Tag

Sueldos

Browsing

Este lunes se realizó el depósito de los haberes de noviembre de los trabajadores municipales, con lo cual percibirán el dinero este martes 6 de diciembre. La Municipalidad recordó que se aplica el aumento acordado la semana pasada.

La Secretaría de Hacienda de Trelew realizó este lunes el depósito de los haberes correspondientes a noviembre para los trabajadores municipales.

Desde el Ejecutivo local señalaron que los haberes se percibirán con el 15% de aumento acordado con los gremios la semana pasada.

De esta forma, los trabajadores podrán disponer de sus haberes, a través de cajero automático o ventanilla, este martes 6 de diciembre.

 

En horas de la mañana de este jueves, trabajadores del Hospital Andrés Isola de Puerto Madryn se concentraron en el nosocomio, para luego comenzar una marcha por las calles de la ciudad. «Basta de acuerdos salariales por fuera del Convenio Colectivo De trabajo», señalan desde ATE que encabeza la movilización.

Desde la organización señalan incumplimientos paritarios, retroactividad a octubre, aumento de emergencia, aumento del adicional de zona patagónica, pase de las sumas fijas acordadas al sueldo básico, entre otros ítems.

Pero, a su vez, solicitan una reunión de carácter urgente con la ministra de Salud, Miryam Monesterolo, en atención al estancamiento que se encuentran inmersos para modificar los convenios Colectivos en aspectos trascendentales como los mencionados.

«Habíamos acordado un monto y presentaron otro», recriminó julio Beláscuen, de ATE Puerto Madryn, quien también rechazó el llamado de conciliación obligatoria del Gobierno Provincial. «Los compañeros de salud están cansados de todo esto», subrayó.

En los últimos 33 meses los docentes de Chubut han sido los que más ingresos han perdido entre los trabajadores estatales de la provincia. La inflación ha destrozado sus salarios y desde diciembre de 2019 perdieron 31,9% del poder adquisitivo. En la actualidad necesitarían sumar por lo menos 37.126 pesos en sus sueldos de bolsillo para empatar con la estampida inflacionaria. No todos los sectores de la administración pública y algunos ámbitos del Estado provincial han conseguido equipar la suba de precios.

La pérdida de poder adquisitivo de los salarios docentes es impactante en Chubut, porque están soportando el ajuste que les impide recuperarse frente a los durísimos impactos de la inflación de los años 2020 y 2021.

Los salarios de los trabajadores de la educación están entre los más afectados por la suba de precios y los aumentos. El modesto bono de 18.000 pesos que otorgó el gobierno provincial este año no hizo posible cubrir todo lo que perdieron en los dos años anteriores.

El deterioro salarial es muy notorio. El sueldo de bolsillo de un docente ingresante ha quedado 31,9% por debajo de lo que fue la suba inflacionaria producida desde diciembre de 2019 hasta septiembre de este año.

Esa falta de actualización por los años anteriores significó que cada trabajador de la educación deje de percibir por lo menos 37.126 pesos por mes y por consiguiente se aleje cada vez más de la posibilidad de escaparle a la pobreza con un solo cargo.

La diferencia con otros sectores de los estatales chubutenses es muy significativa, ya que por ejemplo el sector de los Judiciales equiparó a la inflación del mismo período y terminó dejando los sueldos de bolsillo 1,8% por encima de la suba de los precios.

El ajuste que lleva adelante la gestión de Mariano Arcioni y el ministro de Economía, Oscar Antonena, impacta sobre por lo menos la mitad de los estatales chubutenses que están representados por los docentes de escuelas iniciales, primarias y secundarias.

Aunque escasea la información oficial, el mismo efecto estaría teniendo la falta de recomposición salarial sobre los auxiliares de la educación y unos pocos sectores más de la administración pública provincial.

Pérdida de 32% en 33 meses

La diferencia entre lo que cobra un docente ingresante en Chubut y lo que debería cobrar si su salario le hubiera empatado a la inflación es del 31,9%; lo que se traduce en una pérdida a lo largo de 33 meses de 37.126 pesos de poder de compra mensual.

Tamaña diferencia surge de comparar los 34.906 pesos que cobraba de bolsillo en trabajador docente en diciembre de 2019 -último mes con la aplicación de la cláusula gatillo- con los 116.435 pesos que debió percibir en septiembre de este año si el salario hubiese sido ajustado por inflación.

En septiembre el sueldo de bolsillo llegó a los 79.309 pesos, incluyendo los aumentos otorgados por el Gobierno provincial y el bono de 18.000 pesos.

