Tag

OMS

Browsing

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió este viernes que por ahora no existen «datos adecuados» sobre los efectos que puede producir un cambio de vacuna entre la primera y la segunda dosis, tal como prevé hacer Francia con los menores de 55 años que ya recibieron la primera inyección del fármaco contra el coronavirus de AstraZeneca.

«No hay datos adecuados para decir si es algo que puede hacerse» y por tanto los expertos de la OMS concluyeron que inyectar vacunas diferentes en la primera y segunda dosis «no es algo que puedan por ahora recomendar», dijo Margaret Harris, portavoz de la organización sanitaria, a los periodistas en Ginebra.

La vocera recordó que esta es la posición del Grupo de Expertos en Asesoramiento Estratégico (SAGE) sobre Inmunización adoptada en febrero, en el momento de sus recomendaciones sobre la vacuna de AstraZeneca y ante informaciones sobre un posible vínculo entre ese producto y efectos secundarios muy raros.

Harris subrayó que esos científicos habían pedido por entonces investigaciones sobre la intercambiabilidad de las vacunas, según señaló la agencia de noticias AFP.

Las personas de menos de 55 años vacunadas contra la Covid-19 con una primera dosis de AstraZeneca tendrán su segunda dosis con otra vacuna, Pfizer o Moderna, anunció este viernes en Francia la Alta Autoridad de Salud.

Francia suspendió el 19 de marzo la inoculación de la vacuna AstraZeneca para los menores de 55 años tras la aparición de algunos casos de trombos en Europa. Previamente, unas 533.000 personas, sobre todo empleados de salud, habían recibido una primera dosis.

«Para estas personas, ahora recomendamos administrar una vacuna de ARN mensajero», es decir, las de Pfizer/BioNtech o Moderna, para la segunda dosis con un intervalo de 12 semanas entre ambas, dijo el presidente de la Autoridad de Salud francesa, Dominique Le Guludec.

Todos los años se elige para este día un tema específico a fin de destacar un área prioritaria de interés. En esta oportunidad, se plantea construir un mundo más justo, equitativo y saludable.

Hoy se conmemora el Día Mundial de la Salud con motivo del aniversario de la creación de la Organización Mundial de la Salud, en 1948, tras la Segunda Guerra Mundial. Desde la entidad, plantean que el COVID-19 dejó en evidencia que algunas personas pueden vivir vidas más saludables y tienen mejor acceso a los servicios de salud que otras, debido a las desigualdades en su posición, estatus y voz en la sociedad y las condiciones en las que nacen, crecen, viven y trabajan.

En todo el mundo, algunos grupos no sólo tienen acceso limitado a servicios de salud de calidad, sino que también luchan para llegar a fin de mes con pocos ingresos diarios, poseen escasas posibilidades de tener vivienda segura y educación de calidad, tienen menos oportunidades de un empleo con salario digno, hay desigualdad y poca o ninguna oportunidad de vivir en entornos seguros, con agua y aire limpios y sufren inseguridad alimentaria.

Los grupos que más padecen estas desventajas son a menudo los que sufren discriminación étnica y de género. Estas condiciones pueden provocar sufrimiento innecesario, enfermedades evitables y muerte prematura. Y también es una forma de dañar sociedades y economías.

Se puede prevenir

La OMS pide a los líderes que garanticen que la equidad en la salud sea la pieza central de nuestra recuperación de COVID-19. Esto dará como resultado una región donde todos tengan condiciones de vida y de trabajo propicias para la buena salud; donde los sistemas de información en salud estén configurados para identificar a las poblaciones en situación de vulnerabilidad; donde la sociedad civil y los individuos sean socios en la búsqueda de soluciones cuando ocurren las desigualdades y donde todos tengan acceso a la salud y la atención médica sin sufrir discriminación.

Al mismo tiempo, insta a los líderes a monitorear las inequidades en salud y garantizar que todas las personas puedan acceder a servicios de calidad cuando y donde los necesiten.

