Tag

asesinato

Browsing

En Chubut, la Fiscalía de El Hoyo dio apertura a la investigación por el asesinato de Tino John ocurrido en el 2021. Otra historia que expone cómo las fuerzas de seguridad actúan con negligencia sobre la salud mental.

Tino sufría de trastorno bipolar y estaba medicado. El 27 de mayo fue abordado por un grupo de 20 policías que ingresó a su domicilio para realizar un allanamiento sin orden judicial, fiscal, ni psiquiatra presente. No se cumplió ninguno de los protocolos que establece la Ley de Salud Mental. Durante el operativo los efectivos dispararon contra el hombre de 63 años.

Claudia Costa Basso, compañera de Tino, estaba allí, la policía la mantuvo atada durante 40 minutos, mientras ella pedía por su compañero: «Nadie me decía nada, todos mudos. Entraban, subían y bajaban. Tino estaba en la planta alta. Uno tira sobre la mesa la orden de allanamiento. Yo atada, le digo: ‘¿Usted me está tomando el pelo?, ¿qué pasó con Tino?’, a lo que me responde: ‘¿Me puede dar la clave de wifi y su nombre?’. Al fin me enteré, escuchando la radio de la policía, que lo habían matado”.

Por el hecho hay un solo imputado que es el sargento primero Luis Moggiano, del Grupo Especial de Operaciones de la Policía, acusado de ser el autor material del asesinato.

“Yo pedí a los abogados que se amplíen las imputaciones porque hay más responsables. No entiendo por qué se demoró un año y medio en abrir una causa para un solo imputado que conocíamos desde el principio. Es un desprecio a la vida desde un escritorio», resalta Claudia.

Una de las razones por las que se demoró el inicio de la investigación fue el pedido de recusación del juez Ricardo Rolón, y del fiscal Carlos Díaz Mayer. El pedido fue presentado por la querella y la defensa del imputado, ya que son quienes ordenaron el allanamiento de aquel día. Ambas recusaciones fueron rechazadas.

Resulta urgente la aplicación de la Ley de Salud Mental y el control a las fuerzas de seguridad. En este caso, como en tantos otros, la represión y la falta de acceso a la salud, terminan siendo dos caras de la misma moneda.

Según la fiscal, el peón detenido por el crimen del payador de 28 años “tenía una actitud obsesiva hacia la pareja de la víctima”. La docente trabaja en una escuela de la localidad de Ricardo Rojas, en el sur de Chubut.

El homicidio de Saúl se produjo el domingo 23 de octubre, cuando ingresaron a su domicilio en la madrugada y la dispararon tres veces en la cabeza. Además, tenía heridas en un ojo y cortes en la cara. Dormía cuando lo atacaron, por lo cual no le dieron ninguna oportunidad de defenderse.

La fiscal confirmó asimismo que existen una serie de “indicios y pruebas” que comprometen al sospechoso y detalló que cuentan con “el reconocimiento de los perros de rastreo que identificaron el olor corporal” de esta persona en la escena del crimen.

Si bien se excusó de brindar detalles sobre la identidad y localización de este hombre, la fiscal contó que se trata de un joven poblador rural de la zona, alguien que suele trabajar en la zafra de la esquila y que, al igual que su víctima, vive en forma permanente en la localidad de Río Mayo.

Al referirse al sospechoso, la fiscal detalló que “se trata de una persona que tenía una actitud obsesiva con la pareja de la víctima”.

La pareja de Anticaneo, Luciana Valderrama (28), fue la última persona que tuvo contacto con él en las primeras horas del domingo fatal. El payador le habría dicho que se iba a dormir porque al otro día tenía que arreglar el auto para poder ir a buscarla a Ricardo Rojas, distante algo más de 100 kilómetros. Durante el domingo, ella lo estuvo llamando, pero no recibió respuesta. El cuerpo sin vida fue descubierto después de las 15 por la hermana y el dueño de la casa que Saúl alquilaba.

Ahora, la investigación está centrada en el peón detenido. Se espera la declaración de algunos testigos. Y después se decidirá su situación procesal. Pero la fiscal cree que ya tiene elementos suficientes como para pedir la elevación a juicio.

La jueza de la causa consideró que ambos procesados tenían en sus teléfonos celulares -a través de sus sistemas de Whatsapp- información sensible vinculada con el ataque fallido contra la expresidenta.

