Tag

delincuentes

Browsing

Dos delincuentes armados ingresaron al local y golpearon al propietario. Se llevaron teléfonos, dinero y otras pertenencias. Luego los dejaron encerrados dentro de la barbería y se llevaron la llave.

Este martes por la tarde dos hombres ingresaron armados a una barbería del Barrio Roca y, tras reducir al propietario y al cliente, se alzaron con teléfonos celulares, dinero en efectivo, una consola de videojuegos, entre otros bienes.

El hecho ocurrió sobre las 16 hs, cuando en la barbería ubicada en Teniente Levalle al 300 ingresaron dos individuos con un arma de fuego.

Según informaron fuentes policiales, uno de los hombres llevaba capucha, y el otro no usaba barbijo. Mostrando que estaban armados, le anunciaron al propietario de la barbería y al único cliente que se encontraba en ella en ese momento que los estaban asaltando.

Tras tirar al suelo al cliente y al propietario, al que además golpearon con un objeto contundente, los delincuentes les sustrajeron un celular Alcatel A3 XL, una mochila Adidas y $1500 (propiedad del cliente); y al dueño del local comercial un celular IPhone 8, documentos y unos 4 o 5 mil pesos de recaudación junto con una Play Station 3 que era de uso en la barbaría.

Los delincuentes huyeron del lugar con la llave del local, dejando al dueño y cliente encerrados dentro.

Tras la denuncia, intervino fiscalía y la División de Criminalística.

Los tres hombres golpearon la puerta de una vivienda ubicada en el barrio Ceferino con la intención de robar, golpearon al dueño de la casa y le robaron una consola de videojuegos.

Tres delincuentes con barbijo ingresaron a una casa ubicada en el pasaje Machado al 900 casi Wilde del barrio Ceferino Namuncurá, haciéndose pasar por policías.

El robo ocurrió el jueves a la noche y según explicó la víctima, estaba en el interior de la vivienda con su pareja cuando tres jóvenes con barbijo y uno de ellos con un cuaderno en sus manos, golpearon la puerta y dijeron que eran de la Brigada de Investigaciones.

Una vez en el interior de la casa, la víctima les solicitó que le mostraran la orden de allanamiento, pero los supuestos policías se negaron a hacerlo y ahí comenzó a sospechar que algo andaba mal.

Cuando vio que las armas que llevaban los que decían ser policías eran réplicas y que no se trataba de armas de fuego, se trenzó en lucha con uno de ellos. En ese momento, los asaltantes comenzaron a golpearlo a él y a su pareja.

Ante la resistencia de la víctima, los delincuentes escaparon y solo se llevaron una consola de videojuegos. La víctima persiguió a los delincuentes y les destrozó un vidrio de la camioneta Toyota Hilux en la que escaparon.

La denuncia fue radicada en la Seccional Segunda, que le dio intervención a la Brigada de Investigaciones para que analice registros de cámaras de seguridad de la zona.

Alrededor de las 8 de la mañana del día sábado, delincuentes ingresaron a la pollería “Qué muslo” ubicada en avenida Kennedy al 1.600 del barrio Ceferino y se apoderaron de numerosos elementos, los propietarios al llegar se encontraron con el desastre y para no interrumpir sus horas de trabajo concurrieron por la noche a la Seccional Cuarta de Policía para radicar la correspondiente denuncia pero tras salir del negocio los delincuentes nuevamente fueron al comercio.

“Nos avisaron que habían entrado a robar durante la mañana, se llevaron la cortadora de ambre, una termoselladora y toda la mercadería”, señaló Daniela Yoselie propietaria de la pollería en diálogo con Crónica y continuó: “A la noche fuimos a la Comisaría a hacer la denuncia, a las 22 estábamos ahí cuando escuchamos que estaban pidiendo un móvil porque habían entrado de vuelta. Rompieron la puerta e hicieron destrozos, se llevaron cajones de cerveza, rompieron mercadería que había quedado. Agarraron a cuatro chicos, dos menores y dos mayores”.

Asimismo, la damnicada explicó que “estamos en este negocio hace dos años y es la primera vez que nos pasa esto. Son chicos conocidos que vienen a comprar, uno viene con una clienta, nunca vimos nada raro, venía siempre, compraba y se iba a su casa” y advirtió que se trataba de estas personas cuando estaba en la comisaría y llevaron a los mismos en calidad de detenidos; “intentaron esconderse en la escuela cuando salieron corriendo pero la policía los agarró” mencionó.

Yoselie se lamentó y dijo que “esto te da odio porque uno está todos los días acá trabajando, hacemos horario corrido y estamos todo el día. Estarían mirando cuando nos fuimos y volvieron a entrar, cuando llegamos habían cosas tiradas afuera, estaba todo dado vuelta. Siempre te queda el miedo porque no sabés qué pueden hacer o cómo pueden reaccionar”.