El COVID-19 golpeó duramente a todos los países, pero su impacto es más severo en aquellas comunidades que ya enfrentan una vulnerabilidad significativa, que están más expuestas a la enfermedad, tienen menos posibilidades de tener acceso a servicios de atención médica de calidad y más probabilidades de experimentar consecuencias adversas debido al resultado de las medidas implementadas para contener la pandemia.

Para participar, la OMS pide compartir mensaje y poner en los posteos las etiquetas #PorUnMundoMasJusto #DiaMundialdelaSalud.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que lleva dos meses trabajando para cambiar el nombre de las variantes de la Covid-19 con el objetivo de “no estigmatizar” a los países o regiones donde se detectaron por primera vez esas cepas.

Las tres variantes más conocidas, hasta el momento, son las comúnmente denominadas británica, sudafricana y brasileña.

La doctora responsable de enfermedades emergentes y zoonosis de la OMS, Maria Van Kerkhove, dijo que “llevamos años diciendo que la ubicación no debe ser el nombre del patógeno”, informó la agencia DPA

“Estamos trabajando en el desarrollo de una nomenclatura para cada variante y, aunque pensaba que iba a ser fácil, llevamos dos meses para lograrlo, si bien esperamos anunciarlo muy pronto», sostuvo.

Finalmente, y respecto al pasaporte vacunal, el director ejecutivo del Programa de Emergencias de la OMS, Michael Ryan, insistió en que el organismo respalda la creación de un certificado de vacunación como una herramienta sanitaria, pero no para otros usos que vayan más allá del ámbito de la salud.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) restó gravedad al hecho de que el presidente argentino, Alberto Fernández, se haya contagiado casi dos meses después de recibir la segunda dosis de la vacuna Sputnik-V, ya que, según destacó, la eficacia de este tipo de inmunización no es total.

“Hay personas que aunque estén vacunadas pueden infectarse”, insistió en rueda de prensa la portavoz de la OMS, Margaret Harris, recordando que incluso en el caso de las vacunas anticovid con porcentajes más altos de eficacia la posibilidad de infección aún es de en torno al 10 por ciento.

Harris subrayó que la vacunación es una herramienta muy buena contra la pandemia, pero que las personas vacunadas deben continuar respetando las medidas de distanciamiento social e higiene.

Según un comunicado de la unidad médica presidencial que confirmó el diagnóstico de infección por COVID-19 de Fernández, el cuadro clínico del presidente argentino es leve debido en gran parte al efecto protector de la vacuna recibida.

Sputnik V tiene un 91,6% de eficacia contra infecciones y un 100% de eficacia contra casos graves, según los datos de los ensayos clínicos de esta vacuna, desarrollada por el laboratorio ruso Gamaleya.

El director regional de la OMS para Europa, Henri P. Kluge, recuerda que las vacunas «representan nuestra mejor forma para salir de esta pandemia».

La Organización Mundial de la Salud (OMS) tachó este miércoles de «inaceptablemente lento» el ritmo de vacunación contra el coronavirus en Europa, al tiempo que instó a las autoridades responsables a acelerar la aplicación de los antídotos ante el aumento de los casos.

En un comunicado, el organismo alerta del incremento que la transmisión de covid-19 ha experimentado esta semana en la mayoría de los países de la región, con 1,6 millones de nuevos positivos y alrededor de 24.000 muertes. De esta forma, si «hace solo 5 semanas, el número semanal de nuevos casos en Europa había bajado a menos de 1 millón», ahora la situación es «más preocupante de lo que hemos visto en varios meses», enfatizó Dorit Nitzan, la directora regional de Emergencias de la OMS para Europa, que también llamó la atención sobre los riesgos asociados al aumento de la movilidad y las reuniones durante las fiestas religiosas.

