Tag

estatales

Browsing

Este lunes 27 de junio se celebra el Día del Trabajador del Estado en virtud de la Ley 26.876 que fue sancionada en 2013.

«Establécese el 27 de junio como día de descanso para los empleados de la administración pública nacional, en los que no se prestarán tareas, asimilándose el mismo a los feriados nacionales a todos los efectos legales», dispone la norma.

Por esa razón, las oficinas y dependencias que dependen del Ejecutivo nacional y en algunas provincias como Buenos Aires, que adhirió en el año 2014, mediante la Ley 14.600, permanecerán cerradas.

Para el resto de los empleados, recién en dos semanas se podrá disfrutar de un día de descanso el sábado 9 de julio. Este feriado no es trasladable, por lo que lamentablemente no habrá un fin de semana largo como pudimos disfrutar hace poco.

Trabajadores comprendidos en el CTA y organizaciones estatales afines a la central obrera madre cumplieron ayer con un paro de actividades de 24 horas, exigiendo mejores salarios y paritarias convencionales trimestrales. Algunos docentes y auxiliares de la educación de la región valletana acataron el plan de lucha resuelto a nivel nacional, cuya movilización se realizó en Buenos Aires con el rechazo al pago de la deuda al Fondo Monetario Internacional.

Aunque no hubo cifras precisas o estimadas sobre la adhesión a la medida de fuerza, la situación fue provechosa para reiterar el malestar sindical, en el caso de Chubut, a la última propuesta salarial del Gobierno, que alcanza un 15% a pagar en tres cuotas desde agosto.

El paro de la CTA declarado a nivel nacional tuvo en Chubut el acompañamiento de ATE y Atech. Y si bien la consigna inicial estuvo vinculada al rechazo del pago de la deuda al FMI, en la provincia se agregaron otros pedidos de urgencia.

En Chubut, la Jornada Nacional de Lucha gremial incluyó reclamos de paritarias trimestrales, sueldos por encima de la inflación, salario mínimo acorde a la canasta familiar (familia tipo 4 personas), convenios colectivos de trabajo para todos los trabajadores de la Administración Pública provincial dependiente del Poder Ejecutivo, y equidad salarial entre sectores de trabajo que prestan los mismos servicios.

Concretado el plan de lucha, el sector estatal es consciente que se avecina un descuento en los sueldos por día no trabajado. Y si bien hubo escuelas donde el acatamiento fue notorio, en la mayoría la actividad fue normal.

Seguramente, cuando se reinicie la discusión paritaria esta semana el descuento será un tema a plantear por parte de las organizaciones sindicales.

La oferta expresada en la reunión paritaria consta de tres tramos del 5% para agosto, septiembre y octubre, respectivamente. ATECH calificó la propuesta como insuficiente.

En la tarde de este martes se llevó a cabo la reunión convocada por el gobierno con los secretarios generales de los gremios estatales, para discutir la pauta salarial para el segundo semestre. El encuentro se desarrolló en el SUM del edificio de Vialidad Provincial en Rawson.

Según informa ADN SUR, en la reunión, encabezada por el ministro de Gobierno, Cristian Ayala, se plasmó la oferta de una suba al básico de tres tramos del 5%, a pagarse con los sueldos de agosto, septiembre y octubre.

De acuerdo a la oferta del Poder Ejecutivo, se trata de un acumulado en esta etapa que llega al 18%, al que los voceros del gabinete suman el acumulado del 57% que venía desde el año pasado: el 30% que se otorgó por decreto y los tres tramos del 8, 7 y 6% que suman un total que se aproxima al 75%.

El encuentro estuvo precedido por una manifestación previa de Atech –que había convocado a un paro- y un planteo de su secretario general, Daniel Murphy, por la ausencia del gremio de los docentes privados, Sadop, en la convocatoria realizada por el gobierno.

Una de las grandes ausencias fue la del secretario general de ATE, Guillermo Quiroga, quien no asistió a pesar de que se había anunciado una paritaria general para todos los sindicatos estatales.

Finalizada la reunión, el secretario general de ATECH, Daniel Murphy, se dirigió a los manifestantes y calificó a la oferta como insuficiente. «Es una muestra más del ajuste que busca implementar el gobierno, vamos a seguir luchando desde el sector docente».

