Tag

Axel Kicillof

Browsing

Hace poco más de un mes, la exmandataria hace un mes reclamó ser sobreseída.

La Sala I de la Cámara de Casación definirá en los próximos días el destino de la causa del dólar futuro, en la que se investiga si se cometió algún delito en la operatoria con esa herramienta cambiaria durante el período final del segundo gobierno de Cristina Kirchner. Tanto la vicepresidenta como Axel Kicillof -por entonces ministro de Economía- podrían enfrentar un juicio oral.

Hace poco más de un mes, la exmandataria reclamó ser sobreseída y dio un extenso discurso en el que apuntó al poder judicial, al que acusó de ser “un sistema podrido y perverso”, e incluyó una fuerte defensa política en la que arremetió contra el expresidente Mauricio Macri, entre varios exfuncionarios y opositores. El descargo fue expuesto por videoconferencia ante la Casación.

Aquella audiencia respondió a un trámite propio de las instancias de queja que llegan a la Cámara Federal de Casación. El destino de la causa ahora está en manos de tres jueces, los miembros de la sala primera federal de Casación Penal Daniel Petrone, Diego Barroetaveña y Ana María Figueroa, quienes deben decidir luego de haber escuchado el 4 de marzo además de a la vicepresidenta, al gobernador bonaerense y exministro de Economía; al extitular del Banco Central Alejandro Vanoli; y al actual titular de la entidad Miguel Pesce, entre otros.

A fines de 2015, con las elecciones presidenciales ya perdidas, el mercado y los agentes económicos descartaban una devaluación ya que el candidato ganador había anunciado en campaña que eliminaría el cepo al dólar. Aún con ese escenario, el Banco Central comandado en ese entonces por Vanoli, vendía contratos de dólar futuro al precio oficial de aquellos días.

Cuando se concretó el cambio de Gobierno y el tipo de cambio se disparó, el Estado perdió sumas millonarias. Se estima que la operatoria le costó US$17 mil millones al Central.

Las defensas sostienen que no debe haber juicio porque no hubo ningún perjuicio para el Estado. Se basan en una pericia que realizó el cuerpo de contadores de la Corte Suprema de Justicia en la que analizaron los balances del Banco Central de 2015 y 2016, y en la se reportaron ganancias. En ese sentido, hablan de una “absurda acusación” y apuntan a que el verdadero perjuicio para el Estado lo provocó el gobierno de Macri al pagar esos contratos después de una devaluación.

El debate entre los magistrados se desarrolla a través de encuentros que mantienen por videollamadas, mediante la plataforma Zoom.

Si bien las discusiones entre los magistrados se desarrollan en completo hermetismo, los trascendidos indican que los jueces deberán decidir entre tres grandes opciones:

1- Declarar inadmisible el recurso de Casación (la causa seguiría camino al juicio, aunque se descuenta que las defensas buscarán la intervención de la Corte Suprema de Justicia).

2- Emitir una resolución que le ordene al Tribunal Oral Federal número 1 que se ocupe de resolver sobre el fondo de los planteos de los imputados que reclaman ser sobreseídos.

3- Declarar la atipicidad del delito que se intenta investigar por tratarse de operaciones realizadas dentro de las atribuciones del Banco Central.

El presidente Alberto Fernández recibe este miércoles por la tarde al gobernador bonaerense Axel Kicillof y al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para analizar el aumento de casos de coronavirus registrado en los últimos días en el Área Metropolitana de Buenos Aires ( AMBA).

Kicillof y Rodríguez Larreta arribaron a las 16 a la residencia para analizar el avance de la pandemia ante la posibilidad de una segunda ola de contagios con Alberto Fernández.

En las últimas 24 horas, se registraron 11.650 casos en todo el país, de los cuales 4.417 correspondieron a la provincia de Buenos Aires y 996 a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, cifras que han ido en forma crecientes en los últimos días atrás.

El país está en Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio (Dispo) que Alberto Fernández decretó hasta el 31 de enero próximo, de acuerdo a lo anunciado por el primer mandatario el 18 de diciembre pasado.

Este martes 29 de diciembre fueron confirmados 11.650 nuevos casos de covid-19.Con estos registros, suman 1.602.163 positivos en el país, de los cuales 1.420.885 son pacientes recuperados y 138.260 son casos confirmados activos.

En las últimas 24 horas, se notificaron 151 nuevas muertes, son 88 hombres y 62 mujeres. Al momento la cantidad de personas fallecidas es 43.018.