Sin embargo, la inflación acumulada de 33 meses ascendió a 233,6% desde diciembre de 2019 hasta septiembre del 2022, lo que representó un incremento de los precios con 54,9% de promedio anual y escalada sostenida del 3,7% mensual.

Cuando se aplica ese porcentaje de inflación sobre los sueldos se observa que la pérdida alcanza el 31,9%, pero para que el salario docente de septiembre se equilibre con la corrida inflacionaria debe incrementarse todavía más y experimentar una suba del 48,6% para poder empatar con la suba de precios llegando a los 116.435 pesos de bolsillo.

Docentes entre la pobreza y la indigencia

El deterioro del sueldo docente respecto de la canasta familiar es evidente, porque refleja cómo el ajuste impacta de lleno en el poder adquisitivo.

En diciembre de 2019 la Canasta Básica Total (CBT) que mide el Observatorio de Economía -conducido el contador y profesor universitario César Herrera- se ubicaba en Comodoro Rivadavia en 43.696 pesos, por lo que los 34.906 pesos de bolsillo que cobraba un docente le permitían cubrir apenas 79,9% de los gastos para no ser pobres.

En conclusión, solamente si ese trabajador de la educación contaba con dos cargos o las horas cátedra equivalentes recién así lograba superar en un 60% el costo de la CBT mensual.

Los empleados del Ministerio de Economía continúan con retención de servicios como medida de reclamo ante el desfasaje del salario y la falta de respuestas a las demandas de paritarias. La situación se agrava en la medida en que no se encuentran asegurados la liquidación de haberes, el pago a proveedores, entre otros compromisos del organismo.

“Ahora no estamos trabajando, no podemos entrar a los sistemas, no sabemos qué es lo que va a pasar (en referencia a la liquidación de sueldos), esa respuesta habría que preguntársela a ellos, ¿qué es lo que va a pasar con los sueldos de los empleados de la provincia? Hace más de una semana que estamos con retención de servicios y todavía no tenemos respuesta. Vemos que se está complicando, venimos viendo el tema del pago a los proveedores, el tema de la coparticipación y demás que necesitan los municipios, el tema de presupuesto que hay que presentarlo para el año que viene y parece que no entienden que la solución la tienen ellos”, son las declaraciones de Iván Zapata y Marcos Cortez, delegados de ATE, quienes exigen al gobierno una mesa de diálogo para resolver el conflicto salarial.

Además de paritarias, los delegados denunciaron las irregularidades laborales en la que se encuentran.

“Desde el 2014 no se hace una recategorización en el organismo, el tema de los concursos entre otros cosas, hay un montón de cosas que venimos analizando hace dos años y nunca tenemos las respuestas. Llegó un momento en que los trabajadores se cansaron de tanto esperar.

Asimismo, declararon que sufren persecución por parte del gobierno. “Ellos estaban preocupados por el tema de quién se adhería al paro, tuvieron tiempo para cargar los descuentos, sabemos que todos los que estamos de paro vamos a recibir descuentos, entonces, tienen tiempo para eso pero no tienen tiempo para sentarse a solucionar el problema. Somos 240 empleados, no estamos pidiendo algo de otro mundo, es sentarnos a dialogar y nada más, pero bueno, parece que tienen tiempo para fijarse a quiénes le van a descontar,” aseguró Marcelo Cortez.

Mientras tanto, señalaron que las medidas de reclamos continuaran en tanto el gobierno no los convoque al diálogo.
“La medida de fuerza se va renovando de a poco porque tenemos la esperanza de que el gobierno nos llame. Lo que nosotros queremos es que nos atiendan, solucionar los problemas y volver a trabajar como siempre lo hicimos”, afirmaron los delegados.

El aumento de un auto en 2022 por el cepo importador y la mayor inflación le ganan al poder adquisitivo de los ingresos.

En el transcurso del año, el poder adquisitivo de los salarios se derrumbó frente al aumento de los precios de los autos. Mientras que en diciembre último se requerían 30,2 sueldos, hoy se necesitan 43, unos 13 salarios más que a fin del 2021.

La información surge del último relevamiento realizado por el SIOMAA, el sistema estadístico de la asociación que agrupa a las concesionarias (ACARAA), según publica Ámbito.

El cálculo se realizó sobre un modelo chico de un valor en septiembre de $3.405.016 y un sueldo promedio de $79.295. En enero se requerían 31.5 sueldos, en febrero unos 32,8 y en marzo subió a 34,5, acompañando la aceleración inflacionaria. En los últimos meses se agrandó la brecha.

Los autos vienen aumentando a un ritmo de 5% por mes como piso. En el acumulado de los últimos 12 meses, la suba es de 69%.

