Tag

terapia

Browsing

El Hospital Isola de la ciudad se encuentra con una ocupación de camas de terapia intensiva entre un 30 y 40 por ciento con seis pacientes con Covid con asistencia respiratoria mecánica. Además, se evalúa la posibilidad de ampliar en horarios de tarde el Detectar y que se pueda trasladar dos días a otros lugares de la ciudad para darles accesibilidad a los vecinos que no se puedan acercar al Modular.

El director del Area Programática Norte, Mauricio Lucero, manifestó que el Hospital Isola cuenta con ocupación en terapia intensiva entre un 30 y 40 por ciento con seis pacientes con Covid en asistencia respiratoria mecánica y en clínica médica cuatro pacientes internados pero hay disponibilidad de camas.

Por otro lado, Lucero dijo que aumentó la cantidad de consultas en el Detectar con mucha gente con síntomas “los últimos dos o tres días está un poco más por encima del 30 por ciento que veníamos sosteniendo en las últimas dos semanas. Tenemos un volumen importante de personas entre 130 y 140 personas, el día que menos tuvimos fueron 95 personas en evaluación de Triage”.

En ese sentido, Lucero indicó que tuvieron reuniones con la Secretaría de Desarrollo Comunitario y con la Subsecretaria de Atención Primaria de Salud del municipio para acordar e ir escalando más en la franja horaria y en la cantidad de días del Detectar por lo que a partir de la semana que viene se brindará atención de lunes a viernes de 9 a 13.

“A partir de junio estamos trabajando juntos con la municipalidad, el voluntariado y todas las instituciones que participan en el Detectar, que no es sólo salud pública, para poder ampliar también en el horario de la tarde”, detalló Lucero.

“ES UN RESULTADO ESPERABLE”

Consultado acerca de la situación epidemiológica en la ciudad, el director del Area Programática Norte, dijo que “es un resultado esperable” e indicó que más del 90 por ciento de los contagios son en el ámbito social y “no tienen que ver tanto con ámbitos laborales, ni de la salud. Por eso siempre apelamos al cuidado e insistiendo en cumplir las normas de distanciamiento y el lavado de manos para disminuir y bajar un poco la positividad al 20 por ciento”.

Por otro lado, Lucero en cuanto a la derivación de los pacientes de Trelew a la ciudad, comentó que “acá no llegamos a recibir casos pero ahora ellos ya están en situación de poder volver a resolver todo localmente”.

Ante el aumento de internaciones por casos de Covid, hay pacientes a la espera de una cama en terapia intensiva. Pero al situación se complica porque pueden ser trasladados a otros centros por la «saturación» en otros centros asistenciales de la provincia.

El aumento de casos de coronavirus que se complican y terminan con pacientes en terapia intensiva no cesan en la provincia de Río Negro en plena segunda ola del Covid19. En El Bolsón por la falta la ocupación total en terapia intensiva, hay pacientes en espera y tampoco hay posibilidades de traslado por la «saturación» de los centros de alta complejidad.

Según informaron las autoridades sanitarias, no se ha podido realizar traslados pese a tener tener pacientes a la espera de una cama en terapia intensiva.

Ante esta situación, se llevó a cabo una reunión de la que participaron todos los jefes de servicios y responsables de las distintas áreas, allí se definieron nuevas acciones para anticiparse a una situación más que compleja a la vivida en el mes de enero con la pandemia.

El hospital de El Bolsón tiene una ocupación del 100 de camas en la Unidad de Cuidados Intensivos destinadas a pacientes con coronavirus, mientras que las camas de sala general están ocupadas en un 70%. Este jueves, hay tres pacientes esperan están a la espera de camas en terapia, según publica el portal Noticias de la Comarca.

A través de un comunicado, el hospital pidió a la población «reforzar las pautas de cuidado para disminuir los contagios de covid», ya que más del 50% de los contagios se dan en reuniones y actividades sociales donde no se cumplen con el distanciamiento, el uso de barbijo y la ventilación.

No hay camas disponibles en el nosocomio céntrico tanto para patologías generales como para Covid, y la situación llevó al extremo de disponer internación en un sector cuya finalidad es para otro tipo de atención médica.

En declaraciones a Radio Nacional, el director del Hospital Regional, Eduardo Wassermann, se mostró preocupado por el incremento en la ocupación de camas de terapia intensiva en el nosocomio y reiteró su pedido de mayores restricciones a las autoridades locales, al nivel de las existentes en el AMBA, como forma de mitigar el impacto de la pandemia ante la segunda ola de contagios.

