Tag

hantavirus

Browsing

El muestreo fue la segunda actividad de este tipo desarrollada a lo largo del 2022 y representa un trabajo único en el país, ya que permite estudiar y genotipificar el virus en su contexto ambiental. Participaron profesionales del Ministerio de Salud chubutense y el Instituto Malbrán de la ciudad de Buenos Aires.

El Ministerio de Salud del Chubut y la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (ANLIS) “Dr. Carlos Malbrán”, que depende del Ministerio de Salud de la Nación, realizaron recientemente un nuevo monitoreo ambiental del reservorio de Hantavirus en la zona cordillerana de la provincia.

El trabajo en terreno se llevó adelante días atrás, y estuvo enmarcado dentro del Programa Provincial de Hantavirus y el proyecto de investigación conjunta que llevan adelante ambos organismos.

Según informó la cartera sanitaria provincial, el muestreo fue la segunda actividad de este tipo desarrollada a lo largo de 2022 y representa un trabajo único en el país, ya que permite estudiar y genotipificar el virus en su contexto ambiental.

Además, las actividades estuvieron a cargo de los equipos de Zoonosis y Salud Ambiental del Área Programática Esquel y profesionales del Instituto Malbrán de la ciudad de Buenos Aires, quienes contaron con la colaboración del Departamento de Zooantroponosis del Ministerio de Salud provincial.

 

El ministro de Salud provincial, Fabián Puratich, dio detalles del estado de salud del hombre que contrajo hantavirus y es familiar de la nena de Cerro Centinela que murió en julio a causa de la enfermedad.

Según Puratich, el paciente, cuyo caso se conoció el 16 de agosto, tuvo «una evolución tórpida y aún está internado» en la terapia intensiva del Hospital de Esquel.

Tal como informa EQSNotas, el ministro además señaló que ambos contagios fueron ambientales. «Hay mucha cantidad de ratones; se hicieron todas las maniobras y las medidas que hay que tomar desde ese punto de vista», agregó.

Tras las medidas de aislameinto de los contactos estrechos de la menor fallecida y luego de realizarse diferentes trabajos en terreno, el 16 de agosto se confirmó el contagio del familiar que había estado en el mismo lugar que la nena.

¿Qué es el hantavirus?

Es una enfermedad viral aguda grave, causada por el virus Hanta.

¿Cómo se transmite?

Los huéspedes de este virus son los roedores. El Colilargo es uno de ellos, pero hay varias especies distintas según la zona. El ratón no sufre el virus sino que solo lo transmite a través de la materia fecal u orina que se seca, vuela y se respira en el aire.

¿Cómo se transmite?

Por inhalación: Es la causa más frecuente. Cuando respiramos en lugares abiertos o cerrados (galpones, huertas, pastizales) que se encuentran contaminados.

Por contacto directo: Al tocar roedores vivos o muertos infectados o las heces o la orina de estos roedores

Por mordeduras: Al ser mordidos por roedores infectados.

Por vía interhumana: El virus puede transmitirse entre personas a través del contacto estrecho con una persona infectada durante los primeros días de síntomas, a través de la vía aérea.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas iniciales son parecidos a los de una gripe e incluyen fiebre, dolor abdominal y dolores musculares. El síntoma más característico es la falta de aire, similar a una Neumonía. Lo particular del Hantavirus en la región americana es que produce insuficiencia respiratoria, lo que puede llevar a la muerte. Es un síndrome cardiopulmonar.

Autoridades sanitarias brindaron detalles del nuevo caso de Hantavirus detectado en las últimas horas en la región, las medidas preventivas y pautas de alerta pertinentes. Se trata de un caso vinculado al fallecimiento del mes pasado en Cerro Centinela.

El Ministerio de Salud del Chubut, a través del Área Programática de Salud Esquel, informó este martes que se confirmó un nuevo caso de Hantavirus correspondiente a un hombre de 59 años de edad, que es residente de la comuna rural de Cerro Centinela y actualmente se encuentra internado en el Hospital Zonal de Esquel.

El Dr. Emiliano Biondo, en conferencia de prensa, indicó que el hombre de 59 años de edad, fue derivado con sospecha de hantavirus. La persona está vinculada al caso de la niña fallecida por hanta en el mes de julio: «estaba cumpliendo aislamiento y comenzó con síntomas. Fue derivado al Hospital Zonal Esquel, donde se confirmó el caso».