El riesgo se incrementa también debido a la variante B.1.1.7 del coronavirus, detectada en un primer momento en Reino Unido y que ahora ya se ha vuelto «predominante» en la región. «Como esta variante es más transmisible y puede aumentar el riesgo de hospitalización tiene un mayor impacto en la salud pública y se requieren acciones adicionales para controlarla», enfatiza la organización.

«Nuestra mejor forma de salir de esta pandemia»

La OMS hace hincapié en que, a nivel regional, los nuevos casos están aumentando en todos los grupos de edad, excepto en personas de 80 años o más, un reflejo de las primeras señales del impacto de la vacunación.

En este sentido, el director regional de la OMS para Europa, Henri P. Kluge, recuerda que las vacunas «representan nuestra mejor forma para salir de esta pandemia», pues «no solo funcionan», sino que también «son muy eficaces para prevenir infecciones». «Sin embargo, el despliegue de estas vacunas es inaceptablemente lento. Y mientras la cobertura siga siendo baja, debemos aplicar las mismas medidas sociales y de salud pública que hemos aplicado en el pasado para compensar los retrasos en los horarios», constató Kluge, que subrayó la importancia de «acelerar el proceso aumentando la fabricación, reduciendo las barreras para la administración de vacunas y utilizando todos los viales ahora disponibles».

Según los cálculos de la OMS, hasta la fecha, solo el 10 % de la población de la región ha recibido una dosis de vacuna y el 4 % ha completado la serie.

«El riesgo de que la vacunación en curso proporcione una falsa sensación de seguridad a las autoridades y a la sociedad por igual es considerable, y eso conlleva un peligro», aleró Kluge.

Al mismo tiempo, las pruebas ampliadas, el aislamiento, el rastreo de contactos, la cuarentena y la secuenciación genética «son las herramientas básicas de salud pública que deben utilizarse y fortalecerse continuamente», señala el comunicado, que estima que la vacunación, junto con la aplicación de estas medidas, «acabará poniendo fin a la pandemia».

El más reciente informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre el origen del coronavirus deja abierta una de las principales incógnitas de esta pandemia: cómo surgió el virus y cómo llegó a los humanos.

No obstante, ofrece algunas conclusiones clave para entender la crisis sanitaria actual.

“Este informe es un comienzo muy importante, pero no es el final“, dijo en un comunicado Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS.

“Aún no hemos encontrado la fuente del virus”, manifestó, asegurando que “en lo que respecta a la OMS, todas las hipótesis siguen sobre la mesa”.

El documento es el resultado de una misión en la que un grupo de 17 expertos chinos trabajaron junto a 17 expertos internacionales.

La investigación incluyó un viaje a China a finales de enero, en el que durante 14 días los expertos visitaron hospitales, mercados y laboratorios.

También recolectaron datos oficiales, revisaron estudios de otros países y analizaron muestras tomadas de granjas que abastecen los mercados del sur de China.

Sin embargo, la misión fue estrictamente controlada por las autoridades locales, que en un principio se resistieron a que se llevara a cabo.

Aquí lo resumimos.

4 conclusiones sobre el origen del virus

El informe de 120 páginas analizó cuatro posibles explicaciones para el origen del virus y su contagio a los humanos.

Con base en la evidencia recolectada, los expertos concluyeron que:

1- Es “posible o probable” que el origen haya sido un contagio directo de un animal a un humano

El informe sostiene este argumento con base en que existe una fuerte evidencia de que la mayoría de los coronavirus humanos actuales se han originado en animales.

Según el documento, el animal que transmitió directamente el virus a un humano pudo ser un murciélago, que son animales de los que se sabe tienen una gran proporción de virus que pueden pasar a los humanos.

El reporte, sin embargo, también deja abierta la posibilidad de que haya sido un pangolín o un visón el animal que contagió del virus a un humano.

2- Es “probable o muy probable” que haya habido un animal intermediario entre un animal infectado y los humanos

Este escenario plantea que un primer animal que desarrolló el virus contagió a un animal de otra especie y este último contagió a un humano.

