Tag

Punta Tombo

Browsing

En el marco de una reunión celebrada en el seno de la Comisión Directiva del Ente Trelew Turístico (Entretur), de la que forman parte funcionarios municipales, concejales y miembros del sector privado, se ofreció un resumen de los datos estadísticos que arrojaron los primeros días del mes de enero en materia turística.

«Ofrecimos resúmenes de lo que viene siendo la temporada turística. Desde Trelew, junto al Ministerio de Turismo de la Provincia, co-administramos la reserva Punta Tombo. Y estamos en miras de que en abril estaremos hablando de una temporada récord. Hasta ahora ya contamos con un 20% más de visitas respecto de la temporada anterior, que ya había sido una de las mejores temporadas de los últimos diez años. Incluso con la presencia de visitantes extranjeros», expresó Mónica Montes Roberts, gerente del Ente.

Por otra parte, la funcionaria también se refirió a los datos estadísticos que se registraron en la ciudad de Trelew, que muestran una notoria mejoría respecto del mismo período del año anterior.

«En Trelew contamos con un 72% de ocupación promedio en estos primeros días de enero. En este caso, números muy similares a los de enero del año pasado, pero con una estadía que supera las dos noches. Eso también es muy bueno para la ciudad y teniendo en cuenta los números de estos primeros días del año, nos da la pauta de que podemos tener una temporada récord. Nosotros lo atribuimos a que vamos ofreciendo no sólo mejores servicios gastronómicos, sino porque hemos ido trabajando en tener más alternativas, como es el caso del Centro Astronómico», subrayó para finalizar.

La recusación estuvo a cargo de las asociaciones querellantes Asociación Argentina de Abogados/as Ambientalistas, Fundación Patagonia Natural y Fundación Greenpeace Argentina. La jueza es pareja del socio del abogado defensor, Federico Ruffa.

El día lunes las organizaciones Asociación Argentina de Abogados/as Ambientalistas, Fundación Patagonia Natural y Fundación Greenpeace Argentina presentaron una querella penal respecto al ecocidio de cientos de pingüinos que tuvo lugar en la Reserva Natural Punta Tombo (Chubut), en 2021. En esta reserva, se encuentra la mayor colonia de pingüinos de Magallanes del mundo.

En dicha instancia, la jueza pidió la readecuación de la acusación, alegando que no se encuentran “claramente relatados los hechos para precisar el daño agravado y el maltrato animal”.

Desde las organizaciones sostienen que el pedido es incorrecto, ya que esta etapa judicial no está relacionada con esas precisiones al tratarse de la presentación de constitución de querella. Dicha presentación no configura una pieza acusatoria, por tratarse de una etapa en la cual se abre la investigación.

Las organizaciones denunciaron la falta de imparcialidad de la jueza para esta etapa, ya que en el dia de la audiencia la Magistrada ventiló que se encuentra en pareja con el socio del defensor técnico del imputado, lo cual constituye motivo suficiente para su excusación en la causa, situación que la jueza ha rechazado, motivando el planteo de recusación de las organizaciones ambientalistas denunciantes.

Más información sobre el caso:

Durante agosto y noviembre de 2021, sin autorización previa de impacto ambiental y mediante la utilización de retroexcavadora, se abrieron caminos, realizaron desmontes de vegetación nativa y movimientos de suelo sobre el Área de la Colonia de Pingüinos de Magallanes y la ribera marina Punta Clara que limita con la Reserva Natural Punta Tombo, lo que ocasionó graves daños a la fauna, flora y los ecosistemas asociados.

Se estima que al menos 175 nidos fueron destruidos en todas las áreas de nidificación. Además, se instaló un alambrado electrificado a lo largo de 900 metros. En diferentes sectores, dicho alambrado impidió la libre circulación de los pingüinos al encontrarse a una altura inferior a la de esta especie. Este hecho ocurrió en el momento crítico del ciclo reproductivo, donde los pichones están eclosionando o tienen muy pocos días de vida, y deben ser alimentados con frecuencia por los pingüinos adultos.

En la Oficina Judicial de Rawson, la jueza de garantías, María Tolomei, pasadas las 11:30, escuchó la acusación fiscal a cargo de Florencia Gómez y el planteo del defensor Federico Ruffa, quien se opuso al pedido de apertura de investigación. Además, indico que “estamos frente a un vacío legal, tampoco sabemos en qué consiste el daño y tampoco que lo generó”.

Tolomei, luego de escuchar ambos planteos, resolvió que la fiscalía readecue la acusación y se realice una nueva audiencia de apertura de investigación. La causa fue caratulada como Ministerio Público Fiscal s/ investigación maltrato animal Punta Tombo.