“La situación es compleja y realmente preocupante para nosotros, que estamos dentro de los nosocomios, e incluso dentro de los institutos privados. En las clínicas privadas estamos todos muy preocupados porque se vino con todo esta segunda ola”, expresó.

Cabe recordar que ayer, la directora clínica asociada del Hospital Regional confirmó que hay ocupación total de camas en terapia intensiva y en clínica médica. Además, indicó que hay pacientes en la guardia que esperan por una cama en terapia intensiva.

Wassermann estableció que están haciendo “lo imposible” para generar más camas, buscando alguna alternativam y que “obviamente al tener una ciudad completamente abierta, la situación es muy compleja”.

Destacó asimismo que durante los últimos días se adoptó la decisión de reprogramar las cirugías tanto de Traumatología como de cirugía general. El director del nosocomio justificó esta decisión al plantear que “se está tratando de que no se generen aglomeraciones en la institución de la salud”.

Finalmente volvió a pedir mayores restricciones ante la escalada de contagios y ocupación de camas en las diferentes instituciones de Comodoro: “es fundamental que no haya circulación después de horarios determinados, después de las veinte horas, como en Buenos Aires. Eso, de alguna manera alivianaría algunos problemas que ocurren siempre y de noche”, cerró.

La ocupación de camas de terapia intensiva en el sector público sanitario de la ciudad de Buenos Aires volvió a superar su pico y alcanzó el 86,2%, informó este miércoles el Ministerio de Salud porteño en el parte diario, en el que reportó 53 fallecidos y 2.697 nuevos casos de coronavirus en las últimas 24 horas.

De acuerdo al reporte de la situación sanitaria, la ocupación de camas UTI aumentó 2,2%, ya que el martes ese porcentaje era de 84.

Según el informe, en el sistema de salud público sólo quedan disponibles 62 camas de terapia intensiva sobre un total de 450, puesto que están ocupadas 388 plazas.

Según las cifras oficiales, casi un mes atrás el sistema de Salud de la Ciudad reportaba para el 25 de marzo una ocupación de camas de terapia intensiva del 27,3% con 123 personas internadas en estado de gravedad.

En los casos moderados la ocupación es de 50% (751 sobre 1.500 disponibles) y en los leves, de 9,4% (473 sobre 5.000).

El Ministerio de Salud porteño precisó además que el número de contagiados de coronavirus asciende a 331.518 personas, en tanto que 7.944 son los fallecidos en el distrito desde la llegada de la pandemia.

La tasa de letalidad, es decir el porcentaje de muertes sobre diagnósticos positivos, se ubicaba en el 2,4%.

El parte del Gobierno porteño añadió que 2.7001 pacientes fueron dados de alta el martes, con lo cual suman 280.628 las personas recuperadas desde el inicio de la pandemia.

El sistema de salud notificó 2.045 nuevos casos de coronavirus correspondientes a personas no residentes en la Ciudad, con un total acumulado que llegó a 242.591 además de 26 fallecidos (2.626 acumulados) y 1.977 fueron dadas de alta (210.382 acumulado).

Desde la llegada de la pandemia a la Argentina, en marzo del año pasado, fueron realizados en la ciudad de Buenos Aires un total de 3.127.081 hisopados, con un índice de positividad (casos confirmados sobre pruebas realizadas) acumulado de 25,8%; mientras que este martes fueron realizados 21.936 hisopados, con una positividad de 26,6%.

Por otra parte, se informó que en los barrios populares porteños fueron notificados 152 nuevos casos de coronavirus, mientras que 109 personas fueron dadas de alta y se registró un fallecido.

El total acumulado de fallecidos en esos conglomerados es de 311, mientras que la cantidad de personas contagiadas desde marzo es de 21.165, las altas acumuladas son 19.014 y la tasa de letalidad es de 1,47%.

 

En las últimas horas se conoció que un paciente menor de edad de Comodoro Rivadavia, de quien no trascendieron mayores datos, fue derivado al Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, de Buenos Aires, donde se encuentra internado en terapia intensiva tras contraer COVID-19.

