Tag

OMS

Browsing

Tedros Adhanom Ghebreyesus recalcó que los fármacos anticovid hoy existentes «no impiden totalmente la transmisión» del virus.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, volvió a reiterar este miércoles que a pesar de que las vacunas anticovid han demostrado ser eficaces a la hora de salvar vidas, no deben funcionar como una señal de que la pandemia del covid-19 ya está derrotada.

«En muchos países y comunidades, nos preocupa la falsa sensación de seguridad por la idea de que las vacunas han acabado con la pandemia y que las personas vacunadas no necesitan tomar ninguna otra precaución», afirmó el alto funcionario durante una sesión informativa celebrada en Ginebra (Suiza).

Así, recalcó que los fármacos anticovid hasta ahora existentes «no impiden totalmente la transmisión» del virus, y precisó que con la llegada de la variante delta la capacidad de las vacunas para reducir la propagación de la enfermedad cayó de 60 % a 40%.

Además, llamó a recordar que las personas inmunizadas tienen que seguir cumpliendo las medidas anticovid. «Eso significa llevar una mascarilla, mantener la distancia, evitar las aglomeraciones y reunirse con otras personas al aire libre, si se puede, o en un espacio bien ventilado si es bajo techo», dijo.

El epicentro de la pandemia

El jefe del ente internacional remarcó que más de 60 % de todos los nuevos casos registrados la semana pasada a nivel mundial corresponden a Europa. En vista de ello, Ghebreysus acentuó que el viejo continente es «de nuevo el epicentro de la pandemia», aunque sin dejar de alertar que ningún país o región «está fuera de peligro».

Mientras, los datos del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades confirman las palabras del director general de la OMS. Así, del 16 al 23 de noviembre se registraron 1.812.678 nuevos casos y 13.621 individuos murieron por causa de la enfermedad.

La semana pasada, el jefe regional de la OMS para Europa, Hans Kluge, advirtió que medio millón de personas podrían morir en ese continente de aquí a marzo de 2022 si no se toman medidas urgentes.

El director ejecutivo de la oficina europea de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Robb Butler, afirmó este miércoles que si el 95 por ciento de los ciudadanos del continente usara barbijo se podría salvar unas 160.000 vidas en medio de la pandemia de coronavirus.

«Solo el 48 por ciento de los habitantes de la región europea lleva tapabocas. Cuando este indicador aumente –si eso sucede– se reducirán los casos de infección y de mortalidad», dijo el especialista entrevistado por Sky News.

Concretamente, «se podría salvar unas 160.000 vidas si el 95 por ciento de la población usase la mascarilla», alertó Butler.

En otro orden, el especialista dijo que de un 45 a un 47 por ciento de la población de los países europeos no se aplicó hasta el presente la vacuna contra el coronavirus.

«Permitan que yo diga bien a las claras: no se vacunó la mayoría de las personas que se atienden hoy en las unidades de terapia intensiva «, agregó, citado por la agencia de noticias Sputnik.

El jefe de la oficina europea de la OMS, Hans Kluge, había declarado previamente que más de 500.000 personas podrían morir en la región europea a causa de la Covid-19 hacia febrero de 2022 si no se logra el nivel requerido de la vacunación y la gente sigue despreciando el llamamiento a usar el barbijo.

El Grupo de Acceso a la Tecnología Covid-19 (C-TAP) de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Grupo de Patentes de Medicamentos (MPP) anunciaron hoy un acuerdo de licencia con el Consejo Nacional de Investigaciones (CSIC) de España para una tecnología de anticuerpos serológicos, en lo que representa la primera licencia «transparente, global y no exclusiva» del organismo internacional vinculada a la pandemia de coronavirus.

«Felicito al CSIC, un instituto público de investigación, por su compromiso con la solidaridad y por ofrecer acceso mundial a su tecnología y conocimientos», dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, en el comunicado difundido por la organización internacional.

