Tag

oposición

Browsing

El presidente Alberto Fernández cuestionó la actitud de la oposición y se preguntó “por qué no consiguen vacunas” contra el coronavirus si es que tenían la posibilidad de hacerlo, tal como consignó días atrás el expresidente Mauricio Macri. También criticó al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, por la falta de control en el distrito y sus contradicciones.

“Si tenían la posibilidad de conseguir vacunas, como dijo el expresidente (Mauricio Macri), ¿por qué no las consiguen?”, afirmó el jefe de Estado al hablar durante la mañana por radio 10.

«Así me ayudan, si yo lo que necesito es que los argentinos tengan vacunas. Vacuna que entra se distribuye de manera igualitaria por cantidad de habitantes entre las provincias”, amplió el mandatario.

El Presidente dijo que con su mensaje difundido este miércoles, en el que anunció nuevas restricciones para combatir la segunda ola, quiso “explicarle a los argentinos cómo son las cosas»; y consignó que «un espacio político pone en duda la honestidad con la que hemos trabajado con las vacunas y dicen que se debe investigar cómo se compraron las vacunas”.

Fernández aclaró que “hubo una ley que autorizó al Gobierno nacional a comprar vacunas y la misma ley autorizó a los gobernadores”, a la vez que calificó de “falsos” los argumentos que indicaban lo contrario.

Ante esta situación, Fernández sostuvo que hubo “gobernadores que no hicieron nada y otros intentaron sin suerte, porque la venta está concentrada y los laboratorios deciden negociar con los Estados nacionales» y aseveró: «El Estado nacional compra al por mayor, digamos, y logra mejores precios”.

Este miércoles, la mesa nacional de Juntos por el Cambio se reunió y emitió un comunicado en el que aseguró que hubo “enormes deficiencias de la campaña de vacunación, tanto en las expectativas generadas, como en la adquisición, administración, distribución y transparencia”.

“Yo no estoy para ganar una elección, estoy para cuidar a la gente”, expresó el Presidente, y recordó que, si bien en otras ocasiones buscó consenso para adoptar las medidas, en el caso de las anunciadas anoche las tomó a título personal.

“Esta medida no la consensué, esta medida la tomé yo”, expresó el Presidente, y afirmó que “son las fuerzas federales las que las harán cumplir si la Policía de la Ciudad no lo quiere hacer”.

En ese marco, dijo que hubo protocolos que en la ciudad de Buenos Aires no se cumplieron: “No nos engañemos, si el protocolo dice que estemos a dos metros de distancia. ¿Alguien conoce una mesa de dos por dos? Nada de eso se ha cumplido”.

También cuestionó al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, al explicar que en las medidas anteriores se sentó a consensuar con el Gobierno nacional, pero luego, al anunciarlas, las criticó.

“Yo dialogué, con el cierre de los restaurantes me pidieron que no sea a las diez y por consenso fue a las once. Y cuando las anunciaron (las medidas) dijeron que no estaban de acuerdo”, expresó el Presidente.

“Este no es el mundo en el que yo soñaba gobernar, es el que me tocó. Yo seré leal y consecuente con mis convicciones y mi compromiso es con la sociedad”, expresó.

El ministro de Educación cuestionó la movilización organizada por un sector de Juntos por el Cambio para pedir por la vuelta a las aulas. El lunes se reunirá con Rodríguez Larreta. 

El ministro de Educación, Nicolás Trotta, cuestionó este sábado a la oposición, al señalar que durante su gestión de gobierno «tuvieron un conflicto constante con todos los actores del sistema educativo». Al mismo tiempo, confirmó que el lunes se reunirá con el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta para analizar el inicio del ciclo lectivo con una «presencialidad cuidada» en el marco de la pandemia de coronavirus.