En este sentido, la jefa de Epidemiología del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, Ángela Gentile informó –según publica Diario Crónica– que la institución tiene diez pacientes con COVID y dos de ellos están en terapia intensiva. Uno de los pacientes que fue internado en terapia intensiva es un trasplantado de médula ósea y el otro tiene una enfermedad neurológica crónica. “Uno de ellos llegó derivado desde Comodoro Rivadavia”, dijo.

Asimismo, explicó que el Hospital recibe pacientes pediátricos con cuadros clínicos complejos provenientes de todo el país, con lo cual señaló que “es esperable que lleguen los chicos con COVID con cuadros clínicos más graves”.

Aumento de casos en niños

Gentile además, reconoció que hubo un incremento de casos en el último tiempo: “Se están enfermando más chicos y hay un aumento en la consulta pediátrica por COVID porque estamos en un brote. Hay una suba de casos en todos los grupos de edad. El de mayor consulta es el de 20 a 50 años, y hay gente joven que aún sin enfermedades de base ocupa las terapias” mencionó.

Con respecto a la gravedad de los casos en niños y adolescentes, aclaró que la mayoría de los menores de edad presentan casos leves o asintomáticos, y quienes llegan a terapia intensiva es porque tienen comorbilidades, como en el caso de los dos pacientes internados actualmente.

El 56,3 por ciento de los internados por coronavirus en terapia intensiva en hospitales nacionales de todo el país son menores de 60 años, de acuerdo con los datos de ocupación de camas en ese sector y de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI) del mes de abril, escenario similar al de otros países de la región, informó el Ministerio de Salud.

«De ese porcentaje, el 43,8 % corresponde a mayores de 60 años, el 44,8 % al grupo de entre 40 a 60 y el 11,5 % al grupo entre 15 y 40 años», precisó el comunicado.

Además, en terapia intermedia la situación es similar con un 40 % de ocupación de mayores de 60, un 50,7 % correspondiente al grupo etario de entre 40 y 60 años y el 9,3 % al grupo de entre 15 y 40 años, se amplió.

A nivel regional, la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS) advirtió que «a nivel global se observa un cambio del perfil de la edad de los casos hospitalizados, y hospitalizados en UTI, con una mayor tasa de hospitalización en población más joven».

En un alerta epidemiológico difundido el lunes, la OPS presentó «orientaciones para las autoridades nacionales» en el que sostuvo que el aumento de las internaciones de personas más jóvenes «está relacionado con una mayor exposición y ausencia de vacunación en estos grupos».

Por este motivo, la OPS hizo un llamado a los Estados a «preparar los servicios de salud» y a «planificar los insumos y medicamentos necesarios para atender un aumento sustancial de casos en dicha población».

La organización consideró que dado que la permanencia en el hospital de los grupos más jóvenes es mayor comparada con los mayores de 60 años, «se orienta a los Estados Miembros a planificar cómo enfrentar un aumento súbito del consumo de insumos críticos (por ejemplo, oxígeno, medicamentos para intubación, equipos de protección individual), y equipos (bombas de infusión)».

En el país, los datos oficiales coinciden con los resultados de un estudio de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI) que arrojó «una alta ocupación de camas a predominio de pacientes jóvenes graves portadores de la Covid-19, con un alto requerimiento de asistencia respiratoria mecánica y de posición prono» (boca abajo).

En ese estudio, basado en una encuesta a nivel nacional del 16 de abril en la que participaron 163 unidades de terapia intensiva (52% públicas y 48% privadas, con 3.332 camas), el promedio de edad de los pacientes internados el día del estudio fue de 53 ± 8 .

De todos modos, el grupo de edad más afectado en cuanto a letalidad continúa siendo el de 60 años y más, con un aumento de esta tasa a la vez que aumenta la edad.

En lo que va del año, el 83,3 % de los fallecidos en 2021 correspondió a mayores de 60 años.

«Casi el 60 % de los internados en terapia son menores de 60 años, pero en los fallecidos vemos que siguen siendo los mayores de 60 años», declaró la directora nacional de Epidemiología del ministerio de Salud, Analía Rearte.

El panorama es similar en otros países de la región, donde se verifica un aumento de la ocupación de las camas críticas por personas más jóvenes.

En su alerta epidemiológico, la OPS realizó un resumen de los casos graves de Covid-19, en Brasil, Chile, Paraguay y Perú.