La cartera sanitaria indicó que son 3.345 los internados en unidades de terapia intensiva, con un porcentaje de ocupación de camas de adultos de 53,2% en el país y del 56,8% en la Área Metropolitana Buenos Aires.

Un 46,46% (5.413 personas) de los infectados de hoy (11.650) corresponden a la Ciudad y a la Provincia de Buenos Aires.

De los 1.602.163 contagiados, el 88,68% (1.420.885) recibió el alta y 138.260 son casos confirmados activos.

El reporte vespertino consignó que murieron 88 hombres, 42 residentes en la provincia de Buenos Aires; 5 en la Ciudad de Buenos Aires; 4 en Chaco; 3 en Corrientes; 2 en Entre Ríos; 4 en Mendoza; 1 en Río Negro; 2 en Salta; 1 en San Juan; 2 en San Luis; 2 en Santa Cruz; 10 en Santa Fe; 1 en Santiago del Estero; y 9 en Tucumán.

También fallecieron 62 mujeres: 25 en la provincia de Buenos Aires; 6 en la Ciudad de Buenos Aires; 1 en Chaco; 2 en Chubut; 2 en Córdoba; 2 en Corrientes; 3 en Mendoza; 2 en Río Negro; 1 en Salta; 2 en San Luis; 2 en Santa Cruz; 6 en Santa Fe; y 8 en Tucumán.

El Ministerio aclaró que una persona residente en la provincia de Santa Fe fue registrada sin dato de sexo y un hombre residente en Mendoza fue reclasificado.

Se registraron en la provincia de Buenos Aires 4.417 casos; en la Ciudad de Buenos Aires, 996; en Catamarca, 16; en Chaco, 306; en Chubut, 606; en Corrientes, 216; en Córdoba, 775; en Entre Ríos, 327; en Jujuy, 14; en La Pampa, 314; en La Rioja, 3; en Mendoza, 161; en Misiones, 30; en Neuquén, 558; en Río Negro, 387; en Salta, 40; en San Juan, 305; en San Luis, 55; en Santa Cruz, 397; en Santa Fe, 1.226; en Santiago del Estero, 75; Tierra del Fuego, 159; y en Tucumán 276.

En tanto, Formosa (-9) reportó números negativos porque reclasificó contagios a otras jurisdicciones.

En las últimas 24 horas fueron realizados 45.084 testeos y desde el inicio del brote se realizaron 4.757.372 pruebas diagnósticas para esta enfermedad, lo que equivale a 104.841 muestras por millón de habitantes.

El total de acumulados por distrito indica que la provincia de Buenos Aires suma 675.280 casos; la Ciudad de Buenos Aires, 172.186; Catamarca, 2.623; Chaco, 24.274; Chubut, 30.938; Corrientes, 11.782; Córdoba 126.154; Entre Ríos, 28.583; Formosa, 212; Jujuy, 18.523; La Pampa, 10.228; La Rioja, 9.075; Mendoza, 59.847; Misiones, 1.044; Neuquén, 40.129; Río Negro, 37.927; Salta, 22.256; San Juan, 11.355; San Luis, 16.121; Santa Cruz, 22.901; Santa Fe, 173.714; Santiago del Estero, 17.207; Tierra del Fuego, 18.961; y Tucumán, 70.843.

Se incluyen 17 casos existentes en las Islas Malvinas según información de prensa (debido a la ocupación ilegal del Reino Unido, Gran Bretaña e Irlanda del Norte no es posible contar con información propia sobre el impacto del COVID -19 en esa parte del territorio argentino).

La notificación y carga de datos en el Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud (SNVS) respecto a la cantidad de infectados y de las personas fallecidas es responsabilidad de cada una de las jurisdicciones.

Fuente: Aire Digital

Axel Kicillof quedó aislado tras el positivo en coronavirus de un contacto estrecho. Así lo expresó vía Twitter, donde pidió seguir cumpliendo con las acciones de prevención frente al virus.

“Acabo de enterarme de que un colaborador dio covid positivo”, señaló el gobernador bonaerense. Y continuó: “Aunque cumplimos los protocolos, quedamos aislados con mi familia por ser yo contacto estrecho. Cuando digo que la pandemia no terminó, me refiero precisamente a esto. Sigamos cuidándonos”.

 

Fuente:TN

El gobierno nacional anunciará el viernes el levantamiento del aislamiento por coronavirus en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), que ahora iniciará la etapa de distanciamiento social para evitar la propagación de la enfermedad.