«Celebro la preocupación que tienen (en Juntos por el Cambio) por la educación, pero lamento que no la hayan tenido cuando fueron gobierno. Tuvieron un conflicto constante con todos los actores del sistema educativo. En cuatro años la inversión nacional en educación cayó 33 por ciento», cuestionó Trotta esta mañana en declaraciones radiales.

Se refirió de esa manera a la movilización organizada por Juntos por el Cambio para pedir por el regreso de las clases presenciales, convocada para el martes 9. En ese sentido, remarcó que «la marcha por las clases la organiza una parte de la oposición», pero diferenció la situación «con los gobernadores de Juntos por el Cambio, con quienes estamos trabajando muy bien en el Consejo Federal de Educación».

El encuentro con Larreta será en el marco de la ronda de Trotta con los distintos gobernadores para analizar la situación de cada distrito. La cita está condicionada a que el hisopado que Trotta se realice este fin de semana tenga un resultado negativo, dado que se encuentra aislado por haber sido contacto estrecho de una funcionaria que dio positivo.

Para Trotta, “todos los actores de la educación estamos transitando el desafío de volver a la presencialidad cuidada”, por lo que consideró que “no es una instancia para llevar a la disputa partidaria sin sentido” y pidió “evitar los discursos extremistas que generan ansiedad e incertidumbre en la gente”.

Añadió que “hay mucho temor todavía en la sociedad por el regreso a clases presenciales y el desafío es claramente muy grande, pero hay que darle información de lo que venimos trabajando en los protocolos y en los cuidados”.

Los partidos que integran Juntos por el Cambio impulsan una jornada nacional de clases abiertas bajo la consigna «Volvamos a la escuela» para reclamar la vuelta a las clases presenciales en todo el país, actividad que incluirá una movilización al Ministerio de Educación. La actividad central será desde las 18 frente a la sede del Ministerio de Educación y, además, se realizarán clases abiertas en varios puntos en las provincias para reclamar la vuelta a las clases presenciales, suspendidas por la pandemia de coronavirus.

«Las clases se iniciarán en cada provincia según lo fijado en diciembre. Algunas ya arrancan este 17 para lograr una revinculación con los chicos que tuvieron dificultades o perdieron la continuidad pedagógica», ratificó Trotta.

Sobre la inmunización de los docentes con la aplicación de la vacuna previo al inicio de clases, Trotta aseveró: «Hemos sido claros en 2020 en que la vacuna no era indispensable para volver a la presencialidad. Los docentes son un grupo priorizado y van a ser vacunados cuando lleguen las vacunas». Y subrayó que «la voluntad del Gobierno, de los 23 gobernadores y el jefe de Gobierno porteño es avanzar en una presencialidad cuidada».

Ante las diversas problemáticas en la infraestructura escolar, el funcionario nacional dijo que hay «diversas realidades», y que «el regreso es con protocolos» y combinará «presencialidad y virtualidad».

Finalmente, en cuanto a la paritaria docente, señaló en Radio Mitre que el Gobierno “les está pidiendo a todas las jurisdicciones el mayor de los esfuerzos” para que acuerden un aumento salarial, pero también solicitó «comprensión» a los gremios docentes.

La Casa Rosada quiere ganar tiempo para que la economía muestre signos de recuperación. En Juntos por el Cambio dicen que “no es bueno cambiar las reglas del juego”.

Se acortan los tiempos de cara a la fecha prevista para las elecciones Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) y el Gobierno comenzó a analizar la posibilidad de postergarlas, en plena pandemia.

Si bien Alberto Fernández habilitó que se discuta en el Congreso un proyecto que propone la suspensión de la jornada electoral, el objetivo de la Casa Rosada sería ganar tiempo conforme avanza la recuperación económica. La idea no es bien vista por la oposición, que ya advirtió que “no es bueno” que se modifiquen “las reglas del juego”

Hay varios puntos que llevaron a la administración de Alberto Fernández a prácticamente descartar la opción original. Por un lado, la falta de consenso al respecto en las filas del Frente de Todos. Por otra parte, no contarían con los votos necesarios para modificar la ley porque la oposición ya avisó que está en contra de ese plan y el Gobierno tampoco tiene el poder para impedir que haya PASO en la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires.

