Tag

ataque

Browsing

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, llegó este lunes hasta Jerson, la estratégica ciudad del sur del país recuperada de manos de los rusos la semana pasada, en una visita cargada de simbolismo, en la que izó la bandera, cantó el himno y dijo que la vuelta de la urbe a manos de fuerzas de su país supone «el principio del fin de la guerra».

«Este es el principio del fin de la guerra», afirmó Zelenski que, con todo, dejó claro que recuperar los demás territorios ocupados por Rusia constituye «un camino largo y difícil».

«Rusia le demostró al mundo que puede matar, pero todos nosotros, nuestras fuerzas armadas, nuestra guardia nacional y los servicios de inteligencia han demostrado que es imposible matar a Ucrania», sostuvo el mandatario en una declaración de la presidencia ucraniana.

Kiev distribuyó imágenes de Zelenski en Jerson cantando el himno nacional con su mano sobre el pecho mientras se izaba la bandera azul y amarilla del país junto al principal edificio administrativo de la ciudad.

Zelenski dijo que «el precio de esta guerra es alto». «Hay gente herida, un gran número de muertos, hubo combates encarnizados, y el resultado es que hoy estamos en la región», añadió.

Ajeno a esa muestra de confianza, el vocero del presidente ruso Vladimir Putin, Dmitri Peskov, rechazó que la visita del líder ucraniano significara algo en el estatus de la región de Jerson, que Moscú anexó formalmente a Rusia el mes pasado.

«Ustedes saben muy bien que es territorio de la Federación Rusa«, afirmó.

Las fuerzas rusas dejaron Jerson hace unos días después de ocho meses de ocupación, lo que permitió la entrada de soldados ucranianos el viernes último.

Esa retirada forzada de las tropas de Moscú por la contraofensiva ucraniana supone un nuevo revés para el presidente Vladimir Putin.

Pese a ello el jefe de la OTAN, Jens Stoltenberg, advirtió que «los próximos meses serán difíciles» para Ucrania y que el objetivo de Putin es «dejar a Ucrania fría y oscuras este invierno».

La compañía de electricidad ucraniana Ukrenergo pareció darle la razón: afirmó que Rusia destrozó una central eléctrica clave antes de retirarse de la ribera occidental del río Dniéper en Jerson.

Un testigo que convivió con Fernando Sabag Montiel abonó la hipótesis de que el hombre que quiso asesinar a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner lo habría hecho «por plata», ya que no quería ser «un héroe, ni nada», según surge de la declaración a la que accedió Télam.

«Apenas me enteré pensé que fue por plata, no podía creer que en cuatro años se radicalizara tanto su ideología política, la cual ni tenia, me pareció muy extraño», sostuvo el testigo, de apellido Español, que compartió vivienda con Sabag Montiel hace 4 años.

Su testimonial había sido requerida porque el 2 de septiembre escribió en su cuenta de Facebook: «Los que lo conocimos bien al vago tenemos re claro que lo hizo por guita, le gustaba la plata cómoda, que le lleguen las cosas de arriba y moverse lo mínimo por conseguirlas».

Ante la jueza federal María Eugenia Capuchetti y el fiscal Carlos Rívolo, que investigan el atentado fallido contra la exmandataria, el testigo ratificó el viernes último aquello que había publicado en redes sociales y definió a Sabag Montiel como alguien sin ninguna sensibilidad social.

«Yo sigo pensando igual, yo siempre sostuve que fue por plata, de todas las versiones que circularon. Que le puede haber picado un bichito de justicia social es raro de Nando, que no tiene empatía por la gente que tiene alrededor. Para mí fue por plata es indiscutible, lo sostengo«, expresó.

La fiscalía le preguntó si en alguna oportunidad había escuchado decir a Sabag Montiel que estaba dispuesto a matar por dinero para recuperar algo que le hubieran robado o por encargo, a lo que respondió: «En cualquiera de las dos sí. Si era alguien que le debía no le importara recibir menos dinero con tal de darle su merecido a esta persona. Respecto del ofrecimiento si lo hiciera, eso fue lo primero que se me cruzó por la cabeza, no que quería ser un héroe ni nada».

