Tag

cuarentena

Browsing

A medida que el Reino Unido se acerca a lo que, con suerte, será el final del confinamiento y el altísimo número de muertes por coronavirus, la economía británica se recupera rápidamente luego de una exitosa campaña de vacunación y de haber estado bajo un nivel muy estricto de restricciones durante casi cuatro meses.

Los contagios han ido disminuyendo en el último mes y los fallecimientos diarios de casi 1.300 a principios de enero pasaron a un promedio de siete muertes en abril, tras una relajación gradual de las restricciones.

Mientras tanto más de 34 millones de personas ya se han vacunado con la primera dosis y más de 14 millones se han puesto una segunda, alcanzando a un total de 48.748,962 vacunas administradas.

Pese a que el país más golpeado de Europa por el virus superó las 127.000 fallecimientos, los científicos ya hablan de una mejoría y sostienen que fue la estricta cuarentena impuesta en diciembre pasado la que influyó mayormente en la reducción de los casos diarios, además de la implementación de un testeo masivo con tests gratuitos y accesibles a todos los habitantes.

A esto se sumó, una de las pocas vacunaciones rápidas y exitosas del mundo-en gran parte debido a que el país es productor de inoculantes- que ya alcanzó, al menos con una dosis, a más de la mitad de la población.

El tercer confinamiento finaliza en junio

El Gobierno británico diseñó en marzo pasado una estrategia de cuatro etapas para desmontar, de una manera segura y perdurable, el tercer confinamiento que finalizará completamente el 21 de junio.

El plan incluyó la reapertura parcial el 12 de abril para el sector del comercio minorista y significó un gran impulso al estado de ánimo de los británicos gracias a la demanda reprimida de bienes y servicios.

En el caso de los restaurantes y la hotelería, aunque todavía con algunas restricciones, los habitantes de Inglaterra celebraron su nueva libertad precipitándose a las peluquerías, los pubs y las tiendas, mientras que en el resto del Reino Unido se comenzará a reabrir este fin de semana.

Los pubs y restaurantes podrán habilitar sus barras y sus mesas de adentro a partir del 17 de mayo, en la tercera fase del desconfinamiento, y también se estima que se vuelvan a permitir los viajes internacionales por vacaciones.

En ese sentido, Alberto Abbate, un argentino, dueño de dos importantes restaurantes de comida argentina en el centro de Londres, Casa Malevo y Santa María del Sur calificó las reaperturas como algo «espectacular».

«Estamos trabajando muy bien. La gente tiene ganas de comer, ganas de beber y pasarla bien. Hace tiempo, desde el 2016, que fue la votación del Brexit que no veo, este comportamiento de la gente», contó a Télam.

Recordó que en 2016 la gente dejó de gastar y de consumir, en su opinión por el miedo de lo que venía. Desde entonces, nunca se había recuperado el clima social y el consumo del todo.

«Ninguna crisis fue tan grande como la del 2016, al menos es lo que yo vi en mis restaurantes. En (la crisis internacional de) 2008 no hubo tanto bajón como en 2016. Desde hace dos semanas que abrimos solo afuera, estamos trabajando super bien como si tuviéramos abierto el interior del restaurante», destacó.

Según Abbate, todos vienen con tapaboca y usan el alcohol en gel al entrar, luego en las mesas no es obligatorio usarlo, pero cuando van a los baños, se lo ponen.

Explicó que las mesas deben estar separadas y sin vajilla que se coloca solo una vez que se pide la comida.

A su vez, un joven italiano empleado de un café Starbucks ubicado cerca de la estación de Charing Cross, en el centro de Londres, que pidió no ser nombrado dijo que la gente está mejor de ánimo y eso se nota porque pasean y pueden ir de compras.

Contó que está cansado de la pandemia y de las las reglas porque, en su opinión, son muy alarmistas y dijo que donde no hay cámaras se hace lo que se quiere, aunque se nota un poco una mejoría con respecto al primer confinamiento.

«Muchos se cuidan, pero algunos ni siquiera usan un tapabocas. Las distancias en muchas tiendas es imposible y más con el sistema de Uber y delivery y no se da abasto», agregó.

Relató además que muchos de sus compañeros se quedaron sin trabajo y dejaron el país por depresión o porque no le veían sentido a trabajar por contratos que no llegan a las 40 horas semanales.