En este contexto el Gobierno apunta a concretar, al menos, una postergación de las elecciones. De esta forma se ganaría el mayor tiempo posible para lograr que la economía muestre algo de recuperación antes del segundo domingo de agosto. Con la cuestión en la mira, en la semana tuvo lugar una reunión de la que participaron el titular de Diputados Sergio Massa; el jefe de la bancada oficialista Máximo Kirchner, el jefe de Gabinete Santiago Cafiero y el ministro del Interior Eduardo “Wado” De Pedro y evaluaron vías de acción considerando también el estado de la campaña de vacunación.

Por eso, el argumento de la postergación ganó peso en las conversaciones del oficialismo sobre todo al quedar en evidencia que los números de dosis aplicadas estaban quedando atrás de los objetivos planteados inicialmente para esta fecha. La situación sanitaria, que implicaría que la mayor parte de la población se movilice durante la jornada sin haber recibido inmunización, y el destino de fondos millonarios en medio de la crisis económica serían los argumentos más fuertes para insistir con esta postura.

Además, un grupo importante de mandatarios provinciales insiste desde hace tiempo con suspender las PASO este año. Pero los gobernadores de los distritos más populosos, como el caso de la provincia y la Ciudad de Buenos Aires, no están de acuerdo.

La postura de la oposición
La idea de modificar el calendario no fue bien recibida por los principales opositores. La titular del PRO Patricia Bullrich fue tajante. Consideró que “no es bueno” que en un mismo año electoral se “cambien las reglas del juego”.

La exministra de Seguridad presentó el viernes su libro Guerra sin cuartel en Villa Carlos Paz y, al dialogar con los medios locales, recordó que en el Congreso hay un proyecto para suspender las PASO. Sin embargo, desconoce iniciativas para derogarlas o modificar la fecha por parte del Gobierno nacional. “Primero queremos saber qué quiere hacer el gobierno Nacional, porque estaríamos prejuzgando sobre algo que desconocemos”, sostuvo. “Por principio nos parece que no es bueno que en un mismo año electoral se cambien las reglas del juego, porque el proceso electoral, desde la perspectiva jurídica ya comenzó”, sostuvo.

Sobre una posible candidatura a legisladora nacional y la de Mauricio Macri, Bullrich expresó que el exmandatario “ya dijo” que no quería presentarse. “Le parece que habiendo sido presidente, ser candidato a diputado no es algo que lo sienta como su rol, como su lugar”, detalló. Además, sostuvo que en su caso no es un tema de debate por ahora dentro de la coalición. “No es una decisión solo mía, sino de todos. De lo que decida Juntos por el Cambio”, dijo.

Si bien falta muchísimo y no solo la provincia de Chubut sino el país entero todavía está en medio de la batalla contra el coronavirus, es casi inevitable pensar en las elecciones de mediano y largo plazo. Allí, la oposición buscará dar el zarpazo y quedarse con el poder, o al menos mejorar su última performance.

Al respecto, el intendente de Rawson, Damián Biss, manifestó que de cara a las próximas elecciones provinciales, el radicalismo tiene dos jefes comunales con chances de posicionarse.

“Estoy más cercano al trabajo local, me veo trabajando un poco más acá. La UCR tiene alternativas para 2023: Sergio Ongarato y Luis Juncos”, expresó el jefe comunal capitalino.

En diálogo con Radio Chubut, Biss agregó:  “me veo trabajando un poco más de tiempo en Rawson porque hay cosas que no se pueden resolver en una gestión”.

En la misma sintonía, el jefe comunal apuntó que “este año fue muy complejo y duro por la situación económica que provocó la pandemia. Pusimos e marcha una ciudad que venía bastante paralizada”.