«No lo escuché decir literalmente yo decir que mataría a alguien por dinero, pero yo lo deduje así por su forma de manejarse con los demás (…) De alguna forma siempre estaba relacionado con el dinero. La gente que le hizo perder dinero o le debía. Por temas familiares nunca lo vi muy preocupado, por amistades tampoco, ahora cuando le tocabas algo…», completó.

A pesar de su convicción en relación a la capacidad de hacer daño que le atribuyó a Sabag Montiel, el testigo aseguró que mientras convivieron no había intentado agredir a nadie, aunque insistió con la idea de que «era una persona que si podía lo hacía».

El conflicto mapuche en Villa Mascardi sumó anoche otro episodio de violencia. El dueño de la cabaña Los Radales, que en agosto pasado fue incendiada, denunció un nuevo ataque a su propiedad que tenía custodia de Gendarmería luego de ser atacado. El propietario de la construcción que está ubicada en inmediaciones del predio que ocupa la lof mapuche Lafken Winkul Mapu dijo a la prensa local que fue un acto intencional que afectó una casilla en la que había uniformados de guardia.

Esto es gravísimo, ya no es un ataque a un particular, es un ataque a las fuerzas nacionales, es una demostración que creen que no hay límites en su reclamo”, dijo Luis Dates, dueño de la cabaña afectada, al diario Río Negro. Además, agregó que el nuevo ataque fue perpetrado por un “grupo más numeroso que otras veces”.

Según Dates, los agresores “quemaron un puesto de Gendarmería que habían puesto para el resguardo de la propiedad y de los vecinos que viven en la zona”. La casilla con los uniformados fue emplazada en ese predio hace dos semanas, a unos 50 metros de distancia de la ruta nacional 40. Desde ese momento, en ese lugar había una guardia permanente de agentes federales.

El dueño de Los Radales no estaba en el predio y, como la vivienda principal fue destruida hace un mes y medio, tampoco había huéspedes. Además, Dates dijo que vecinos de la zona le comentaron que habría supuestos disparos de armas de fuego. Como el puesto de Gendarmería fue atacado, en esta oportunidad, interviene la Justicia Federal.

 

La Justicia federal se centra en los autores materiales y algunos eventuales cómplices cuyo contacto con los hechos surge de conversaciones de WhatsApp. Todas las líneas de investigación permanecen abiertas.

La querella de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner reclama, al igual que lo hizo la propia exmandataria, que se investigue quiénes son los autores intelectuales del intento de magnicidio, mientras que la Justicia federal se centra, al menos hasta ahora, en los autores materiales y algunos eventuales cómplices cuyo contacto con los hechos surge de conversaciones de WhatsApp.

Aunque aún sin pistas firmes, desde la Justicia federal insisten en que todas las líneas de investigación permaneces abiertas y en que se buscará descifrar quiénes pudieron estar por detrás de los autores del ataque fallido contra la vicepresidenta ocurrido el 1° de septiembre.

La idea de que el ataque fue planificado por personas distintas a quienes finalmente lo ejecutaron es una de las principales líneas investigativas empujada por la querella, y así lo reveló la propia vicepresidenta el último viernes cuando alegó en defensa propia en el juicio que se le sigue por el caso conocido como «Vialidad».

«Nadie puede pensar que esa banda (de autores materiales) planificó o ideó la autoría intelectual de lo que me hicieron», sostuvo Fernández de Kirchner desde su despacho del Senado en el marco de una audiencia que se transmitió en vivo a través del canal de YouTube que dispuso el Tribunal Oral Federal (TOF) 2, que interviene en esa causa.

Los detenidos

Por el ataque a la Vicepresidenta se encuentran detenidos y procesados como coautores del hecho Fernando André Sabag Montiel, el hombre que gatilló una pistola con cinco balas en el cargador apuntada a la cabeza de la exmandataria; y su pareja Brenda Uliarte (23), quien lo acompañó hasta el lugar del hecho y se jactaba en mensajes de WhatsApp de haberlo enviado a cometer el magnicidio.