Sobre los elementos sustraídos por la mañana, la mujer precisó que la cortadora de ambre está valuada en unos 160 mil pesos, y la termoselladora en 60 mil: “Te da bronca porque la van a vender por dos mangos, el jueves llegó mercadería y teníamos las heladeras llenas, en ambre se llevaron entre 30 y 40 mil pesos”.

Mientras el polémico funcionario dedica su tiempo a promocionarse y a tratar de imitar a Sergio Berni, el ministro de Seguridad de Buenos Aires, la delincuencia se le ríe en la cara. Como ocurrió este viernes en el centro de la capital provincial, cuando a plena luz del día dos ladrones asaltaron una inmobiliaria y dejando atados con precintos a los empleados del lugar se llevaron entre 20 y 40 mil pesos.

El hecho sucedió después de las 14 a solo tres calles de Casa de Gobierno, en Gregorio Mayo y Belgrano. Fue luego que Massoni, muy cerca de ahí, en el edificio de la Jefatura de Policía, terminara de dar una conferencia para la “prensa amiga” de cómo combatir el delito y la venta de drogas.

Paradójicamente, mientras hablaba de los supuestos narcotraficantes detenidos en Puerto Madryn el jueves último; sentado al lado de él y disimulando su rostro con un barbijo de color negro, estaba el controvertido Néstor “El Tero” Gómez Ocampo, el subjefe de policía que comía asado y se fotografiaba –casualmente también en Madryn– con un narco que tiempo después, terminaría siendo condenado a 9 años de prisión.

Mientras Massoni habla, habla y habla de su supuesta lucha contra el delito; los hechos de inseguridad en ciudades como Trelew no cesan. Los robos están a la orden del día y los asaltos domiciliarios continúan, al igual que las balaceras en las calles de la periferia entre grupos antagónicos, las casas y los autos incendiados.

Ahora está utilizando a algún medio de amigo para instalar en la opinión pública los casos de usurpación a punta de pistola que –según él—vienen sucediendo en los barrios de la zona oeste, en INTA, Juan Moreira y Amaya entre otros, pero no son ni más ni menos que lo que ocurrió siempre en esos sectores, de manera impune porque las victimas tiene temor a denunciar y la policía, a veces, mira hacia otro lado.

Ocurrió este jueves a la mañana en el barrio Menfa de Trelew y los autores del robo fueron tres delincuentes encapuchados que se introdujeron en la vivienda ni bien se fue el marido de la mujer a quien dejaron atada con una cuerda a la puerta de un placard de su habitación.

Las armas de fuego que se llevaron son 4; un fusil, una pistola 9 milímetros, una carabina y un revolver. Además robaron una daga, un cuchillo del tipo facón, la caja fuerte con dinero en efectivo y el vehículo al que cargaron el cuantioso botín.

El rodado, una Fiat Fiorino de color blanco, fue hallado horas después del asalto en un domicilio del asentamiento Juan Moreira V, en la calle Costanera. Según la policía, no había sido dañado y estaba vacío. Presumen que la caja fuerte de un metro de altura, las armas y las otras pertenencias fueron cargadas en otro vehículo que les sirvió de apoyo logístico a los asaltantes.

El hecho ocurrió en Trelew, entre las ocho de la mañana y las nueve menos veinte, en el lapso de tiempo en que el propietario de la vivienda dejó a su mujer sola. El lugar está ubicado en las inmediaciones de Río Negro y O Higgins y el denunciante es un hombre de 60 años, quien expuso que su esposa le contó que ni bien se fue del domicilio irrumpieron tres encapuchados que la sorprendieron durmiendo.

La mujer tiene 61 años y fue reducida bajo amenazas de muerte para ser atada con una cuerda a la puerta de un placard, mientras al grito de “Dónde están las armas” los malvivientes le revisaban cada sector de la casa.

Fue así que encontraron la caja fuerte en cuyo interior habían unos 10.000 pesos en efectivo, armas de fuego y otras pertenencias de valor. Luego buscaron las llaves del utilitario que se encontraba estacionado afuera, lo cargaron con el botín y se fueron.

El damnificado entonces, denunció que le llevaron además una bicicleta, una daga de plata y un cuchillo tipo facón de oro y alpaca.

En cuanto a las armas de fuego detalló que eran un fusil de caza 308 Winchester, una pistola 9 milímetros Bersa Thunder con cargador y municiones, una carabina calibre 22 y un revolver calibre 22 marca Rossi.

Hasta las últimas horas no había noticias de detención ni allanamiento alguno por este caso.

 

El hecho delictivo se registró este sábado en horas de la mañana en el barrio Los Olmos de Trelew, cuando un grupo de delincuentes no identificados entraron en una vivienda ubicada en la calle Remedios de Escalada y Pasaje Juan de Garay.

Conforme a lo manifestado por fuentes policiales, los ladrones sustrajeron del interior de la morada las llaves de un auto Volkswagen Voyage en el que escaparon con dos televisores 32 pulgadas y una notebook marca DELL.