Sobre las finanzas del municipio, el alcalde remarcó: “no estamos para tirar manteca al techo pero de una forma u otra el Municipio logró estar al día con los sueldos y afrontar el pago del aguinaldo. Septiembre, Octubre y Noviembre fueron los meses más complejos”.

Fuente: La Tecla Patagonia

Poco después de que el Gobierno bonaerense admitiera que hay más de 3.500 muertos por coronavirus que no habían sido contabilizados, desde la oposición repitieron críticas a las políticas sanitarias para combatir la pandemia.

Entre los primeros dirigentes de la oposición que salieron al cruce estuvo la presidenta del Pro y ex ministro de Seguridad macrista, Patricia Bullrich, quien acusó al Gobierno de hacer «un desastre en salud, economía, educación y libertad».

«Prorrogaron la cuarentena una y otra vez, hasta dijeron que dominábamos al virus. Tras 6 meses nos enteramos que hay 3523 nuevos bonaerenses fallecidos. ¿Así tomaron decisiones? Han hecho un desastre en salud, economía, educación y libertad. Profundizaron todos los problemas», lanzó Bullrich desde Twitter.

En una conferencia de prensa en la que no estuvo Axel Kicillof, el Gobierno bonaerense anunció una nueva herramienta para recategorizar los datos de muertes por coronavirus que, además del SISA, incluye la información aportada por el sistema de gestión de camas (SIGEC) y el Registro de las Personas.

Hasta el momento el informe de las muertes se realizaba únicamente según los datos aportados por el SISA, que actualmente precisa que son 8.844, mientras que con la nueva herramienta la cifra asciende a 12.556.

También cuestionó al Gobierno el diputado Fernando Iglesias, quien se refirió con ironía a la actualización de la cifra de víctimas fatales: «Dicen los muchachos de Cuarentena o Muerte que son 3.500 muertos más en la provincia que gobierna Kicillof. Muertos más, muertos menos», escribió en Twitter.

Otro que se pronunció fue el dirigente radical Agustín Campero, ex funcionario del Ministerio de Ciencia y tecnología, quien sostuvo que la actualización de la cifra de fallecidos «demuestra la desaprensión que tienen respecto a los datos y la deshonestidad para manejar las políticas respecto a la pandemia».

Y sumó: «Ocultaban mientras acusaban, estigmatizaban y señalaban con el dedo».

La vicepresidenta Cristina Kirchner salió ayer a criticar al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, en medio del escándalo que se desató en la Cámara de Diputados por las diferencias entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio sobre la prórroga del protocolo de debates remotos. La jugada de la exmandataria generó la reacción del oficialismo porteño.

La vicepresidenta compartió una serie de mensajes de la legisladora porteña Lucía Cámpora (Frente de Todos), quien cuestionó con dureza el accionar del bloque de Vamos Juntos en la Legislatura, donde Larreta tiene la mayoría.

«Mirá este hilo de Lucía Cámpora y te vas a sorprender tanto como yo de las cosas que hace el macrismo en la Legislatura porteña, que responde a Rodríguez Larreta, y que nadie se entera», escribió Cristina Kirchner ayer en su cuenta de Twitter, mientras crecía la tensión política en el Congreso. Así, volvió a tensionar el vínculo entre la Casa Rosada y la Ciudad, el principal bastión de la oposición.

Cámpora, exvicepresidenta de la FUBA y sobrina nieta de Héctor Cámpora, aprovechó la polémica en la Cámara de Diputados por las sesiones remotas para advertir que en la Legislatura porteña «la virtualidad no es un problema para tratar las leyes de fondo».

Y resaltó que mientras Juntos por el Cambio pide postergar el debate de la reforma judicial en el Congreso, el oficialismo porteño avanzó durante los últimos meses con el tratamiento de proyectos vinculados al funcionamiento de la Justicia en la ciudad.