«Ya podemos transmitir que es un nuevo caso de hantavirus relacionado al caso anterior. Estamos en una situación donde el paciente se encuentra en estado reservado. Aún no está con asistencia respiratoria; se toman todos los cuidados críticos y las medidas para actuar rápidamente»

En este marco, recalcó que el nuevo caso es familiar directo de la niña y que realiza tareas rurales: «el contacto con la exposición ambiental está presente; por lo que se sospecha que el contagio fue ambiental».

Por su parte, Lorena Carrasco, trabajadora de Salud en terreno, informó que hay cuatro convivientes aislados y un personal de salud que estuvo involucrado en el traslado del paciente. Cumplieron un aislamiento previo por ser contacto estrecho de la niña; se les hizo PCR que dieron negativo y ahora deben retomar el aislamiento a partir de la confirmación del nuevo caso. Se les hace un seguimiento desde el puesto sanitario de Cerro Centinela».

También recordó tomar los recaudos a todas aquellas personas que trabajan manipulando leña, manipulando pasto o recorriendo el campo: «se sugiere usar barbijo».

Gustavo Martínez, del Área Programática comentó el procedimiento de trampeo para capturar a los roedores, que se realizó luego del caso detectado en julio. Este trabajo se hace para poder sacar sangre al roedor y mandar la muestra al Instituto Malbrán.

«Se colocaron las denominadas trampas noche y se capturaron 29 roedores en distintos puntos del lugar. Cerca de la vivienda hay estructuras edilicias de madera, como la leñera, donde colocamos 10 trampas y atrapamos 8 roedores; uno de ellos, positivo. Además, a unos 10 metros hay otro galpón, donde se guarda el pasto; allí se capturó un roedor colilargo hembra, también positivo. Se está estudiando todo en el Instituto Malbrán con mucha premura»

Biondo remarcó el trabajo que se viene realizando para evitar la aparición de nuevos casos ambientales, destacando la prevención en la comunidad: «hay muchas personas que no saben que el contagio no es solo interhumano. Hay que tener cuidados con la higiene de manos y de los alimentos; el traslado de basura, el acopio de leña, etc.».

Se trata de un hombre de 60 años, que se encuentra internado en Esquel.

Este martes, el Ministerio de Salud del Chubut, a través del Área Programática de Salud Esquel, informó la confirmación de un nuevo caso de Hantavirus correspondiente a un hombre de 60 años de edad, que es residente de la comuna rural de Cerro Centinela y actualmente se encuentra internado en el Hospital Zonal de Esquel, con pronóstico reservado.

La confirmación de este evento endémico en la región se efectuó desde el Laboratorio del nosocomio cordillerano.

Abordaje provincial

Al respecto, el referente de Programas de Salud del Área Programática Esquel, Emiliano Biondo, señaló que “se trata de un familiar de la menor fallecida por la misma enfermedad el pasado 13 de julio, que cumpliendo con el Aislamiento Respiratorio Selectivo por ser contacto estrecho, presentó síntomas compatibles con la enfermedad y fue derivado oportunamente al Hospital Zonal de Esquel”.

A su vez, Biondo explicó que siguiendo la normativa provincial para el abordaje del hantavirus, “los equipos de Epidemiología y Salud Ambiental del Área Programática Esquel, en coordinación con el Hospital Rural de Corcovado, instrumentaron las medidas preventivas y pautas de alerta pertinentes, así como también las indicaciones de aislamiento a los contactos estrechos del caso”, detalló.

Características de la enfermedad

Los hantavirus se transmiten fundamentalmente por la inhalación de aerosoles cargados de virus provenientes de heces, orina y/o saliva de roedores infectados.

Otras posibles vías de transmisión son: contacto con excrementos o secreciones de ratones infectados con las mucosas conjuntival, nasal o bucal, o mordedura del roedor infectado. También existe evidencia de transmisión aérea de persona a persona.

El síndrome cardiopulmonar por hantavirus puede presentarse como un cuadro leve con un síndrome febril inespecífico o llegar hasta la manifestación más grave con insuficiencia respiratoria grave y shock cardiogénico.

Los primeros síntomas son similares a un estado gripal: fiebre 38°C, dolores musculares, escalofríos, cefalea, náuseas, vómitos, dolor abdominal y diarrea sin compromiso de vías aéreas superiores.

Si bien es difícil de precisar, el período de incubación fluctúa entre 7 y 45 días, por ello son relevantes las acciones de control de foco de contactos estrechos de un caso positivo así como las acciones ambientales preventivas, a fin de evitar la aparición de casos secundarios.