La jueza federal María Eugenia Capuchetti procesó con prisión preventiva a Nicolás Gabriel Carrizo y a Agustina Díaz como partícipes secundarios del intento de homicidio contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, perpetrado el 1 de septiembre pasado, informaron fuentes judiciales.

La magistrada valoró en su resolución que ambos procesados tenían en sus teléfonos celulares -a través de sus sistemas de Whatsapp- información sensible vinculada con el ataque fallido contra la expresidenta, según surge del fallo judicial al que tuvo acceso Télam.

Quiénes son y cuáles fueron sus roles

Carrizo es el líder del grupo de supuestos vendedores para el que trabajaban los coautores del intento de magnicidio, Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte.

Díaz, en tanto, es una amiga Uliarte que después del ataque fallido le sugirió que borrara toda la información de su celular y que desde antes sabía que ella había adquirido una pistola.

En su resolución, la jueza Capuchetti consideró que «los sucesos del 1 de septiembre fueron el capítulo final del plan delictivo que previamente habían acordado, diseñado y estudiado Brenda Elizabeth Uliarte, Fernando André Sabag Montiel, Nicolás Gabriel Carrizo y Agustina Mariel Díaz».

La jueza sindicó a Carrizo y Díaz como partícipes secundarios penalmente responsables del delito de «homicidio calificado, agravado por el empleo de armas de fuego, alevosía y el concurso premeditado de dos o más personas, en grado de tentativa» y mandó a trabarles embargos por 100 millones de pesos a cada uno, según surge del fallo de casi 130 páginas al que accedió Télam.

En ese sentido, señaló que «quedó acreditado por los mensajes enviados en la previa del hecho, y con posterioridad al mismo que, Carrizo y Díaz planificaron el evento criminoso y sus participaciones serán secundarias ya que, de no haber efectuado sus contribuciones, el delito igualmente podría haberse configurado de la manera en que se hizo y conforme la concreción del plan criminal acordado».

Sobre el plan de ataque

Para la magistrada, el plan delictivo tuvo «su inicio el día 22 de abril del año en curso, fecha en la cual Brenda Uliarte habría adquirido la pistola semiautomática, de acción simple, calibre 32 auto, marca Bersa, modelo Lusber 84, con la numeración `25037´ en el lateral izquierdo del cañón, luego utilizada por Sabag Montiel para cometer el hecho investigado».

Este martes 20 de septiembre tendrá lugar la audiencia de apertura de investigación por la muerte del vecino de Las Golondrinas. La APDH se presenta como querellante.

A más de un año de la muerte de Martín Alejandro “Tino” John, se confirmó que este martes 20 de septiembre tendrá lugar la audiencia de apertura de investigación. Será a las 9 horas en la Oficina Judicial de Esquel.

En ese marco, la Asamblea Permanente de Derechos Humanos (APDH) se presentará como querellante en la investigación penal.

La querella se presentará con la asistencia técnica de los abogados Juan Manuel Salgado y Daniel Gómez Lozano, quienes fueron instruidos por la APDH Argentina para tomar intervención e impulsar la investigación del caso.

Estos profesionales serán secundados por los doctores Eduardo Tavani y Guillermo Torremare, ambos Presidentes del mencionado organismo de Derechos Humanos.

Cabe recordar que cuando ocurrió el homicidio de Tino John, estaba vigente el protocolo de uso de armas de fuego aprobado por Federico Massoni, ex ministro de Seguridad del gobierno provincial, instrumento que fue cuestionado por la APDH, políticamente ante el Gobernador de la Provincia, y judicialmente ante el Procurador General y el Superior Tribunal de Justicia de Chubut por ser un instrumento manifiestamente inconstitucional.

Ese debería ser uno de los puntos más importantes a ser aclarado en la investigación por el homicidio del productor de la comarca andina chubutense, asesinado en mayo del año pasado por un policía del GEOP; pero parece que el fiscal del caso no quiere averiguarlo. Tal vez, el cuestionado Carlos Díaz Meyer está protegiendo a alguien y pretende endilgarle toda la responsabilidad del crimen a Luis Américo Moggiano, el que le disparó a Alejandro “Tino” John, de quien ya dijo que no tenía “pruebas de que haya actuado bajo órdenes de un superior”.