Desde el inicio del actual gobierno, la cantidad de salarios que se necesitan para comprar un auto creció más del doble. A principios del 2020 se requerían 19,8 sueldos para llegar a un 0 km chico. Actualmente, se necesitan 43, el nivel más alto en los últimos años.

Hay que tener en cuenta que el trabajo se llevó a cabo en base a los precios de lista oficiales, pero en el mercado se manejan otros valores debido a la falta de unidades.

Los sobreprecios no existían a fines del 2019, pero hoy son algo habitual y, si bien se siente más en los segmentos más altos, afecta a casi toda la oferta. Por ese motivo, es lógico estimar que la cantidad real de sueldos requeridos es mayor.

Los argentinos tenemos aspiraciones salariales que distan del promedio que realmente se paga.

En una Argentina azotada por la inflación y las frustraciones para poder proyectar o invertir, los argentinos tenemos aspiraciones salariales que dista del promedio que realmente se paga.

Según el informe Index del Mercado Laboral, las personas de más de 50 años requieren un salario promedio de $294.744 mientras que las personas de entre 40 y 49 años pretenden percibir $218.345.

Estos números están por encima del salario promedio registrado en agosto, el cual fue de 158.616 pesos. Esa línea la cruzan hacia abajo los más jóvenes ya que las personas de entre 30 y 39 años piden cobrar 158.221 pesos.

Por otra parte, las personas de 25 a 29 años exigen un promedio de 118.402 pesos. Finalmente, los recién ingresados al mercado laboral solicitan $94.565. En la mayoría de las industrias se respetan los sueldos promedio pero hay sectores que superan con creces la media.

Los salarios más altos están en sistemas, con 554 mil pesos por mes para las posiciones de jefe o supervisor. En medicina se pueden cobrar hasta 300 mil pesos mensuales para niveles senior mientras que minería, petróleo y gas con un estimado de 201 mil pesos para un junior.

Trabajadores de la Cooperativa Alvear hace una semana mantienen una retención de servicios en el Hospital Regional, por la falta de pago de haberes y ahora ya son dos los sueldos adeudados al sector.

Desde la semana pasada trabajadores de la Cooperativa Hospital Alvear que cumplen funciones en el Hospital Regional mantienen una retención de servicios con presencia en los lugares de trabajo y cumplimiento de guardias, dado que no cobran los haberes correspondientes al mes de febrero, pero -según publica Crónica– ahora se suman los del mes de marzo, siendo dos los sueldos sin abonar.

De esta manera, visibilizaron su reclamo nuevamente en el exterior del hospital ante la problemática que viven y la desesperante situación.

“No nos pagan hace dos meses ya y no tenemos noticias de ningún lado, hablamos con la comisión de la Cooperativa y nos dicen que los papeles están parados en Rawson, hacemos reuniones pero siempre es lo mismo, nada nuevo” explicó Angie Torres, trabajadora de la Cooperativa.

Y continuó: “desde el Hospital nos dicen que la culpa es de la comisión pero tenemos problemáticas desde siempre, con la anterior comisión pasaba lo mismo y la única forma que tenemos de reclamar es salir afuera”.

Además, comentó que solo cobran 30 mil pesos por su función, y pese al pedido de aumento salarial, tampoco sería posible debido a que ya existe un contrato firmado por varios meses.

”Ahora nos quieren pagar solo este mes y el de marzo en mayo, a varios compañeros los echaron del alquiler, les cortaron la luz, la referente renunció y ahora no tenemos ni para comer, vamos a seguir con retención, paro no podemos hacer hemos tenido amenazas de despidos”, sostuvo.

Por otro lado, Tania Silva, una de las trabajadoras, dijo que “los trabajadores de la cooperativa que están en el Alvear cobran normalmente pero nosotros no, somos 47 personas entre camilleros, farmacia, lavadero, administración y solo salimos los de limpieza y farmacia a reclamar porque también tenemos amenazas de despido y descuentos porque no está avalada la medida porque somos monotributistas, pero no nos queda otra alternativa porque no dan respuestas”.

”Dicen que los anestesistas cobran un millón de pesos y está bien porque tienen sus estudios y todo pero cómo no van a poder pagar sueldos de 30 mil pesos a 47 personas cuando se habla de un millón por cada anestesista. Es insostenible esto, nos dicen que el pago ya está pero no lo acreditan”, expresó.

Finalmente, lamentó: “hay gente que se tiene que ir caminando porque no tiene plata para el colectivo y si no cumplen los sancionan, venimos a cumplir horario pero no tenemos el apoyo de nadie, estamos solos, pedimos que nos den solución, que nos paguen los dos meses que nos deben”.