Tag

desaparición

Browsing

La familia de José Crettón, el joven de 18 años desaparecido en El Maitén en agosto, no pierde la esperanza de encontrarlo con vida pese a que la justicia sospecha que fue asesinado y su cuerpo fue escondido, y continúa haciendo rastrillajes por su cuenta. Hay dos detenidos por el presunto crimen.

Este domingo 11 de septiembre se cumplió un mes de la desaparición de José Crettón, el joven de 18 años que desapareció en El Maitén luego de dejar de responder su teléfono celular y dejar un mensaje, donde decía que se marchaba tras conocer a otra mujer.

El joven oriundo de Esquel, se había mudado recientemente a aquella localidad tras comenzar a vivir con una mujer de 38 años. La expareja de ella y otro hombre son los detenidos por la desaparición y presunto homicidio del joven.

Pese a las presunciones de la Justicia sobre lo que sucedió con el joven, la familia de José Crettón no pierde las esperanzas y sigue exigiendo su búsqueda, pero además realizando rastrillajes por su cuenta.

Este domingo, a un mes de su desaparición, Sergio, su papá, sufrió el incendio de su auto cuando viajaba a Esquel desde El Maitén. “Por si fuera poco se nos quemo el auto que anda en la búsqueda de José”, lamentó uno de los familiares.

Un tercer sospechoso

La fiscalía de Esquel , Marta Montje, informó la semana pasada que se trabaja para identificar a una tercera persona en el caso que investiga una desaparición seguida de muerte. “Hay al menos una persona más involucrada, que no está identificada pero sobre la que tenemos indicios”, anticipó.

Los otros dos detenidos seguirán bajo prisión preventiva mientras se desarrolla la investigación. «No importa que no haya cuerpo, si bien es determinante; no deja de haber delito”, subrayando que en la Argentina hay jurisprudencia de casos de “condenados sin cuerpo”, aseguró el fiscal Carlos Díaz Mayer.

La hipótesis de los fiscales es que a José lo asesinaron y escondieron su cuerpo, sin embargo, la familia no pierde la esperanza de poder encontrarlo con vida.

El sábado por la tarde los familiares de José Crettón realizaron una movilización en las calles de El Maitén. «Tenemos la esperanza de que vamos a encontrar a mi hijo con vida», dijo Sergio Daniel Crettón, padre del joven.

A un mes de la desaparición de José Crettón, familiares y amigos del joven convocaron una marcha en El Maitén exigiendo su aparición.

El sábado por la tarde se llevó a cabo una movilización en las calles de la localidad a un mes de la desaparición del muchacho y reclamando Justicia.

Sergio Daniel Crettón es el padre del joven de 18 años y, en el marco de la movilización, manifestó que están exigiendo un esclarecimiento ya que «hay muchas cosas que se están ocultando».

«Tenemos la esperanza de que vamos a encontrar a mi hijo con vida», expresó Crettón y remarcó que no está reclamando nada fuera de lugar sino que está «queriendo pelear por alguien que no dice «Acá estoy, presente»».

«Cómo mi hijo no puede levantar la mano, estoy yo y mucha gente presente», dijo el papá del muchacho y les agradeció a todos los vecinos y familiares que se movilizaron para exigir la aparición urgente de José Crettón.

Así lo aseguró el padre del joven desaparecido en El Maitén, Daniel Crettón.

El padre del joven desaparecido en El Maitén, Daniel Crettón, habló sobre la investigación por la desaparición de su hijo, José Crettón, y señaló que “hasta el momento hay dos detenidos por el caso de la desaparición. El segundo detenido sería cómplice”.

“Si la caratula del caso está hecha de tal manera, es porque la fiscal tiene pruebas pero todavía no tenemos el cuerpo, es algo extraño que lo puedan ocultar tan bien. La investigación sigue, pero no han podido dar con nada”, destacó.