Parece mentira que un funcionario de la talla de un fiscal sostenga eso: de que Moggiano siendo sargento se mandaba solo y que aquel 27 de mayo le apuntó a John y lo asesinó de un tiro en la cabeza porque se le ocurrió.

Díaz Meyer ignora por lo visto que existe un “protocolo de actuación” en casos como el de “Tino” John que se puso en vigencia en la policía del Chubut, según aseguran los que conocen del tema, después de la toma de rehenes que hubo en una financiera de Trelew en 2003 y que hasta se dieron charlas instructivas sobre el mismo, de las que participó activamente el comisario Miguel Ramón Gómez, quien era jefe de Policía al momento en que mataron a John.

En esa capacitación, uno de los conceptos que se subrayaban era, por ejemplo: “Hacer hincapié en la importancia de la NEGOCIACIÓN como herramienta disuasiva y que la misma siempre es posible, aún en las peores situaciones”. Y hay que aclarar que en esos cursos de formación que recibían los policías se hablaba de “toma de rehenes”, de un hecho en el que delincuentes armados tenían a victimas cautivas poniendo en riesgo sus vidas. Totalmente distinto a lo que fue el caso de “Tino” John en donde era él solo, arrinconado en un altillo de su casa por una veintena de policías del GEOP con armamento de guerra y supuestamente muy bien entrenados.

 Hay que recordar que la policía del Chubut en ese entonces estaba gobernada por una manga de sinvergüenzas que la dejaron en ruinas, dicho por propios integrantes de la fuerza; y que ineludiblemente esos sinvergüenzas tienen “responsabilidad funcional” en el asesinato por posible “gatillo fácil” de “Las Golondrinas”.

Los hermanos Miguel y Paulino Gómez o el amigo de narcotraficantes “El Tero” Néstor Gómez Ocampo–quien increíblemente llegó a ser subjefe de la institución— deberían ser investigados en la misma causa que le abrirán al policía que mató a John. Algunos de ellos, incluso, usando los medios que les eran afines, se encargaron de demonizar a la víctima haciéndola culpable de su propia muerte.

Otro que debería ser involucrado en el proceso judicial es Federico Massoni, el ministro de Seguridad que tenía Chubut en ese momento y que sin haber estado en el lugar y no habiendo realizado una investigación de lo sucedido aseguró incluso ante los diputados provinciales que el GEOP había actuado bien.

Así las cosas, hoy varias organizaciones de Derechos Humanos de la región y el país creen que “hubo violencia institucional” y una “grave violación a los Derechos Humanos” en el homicidio de Alejandro “Tino” John y se profundiza la desconfianza sobre fiscal Díaz Meyer que increíblemente tardó un año para pedir la apertura de la investigación contra el policía que mató a John.

La imagen de televisión -repetida al infinito- es contundente: Fernando Andrés Sabag Montiel intentó asesinar a Cristina Fernández de Kirchner cuando regresaba de la Cámara de Senadores. El implicado gatilló dos veces una pistola Bersa que estaba cargada con cinco municiones, y la Vicepresidente aún vive por la impericia del tirador.

La muerte de CFK hubiera significado un golpe institucional. Una tragedia humana y política que transformaba al sistema democrático en un caos con final abierto. La historia argentina ya explicó -según publica Infobae– qué sucede cuando se usa la violencia para resolver las diferencias entre distintas concepciones ideológicas.

En Semana Santa de 1987, una asonada militar comandada por Aldo Rico puso en jaque al sistema institucional. Los Carapintadas interpelaron a la Democracia, y la mayoría de la dirigencia política se puso al frente para defender un modelo de convivencia que recién se estrenaba.

Raúl Alfonsín era una presidente débil, y el Peronismo ya preparaba su estrategia electoral para llegar a la Casa Rosada en 1989. Antonio Cafiero era el candidato natural del Justicialismo, y sus críticas al gobierno radical sucedían de noche y de día.

Pero Rico se alzó contra la democracia, y Cafiero no dudó en ponerse al lado de Alfonsín. Fue un gesto de madurez política, una señal clara para los carapintadas. El líder peronista que podía acumular poder ante la fragilidad del presidente radical, se asomó al balcón de la Casa Rosada para demostrar que el sistema institucional vale más que un rédito político efímero.