Lo expresó el médico epidemiólogo del Área Programática Esquel, Emiliano Biondo, al hablar sobre el paciente que falleció por la enfermedad tras acampar en Los Alerces. El especialista aclaró además que «no estamos ante una epidemia, ya que las estadísticas marcan que son entre cuatro o siete casos los que se registran por año».

El médico epidemiólogo del Área Programática Esquel, Emiliano Biondo, dialogó este jueves con Radio 3 y se refirió al caso del hombre de 51 años, oriundo de Buenos Aires, que murió de de hantavirus tras realizar un viaje por la Cordillera de Chubut.

En primer lugar, el especialista remarcó que que «el Instituto Malbrán confirmó que esta persona efectivamente falleció por hantavirus. Acampó durante un par de días en el Parque Nacional Los Alerces, por lo que se está haciendo la investigación epidemiológica de los posibles lugares donde se pudo haber contagiado».

«Las personas que acompañaron al paciente fallecido precisaron que durante su estadía en la zona pernoctaron en distintos lugares, como Neuquén y Bariloche. Igualmente, el tiempo de mayor exposición en ambientes naturales se dio en la zona centro-norte del PN Los Alerces», detalló.

«Siempre es muy difícil precisar determinar el lugar preciso de contagio, más allá de que uno pueda encontrar roedores portando el virus», recalcó el médico.

Biondo reconoció que «queremos reforzar las medidas de prevención ante aparición de este caso, saber que no se generará un crecimiento excesivo de roedores. Se tienen que mantener las medidas básicas, que es lo más importante y a veces lo olvidamos».

«Tomando las medidas de prevención se pueden evitar muchísimo esta situación», aseveró el especialista.

Asimismo, reconoció que «no sé si alguien le ha explicado previamente a estos viajeros» sobre cómo prevenir contagiarse de hantavirus.

«No estamos ante una epidemia. Estamos dentro del marco normal, ya que las estadísticas marcan que son entre cuatro o siete casos los que se registran por año», aclaró.

«Hay que tener en cuenta que esta enfermedad sucede, como cualquier otra que sea endémica. Hay que convivir con ella de la mejor manera. Hay que tomar todos los recaudos y no alarmarse», añadió.

Más adelante, el médico epidemiólogo remarcó que «no estamos ante una situación de casos de trasmisión interhumana o de un brote. Nadie más tuvo síntomas, por lo que suponemos que fue una exposición ambiental por no tomar las medidas suficientes».

«En el lugar donde acamparon, que es en la zona de lago Verde, se están haciendo todas las investigaciones correspondientes. De todos modos, se han hecho relevamientos en toda la región por donde anduvieron los viajeros», comentó el especialista.

«El hombre volvió a su origen y a los 15/20 días comenzó con la sintomatología y luego el Malbrán confirmó que falleció por hantavirus», completó Biondo.

El relevamiento epidemiológico se inició a partir de la recepción de una notificación del Ministerio de Salud de la ciudad de Buenos Aires, sobre el fallecimiento en su jurisdicción de una persona con diagnóstico positivo de esta enfermedad, que había permanecido durante una semana en la zona cordillerana de la provincia.

El Ministerio de Salud del Chubut, a través de la Dirección del Área Programática de Salud Esquel, informó este miércoles que se encuentra trabajando, en conjunto con la Intendencia del Parque Nacional Los Alerces (PNLA), en el abordaje de un nuevo caso de Hantavirus, con posible fuente de contagio en la región cordillerana de la provincia.

Las acciones de control se iniciaron el día domingo 17 de abril, a partir de la recepción de una notificación del Ministerio de Salud de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), sobre el fallecimiento en su jurisdicción de una persona de sexo masculino, de 57 años, con diagnóstico positivo para Hantavirus.

Según la investigación epidemiológica, la persona fallecida había permanecido durante una semana en el PNLA, realizando durante toda su estadía actividades en contacto con el ambiente silvestre. En tal sentido, se evaluó e identificó a dicha zona de la provincia como la más probable para el contagio de la enfermedad endémica.

Sin embargo, es importante aclarar que hasta el momento no se han identificado nuevos casos relacionados a este evento, ni otras personas que hayan tenido contacto interhumano con el paciente mencionado.

ABORDAJE AMBIENTAL

Cumpliendo con el protocolo sanitario para Hantavirus, personal de los Departamentos de Salud Ambiental y de Zooantroponosis del Área Programática Esquel, en conjunto con autoridades del PNLA, iniciaron el día lunes 18 de abril un relevamiento en el marco del cual se identificaron los lugares frecuentados por la persona, realizando la evaluación de riesgo ambiental y procediendo a la captura de roedores silvestres, para su posterior estudio en el Instituto Nacional ANLIS Malbrán, que funciona en la ciudad de Buenos Aires.