El promedio salarial que paga la provincia de Chubut a empleados públicos y jubilados provinciales los mantiene permanentemente al borde de la pobreza. Los últimos incrementos de sueldos los alejaron un poco de los temibles subsuelos de la miseria, pero aún siguen caminando por la cornisa que puede arrojarlos al barranco. Mayo será el mes de la reapertura de las paritarias y el debate estará dado qué tan cerca o tan lejos quedan los salarios de la pobreza en la provincia, mientras la inflación sigue deteriorando el poder adquisitivo. La destrucción del poder de compra es brutal desde el comienzo de la pandemia.

El mes de mayo arrancará en medio de una disparada inflacionaria que en marzo llegó al 7,4% en la Patagonia y que se mantendría en niveles similares luego de lo ocurrido en abril. El próximo 10 de mayo está prevista la reapertura de paritarias con los trabajadores estatales, y el foco estará puesto en cuánto pueden recuperar de lo perdido en el primer trimestre y cuánto pueden anticiparse a los impactos inflacionarios futuros.

Durante el último año los empleados públicos y los jubilados provinciales estuvieron siempre a punto de caer bajo la línea de la pobreza, particularmente en el mes de octubre pasado cuando el salario promedio casi empató con el costo de vida y la miseria se transformó en un fantasma que amenazó con vaciar el bolsillo de los estatales.

A lo largo del tercer trimestre de 2021 se atravesó el peor momento para el poder adquisitivo de los empleados públicos y jubilados, en la medida en que la inflación fue en aumento y el poder de compra se fue achicando; como producto del congelamiento salarial y los constantes atrasos en los pagos que generó durante largos meses el pago escalonado.

Un empate rumbo al descenso

En octubre el sueldo promedio casi quedó empatado con el costo de la Canasta Básica Total medida en Comodoro Rivadavia por el Observatorio de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de la Patagonia, que conduce el economista César Herrara.

Con un sueldo promedio ubicado en 83.773 pesos y un costo de vida que llegó a los 83.421 pesos, los estatales y jubilados necesitaron en ese mes el 99,6% de sus ingresos para escaparle raspando a la pobreza que los estaba atrapando y absorbía casi la totalidad de lo que recibían mensualmente como pago del Estado.

En el último mes de la pre pandemia, el salario promedio estatal en Chubut estaba en los 71.734 pesos y para vivir se necesitaban 47.496 pesos al mes. En ese momento todavía se sentían los impactos positivos de las recomposiciones salariales conquistadas en 2019 y la cláusula gatillo iba acompañando la inflación.

Al irrumpir la pandemia de Covid, las cuarentenas y el ajuste -que se transformó en congelamiento salarial- el poder de compra de los sueldos en la provincia se desplomó y puso a los estatales y jubilados al borde de ser técnica y prácticamente pobres.

Una leve mejoría

Entre los meses de noviembre y enero la brecha frente a la suba de la Canasta Básica Total se amplió y les dio un pequeño respiro a los escuálidos bolsillos estatales, aunque la pobreza era una realidad que los acechaba de manera permanente y el margen de maniobra fue muy estrecho en ese período.

El 30% de incremento por decreto que firmó el gobernador Mariano Arcioni -pagaderos en un 10% en septiembre, otros 10% en febrero y 10% más en marzo- no tuvo impacto positivo hasta finales de año.

A ese pequeño margen de mejora conseguido por los aumentos salariales -donde se incluyó un incremento del 10% y la absorción del bono de 5.000 pesos-se le sumó el efecto retroactivo generado por el pago de los sueldos atrasados y el fin del pago escalonado.

Recién en febrero y marzo, con las posteriores dos cuotas de aumentos en los sueldos, los estatales y los jubilados consiguieron ensanchar la brecha con la pobreza. Ahora la inflación descontrolada vuelve a poner los sueldos provinciales al borde del abismo de la miseria.

El mayor impacto positivo para el poder adquisitivo se produjo en este mes de abril que concluyó, ya que el adelantamiento del aumento de mayo -13% en total- y el bono de 20.000 pesos -por única vez para los que ganan menos de 100.000 pesos- hicieron que la brecha se ensanche en sus niveles más amplios. Como consecuencia, los estatales transitaron un momento en el que fueron menos pobres durante el último año; aunque ese salario es el que se cobrará recién estos primeros días de mayo.

Vale aclarar que aún no existen mediciones certeras del valor de la canasta familiar y habrá que esperar por lo menos una quincena o más para saber si ese distanciamiento con la pobreza se consolida en los salarios de los estatales y jubilados.