Está basado en que los virus hallados en los murciélagos que se relacionan con el SARS-CoV-2 tienen ciertas diferencias que hacen pensar que puede haber un “eslabón perdido”.

Este eslabón perdido pudo ser un animal que haya estado en contacto tanto con el animal que primero desarrolló el virus, como con un humano.

El documento menciona que el creciente número de animales que son susceptibles al SARS-CoV-2 incluye animales salvajes que son domesticados en granjas.

Esto, según los investigadores, “lleva a vías de transmisión complejas que puede ser difícil de desentrañar“.

3- Es “posible” que el virus haya llegado a los humanos a través de productos alimenticios

Esta hipótesis analizó la posibilidad de que el virus haya llegado a los humanos a través de alimentos o de los recipientes en los que se almacenan.

Esto incluye alimentos congelados que se venden comúnmente en los mercados como el de Wuhan.

Existe evidencia que sugiere que el SARS-CoV-2 podría persistir en productos congelados contaminados, una posibilidad a la que ha apuntado la prensa oficial china en los últimos meses en repetidas ocasiones, señalando a productos traídos del extranjero como origen del virus.

Sin embargo, el documento de la OMS sostiene que no hay evidencia concluyente de la transmisión del SARS-CoV-2 a partir de alimentos y la probabilidad de una contaminación de la cadena de frío con el virus es muy baja.

4- Es “extremadamente improbable” que el virus haya llegado a los humanos debido a un incidente en un laboratorio

Este escenario se refiere a la posibilidad de que en un laboratorio de investigación con virus haya ocurrido un incidente que causó el contagio accidental del personal.

El documento aclara que no analizaron la posibilidad de que alguien haya esparcido el virus deliberadamente.

Tampoco indagó acerca de si el virus fue fabricado en un laboratorio, ya que esta posibilidad ya ha sido descartada por otros científicos a partir del análisis del genoma del virus.

El informe reconoce que aunque son casos raros, es posible que en un laboratorio ocurran accidentes.

“Cuando se trabaja en particular con cultivos de virus, pero también con inoculaciones de animales o muestras clínicas, los seres humanos podrían infectarse en laboratorios con bioseguridad limitada, malas prácticas o negligencia“, señala el documento.

Sin embargo, el informe apunta que “no hay registros de virus estrechamente relacionados con el SARS-CoV-2 en ningún laboratorio antes de diciembre de 2019, o genomas que en combinación podrían proporcionar un genoma de SARS-CoV-2″.

Según la OMS, los tres laboratorios de Wuhan que trabajan con coronavirus tienen “niveles de bioseguridad de alta calidad”, con un personal en el que no se reportaron enfermedades relacionadas con la covid-19 durante las semanas o meses anteriores a diciembre de 2019.

Tedros, sin embargo, dijo que “se necesitan más datos y estudios para alcanzar conclusiones más robustas” acerca de la posibilidad de que el virus haya sido producto de un incidente en un laboratorio, un argumento en el que insistió el gobierno de Donald Trump sin presentar prueba alguna.

“Aunque el equipo ha concluido que una fuga de laboratorio es la hipótesis menos probable, esto requiere una mayor investigación, posiblemente con misiones adicionales que involucren a expertos especializados”, dijo el director de la OMS.

3 preguntas sin resolver

El documento de la OMS deja varias incógnitas que solo se podrán resolver con más investigaciones, incluyendo las granjas de animales que abastecen los mercados de Wuhan y otras ciudades.

1- El mercado de Wuhan

Muchos de los primeros casos de covid-19 que se reportaron están asociados al mercado de Huanan, en la ciudad de Wuhan.

Desde el inicio de la pandemia Wuhan se ha visto como la posible fuente del brote de coronavirus.

La investigación, sin embargo, sostiene que “no hay una conclusión firme” sobre el rol que tuvo este lugar en el origen de la pandemia.