Estuvieron presentes, a través de sistema de videoconferencia, representantes del Ministerio de Ambiente de Nación, Greenpeace, National Gegraphic, Ministerio de Ambiente de Chubut, Ministerio de Turismo, Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas, Fiscalía de Estado y Patagonia Natural, todos en carácter de querellantes.

Nidos de pingüinos de Magallanes destruidos

Se estima un daño total de al menos 175 nidos destruidos en todas las áreas de nidificación. Además, unos 35 nidos fueron destruidos en etapa de huevos o pichones, correspondientes al desmonte y triángulo.

El tránsito de maquinaria pesada sobre el camino hasta el mar, también continúo impactando en la colonia cuando los pingüinos ya se encontraban en etapa de pichones chicos, como lo evidencian las huellas frescas de las imágenes del día 26 de noviembre de 2021, generando derrumbes, colapsos de techo y arrojándoles sedimentos en su interior.

Los dos pichones hallados habrían muerto presumiblemente por el colapso de la estructura del nido, causado por el tránsito de la maquinaria sobre el techo a la entrada del nido.

El caso

Se investigaron los hechos ocurridos entre los días 10 de agosto y 26 de noviembre de 2021, cuando sin autorización previa sobre impacto ambiental y mediante la utilización de maquinaria pesada (retro excavadora) se produjo daños sobre fauna y flora silvestre autóctonas del lugar, sito, Punta Clara “Estancia La Perla.

Este lunes 12 de diciembre a las 9 de la mañana está fijada por la Oficina Judicial de Rawson la audiencia de apertura de investigación en la causa caratulada “Ministerio Público Fiscal s/Investigación Maltrato Animal – Punta Tombo”, en la que se buscará determinar la responsabilidad por la llamada “Masacre de Pingüinos” ocurrida en el área de Punta Clara entre agosto y noviembre de 2021.

El hecho fue una primicia nacional de ADNSUR, que fue contando con imágenes y datos todos los hechos y además todo el contexto familiar que rodeó al caso. Tal como anticipó esta agencia, el único imputado por la fiscal María Florencia Gómez será Ricardo La Regina, propietario del campo y de la retroexcavadora que pasó por encima de los nidos en pleno período de reproducción y cría.

La Regina será imputado como autor de Daños Agravados en concurso ideal con Malos tratos y actos de crueldad a los animales en concurso real –tres hechos-, según lo previsto y reprimido por los arts. 45°, 54°, 55°, 184° inciso 5° del CP y Artículos 1° y 3° Inciso 7° de la Ley 14.346 de Malos Tratos y Actos de crueldad a los animales.

Concretamente, la fiscalía imputará a La Regina los hechos ocurridos entre los días 10 de agosto y 26 de noviembre de 2021, cuando sin autorización previa sobre impacto ambiental y mediante la utilización de maquinaria pesada (retro excavadora) produjo daños sobre fauna y flora silvestre autóctonas del lugar, sito Punta Clara “Estancia La Perla” Lote 20 C de la sección C 3 fracción A y B departamento de Florentino Ameghino, siendo administrador de la mencionada Estancia.

Las organizaciones Asociación Argentina de Abogados/as Ambientalistas, Fundación Patagonia Natural y Greenpeace Argentina presentaron una querella penal respecto a lo que consideran como un ecocidio de cientos de pingüinos en la Reserva Natural Punta Tombo en 2021.

Según la denuncia, durante agosto y noviembre de 2021, sin autorización previa de impacto ambiental y mediante la utilización de retroexcavadora, se abrieron caminos, realizaron desmontes de vegetación nativa y movimientos de suelo sobre el área de la colonia de pingüinos de Magallanes y la ribera marina Punta Clara que limita con la Reserva Natural Punta Tombo, lo que habría ocasionado graves daños a la fauna, flora y los ecosistemas asociados.

Según las organizaciones, estiman que al menos 175 nidos fueron destruidos en todas las áreas de nidificación.

Además, se instaló un alambrado electrificado a lo largo de 900 metros. En diferentes sectores, dicho alambrado habría impedido la libre circulación de los pingüinos al encontrarse a una altura inferior a la de esta especie. Este hecho ocurrió en el momento crítico del ciclo reproductivo, donde los pichones están eclosionando o tienen muy pocos días de vida, y deben ser alimentados con frecuencia por los pingüinos adultos.

