Tag

Allanamientos

Browsing

Ruth Torres, la referente de los puesteros en Comodoro fue allanada el lunes por una causa de extorsión, y confirmó que denunciará en la justicia que sufrió golpes durante los operativos en su casa, donde además había menores. Y agregó que quisieron matar a sus perros.

La División de Investigaciones de la Policía de Comodoro Rivadavia, realizó el lunes una serie de allanamientos en una causa donde se investiga a Ruth Torres , referente de La Saladita, por extorsión. La mujer está acusada de cobrar un «seguro» a los feriantes para pagar un servicio de policiales adicionales. Se estima que la recaudación «limpia» sería de $350.000 semanales, cuando el pago del servicio de policías adicional rondaría los 36 mil pesos.

En diálogo con ADNSUR, Torres desmintió que se haya quedado con dinero que estaba destinado a pagar el servicio de policías adicionales en la feria . «He convocado a reuniones donde todos firmaron de acuerdo con pagar las adicionales. Nadie extorsionó a nadie» dijo sobre la causa iniciada en su contra y por la que fue allanada su casa el lunes pasado.

«Quiero que me tomen la denuncia porque ayer me acerque a la Seccional Sexta por los golpes en los allanamientos», dijo y además, cuestionó que no haya estado el «Juzgado de familia presente cuando tengo tres menores en casa. Se asustaron y entraron en pánico nervioso. No había nadie para contenerlos. Cuando yo los quise contener me redujeron y me quisieron matar mis perros»

«Uno queda en la vulnerabilidad de los derechos, ¿ pero los niños? y los derechos de los animales también porque ellos están protegiendo sus espacios nada más, no es para que los maten tampoco», cuestionó.

Finalmente, confirmó que se acercará al Ministerio Público Fiscal a que me «tomen las denuncias y me den un turno para que me atienda un médico y me revise».

 

No es algo nuevo ya en el Grupo Especial de Operaciones Policiales, GEOP, este tipo de cosas; personal supuestamente “entrenado psicológicamente” para actuar en circunstancias especialmente apremiantes… más que entrenados diríamos “desequilibrados”.

Este sábado por la mañana, el ministro de Seguridad Federico Massoni anduvo “figurando” como es de costumbre (violando la ley nuevamente con flagrancia al ingresar a las propiedades privadas) junto al subjefe de policía Néstor “tero” Gómez Ocampo (amigo del narcotraficante Omar “el cura” Segundo) y el cuestionado jefe Miguel Gómez, en un allanamiento que tuvo como lugar un domicilio de Puerto Madryn, por una causa de robo a una distribuidora.

En el transcurso del violento ingreso al domicilio como es protocolar en este tipo de diligencias, el GEOP asesinó fríamente a la mascota de los dueños de casa; una perra marrón que aparentemente habría ladrado al momento de la irrupción de los efectivos al hogar o habría salido a atacarlos.

Lo poco tranquilizador es que aparentemente la perra habría sido ejecutada con su cabeza contra el suelo, a juzgar por las imágenes que les mostraremos a continuación:

En ésta imagen vemos un patrón de sangre conocido como “Forward Spatter”, es decir el registro de sangre en forma de spray, con el típico grupo de aristas dirigidas en un solo sentido y ubicadas paralelamente una de otra.

Esto quiere decir que allí donde ustedes ven la mancha estuvo un parietal de la cabeza de la perra, y ese patrón de sangre no es más que aquella que, proveniente del orificio de salida de la bala, drenó entre la cabeza del animal y el suelo.

Aquí vemos el cuerpo del can, más precisamente el lateral que estuvo contra el piso.

En la observación “1” vemos claramente el orificio de salida del proyectil encontrándose con la resistencia del suelo, si nos fijamos atentamente en la observación “2”, está el rostro del animal manchado de su propia sangre ya seca y en la observación “3”, observamos los restos de piedras del lugar donde habría sido depositado posterior al hecho sobre la superficie de tierra, justamente del lateral izquierdo del animal, como podemos ver en la primera foto.

Aquí, en esta última imagen el cuerpo está girado con su lateral derecho sobre un trapo, manta o frazada; suponemos que fue posicionado de esta manera por el mismo dueño para fotografiar la herida.