También, Lucía Sarmiento, otra argentina que trabaja como recepcionista en el Waldorf Hilton Hotel en el centro de Londres, agregó en diálogo con Télam que el hotel reabre para estadías esenciales el 4 de mayo y para todo el público el 17 de mayo, pero el bar ya está funcionando desde el 15 de abril cuatro días a la semana con mesas a la calle.

«Lo que notamos con respecto a las reservas es que aunque los números no sean los que veíamos pre-pandemia, tenemos confianza en que la recuperación va a ser sostenida. En el futuro cercano dependeremos del turismo nacional, lo que lógicamente impacta en nuestra ocupación ya que gran parte de nuestros huéspedes provienen del exterior», señaló.

Además, se mostró optimista de que, en el caso puntual de su hotel, las reservas aumentarán aún más a medida que reabran los teatros y los cines.

«Tenemos clientes corporativos, pero el regreso a las oficinas va a ser mucho más paulatino que el regreso del comercio, así que ese es un segmento que quizás tome más tiempo en normalizarse», reconoció.

El Senado de Uruguay avanza con una reforma al Código Penal para penar con hasta dos años de prisión a aquellas personas que incumplan las normas sanitarias y violen la cuarentena, informaron los medios uruguayos.

La medida es impulsada en momentos en que Uruguay vive una profunda crisis sanitaria, por el fuerte incremento de los casos de coronavirus, que esta semana llegaron a más de 160.000 con casi 2.000 muertos.

De aprobarse, algo que los medios uruguayos dan por hecho, el nuevo texto del Código Penal dirá: «El que mediante violación de disposiciones sanitarias pusiere en peligro efectivo la salud humana o animal, será castigado con tres a veinticuatro meses de prisión».

La iniciativa, aprobada en comisiones y que será debatida en el recinto el próximo martes, justifica además la pena máxima «cuando el hecho se suscitare declarada una emergencia sanitaria».

El legislador oficialista Mario Colman había presentado el proyecto para su aprobación en Diputados, pero hasta ahora el Gobierno no había avanzado con el texto legal.

Uno de los pioneros de esta iniciativa fue el procurador general de la nación, Jorge Díaz, quien en el inicio de la pandemia planteó la necesidad de modificar el delito de daño contra las medidas sanitarias, y transformarlo en «delito de peligro», para habilitar al Poder Judicial a imputar penalmente a todos aquellos que violen la cuarentena, en el marco de la emergencia sanitaria.

El Frente Amplio dijo que no va a acompañar la medida.

«No acompañamos la modificación al delito de violación de las disposiciones sanitarias ya que consideramos que para hacer esa modificación, se debe, desde el Estado, tratar las situaciones de vulnerabilidad social», explicó el senador del FA Charles Carrera en declaraciones a Télam y señaló que los diputados de su partido hicieron aportes pero no fueron tenidos en cuenta.

«Además -destacó-, es un delito difícil (de probar) persecución y prueba» y el artículo reformado «puede servir para criminalizar a ciertas personas que no tienen un sustento y tengan que salir a trabajar», alertó Carrera.

Fuente: Telam

Ante el avance de la segunda ola y las restricciones que se comienza a aplicar en distintas partes del país, el foco está puesto en la necesidad de no afectar la economía de las ciudades. A través de un estudio realizado durante la pandemia, se identificaron a las provincias que no están aptas para acatar nuevas medidas estrictas contra el coronavirus.

La consultora Analytica, que estudia entre otros temas, la economía de del país, elaboró un ranking de “resiliencia” de provincias argentinas en medio de la pandemia. Y cómo afectaría a su economía una posible vuelta de una cuerantena estricta.

Allí detalla cuáles eran las que mejor aguantaban un cierre y las que mejor reaccionaban ante la apertura gradual de las actividades. Esa información fue utilizada a modo de espejo en la actualidad con respecto a lo que puede llegar a pasar en los diversos municipios y provincias tras las nuevas restricciones dispuestas anoche por el presidente Alberto Fernández en AMBA.

A mediados del año pasado, Analytica midió el impacto económico del Covid-19 en las provincias. Para eso, estudió la oferta y la demanda: cruzó índices de movilidad, consumo y reapertura de actividades para entender cómo cambiaban sus economías con mayor o menor grado de cierre.

Entre las “peores” posicionadas en este ranking, debido a su reacción monetaria frente a las medidas, por aquel entonces aparecían Jujuy, Chaco, Buenos Aires, Entre Ríos y Chubut.