Y continuó: «Este es el tipo de licencia abierta y transparente que necesitamos para mover la aguja en el acceso durante y después de la pandemia. Insto a los desarrolladores de vacunas, tratamientos y diagnósticos Covid-19 a seguir este ejemplo y cambiar el rumbo de la pandemia y la devastadora desigualdad global que esta pandemia ha puesto de relieve »

La tecnología -cuya licencia fue otorgada por el CSIC de España- consta de cuatro pruebas diferentes, una de las cuales tiene el potencial de distinguir la respuesta inmune de las personas infectadas con Covid-19 de las personas vacunadas.

«Esto debería ayudar a realizar más investigaciones sobre el nivel y la duración de la inmunidad y la eficacia de las herramientas a nuestra disposición», informó al OMS.

Las pruebas son fáciles de usar y adecuadas para todos los entornos con una infraestructura de laboratorio básica, como las que se encuentran en las zonas rurales de los países de ingresos bajos y medios.

En teoría, la lectura se puede hacer manualmente (a simple vista comparando el color de los pocillos con la tabla de colores), pero se recomienda un lector de ELISA para una mayor precisión de los resultados.

El C-TAP fue lanzado en 2020 por la OMS y Costa Rica, con el apoyo de 44 Estados Miembros de la OMS; su objetivo es «facilitar el acceso oportuno, equitativo y asequible a los productos de salud Covid-19 al impulsar su producción y suministro a través de , acuerdos de licencia no exclusivos».

«La plataforma C-TAP proporciona una ventanilla única global para que los desarrolladores de terapias, diagnósticos, vacunas y otras tecnologías de salud prioritarias Covid-19 compartan conocimientos y datos y otorguen licencias de su propiedad intelectual a fabricantes adicionales a través de iniciativas de salud pública, voluntarias, licencias no exclusivas y transparentes», detalló el organismo.

Y agregó: «Al combinar tecnologías, los desarrolladores de productos de salud Covid-19 pueden aumentar la capacidad de fabricación en todas las regiones y ampliar el acceso a herramientas que salvan vidas».

Por su parte, el Fondo de Patentes de Medicamentos (MPP) es una organización de salud pública respaldada por las Naciones Unidas que trabaja para aumentar el acceso y facilitar el desarrollo de medicamentos para los países de ingresos bajos y medianos.

Hasta la fecha, MPP ha firmado acuerdos con doce titulares de patentes para trece antirretrovirales contra el VIH, una plataforma de tecnología del VIH, tres antivirales de acción directa contra la hepatitis C, un tratamiento para la tuberculosis, una tecnología de acción prolongada, dos tratamientos antivirales orales experimentales para Covid-19 y el acuerdo para la tecnología de anticuerpos serológicos Covid-19 firmado hoy.

Hace aproximadamente un mes después desde que la Organización Mundial de la Salud (OMS) reiniciara el análisis de la Sputnik V contra el Covid-19, un alto ejecutivo ruso aseguró que los trámites para la aprobación de la vacuna avanzan favorablemente y anticipó que podría obtener el visto bueno de la agencia antes de fin de año.

En declaraciones a Bloomberg TV, el director ejecutivo del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), Kirill Dmitriev, sostuvo, “El Ministerio de Salud es responsable del proceso de aprobación de la OMS y mantiene un diálogo positivo con ellos. Se espera que la aprobación se otorgue a finales de año después de que se completen ciertos trámites burocráticos”. Hasta ese momento, remarcó que “es muy importante que nadie dude de la seguridad y eficacia de la vacuna rusa, algo que ha sido demostrado con datos del mundo real en más de 70 países”.

La directora científica de la Organización Mundial de la Salud, Soumya Swaminathan, dijo este martes que espera con impaciencia la «segunda generación» de vacunas contra el coronavirus, más fáciles de administrar, incluso por vía oral y nasal.

Swaminathan indicó que estas vacunas presentarían ventajas respecto a las actuales, puesto que serían más fáciles de administrar que las inyecciones e incluso podría hacerlo el mismo paciente, informó la agencia de noticias AFP.

