Tag

detenidos

Browsing

Los tres detenidos en jurisdicción de la provincia de Entre Ríos en presunta flagrancia al intentar iniciar un incendio en las islas del Delta del Paraná son oriundos de Santa Fe y serán indagados en los próximos días por la Justicia Federal, informaron este lunes fuentes judiciales.

En tanto, funcionarios políticos manifestaron su expectativa de que esta acción implique «un antes y un después» para los responsables de iniciar focos ígneos en dicho humedal.

Los tres arrestados, que son de la ciudad santafesina de Villa Constitución y fueron detenidos el pasado domingo con una lancha con motor fuera de borda, permanecían este lunes a disposición del Juzgado Federal de la localidad de Victoria, a cargo de Federico Martín.

Las detenciones

Se trata de un hombre de 54 años y sus hijos de 18 y 22 quienes permanecen en la Unidad Penal de la ciudad entrerriana de Victoria tras ser encontrados intentando prender fuego en una zona de las islas del delta del río Paraná, frente al pueblo santafesino de Arroyo Seco.

En la «isla del Holandés», a la vera del arroyo Los Laureles, personal policial que realizaba un patrullaje los detectó intentando quemar vegetación seca de la zona, aduciendo ser apicultores y que comenzaban el fuego como «método de limpieza».

Ante esa situación, el juez federal de Victoria, Federico Marín, ordenó su detención y el secuestro de una horquilla, una pala ancha, un encendedor, tres celulares y una lancha.

Los detenidos fueron identificados con las siglas D.R.H., de 54 años; y sus hijos R.D.A.H., de 22; y A.I.H., de 18, todos con domicilio en la localidad santafesina de Villa Constitución.

Tras prestar declaración indagatoria, el juez Marín dispuso que continúen detenidos en la Unidad Penal 5 de esa ciudad entrerriana.

Según el informe diario del Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF), en Buenos Aires persisten cinco focos activos en la zona del delta, entre ellos en los departamentos de Zárate y de Baradero, mientras que del lado de Entre Ríos continúan los incendios en Ranchada, Laguna Vásquez, Barrancoso, Las vueltas (Victoria) y El Cuadro, Ybicuy, Falso Alsina, Islas, Dormilon (Gualeguay).

También informaron que fueron contenidos los focos en las zonas de Laguna chata (Victoria) y Charly 2 (Gualeguay), mientras que fue extinguido el fuego en Islas La Lechiguana 1 (Gualeguay).

El organismo, además, mantiene en la zona del delta más de 100 brigadistas combatiendo el fuego y reportó que tiene disponibles tres aviones hidrantes, tres helicópteros con helibalde y un avión observador.

La ministra de Gobierno de Entre Ríos, Rosario Romero, destacó la «incesante tarea» de brigadistas y personal policial y judicial para «determinar quiénes son los autores de los fuegos».

«Seguimos con otros datos y testimonios que el juez está analizando para determinar otros autores de este enorme problema que tenemos en las islas», acotó a la prensa, resaltó la «disposición de la Justicia» para «establecer responsables» y llamó a «cuidar la naturaleza y la vida».

Tras aprobar la “Zonificación”, en Rawson se produjeron incidentes y una fuerte represión que se extendió hasta altas horas de la noche. Hubo vecinos que fueron detenidos, algunos con paradero desconocido durante varios minutos. Hubo personas retenidas en el sótano de legislatura y en el sitio se hizo presente el fiscal. Policía realizó disparos antitumultos y gases.

Luego que la Legislatura aprobara por 14 votos a favor y 11 en contra el proyecto de “Zonificación” 128/20, en Rawson se produjeron una serie de incidentes y una fuerte represen ion por una importante cantidad de efectivos policiales que fueron movilizados a Rawson.

Ya desde temprano se observó la fuerte presencia policial en los accesos a la Legislatura, donde en un principio hubo un gran vallado que terminó siendo retirado por los vecinos.

Una vez finalizada la sesión, las asambleas y vecinos se trasladaron a los diferentes ingresos de del edificio y la situación se mantuvo hasta cerca de las 21.30 cuando se produjeron los primeros disparos y se lanzaron los primeros gases para permitir la salida de los vehículos de los diputados.

Allí se produjo una respuesta por parte de los manifestantes, que arrojaron objetos, y ello desencadenó una fuerte represión, en la cual los efectivos policiales realizaron una importante cantidad de disparos y lanzaron gases.