El documento sostiene que aunque los primeros casos se relacionaron con el mercado de Huanan, un número similar de casos fueron asociados con otros mercados y otros ni siquiera estuvieron relacionados con un mercado.

El equipo confirmó que hubo una contaminación generalizada con SARS-CoV-2 en el mercado de Huanan en Wuhan, pero no pudo determinar la fuente de esta contaminación.

“Esto puede sugerir que el mercado de Huanan no fue la fuente original del brote”, apunta el informe.

2- Las granjas en otros países

La investigación sugiere que el virus podría haber llegado al mercado de Wuhan desde granjas de vida silvestre que abastecen al mercado y en las que se detectaron una mayor prevalencia de SARS-CoV-2 en murciélagos.

El documento advierte que aunque esto “no demuestra un vínculo”, abre una significativa vía de investigación.

Cuando se detectó el primer brote, el mercado de Huanan recibía productos animales de 20 países, incluyendo algunos donde se reportaron casos positivos de SARS-CoV-2 a finales de 2019.

El estudio sugiere que analizar el comercio de animales y productos en otros mercados, así como el estudio de animales susceptibles al virus en granjas del sudeste asiático, pueden dar pistas para rastrear el origen del virus.

Peter Daszak, uno de los delegados de la OMS en esta investigación, dice que las granjas de vida silvestre en el sudeste asiático son la fuente más probable del inicio de la pandemia.

Estas granjas podrían ser el lugar donde un coronavirus saltó de un murciélago a otro animal y de ahí a las personas, según dijo Daszak en un reportaje de la cadena NPR.

Por su parte, Tedros consideró que “será importante realizar más estudios para identificar qué papel pueden haber desempeñado las granjas de animales silvestres en la introducción del virus en los mercados de Wuhan y otros lugares”.

3- Primeros casos de contagio

El informe también sugiere que el virus SARS-CoV-2 podría haber estado circulando “varias semanas” antes de que fuera detectado por primera vez en humanos.

El equipo revisó estudios publicados en varios países que indican una circulación temprana del virus.

El reporte dice que varias muestras que parecen ser positivas se detectaron antes del primer caso en Wuhan, lo que sugiere que el virus hubiera podido estar circulando en otros países.

Los investigadores advierten que “la calidad de los estudios es limitada” pero que, aun así, es importante investigar los primeros posibles casos de contagio.

Los integrantes de la misión a China recomendaron más pruebas en vida silvestre y ganado en China y en el sudeste asiático, más estudios sobre los primeros casos de covid-19 y mayor rastreo en las cadenas de suministro desde las granjas hasta los mercados de Wuhan.

A pesar de los avances de esta investigación, el director de la OMS sostuvo que “encontrar el origen del virus toma tiempo”.

“Un solo viaje de investigación no puede dar todas las repuestas”, concluyó.

Fuente: El Nacional

China tachó este miércoles de «absurdas» las acusaciones de Estados Unidos y otros países de haber interferido en la investigación sobre el origen del coronavirus realizada por expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Wuhan, la ciudad en la que se detectó el virus por primera vez.

«Los expertos fueron los que plantearon sugerencias sobre qué lugares les gustaría visitar en Wuhan, ellos mismos eligieron a los entrevistados y ellos mismos determinaron las preguntas, el borrador del informe también fue elaborado por los propios expertos, por lo tanto, la supuesta injerencia es un disparate que no tiene fundamento», declaró la vocera del Ministerio de Relaciones Exteriores Hua Chunying.

La vocera aseguró que Beijing hizo todo lo posible para colaborar con esta investigación de la OMS, informó la agencia de noticias Sputnik.

A su vez, Liang Wannian, jefe del grupo de expertos chinos que participaron en el informe, también condenó la declaración de que Beijing ejerció presión sobre la OMS.