Así lo adelantó este jueves el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, durante una entrevista con el canal IP. «Esto es así, siempre estuvo bajo estudio», confirmó cuando se le consultó si se anunciaría el fin del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO).

«El presidente no toma decisiones de un modo centralizado sino que consensúa con los actores y las jurisdicciones, así lo vino haciendo desde el primer día», aclaró Cafiero.

De esta manera, el presidente Alberto Fernández anunciará mañana el fin de las restricciones estrictas en el AMBA, que en una primera fase representó el epicentro del coronavirus en el país.

La liberación para ingresar a la etapa de distanciamiento social se presentará al cumplirse mañana 230 días del ASPO que puso en marcha el Gobierno para tratar de aminorar el ritmo de los contagios del Covid-19 y evitar el colapso del sistema sanitario.

«Es algo que va a hablar mañana el Presidente con el jefe de Gobierno de la Ciudad (Horacio Rodríguez Larreta) y con el gobernador de la provincia de Buenos Aires (Axel Kicillof), dijo Cafiero.

El jefe de ministros aclaró que la conversación telefónica que mañana tiene previsto mantener el presidente Fernández con su par de Rusia, Vladimir Putin, abarcará otros temas, más allá del referido a la adquisición de la vacuna cursa contra el coronavirus.

“La agenda es mucho más diversa, no es solamente el tema de la vacuna. Hay inversiones rusas en la Argentina, hay un comercio internacional que está encontrando destino de productos argentinos en Rusia, también hay inversiones en infraestructura en Argentina con capitales rusos», indicó.

El presidente Fernández anunciará mañana el nuevo esquema del ASPO en todo el país. Con la posibilidad de contar con una vacuna en el horizonte cercano, Fernández recibirá a Kicillof y Rodríguez Larreta en la residencia de Olivos, a partir de las 10.30.

De acuerdo a lo estimado por voceros oficiales, los anuncios para la nueva etapa se concretarían por la tarde, desde Casa Rosada, aunque todavía no está definido el formato que tendrá esa comunicación.

El presidente también debe definir cómo seguirán las restricciones en la ciudades del interior del país en el que se detectaron aumentos en la cantidad de casos de coronavirus o se mantienen mesetas altas de contagios por semanas.

El 23 de octubre pasado, Fernández había anunciado desde Misiones que se mantendrían las disposiciones de aislamiento y distanciamiento social «por 14 días más», período que termina el domingo próximo.

En aquella oportunidad, el Presidente hizo el anuncio junto al ministro de Salud, Ginés González García, y el gobernador local, Oscar Herrera Ahuad.

Pese a que se registraba entonces una baja en el número de contagios en el AMBA, Fernández advirtió que todavía se estaba «lejos de superar el problema» y que la mayor transmisión comunitaria se había trasladado a las provincias.

Remarcó que ocho distritos concentraban el 55 por ciento de los contagios: Córdoba, Santa Fe, Tucumán, Mendoza, Neuquén, Río Negro, Chubut y San Luis.

El Gobierno resolvió entonces que Misiones, Corrientes, Formosa, Entre Ríos, La Pampa,Catamarca, Jujuy y San Juan se encuadrarían en la modalidad de Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO), mientras que departamentos y ciudades de otras 16 provincias seguirán bajo la modalidad de aislamiento.

En toda la provincia de Buenos Aires, los casos positivos acumulados llegan a 563.938. tras confirmarse este jueves 3.240 nuevos contagios.

En la ciudad de Buenos Aires, se reportaron un total de 476 nuevos casos, un registro que elevó a 149.296 el de contagiados desde la llegada de la pandemia.

Durante la mañana del viernes el presidente Alberto Fernández se hizo presente en Lomas de Zamora donde encabezó un acto de entrega de móviles policiales, en el marco del Programa de Fortalecimiento de la Seguridad para la Provincia.

El mandatario nacional consideró que poner más cámaras y móviles policiales en las calles implica “que el Estado de derecho está vigilando a los delincuentes” y expresó: “Cuando invertimos en seguridad, en verdad estamos invirtiendo en los que menos tienen”.

“Con más móviles recorriendo las calles y la instalación de cámaras el Estado de derecho le está diciendo a los que quieren delinquir que el Estado lo está vigilando y si delinquen va a reaccionar”, agregó en su discurso y señaló: “El Estado de derecho debe garantizar que se pueda realizar todo sin temor a perder la vida por un celular, una zapatilla o una bicicleta y eso lo debe garantizar con mayor prevención”.