A 35 años de la Semana Santa Carapintada, la democracia enfrenta ahora un intento fallido de magnicidio. Y otra vez, la clase política debe actuar acorde a las circunstancias. Es un momento para encapsular las diferencias y dar una señal institucional sin ambigüedades. La duda política o el cálculo electoral puede cargar otra arma asesina.

Alberto Fernández, Cristina Fernández de Kirchner, Sergio Massa, Mauricio Macri, Horacio Rodríguez Larreta, Patricia Bullrich, Gerardo Morales, Alfredo Cornejo, Martín Lousteau y Elisa Carrió, entre otros, tienen que aparecer -juntos- en un acto simbólico que no deje resquicio político.

En estas horas dramáticas, la Plaza de Mayo debe ser un espacio común con las banderas argentinas ondeando a favor de la democracia. No hay margen institucional para que las fuerzas políticas aparezcan divididas o fracturadas. La fisura del sistema aceita la posibilidad de otro ataque. Y la locura mesiánica no distinguirá entre oficialistas y opositores.

No se trata de mimetizar las diferencias ideológicas o esconder la vocación de poder. Hubo un intento de asesinato contra la vicepresidente, y este hecho inédito obliga a establecer una mesa de diálogo y fijar una hoja de ruta que ordene a toda la clase política.

Si la representación institucional aparece partida, los acontecimientos pueden derivar en un conflicto infinito.

“Por ese motivo, he dispuesto declarar en el día de mañana feriado nacional para que, en paz y armonía, el pueblo argentino pueda expresarse en defensa de la vida, de la democracia y en solidaridad con nuestra vicepresidenta”, sostuvo Alberto Fernández durante su discurso por cadena nacional.

El Presidente dictó el feriado y convocó a la defensa de la Democracia. Ahora tiene que llamar a todos los líderes de la oposición para completar su discurso público. No alcanza con el Frente de Todos en la Plaza de Mayo. Es necesario que se sume a Juntos por el Cambio, y otras fuerzas políticas de la oposición.

Alberto Fernández siempre recuerda las enseñanzas de Alfonsín. Y Alfonsín no dudó en llamar a Antonio Cafiero, cuando Aldo Rico puso en peligro a la democracia. Hoy la coyuntura es idéntica: el sistema está en peligro, y la posible tragedia aguarda su oportunidad.

Es necesaria la foto institucional que demuestre que la democracia es más fuerte que las diferencias y el cálculo político. No hace falta que sonrían. Alcanza con que estén juntos, un día después del magnicidio que no fue.

Según confirmaron fuentes oficiales a Infobae, el acusado fue reducido y trasladado para ser identificado. Todo ocurrió en el momento en el que la Vicepresidenta llegaba a su domicilio en el barrio porteño de Recoleta.

Referentes kirchneristas y de Juntos por el Cambio salieron a apoyar a la vicepresidenta Cristina Kirchner en las redes sociales luego de que un hombre intentara asesinarla en la puerta de su casa de Recoleta, cuando volvía del Congreso, donde presidió la sesión del Senado. Los mensajes apuntaron al “odio” que se generó desde la oposición luego del pedido de prisión de 12 años en la causa por Vialidad y las manifestaciones de militantes. Según pudo saber Infobae, Sergio Massa se comunicó con las ex mandataria para expresarle su apoyo.

Desde el Frente de Todos emitieron un comunicado en el que repudiaron “enérgicamente el atentado contra la vida de la vicepresidenta. Lo venimos advirtiendo. Las incitaciones al odio vertidas desde distintos ámbitos de poder político, mediático y judicial contra la ex presidenta, sólo llevaban a un clima de violencia extrema”.

“Instamos a la dirigencia toda, los medios de comunicación y la sociedad en su conjunto a sumarse a este repudio, como también a comprometerse con la búsqueda de la paz social por encima de cualquier diferencia. Preservar la vida y la paz es imperativo para el desarrollo de la vida humana, la libertad y la democracia”, agregó el comunicado.

“Conmocionada e indignada, con mucho dolor. Cuando el discurso de la oposición es el odio, el resultado es la violencia. No toleramos más estas acciones que hace un rato pusieron en peligro la vida de Cristina. La dirigencia política debe rechazar de plano lo q sucedió esta noche”, expresó Alicia Kirchner.