En Brasil, a partir de fines de enero de 2021 se nota un incremento de las tasas diarias de hospitalización en todos los grupos de edad, pero cuando se compara la tasa de hospitalización más alta ocurrida en 2020 (13 de julio) con la tasa más alta ocurrida en 2021 (10 de marzo) se observa que los menores de 39 años, y los grupos de 40-49 años así como los de 50-59 años duplicaron el valor de las tasas de hospitalización.

El mayor incremento porcentual se registró en el grupo de 40-49 años (56%), seguido por los menores de 39 años (53%) y el grupo de 50 a 59 años (51%).

Y al comparar las tasas de mortalidad registradas en diciembre 2020 con las de marzo 2021, se observa que mientras en los adultos mayores la tasa de mortalidad se duplicó, en los menores de 39 años y en el grupo de 40-49 años, la tasa se cuadruplico, mientras que en el grupo de 50-59 años la tasa se triplicó.

En Chile, la OPS observó desde mediados de marzo de 2021 en adelante un cambio en el patrón de la tasa de ocupación de camas de UTI, «presentando el grupo de 50-59 años una tasa mayor que la de los adultos mayores» y «adicionalmente, en los menores de 49 años la tasa se triplicó, mostrando incrementos de 71% y 65% en los menores de 39 años y en el grupo de 40-49 años respectivamente; mientras que en el grupo de 50-59 años la tasa se duplicó».

También en Chile se comparó las tasas de mortalidad registradas en diciembre 2020 con las registradas en marzo 2021 y se observó que todos los grupos etarios duplicaron sus tasas de mortalidad, pero «los mayores incrementos porcentuales se observaron en los grupos de 50-59 años (60%) y en los menores de 39 años (59%)».

Por último, con los datos de Paraguay, la OMS destacó que al comparar las tasas de mortalidad de diciembre 2020 con las de marzo 2021, se observó que los grupos de 50-59 años y de 60 años y más las tasas se duplicaron, en tanto en los menores de 39 años la tasa de mortalidad se triplicó y en el grupo de 40-49 años se quintuplicó.

Una situación similar se advirtió en Perú, donde los menores de 39 años y el grupo de 40-49 años presentaron las tasas de mortalidad más altas en enero de 2021.

Tanto en los menores de 39 años y los de 60 y más años las tasas se triplicaron con un incremento relativo de 66 y 67% respectivamente. Mientras que los grupos de 40-49 años y de 50-59 años esas tasas se cuadruplicaron e incrementaron en 73% y 77%, respectivamente, apuntó el informe de la OPS.

Con todos estos datos, la OPS reiteró que las campañas de vacunación contra el coronavirus «no son suficientes por sí mismas para prevenir la transmisión del SARS-CoV-2, especialmente en población no elegible para ser vacunada».

El secretario de gobierno de la Municipalidad continúa internado tras haber contraído coronavirus. El intendente Ongarato se refirió a su estado de salud.

El intendente de Esquel, Sergio Ongarato, habló en conferencia de prensa sobre el estado de salud de Julio Ruíz, quien permanece internado hace varios días por coronavirus.

«Según los datos de ayer que le dan a su esposa, su estado es reservado. Continúa en terapia intensiva con asistencia respiratoria. Para nosotros es una situación de preocupación, porque ninguno quiere que esto suceda», explicó Ongarato.

Ruíz está internado en un municipio del Gran Buenos Aires. Sobre el funcionamiento la secretaría en estos momentos, el intendente indicó: «En este momento está la directora general de gobierno, Pamela Acuña. Apoyamos desde ese lado todas las tareas que tiene que hacer ella. Esperemos que sea el menor tiempo posible».

Con solo 82 camas de terapia intensiva disponibles de las 450 que tiene el sector público, la Ciudad de Buenos Aires registra un pico de ocupación sin precedentes desde que comenzó la pandemia, alcanzando al 81,7% de las unidades UTI disponibles, mientras que un mes atrás la ocupación de las camas críticas era del 27,1%.

Esa cifra representa un porcentaje superior al mayor registro del año pasado cuando, en el pico de contagios, se llegó al 72,5 por ciento el 20 de julio.

De acuerdo con el reporte difundido este domingo por el Ministerio de Salud de la Ciudad, con datos, la ocupación de camas UTI aumentó 2% en 24 horas, ya que en el reporte del sábado el porcentaje era de 79,7% y en el del viernes, 77,3%.