Con respecto al accionar policial, Crettón afirmó en diálogo con LU 20 que “en principio, cuando llegamos a la localidad, todos tenían versiones diferentes. Aseguran que dos días antes, vieron un vehículo policial en la casa. Varias cosas faltan salir a la luz”.

El chico de 18 años desapareció el 11 de agosto en la localidad de El Maitén. Primero habían detenido por el hecho a Daniel Andrés Napal, el ex marido de la mujer que ahora salía con el joven Crettón. Y el domingo quedó detenido un presunto cómplice a quien le imputaron la coautoría.

El chico de 18 años desapareció el 11 de agosto en la localidad de El Maitén.

Primero habían detenido por el hecho a Daniel Andrés Napal, el ex marido de la mujer que ahora salía con el joven Crettón.

Y el domingo quedó detenido un presunto cómplice a quien le imputaron la coautoría.

Así lo confirmó, en diálogo con Radio Chubut, el ministro de seguridad, Héctor Miguel Castro, quien se constituyó en El Maitén para supervisar el despliegue que la policía hace en la zona.

Castro se mostró muy confiado en que el caso se resolverá en breve, aunque lamentó que se trabaja bajo la firme hipótesis de un homicidio y ocultamiento del cuerpo.

Adelantó el ministro además que hoy se realizarán más allanamientos para cerrar el cerco de la investigación.

El joven de 18 años se encuentra desaparecido desde el pasado 11 de agosto en Chubut. La Fiscalía dio a conocer algunos datos y solicitó abrir una investigación contra el exmarido de la actual pareja de José Crettón, quién ya había sido allanado días atrás y se conoció que había amenazado al joven.

El pasado 11 de agosto José Crettón, de 18 años, fue visto por última vez. Era oriundo de Esquel pero desde hace un tiempo se encontraba viviendo en El Maitén junto a su pareja , una mujer de 38 años.

Fue la propia mujer quien denunció que ese día el joven dejó de responder su teléfono celular, pero antes de hacerlo le envió un mensaje en el que le avisaba su decisión de irse porque había conocido a otra persona. Su familia desde un principio apuntó contra la expareja de la mujer por la desaparición de “Josecito”.

En esa hipótesis ya trabaja el Ministerio Público Fiscal de Esquel que solicitó la apertura de investigación para presentar la acusación contra un hombre de El Maitén, a quien imputará por la desaparición y muerte del joven de 18 años.

El sospechoso es el exmarido de la mujer con quien José se encontraba conviviendo en El Maitén y quién además, también fue allanado en su momento por la desaparición.

La Fiscalía indicó que entre las 21 horas del 11 de agosto y la 1 de la madrugada del 12 de agosto, el sospechoso salió del domicilio de su expareja transportándose en un rodado acompañado por otro individuo.

Según publica Diario Jornada, estas personas se dirigieron a un sector cercano al que habitaba José Abraham Crettón, de donde habrían sacado a la víctima, llevándolo hacia a un lugar aún no determinado. Y allí lo habrían asesinado, haciendo desaparecer su cuerpo o manteniéndolo oculto.

Todo este accionar habría sido con el fin de infundir dolor y sufrimiento a la exmujer del acusado. En la audiencia de apertura de investigación se lo imputaría de homicidio agravado por género.

Más dudas que certeza

Lucas Crettón, tío de José, relató que desde hace varios días no pueden contactarse con la expareja “No se encuentra, está bajo llave o la hicieron desaparecer también”, dijo.

Y agregó que a las dos horas de la desaparición de su familiar, la pareja de él denunció a su exmarido porque los había denunciado de muerte. En uno de ellos, según contó, le advierten a José que lo iban a reventar, y “calculamos que cumplió con esa amenaza”.

Pero además otro detalle que dio es que el celular de José no salió de El Maitén, porque no sea detectado que la antena de su teléfono celular saliera y por eso, concluyó que “lo sacaron muerto o secuestrado”.

El Ministro de Seguridad informó a Radio 3 que este jueves se realizarán nuevos procedimientos por el caso del joven desaparecido en El Maitén y detalló que la Fiscalía maneja indicios respecto al caso.