Swaminathan explicó que hay 129 candidatas de vacuna anticovid que estaban siendo probadas en humanos en ensayos clínicos, y otras 194 que todavía están siendo desarrolladas en laboratorios.

«Esto cubre el abanico entero de tecnologías», dijo durante una interacción en vivo en las redes sociales de la OMS.

«Están todavía en desarrollo, algunas se demostrarán muy seguras y eficaces, y otras puede que no», añadió.

La científica señaló que «puede haber ventajas en algunas de las vacunas de segunda generación. Claramente, si tienes una vacuna oral o intranasal, es mucho más fácil de administrar que una inyectable».

Además, vacunas del tipo de espray nasal, usadas en algunos países contra la gripe, pueden fomentar una respuesta más temprana frente a la infección.

Fuente: Canal 12 Web

El comité de emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS) volvió a advertir este martes que la pandemia de coronavirus está «lejos de haber terminado» y exhortó a los países a reconocer todas las vacunas homologadas por la agencia.

Este comité se reúne cada tres meses para hacer un balance de la situación y ya había alertado con anterioridad que la enfermedad seguía su curso y que en modo alguno podía darse por superada.

Tras su último encuentro la semana pasada, hoy publicó una declaración en la que afirma que «aunque se ha progresado gracias a un mayor uso de las vacunas contra el covid-19 y sus tratamientos, el análisis de la situación actual y los modelos de previsión indican que la pandemia está lejos de haber terminado».

También indicó que decidió por «unanimidad que la pandemia constituye un hecho extraordinario que sigue perjudicando la salud de las poblaciones de todo el mundo, presenta un riesgo de propagación internacional y de perturbación del tráfico internacional, y necesita una respuesta internacional coordinada».

En sus recomendaciones a los gobiernos, el comité sigue oponiéndose al principio del pasaporte de vacunas en los viajes internacionales, debido a la distribución desigual de los inmunizantes en el mundo.

Esta inequidad, que afecta primordialmente al continente africano, es un tema al que se refirió numerosas veces, de modo preocupante y muy crítico, el director del organismo, Tedros Adhanom Ghebreyesus, poniendo énfasis en la actitud poco generosa de los países más ricos.

También pidió a los Estados «reconocer las vacunas que han recibido la autorización de uso de emergencia» de la OMS, agencia de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) especializada en gestionar políticas de prevención, promoción e intervención en la salud a nivel mundial.

Hasta ahora, la OMS habilitó dos vacunas de ARN mensajero (Moderna y Pfizer/BioNTech), a dos inmunizantes chinos de Sinopharm y Sinovac, al de Johnson & Johnson y a varias versiones de Astrazeneca, reseñó la agencia de noticias AFP.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reinició este jueves el análisis de la Sputnik V y realizará nuevas inspecciones en las plantas donde se fabrica la vacuna con el objetivo de reunir las pruebas suficientes para incluirla en la lista de fármacos aprobados para su uso de emergencia.

Así lo confirmó la asistente del director general de la OMS, Mariangela Simao, al asegurar que «se reinició a partir de hoy» el proceso de aprobación “de emergencia” del fármaco desarrollado por el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya.

“Esperamos poder volver a realizar las inspecciones en las próximas semanas», agregó Simao sobre la evaluación que se había detenido tiempo atrás por procedimientos legales, según informó la agencia de noticias Sputnik.

A principios de octubre, la OMS anunció que reanudaba la revisión de la vacuna y el director del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), Kiril Dmítriev expresó su confianza en que se conseguirá el aval de la agencia sanitaria..

Una semana antes, el ministro de Salud de Rusia, Mijaíl Murashko, afirmó al término de una reunión con el jefe de la OMS, Tedros Adhanom Gebreyesus, que «se removieron todas las barreras» para el reconocimiento del inmunizante.