Teniendo en cuenta este análisis es posible sostener la teoría de que la perra podría haber sido ejecutada contra el piso de un disparo en la cabeza y probablemente a “quemarropa” como se dice en la jerga criminalística, mientras el animal yacía en el suelo de costado.
Por lo tanto, lo que creemos que pudo haber pasado es lo siguiente:

En caso de que esto sea así, ¿Qué necesidad había de matar al animal si ya estaba reducido contra el suelo por uno de los miembros del GEOP?

Seguramente muchos preguntarán: ¿Qué alternativa hay en medio de un allanamiento donde es indispensable el “factor sorpresa” y se da la circunstancia de que el animal responde con agresividad a los operadores? Bueno, hay miles de formas de actuar en situaciones así sin tener que llegar a quitarle la vida al can; una de ellas sería operar con protecciones anti-mordeduras como los que se ven en las imágenes:

De hecho, la brigada canina de la policía ya tiene este equipamiento para el entrenamiento de los “K-9”, creemos que con todo el dinero que despilfarra el Ministerio de Seguridad, una buena Inversión sería incrementar las compras de este tipo de prendas (quizás más aerodinámicas para no reducir la movilidad de los agentes en un operativo) para aprovisionar a las unidades especiales de asalto; muy probablemente en ésta nota le estaríamos aportando buenas ideas a Massoni para hacer política, ya que tanto le gusta, esperamos que lo aproveche.

Las fuerzas especiales del primer mundo tienen éste tipo de protecciones en sus vestimentas, para lidiar con ataques feroces de animales sin tener que llegar a ejecutarlos; en verdad, si nos ponemos a analizar desde el punto de vista táctico dispararle al animal en medio de una redada es una estupidez; porque sería algo así como anticipar tu presentación a los dueños de la casa antes de que le tires la puerta abajo, asi que no estaríamos respetando mucho el “factor sorpresa” que tanto usan los policías para justificar este tipo de casos…

Con éstas protecciones imaginamos que los “ursos” que integran las unidades especiales de la policía van a poder, después de tanto desarrollo de musculatura en los entrenamientos, reducir a un can sin salir lastimados ni exponer sus vidas… ¿Queremos creerlo no?

Consideramos que Massoni, tan amante de los animales que supuestamente es, como se muestra en las fotos que se hace sacar acariciando perros para subirlas a las redes; va a tomar en cuenta nuestras propuestas para terminar con estos casos de violencia desmedida que ejercen unidades como el GEOP, contra los animales en el transcurso de los allanamientos…

Pensamos que sería un buen gesto político para él que le encanta hacer campaña con todo, o por lo menos consideramos que sería mejor antes que hacer política con la muerte de las personas.

La otra sería la utilización de dardos tranquilizantes, que consideramos que el gobierno podría con su peso político conseguirlas como munición “no letal” para los animales en éste tipo de circunstancias.

Pero estas cosas, sostenemos que van mal desde “el vamos”, puesto a que las brigadas de investigaciones son las encargada de hacer inteligencia previo al operativo y podrían haber constado la existencia de una mascota potencialmente agresiva en el domicilio a irrumpir, de ésta manera podrían haber tenido información suficiente para actuar a consecuencia, de la manera menos perjudicial posible y sobre todo con sutileza.

El lanzamiento de una porción de carne al animal con sedantes no dejaría de ser una buena idea previa al desarrollo del allanamiento, por lo menos sería algo más “defendible” ante la sociedad que la barrabasada que han cometido en este operativo.

Antecedentes…

Años atrás, la unidad táctica ya había sido blanco de repudio por su accionar desmedido en las redadas; el periodista de policiales Hugo Gabriel Vidal cuando existía el tan recordado noticiero televisivo de Trelew “Cablenoticias”, (1998-2005/06) ya se había encargado de dar difusión a un escandaloso hecho donde el GEOP había irrumpido a un hogar violentamente, en búsqueda de delincuentes y en el proceso mataron a la mascota de la vivienda y además, quedó registro fílmico de un operador de la unidad especial que mantenía reducida en el piso a una niña de unos 10 o 12 años, con su rodilla en la espalda y su escopeta apuntando a la cabeza de la pequeña.

La niña yacía en el suelo esposada boca abajo como si algo a su corta edad pudiera hacer contra enormes agentes policiales armados hasta los dientes.