El reporte indica que están ocupadas 368 de las 450 camas que dispone el sistema porteño para pacientes de gravedad, esto es el 81,7 por ciento.

Se trata del porcentaje de ocupación más alto desde que comenzó la pandemia ya que el mayor pico se produjo entre el 20 y el 23 de julio del año pasado, cuando en el sistema público se reportó 72,5 por ciento de ocupación para terapia intensiva.

Sin embargo, ese dato es sobre un total de 400 camas que el sistema tenía en ese momento, de las cuáles fueron ocupadas 290 con pacientes graves.

Este domingo, las camas ascienden a 450, dato que indica que el aumento de plazas de terapia no alcanzó para cubrir el aumento de pacientes graves que está provocando la segunda ola de coronavirus.

Desde el Gobierno porteño, voceros del Ministerio de Salud confirmaron a Télam que se trata del «porcentaje más alto en el subsector público desde que comenzó la pandemia» y que por esa razón «20 días atrás se dispuso la refuncionalización del sector en función del Covid y por eso se reprogramaron intervenciones no urgentes a fin de recuperar toda la capacidad de internación».

A pesar del número sin precedentes de ocupación, en la Ciudad sostienen que existe un «amesetamiento a nivel contagios» y que esos números «más temprano que tarde» van a impactar en la ocupación de camas.

Al respecto, el infectólogo Pedro Cahn afirmó a esta agencia que “es una situación muy preocupante» porque «está muy en tensión el sistema de salud».

Advirtió que «si no logramos bajar el número de nuevos casos vamos a tener una proporción que según el momento de la pandemia oscila entre el 1 y el 5% de los pacientes que son diagnosticados como positivos que requieren asistencia crítica y muchos de ellos asistencia intensiva y respiradores. Eso tiene un límite”.

“Durante 2020 ningún argentino se quedó sin atención, sin respirador, sin tubo de oxígeno, sin cama de terapia intensiva”, sostuvo y afirmó que hoy «estamos en un momento de tensión donde esto no puede llegar a suceder si no le ponemos un coto al crecimiento” de contagios.

Cahn señaló que “es cierto que en los últimos días se ha estabilizado de alguna manera, pero el número es muy alto y eso significa que si tenemos 25.000 casos por día vamos a tener inevitablemente una cantidad que puede oscilar entre 25 y 125 pacientes que requieran terapia intensiva a diario”.

“Eso no hay sistema de salud que lo aguante porque son pacientes que no se quedan por un solo día”, explicó.

Además, sostuvo que “sí hay que mirar la tasa de ocupación de las camas de las grandes ciudades, principalmente en la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense que nos anticipa lo que va a pasar en el resto del país”.

“Tenemos que hacer todo lo posible para que todos nosotros nos transformemos en una barrera contra la transmisión del virus y no ser un eslabón más en la cadena de transmisión”, concluyó.

El jefe de Gabinete nacional, Santiago Cafiero, aseguró esta mañana que «hoy no se consigue una cama en la Ciudad de Buenos Aires».

En declaraciones a Radio 10, el funcionario agregó que «independientemente de la discusión sobre estadísticas y números, hay una realidad concreta: desde hace 15 días si necesitás conseguir una cama en la ciudad, tenés un problema».

Es que el panorama en el sector privado no es diferente.

El martes pasado, durante la habitual conferencia de prensa en la que describe la situación de la pandemia en el distrito, el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, admitió que hay centros de salud privados donde la ocupación llega al 95%.

«Hay terapias que están arriba del 95%», dijo Quirós aunque aclaró que el promedio es del 62%. El ministro explicó que se trata de las clínicas con mayor reputación.

Como parte del grado de ocupación en las terapias que vive la Ciudad quedó reflejado en el pedido de 50 respiradores que el Ministerio de Salud porteño le hizo a Nación ya que su reserva, según dijo Quirós en la misma conferencia, fue entregada a los sanatorios privados.

Por su parte, el presidente de la Unión Argentina de la Salud y dueño de la empresa de medicina prepaga Swiss Medical, Claudio Belocopitt, dijo que en sus sanatorios se viven «horas muy desesperadas y angustiantes».

«Estamos muy cerca de vivir situaciones dramáticas», advirtió en declaraciones radio La Red.

Una semana atrás, el 18 de abril, la ocupación de camas de terapia intensiva en el sector público porteño era del 64,6%, con 291 personas en estado de gravedad.