El rodado fue hallado por la Policía horas más tarde en el casco céntrico de la ciudad, abandonado en el Pasaje Tucumán al 300.

Los atraparon a 4 cuadras del comercio “Colores” con cuadernos, una resma de hojas, una mochila, lápices de colores y cartucheras. El niño tiene un año y cuatro meses.

La Policía detuvo ayer a una pareja de delincuentes que procuraban apoderarse ilegítimamente de útiles escolares sustrayéndolos de una librería céntrica de Trelew. Ocurrió en el local “Colores”, ubicado en Rivadavia al 300, casi San Martín.

El propietario del local tomó conocimiento de lo ocurrido y dio intervención a la Policía. Con características precisas, dieron con los ladrones quienes actuaron con un niño de un año y cuatro meses al cometer el delito.

Un operativo callejero por el radio céntrico llevado adelante por la guardia de la Comisaría Primera permitió localizar rápidamente a la pareja. Ambos tienen 20 años.

Al momento de ser detenidos se comprobó que habían sustraído una mochila femenina, cinco cajas de colores, tres cartucheras, una resma de 480 hojas Rivadavia y cuatro cuadernos.

Debido a la detención de los progenitores, el menor tuvo que ser entregado a un pariente, según informó la Policía. Paralelamente se le dio conocimiento a Criminalística, al Defensor de Menores, a la funcionaria de Fiscalía y a la Defensa penal.

La Oficina Judicial recibiría hoy a la pareja para ser sometida a una audiencia de control de la detención.

Cinco minutos después de que la propietaria saliera de su casa, delincuentes ingresaron en la vivienda y se llevaron un televisor LCD.

Este lunes, al menos dos delincuentes robaron en una casa del barrio Los Sauces, de Trelew.

Según explicaron fuentes policiales, cinco minutos después de que su dueña dejara la morada, su vecino se comunicó con ella advirtiéndole que un grupo de desconocidos había ingresado a su domicilio, retirándose con un televisor LCD, marca LG.

Otro residente del barrio alcanzó a ver a un hombre en el interior de un Chevrolet Aveo, color azul y además a un sujeto, con chomba a rayas de colores, quien habría ingresado a la vivienda.

No es la primera vez que suceden hechos de estas características en este barrio de la zona Sur de la ciudad, indicó Diario Jornada.

Los delincuentes fueron detenidos horas después ya que vendían los elementos robados por Facebook. El marido de la víctima los citó y la Policía los atrapó en la terminal.

Ayer por la tarde dos delincuentes juveniles fueron detenidos, luego de asaltar a una embarazada la que al perseguirlos, resultó lesionada. La víctima, de 35 años, debió ser asistida en el Hospital Adolfo Margara de Trelew, luego de haber resultado herida al momento de querer atrapar a sus asaltantes.

El episodio se originó a las 8.30 cuando un extraño entró a la vivienda de la damnificada, ubicada en Aconcagua casi Berwyn. Le dijo que estaba armado y que le diera todo. Tomó un joystick de Play Station, un disco rígido y huyó junto a un cómplice.

La mujer lo persiguió pero en ese accionar cayó y se lesionó la pierna izquierda y su brazo derecho. Su marido, tras conocer el hecho, la llevó al Hospital.

Procedimiento

Al hacer declaraciones sobre el suceso, el comisario mayor Adrián Muñoz precisó que una vez cometido el delito, a primera hora de la mañana, los delincuentes se fugaron por la calle Berwyn hacia el este. Desde esa zona ofrecieron por Facebook los elementos que habían sustraído horas antes.

La víctima se enteró del ofrecimiento. Su marido no dudó en contactarlos. Pactaron un encuentro en la terminal de ómnibus. Para cautelar cualquier confusión, el hombre dio conocimiento a la Policía. Cuando fue a confrontar a los malhechores, éstos ya estaban reducidos por personal policial, sostuvo el jefe de la Unidad Regional Trelew.

Al cierre de esta edición, en el ámbito de la Justicia, se le formularían cargos a N.A., de 22 años, y a L.E.V., aunque no se descarta que podrían quedar libres. A todo esto, se conoció que la mujer ya se hallaba mejor de sus lesiones, indicó Diario Jornada.

A las 02.50 de la mañana del sábado, delincuentes intentaron ingresar en un comercio de la calle Musters pero no pudieron romper el vidrio de la puerta.

Un local comercial dedicado a la venta de productos elaborados a base de carne de pollo, ubicado en la calle Musters al 1900, amaneció con la puerta del establecimiento dañada, producto del accionar de delincuentes, estimó la policía.

Los autores, ignorados, provocaron el daño en el acceso al establecimiento pero no lograron ingresar al interior del local. Dentro del comercio encontraron dos piedras de grandes dimensiones, que los malvivientes utilizaron como herramienta para efectuar, sin éxito, el ilícito.

Pese a que la puerta era de vidrió pudo resistir los embates de los delincuentes. Ahora, la policía analiza las cámaras de seguridad del comercio para identificar a los agresores.