En tanto, hubo personas que fueron detenidas y sobre las cuales se desconoció el paradero hasta entrada la madrugada. Tras los primeros disparos, cerca de las 22, la manifestación se trasladó a la Comisaría local, donde no se dieron mayores precisiones.

Luego se conoció que había detenidos en el sótano de la Legislatura, por lo que la movilización se trasladó allí. En el sitio se hizo presente el fiscal Omar Rodríguez, quien ingresó al edificio y allí se desencadenó con mayor violencia la represión policial, ante lo cual manifestantes continuaron arrojando objetos contra los uniformados.

Días atrás, un grupo de personas atacó a la camioneta Mercedes Benz Sprinter del presidente Alberto Fernández durante su visita a Chubut por los incendios en la Cordillera. Esta mañana, se llevaron a cabo tres diligencias en la localidad de Lago Puelo.

El trabajo conjunto entre personal policial permitió detener a tres personas de la ciudad implicadas en el ataque. En comunicación con Cadena Tiempo, el fiscal general de Esquel, Carlos Díaz Mayer, dijo que entre los detenidos “habría una mujer”.

Asimismo, aseguró que las personas serán notificadas y la causa avanzará en su contra con la imputación del delito de “atentado a la autoridad y daño”.

Por el momento no hay elementos para pedir una prisión preventiva, ya que no existe peligro de fuga, tampoco peligro de entorpecimiento de la investigación.

Los ocho rugbiers detenidos por el crimen de Fernando Báez Sosa, que permanecen alojados en la Alcaidía de Melchor Romero a la espera del juicio oral aún se encuentran aislados del resto de la población carcelaria para evitar cualquier tipo de agresión, aunque están adaptados a la rutina diaria del pabellón en el que se encuentran.

Los ocho detenidos por el crimen permanecen alojados en la Alcaidía de Melchor Romero aislados del resto de la población carcelaria.

Fuentes de la investigación aseguraron a Télam que Máximo Thomsen (20), como Ciro Pertossi (20), Luciano Pertossi (19), Lucas Pertossi (21), Enzo Comelli (20), Matías Benicelli (21), Blas Cinalli (19) y Ayrton Viollaz (21) se encuentran desde el 12 de marzo del año pasado en el Pabellón 3 de la Alcaidía, ubicada en la localidad platense de Melchor Romero, y están alojados juntos pero en calabozos para dos personas.

La vida carcelaria

Los voceros explicaron que los ocho se mueven siempre en grupo: de lunes a viernes, y al igual que el resto de la población carcelaria, tienen permitido permanecer tres horas al aire libre.

Ellos lo hacen en el patio del Pabellón 6, donde suelen caminar, sentarse al sol y compartir charlas.

“Se los ve bastante bien adaptados”, dijo uno de las fuentes consultadas, que aclaró que “reciben la misma comida que los demás internos, más lo que le acercan sus familias”.

Es que desde mediados de noviembre pasado, los presos volvieron a recibir la visita de sus familiares tras el inicio del aislamiento por el coronavirus: una vez por semana, apenas un familiar por detenido puede ingresar a visitarlo, bajo medidas estrictas de bioseguridad.

Los familiares aprovechan la oportunidad y les llevan libros, ropa, elementos de higiene, yerba y cigarrillos.

Según los voceros, los rugbiers reciben eventualmente asistencia espiritual de parte de un pastor.

Sin embargo, allegados a los ocho detenidos cuestionaron la ayuda psicológica y psiquiátrica que reciben dentro del penal y dijeron que los ven “sufriendo bastante”.

Uno de esos allegados -que prefirió mantenerse en el anonimato para evitar, según dijo, posibles represalias contra los detenidos- cuestionó “principalmente a una psicóloga, que juzga y pide que se arrepientan de un proceso que todavía no tiene sentencia”.

Más de 25 casos de coronavirus se habrían detectado en las últimas horas entre los detenidos en la Unidad Penitenciaria 14 de Esquel. En tanto, un agente y otros tres internos estarían cumpliendo el aislamiento preventivo.

Se espera la asunción del nuevo director para seguir evaluando la situación y tomar otras medidas de ser necesario.

La ciudad cordillerana viene con un incremento sostenido de infectados, y desde que comenzó la pandemia, ya lleva acumulados 803 casos positivos, tres víctimas fatales y 210 pacientes recuperados.

De acuerdo al parte oficial difundido hoy por el Ministerio de Salud de Chubut, Esquel registró en las últimas 24 horas 28 nuevos contagiados.