El bloque PRO también expresaron su “solidaridad y el más enérgico repudio al atentado que acaba de sufrir la vicepresidenta, Cristina Kirchner. Reclamamos una urgente investigación de los hechos ocurridos y hacemos un llamado a la sociedad en su conjunto a tomar conciencia del peligro que acarrea el clima de crispación y confrontación que se está viviendo”.

“La violencia siempre es el límite, mi apoyo a Cristina Kirchner. Es muy triste que estas cosas vuelvan a pasar en nuestro país. No lo podemos permitir”, expresó Cristian Ritondo en sus redes sociales.

“Mi total solidaridad con Cristina Kirchner y mi más enérgico repudio y condena a lo sucedido esta noche. La Justicia tiene que actuar rápidamente para esclarecer los hechos. Esto es un punto de inflexión en la historia democrática de nuestro país. Hoy, más que nunca, todos los argentinos tenemos que trabajar juntos por la paz”, expresó Horacio Rodríguez Larreta.

La senadora Carolina Losada agregó: “Gravísimo: intento de magnicidio. Este nivel de locura es inadmisible. Total repudio al atentado contra la vida de Cristina Fernández de Kirchner”.

“Estas imágenes son escalofriantes y una amenaza no solo a sino a nuestra democracia. La violencia es intolerable, siempre. Mi solidaridad con la Vicepresidenta”, agregó Diego Santilli.

“Se sobrepasaron todos los límites. Intentaron matar a la Vicepresidenta de la Nación. Es de una gravedad extrema que exige el urgente accionar de la justicia y el repudio de todas las fuerzas políticas. Esto generan los discursos de odio. Toda mi solidaridad”, expresó la ministra de las Mujeres, Elizabeth Gómez Alcorta.

También se sumó el dirigente social Daniel Menéndez, quien expresó: “Acá está el odio que sembraron durante todo este tiempo. Sembrar odio genera consecuencias”.

“Gravísimo! Acaban de fracasar en el intento de asesinato a Cristina Kirchner. Maldito odio el que siembran los medios macristas infectando el cuerpo social con cataratas de mentiras y fake news. Macri basura vos sos la dictadura”, agregó Luis D’Elía.

El canciller Santiago Cafiero expresó: “Quisieron matar a Cristina Kirchner. Es el hecho de violencia política más grave desde la vuelta de la democracia. Fuerza Cristina”.

“Condeno y repudio categóricamente el el atentado contra la Vicepresidenta. La Justicia debe esclarecer el hecho inmediatamente. Lo que acaba de suceder es gravísimo. La democracia exige paz. No a la violencia”, agregó Mario Negri, desde la UCR.

 

Detuvieron a un hombre que intentó asesinar a Cristina Kirchner en la puerta de su casa

Lo confirmaron fuentes oficiales a Infobae. El hombre —sería de nacionalidad brasilera— fue reducido y trasladado para ser identificado. Todo ocurrió en el momento en el que la Vicepresidenta llegaba a su domicilio en el barrio porteño de Recoleta

Detuvieron a una persona armada en las afueras de la casa de Cristina Kirchner, según le confirmaron fuentes del ministerio de Seguridad de la Nación a Infobae. El hombre —sería de nacionalidad brasilera— fue reducido esta noche, en el momento en el que la Vicepresidenta arribó a su domicilio ubicado en el cruce de las calles Juncal y Uruguay, en el barrio porteño de Recoleta. Desde el entorno de la Vicepresidenta le confirmaron a Infobae que CFK no se encuentra lastimada.

Vale recordar que tras los incidentes y la tensión registrada en la zona donde reside la ex mandataria el último sábado, el Gobierno amplió la custodia de Cristina Kirchner y desde el último lunes la Policía Federal se encuentra en las periferias de la casa de la Vicepresidenta.

Minutos después de lo ocurrido se difundieron las primeras imágenes captadas por la Televisión Pública, en las que se ve que cuando un hombre se acerca y a pocos centímetros de la cabeza de la ex Presidenta de la Nación, llega a gatillar. Es entonces, cuando se ve el accionar del personal de seguridad, que logra reducir al individuo.

“Una persona que es indicada por quienes estaban cerca de él, muestra un arma. Fue detenida por personal de la custodia, la apartan y se encuentra el arma. Ahora tiene que ser analizada la situación por nuestra gente especializada para analizar huellas y la disposición de esta persona”, señaló el ministro de Seguridad de la Nación en declaraciones a C5N.