Además, tras recordar las elecciones presidenciales de 1983 que ganó Raúl Alfonsín manifestó: “Cuando invertimos en seguridad, en verdad estamos invirtiendo en los que menos tienen. En los trabajadores que deben subirse a un colectivo o un tren bien temprano, caminar las calles o ir a trabajar en bicicleta y son las primeras víctimas”.

Por su parte, el gobernador bonaerense Axel Kicillof consideró: “Hoy es un acto muy importante para la seguridad porque, a dos meses del anuncio de un plan de inversión, no van a hacer un póster ni un millón de slogans, sino que los móviles de la Policía ya son una realidad para cambiarle la vida de verdad a los bonaerenses“.

Axel Kicillof anunció la realización de la temporada de verano en la Costa Atlántica con protocolos específicos de prevención por el coronavirus. Una de las medidas es la utilización obligatoria de la aplicación Cuidar Verano. De qué trata y cómo funciona.

Todos aquellos que deseen vacacionar en los balnearios de la provincia de Buenos Aires deberán descargar y activar la app donde tendrán que cargar sus datos, destinos, medios de transporte y alojamiento para obtener el permiso de circulación e ingreso a los municipios de veraneo.

Cómo funcionará

En primer lugar, la aplicación Cuidar Verano deberá ser descargada por los turistas. Días antes de emprender el viaje, tendrá que cargar el lugar de destino, los datos de todas las personas que viajan, los días de estadía, el medio de transporte que utilizarán para desplazarse y lugar de alojamiento.

Tras añadir toda esa información, el sistema pedirá documentación de respaldo, como un certificado de alojamiento o los pasajes en el caso que se movilicen con algún transporte público.

Previo a la emisión de los certificados autorizantes, todos los datos aportados serán validados por los municipios. De esta forma, se garantizará un control sobre las personas que estarán en el distrito de forma simultánea.

Este certificado será obligatorio para poder ingresar a la Costa y además, puede ser solicitado en los controles que implementará Vialidad Nacional en las rutas hacia los principales destinos turísticos.

Dentro de la aplicación Cuidar Verano habrá estará volcada toda la información brindada, así como también permitirán que los municipios validen que las personas puedan desplazarse.

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, se reunió este jueves con intendentes e integrantes del Comité de Expertos para analizar la situación epidemiológica de la provincia de Buenos Aires y evaluar las posibles modificaciones de cara a la próxima etapa de la cuarentena, que regirá desde el lunes 12 de octubre.

Durante las reuniones, el gobernador escuchó las recomendaciones de los especialistas y repasó las cifras que dan cuenta de una reducción en los casos positivos como en la utilización de camas en el sistema hospitalario, e hizo hincapié en la situación más compleja que afronta el interior de la Provincia.

«Vamos a seguir trabajando en base a protocolos estrictos y estudiando las distintas actividades que se pueden habilitar en las fases en que se encuentre cada municipio», expresó Kicillof.

Además, en el diálogo con los jefes municipales, el gobernador acordó que «las actualizaciones y habilitaciones en el marco del aislamiento deben estar fundamentadas en las mejoras epidemiológicas» y subrayó «la necesidad de reforzar el cumplimiento de los protocolos». «Seguiremos cada lunes definiendo las fases y, con ellas, las diferentes actividades que pueden realizarse en cada distrito», agregó.

Por su parte, el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, afirmó que hubo un descenso significativo en la utilización de camas por covid-19 en el AMBA y evidenció una mejora con la gestión de camas de terapia en toda la Provincia. «Estamos en una meseta alta y con un aumento en el interior. Los indicadores prácticos que estamos mirando son los llamados al 148 en los centros de telemedicina (CETEC), la cantidad de casos, la utilización de camas y los testeos», subrayó el ministro.

En tanto, el ministro de Producción bonaerense, Augusto Costa, se refirió a la actividad turística y explicó que «se trabaja coordinadamente con el Gobierno nacional y con los distintos municipios que reciben turismo de temporada». «Vamos a tomar en cuenta las especificidades de cada caso, con medidas y políticas que permitan tener la mejor temporada posible», destacó.

Participaron también de las reuniones la vicegobernadora Verónica Magario; el jefe de Gabinete, Carlos Bianco; los ministros de Gobierno, Teresa García; y de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica, Augusto Costa; y el viceministro de Salud, Nicolás Kreplak.

