Tag

Mapuches

Browsing

El Intendente de Puerto Madryn encabezó un encuentro que se realizó en el lugar y anunció que en los próximos días se comenzarán los trabajos para construir las veredas y la colocación de luminarias

El intendente de Puerto Madryn, Gustavo Sastre, se reunió con vecinos del barrio Colonos Galeses y representantes de las comunidades mapuches y tehuelches para dialogar sobre distintos proyectos de cara a la puesta en valor del predio de la “Loma Blanca”.

En dicha oportunidad, el Jefe Comunal anunció que en los próximos días se comenzarán a ejecutar distintas obras en el sector. En primer lugar, se construirán las veredas, mientras que también se colocarán postes y luminarias. El objetivo de estas labores es incrementar la seguridad y la concreción de un proyecto que permita que el espacio se convierta en una alternativa turística más dentro de la ciudad, teniendo en cuenta que también se proyecta la construcción de un centro de interpretación.

Puesta en valor

Al respecto, el Intendente dijo: “Estamos trabajando y gestionando para poner en valor el predio de la ‘Loma Blanca’. A través del diálogo con los vecinos y con las comunidades, estamos coordinando acciones que nos permitan optimizar el lugar y generar beneficios para todos”.

En este mismo sentido, el Jefe Comunal remarcó: “Este es un sector histórico para la ciudad y estamos gestionando para poder concretar un proyecto que una vez que esté concluido, con veredas, luminarias y un centro de interpretación, se podrá convertir en una alternativa turística para quienes deseen visitar Puerto Madryn”.

Los presentes

En la reunión en la que estuvo el Intendente, representantes de los vecinos y referentes de las comunidades de los pueblos originarios, también estuvieron presentes el secretario de Gobierno, Martín Ebene; la secretaria de Obras Públicas y Desarrollo Urbano, Lucía Taylor, y el director de Asuntos Indígenas, Cándido Sayhueque.

Se trata de las Comunidades Mapuches Mallin de los Cual y Lof Lefimi. La demanda considera que la ley de zonificación viola el derecho a la consulta y participación indígena.

La demanda de inconstitucionalidad fue elevada al Superior Tribunal de Justicia a través del doctor Juan Pablo Salgado, asesor del Equipo Nacional de Pastoral Aborigen (ENDEPA) y considera que la ley de zonificación aprobada por la Legislatura viola el derecho a la consulta y participación indígena. Solicita además que se disponga la medida cautelar de no innovar y se suspenda la vigencia de la referida norma mientras se tramita el proceso.

El recurso señala que «las comunidades indígenas, asentadas dentro de la Provincia del Chubut, reclaman el ejercicio de derechos de incidencia colectiva en favor de ellas y del Pueblo Mapuche Tehuelche al que pertenecen, por lo que se encuentran amparadas por el beneficio de litigar sin gastos establecido en el artículo 79 del Código Procesal Civil y Comercial provincial (modificado por Ley XIII Nro. 25)».

Menciona que la ley de zonificación minera viola los «artículos 75 inciso 17 de la Constitución Nacional, de los artículos 2, 21 y 23 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo y del Acuerdo de Escazú, así como incumple la condena al Estado argentino dictada por la Corte Interamericana de Derechos Humanos en el “Caso Comunidades Indígenas Miembros de la Asociación Lhaka Honhat (Nuestra Tierra) vs. Argentina”.

En ese sentido, indica que «dichas violaciones constitucionales y convencionales tienen lugar por cuanto la ley impugnada posibilita una afectación directa a las comunidades y ha sido dictada sin la debida participación y consulta de los pueblos indígenas».

Las comunidades

En cuanto a las comunidades, detalla que la “Comunidad Mapuche Tehuelche Mallín de Los Cual” está compuesta por 6 familias y aproximadamente 40 personas, con un territorio cercano a las 7.600 hectáreas y la “Comunidad Mapuche Lof Lefimi” está compuesta por 6 familias y aproximadamente 30 personas, con un territorio de 6.250 hectáreas.

Dichas comunidades se encuentran asentadas en la meseta central norte de esta Provincia, Departamentos Telsen y Gastre, en donde los miembros de pueblos indígenas constituyen una parte importante de la población general y también existen otras seis comunidades del mismo Pueblo Mapuche Tehuelche, todas reconocidas por el Estado.