Si se retrocede un poco más en el tiempo, entonces queda claro la velocidad con que se va «estresando» el sistema: siempre según las cifras oficiales, un mes atrás el sistema de salud de la Ciudad reportaba para el 25 de marzo una ocupación de camas de terapia intensiva del 27,1% con 122 personas internadas en estado de gravedad.

Así, en un mes se saltó de 27,1 a 81,7 por ciento.

La escalada en la ocupación de camas de terapia en la Ciudad también se registra para los casos moderados y leves.

En el reporte difundido hoy, se informa que la ocupación es de 50,4% para las personas con un cuadro moderado de coronavirus. Esto es 757 camas sobre 1.500 disponibles. En tanto en los casos leves, ese porcentaje es de 9,4 por ciento con 470 plazas ocupadas sobre 5.000 con las que cuentan los hospitales públicos.

El 25 de marzo, la ocupación fue de 14,8% para los casos moderados (223 sobre 1.500 disponibles) y 4,4% para los leves. (220 sobre 5.000).

El parte diario de la situación sanitaria en la Ciudad difundido hoy indica que ayer se reportaron 2.869 contagios de coronavirus y 70 fallecidos.

Las camas para pacientes moderados ocupadas son 757 de 1.500, es decir, un 50,4%, y en leves, 470 de 5.000, una ocupación del 9,4%.

Se están armando de urgencia camas con respirador. «Estamos muy mal y desbordados», advirtió el director del Hospital de esa ciudad.

La situación en la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital Zonal Esquel es de extrema preocupación. Las 6 camas disponibles con respirador están ocupadas, armaron dos camas en otro sector con respirador, y el director del nosocomio, Sergio Cardozo, dijo que tenían 14 pacientes en espera. “Estamos muy mal, desbordados”, manifestó.

Intensivistas, enfermeros y demás profesionales están de manera permanente en la asistencia a enfermos. El Hospital Esquel es cabecera de la Cordillera y del mismo dependen 14 nosocomios. Es el único que tiene la UTI con 6 camas, y el Subzonal de El Maitén, con dos lugares de terapia.

El coordinador de la Unidad de Terapia Intensiva del HZE, Sebastián Mare, lanzó un mensaje a la comunidad: “Que tomen conciencia que hace 48 horas (lo decía ayer a la mañana) no hay más camas donde internar un paciente critico; tanto las habituales como las extras de la UTI, están todas ocupadas con pacientes muy graves”.

Desde el gimnasio municipal, Puratich explicó que en Esquel “vimos algunos lineamientos nuevos para tratar de cortar la cadena de contagios”.

El objetivo es fortalecer el Plan Detectar y la campaña de vacunación, además del aspecto comunicacional. El ministro planteó que para que el Detectar reduzca los contagios “es clave la tarea conjunta con los municipios e instituciones de la comunidad”.

Desde la otra semana próxima, el Plan tendrá una nueva base en Esquel y el lugar físico está por definirse. En cuanto a la vacunación, valoró que en la localidad cordillerana registra buenos resultados, subrayando el porcentaje de vecinos que ya recibieron al menos una dosis.

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, insistió este jueves en que las medidas adoptadas para bajar los contagios de coronavirus tienen que ver con el «resguardo sanitario y la falta de camas en terapia intensiva».

«Si no entendemos que esto no lo eligió el Presidente, y que no hay un Presidente contento por tomar medidas como interrumpir la escolaridad ni bajar la circulación, no vamos a poder solucionarlo», subrayó la funcionaria en alusión al manejo de la cuestión sanitaria.

En declaraciones a la FM Radio Con Vos, la ministra añadió que las autoridades toman «decisiones que sabemos que tienen muchísimo impacto económico pero se están tomando porque no hay camas en terapia intensiva».

En la misma línea, Vizzotti reiteró que, pese al impacto, ante el aumento del número de casos, se resolvió «aumentar las restricciones para cuidar el sistema de salud» e insistió en señalar que, «si no entendemos que estamos en un problema, va a ser muy difícil solucionarlo».

En este sentido, dijo que en la actualidad «seguimos con la meseta alta» de contagios, y sostuvo que eso «preocupa por la llegada del invierno, donde no tenemos la expectativa que baje como en meses de noviembre y diciembre».

«Por eso -continuó- esperamos avanzar con la vacunación y evitar la mortalidad».