Por parte del Comité de Expertos se hicieron presentes María Ana Huergo, Juan Manuel Carballeda, Rosa Bologna, Víctor Romanowski, Susana Ortale, Guillermo Durán, Rodrigo Quiroga, Jorge Aliaga, Daniel Feierstein, Jorge Rachid, Leonel Tesler, Guillermo Docena, Alberto Kornblihtt, Ezequiel Álvarez y Sebastián Uchitel.

Las protestas masivas, con eje en el centro Puente 12 de La Matanza, fueron levantadas por los policías tras valorar el incremento salarial anunciado por el gobernador Axel Kicillof y contar con la confirmación de que no serán sancionados por las movilizaciones que concretaron desde el lunes último.

Tras el acto que encabezó el mandatario bonaerense en La Plata, se realizaron asambleas en cada punto de las movilizaciones a fin de analizar los números de la mejora anunciada por Kicillof.

Finalmente, pasadas las 14 todos los policías levantaron las protestas y se dirigieron a las sedes policiales donde se desempeñan.

El comisario Carlos Maure, del Comando de Patrullas de La Plata, confirmó que «se firmó un acta compromiso, que era lo que más pedían los compañeros», que asegurara que «ningún policía» que hubiera participado de la protesta, «tanto uniformado como franco de servicio, iba a recibir represalias, sanción económica o traslado, ni acoso laboral, ni ahora ni a futuro».

Luis Tonil, presidente de la Defensoría Policial y virtual vocero de los uniformados que protestaron en Adrogué, expresó en declaraciones a la prensa que «hay un compromiso del ministro (Sergio) Berni de que no va a haber sanciones para los que levanten la protesta».

«Ya se levantó todo», confirmó a esta agencia una fuente policial del Centro de Coordinación Estratégica de la policía provincial en Puente 12 en La Matanza.

Lo mismo ocurrió en otros puntos de la provincia como Adrogué, Lanús, La Plata y Bahía Blanca.

A través de sus redes sociales, los policías también celebraron el anuncio del gobernador y, especialmente, el compromiso de que no habrá sanciones para el personal policial que participó de las protestas.

«Se logro dar un gran paso, que se conocieran las malas condiciones en las que estábamos trabajando, el auditor general dio su palabra que nadie va ser sancionado (sumariado)», publicaron en el facebook Policía Reclamando, donde estos días fueron visibilizando sus demandas.

Remarcaron también su expectativa de que «ahora» Kicillof «cumpla y haga una mesa de diálogo» y plantearon: «Podemos estar de acuerdo o no con el anuncio pero se logró algo muy bueno, es el primer paso».

«Es la primera vez que alguien nos escucha», dijo emocionado el policía Mariano Alderete, en declaraciones a Crónica TV, en alusión a los anuncios efectuados por Kicillof, que incluyeron no solo un aumento salarial sino también mejoras en el servicio de salud y en la capacitación que reciben los efectivos.

«Lloré como un chico cuando oí por radio el anuncio del gobernador Kicillof», reconoció el policía ante las cámaras.

En Bahía Blanca, los efectivos retiraron unos 20 patrulleros que desde hacía tres días se encontraban -a modo de protesta- estacionados frente a la municipalidad, por lo que se encontraba cortado el tránsito en la zona.

Tras los anuncios se hizo presente en el lugar el jefe de la Estación Central de Policía de Bahía Blanca, comisario Gonzalo Bezos, quien solicitó a los efectivos que trasladaran los móviles y liberaran la calle.

En la ciudad de La Plata, el Comando de Patrullas local retomó sus actividades con normalidad, luego que el 50 por ciento de los efectivos de ese cuartel se plegaran a la protesta.

La tensión dentro de la policía quedó visibilizada con cientos de móviles fuera de sus zonas de patrullaje. La protesta de los policías bonaerenses, que es la mayor fuerza de seguridad en la Argentina, aumentó hoy, pese a que el gobierno de Axel Kicillof prometiese un aumento salarial del 30 por ciento.

En casi todos los municipios del conurbano se observan piquetes de los policías que exponen los reclamos de los agentes. Uno de los ejes principales de las manifestaciones del personal en actividad, con sus uniformes y armas reglamentarias, pasa por la zona conocida como Puente 12, en La Matanza, donde el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, instaló hace un tiempo su puesto de comando diario. Allí, ese funcionario y los máximos jefes policiales buscan conseguir un diálogo con representantes de los agentes. Aún no tuvieron éxito en ese intento.

Berni rechazó la renuncia presentada por el jefe de la policía bonaerense, comisario Daniel García, luego que este fuese rechazado como interlocutor válido por los manifestantes.