Paritarias e inflación

La inflación del INDEC para marzo pasado fue de 7,4% según el IPC Patagonia, pero desde el Observatorio de Economía se proyectaba que para ese mismo mes la suba de la Canasta Básica Total en Comodoro Rivadavia rondaría entre 8 y el 10%; marcando inclusive un aumento superior al informado por el INDEC.

Un panorama similar habría que esperar con los datos de abril, aunque todavía no se cuenta información certera del INDEC -que informará la inflación patagónica recién el próximo 12 de mayo- y habrá que esperar aún más para conocer el dato de la CBT que mide el Observatorio.

Lo cierto es que las mejoras obtenidas hasta abril y ese distanciamiento de los sueldos frente a la pobreza podría esfumarse con el avance inflacionario desmedido que se viene dando en los últimos dos meses y habrá que esperar el comportamiento de los precios mientras se sigue desarrollando la disparada de los commodities producto de la guerra en Ucrania.

La reapertura de las paritarias con estatales prevista para el martes de 10 de mayo abre un proceso de puja salarial que determinará si los estatales logran alejarse de la crisis o vuelven a acercarse a los niveles de pobreza como sucedió en buena parte de los últimos meses.

Según el INDEC, solamente en el primer trimestre de 2022 la suba de precios en la Patagonia fue de 16,7%, con la enorme disparada de marzo que llegó a 7,4% y fue la más alta en todo el país.

Si bien los aumentos dados por el Gobierno provincial permitieron que los estatales y jubilados le peleen durante los últimos tres meses a la inflación, no menos cierto es que no se recuperó el poder adquisitivo de la pre pandemia. Allí reside una de las claves principales del deterioro del poder adquisitivo de poco más de 64.000 trabajadores activos y pasivos.

En marzo de 2020 los gastos para cubrir la Canasta Básica Total representaban 66,2% del salario promedio en Chubut que cobraban estatales y jubilados provinciales. Ese porcentaje saltó al alarmante 99,6% en octubre de 2021 y descendió levemente al 86% en abril de este año -sobre la base de proyecciones conservadoras respecto de la inflación provincial-.

La diferencia es notoria y la cercanía con el abismo de la pobreza asusta, porque se trata de trabajadores en actividad y jubilados que se sacrificaron durante gran parte de su vida. Sin embargo, la falta de una recomposición salarial que contemple la pérdida de poder adquisitivo y la galopante inflación imperante siguen destruyendo el poder de compra de los sueldos en Chubut.

Anunciaron  el pago de un bono extraordinario de 20 mil pesos, por única vez, para aquellos agentes públicos y jubilados que perciben hasta 100 mil pesos de sueldo.

Al mismo tiempo, se acordó adelantar el aumento del 6% correspondiente a los haberes de mayo, previamente acordado en paritarias, con los sueldos de abril. Lo que hace un total del 13% teniendo en cuenta el 7% de aumento del corriente mes.

El encuentro se desarrolló en el SUM de Vialidad y participaron el secretario general de Gobierno, Alejandro Sandilo, los ministros de Gobierno y Justicia, Cristian Ayala, de Economía y Crédito Público, Oscar Antonena, los subsecretarios de Trabajo, Tobías Gaud y de Gestión Presupuestaria Rita Cárdenas, y los representantes de los gremios Atech, Agremech, Anet, Apissys, Atasa, ATE, Soyeap, Sisap, Sitraed, Sitos, Sitravich, Sutap, UDA, Upcn, Sindicato de Fraternidad y Unión Ferroviaria.

Ayala puntualizó que «se ha decidido adelantar el 6% que se había acordado con los trabajadores públicos provinciales con los haberes de mayo, serán percibidos con los haberes del mes de abril. Así que es un adelantamiento de este 6%, por lo cual, con los haberes del mes de abril los empleados públicos provinciales van a cobrar el 7% correspondiente, más el 6%, lo cual hace un total de un 13% con los haberes del mes de abril».

Se otorgará un bono extraordinario, remunerativo de $20.000 para aquellos agentes de la Administración Pública Central y jubilados que cobren hasta cien mil pesos netos, pagaderos conjuntamente con los haberes correspondientes al mes de abril, el que será liquidado de conformidad a lo establecido.

En el caso de los agentes que perciben retribuciones del Estado Provincial en concepto de horas cátedras, se les liquidará la totalidad del bono, siempre y cuando cumplan un mínimo de 17 horas semanales para el Nivel Superior y, 20 horas en el Nivel Secundario. Mientras que se liquidará en forma proporcional a quienes cumplan una cantidad de horas inferior a las citadas en ambos niveles.