“Todo el accionar fue de la custodia oficial. Después de los análisis se tendrá más información al respecto”, precisó el funcionario de Seguridad. “Esperemos un poco para dar detalles sobre el arma”, aclaró Anibal Fernández, quien enfatizó en que la persona en cuestión “está detenida”.

Las consecuencias luego de los feroces enfrentamientos entre los militantes kirchneristas y la policía de la ciudad de Buenos Aires en la casa de Cristina Kirchner el sábado pasado encendieron las alarmas en el inicio de la semana. Esa fue la razón por la que ese mismo lunes Aníbal Fernández informó que el Gobierno ampliaría la custodia de la Vicepresidenta y, a partir de entonces, hubo efectivos federales en las inmediaciones del departamento ubicado en Juncal y Uruguay.

 

Un año del asesinato de Martín Alejandro «Tino» John por parte del Grupo Especial de Operaciones Policiales (GEOP) de la Policía del Chubut.

UN AÑO SIN JUSTICIA

Por eso ese día convocamos a una CONCENTRACIÓN y un ACTO en el Auditorio de la Casa de la Cultura de El Hoyo, a partir de las 14.30.

Habrá una conferencia de prensa con la presencia de Mariano Przybylski, Director Nacional de Políticas contra la Violencia Institucional de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación;  Adelqui Del Do, Director del “Centro Dr. Fernando Ulloa” de la misma Secretaría; la Senadora Nacional por Chubut Edith Elizabeth Terenzi; Claudia Costa Basso, pareja de Tino; los abogados querellantes, Hugo Cancino, Marcos Ponce, Edgardo Manosalva; y Nelson Ávalos, de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) Noroeste del Chubut.

JUSTICIA POR TINO JOHN
BASTA DE IMPUNIDAD
FUSILADOS NUNCA MÁS

Convocan:
Claudia Costa Basso y la Red de Organizaciones de Derechos Humanos de Chubut

Contactos de prensa: Claudia Costa Basso,
+54 9 2944 959630 / Nelson Ávalos, +54 9 2944 674217

El integrante de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos se expresó al cumplirse once meses del asesinato de Tino John en el cual la investigación todavía no avanza.

Nelson Ávalos, miembro de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos del Noroeste de Chubut, habló en Tarde Para Miles por LaCienPuntoUno sobre la causa que investiga el asesinato de Tino John por parte de la GEOP en Las Golondrinas el 27 de mayo del año pasado.

Con respecto al reclamo de justicia que se realizó el miércoles en la puerta de la Fiscalía de El Hoyo, dijo: “Fue un pequeño acto simbólico porque se cumplieron 11 meses del asesinato de Tino John por un allanamiento desde ese lugar. Hicieron todo mal y el grupo GEOP terminó ingresando al domicilio y matando a Tino. En ese marco ataron a su compañera (Claudia Costa Basso), a quien consideramos una sobreviviente de ese caso”.

Y agregó: “Hicimos la lectura de los tres puntos del petitorio que presentamos en mayo del año pasado, cuatro días después del asesinato. Queremos que se aparten a todos los involucrados en los hechos, el mismo fiscal (Diaz Mayer) que ordenó el allanamiento sigue estando en la investigación, lo mismo con los policías“.

En relación al trabajo que realizó Enrique Prueger perito de parte de la viuda de John y los detalles, comentó: “Su pericia, que presentó el año pasado, contradice la versión oficial y llega a decir que Tino no estaba armado y no disparó. Ese enfrentamiento que se dijo en primer momento no ocurrió. Tampoco cumplieron ninguno de los protocolos en el momento del allanamiento“.

“Cuando el nos presentó parte de la pericia, mostró como fue movido el cuerpo. Su versión contradice en todo a la versión oficial. Mientras criminalística realizaba todo esto, la fiscal Marta Monje estaba en la planta baja. Ella por el handy de un policía escuchó que había muerto Tino”, añadió el integrante de la APDH.

Por último, dio su punto de vista de por qué todavía no se abrió la investigación: “La Justicia es la misma que la que ordenó el allanamiento el día anterior. El caso no avanza porque se tienen que auto investigar. Claudia Costa Basso (compañera de Tino) sospecha que esto lo están dilatando para lograr la impunidad“.