Asimismo, se informó que el PNLA continúa abierto y funciona normalmente, recomendando a todos sus visitantes mantener las medidas de prevención habituales.

HANTAVIRUS, SINTOMAS Y MEDIDAS DE PREVENCION

El Hantavirus es una enfermedad endémica de la región cordillerana, que se transmite por el contacto con la orina, la saliva y las excretas de roedores infectados con dicho virus. También puede transmitirse de persona a persona por contacto estrecho con enfermos en el período inicial del cuadro febril (primeras 48 a 72 horas).

Los síntomas de hantavirus son fiebre, dolores musculares, escalofríos, dolores de cabeza, náuseas, vómitos, dolor abdominal, diarrea y, en etapas avanzadas, dificultad respiratoria.

A su vez, la principal estrategia de prevención es evitar la exposición de las personas a ambientes con riesgo de presencia de roedores, y mantener los alrededores de las viviendas y los galpones ordenados y limpios. Así como usar lavandina para desinfectar, lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón, y ventilar previamente no menos de una hora los ambientes que permanecieron cerrados por tiempo prolongado.

Otra medida de prevención es realizar tareas rurales con ropa, calzado adecuado y protección respiratoria (barbijo). En caso de acampar, se recomienda elegir un lugar libre de malezas y no dormir en contacto directo con la hierba.

La víctima, de 57 años y oriunda de Buenos Aires, había permanecido una semana en el Parque Nacional y realizó actividades en contacto con el ambiente silvestre. A raíz de esto, el Ministerio de Salud realiza acciones de control.

El Ministerio de Salud de Chubut trabaja, en conjunto con la Intendencia del Parque Nacional Los Alerces (PNLA), en el abordaje de un nuevo caso de hantavirus, con posible fuente de contagio en la región cordillerana de la provincia.

Según informaron oficialmente este miércoles, las acciones de control se iniciaron el domingo 17 de abril, a partir de la recepción de una notificación del Ministerio de Salud de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), sobre el fallecimiento en su jurisdicción de una persona de sexo masculino, de 57 años, con diagnóstico positivo para hantavirus.

La persona fallecida había permanecido durante una semana en el PNLA, donde realizó durante toda su estadía actividades en contacto con el ambiente silvestre.

Ante esta situación, se evaluó e identificó a dicha zona de la provincia como la más probable para el contagio de la enfermedad endémica.

El Ministerio de Salud aclaró que hasta el momento no se han identificado nuevos casos relacionados a este evento, ni otras personas que hayan tenido contacto interhumano con el paciente mencionado.

ABORDAJE AMBIENTAL
Tras la notificación, personal de los Departamentos de Salud Ambiental y de Zooantroponosis del Área Programática Esquel, en conjunto con autoridades del PNLA, iniciaron este lunes un relevamiento en el marco del cual se identificaron los lugares frecuentados por la persona, realizando la evaluación de riesgo ambiental y procediendo a la captura de roedores silvestres, para su posterior estudio en el Instituto Nacional ANLIS Malbrán.

El PNLA continúa abierto y funciona normalmente, recomendando a todos sus visitantes mantener las medidas de prevención habituales.

HANTAVIRUS: SÍNTOMAS Y MEDIDAS DE PREVENCIÓN
El Hantavirus es una enfermedad endémica de la región cordillerana, que se transmite por el contacto con la orina, la saliva y las excretas de roedores infectados con dicho virus. También puede transmitirse de persona a persona por contacto estrecho con enfermos en el período inicial del cuadro febril (primeras 48 a 72 horas).

Los síntomas de hantavirus son fiebre, dolores musculares, escalofríos, dolores de cabeza, náuseas, vómitos, dolor abdominal, diarrea y, en etapas avanzadas, dificultad respiratoria.

A su vez, la principal estrategia de prevención es evitar la exposición de las personas a ambientes con riesgo de presencia de roedores, y mantener los alrededores de las viviendas y los galpones ordenados y limpios. Así como usar lavandina para desinfectar, lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón, y ventilar previamente no menos de una hora los ambientes que permanecieron cerrados por tiempo prolongado.

Otra medida de prevención es realizar tareas rurales con ropa, calzado adecuado y protección respiratoria (barbijo). En caso de acampar, se recomienda elegir un lugar libre de malezas y no dormir en contacto directo con la hierba.