Ricardo Delgado, presidente de la consultora, explicó que “a medida que fue avanzando la pandemia el año pasado y se fueron reabriendo algunas actividades, la movilidad no se iba recuperando del todo en algunas provincias, como el caso de Jujuy». Dicha movilidad indica el consumo, «porque la gente gasta más si se mueve”, señaló.

“Sobre todo en las provincias que son muy dependientes de la asistencia social se sintió el impacto de la caída de los ingresos, lo que impactó en la recuperación posterior: quizás había hogares que se habían endeudado y, aun en mejores condiciones, no podían salir a consumir”, añadió a TN Noticias.

Según indicó Delgado, en este momento, el escenario es un tanto distinto. Las provincias que podrían sufrir más tienen que ver con las que dependen de una economía de los servicios, como en el caso de la Capital Federal y sus restaurantes, restringidos por las limitaciones a la nocturnidad.

La gran mayoría de las provincias hoy no tiene grandes déficits fiscales, puntualiza, excepto por aquellas con gran cantidad de población, como Buenos Aires y Córdoba, y más allá de los problemas puntuales que tiene Chubut.

Mientras, a nivel actividad el panorama sigue siendo muy heterogéneo y hay algunas que pudieron retomar con fuerza actividades productivas, como en el caso de Neuquén con Vaca Muerta (al menos hasta hace unos días, previos al corte que tiene en vilo a 40 equipos perforadores) y Jujuy, Catamarca y Salta con el litio, apunta Delgado.

Por un lado, sintieron el impacto de la caída de la actividad a nivel nacional, que generó menor recaudación y, por ende, menos recursos coparticipables. Por otro lado, la menor presencia de recursos provinciales, como el impuesto a los Ingresos Brutos, que dependen directamente de que haya una economía funcionando. “Cuando cierran, pierden la posibilidad de financiar su gasto y entran en un círculo vicioso”, concluyó.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, afirmó que la Argentina cuenta en la actualidad con una capacidad distinta para lidiar con la situación de salud que enfrentó en marzo de 2020, en el inicio de la pandemia, y señaló «la economía no podría soportar un cierre total, una cuarentena estricta del tipo Fase 1».

En lo que respecta a las negociaciones con el FMI, dijo que el principal objetivo que se busca es “que el acuerdo tenga un sentido que es el de ayudar a la Argentina” y sostuvo que la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner “está planteando una realidad” cuando sostiene que la deuda adquirida por el Gobierno de Mauricio Macri por u$s 45.000 millones es impagable.

“Hoy estamos con capacidades distintas para lidiar con la situación pura de la salud. Por supuesto que, desde el punto de vista económico, buena parte de ese margen ya se utilizó. Hoy la economía no podría soportar un cierre total, una cuarentena estricta del tipo Fase 1 como aquella que se implementó en marzo de 2020, pero esa no es la idea”, sostuvo el ministro en un reportaje con CNN En Español al referirse a la pandemia.

“Desde el punto de vista de las restricciones de circulación va a ser otra historia de lo que fue en marzo de 2020. Pensemos que la economía está diseñada, preparada, funciona con circulación. Entonces, por más que haya pandemia, el efecto sobre la economía es menor. Fijémonos en lo que está pasando ahora: todavía estamos en pandemia. Pero llevamos nueve meses consecutivos de actividad económica creciendo”, destacó el titular del Palacio de Hacienda.

“De hecho hemos revisado hacia el alta los pronósticos de crecimiento para 2020. Era 5,5% en la proyección de septiembre de 2020 y hoy es 7%, que también es un pronóstico prudente, porque conviene ser prudentes. Pero la realidad es que la pandemia está, la pandemia golpea a todo el mundo, pero las políticas que se adoptaron en 2020 permitieron que estemos en una situación mejor que otros países de la región, habiendo protegido el trabajo y el capital de la economía. La argentina es la economía que más se está recuperando”, agregó.

Los bares y otros negocios trabajaron durante la madrugada. Hubo nuevas protestas y cacerolazos en contra de la decisión de volver a fase 1. No se registraron clausuras pero el municipio labró actas.

Tras la masiva manifestación en la capital formoseña en contra de las restricciones impuestas por el gobernador Gildo Insfrán, que terminó en incidentes y represión, los comerciantes desafiaron las medidas y abrieron los locales el viernes por la noche. Además, hubo un cacerolazo multitudinario a última hora.

La orden de que la ciudad regresara a la fase 1 de cuarentena terminó por enfurecer a empresarios, comerciantes y ciudadanos en general que llevan un año tolerando fuertes restricciones. Y salieron a la calle, desobedeciendo la orden directa.