Hugo Gabriel Vidal en aquella época pudo registrar en video toda esa secuencia en el lugar de las diligencias y luego lo pasó en vivo en “Cablenoticias”, que se transmitía todos los días por la noche;
Como consecuencia se generó un escándalo que tuvo repercusión hasta en las organizaciones de derechos humanos nacionales, porque no solo mataron al perro de la familia a la que le allanaron el hogar, ni solo produjeron un escándalo al mostrarse reduciendo a la niña de esa forma, sino que también SE HABIAN EQUIVOCADO DE CASA, entrando violentamente al domicilio de una familia que nada tenía que ver con el delito.

En esas épocas, la unidad táctica se vio intensamente cuestionada porque se había hecho bastante frecuente entrar violentamente a casas equivocadas destruyéndolas; algo que hasta hoy en día no ha cambiado, si tenemos en cuenta el caso del hombre al que los efectivos, el año pasado le destruyeron el portón de la casa haciendo marcha atrás con la camioneta policial, y no tenía nada que ver con el delito por el cual se realizaba el procedimiento.

El caso de Elías Saavedra

Otro caso de inutilidad policial y crueldad con los animales fue el del sargento Elías Saavedra, quién el 26 de marzo del 2020 por la tarde se encontraba recorriendo a pie las calles de un barrio de Playa Unión y se encontró con “Tita”, una perra que salió de un patio y por alguna razón empezó a ladrarle.

Muchos de nosotros alguna vez experimentamos una situación así y nos bastó con agarrar una piedra del suelo y amagar con lanzársela o bien simular que agarramos algo del suelo para que el animal se alejara; bueno, al sargento Saavedra no se le ocurrió una mejor idea que desenfundar su arma reglamentaria y pegarle un balazo a la perra, muriendo ésta luego de unos minutos de agonía.

Compartimos con nuestros queridos lectores el link donde se encuentra publicada la entrevista que una de las dueñas de “Tita”, brindó a CHOLILA ONLINE contando con mucho dolor la historia que le toco experimentar:

Este viernes, en una entrevista realizada al intendente de Comodoro Rivadavia Juan Pablo Luque, manifestó su “repudio” por el faltante de 30 dosis del Hospital Regional, y los allanamientos realizados a los trabajadores.

“Es el primer aniversario de Comodoro que vivimos en pandemia. El acto por los 120 años de la ciudad, el 23 de febrero, se realizará con protocolos y probablemente tengamos la visita de autoridades nacionales” dijo.

“Con parte del Gabinete nacional se hará la firma de convenios sobre los que estamos trabajando, algunos también con Provincia» continúo Luque.

De igual forma, el intendente Luque informó que “A través de las obras públicas que estamos llevando adelante con recursos y fondos municipales mantenemos 2000 puestos de trabajo”.

Sobre el robo de vacunas Sputnik V: “Repudio absolutamente la manera en la cual han tratado al personal de salud, que han sido objeto de allanamientos y maltratos. Se los han tratado como si fueran asesinos”

“Ha sido un maltrato totalmente desconsiderado de quien los conduce y llevó adelante los allanamientos” finalizó Luque.

Este jueves, el intendente de Comodoro Rivadavia Juan Pablo Luque, manifestó su “total repudio” por el faltante de 30 dosis del Hospital Regional, y los allanamientos realizados a los trabajadores.

Aseguró que “eso no significa bajo ningún punto de vista que pongamos en tela de juicio el enorme trabajo que han hecho todos los trabajadores y trabajadores del Hospital Regional , a quienes yo les agradezco eternamente por el compromiso y trabajo que llevaron adelante durante toda la pandemia”.

“No podemos permitir los comodorenses dejar como si fuera un gran show de alguien, y poner en tela de juicio a los trabajadores de la salud. Yo los voy a defender, tengo un enorme agradecimiento y compromiso moral de hacerlo”, manifestó. “Hay que dejar que la justicia haga su trabajo”, agregó al respecto de la investigación.

Por su parte, el viceintendente de Comodoro, Othar Macharasvilli, quien decidió expresarse a través de sus redes sociales cuestionando la manera en que se procedió por el robo de vacunas «que no estaban custodiadas».