La Sputnik V

Desarrollada por Gamaleya y con la financiación del RDIF, fue registrada en Rusia en agosto de 2020 y es uno de los pocos fármacos del mundo con una eficacia superior al 90% contra la Covid-19.

Hasta la fecha, la OMS incluyó en la lista de fármacos aprobados para su uso «de emergencia» los de Moderna, Pfizer/BioNTech, Johnson&Johnson y a las dos versiones de AstraZeneca, la fabricada en India (llamada Covishield) y la que desarrolla en Corea del Sur.

También otorgó esa autorización a las de origen chino de Sinovac (llamada CoronaVac) y de Sinopharm.

La lista de uso de emergencia de la OMS es un requisito previo para el suministro al Covax, el mecanismo creado para achicar la brecha en el acceso de inoculantes, y facilita la inclusión de la vacuna dentro de las solicitadas por los países para habilitar viajes internacionales.

También permite a los naciones acelerar su propia aprobación reglamentaria para importar y administrar los inmunizantes contra la Covid-19.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó este jueves que la pandemia de la Covid-19 ocasionó la muerte de entre 80.000 a 180.000 trabajadores sanitarios e instó a priorizar la vacunación de estos profesiones que se encuentran en la primera línea de combate contra el virus.

Los datos de vigilancia sobre las defunciones por coronavirus indican que desde que comenzó la pandemia hasta mayo de 2021 murieron entre 80.000 y 180.000 empleados de la salud.

«Por eso, es fundamental que la vacunación de los profesionales sanitarios sea una prioridad», dijo en conferencia de prensa el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, informó la agencia de noticias AFP.

Pese a que la OMS pidió que todos los países inoculen con la pauta completa a todo su personal de salud, este objetivo no está cerca.

«Los datos de 119 países sugieren que, en promedio, dos de cada cinco profesionales de la salud en todo el mundo están completamente inmunizados», precisó Ghebreyesus.

“Más de 10 meses después de la aprobación de las primeras vacunas, el hecho de que millones de trabajadores sanitarios aún no hayan sido vacunados es en sí mismo una condena a los países y empresas que controlan el suministro mundial de vacunas”, afirmó el jefe de la agencia sanitaria.

Sobre la brecha en las regiones más atrasadas en sus campañas de inoculación, Ghebreyesus dijo que “en África, menos de 1 de cada 10 profesionales de la salud ha sido completamente inmunizado, mientras que, en la mayoría de los países con ingresos altos, más del 80% están vacunados”.

La presidenta del Consejo Internacional de Enfermeras (CIE), Annette Kennedy, tildó a los gobiernos de ser «incapaces» de proteger a los sanitarios.

«Los gobiernos tienen la obligación de cuidar y salvaguardar la vida de los profesionales. Son el recurso más valido que hay. El mundo sin ellos no está preparado para la pandemia», dijo Kennedy, según la agencia de noticias Europa Press.

«Existen algunos documentos legales que deben ser firmados por ambas partes antes de que el proceso continúe», dijo la científica jefa del organismo internacional, Soumya Swaminathan, y señaló que actualmente ese es el principal impedimento para aprobar el fármaco del Centro Gamaleya.

La científica jefa de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Soumya Swaminathan, dijo este martes que el organismo internacional podría reconocer la vacuna rusa Sputnik V contra el coronavirus antes de finales de año.

«Existen algunos documentos legales que deben ser firmados por ambas partes antes de que el proceso continúe», dijo entrevistada por la agencia rusa RIA Novosti, y señaló que actualmente ese es el principal impedimento para que la OMS apruebe el fármaco del Centro Gamaleya de Moscú para uso de emergencia.

«Las autoridades rusas nos aseguraron que estos documentos se firmarán muy pronto», indicó la científica.

Añadió que una vez que se haya completado este proceso, «se reanudará la evaluación del expediente» de la Sputnik V, «se reanudará el diálogo y, luego, se programará la inspección» de rigor antes de otorgar el aval al inmunizante.