Aunque las protestas comenzaron la noche del jueves, los incidentes se produjeron el viernes, cuando la policía reprimió a los manifestantes. El desalojo dejó varios heridos y, al menos, 93 detenidos. Pese a los balazos de goma y los gases lacrimógenos vencidos que lanzaron los uniformados, a la noche los vecinos volvieron a la vía pública con bocinazos: “La provincia se despertó”, resumió uno de los manifestantes.

“No teníamos piedras y la policía nos reprimió. Ahora siento alegría, mucha emoción. Nunca conocí otro gobernador. Hoy cambió Formosa, ya no tengo miedo”, expresó una mujer a TN en medio de los cacerolazos y bocinazos de la noche.

La marcha del viernes canalizó el reclamo de miles de comerciantes y pequeños emprendedores formoseños que gritaron, a coro, “queremos trabajar”, y sirvió de impulso para que reactiven su actividad, en un acto de rebeldía frente a las autoridades de Formosa.

Ante los hechos, la reacción del Gobierno -a través de la Secretaría de DDHH- fue desafiante. El organismo que dirige Horacio Pietragalla culpó a “los medios hegemónicos” y a la oposición de la violencia.

A través de un comunicado publicado en Twitter, criticó “la permanente campaña de desprestigio llevada adelante por los medios hegemónicos de comunicación sobre el gobierno provincial, el constante boicot a las medidas sanitarias excepcionales para hacer frente a la pandemia, el uso político que algunos sectores de la oposición hacen de estos hechos, y la violencia desmedida de algunos manifestantes -que hoy incluso intentaron ingresar a la Casa de Gobierno provincial-, no justifican el uso desproporcionado de la fuerza policial en la represión de la protesta”.

También repudió “la violencia ejercida por integrantes de la policía provincial de Formosa sobre los manifestantes que se concentraron en la jornada de hoy frente a la Gobernación”.

En la misma línea, fuentes del Ministerio de Seguridad indicaron a TN.com.ar que Sabina Frederic pidió que “se tomen las medidas que correspondan para identificar las responsabilidades de la policía de Formosa”. También le solicitó al gobierno provincial “que cumpla con los protocolos de uso racional de la fuerza en contexto de protesta social, que este Ministerio aprobó y recomienda”.

Luego de que el gobierno de Formosa volviera a Fase 1 por la aparición de 17 nuevos casos de COVID-19, las personas salieron a las calles a manifestarse en contra de la medida tomada por el gobernador Insfrán.

Las protestas comenzaron ayer por la noche en la puerta de la gobernación, y continuaron hasta este mediodía cuando se dio la aparición de los efectivos de seguridad, que intentaron dispersar a los manifestantes con palazos, balas de goma y gases lacrimógenos.

De acuerdo a las restricciones, quedaron suspendidas todas las actividades de flexibilización que estaban vigentes (cerraron nuevamente los locales comerciales que no sean esenciales), así como los certificados de circulación. En tanto, aquellas personas que se desempeñen en actividades esenciales deberán volver a tramitarlo.

Fuente:  Canal 12 web

Luego de la recomendación del Centro para el Control de Enfermedades de Estados Unidos de reducir los días de cuarentena de 14 a 10 para casos leves o moderados de COVID-19, un estudio realizado por científicos brasileños advierte sobre los riesgos que podrían generar.

El estudio del Instituto de Medicina Tropical de la Universidad de Sao Paulo (USP) evidenció que los 10 días de cuarentena no tienen la misma seguridad que los 14. El mismo fue publicado en la plataforma global medRxiv.

Los científicos trabajaron con 29 muestras de secreción nasofaríngea de pacientes con un diagnóstico confirmado de coronavirus. Este material fue recogido al décimo día del inicio de los síntomas y en el laboratorio se inoculó en cultivos celulares.

El análisis demostró que en el 25% de los casos que el virus presente en las muestras podía infectar células y replicarse in vitro.

Camila Romano, coordinadora de la investigación, expresó: “Se recomienda que los infectados con síntomas leves permanezcan completamente aislados en casa, sin contacto con nadie, durante todo el período de cuarentena”.

Y agregó: “Existe una gran presión para reducir el tiempo de aislamiento, tanto por factores económicos como psicológicos, pero si el propósito de la cuarentena es mitigar el riesgo de transmisión del virus, el 25 por ciento (de los paciente) es una proporción muy alta”.

