Tag

paro

Browsing

Luego de rechazar el acuerdo salarial firmado entre la Provincia y el resto de los gremios de la Salud en Chubut, el SISAP estableció un paro de actividades por 48 horas. Noelia Domenech, referente del sindicato de Salud pública, aseguró que hace más de tres meses no son convocados por el Gobierno y apuntó contra las demás agrupaciones que tienen representación dentro del Ministerio de Salud: “Hay gremios trabajan a favor del Gobierno provincial”.

El Sindicato de la Salud Pública comenzará hoy lunes un paro de actividades de 48 horas sostenido en mejoras salariales para los trabajadores. El sector reclama deudas desde el 2019, que promedian 1100 millones de pesos, y otros incumplimientos laborales. La medida de fuerza incluirá una movilización al Ministerio de Salud en Rawson.

El Sisap fue el único sector gremial que no firmó con el Gobierno provincial el acuerdo a través del cual se cancelaron deudas por 1.400 millones de pesos. De acuerdo a lo expresado por el sindicato que viste de naranja, «nunca fuimos convocados para conocer las propuestas» del Ejecutivo, razón que suma al malestar por los impagos ya denunciados.

«Nuestro gremio nunca fue convocado para conocer y/o discutir propuestas de pago de deuda con el sector, lo cual, deja al desnudo la mediocridad del ministro Fabián Puratich, quien manifestó que el Sisap ‘no se presentó a la convocatoria’», expuso en una nota el sindicato, confirmando el plan de lucha decretado para el inicio de esta semana.

FIRMA

La semana pasada el Gobierno acordó con los gremios que representan a los trabajadores de la salud el pago de la cláusula gatillo para los trabajadores por un monto total de 1.400 millones de pesos. La cancelación se producirá en cuatro escalas consecutivas, a partir de enero.

En concreto, a principios del 2022 se saldará la deuda de aquellos agentes que perciban haberes de hasta 100 mil pesos; durante febrero de 2022 se cancelará la deuda a todos los trabajadores que perciban haberes de hasta 125 mil pesos; en marzo de 2022 se abonará la totalidad de la deuda a aquellos trabajadores que perciban haberes de hasta 180 mil pesos y durante abril de 2022 se terminará de cancelar la deuda a todos los empleados cuyos haberes superen los 180 mil pesos.

El acuerdo incluye a los agentes públicos encuadrados en la ex Ley 1987 y el Ministerio de la Familia.

El Sindicato de la Salud Pública resolvió ayer en asamblea reclamar por los incumplimientos salariales en el Ministerio de Salud en Rawson, cuando la semana venidera transcurra el paro de 48 horas convocado por el gremio.

Los trabajadores realizaron una asamblea en las escalinatas del Hospital Zonal «Adolfo Margara» de Trelew, avalados por el estado de asamblea permanente y movilización ya dictaminado por el propio sindicato, que en paralelo atraviesa un proceso de renovación de autoridades, en el marco de las elecciones.

Dirigentes y afiliados al Sisap resolvieron continuar con los planes de lucha, sosteniendo los reclamos de índole salarial. Reclama una deuda millonaria correspondiente a la paritaria 2019, el pago de una categoría trienal y retroactivos de 2016, más una deuda referida a paritarias salariales y recomposición acorde al proceso inflacionario. Además la reapertura de la paritaria convencional y de la comisión referida a la carrera sanitaria.

El gremio cuestionó la falta de celeridad en la reubicación del personal por capacitación y pase a planta del personal precarizado, el reclamo de devolución y cese inmediato de los descuentos ilegítimos por días de huelga.

Los agentes de la sanidad identificados de naranja concurrirán el lunes al Ministerio de Salud, en la capital provincial, para expresar su malestar ante la omisión recurrente de las autoridades de Gobierno. Desde el sector, exigen atender la petición de los esenciales y se deje «de aplicar la guadaña» salarial por los descuentos en días de paro.

El gremio cumplió hace menos de una semana una medida de fuerza de 21 días denominada «Huelga de celo»; un trabajo a reglamento que afectó distintos servicios sanitarios en la provincia.