«Se allana a personal de salud, llegándose a violentar a un nene de 7 años, y exponiendo a otra sufrida repartición pública como lo es la Policia del Chubut al desgaste de la sobreactuación», cuestionó. Y agregó : Estos mismos agentes de salud y seguridad que enfrentan a diario el peligro del COVID se brindan enteramente por su comunidad y que se les ADEUDA «DOS MESES DE SUELDO Y AGUINALDOS. Todo esto ante la mirada de un ministro en algún hueco de su campaña electoral».

«Pregunto ¿no era más fácil y correcto prevenir y custodiar las vacunas con menos del 10% de los policías que se ampliaron en los allanamientos?», se interrogó finalmente.

Fuente: ADNSur

Luego del análisis de testimonios, datos e imágenes de cámaras, este martes se ordenaron varios procedimientos en Comodoro Rivadavia y se secuestraron teléfonos celulares.

A partir de la denuncia formal radicada por el Ministerio de Salud, el Ministerio Público Fiscal comenzó con la investigación para determinar que fue lo que ocurrió con las 30 dosis de la vacuna Sputnik V contra el Covid-19 que “desaparecieron” del vacunatorio de Comodoro Rivadavia.

La causa se encuentra a cargo de la fiscal general Andrea Rubio, el procurador de fiscalía Cristian Olazabal y el fiscal jefe Juan Carlos Caperochipi.

En este contexto, se ordenó una inspección ocular en el lugar del hecho, el relevamiento de cámaras de seguridad, la identificación de testigos y el análisis de información administrativa, entre otras diligencias.

A partir de ello, este martes por la tarde se diligenciaron 15 allanamientos en diferentes domicilios de la Ciudad Petrolera, en los cuales se identificó a los ocupantes y se secuestraron teléfonos celulares.

En las actuaciones estuvieron a cargo de la Brigada de Investigaciones de Comodoro y participaron el Ministro de Seguridad y el fiscal Caperochipi.

Fuente: Radio 3.

La Policía realizó este viernes tres allanamientos en el marco de la causa contra los empleados de la funeraria que se sacaron fotos junto al cuerpo de Diego Maradona.

Claudio Ismael Fernández, de 48 años, y su hijo Sebastián Ismael Fernández, de 18, fueron trasladados a una dependencia judicial para ser notificados de la investigación.

Los allanamientos se realizaron en el lugar en el que se preparó el cuerpo, en la cochería y en la casa de uno de los empleados que posó para las fotos junto a su hijo. Se trata de Claudio Ismael Fernández, de 48 años, y de Sebastián Ismael Fernández, su hijo de 18.

Según pudo saber Infobae, se trata de una investigación de oficio del Cuerpo de Investigaciones Judiciales y la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas Nº 25, a cargo del doctor Roberto Maragliano, por el artículo 67 Contravencional de la Ciudad de Buenos Aires, por profanar un cadáver.

Claudio Fernández y su hijo fueron trasladados a una dependencia judicial para ser notificados de la contravención. No quedarán detenidos.

Durante los procedimientos se secuestraron tres teléfonos celulares, una netbook, un pen drive y camisas compatibles al momento que se efectuaron las fotografías.

Luego de que las imágenes se viralizaran al mismo ritmo que fueron repudiadas, Claudio Fernández salió hoy a defenderse y pidió disculpas en un programa de radio: “No la sacaron de mi teléfono, no sabía que se iba a viralizar”.

Elaboró una leve defensa y le pidió disculpas a la familia Maradona. “Estábamos acomodándolo antes de llevarlo y me dicen ‘¡flaco!’, y mi hijo –como todo pibe– levantó el pulgar, y sacaron la foto. Pido respeto y perdón a todos. Yo le hice el servicio al papá de Maradona, al cuñado, y jamás hice esto. Estuve con Maradona cerca en vida. No lo hice en vida sabiendo que es mi ídolo, no lo voy a hacer de fallecido”.

“Sé que mucha gente se ha ofendido, que lo han tomado mal, sé que molestó. Soy de las personas que no piensan en sacar fotos a los féretros o a los fallecidos. No fue mi intención”, agregó.

Claudio argumentó que la imagen que se viralizó no fue sacada con su celular, y que ni él ni su hijo posaron de manera intencional. “No fue sacada de mi teléfono, la sacaron de otro. Eso es lo peor de todo. Jamás pensé que lo iban a subir, pasar a un grupo o viralizarlo. Por eso pido disculpas a la familia Maradona”, señaló.