También se encuentra detenida Agustina Díaz (21), quien registra conversaciones con Uliarte, al menos desde el 4 de julio, en las que se habla de matar a Fernández de Kirchner e incluso de cómo esconderse luego para evadir el accionar de la Justicia.

Y hay aquí una particularidad aún no develada: Díaz usaba una línea telefónica a nombre de Uliarte y su teléfono comenzará a ser peritado esta semana.

No será el único: hay al menos otros 5 teléfonos secuestrados en distintos allanamientos que serán sometidos a peritajes en los próximos días, aunque es baja la expectativa de que surjan de allí datos de trascendencia.

El cuarto detenido del caso es Nicolás Gabriel Carrizo (27), el hombre se que se hizo conocido el 2 de septiembre cuando protagonizó una entrevista junto con Uliarte en el noticiero del canal televisivo Telefe, en la que se presentó como el jefe de un grupo de vendedores de copos de nieve que estaban recibiendo amenazas por haber tenido entre sus empleados a Sabag Montiel.

Las propias conversaciones halladas en el teléfono de Carizzo lo muestran como alguien que conocía el plan para matar a la Vicepresidenta, además de que surge de ellas que habría aportado una pistola que no fue finalmente la que se usó en el ataque fallido.

Carrizo se presentó a la Justicia de manera voluntaria luego de que fuera detenida Uliarte; del mismo modo entregó su teléfono celular (y la clave de acceso) en el que se encontraron las pruebas que lo incriminan.

Tras su detención, se presentó para defenderlo el abogado Gastón Marano -que por entonces colaboraba también con un senador del PRO en la comisión bicameral de seguimiento de los organismos de Inteligencia-, y quien reclamó que se declararan nulos los mensajes del celular de Carrizo porque él había aportado el dispositivo en calidad de testigo. El intento, por supuesto, fue rechazado.

Marano solicitó además una batería de medidas tendientes a despegar a Carrizo del atentado con la idea de que sólo tenía un vinculo laboral con los atacantes: para ello se enfocará en los mensajes de WhatsApp que acumula con ellos hasta el día del hecho.

Para los investigadores judiciales, pero sobre todo para la querella, el personaje de Carrizo es, al menos hasta ahora, el que podría conducir hacía los eventuales autores intelectuales del atentado fallido, según pudo reconstruir Télam de fuentes de la investigación.

Esta agencia informó el miércoles pasado que la querella de la vicepresidenta hizo una presentación judicial con el objetivo de que se investigue quién está por arriba del detenido Carrizo y que, para ello, aportó un dato sensible al expediente vinculado con un posible nexo del imputado y solicitó que sea investigado en un legajo reservado.

De las propias comunicaciones de los autores, Carrizo y de su manejo del WhatsApp y el Telegram surgen líneas de investigación en las que ya trabajan la Justicia y su auxiliares: en las conversaciones que ya fueron analizadas por los investigadores surgen elementos que colocan a ese imputado como alguien con ciertos conocimientos del submundo de la inteligencia, pero también de la Justicia y del accionar de las fuerzas policiales, a la vez que aparece como quien conduce a Uliarte en las horas posteriores al ataque.

Es el propio Carrizo el que diseña la estrategia de ir a los medios de comunicación a dar una entrevista y desde ese lugar fue el que se ocupó de definir las condiciones y de reunir, el 2 de septiembre, al resto de los supuestos vendedores de copos de nieve con la propia Uliarte.

«Brenda necesito que hablemos de algo. Nos están investigando, incluso a vos. Tenemos los teléfonos pinchados (…) vamos a darle una montada a los medios de mirada. Si, tenés que venir con nosotros. Pero antes de eso vamos a hablar acá y lo que tenés que decir», le dijo uno de los autores Carrizo a Uliarte horas después del ataque fallido, cuando actuaba como quien maneja todas las variables.

Por esas horas también le envió un mensaje a su hermanastra, agendada en su teléfono como «Andrea», en el que le decía que el atentado estaba planificado para la semana siguiente y que Sabag Montiel era un «pelotudo» por haber fallado. Allí también le manifestó que había aportado una pistola para el ataque y su hermanastra intentó tranquilizarlo con el pretexto de que no quedarían huellas en el arma.