Frente a la falta de respuestas concretas a los pedidos salariales y al «incumplimiento» de algunos anuncios gubernamentales de «cancelación de deudas», el Sindicato de la Salud Pública amenazó con un nuevo paro de actividades por 48 horas «en todos los establecimientos sanitarios» de la provincia.

El gremio, además, decretó el «estado de asamblea y movilización» ante la nula expresión de acercamiento de parte del Ejecutivo provincial. Sin embargo, «esperamos una convocatoria» oficial para abordar los puntos de conflicto, señalaron.

Sobre lo mencionado, el Sisap ratificó el estado de asamblea y movilización provincial y permanente en todos los establecimientos públicos de la salud, advirtiendo que «disminuirán las prestaciones de servicios quedando solo guardias mínimas de atención, de 11 a 15, teniendo en cuenta que el personal estará abocado a la deliberación y manifestación».

Caso contrario, «se llevará a cabo un paro provincial general de 48 horas, con y sin presencia en el lugar de trabajo, y comenzará a la 0 del lunes 29 de noviembre hasta las 24 del martes 30».

Atento a la gran expectativa y a la vez incertidumbre generada en los trabajadores, ante los anuncios públicos que se realizaron el martes 9 del corriente, aludiendo que «en breve anunciaría un cronograma de cancelación de deuda salarial para el sector de la salud y policía», desde el Sisap «solicitamos se haga efectiva la convocatoria para conocer las propuestas y/o en efecto se efectivice de forma inmediata el pago de la misma».

«También solicitamos, se arbitren los medios políticos e institucionales a los fines de concertar espacios de diálogo que permitan abordar concretamente los diferentes reclamos que no vienen siendo atendidos por los responsables políticos de la cartera sanitaria», escribió el sindicato.

Por lo pronto, «quedamos a la espera de la convocatoria formal/institucional para reencauzar un abordaje a los distintos reclamos del sector, caso contrario nos condicionan a retomar medidas de acción directa».

HUELGA DE CELO

El Sisap culminará mañana lunes con la «Huelga de celo» iniciada el 1 de noviembre, donde los distintos servicios sanitarios se prestaron a reglamento. Y hubo retención de servicios en franjas horarias determinadas por el sindicato, a fin de acentuar el impacto del plan de lucha.

Transcurrida la medida de trabajo a reglamento, también se cumplió un paro de 48 horas el 4 y 5 del corriente para darle firmeza al plan de lucha ideado por el único gremio de la salud que sostiene los reclamos salariales.

RECLAMOS

El Sindicato de la Salud Pública reclama una deuda millonaria correspondiente a la paritaria 2019, el pago de una categoría trienal y retroactivos de 2016, más una deuda referida a paritarias salariales y recomposición acorde al proceso inflacionario.

Además la reapertura de la paritaria convencional y Copics. El gremio cuestionó la falta de celeridad en la reubicación del personal por capacitación y pase a planta del personal precarizado, el reclamo de devolución y cese inmediato de los descuentos ilegítimos por días de huelga.

También, durante la semana del 15 al 19 de noviembre, el gremio cumplió con una medida de retención de servicios de 10 a 15.

La medida de fuerza se resolvió desde ATE, que se declaró en alerta y movilización en reclamo del pago de deudas que datan de 2019.

Este miércoles los trabajadores de Salud de Puerto Madryn, nucleados en ATE, realizan un paro de 24 horas y se declararon en estado de alerta y movilización en reclamo de deudas que datan de 2019.

“Hay una deuda del 2019 que es una masa salarial, que es casi un sueldo por persona”, remarcó a Radio 3 Julio Belascuen, de ATE.

También cuestionó que “la trienal de 2020 se pagó 18 meses más tarde, generando una diferencia que ya nos dijeron que no nos van a pagar porque no tienen prueba de deuda”.

“Hoy nos deben la trienal de 2021 que tendría que haber sido en enero”, aclarando que esto no abarca a la totalidad de los trabajadores, “abarca a quien le corresponde y además cambia el Básico”.

El dirigente de ATE remarcó que la situación en Salud “es muy problemática, hay aprietes, hay gente que le deben, en Trelew los médicos de guardia están de paro y hay una investigación de horas guardia, hay muchas cosas que resolver”.