Al ser consultado sobre qué estaba pensando cuando le sacaron la foto, Claudio aseguró que lo tomaron por sorpresa. “En ese momento… eran los nervios de que quede bien Maradona, porque se lo llevaban a la Casa Rosada y lo iban a ver Dalma, Gianinna, Claudia y los más íntimos. Si ven la foto –yo soy el de anteojos–, justo levanté la cabeza porque me dijeron ‘¡flaco!’, y mi hijo levantó el pulgar, nada más. Fue algo instantáneo. Lo que más quería era dejar un ídolo en condiciones para que la familia se pueda despedir”, explicó.

El hombre reveló que desde que se viralizaron las imágenes no para de recibir amenazas telefónicas. “Nos dicen que nos van a matar, que nos van a romper la camioneta, que mis hijos…”, denunció.

Claudio y su hijo, junto a Diego Molina, son los empleados que posaron junto al féretro de Maradona antes de ser trasladado en el coche fúnebre desde la casa de sepelios hasta la Casa de Gobierno donde fue velado.

Fuente: El Comodorense

La Unión de Asambleas de Comunidades de Chubut denunció persecución, allanamientos y detenciones arbitrarias tras las protestas anti megaminería. El juez responsable de la cacería fue Monti, de Rawson.

«El gobierno de Mariano Arcioni elige el camino de la criminalización de la protesta social y la represión para justificar la apertura de la megaminería: allanaron la casa de una de las impulsoras de la Iniciativa Popular», denunciaron.

Agregaron que «luego de las multitudinarias movilizaciones de transcendencia internacional el gobierno se lanzó a la caza de integrantes de asambleas y manifestantes por los incidentes en inmediaciones de la casa de gobierno».

«Previamente los medios hegemónicos de prensa demonizaron al histórico movimiento del No a la Mina calificándolo de “ecoterrorista”. Las detenciones con grupos de fuerzas especiales comandadas por el Ministro Massoni no tienen justificación alguna».

Agregaron que toso esto «Es parte de un circo peligroso y criminalizador para habilitar una actividad que no cuenta con licencia social en ningún punto del territorio provincial», concluyeron. Se informó además que tras los allanamientos hubo detenidos, que fueron identificados y luego liberados.

Seis familias denunciaron irregularidades durante los allanamientos realizados de forma simultánea el pasado lunes 19 de octubre. Tres de ellos manifestaron que irrumpieron de manera equivocada en sus domicilios, ya que las personas buscadas ya no residían allí hace mucho tiempo o directamente nunca lo hicieron.

El Área de Violencia Institucional del Ministerio Público de la Defensa de Chubut intervino ante las múltiples denuncias de vecinos que sufrieron la violenta irrupción de la policía en sus hogares, en el marco de los 22 allanamientos realizados en forma simultánea en Comodoro, encabezados por el ministro de Seguridad Federico Massoni.

En esa ocasión, “el Ministerio de Seguridad de la provincia viralizó un video donde se mostraba cómo realizaban los allanamientos en los distintos domicilios, y se podía observar claramente la imagen de un niño/a menor de edad atemorizado”, describió Luciana Risso a El Comodorense Radio.

La abogada adjunta de la Defensa Penal del Área de Violencia Institucional expuso que “en razón de eso es que se le solicitó al Ministerio Público Fiscal que informe cuáles eran esos 22 domicilios a fin de poder tomar contacto con esas familias y poder conocer cómo se habían desarrollado esos procedimientos, si habían sido conforme a lo que está estipulado en la norma procesal de nuestra provincia o no”.

“Tomamos contacto con 6 personas que manifestaron distintas irregularidades. Tres casos específicos manifestaron que irrumpieron en su domicilio de manera equivocada”

En este sentido, “tomamos contacto con 6 personas que manifestaron distintas irregularidades, desde la irrupción violenta en horas de la madrugada en sus hogares, con roturas en su propiedad privadas”.

Lo más sobresaliente fue que “tres casos específicos manifestaron que irrumpieron en su domicilio de manera equivocada. El allanamiento en ese lugar sí estaba autorizado pero estaban buscando a otras personas que no vivían ahí, o vivían cerca, o hace años que ya no residían ahí. Hasta el día de la fecha elaboramos dos denuncias de estos allanamientos incorrectos”.