Carrizo intentaría luego, durante su declaración indagatoria ante la jueza María Eugenia Capuchetti y el fiscal Carlos Rivolo, hacer pasar esos mensajes como parte de una «broma», algo que pareciera que nadie creyó.

Del análisis de sus propias conversaciones puede observarse, incluso, que el tono es, primero -en las horas más cercanas al hecho-, el de quien quiere dominar una situación, y luego, acaso en un giro estratégico, el de quien intenta modificar el tono para alguna vez presentarlo como jocoso.

La comunicación entre Carrizo y Uliarte

En las horas posteriores al ataque Carrizo le indicó a Uliarte cómo moverse; la conversación fue la siguiente, según reconstruyó Télam:

Carrizo: Ponete un barbijo y actúa normal, viajá en bondi y listo. (…) tendrías que salir ahora. A esta hora la gente sale a laburar

Brenda: Perdonen chicos en el lío que los metimos.

Carrizo: Lo único que te puedo decir es que estamos investigados. La llamaron a la mamá de Miguel (Ángel Castro Riglos, uno de los supuesto vendedores de copos de nieve).

Brenda: ¿Posta?

Carrizo: Y le preguntaron si tenía vínculo con Sabag Montiel. No es joda.

Brenda: Tengo miedo que vayamos todos en cana si salimos a hablar.

Carrizo: No boluda, sabés de qué tenés que tener miedo, de la condena social. Legalmente nosotros no hicimos nada. Pero la justicia duda de complicidad. Yo sé cómo se manejan esta gente. Y sé cómo lo toma la gente que mira la tele. Hay que ir hoy mismo.

Esa secuencia de mensajes, que incluyó también conversaciones con otros miembros de su grupo de pertenencia, continuó hasta la tarde-noche del viernes 2 de septiembre, cuando le dieron la entrevista a Telefe; luego Carrizo cambiaría el tono de sus conversaciones hasta el punto de acusar a Uliarte de haberles mentido.

«Boluda escuchame, mirá acá andan en la tele están diciendo que vos lo viste el mismo día (del hecho), que fuiste a cobrar diez lucas con él y vos dijiste en la tele dijiste, que hacía como dos días no lo viste, eso es lo que pasa boluda, eso es lo que yo te estoy diciendo, que hay cosas que van a quedare en el aire y quedamos como unos mentirosos», le reprocharía.

Días más tarde, el 14 de septiembre, Carrizo se convertiría el cuarto detenido del caso en el que se investiga el intento de magnicidio.

En este contexto, no fue bien recibida por la querella la noticia revelada por Télam este sábado de que la jueza Capuchetti decidió rechazar la competencia que le había conferido su colega Marcelo Martínez de Giorgi en relación a una causa en la que se investigan los mensajes violentos y amenazantes en contra de la vicepresidenta y otros miembros del Gobierno lanzados desde la cuenta de Revolución Federal en la red social Instagram.

Ahora será la Cámara Federal porteña la que deberá decidir si ese asunto se investiga junto con el ataque a las dos veces presidenta, y por ende queda en manos de Capuchetti, o en forma completamente separada, en manos de Martínez de Giorgi.

Mientras tanto, esa causa pasó a estar bajo secreto de sumario mientras se llevan a cabo una serie de medidas que había solicitado el fiscal Gerardo Pollicita y que tienden a determinar quiénes financian ese espacio.

El hombre que le gatilló a la Vicepresidenta, al igual que su novia, desistieron de apelar sus procesamientos. Resta definirse la situación de Nicolás Carrizo, líder de la banda de los copitos, y Agustina Díaz, quien declara hoy.

Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte no apelaron sus procesamientos con prisión preventiva donde se los acusa de tentativa de homicidio de la Vicepresidenta Cristina Kirchner.

Con la posibilidad de apelar ante la Cámara Federal lo dictado por la jueza María Eugenia Capuchetti, las defensas decidieron no hacerlo y de esta manera quedaron acusados como «coautores».

El procesamiento así queda firme contra ambos y la jueza está en condiciones de elevarlos a juicio oral y público.