Además, en caso que se haya acordado en distintos sectores de la Administración Pública mediante paritarias homologadas por la Secretaría de Trabajo, un incremento del 6% para el mes de mayo, será liquidado y abonado con los haberes de abril del 2022.

El objetivo de la reunión es que la diputada nacional les de una solución sobre el aumento de sueldo no recibido.

En horas de la mañana de este viernes se llevará a cabo una reunión en inmediaciones del Concejo de Comodoro entre policías estatales y parte del gabinete de Juntos por el Cambio.

“La reunión es con Ana Clara Romero, lo que queremos es que nos digan que podemos hacer ante la falta de respuesta por parte del gobierno provincial” indicó José Castro suboficial mayor retirado a los micrófonos del móvil de Radio del Mar.

Es que a los policías de Chubut les indicaron que no recibirán el aumento del 30% pactado por decreto el pasado agosto del 2021. “Sólo recibimos el 10% de lo acordado y en el mes de febrero nos llamó el Ministro de Economía Oscar Antonena informándonos que no nos pagarán los otros 20% acordados sin explicación alguna” denunció Castro.

«Nosotros no le creemos nada de lo que nos dice el gobierno de Chubut, siempre nos miente y no solo a nosotros también a los docentes y al personal de salud. Todos trabajamos para recibir un salario digno».

El objetivo de la reunión es “poder expresar nuestro descontento con el trato recibido y ver si desde Juntos por el Cambio y la diputada Ana Clara Romero nos da una solución legal contra el gobierno”-aseguró el suboficial retirado.

Entre un mix conformado por un fuerte ajuste en los gastos y un nivel de ingresos que se posicionó por encima de la inflación, Arcioni cerró un balance superavitario durante los primeros seis meses de este año.

Metadata accedió en exclusiva al documento oficial que exhibe los resultados financieros de la provincia del Chubut, mes a mes.

El gobernador Mariano Arcioni ajustó las clavijas y logró entre el 1 de enero y el 30 de junio un superávit fiscal primario de $ 2.945 millones.

El último año que un balance había cerrado en verde fue en el primer año de Arcioni como gobernador de Chubut, tras la muerte de Mario Das Neves a fines de octubre de 2017.

La “economía verde” que logró Chubut estuvo sostenida por un abanico amplio de variables: Sueldos congelados, coparticipación por encima de la inflación, equilibrio en el ingreso por regalías petroleras, control de gasto en el Estado y recaudación propia casi en niveles de prepandemia.

Esta conjunción de variables estuvo opacada por una sola política económica: La toma de deuda constante que emitió Chubut y que terminó en una nueva reestructuración, o mejor dicho, concluirá con la colocación de un bono en dólares para cancelar esa deuda y comenzar a pagar el nuevo título a fines de 2023.

El superávit fiscal primario, justamente no contempla el pago de la deuda, solo estipula el abono de los intereses, pero no así la amortización o cuotas de capital.

ECONOMÍA VERDE
El gobierno provincial cerró los primeros seis meses con un superávit fiscal primario de $ 2.945.290.151.

En la ejecución presupuestaria desde el 1 de enero hasta el 30 de junio se observan resultados asimétricos en los organismos del Estado. En la Administración Central, el superávit de los primeros seis meses trepó a los $ 5.295 millones, producto de ingresos por $ 59.825 millones y gastos por un total de $ 54.530 millones.

En la vereda opuesta quedaron los organismos descentralizados y el Instituto de Seguridad Social y Seguros (ISSyS). El primero cerró un balance de – $ 1.160,8 millones, mientras que la caja jubilatoria finalizó con un rojo de – $ 1.188,8 millones en los primeros seis meses del 2021.

En el caso puntual del ISSyS, recibió financiamiento por 12.480 millones de pesos en el primer semestre, pero gastó $ 13.669 millones.

LOS PRINCIPALES INGRESOS EN EL PRIMER SEMESTRE

Las tres principales fuentes de ingresos en Chubut se dan a través de la Coparticipación Federal de Impuestos, regalías hidrocarburíferas y recursos de origen provincial.

La mayor partida de fondos que llegó a Chubut durante el primer semestre vino de la mano de los ingresos nacionales, fundamentalmente vía coparticipación, que dejó en las arcas provinciales $ 19.773 millones.