«Justo Rodríguez Larreta decía que hace falta más debate para tratar temas de Justicia. Le cuento que en la Legislatura su bloque pidió preferencia para la reforma del Consejo de la Magistratura (o sea, acortó los plazos para observaciones)», señaló Cámpora. También se quejó de que el oficialismo no busca consensuar iniciativas con la bancada del Frente de Todos, que conduce Claudio Ferreño. Hay varios legisladores de la coalición opositora que se sienten «ignorados» por Larreta.

«Es hora de dejar atrás toda forma de oportunismo político», apuntó la legisladora, quien responde a la agrupación kirchnerista La Cámpora.

Respuesta del oficialismo

La crítica de Cristina Kirchner a Larreta generó la reacción del oficialismo porteño. El vicepresidente primero de la Legislatura, Agustín Forchieri (Pro), le respondió a través de las redes: le dijo que los legisladores no responden «a una persona en particular sino a toda la ciudadanía».

«Trabajamos con el diálogo y la búsqueda de consensos, incluso sin mayoría parlamentaria por diez años (2007-2017), abrazando la práctica afianzada de debate parlamentario para ponernos de acuerdo en beneficio de toda la sociedad», remarcó Forchieri, del riñón de Diego Santilli.

Por su parte, el jefe del bloque de Juntos por el Cambio, Diego García Vilas, dijo que la Legislatura «ha funcionado de manera ejemplar» desde el inicio de la pandemia gracias al consenso alcanzado con la oposición. «A diferencia de lo que pasa en Diputados, acá trabajamos de manera coordinada y transparente en un cambio de reglamento interno que permitiera sesionar desde el principio», replicó.

Con un tono más duro, el legislador oficialista Hernán Reyes, de la CC-ARI, acusó al kirchnerismo de «mentir». «Se acordó con todos la manera de funcionar en pandemia. Ahora inventan y mienten para justificar su sucia y prepotente reforma por la impunidad. Cinismo puro», lanzó.

Durante el último mes, Cristina Kirchner intensificó sus críticas públicas a la gestión de Rodríguez Larreta, quien rechazó la reforma judicial y mantiene diferencias con el Gobierno por la estrategia sanitaria. Días atrás, el presidente Alberto Fernández dijo que la Ciudad es «opulenta, bella, desigual e injusta con el resto del país».

Cristina sumó a Mendoza entre sus críticas
Hoy al mediodía, la vicepresidenta también se hizo eco de la forma de trabajo de los legisladores mendocinos y acusó al radicalismo de «decir una cosa y hacer otra».

«Parece que no solamente Rodríguez Larreta dice una cosa pero hace otra. Lo acompaña otro entusiasta militante del ‘haz lo que yo digo pero no lo que yo hago’: Alfredo Cornejo, Diputado Nacional, Presidente de la UCR y exgobernador de la Provincia de Mendoza», escribió en un primer mensaje en Twitter.

Luego, agregó: «¡En esa provincia el Poder Legislativo está REFORMANDO LA CONSTITUCIÓN por vía remota! ¡Si! No quieren debatir en el Congreso Nacional pero en su provincia reforman la Constitución por zoom. ¿No me crees? Te comparto el hilo de Natalia Vicencio, senadora provincial mendocina».

El intendente Juan Pablo Luque se reunió esta semana con Omar Lattanzio y Ana Clara Romero, máximas autoridades de los bloques Raúl Ricardo Alfonsín y Juntos por el Cambio, respectivamente, para dialogar e intercambiar opiniones sobre la actualidad de la ciudad.

Tras reunirse primero con Omar Lattanzio el miércoles y esta mañana con la concejal Romero, el intendente Luque afirmó que “ambos me solicitaron una reunión y tuvimos una conversación madura”.