El transporte de pasajeros urbano que opera la empresa «El 22» en Trelew nuevamwente dejó ayer sin el servicio a sus usuarios de los distintos barrios debido a una nueva medida de fuerza de choferes. Ayer a partir del mediodía, los colectivos se concentraron en la parada central de la Terminal de Omnibús y sus conductores dispusieron un paro total por incumplimiento en el pago del sueldo mensual que ya había superado el tiempo legal para hacer efectivo tal compromiso.

Esta medida de fuerza deja a miles de pasajeros sin el servicio esencial que significa su utilización para trabajadores, trabajadoras, estudiantes y público en general que necesita trasladarse de un punto a otro de la ciudad. Desde hace varios meses se viene repitiendo este episodio que para los choferes es «incumpliento en el pago mensual de salario» y para la empresa «estamos esperando el pago del subsidio estatal para responder a nuestros trabajadores». Tal vez, los usuarios tendrán que acostumbrarse a que la segunda semana de cada mes, el transporte urbano de Trelew, entra en conflicto, mientras sus pasajeros irremediablemente se quedan sin el servicio.

Desde la Unión Tranviario Automotor (UTA) informaron que la medida de fuerza en «El 22» no se levantará hasta que esté acreditado el pago. Mientras en el Transporte «Bahía» de la ciudad capital, ayer seguía operando al recibir la promesa que hoy estarían pagando el sueldo correspondiente a octubre.

En cambio, en Transporte «Rawson», los choferes venían cumpliendo suspensión del servicio con paros sorpresivos de cada dos horas y, en caso de no haber cumplimiento salarial, la medida se irá profundizando hasta llegar al paro total.

Personal de la salud comprendido en el Sisap iniciará hoy un paro por 48 horas; medida de acción directa que se complementa con la huelga de celo que comenzó el lunes y se extenderá hasta el 21 de noviembre. El paro se cumplirá con y sin presencia en el lugar de trabajo en todos los hospitales y establecimientos públicos de la salud.

Los motivos del plan de lucha están relacionados con la falta de pago de la deuda de paritaria, el impago de una categoría trienal, retroactivos de categorías 2016, falta de celeridad en la reubicación del personal por capacitación, ante la falta de convocatoria a paritaria, reapertura de COPICS y paritaria convencional, la nulidad de un programa de pase a planta del personal precarizado y en reclamo a la devolución y cese inmediato a los descuentos por días de huelga.

El SISAP,  más allá del paro, «está dispuesto a flexibilizar las medidas, en tanto se convoque a las partes a una instancia de conciliación obligatoria, con el fin de evitar mayor impacto en la atención pública y proteger el recurso humano».

TRABAJO A REGLAMENTO

El Sindicato de la Salud Pública comenzó el lunes una huelga de celo. La intención gremial es generar impacto en los distintos servicios del sistema sanitario. Desde el gremio, estiman que los resultados de la medida de fuerza se observen a mediano plazo, en virtud de que varias prestaciones se resentirían al público.

Fuente: El Chubut

Auxiliares de la educación comenzarán hoy un paro de actividades y mañana martes definirán en asamblea cómo continúa el plan de lucha, sostenido desde hace más de 30 días. Si bien los trabajadores manifestaron «un desgaste» propio de la constancia de las medidas de fuerza, exigen a la comisión directiva provincial de ATE que dialogue con sus representados para conocer detalles del acuerdo celebrado con el Gobierno.

El sector reclama una convocatoria «urgente» a paritarias salariales, rechaza el aumento decretado por el Gobierno del 30% pagados en tres tramos, y solicita el pase a planta de los auxiliares monotributistas, además de la recategorización del personal.

El viernes en asamblea los estatales resolvieron un paro de actividades, y la posibilidad de encrudecer las medidas de acción directa de no obtener respuestas favorables a las peticiones.

También reclamaron al secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado, Guillermo Quiroga, que dialogue con los trabajadores para conocer los pormenores del acuerdo sellado con el Gobierno chubutense. «No sabemos lo que se firmó, no podemos seguir con esta incertidumbre», habían señalado los auxiliares convocados en esa asamblea.