El Ministro de Seguridad, Miguel Castro, informó a Radio 3 que este jueves se realizarán nuevas actuaciones policiales, por disposición de la Justicia, como parte de la investigación por la desaparición de José Cretton, en El Maitén.

El funcionario remarcó que las autoridades dela Comisaría local “siguen estando a cargo en el procedimiento, con todo el equipamiento que tenemos”, aunque al momento “no tenemos todavía ningún dato relevante para contar”.

En esta línea, reveló que “sí hay indicios que maneja la Fiscal que está a cargo de la investigación judicial y hoy hay procedimientos en la región, en varios lugares”, reveló.

“Tenemos la esperanza que esto se resuelva y se determine qué pasó con este joven”, subrayó, recordando que “lo que todos pretendemos” es encontrarlo con vida.

Los desaparecidos de El Maitén son Aurelio Calfiqueo, de 72 años, y José Crettón, de 18. Al hombre mayor se lo busca desde el 25 de junio, mientras que al joven desde el pasado jueves, cuando se habría ido de la casa de su pareja, de 38, y le dejó un mensaje que generó mucha incertidumbre.

Los vecinos de El Maitén se movilizaron este lunes por las calles de la ciudad por la desaparición de un abuelo, del cual no se sabe nada desde desde hace un mes, y de un joven que fue visto por última vez el pasado jueves.

La marcha, según Radio 3, incluyó una “parada” frente a la comisaría de la ciudad, donde los vecinos con aplausos y al grito de “justicia” reclamaron por el esclarecimiento de los hechos.

En cuanto a los desaparecidos, cabe mencionar que se trata de Aurelio Calfiqueo, de 72 años, y de José Cretton, de 18 años.

Don Aurelio fue visto por última vez el 25 de junio pasado, y desde entonces se han realizado allanamientos y extensos rastrillajes, con perros especializados; pero no se ha podido dar con su paradero.

Con respecto al joven, que es oriundo de Esquel pero que vive en El Maitén con su pareja, de 38 años, se indicó que fue visto por última vez el pasado jueves.

Según consta en la denuncia realizada en la Comisaría, el joven Crettón antes de irse le envió un Whatsapp a su pareja que decía: “amor me voy, he estado pensando que esto nunca va a funcionar. Estoy algo cansado de estar solo y, para serte sincero, conocí a otra persona. No te preocupes en llamarme, quiero empezar algo nuevo y ella es casi de la misma edad mía. Te llamaré más adelante. Beso amor, adiós”. Tras ello, el joven apagó su celular.

Con su movilización, los vecinos buscan que las autoridades fortalezcan los operativos de búsqueda

Iván Torres (26) fue visto por última vez en octubre de 2003. La lucha de su madre llegó hasta la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Pasaron casi dos décadas para que María Millacura (67) pueda conseguir un poco de paz. Esta semana un tribunal condenó a 12 años de prisión a los policías Pablo Miguel Ruiz y Mario Alberto Gómez. La mujer es la madre de Iván Eladio Torres, un joven chileno de 26 años que la noche del 3 de octubre de 2003 fue subido a un patrullero en pleno centro de Comodoro Rivadavia.

Nunca más se supo de él. Siempre, Millacura sostuvo que fue una desaparición forzada. Que los policías lo llevaron al calabozo y después lo hicieron desaparecer. Un primer juicio los encontró inocentes.

​Pero el caso llegó a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que ordenó un nuevo juicio al que un Tribunal de Casación hizo lugar. No fue sencillo: durante todo el tiempo en que se realizó la investigación murieron seis testigos clave. Algunos de ellos, asesinados. Otros en circunstancias poco claras.

La condena para Ruiz y Gómez incluye, además de los 12 años de prisión, inhabilitación absoluta y perpetua para ejercer cualquier cargo público y para tareas de seguridad privada como autores de la desaparición forzada de Iván, que con el tiempo se convirtió en un caso emblemático en Chubut.