Las pruebas contra ambos son contundentes. Sabag Montiel fue detenido cuando la militancia lo vio con el arma calibre 32 apuntando a la Vicepresidenta. Su novia, Uliarte, por los mensajes cruzados con él donde planificaban el atentado y los posteriores donde con otro de los implicados hablaba de la posibilidad de volver a atentar contra Cristina Kirchner.

El plazo para apelar venció este miércoles a primera hora, y eso fue decidido por los defensores oficiales respectivos que tienen Uliarte y Sabag Montiel.

Mientras tanto, la jueza Capuchetti tiene que definir si procesa o no a los otros dos implicados: Agustina Díaz, amiga de Brenda, y Nicolás Carrizo, líder de la banda de los copitos.

Un exnovio de la detenida por el ataque a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, Brenda Uliarte, aportó la la Justicia una bolsa blanca y un paraguas que la joven dejó en su casa después del atentado, cuando llegó y le pidió pasar la noche en el lugar.

La prueba fue enviada a peritar para determinar la posible presencia de restos de pólvora en esa bolsa, que podría indicar que allí se guardó la pistola Bersa que usó el detenido Fernando Sabag Montiel para gatillar contra el rostro de la Vicepresidenta Cristina, informaron a Télam fuentes judiciales.

Por otro lado, la jueza federal María Eugenia Capuchetti y el fiscal Carlos Rívolo volvieron a allanar el cuarto que alquilaba Sabag Montiel en San Martín y otro domicilio investigado en la causa y, entre otros elementos, secuestraron seis baterías de teléfono celular, carcasas de teléfonos y elementos descartables.

Además, según precisaron las fuentes, se hallaron en el lugar donde vivía Sabag Montiel «restos de placenta, cordón umbilical y otros restos patogénicos» que son analizados.

El exnovio de Uliarte que ahora se presentó como testigo se comunicó el miércoles con el juzgado de Capuchetti para ofrecer entregar lo que había dejado en su casa la ahora detenida, a una semana del atentado a la Vicepresidenta.

Ante ello, por la madrugada se allanó su domicilio en un operativo a cargo de la Policía de Seguridad Aeroportuaria en el partido bonaerense de San Miguel y se lo trasladó a declarar como testigo a los tribunales federales de Retiro.

En su declaración el joven puso su teléfono celular a disposición, y explicó que Uliarte lo llamó el jueves por la noche para decirle que había estado con el autor del atentado a la Vicepresidenta y le pidió ir a su casa.

El testigo refirió que él se negó pero que ella fue igual y se quedó a dormir hasta el viernes a las 5 de la mañana, cuando la despertó porque se tenía que ir a trabajar y no quería dejarla sola en su vivienda.

Según explicó, el domingo ella lo llamó para ir a su casa con intención de «explicarle todo» y en ese trayecto quedó detenida.

El testigo dijo que no conocía a Sabag Montiel y que Brenda había comenzado a «meterse» en política desde que comenzó a salir con el ahora detenido y acusado de intento de homicidio calificado.

Según la imputación contra Sabag y Uliarte para cometer el hecho hubo «planificación previa y acuerdo de partes» entre ambos, además de transporte de arma de fuego sin autorización y acopio de municiones.

«Brenda no tuvo nada que ver… y yo tampoco con el ataque a Cristina», se limitó a decir Sabag Montiel en la ampliación de indagatoria en la que se negó a declarar.

A su turno, Uliarte había dicho que no tuvo nada que ver con el intento de homicidio ni con su planificación, que solo fue hasta la casa de la Vicepresidenta a acompañar a su novio y que lo que él hizo le pareció aberrante: no quiso responder preguntas ni del tribunal ni de la fiscalía, y solo le contestó a su defensor oficial, Gustavo Kollman.

A una semana del intento de homicidio, la jueza y el fiscal investigan si hubo más implicados en el hecho que ahora dan por probado que fue premeditado.

Brenda Uliarte, la novia Fernando Sabag Montiel, concluyó este martes por la noche su declaración indagatoria ante el juzgado que lleva adelante la investigación por el intento de homicidio contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, donde negó su participación en el hecho, informaron fuentes judiciales.