Fuente: Con Sello Patagónico

Hoy fue la primera audiencia, luego de que 6 compañeros fueran detenidos arbitrariamente, encausados, golpeados y algunos de ellos torturados. En 3 días se debe expedir la jueza. Antes hubo una manifestación en la legislatura.

La movilización había comenzado alrededor de las 9 de la mañana frente a la legislatura. Allí se movilizaron jóvenes integrantes de la comunidad mapuche y organizaciones solidarias para manifestarse contra la megaminería, mostrar que el pueblo chubutense sigue en pie de lucha y exigir que se apruebe la iniciativa popular 2020.

Dentro de la legislatura no se trató la zonificación, por lo tanto queda el 22 como última fecha para tratarse este año, aunque trascendidos indican que pasaría al año que viene. Algo aún no comprobado.

Luego se movilizaron a la Oficina Judicial Penal de Rawson, donde se desarrollaba la primera audiencia preliminar por los procesados por luchar contra la megaminería.

Allí los compañeros procesados luego de un operativo persecutorio el 5 de diciembre del año pasado prestaron declaración. Contaron con lujo de detalles cómo fueron detenidos una vez finalizada la movilización. Que fueron marcados por agentes del estado para criminalizar su pelea y así intentar amedrentarlos para que cesen en su lucha. Dieron testimonio sobre los golpes, torturas y vejámenes que sufrieron. Como lo describe Fabiana Cartolano en la entrevista en vivo realizada por #AlertaSpoiler en el lugar.

Fuente: La Izquierda Diario

Luego de que se produjera un hecho que despertó la indignación de gran parte de la comunidad chubutense, Alejandra Guerra de la Comisión Contra la Impunidad y por la Justicia se refirió a la detención de los dos manifestantes antimineros en Ruta 7 por parte de la Policía del Chubut.

Los asambleístas regresaban de manifestarse contra la megaminería en Rawson y fueron violentados sin justificación.

«Estuve en el lugar, estuve en la caravana y luego en una manifestación pacífica en Legislatura. Fue una larga jornada, los vecinos y vecinas salían a aplaudir afuera de sus casas en contra de la megaminería», detalló.

Estuve en el lugar, estuve en la caravana y luego en una manifestación pacifica en Legislatura.

«Estábamos volviendo, cuando estábamos saliendo por la Ruta 7 hacía Trelew, pensé que era un corte de ruta y empezamos a ver gente y a policías llevándose detenidos a una compañera y a otro compañero en el piso golpeado», continuó Guerra explicando la secuencia.

Sobre esta misma línea, Alejandra Guerra expresó, «viene a ser la gota que rebalsa el vaso de la violencia institucional en Chubut. No hay un sustento para esta detención. Un móvil policial que venía detrás pasa delante cruza el auto, que podía haber provocado un accidente, y los obliga a bajar.».

Viene a ser la gota que rebalsa el vaso de la violencia institucional en Chubut.

«Es una irregularidad total, a nadie lo golpean y se lo llevan detenido. Esto es porque estaban manifestándose. Atentan contra la democracia, contra la libertad de expresión», continuó Guerra.

«No puede ser que las personas no tengamos derecho a manifestar nuestra opinión. Ellos (la policía) dicen que se resistieron a la autoridad. A uno de los chicos lo agarraron del cuello», siguió comentando Guerra ante la indignación del suceso.

«A Lionel no solo lo golpean en la detención sino que cuando lo tienen detenido también lo siguen golpeando. A Lionel lo estaban golpeando adentro de la comisaría», expresó Guerra. Y agregó, «quieren amedrentar a los luchadores, quieren dar un mensaje de terror».

A Lionel lo estaban golpeando adentro de la comisaría.

«El único que se identifica es el comisario, todos los demás no tienen una solo identificación. No tenían orden», sentenció Alejandra Guerra.

Fuente: MIl Patagonias

Mientras fiscales y jueces continúan mirando para otro lado, los excesos contra la ciudadanía de parte del Estado en la persona del polémico ministro de Seguridad, Massoni, y de los miembros de la plana mayor de la policía continúan, y hasta se podría decir que cada vez –peligrosamente– se van agravando más.

El otro día acudimos a la persecución y demora ilegal de un repartidor en Puerto Madryn, al que le provocaron lesiones en una pierna haciéndolo caer de la moto porque –según manifestó el policía que practicó el abusivo procedimiento– Massoni se lo había ordenado y ahora, ha trascendido que el cuestionado funcionario también ha interrogado a personas detenidas –cosa que está totalmente prohibido por la Ley—y que ha sido fotografiado en Madryn revisando bolsos o mochilas en operativos callejeros que él mismo organiza, violando supinamente la Constitución y –obviamente—el Código Penal.