​Hasta que la sentencia quede firme estarán obligados a presentarse semanalmente ante la Policía Federal y no podrán salir de Chubut. Además, se les deberá retirar el arma reglamentaria. El fallo condenatorio para los policías fue tomado por los jueces Luis Giménez, Ana María D’Alesio y Mario Reynaldi. Otro de los agentes para el que se había ordenado un nuevo juicio era Hernán Eliseo Leiva, quien falleció hace dos años.

La misma cámara confirmó las condenas para Marcelo Chemín y Fabián Tillería a 12 y 15 años, respectivamente, como partícipes necesarios. Y absolvió a Nicolás Fajardo, Sergio Thiers y Sebastián Cifuentes.

“Mi hijo fue a tomar un helado con los amigos al centro de Comodoro Rivadavia y nunca regresó. La Policía se la tenía jurada y no se por qué. Lo voy a seguir buscando hasta que no pueda más”, le había dicho a Clarín María Millacura en un reportaje realizado en su casa de El Chenque, en Comodoro Rivadavia.

María era representada por la abogada Mónica Heredia, la misma que varios años después patrocinó a la familia de Santiago Maldonado.

​A los 26 años, Iván Torres arrastraba algunos antecedentes. La noche que desapareció fue subido al patrullero 469 de la seccional primera de Comodoro Rivadavia. En sus calabozos, las pericias hallaron evidencias de la presencia de Torres. Pero a Torres nunca lo encontraron. Incluso, en algún momento el gobierno de la provincia llegó a ofrecer 1.500.00 pesos de recompensa para quienes pudieran aportar datos fidedignos para dar con el paradero de Iván.

Siempre se tuvo la hipótesis de un “pacto de silencio” entre los policías que esa noche se llevaron al joven. Un pacto que nunca se rompió ni siquiera durante las últimas jornadas de este juicio. Tanto Ruiz como Gómez insistieron en su inocencia.

La defensa de los policías
Ruiz aseguró: “Durante 18 estuve escuchando esta falsa acusación. Nuestra conducta es intachable antes, durante y después de este hecho. Nosotros jamás hicimos nada malo ”.

El policía aseguró que “si hubiera algo irregular lo hubiera denunciado visto inmediatamente».

«​En una oportunidad vi algo que no correspondía cuando un médico policial entregó unos certificados médicos en la seccional, sin haber examinado a las personas detenidas, e inmediatamente lo denuncié al Ministerio Público Fiscal”, expresó.

“Hablar de mí se me hace difícil, soy una persona de bien, un padre de familia, casado hace 17 años con mi esposa, tengo un hijo de 16 años y una hija de 9 años, soy una persona buena, honesta con altos valores morales, dedicado al trabajo», añadió.

También se le concedió la palabra a Gómez: “Quisiera repetir casi lo mismo que dijo mi compañero, hace 18 años que vivimos y cargamos con esto. Una cosa que nunca hicimos, siempre nos declaramos inocentes de todo lo que se nos acusa», manifestó.

Agregó que ya habían sido enjuiciados y absueltos. “No se encontró de nosotros ningún tipo de conducción que nos comprometa en esta causa y esta es la tercera vez y seguiré insistiendo que soy inocente. Que siempre fui como funcionario policial una persona intachable, tengo mi legajo personal limpio, como en los antecedentes policiales, nunca tuve denuncia de ningún tipo, mucho menos por violencia, porque sé que el lugar que ocupo. Soy un funcionario policial honesto y cada vez que me pongo el uniforme es un orgullo y también estar al servicio de la gente”.

En 2011, la Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó al Estado argentino por la desaparición forzada de Iván Torres y ordenó “iniciar, dirigir y concluir las investigaciones y procesos necesarios en un plazo razonable con el fin de establecer la verdad de los hechos, así como determinar y en su caso sancionar a todos los responsables de lo sucedido”. El “plazo razonable” tardó 10 años más.

