacia son tan «concluyentes» como decepcionantes.

«Los resultados provisionales del Solidarity Therapeutics Trial, coordinado por la Organización Mundial de la Salud, indican que los regímenes de remdesivir, hidroxicloroquina, lopinavir/ritonavir e interferón parecían tener poco o ningún efecto sobre la mortalidad a 28 días o el curso hospitalario entre pacientes con covid-19 hospitalizados», dice el reporte.

Ninguno de ellos ayudó a los pacientes a vivir por más tiempo o a reducir su estadía en el hospital, según la OMS.

Es uno de los medicamentos que el presidente de Estados Unidos Donald Trump ha dicho que ha usado para prevenir el covid-19. Esto a pesar de que múltiples estudios han demostrado que no hay evidencia de que tomarlo pueda prevenir la infección e incluso podría ser dañino.

La hidroxicloroquina, también conocida por la marca Plaquenil, y su análogo, la cloroquina, se derivan de la quinina, que químicos franceses aislaron en 1820 de la corteza del árbol de la cinchona, según Medicines for Malaria Venture.

Se usa para tratar o prevenir la malaria y para tratar afecciones autoinmunes como el lupus y la artritis reumatoide. Desde 2006 no se ha recomendado su uso para tratar la malaria severa debido a problemas de resistencia, particularmente en la región de Oceanía, según la Organización Mundial de la Salud.

 

Durante meses algunos medicamentos se han puesto a prueba para combatir los efectos del covid-19, muchos de ellos muy proclamados, pero con poco efecto, según la Organización Mundial de la Salud, OMS.

La OMS publicó el jueves un estudio en el que se evaluaron cuatro medicamentos: remdesivir, hidroxicloroquina, lopinavir/ritonavir e interferón. Estos se han empleado durante meses en pacientes con covid-19, pero la OMS dijo que los hallazgos sobre su eficacia son tan «concluyentes» como decepcionantes.

«Los resultados provisionales del Solidarity Therapeutics Trial, coordinado por la Organización Mundial de la Salud, indican que los regímenes de remdesivir, hidroxicloroquina, lopinavir/ritonavir e interferón parecían tener poco o ningún efecto sobre la mortalidad a 28 días o el curso hospitalario entre pacientes con covid-19 hospitalizados», dice el reporte.

Ninguno de ellos ayudó a los pacientes a vivir por más tiempo o a reducir su estadía en el hospital, según la OMS.

Hidroxicloroquina

Es uno de los medicamentos que el presidente de Estados Unidos Donald Trump ha dicho que ha usado para prevenir el covid-19. Esto a pesar de que múltiples estudios han demostrado que no hay evidencia de que tomarlo pueda prevenir la infección e incluso podría ser dañino.

La hidroxicloroquina, también conocida por la marca Plaquenil, y su análogo, la cloroquina, se derivan de la quinina, que químicos franceses aislaron en 1820 de la corteza del árbol de la cinchona, según Medicines for Malaria Venture.

Se usa para tratar o prevenir la malaria y para tratar afecciones autoinmunes como el lupus y la artritis reumatoide. Desde 2006 no se ha recomendado su uso para tratar la malaria severa debido a problemas de resistencia, particularmente en la región de Oceanía, según la Organización Mundial de la Salud.

No hay evidencia de que tomar hidroxicloroquina pueda prevenir la infección con covid-19.

Remdesivir

Este es otro de los medicamentos que según la OMS «parecieron tener poco o ningún efecto» en el tratamiento en personas hospitalizadas por covid-19.

El remdesivir es un medicamento antiviral que ha sido probado durante años contra otras enfermedades como el virus del Ébola, el MERS y el SARS, es una droga experimental que no tiene aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA).

Gilead Sciences, la empresa fabricante, lo describe como un «análogo nucleotídico con actividad antiviral de amplio espectro».

La palabra clave aquí es experimental, pues como dice la misma empresa, el remdesivir no ha sido aprobado para ningún uso por ningún país del mundo.

«Es una medicina experimental de la que no se ha establecido que sea segura o eficaz para el tratamiento de ninguna condición», explican.

A pesar de que era la única medicina con una autorización de uso de emergencia específicamente para covid-19 por parte de la FDA, una gran investigación controlada para este medicamento en EE.UU. encontró que este reduce el tiempo de recuperación en aproximadamente un tercio en adultos hospitalizados gravemente enfermos con covid-19, pero hace poco para ayudar a aquellos con casos más leves.