Mientras tanto, Sabag Montiel, imputado por gatillar un arma contra la vicepresidenta el jueves pasado por la noche, se negó nuevamente a declarar, luego de ser llamado por la jueza María Eugenia Capuchetti para ampliar su declaración indagatoria en los tribunales de Comodoro Py.

Según pudo reconstruir Télam, el imputado se negó a prestar declaración pero dijo que su pareja, Brenda, no tuvo nada que ver en los sucesos.

Ambos fueron trasladados por la tarde desde sus lugares de detención por la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), con custodia de la Policía Federal Argentina (PFA) hasta los tribunales federales, donde tienen despacho los defensores oficiales.

La joven de 23 años fue trasladada hasta los tribunales federales de Comodoro Py desde la sede de la Policía Federal, en el barrio de Villa Lugano, donde contestó solamente las preguntas del abogado defensor y se negó a responder preguntas del juzgado y la fiscalía.

Uliarte es investigada por tentativa de homicidio, hecho sobre el cual su abogado defensor realizó al menos seis preguntas y en todo momento ella negó su participación. De acuerdo con lo que pudo reconstruir Télam, la vieron “entera” y no se mostró nerviosa.

Antes de iniciado el acto de indagatoria, a Uliarte se le exhibió toda la prueba, incluida el arma que empuñó Fernando Sabag Montiel el día que intentó atentar contra la vicepresidenta.

Según pudo reconstruir esta agencia, Uliarte dijo que lo que le mostraron no era de ella, y sólo concurrió al barrio de Recoleta esa noche para acompañar a su novio, con quien salía hace un tiempo.

Además, aseguró no tener conocimiento de que Sabag Montiel fuera capaz de hacer lo que hizo.

También habría afirmado que lo que pasó le parece aberrante y que si hubiera sabido que su pareja iba a hacerlo, no se hubiera quedado en ese lugar, más allá de que ella tenga diferencias con el partido al cual pertenece la vicepresidenta Fernández de Kirchner. Finalmente, Uliarte indicó que no tiene odio.

La decisión de la imputada de negar su participación en el intento de homicidio exhibe la diferencia de estrategia en relación a Sabag Montiel, que hasta acá se negó a declarar y de acuerdo con los registros fílmicos y fotográficos es quien empuñó el arma que apuntó contra Fernández de Kirchner.

Al negar la participación en el hecho, Uliarte rechazó también haber sido parte de la planificación del atentado.

Previo a la indagatoria, tras llegar al edificio de Retiro esta tarde, la joven fue conducida en medio de un fuerte operativo de seguridad hasta el quinto piso para entrevistarse con el defensor oficial Gustavo Kollman.

Cerca de las 19, Uliarte fue llevada al juzgado que conduce María Eugenia Capuchetti para prestar declaración.

«Va a declarar», habían adelantado fuentes con acceso a la investigación que, a la vez, señalaron que podría buscar despegarse de Fernando André Sabag Montiel (35), el hombre que intentó dispararle en la cabeza a la vicepresidenta.

La diferencia de estrategias procesales podía evidenciarse desde que el defensor oficial que representa a Sabag Montiel, Juan Martín Hermida, se excusó de defender también a Uliarte por «intereses contrapuestos».

En tanto, esta tarde la magistrada levantó el secreto de sumario que le había impuesto al expediente el último domingo horas antes de la detención de Uliarte, concretada en la estación Palermo del ferrocarril San Martín.

Esta tarde de martes, la Justicia Federal incorporó al expediente una serie de fotos que lograron extraer de la tarjeta de memoria del teléfono celular de Fernando Sabag Montiel, lo que para los investigadores acredita cierto nivel de planificación del ataque ocurrido el jueves de la semana pasada.

Fuentes de la investigación aseguraron a Télam que se trata de fotos en las que se lo ve al ciudadano brasileño y a su novia Brenda Uliarte con una pistola Bersa como la que fue utilizada en el fallido atentado y con las municiones secuestradas en el marco de la investigación en curso.