En segundo lugar, quedaron las regalías hidrocarburíferas con $ 16.252 millones, impulsadas por la suba del precio del barril y del dólar. La producción en la Cuenca del Golfo San Jorge sigue por debajo del periodo 2019 y ya es casa vez más visible el estrés de los yacimientos maduros en el sur de la Provincia.

En tercer lugar, se ubicaron los ingresos de origen provincial con un total de $ 13.772 millones, con la participación estelar de Ingresos Brutos, que absorbió $ 11.548 millones.

Los gremios de trabajadores estatales se movilizaron este jueves a Rawson para reclamar su rechazo al aumento por decreto y solicitar la apertura de las negociaciones paritarias.

En la importante movilización estuvieron presentes la Asociación de Trabajadores Estatales (ATE), la Asociación de Trabajadores de la Educación (ATECh), el Sindicato de Salud Pública (SiSaP), el Sindicato de Trabajadores Judiciales (SiTraJuCh), el Sindicato de Trabajadores Viales (SiTraViCh), el Sinidicato de Docentes Privados (SADoP) y jubilados estatales que llevaron adelante esta importante movilización que se desarrolló desde el Ministerio de Economía hasta la Casa de Gobierno en la capital de la provincia.

Esta marcha hizo activo, en este segundo día de huelga, el paro de 48 de los docentes y de 72 horas de las y los trabajadores de salud.

Al llegar a Casa de Gobierno las organizaciones convocantes montaron un acto donde hablaron los dirigentes y referentes de los sindicatos presentes, como así también de la asamblea autoconvocada de auxiliares en lucha de Rawson y de las y los jubilados.

Muchos discursos que no anunciaron ninguna medida unitaria para continuar el plan de lucha, ni asambleas comunes para organizar desde abajo la pelea contra el ajuste del gobernador Mariano Arcioni, aliado del Frente de Todos.

La única vos discordante y que llamó a la lucha fue la de los representantes de la asamblea de auxiliares que llamaron a «continuar la pelea que toda se decida en asamblea y que esta lucha la tenemos que ganar porque los empleados públicos de la provincia nos estamos cagando de hambre y no va más».

La semana que viene es necesario exigir asambleas comunes y un plenario de delegados con mandato, para discutir y votar un plan de lucha común, desde abajo y autoorganizado. Ahí está la fuerza para derrotar el ajuste de Arcioni.

Esta perspectiva es opuesta a la que impulsan los dirigentes kirchneristas de ATECh que manifestaron pedir la intervención del nuevo ministro de Educación, Jaime Perzcyk, para solucionar el problema salarial en la provincia. Esta política es una repetición de lo que estos dirigentes hicieron en febrero de este año cuando firmaron la paz social con el ahora exministro de Educación, Nicolás Trotta, donde negociaron a espaldas de los docentes la devolución de la deuda en cuotas, a cambio de la paz social y el congelamiento salarial que hoy se está cuestionando desde la calle.

Es que los dirigentes de ATECh con esta política ponen una vez más al sindicato docente como furgón de cola de las necesidades del gobierno nacional, que en la provincia se está jugando mantener la mayoría en el senado nacional luego de la derrota que sufrió el gobierno de Alberto Fernández en las PASO y desgastar al gobernador Arcioni, para favorecer a la lista de Carlos Linares y Florencia Papaini del PJ-Frente de Todos.

Las y los trabajadores estatales y jubilados que enfrentan el ajuste necesitan desarrollar instancias de autoorganización, como muestra incipientemente la asamblea de auxiliares autoconvocados de Rawson donde todo se decide a mano alzada. Esta experiencia de democracia directa que se está desarrollando es clave para enfrentar esta política de las conducciones sindicales.

A su vez, esta pelea salarial necesita un programa de lucha que partiendo de la demanda de salario igual a la canasta familiar, paritarias libres y sin techo, plata para salud, educación, obra pública y salarios y no para la deuda, tiene que desarrollar la democracia directa de las y los que luchan para decidir y una política independiente de los gobiernos, tanto el provincial como el nacional, que son los ajustadores.

Trabajadores activos y muchos jubilados de todos los gremios coincidieron en criticar la suba salarial del 30% en tres tramos. Y pidieron un incremento suficiente para cubrir la canasta familiar. Hubo discursos y concentraciones en el Ministerio de Economía y en Casa de Gobierno.

Trabajadores estatales provinciales, activos y jubilados, marcharon por Rawson reclamando paritarias salariales y rechazando el decreto que impuso un incremento del 10% sin acordar con los gremios. Se concentraron frente al Ministerio de Economía y fueron a Casa de Gobierno para un acto con discursos de todos los sectores.