Swaminathan no dio indicios sobre posibles fechas para estas inspecciones, pero sostuvo que tendrán lugar en breve.

«Si los documentos se firman en los próximos dos días, después de lo cual se reanudará la evaluación, es altamente probable que la inspección también tenga lugar hasta finales del año y el proceso podrá ser completado», explicó.

Los expertos no cuestionaron la seguridad de la vacuna misma, pero sí aspectos sobre la esterilidad y medioambientales en la producción
A mediados de junio pasado, un grupo de expertos de la OMS detectó irregularidades en la producción de Sputnik V en una planta en Ufá (Rusia).

Según un documento publicado en el sitio web de la OMS, la mayoría de las observaciones no están relacionadas con el proceso de fabricación de la vacuna, sino con cuestiones de esterilidad y medioambientales.

Los expertos no cuestionaron la seguridad de la vacuna misma, pero a pesar de ello se tomó la decisión de paralizar todo el proceso de validación de Sputnik V.

Poco después, el portavoz del presidente de Rusia, Dmitri Peskov, afirmó que el fabricante de Sputnik V había corregido las observaciones realizadas por la OMS sobre el cumplimiento de los requisitos para producir vacunas contra el coronavirus.

En septiembre pasado, el subdirector de la Organización Panamericana de la Salud, Jarbas Barbosa, anunció que la aprobación del fármaco ruso por parte del organismo internacional se encontraba suspendido a la espera de una nueva inspección de la planta del productor.

«Durante una inspección de una de las fábricas que forman parte de la producción de Sputnik V, se comprobó que la planta no estaba de acuerdo con la aplicación de Buenas Prácticas de Manufactura (BPM)», dijo Barbosa.

Estas BPM son normas de procedimiento cuyo objetivo es alcanzar determinados estándares de calidad en el producto final.

El código BPM fue establecido por primera vez en 1968 por los especialistas de la OMS. En la actualidad la mayor parte de estas reglas se basan en normativas de la Unión Europea o de la llamada Conferencia Internacional sobre Armonización, integrada por la propia UE, Estados Unidos y Japón.

La certificación BPM tiene un carácter más ramificado, así que algunos países, incluido Rusia, cuentan con sus propias reglas regionales de procedimiento.

Un comité de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó hoy que se administre una dosis adicional de cualquiera de las vacunas contra el coronavirus que ya fueron autorizadas por la agencia a personas «moderada o gravemente inmunodeprimidas».

Se trata del Grupo Estratégico Consultivo de Expertos (SAGE) de la OMS, el cual precisó que no se trata de una recomendación para la población general sino de una tercera dosis específicamente para personas inmunodeprimidas.

La aclaración surge porque la institución continúa pidiendo que se postergue al menos hasta fin de año la posibilidad de una tercera dosis generalizada para permitir que antes se llegue a vacunar en los países donde el nivel de inmunización aún es muy bajo.

“La recomendación que damos ahora es que las personas que son inmunodeprimidas reciban una dosis adicional” para llevar su respuesta inmunitaria al nivel de protección necesario para impedir las formas graves de la enfermedad o el fallecimiento”, explicó la doctora Kate O’Brien, directora del servicio de Vacunación de la OMS.

Son personas immunodeprimidas, cuyo organismo tiene un sistema de defensa bajo, y que no participaron en los ensayos clínicos con los que se establecieron los protocolos de vacunación, señaló la agencia de noticias AFP.

Esta tercera dosis tendrá que ser inyectada “de uno a tres meses” después de la segunda, explicó la doctora O’Brien.

El mismo comité indicó que también habría que administrar una tercera dosis a personas mayores de 60 años vacunadas con los inmunizantes anticovid de las empresas chinas Sinovac y Sinopharm.

Esa tercera dosis puede ser de otra vacuna de otro tipo, precisó el Grupo Estratégico Consultivo de Expertos (SAGE) de la OMS, en una rueda de prensa.