El presidente Alberto Fernández anunció que decidió decretar feriado para que «el pueblo pueda expresarse» tras el intento de asesinato de Cristina Fernández de Kirchner. En el documento se detalla qué alcance tiene la medida y cómo afectará diferentes sectores en todo el país. El DNU fue publicado en las últimas horas.

El presidente Alberto Fernández confirmó el feriado nacional a través de un DNU que fue publicado en el Boletín Oficial.

El feriado de este viernes se debe al intento de asesinato a Cristina Kirchner, que ocurrió cuando llegaba a su casa en Recleta. La medida fue confirmada en horas de la madrugada a través de un decreto.

«He dispuesto declarar en el día de mañana feriado nacional para que, en paz y armonía, el pueblo argentino pueda expresarse en defensa de la vida, de la democracia y en solidaridad con nuestra vicepresidenta. El pueblo argentino quiere vivir en democracia y en paz y nuestro gobierno tiene el firme compromiso de trabajar cada día para que lo logremos», anunció el presidente en cadena nacional.

Por su parte, la vocera presidencial, Gabriela Cerruti, confirmó la oficialización de la medida y compartió «el DNU disponiendo feriado nacional para hoy para que la ciudadanía pueda expresar su profundo repudio al atentado contra Cristina Kirchner y se manifieste en defensa de la paz y la democracia».

En su artículo 1°, el DNU se establece que la declaración del feriado a lo largo y ancho del país permitirá que la población pueda «pronunciarse en defensa de la paz y la democracia».

Además, en sus considerandos indica que «el día 1° de septiembre de 2022, alrededor de las 21 horas, la Vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, fue víctima de un atentado contra su vida».

Y se advierte que el ataque con arma de fuego sufrido por la titular del Senado al regresar a su domicilio «constituye una amenaza a la democracia que exige acciones oportunas y claras desde el Estado en defensa de sus instituciones políticas y de la paz social».

Este viernes será un feriado más, con los mismos alcances, por lo tanto:

No habrás clases

Las dependencias públicas de todo el país permanecerán cerradas.

El transporte público funcionará con el cronograma de domingos y feriados.

Las guardias de los hospitales públicos y privados funcionarán normalmente, al igual que la recolección de basura.

«He dispuesto declarar feriado nacional para que, en paz y armonía, el pueblo argentino pueda expresarse en defensa de la vida”, afirmó el presidente Alberto Fernández, por lo que este viernes distintos servicios y sectores adherirán al feriado.

Este viernes será feriado nacional decretado por el presidente Alberto Fernández debido al intento de asesinato que sufrió Cristina Kirchner en la puerta de su departamento en Recolecta.

«Es el hecho más grave desde que hemos recuperado nuestra democracia” y anunció que “he dispuesto declarar en el día de mañana feriado nacional para que, en paz y armonía, el pueblo argentino pueda expresarse en defensa de la vida”, afirmó el mandatario nacional.

Como cada feriado, la atención al público en los distintos organismos públicos como privados se verán afectados en Comodoro Rivadavia:

SCPL

La Sociedad Cooperativa Popular Limitada informó que las oficinas de atención al público permanecerán cerradas, en adhesión al feriado nacional. Pero se mantendrán en operación las guardias mínimas.

Bancos

Al igual que en todo el país, los bancos en Comodoro y Rada Tilly no tendrán atención al público. A través del homebanking se podrán realizar cualquier trámite y los cajeros automáticos funcionarán de forma normal.

Administración Pública Provincial

El Gobierno del Chubut informó que este viernes 2 de septiembre no hay actividad en la Administración Pública Provincial y en todos los niveles educativos.

Se trata de una medida excepcional donde quedan exceptuados los servicios esenciales.

Transporte público

El servicio de colectivos de Patagonia Argentina durante los feriados suele reducirse, ya que habitualmente trabaja la mitad de las unidades. Funcionará con el cronograma de domingos y feriados, según ya le anunciaron a los trabajadores del sector.

Recolección de residuos

Desde la empresa Urbana informaron que en Comodoro Rivadavia la recolección será normal.