En el marco dela investigación en torno a la desaparición del ciudadano Victorio Joursin se concretó la mañana del presente miércoles diligencia de allanamiento en el predio que ocupa el Regimiento de Infantería Mecanizada 8, el Batallón logístico 9 y demás dependencias militares de dicha zona.

La diligencia autorizada por la jueza penal Mónica García y coordinada por el Fiscal Jefe Juan Carlos Caperochipi y los Funcionarios Florencia Do Carmo y Heriberto Fitzsimons, tuvo como propósito complementar y profundizar diligencias de búsquedas ya desarrolladas en la zona, incorporándose en esta nueva búsqueda el perímetro interno de las citadas dependencias militares. La diligencia se desarrolló con absoluta normalidad y con total colaboración por parte de las autoridades castrenses, quienes pusieron a disposición del Ministerio Público Fiscal la totalidad de la documentación requerida y facilitaron la concreción de las distintas actividades que se cumplieron en un amplísimo predio.

A los efectos de la diligencia se contó con la valiosa colaboración de personal especializado del Ministerio de Seguridad de la Nación, con la utilización de un grupo de canes categorizados como K9, específicos para la búsqueda y rastreo de restos humanos. La actividad general fue coordinada y dirigida en el terreno por personal de la División de Búsqueda de personas, a cargo de la Crio. Leonor Méndez, perteneciente a la Policía de la Provincia de Chubut y con la participación de la División Especial de Criminalística, a cargo del Crio. Leyes.

La tarea de rastreo con la participación de los canes tendrá continuidad en el día de mañana jueves, pero en áreas externas a la unidad militar, ampliándose el perímetro de búsqueda que hasta el momento se había relevado.

Fuente: Ministerio Público Fiscal

Tres policías irán a juicio en abril del año próximo por la desaparición forzada de Iván Eladio Torres Millacura, el joven cuyo destino se desconoce desde octubre de 2003. El caso, todavía irresuelto, mantiene la herida abierta a partir de los vaivenes que tuvo la investigación hasta la intervención de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Los tres efectivos que ahora estarán en el banquillo habían sido absueltos por el Tribunal Oral Federal, pero la Cámara de Casación ordenó un nuevo juicio para los imputados.

Aunque estaba programado para comenzar este lunes 16 de noviembre, finalmente el segundo juicio oral y público por la desaparición forzada de Iván Eladio Torres Millacura se realizará el 13 de abril de 2021 a las 10 en la sede del Tribunal Oral Federal de Comodoro Rivadavia. “Se deben arbitrar los medios tecnológicos o físicos que fueren menester para ese entonces, de acuerdo al desenvolvimiento de la situación pandémica”, dice la resolución de los jueces Luis Giménez, Ana María D`Alessio y Mario Reynaldi, a cargo del proceso.
Serán juzgados los policías Juan Pablo Miguel Ruiz, Hernán Eliseo Leiva y Mario Alberto Gómez. Habían sido absueltos por el TOF pero la Cámara Federal de Casación Penal ordenó realizar un nuevo juicio para ellos.El trío iba en el patrullero 469 de la Comisaría Primera que detuvo y recogió al joven la noche del 2 al 3 de octubre de 2003 en Comodoro. Fueron vistos por al menos dos testigos.

El paso lento del patrullero y la observación del grupo de chicos a altas horas de la noche con Torres incluido pero separado momentáneamente del resto y parado sobre la vereda “fue la oportunidad perfecta para desplegar, una vez más, un abuso policial sobre él cuando el móvil retomó por calle Máximo Abásolo”, dijo Fiscalía en su momento.

El hecho se produjo bajo la gobernación de José Luis Lizurume y la investigación tuvo serias irregularidades y demoras. Seis testigos claves fueron asesinados. La polémica investigación continuó con el exgobernador Mario Das Neves. En esos años, tanto el Superior Tribunal de y los fiscales del caso negaron que se tratara de una desaparición forzada.