Lopinavir / ritonavir

Esta combinación de medicamentos es usada contra el VIH. Este tratamiento «impide que el VIH haga copias de sí mismo», dice la página de los Institutos Nacionales de Salud (NIH). También está en estudio para el tratamiento de algunos tipos de cáncer.

En junio de este año, investigadores del Reino Unido reportaron que esta combinación de medicamentos no ayudaron a los pacientes hospitalizados para el tratamiento contra el covid-19.

“No hubo una diferencia significativa en el criterio de valoración principal de la mortalidad a los 28 días”, escribió el equipo en el sitio web del estudio conocido como Recovery.

Aproximadamente el 22% de los pacientes que recibieron los dos medicamentos murieron, en comparación con el 21% de los que no los recibieron.

“Hoy, el Comité Directivo del ensayo concluyó que no existe un efecto beneficioso de lopinavir-ritonavir en pacientes hospitalizados con covid-19 y aleatorización cerrada a ese grupo de tratamiento”, dijeron.

“Tampoco hubo evidencia de efectos beneficiosos sobre el riesgo de progresión a la ventilación mecánica o la duración de la estancia hospitalaria”, añadió el equipo.

Interferón

El interferón beta-1a es utilizado para tratar la esclerosis múltiple que ha sido aprobado para su uso mediante inyección en varios otros ensayos.

Este medicamento está dentro de los medicamentos llamados «inmunomoduladores». Se usa para reducir los episodios de síntomas de la esclerosis múltiple.

Los resultados del estudio de la OMS sobre estos cuatro no se han publicado en una revista médica revisada por pares. Pero la agencia los envió a un servidor de preimpresión.

La Universidad de Oxford comenzó a investigar la eficacia para su uso en pacientes con coronavirus del adalimumab, un tipo de fármaco antiinflamatorio conocido como un antifactor de necrosis tumoral (anti-TNF).

El adalimumab, vendido por AbbVie bajo la marca Humira, es un tipo de antiinflamatorio que se probará en residencias de adultos mayores en el Reino Unido, informó la Universidad en un comunicado.

El fármaco se utilizó durante 20 años y existen versiones económicas disponibles en todo el mundo.

Según la institución, estudios recientes mostraron que los pacientes con coronavirus que ya toman medicamentos anti-TNF para la enfermedad inflamatoria del intestino y la artritis inflamatoria tienen menos probabilidades de ser hospitalizados.

En ese sentido, Oxford indicó que la disponibilidad de versiones biosimilares de tratamientos biológicos fue un importante paso adelante en la reducción de costos, haciendo que el tratamiento anti-TNF sea asequible y accesible, en caso de que estudio resulte exitoso.

En el ensayo denominado AVID-CC, que será realizado por la Unidad de Investigación de Ensayos Clínicos de Oxford (OCTRU), se inscribirán hasta 750 pacientes de entornos de atención comunitaria de todo el Reino Unido.

En las etapas más críticas de la Covid-19, los pacientes pueden sufrir una «tormenta de citocinas», una reacción exagerada del sistema inmunológico del cuerpo, que causa una respuesta inflamatoria.

«La motivación aquí fue que los residentes de los hogares de ancianos se vieron particularmente afectados en la primera ola de la pandemia», dijo Duncan Richards, profesor de terapéutica clínica en la Universidad de Oxford, que está llevando a cabo el ensayo.

Richards aseguró que muchos residentes de esos hogares «tienen un plan de atención que no implica que vayan al hospital, lo que para estas personas es poco probable que tenga buenos resultados».

«Eso ha llevado a algunas personas a pensar que no deberían ser tratadas y no estamos de acuerdo. Necesitamos un tratamiento o una intervención que sea apropiado para ese entorno, en un contexto en el que es poco probable que ir al hospital sea lo mejor para ellos», subrayó.

Según el científico, los fármacos anti-TNF podrían ser un tratamiento importante para coronavirus.

Dan Lasserson, profesor de atención ambulatoria aguda de la Universidad de Warwick, que también trabaja como médico de los Hospitales de la Universidad de Oxford, aseguró al respecto que «este es el primer ensayo de un fármaco diseñado para los servicios de un Hospital y no podría llegar en un momento más importante».

«Necesitamos determinar los mejores tratamientos para el coronavirus que se pueden administrar a las personas mayores más vulnerables y que se encuentran en hogares de ancianos o que viven en sus propios hogares», agregó.

El ensayo está financiado por la Fundación Bill y Melinda Gates y Mastercard, con el apoyo de una variedad de donantes públicos y filantrópicos.