En ese sentido, destacó que siempre es necesario “mantener un diálogo con todos los sectores más allá de la pertenencia a diferentes partidos políticos, con la idea de construir y no que sea la crítica por la crítica misma, que de todas maneras nosotros la aceptamos porque de esto también se trata la política”.

Asimismo, el mandatario valoró que “tenemos un bloque del Frente de Todos que lleva adelante una tarea con mucho compromiso, más allá de la línea ideológica que nos une, y trabajan en cada uno de los temas que solicitamos, en un contexto difícil, donde todos tenemos que tirar para el mismo lado que es intentan salir de esta pandemia».

Sobre la reunión, expresó que “conversamos acerca de las diferentes cuestiones que ellos querían plantear desde el Poder Legislativo hacia el Ejecutivo”. Y sobre el resultado de la misma, reconoció que “siempre una mirada desde el sector opositor, en tanto y en cuanto sea con buena intención, tenemos las puertas abiertas de la Municipalidad para lo que propongan”.

En ese marco, Luque agradeció también el acompañamiento de los bloques opositores al convenio aprobado de acuerdo entre el Municipio y los dueños de las tierras donde se construirán algunas de las obras hídricas esperadas desde el temporal del 2017: “Es un gran gesto para la comunidad que todos nos pongamos de acuerdo en las cosas realmente importantes, sin importar las cuestiones partidarias”.

El oficialismo avanzó hoy en el Senado con la discusión de la reforma del Poder Judicial propuesta por el Gobierno, con la intención de llevar al recinto la iniciativa la semana próxima, tras un último plenario de comisiones en el que la oposición ratificó su rechazo y una nueva tanda de expositores se expresó a favor y en contra del proyecto.

La presidenta de la comisión de Asuntos Constitucionales, María de los Angeles Sacnún, quien conduce el debate, anunció esta tarde -tras cinco horas de exposiciones- un cuarto intermedio hasta mañana a las 16 y reafirmó que hasta entonces se podrán acercar propuestas para unificar en el proyecto y avanzar así en la firma del dictamen.

En la última audiencia de esta tarde, una quincena de expositores, entre jueces, fiscales y abogados convocados por las bancadas mayoritarias del Frente de Todos y de Juntos por el Cambio, se expresó a favor y en contra del texto y, en algunos casos, con propuestas de modificaciones y correcciones.

Desde la principal bancada opositora, Juntos por el Cambio envió una carta al presidente Alberto Fernández para pedir el retiro del proyecto, al considerar que su discusión «no es oportuna» en medio de la pandemia de coronavirus, un día después de la movilización social en la que también se rechazó la iniciativa.

El primero de los expositores de hoy, el fiscal general ante la Cámara Federal de Casación Penal, Javier De Luca, dijo que el proyecto busca «terminar con la acumulación de poder en pocas manos» y consideró que «no es inconstitucional» y que en todo caso el DNU que firmó Mauricio Macri suspendiendo la implementación del Código Procesal Penal «fue inconstitucional».

Lucila Larrandart. exjueza de un Tribunal Oral en lo Criminal Federal, declaró que no vio «un nivel de arbitrariedad y falta de justicia como hoy», en alusión a los tribunales de Comodoro Py, y elogió el consejo consultivo creado por el Presidente.

La exmagistrada declaró además que «hay que lograr que la Justicia cumpla su función y que no sea utilizada para lawfare: en vez de los tanques, la guerra jurídica», enfatizó.

El exjuez del Tribunal Oral en lo Criminal 3 Miguel Caminos evaluó que «este proyecto denota una urgencia inusitada», cuestionó que «se deje de lado la participación de sectores académicos» y criticó «el aumento desmedido de jueces» que propone, «sobre todo en CABA en relación con su población».

El Procurador general de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza, Alejandro Gullé, quien participó de la videoconferencia previa aclaración de que estaba cumpliendo aislamiento estricto por coronavirus positivo, consideró que «hay que ir cuanto antes al sistema acusatorio» y advirtió que el actual proyecto «nos lleva en sentido contrario».