Los damnificados relataron que en los procedimientos fue muy difícil la comunicación con el personal policial, por lo que pasaron minutos sin saber el porqué de la irrupción violenta en sus hogares.

Para la abogada del Área de Violencia Institucional, “si estás buscando un arma no es necesario que rompas los barrotes, las rejas, las puertas, las ventanas, los placares, las puertas de los placares o que amarres a la persona que reside ahí y mucho menos si hay menores de edad”, criticó al respecto de las procedimientos llevados a cabo por Massoni.

Ante esto, “el código procesal es claro cuando dice que en todos los casos en que se realicen allanamientos hay que respetar la dignidad de las personas y la propiedad de esas personas, y que la injerencia debe ser la menor posible”, finalizó.

Fuente: El Comodorense

De acuerdo a los allanamientos realizados recientemente se han producido diferentes denuncias sobre las irregularidades de los procedimientos policiales cometidos en la Provincia del Chubut.

Al respecto, la jueza penal Mariel Suarez, explicó que la función del ministro de Seguridad, Federico Massoni es “diseñar políticas de seguridad, pero no tiene una función policial”.

“Me preocupa la propaganda de la función pública, el show de combatir el delito. Se puede perseguir el delito decentemente, respetando derechos”, dijo.

Sobre lo sucedido, remarcó que “quien está encargado de la seguridad de la Provincia está dando a la sociedad un mensaje peligroso”.

Insistió durante su entrevista con La Cien Punto Uno que “esto tiene que evaluarse con los límites de la ética. En la Justicia no hacemos propaganda de nuestro trabajo. Somos transparentes en la información porque es una obligación, pero no para festejar cuantas condenas tenemos”.

También, aclaró que “los ministros tienen una obligación de transparencia en su función, pero no está relacionado con publicitar su trabajo. Tiene que ver con ser transparente en cuanto a las píticas o contratos por ejemplo”.

Finalmente, la jueza penal Suarez enfatizó que “no quiero entrar en una discusión con el ministro de Seguridad, Federico Massoni porque no me interesa. Me preocupa el desconocimiento del derecho, podría hacer que se plantee la nulidad de un allanamiento. Debemos dar las garantías constitucionales”.

Fuente La Cien Punto Uno

El ministro de Seguridad, Federico Massoni, se refirió a un allanamiento que se realizó en una vivienda por equivocación.

Un vecino relató cómo efectivos policiales armados ingresaron a su vivienda rompiendo la puerta y el portón. Armados y a los gritos, desataron el pánico de los habitantes de la casa, entre los que se hallaba su hija de 8 años. A pesar de su explicación, le dieron vuelta todo y denuncia que nadie se hace cargo por el error.

La persona que buscaban vivió hace dos años en el lugar allanado, personal policial generó destrozos en el lugar.

Sobre el tema el ministro, en dialogo con El Comodorense Radio manifestó “nos pusimos a disposición y nos haremos cargo de todo el gasto de lo que se ha generado por la irrupción que se provocó”

“Se va a reparar todo en forma integra, yo ya he solicitado el numero de teléfono de la persona damnificada para ponerme en contacto y a disposición”

Aclaró que se quiere llevar todo a la normalidad o a la mejor forma en que estaba su vivienda antes de que se diera el allanamiento.

“No debemos perder el objetivo final de todo esto, no es que yo ingrese a un domicilio o no, sino que terminemos con el delito, y que aquellos que delinquen los llevemos ante un juez”, dijo Massoni.

Agregó “en muchos casos me hicieron responsable de este error pero no soy responsable más cuando soy el que tiene que ir y supervisar el trabajo de la policía, hay una contradicción fuerte”.

“Yo estuve afuera supervisando todo”, dijo el ministro en consonancia a las declaraciones de una magistrada que fue la que firmo las ordenes, en donde ella de manera indirecta quiso dar un mensaje “yo lo tome como algo personal, que me quiso dar un mensaje a mi, en un párrafo estableció que prohibía, bajo pena nulidad el ingreso de cualquier civil dentro de los lugares donde se iban a realizar allanamientos”.

Fuente: El comodorense