La familia debió llevar el caso a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que en 2011 condenó al Estado argentino por la desaparición forzada de Iván Torres y ordenó “iniciar, dirigir y concluir las investigaciones y procesos necesarios, en un plazo razonable, con el fin de establecer la verdad de los hechos, así como de determinar y en su caso, sancionar a todos los responsables de lo sucedido».1

La condena del Estado argentino por la CIDH, llevó a que el Congreso Nacional aprobara en 2011 la Ley 26.679 tipificando la desaparición forzada e incorporándolo como delito al Código Penal.

LAS DEFENSAS

Según las defensas de los policías que ahora irán a juicio, no se puede avanzar este año porque está pendiente un recurso de Casación que fue concedido el 8 de julio. Se oponen a que María Millacura, la madre de Torres, pueda ser querellante. “No puede participar en juicio quien no es parte aún, hasta tanto se resuelva el recurso”, argumentaron. También invocaron el derecho de defensa ya que Ruiz y Leiva no pueden tener contacto directo con sus abogados oficiales.

Por otro lado, tampoco se resolvió una queja presentada ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Las defensas también se opusieron a un proceso virtual y subrayaron “la mejor calidad de juicio con contacto directo e inmediatez, lo que también lo lleva a solicitar la suspensión hasta que eso fuera posible”.

La defensa de Gómez pidió la suspensión de la audiencia ya que el imputado “no cuenta con medios tecnológicos para participar en la audiencia, no se respeta el principio de inmediación y el recurso ante la CSJN no se encuentra resuelto”.

Fiscalía coincidió con que primero se debe saber qué partes pueden intervenir y que la Corte debe definir si los involucrados son o no absueltos. “No puede realizarse un nuevo juicio hasta tanto se defina su situación procesal”, acotó. Sin embargo, cree que la pandemia no frena las audiencias, que pueden ser virtuales.

En su decisión, el tribunal advirtió que “compulsado el sistema de causas en trámite (ante la Corte) figura que aún no se encuentra con posibilidades de resolución inmediata, por lo que no resulta prudente la realización de un nuevo juicio. Esto es lo central y en donde coinciden las distintas partes, hasta tanto se defina su situación procesal”.

“Todas las partes del proceso estuvieron de acuerdo en que el debate debe suspenderse para garantizar el derecho de defensa y para evitar posibles planteos de nulidades que pudieren suscitarse en lo sucesivo”, dedujeron los jueces.

Dadas las condiciones sanitarias por el Covid-19, para continuar con el servicio de justicia “se han venido desarrollando de la manera más eficaz y efectiva posible las audiencias de multiplicidad de juicios, sin perjuicio de que implica una complicación extra dadas las características de la integración del Tribunal en el caso”. Es que los magistrados del segundo juicio son de Ushuaia, Tierra del Fuego y Río Gallegos, y la sede es Comodoro.

“No estarían dadas las condiciones óptimas, ponderando también lo manifestado por la Defensora Particular Dra. García Vilte, quien indico que su cliente (Gómez) no cuenta con medios tecnológicos para participar y dada la inminencia de la fecha, no resulta conveniente ya que se afectaría el derecho de defensa y acceso igualitario a la justicia. En un sentido análogo se pronunció el Defensor Público Oficial, cuestiones que son razonables teniendo en consideración la proximidad de la audiencia y sus características”.

En conclusión, atento el estado de la causa, los recursos pendientes y las consecuencias que podrían acarrear las resoluciones que se dicten, con el objetivo de respetar las garantías y derechos de los acusados, “es conveniente suspender el debate advirtiendo a las partes que, de persistir la situación de aislamiento, deberán arbitrar los medios para asistir al juicio de modo presencial en la sala o proporcionarse los medios tecnológicos que fueren necesarios”.

Por la desaparición de Torres fueron condenados a 12 años de prisión efectiva Marcelo Miguel Alberto Chemín y a 15 años, Fabián Alcides Tillería, como partícipes necesarios. Y fueron absueltos Nicolás Alfredo Fajardo, Sergio Omar Thiers y Sebastián Florentino Sifuentes.