Como vocera de los jubilados y retirados, María Concepción Tavares dijo que se unieron a la lucha de los activos.

“Lo vamos a hacer todas las veces que sean necesarias porque las injusticias son para todos y lo que consigan nuestros compañeros activos será un beneficio para los jubilados”. Dijo que hubo jubilados de todos los sectores. “Estamos todos representados y esperamos que de una vez por todas sea escuchado por el Gobierno porque no se puede más”.

Recordó que desde el Instituto de Seguridad Social y Seguros “siempre nos dijeron que no había plata y luego decidieron unilateralmente pagarnos los dos meses de deuda en cuatro cuotas, sin intereses, de manera que no nos queda otra que tomar las calles para lograr que se den cuenta”.

Necesidades

Carlos Milani, secretario general del Sindicato de Trabajadores Viales del Chubut, dijo que reclaman “una paritaria donde se pueda discutir una recomposición en la medida de las necesidades de los trabajadores. Rechazamos imponer un aumento que es absolutamente insuficiente después de 22 meses sin incrementos”.

Reconoció en tal sentido que en noviembre terminan de cobrar las cuotas de los incrementos adeudados. “Nos quedó el sueldo de abril, que lo vamos a percibir en noviembre”, explicó.

En el marco del paro por 72 horas también marchó el Sindicato de la Salud Pública.

Noelia Domenez, una de las líderes del gremio, sostuvo que “hay un ministro que sale por los medios a provocarnos al decir que somos 60 mil empleados pero que somos unos pocos en la calle. No podemos seguir así, necesitamos paritarias. En noviembre tenemos que tener mucha conciencia y memoria a la hora de las urnas. Este 10% es mentiroso y estas migajas no las podemos aceptar”.

Alejandro González, de la conducción del SUTAP, consideró que “reclamamos una paritaria libre y no un decretazo. Hay una embestida del Gobierno y algunos diputados para derogar el Fondo Ambiental Pesquero”.

“Exigimos que se haga cumplir la ley, que no se derogue porque un porcentaje va a los trabajadores y la mayor parte del fondo está orientado al cuidado del ambiente. En Rawson es necesario ya que hay un problema grave ambiental”, reclamó en tal sentido.

Este jueves concretó el SADOP un paro por 24 horas y también marchó. Su representante Carolina Rubia confirmó que las instituciones educativas de gestión privada “transferidas, no todas las escuelas como dice el comunicado” resolvieron no dar clases hoy.

Lock out

“Decidieron cerrar, es un lock out patronal, no es una medida de fuerza porque eso es un derecho de los trabajadores, no del empleador”. Manifestaron dudas sobre lo que ocurrirá ya que “se preguntan si van a descontar de la cuota el día que el servicio no se presta y si van a pagarles a los trabajadores porque ellos decidieron que los trabajadores no concurran”.

“Al no haber paritarias tenemos el mismo problema que el resto del colectivo docente y cuando hubo bonos por decreto o este aumento del 10% nuestros empleadores se niegan a otorgarlos, por eso paramos”, concluyó.

La titular del Pro a nivel nacional llegó al Valle chubutense, donde hará una recorrida en la jornada de hoy jueves, e hizo referencia a la situación provincial y a lo que será la visita de Alberto Fernández la próxima semana.

En su carácter de ex Ministra de Defensa de la Nación, Patricia Bullrich opinó de cómo se distribuyen los roles en el marco de una visita presidencial como la que se viene: “la Defensa está a cargo de la Casa Militar con apoyo fuerte de la fuerza provincial y de las fuerzas federales, pero en especial de la Policía de la Provincia del Chubut, porque la Casa Militar no tiene acceso siquiera al uso de las armas”, enfatizó.

En tanto le sugirió al Ministro de Seguridad de Chubut y candidato a las Legislativas del 14 de noviembre, Federico Massoni “que no se deprima si no hablan con él porque no se comunican ni siquiera el Presidente con la Vice, ni con los ministros”.

De las candidaturas tanto de Massoni como de Linares, determinó que “son dos candidatos del mismo eje político y evidentemente les va a pasar lo mismo que en Nación”.

Por último opinó en torno a la crisis de los trabajadores estatales: “en Chubut eso es una radiografía de todos los días, un Estado fallido, con empleados bajo la línea de la pobreza a los que les dan un aumento que es pan para hoy y hambre mañana porque están emitiendo y eso entra por un bolsillo y sale por el otro”.