Esto último se supo hace unos días por una editorial que un periodista de aquella localidad realizó, cuestionando sensatamente las verdaderas “razias” que se hicieron en Madryn cuando mataron a una chiquita de 14 años y los días posteriores, quizás tratando de amortiguar de esa manera la indignación popular que causó el crimen y el reclamo permanente por la inseguridad que hace la población madrynense.

A Massoni hay que recordarle que “los interrogatorios” a detenidos o implicados en algún delito se deben hacer delante de un juez y con el abogado defensor del implicado presente. Lo contrario es ilegal y sería volver a prácticas de épocas negras de la Argentina, cuando “los milicos” en los 70 torturaban e interrogaban a presos para sacarles una confesión.

Si Massoni anda interrogando demorados o detenidos a disposición de la Justicia, entra a propiedades privadas sin autorización de un juez y encima tiene el tupé de revisarle a cualquier transeúnte el bolso o la mochila y nadie de las autoridades que deben intervenir hacen algo para pararlo; estamos realmente perdidos.

Un grupo de personas que se encuentran detenidas en la comisaría Primera, confeccionó cerca de 500 tapabocas, en el marco del Programa de Asistencia a las Personas Privadas de Libertad, que lleva adelante la Defensa Pública junto al personal del servicio de Salud Mental del hospital Ísola.

En esta ocasión, los tapabocas fueron entregados al director de Servicios Técnicos y Complementarios del centro sanitario madrynense, Jorge Reuque.

Los detenidos se comprometieron a continuar con la elaboración de los tapabocas, aunque ahora necesitan conseguir el material para poder realizar la confección, ya que la máquina de coser la tienen gracias a un préstamo de la Municipalidad de Puerto Madryn.

Desde la organización de esta iniciativa agradecieron la buena predisposición de todos los actores: las personas privadas de libertad, la Defensoría, el Juez de Ejecución, la Municipalidad y el personal policial que confió y supervisó la tarea”

Hay 22 contactos estrechos aislados. Uno de los detenidos está alojado en la Seccional Tercera y el otro en la Seccional Séptima. Hoy los jefes de las distintas comisarías se capacitaron en cómo trabajar en protocolos para evitar contagios en las comisarías y en los centros de detención.

Un detenido en la Seccional Tercera y otro en la Seccional Séptima fueron considerados casos positivos de COVID-19. El detenido de la Seccional Tercera empezó a manifestar algunos síntomas y fue llevado a la guardia del Hospital Regional en donde a raíz de una entrevista que le realizaron los especialistas fue considerado caso positivo.

Detenidos

De esa manera, la Seccional Tercera debió activar un protocolo en el que se aisló a toda la población carcelaria en sus respectivas celdas y los efectivos policiales deben proceder a la limpieza de las mismas varias veces durante el día, según informa El Patagónico.

Mientras que en las últimas horas, otro detenido de la Seccional Séptima también comenzó con síntomas y debió ser evaluado en el Plan Detectar en donde se comprobó que era positivo de COVID-19.

Según informó la directora del Área Programática Sur del Ministerio de Salud de Chubut, Miryám Monasterolo en total son dos casos positivos en detenidos en Comodoro Rivadavia y 22 contactos estrechos aislados.

Este viernes por la mañana en el Centro de Exposiciones y Promoción Turística (CEPTur), las autoridades sanitarias y de Epidemiología llevaron adelante una capacitación para los responsables de las comisariís para acordar protocolos que eviten los contagios.

El personal policial deberá monitorear a los detenidos junto a médicos y lo deberán hacer con los elementos de protección necesarios para ello.

Mientras tanto, no podrán mezclarse el personal de un turno con el otro, es decir, los policías no podrán cruzarse y deberán evitar reuniones fuera del ámbito de trabajo que lleve a propagar los contagios de una comisaría a otra.

El ministro de Seguridad de la provincia, Federico Massoni ya había adelantado durante esta semana que había 500 casos positivos en la Policía y que a raíz de esas bajas era muy difícil cumplir con los controles diagramados.

Los efectivos policiales no deberán utilizar el aire acondicionado en los móviles policiales y si viajan más de dos personas en el patrullero deberán hacerlo con los vidrios bajos más en estas jornadas calurosas.