El Defensor del Ministerio Público de la Defensa, Carlos Seijas, coincidió con quienes sostienen que se crea «una innecesaria cantidad de juzgados» y enfatizó que «hay un despropósito de personal y nadie va a aceptar traspaso a la ciudad», en alusión al traslado de competencias al Poder Judicial de CABA.

El juez de cámara del tribunal 18 de la capital Ricardo Rojas planteó objeciones a la iniciativa en cuanto a la creación de cargos y al sistema de subrogancias, al entender que «habrá 23 jueces federales subrogantes que no van a tener la misma garantía y protección constitucional para funcionar».

Máximo Fonrouge, presidente del Colegio de Abogados de CABA, calificó como «inoportuna» la discusión de la normativa en este momento y consideró que si se aprueba «sin consensos carecerá de legitimidad y será la reforma de un gobierno para que después venga otro gobierno que alcance la mayoría necesaria e imponga su propia reforma».

«No podemos hacer leyes por cuestiones personales, tenemos que ir más allá. Lo que nos debería preocupar es cómo se eligen los jueces y cómo se remueven los malos jueces», añadió.

Ernesto Marcer, abogado y profesor de la UBA, destacó que el mayor problema que enfrenta la justicia federal es que «hay innumerables conflictos de competencia».

Consideró que «ese es el propósito del proyecto que busca resolver y eso es loable y valioso», y añadió que no encuentra «ninguna objeción a la unificación desde el punto de vista constitucional».

Para Héctor Chayer, coordinador del programa del macrismo Justicia 2020, es «inconstitucional» el sistema de subrogancias propuesto y consideró que la creación de 23 juzgados federales más «es innecesario y no tiene ningún fundamento empírico».

El presidente del Concejo Deliberante, el madernista Juan Aguilar, destacó que la oposición acompañó al Ejecutivo municipal en la sanción de tres ordenanzas fundamentales para Trelew, como son las medidas de promoción del Parque Industrial, la emergencia turística y la cultural.

Por lo tanto, graficó Aguilar que en los hechos no ve que haya un enfrentamiento denodado contra la gestión municipal por parte de los partidos de la oposición. A juzgar por el trabajo realizado en el Concejo, reconoció que «no hay sectarismo ni partidismo qué mencionar».

«Creo que lo que valen son las normas importantes para la ciudad.

El Ejecutivo envió un proyecto para incentivar los emprendmientos productivos, generó un fondo para incentivar las inversiones, la compra de bienes de capital, se declaró la emergencia turística y de entidades culturales con beneficios impositivos», sostuvo Aguilar.

No obstante, el edil madernista sí observó que el encuentro del sábado de las fuerzas opositoras expresa una «unificación partidaria que existe en el Concejo Deliberante», pero consideró que «esto no es ni bueno ni malo, sino que depende quién lo conduce».

Sobre esto último, Aguilar refirió que «habría que preguntarle a ellos» quién lidera este espacio multipartidario de la oposición a la gestión de Maderna.

El intendente de Trelew, Adrián Maderna, realizó varias declaraciones respecto las críticas que recibió por parte de la oposición en base a su gestión, considerando a su vez el pedido de apertura al diálogo del partido radical.

«Quizás no los representan como tiene que ser y por eso los convocaremos directamente, para tener su punto de vista y ver su mirada», expresó en primer lugar.

«No corresponde hacer comparaciones con otras ciudades y quiero ser respetuoso. Pero nosotros estamos gobernando una ciudad en la que rige la paz social, estamos cumpliendo con las obligaciones salariales, manteniendo los servicios funcionando», continuó el intendente.

«Le pedimos a la oposición que nos deje hacer. Que se sume, que camine con nosotros, que visite tempranito una fábrica para charlar con los empleados, y veamos qué puede aportar cada uno con sus contactos», sentenció Maderna.