Crueldad animal

“Lo sucedido da cuenta que estamos ante una masacre de pingüinos a cielo abierto, actos atroces de crueldad animal y daños a los ecosistemas que no pueden quedar impunes”, sostuvo Lucas Micheloud, co-director Ejecutivo de la Asociación Argentina de Abogados/as Ambientalistas. “Necesitamos que la justicia condene a los responsables con las máximas penas previstas para estos hechos y que el Congreso de la Nación avance urgentemente en la reforma del código penal tipificando los crímenes ambientales”.

A su vez, José María Musmeci, presidente de Fundación Patagonia Natural afirmó: “Es necesaria y muy positiva la intervención de la justicia para reforzar los esfuerzos de conservación constante y limitar el accionar arrogante sobre la biodiversidad que nos pertenece a todos y no al propietario del área”.

“Estamos frente a un verdadero ecocidio. Este es un claro ejemplo de cómo los ecosistemas y las especies son vulnerados a diario por la actividad humana. No podemos permitir que más hechos como este ocurran, necesitamos con urgencia una ley de delitos ambientales, que contemple penas específicas para estos crímenes”, mencionó.

Bruno Giambelluca, coordinador de la campaña de clima y energía de Greenpeace

Así lo manifestó la fiscal a cargo de la causa quien destacó que esta especie «está protegida a nivel Internacional, pero no a nivel provincial y nacional».

Este miércoles habló con FM EL CHUBUT la fiscal de Trelew, Florencia Gómez, sobre la matanza de pingüinos ocurrida en 2021 en un campo privado, cercano a Punta Tombo, donde se encontraba una importante colonia de estos animales en la cual miles de huevos y pichones fueron aplastados por una aplanadora. «Estamos a punto de solicitar la fecha de apertura de investigación», dijo.

«La investigación preliminar está concluida. Hay varios querellantes que nos van a acompañar durante todo el proceso. No creo que haya ningún motivo para pasarlo al año que viene la apertura de investigación», manifestó Gómez.

La fiscal destacó la participación de distintos organismos en la recolección de pruebas y expresó que «hay pruebas que hubiesen sido imposibles de recabar porque ni Provincia ni Nación cuenta con determinada tecnología».

Entre las entidades figuran en la causa, están Greenpeace y National Geographic. En esta última colaboró con la obtención de imágenes satelitales que eran de difícil acceso.

Sobre la causa, Gómez informó que «es la primera vez que tenemos un hecho así en la Fiscalía, tan delicado, y que haya un vacío legal total con respecto a la protección de flora y fauna».

«El pingüino de Magallanes es una especie protegida a nivel internacional, pero no a nivel nacional y provincial. No hay ninguna ley que los proteja. Hubo un excelente proyecto en 2016, pero nunca llegó a más».

«Esta causa la tomamos desde la Ley de Maltrato Animal, desgraciadamente, que también es una norma muy antigua que tendría que recibir una reforma por parte de los Legisladores para poder amparar un montón de situaciones que hoy en día no se pueden permitir», concluyó la fiscal.

Los caminos para acceder a la reserva se encuentran transitables. Próximamente, harán la inauguración oficial de la temporada, que debió suspenderse por las lluvias. Esperan romper el récord de turistas este año.

El Área Protegida Natural Punta Tombo volvió a funcionar con normalidad, luego de estar cerrada durante varios días, debido la situación climática y el estado de los caminos.

Al respecto, la gerenta del Ente Trelew Turístico (EnTreTur), Mónica Montes Roberts, recordó que el horario para recibir a visitantes en el lugar es de 8 a 18.

Adelantó además que en las próximas horas se dará a conocer la nueva fecha de inauguración oficial de la temporada, que debió suspenderse, por las inclemencias, el 15 de septiembre pasado.

«Los caminos están en condiciones. Pero recomendamos hacer esos veinte kilómetros entre la Ruta Nacional Nº 3 y Punta Tombo con precaución, disfrutando del paisaje», dijo Montes Roberts

En tanto, la funcionaria evaluó que al comenzar la temporada hubo una muy buena concurrencia de turistas. “Habíamos tenido un gran envión al principio, durante los primeros cuatro días de la temporada, cuando superamos las tres mil personas”, señaló.

Para finalizar, Montes Roberts aseguró que las estimaciones en cuanto a la cantidad de visitantes en la reserva, para este año, son muy positivas: «tenemos toda la expectativas de que será una temporada récord», concluyó.

 

En Punta Tombo se registró la caída de 150 mm en los últimos días y esto ocasionó que se generen “arroyos” de desagüe. Por el temporal, muchos ejemplares deben volver a reconstruir sus nidos y otros aprovechan a distenderse en el agua. Se captó a la primera pareja.

El temporal de intensas precipitaciones también llegó al Área Natural Protegida (ANP) Punta Tombo, donde se registró la caída de 150 mm de agua, ocasionando grandes acumulaciones en algunos sectores.