Voceros de los policías y gubernamentales manifestaron que la seguridad ciudadana no quedó perjudicada por esta medida de protesta, pero en todos los lugares de concentración de uniformados se pueden visualizar patrulleros que no cumplen con sus tareas. Esta situación se produce en momentos en que el delito golpea fuerte en el conurbano, con la inseguridad transformada en la mayor preocupación de los vecinos en esta época de cuarentena.

Esa inquietud colectiva por los sucesivos casos de violencia urbana llevó al gobierno nacional a lanzar, la semana pasada, un plan contra el delito en Buenos Aires, que implica, entre otros puntos, una inversión de $ 38.000 millones destinada a la construcción de cárceles y adquisición de equipos para la policía. No hubo en ese anuncio un mensaje sobre los sueldos policiales y eso habría generado el malestar que se hizo público en las últimas horas. Los uniformados reclaman un incremento salarial del 56 por ciento.

Sin embargo, más allá de la disputa por las cifras del posible aumento, la medida dejó lesionada a la conducción de la fuerza provincial. El propio jefe de la policía bonaerense, comisario general Daniel García, intentó abrir un canal de diálogo directo con los manifestantes y tuvo que irse entre silbidos de desaprobación.

«El primer punto, ningún tipo de represalias, tienen mi palabra que será así. Lo dije anoche y se los reitero. Los puntos dos y tres, los aumentos, están en tratativas y el ministro me dijo que el viernes les da la confirmación», fue la información dada por García ante un grupo que protestaba en La Plata. No pudo completar la frase ante los gritos de sus subalternos. «Pero los porcentajes no los pueden poner ustedes, muchachos», agregó, ya convencido de que su negociación había fracasado.

«No tenemos móviles»; «Hace veinte años que no le dan pelota a la seguridad», «¿Por qué hay playa para repartir IFE y para nosotros no?», fueron las quejas que escuchó, entre gritos, el jefe de la policía de Buenos Aires. Durante la madrugada, un integrante de la cúpula policial había intentado un diálogo con quienes se concentraron frente a la gobernación y fue golpeado por quienes protestaban allí.

Una situación similar se había observado en 2013 frente al Edificio Guardacosta, el día que empezó una huelga de uniformados federales que se extendió enseguida a fuerzas provinciales. Es el antecedente más cercano de lo que ocurre con la policía bonaerense. «Usted no está en la calle con el personal», fue otra recriminación escuchada por el comisario general García.

El jefe de la policía bonaerense puso su renuncia a disposición de Berni, pero el ministro, por el momento, descartó la salida del jefe policial.

La pandemia de coronavirus no es la única preocupación del Gobierno nacional por estos días, dado que en los últimos meses los números del delito aumentaron de forma considerable, con el agravante de un mayor nivel de violencia. El epicentro de la inseguridad es el conurbano bonaerense donde el estado de alarma es absoluto. Ante tal panorama, el Ejecutivo diseñó un Plan Integral de Seguridad, que será presentado la semana próxima.

El presidente Alberto Fernández lanzará la medida junto al gobernador Axel Kicillof.

La iniciativa incluye el desembarco de 4000 gendarmes y prefectos -se desplegará la segunda etapa del plan Centinela-, la incorporación de 10.000 aspirantes a policías y la construcción de 3000 paradas de colectivos seguras (con cámaras de seguridad, botón antipánico y wifi).

También está prevista la refacción de 120 comisarías, la construcción de seis módulos carcelarios y la compra de 2000 patrulleros.

Supone una inversión total de unos 10.000 millones de pesos de fondos nacionales a distribuirse entre el Gobierno de la provincia de Buenos Aires y los 24 distritos del conurbano, donde viven 11 millones de personas.

Parte de los recursos irán al Gobierno provincial y parte a los municipios de manera directa, ya que -según explicaron fuentes oficiales- “algunos distritos necesitan patrulleros, otros efectivos, otros hacer obras y es por eso que siguen las discusiones para ver cómo se hace más eficaz la distribución”. Además, fue parte del reclamo que los intendentes le elevaron al Presidente.

“Vamos a dar batalla contra la inseguridad, no queremos hacernos los distraídos y si hay una demanda ciudadana que reclama más policías y más seguridad en las calles vamos a atenderla”, manifestó Alberto Fernández, durante la firma de una serie de convenios para la realización de obras de infraestructura ferroviaria, que se realizó la semana pasada.