Más allá del pedido sostenido de los trabajadores, no hubo respuestas alentadoras a los auxiliares de la educación. «Los compañeros están desgastados, entendemos, pero necesitamos mejoras salariales», apuntaron.

Carlos Sepúlveda, dirigente del Sindicato de la Salud Pública (SiSaP), adelantó que la semana próxima habrá paros y protestas en los hospitales de Chubut en reclamo de paritarias y mejoras salariales.

El próximo 1 de noviembre, en todos los hospitales de la provincia del Chubut, comenzarán con una «huelga de celo» que se extenderá hasta el 21. También anunció un paro durante los días jueves 4 y viernes 5.

Sepúlveda contó de qué se trata la huelga de celo: «se conoce como el trabajo a reglamento. Va a ser en el lugar de trabajo, ajustándose estrictamente a los que son las funciones y misiones de cada sector, adecuándose a las normativas de cada legislación».

Y agregó: «Los trabajadores también van a exigir las normativas concretas y medidas de bioseguridad como por ejemplo, en los lugares donde haya hacinamiento, donde no estén los elementos de trabajo, se van a presentar notas donde el trabajador en esas circunstancias no va a ingresar a ese lugar donde haya determinados riesgos».

Mil Patagonias publicó que aclaró que el personal cuyas misiones y funciones no correspondan a las tareas que esté desempeñando «las va a poder dejar de hacer. Por ejemplo un enfermero no debe mover camillas o las mujeres de limpieza que las usan para servir la comida». Además se convocó a un paro «con o sin asistencia al lugar de trabajo para el jueves 4 y viernes 5 de noviembre».

Atento al plan de lucha de los trabajadores de la Salud -el Sisap anunció un paro de 48 horas para el 4 y 5 de noviembre, y el inicio de una «huelga de celo» por 21 días, desde el 1 del mes entrante-, algunos servicios del Hospital Zonal «Adolfo Margara» de Trelew estarán afectados. En una asamblea realizada ayer en el exterior del edificio sanitario, los operarios públicos reclamaron falta de materiales de trabajo y recurso humano.

Los trabajadores anticiparon que en el marco del plan de lucha anunciado para los próximos días habrá diversas actividades, inclusive la instalación de carpas en inmediaciones al nosocomio para visibilizar el reclamo de los agentes sanitarios.

Concluida la asamblea hospitalaria, la delegada del Sisap, Cecilia Lucero, señaló que «hay muchos servicios que van a dejar de trabajar en forma normal, más allá de que haya un paro o no, porque no tienen recursos». Indicó que si bien «estamos reclamando el pago de la deuda, entre otros puntos, las condiciones laborales son deplorables. Estamos cada vez peor».

«Son muchas cosas que los trabajadores de la salud venimos acumulando hace mucho tiempo y nunca nos dieron solución», aseveró.

La dirigente gremial explicó que «estaremos el jueves en el hospital con los trabajadores y también pedimos el apoyo de la comunidad. Tenemos programada una jornada con música, la posibilidad de instalar una carpa, y otras actividades que iremos cerrando durante estos días».

UN DESCONOCIDO

Lucero -que se desempeña en el sector de Laboratorio del Hospital de Trelew- manifestó que al director Cristian Setevich «no lo conocemos. No se reunió con nosotros ni tampoco lo hizo con otros servicios. Un gran porcentaje de los trabajadores del hospital lo puede cruzar por el pasillo y no sabemos quién es».

De darse la posibilidad de alguna entrevista laboral con el director del Hospital «le pediría que solucione los problemas que tiene puertas adentro, que tampoco los conoce. En el Laboratorio no contamos con personal, están trabajando voluntarios, y gracias a este aporte podemos dar respuestas a la población. Estas cosas ni el director ni el ministro de Salud (Fabián Puratich), las conocen y es importante resolverlas».

Más allá del aporte del voluntariado, «ellos se cansan, porque hace meses que trabajan a la par nuestra sin cobrar nada, y rescato que de otra manera no podríamos responder, porque la única opción que tendríamos es atender urgencias y pacientes internados».