«Después de ver tales declaraciones en algunos medios extranjeros, tuve la sensación de que estas no se corresponden con la realidad», sostuvo en una rueda de prensa.

Además, expresó su incomprensión por las declaraciones del jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, al presentar el informe, consignó AFP.

«No entiendo su visión de las cosas porque es un área que nos afecta a nosotros los científicos», expresó Liang, quien no obstante se aseguró que los investigadores chinos seguirán colaborando con sus colegas extranjeros.

El jefe de la OMS, que fue acusado de ser demasiado complaciente con Beijing, sorprendió el martes al presentar el informe cuando pidió una nueva investigación y cuestionó la falta de acceso a la información por parte de China.

El Ministerio de Relaciones Exteriores del país asiático también pidió a la comunidad científica que investigue en otras partes del mundo, no solo en China.

El informe de la OMS sostiene que es «muy posible» que el virus se transmitiera de murciélagos a humanos a través de un «huésped intermediario», al mismo tiempo señala que es «probable» la versión de productos congelados contaminados y «muy improbable» la posible fuga del SARS-CoV-2 de un laboratorio chino.

Al conocerse el informe, Estados Unidos y otras 13 naciones expresaron su preocupación y destacaron la necesidad de llevar a cabo una investigación «transparente e independiente» del origen de la Covid-19.

La tesis de que el virus salió de un laboratorio de Wuhan fue defendida firmemente por la administración estadounidense del presidente Donald Trump, basándose en información de inteligencia, algo que China siempre negó.

Un informe conjunto de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y China sobre los orígenes del coronavirus considera «entre probable y muy probable» la hipótesis de una transmisión al hombre vía un animal intermedio infectado por un murciélago, y prácticamente descarta la tesis de que el virus se originara en un laboratorio.

Así lo señala la versión final del informe, que confirma las primeras conclusiones que los expertos presentaron el 9 de febrero en Wuhan, China, cuando terminaron su misión de cuatro semanas, informó la agencia de noticias AFP, que dijo haber recibido una copia del documento antes de su publicación oficial, prevista para mañana.

Según el documento, los expertos se inclinan por la teoría hasta ahora aceptada de que el virus se transmitió de un primer animal, probablemente un murciélago, al hombre, vía otro animal que actuó como intermediario y que aún no fue identificado.

La posibilidad de una transmisión directa entre el animal inicial y el hombre -subraya el documento-, es todavía considerada entre «posible y probable» en este informe.

El informe es aguardado con suma expectación porque sus hallazgos podrían ayudar a los científicos a evitar futuras pandemias, pero también es altamente delicado porque China ha rechazado fuertemente cualquier insinuación de que es responsable de la pandemia.

Varios retrasos en la publicación del informe habían generado suspicacias sobre si China no estaba intentando sesgar sus conclusiones.

«Tenemos preocupaciones reales sobre la metodología y el proceso usados para este informe, incluyendo el hecho de que el Gobierno de Beijing aparentemente ayudó a redactarlo», dijo el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, en una reciente entrevista con la cadena CNN.

China rechazó hoy estas afirmaciones.

«Estados Unidos ha estado hablando en público sobre el informe. Al hacer esto, ¿no trata Estados Unidos de ejercer presión política sobre los miembros del grupo de expertos de la OMS» que lo elaboró?, dijo el vocero de la Cancillería china Zhao Lijian.

Esta misión internacional de expertos sobre los orígenes del virus, considerada crucial para luchar contra esta pandemia y contra otras en el futuro, tuvo muchos problemas para concretarse debido a la reticencia de las autoridades chinas a la hora de recibir a estos expertos mundiales.

En su informe, los expertos consideraron además que a la luz de las informaciones sobre ciertos animales «como receptores intermediarios de enfermedades es necesario realizar otras investigaciones incluyendo una mayor zona geográfica» en China y en otras regiones.