La recomendación de la cartera sanitaria provincial se relaciona con que durante los meses de verano aumentan las actividades al aire libre de todo tipo y pueden ser más factibles los contagios.

El Ministerio de Salud del Chubut, a través de la Dirección Provincial de Patologías Prevalentes y Epidemiología, recomendó a la población reforzar las medidas de cuidado orientadas a prevenir los casos de Hantavirus en la zona cordillera de la provincia, teniendo en cuenta que durante los meses de verano aumentan las actividades al aire libre de todo tipo y pueden ser más factibles los contagios.

Al respecto, la jefa del Departamento Provincial de Zooantroponosis, Alejandra Sandoval, había explicado que “como nos encontramos en una época del año en la cual hay mayor cantidad de actividades al aire libre en la zona cordillerana, es muy importante que la población tenga presentes distintas medidas orientadas a prevenir los casos de hantavirus”.

Limpieza de lugares

Las recomendaciones son: ventilar los recintos que hayan permanecido cerrados por mucho tiempo (galpones, cabañas y caballerizas, entre otros); humedecer el ambiente antes de barrer para evitar que se levante polvillo; y si se encuentra un ratón muerto, protegerse con guantes y, antes de recogerlo, rociarlo con lavandina y enterrarlo.

A su vez, se solicitó mantener protegidas las fuentes de abastecimiento de agua; eliminar malezas del patio, sellando previamente posibles accesos a la vivienda; tapar los agujeros de la casa con materiales resistentes; proteger los alimentos manteniéndolos en envases herméticos; y depositar la basura en recipientes con tapa.

Si fuera evidente la existencia de roedores, desde la cartera sanitaria se indicó que antes de asear las áreas posiblemente contaminadas, se las debe rociar con abundante lavandina.

Tareas rurales o de jardinería

Asimismo, el Ministerio de Salud provincial recomendó realizar la recolección de leña con guantes o lavarse bien las manos luego de hacerlo; y que si se realizan tareas rurales o de jardinería, se las haga con calzado cerrado, ropa que cubra todo el cuerpo, guantes y barbijos, para no respirar polvillo contaminado. Una vez terminadas dichas tareas, las personas deben cambiarse y ventilar la ropa usada.

Campamentos

Por otra parte, se pidió que en caso de acampar se elijan lugares libres de malezas y recorrer senderos habilitados, con ropa y calzado adecuado; beber solo agua segura (potable, envasada, hervida o clorada); y mantener la basura en recipientes cerrados o, si es necesario, enterrarla.

La víctima permaneció internado durante 14 días luego de obtener los resultados. Su deceso fue confirmado por las autoridades sanitarias.

El pasado 13 de enero se conoció que ingresó al hospital zonal de Esquel de un paciente con síntomas compatibles con hantavirus.

Se trataba de un poblador del Parque Los Alerces, al que se le realizaron todos los estudios con profesionales de epidemiología.

Luego de dos días, se confirmó el contagio por el que el hombre de 29 años se mantuvo internado en terapia intensiva en grave estado con hantavirus, durante más de dos semanas.

Finalmente, las autoridades del Hospital de Esquel anunciaron que falleció el pasado jueves.

Según detallaron, permaneció con asistencia respiratoria mecánica, compatible clínicamente y por estudios complementarios preliminares con síndrome pulmonar por hantavirus.

Había estado trabajando en el club de Pescadores del Parque Nacional Los Alerces y se presume que en algún sendero cercano se contagió, ya que no realizaba tareas de riesgo. Así lo informó EQS NOTAS.

El Director del Hospital de Esquel, Dr. Sergio Cardozo, confirmó que el joven de 29 años que contrajo Hantavirus en el Parque Nacional Los Alerces, continúa en terapia intensiva.

El Director del Hospital Zonal de Esquel, Dr. Sergio Cardozo, se refirió al estado de situación del paciente con hantavirus en la localidad.

En este sentido, Cardozo indicó que el paciente «aún continúa en terapia intensiva y mejorando sus parámetros».

El Dr. Cardozo afirmó que «el hantavirus afecta de forma severa a las personas jóvenes, pero son también las que tienen mayor respuesta».

«El hantavirus inicia con fiebre e insuficiencia respiratoria, su cuadro siempre es más severo», destacó el titular del nosocomio local.

Vale recordar que hace 10 días dio positivo para hantavirus un joven de 29 años y todos sus contactos estrechos debieron hacer el asilamiento preventivo.