Sistema de Salud

Por último, las guardias de los hospitales públicos y privados funcionarán normalmente.

Fiscalía

El Ministerio Público de Chubut adhirió al feriado nacional y este viernes no habrá atención al público en las oficinas en toda la provincia. Solo habrá “guardias emergencias”, informaron.

Ya el conjunto de la sociedad vislumbra desde hace más de dos años como el Procurador General de Chubut Jorge Miquelarena persigue al medio que denunció la corrupción de la era Das Neves.

Si bien “July” traicionó de manera muy cruel a quién lo invento que fue el mismo Mario Das Neves de lo contrario Miquelarena no sería más que un cadete en el juzgado federal donde comenzó y quienes lo recuerdan dice que no era muy higiénico y preferían tenerlo a distancia.

Ahora como si la justicia no tuviera temas más importantes que tratar abrió la ferio judicial para junto al jefe de fiscales de Rawson Fernando Rivarola seguir persiguiendo con chicanas al Director de Cholila Online con denuncias falsas que ya tuvieron dos sentencias firmes por juez en septiembre 2020 y abril de 2021, revisadas por otros jueces en Octubre de 2020, apelada por ellos mismos fue al Superior Tribunal de Justicia donde también el STJ fallo en favor de Dario Fernández en diciembre de 2020. En Marzo de 2021 Miquelarena en una nueva embestida intenta realizar con Rivarola un nuevo intento de apertura de investigación recibiendo otro revés del juez natural de la causa. En junio de este año intentaron ilegalmente otra apertura de investigación para pasar por arriba dos sentencias judiciales y otras acciones en favor de Dario Fernández para continuar con este abuso de poder por el cual se creen superior a los jueces y leyes mismas.

A este accionar ilegal se solicitó su impugnación y se espera el resultado mientras tanto Miquelarena y Rivarola continúan con su persecución.

Siguieron con recursos intentando con ilegalidades seguir atando al Director de Cholila Online a la Justicia para amedrentarlo para que este no escriba más de la corrupción política, pero no solo no se dejó de escribir de la política sino que ahora comenzó a escribir de la corrupción judicial donde su máxima cabeza es Jorge Miquelarena de quien la sociedad de Chubut en general opina y lo acusa de ser un corrupto que pudrió la justicia en la provincia siendo simplemente quién hacia la vista gorda en el gobierno de Das Neves y quien ahora está cubriendo a la familia Das Neves y su propia familia ya que de haber investigaciones serias el procurador tendría que rendir cuentas. Recordemos los incendios que terminaron con la causa de lotería que posibilitaron que Federico Verdeau esposo de Marivi Das Neves y sobrino de Miquelarena por intermedio de su esposa no termine preso.

Pero lo que deja al descubierto a Miquelarena es que ya lleva gastado con dinero del estado más de 100 millones de pesos aproximadamente en perseguir a Dario Fernàndez con acusaciones falsas, denuncias infundadas, y acciones de sus fiscales y jueces que se prestan para esta persecución que si estaríamos en una provincia seria terminarían con todos ellos presos por las ilegalidades que cometen amparados en el sistema judicial creyéndose omnipotentes.

Ahora como si todo esto fuera poco Miquelarena habilito la feria judicial para con “fiscal mercenario” Fernando Rivarola quien debería estar suspendido por el Consejo de la Magistratura por las denuncias que lo involucran con la violencia de género, pedofilia y prostitución infantil seguir hostigando con abuso de poder a Dario Fernández para consumar así una persecución a la prensa jamás vista en esta provincia luego del asesinato de Ricardo Gangeme en 1999.

Miquelarena y Rivarola están desquiciados y es que en agosto ya debería estar concluido el sumario a Rivarola y el Consejo de la Magistratura ya estaría en condiciones de suspender al “ladero judicial” de “July” y se quedaría sin un general que se prestó para toda esta persecución que será llevada a planos nacionales por el Director de Cholila Online y no va a parar hasta el “Juicio Político” a Jorge Miquelarena para retirarlo por el ventiluz el baño de tribunales al peor Procurador General que tuvo esta provincia puesto a dedo por el jefe de la banda que se robó Chubut.