El grupo señaló además que los estudios llevados a cabo en el mercado de Huanan de Wuhan y en otros mercados de la ciudad, no sirvieron para encontrar «elementos que confirman la presencia de animales infectados».

«Debe haber investigaciones en zonas más amplias y en un mayor número de países», concluye el informe.

El organismo publicará en las próximas semanas un informe con los hallazgos de la misión que visitó China a comienzos de este año.

Las granjas de animales exóticos en el sur de China son la fuente más probable de la pandemia, según el ecologista Peter Daszak, que forma parte de la misión de la Organización Mundial de la Salud (OMS) encargada de investigar los orígenes del SARS-CoV-2 en el país asiático.

Según explicó en una entrevista emitida este martes por la radio estadounidense NPR, los expertos de la OMS encontraron nuevas pruebas de que estas granjas suministraban animales al mercado de Huanan en la ciudad de Wuhan, donde se detectó por primera vez la nueva enfermedad.

Daszak, presidente de la organización no gubernamental EcoHealth Alliance, explicó que, antes de la pandemia, este sector ganadero era próspero y fue alentado por el Gobierno como una forma de sacar a la población rural de la pobreza.

«En 2016, [los chinos] tenían 14 millones de personas empleadas en granjas de vida silvestre y era una industria de 70.000 millones de dólares», explicó el experto. Sin embargo, en febrero de 2020, Pekín anunció repentinamente su cierre y ordenó a los empleados que «se deshicieran» de los animales.

Las autoridades «emitieron una declaración afirmando que iban a detener la cría de vida silvestre como alimento» y «enviaron instrucciones a los granjeros sobre cómo deshacerse de los animales de manera segura —enterrándolos, matándolos o quemándolos— para no propagar enfermedades», continuó.

Luego de que varios países europeos suspendieran su uso después de que se registraron problemas sanguíneos en personas inmunizadas, el organismo anunció que examinará si el medicamento es seguro. Por el momento, recomendó continuar con su utilización. 

La Organización Mundial de la Salud ( OMS) examinará si la vacuna de AstraZeneca es segura, aunque por el momento sigue recomendado su uso, tras la suspensión decidida por varios países en Europa por precaución ante posibles efectos adversos.

Para no frenar sus campañas de inmunización, algunos gobiernos se apresuraban a comprar otras vacunas, como Brasil, donde la pandemia arrecia y que anunció la adquisición de 100 millones de dosis a Pfizer/BioNTech.

La Unión Europea (UE), por su parte, acordó con estos laboratorios «acelerar» la entrega de 10 millones de dosis. Cabe destacar que el lunes, siete países europeos (Alemania, Francia, Italia, España, Eslovenia, Portugal y Letonia) se sumaron a la lista de aquellos que interrumpieron el uso de la vacuna del laboratorio anglosueco AstraZeneca.

La decisión se tomó después que se registraran problemas sanguíneos graves como trombos en personas inmunizadas.

Los gobiernos de esos países están a la espera de la opinión de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), que se reunirá el jueves para estudiar el caso pero que insistió en que los beneficios de la vacuna siguen superando los riesgos de efectos adversos.

El grupo de expertos de la la OMS sobre la vacuna, que «ha examinado los datos y se encuentra en estrecho contacto con la EMA», se reúne para estudiar si la vacuna es segura, dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general del organismo de la ONU. Pero, por el momento, la organización aconseja seguir administrando este inmunizante contra el coronavirus.

«No queremos que la gente entre en pánico y, por el momento, recomendamos que los países sigan vacunando con AstraZeneca», dijo la responsable científica de la OMS, Soumya Swaminathan, citada por la agencia de noticias AFP. «Hasta ahora, no hemos encontrado un vínculo entre estos hechos y la vacuna», añadió.

La de AstraZeneca una de las vacunas contra el coronavirus más baratas, y es crucial para las naciones más pobres, ya que son mayoría en el programa Covax de la ONU que financia vacunas anti-Covid-19 para los países de bajos y medianos recursos.