Además, se generaron “arroyos” de desagüe que transportaban el agua acumulada de los campos al oeste hacia el mar.

En este contexto los ejemplares machos se abocaron a la reconstrucción de los nidos, ya que son los primeros en arribar y porque fueron afectados por las lluvias. En tanto, otros ejemplares aprovecharon los cursos de agua para nadar y distenderse.

A todo esto, los guardafaunas captaron a la primera pareja conformada de la temporada, en uno de los nidos de la zona.

La reserva de pingüinos de Punta Tombo abrirá al público a partir de mañana, informó hoy la subsecretaria de Turismo de la provincia de Chubut, María José Pögler, quien destacó la llegada de «los primeros ejemplares sanos y fuertes».

Ya comenzaron a arribar los pingüinos de Magallanes cuenta con un Centro de Interpretación que invita a formar parte de un recorrido desde el fondo del mar hasta la superficie y su convivencia con la fauna actual.

Los ejemplares comenzaron a llegar «por mangas» para dar inicio en breve a la etapa de apareamiento, incubación y adiestramiento de las nuevas generaciones.

La reserva tiene una superficie de 210 hectáreas que llega a ser la más poblada del continente con más de un millón de pingüinos cuando la familia se completa.

Los pingüinos «Spheniscus magellanicus», tal su nombre científico, son muy amigables y permiten que se les tomen fotografías, filmen o contemplen desde muy cerca.

De hecho, ese espacio geográfico cuenta con un sendero de 3 km con diferentes miradores para observar, fotografiar y disfrutar del paisaje frente al mar y en medio de los nidos.

Al atractivo central de los pingüinos se suma la coexistencia con una variada fauna de aves marinas, como los cormoranes, gaviotas cocineras, gaviotas australes, gaviotines, skuas y ostreros.

También merodean la reserva otras aves propias de la estepa patagónica, como choiques, martinetas, chingolos y calandrias, y completan el cuadro de la activa colonia ecológica los mamíferos de la zona como guanacos, maras, zorros, piches y peludos y otros carroñeros atraídos por los huevos.

Los primeros ejemplares en llegar son los pingüinos machos que comienzan de inmediato a reacondicionar sus nidos, y luego inician su «desembarco» las hembras que en pocas semanas comenzarán a poner dos huevos y tras 40 días de incubación compartida con el macho, vigilarán el nacimiento los pichones.

Tanto las hembras como los machos preservan el nido y alimentan a las crías con anchoítas y calamar.

Estos pichones nacen cubiertos de un plumón gris oscuro que en febrero lo mudan por un plumaje juvenil que les permitirá realizar sus primeras incursiones en el mar para buscar su propio alimento a la espera de adquirir el plumaje adulto que obtendrán -si sobreviven a las duras condiciones- recién el año que viene.

A través de un informe de peritos la Justicia constató que el propietario del campo en Punta Lara, a pocos kilómetros de la reserva de Tombo, arrasó con 2050 m2 donde había más de 170 nidos de pingüinos.

El 26 de noviembre, en plena etapa reproductiva de los pingüinos de Magallanes, en la zona de Punta Lara, al norte de Punta Tombo donde está la otra mitad de los ejemplares. Es parte de toda el área reconocida como Patagonia Azul.

Según pudo definir el informe judicial, el daño sucedió en 2050 m2 donde se hicieron caminos, se colocaron alambrados, se acumuló tierra con flora y presuntamente fauna. A medida que avanzaron en el trayecto habrían arrasado con nidos y fueron los ministerios de Ambiente, Turismo y Producción, quienes accionaron judicialmente contra el propietario del campo.

«Se habrían afectado unos 175 nidos», afirmó Pablo García Borboroglu, fundador del grupo especialista de pingüinos dentro de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) e investigador del Conicet.

Según el especialista, fueron «cuatro áreas» en las que se afectó el entorno natural y recalcó que más allá de ser el propietario del campo «no sos el dueño de la fauna».

«Es un área de importancia para la conservación de aves a nivel mundial» y cuando se acercaron al lugar se percataron que «hubo un colapso de nidos al borde del camino y habían pichones muertos tapados por tierra».

Borboroglu planteó se deberá analizar «si será necesaria alguna legislación para proteger al entorno pero la ley federal de fauna especifica que la destrucción de fauna de nidos es un delito».

En torno al alambrado que se colocó para el ganado, el investigador recalco que «no permite pasar a los pingüinos. No son los que se colocaron en Tombo».

Compartimos la entrevista que realizó Rodrigo Mansilla con el especialista en CHPlay.