“En Brasil la regla sigue siendo una cuarentena de 14 días, aunque algunos municipios están considerando reducirla a 10 días. En países como Suiza, los infectados con síntomas leves salen del aislamiento después de solo siete días”, explicó Romano pero advirtió que aún es demasiado pronto para definir la cantidad de días necesarios ideales como cuarentena.

“Vemos países que se ven afectados por nuevas oleadas de la enfermedad y cada vez se sigue menos aislamiento de 14 días. Es importante tener en cuenta los datos más recientes a la hora de repensar las políticas de aislamiento”, cerró.

Los países sudamericanos incluidos en la «lista roja» son Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana Francesa, Guyana, Panamá, Paraguay, Uruguay y Venezuela.

El Gobierno británico puso en vigor este lunes una cuarentena obligatoria en hoteles para viajeros que arriben procedentes de 33 países a los que considera con alto riesgo de coronavirus.

El ministro de Salud, Matt Hancock, explicó que la medida buscar reforzar las medidas de combate al virus aportando otra capa de seguridad que evite el ingreso al país de las nuevas variantes más contagiosas del coronavirus causante de la Covid-19.

La nueva política, anunciada el mes pasado para 22 países y ampliada a principios de mes a 33, entró en vigencia para cualquier persona que haya estado en alguna nación de la llamada «lista roja» en los últimos 10 días.

Para su aplicación, el Gobierno firmó acuerdos con 16 hoteles hasta la fecha, que dispondrán 4.963 habitaciones para el nuevo sistema de cuarentena.

Otras 58.000 habitaciones están en espera, dijeron las autoridades, informó la cadena de noticias BBC.

Aquellos que viajen al Reino Unido desde cualquier otro destino deben estar en cuarentena durante 10 días en casa y hacerse pruebas de Covid-19 el segundo y octavo día después de su llegada.

Todos los viajeros que ingresen al Reino Unido deben proporcionar un test de Covid-19 negativo realizado no más de tres días antes de la salida.

Los países sudamericanos incluidos en la «lista roja son» Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana Francesa, Guyana, Panamá, Paraguay, Uruguay y Venezuela.

Ayer, el Gobierno alcanzó su objetivo de administrar la primera de dos dosis de la vacuna contra el coronavirus a 15 millones de las personas más vulnerables, incluidos los trabajadores de la salud y los mayores de 70 años.

Hancock dijo que la campaña de vacunación ahora se está extendiendo a personas mayores de 65 años y a aquellas con problemas de salud subyacentes.

A los funcionarios de salud les preocupa que las vacunas no funcionen tan bien en algunas cepas nuevas del virus, incluida una identificada por primera vez en Sudáfrica.

Fuente: Télam.

Gobierno de Argentina informó que también se restringirán vuelos de Estados Unidos y Europa; empresas que operen desde y hacia Brasil limitarán sus viajes la mitad.

Con el propósito de fortalecer la seguridad sanitaria en Argentina, la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) comunicó que las aerolíneas deberán reducir en un 30% los vuelos semanales de pasajeros provenientes de México, así como de Estados Unidos y Europa. Por su parte, las rutas hacia y desde Brasil se restringirán en un 50%.

Esta implementación proviene desde el pasado 28 de diciembre cuando el Ministerio de Salud argentino propuso restringir en su totalidad los vuelos internacionales a raíz del incremento de casos y las apariciones de nuevas cepas del COVID-19. Sin embargo, el Ministerio de Transporte y la ANAC lograron aplazar su aplicación hasta esta semana y con esta alternativa.

La medida entrará en vigor cuando las aerolíneas puedan adaptarla a sus vuelos sin perjudicar a los pasajeros quienes ya adquirieron sus boletos, portavoces de la ANAC explicaron para el medio Efe.

De igual manera, Argentina solicitará en la próxima semana a las autoridades sanitarias brasileñas que evalúen la posibilidad de agilizar la entrega de los resultados de los test PCR en menos de 72 horas a las y los argentinos que se encuentren de visita en su territorio.

Si bien los vuelos provenientes de México no están totalmente cancelados, el gobierno del país sudamericano anunció que únicamente se aceptará la entrada de aquellas personas quienes sean cónyuges, parejas de hecho, padres, hermanos o hijos de nacionales argentinos.

Para ello, se deberá presentar una prueba que acredite dicha relación y una nota donde se explique el motivo de su arribo. Asimismo, se les exigirá presentar una prueba con resultado negativo a COVID-19 emitida máximo 72 horas antes del embarque y realizar una cuarentena de 7 días tras su llegada.