“Institúyase el día 3 de noviembre de cada año como feriado no laborable en el territorio de la Provincia del Chubut, en conmemoración del día en que las tribus Tehuelches y Mapuches, les juraron fidelidad y lealtad a orillas del Arroyo Genoa a la Bandera Argentina”, señala la ley provincial 547, sancionada en 2014.

El día no laborable es en conmemoración del día en que los pueblos originarios encabezados por el cacique tehuelche Casimiro Biguá, juraron fidelidad en 1869 al pabellón nacional.

El cacique había firmado el 5 de julio de 1866 un acuerdo con el presidente Bartolomé Mitre en representación de todos los caciques que habitaban entre Chubut y el estrecho de Magallanes, en el que se declararon «súbditos del Estado y obedientes como tales a las autoridades de su independencia en Patagones».

Casimiro Biguá, por intermediación del perito Francisco Moreno, llegó a entrevistarse con Mitre, consciente de la precariedad territorial que existía en el sur de la República prácticamente deshabitada y fácilmente penetrable por los enemigos que no eran pocos.

Mediante ese tratado firmado el 5 de julio de 1866 los caciques del sur del país se comprometieron a cuidar las incipientes poblaciones, incluso de los malones de otros pueblos originarios más hostiles, contra los pocos asentamientos de origen europeo ubicadas en ese vasto territorio que solo contaban con poblaciones estables en Patagones y la colonia galesa del valle inferior del río Chubut que había llegado en 1865.

Con posterioridad, el 3 de noviembre de 1869, Casimiro Biguá protagonizó el hecho histórico que se evoca como feriado provincial hoy recordando que en ese día el cacique junto con otros líderes nativos se congregaron en la precordillera chubutense, para jurar lealtad a la bandera. Ese momento además está grabado en un mural presente en el ingreso a la Casa de Gobierno en Rawson, realizado por el artista plástico Alejandro Lanoél, bajo el título de «El juramento de Casimiro Biguá», cacique nacido en 1819.

Fuente: El Diario Web

Los cortes se realizan desde la madrugada. La Confederación Mapuche atribuye al sector hidrocarburífero de Neuquén la contaminación y la sequía y hasta lo responsabilizaron por “el desastre ambiental”.

El grupo representativo de los pueblos originarios se apostó en la madrugada de este miércoles en los ingresos de Fortín de Piedra, Loma La Lata, Tratayén y Puesto Hernández para impedir el acceso del personal petrolero.

Desde la Confederación manifestaron su preocupación por el fracking, la sequía y los sismos ocurridos en la zona de Sauzal Bonito y Añelo.

“La solución pasa por llamar la atención a la Justicia Federal por el amparo que hemos presentado por los sismos que se están produciendo cada vez con mayor gravedad. Y a las autoridades políticas porque no están cumpliendo su rol básico, que es controlar, que es fiscalizar, que es aplicar la normativa vigente. Entonces hay un silencio cómplice entre el poder político y el judicial para que no se afecte la actividad de Vaca Muerta”, dijo el werken de la Confederación Mapuche, Jorge Nahuel.

Según publica La Mañana del Neuquén, si bien la protesta perjudica el ingreso de los empleados a los yacimientos, desde las operadoras indicaron que no hay afectación a las operaciones, si es que los bloqueos no se extienden en el tiempo.

Carlos Díaz Mayer, el Fiscal que trabaja en la causa de los incendios en la Comarca Andina, reveló que no hay mayores avances en la investigación y adelantó que se espera el informe final de la Policía Federal e imágenes satelitales del “momento cero”.

Y Anticipó que no se encontraron indicios de algún “acelerante” en la zona y descartó la acusación con los mapuches del ex gobernador rionegrino Weretilneck. Díaz Mayer está a cargo de la investigación por los incendios registrados en la Comarca Andina el pasado 9 de marzo, brindó detalles de la causa y reconoció: “No tengo ningún avance”, sobre las causales de los focos.

Se apunta a “determinar las causas del incendio”, para poder determinar si fue intencional o una negligencia el origen de las llamas que arrasaron con más de 13 mil hectáreas, destruyeron unas 500 viviendas y dejaron como saldo 3 fallecidos.

En tanto, repasó que ya han trabajado en la zona los peritos de la Policía Federal, quienes trabajaron en los sectores donde se presume que se originaron los focos y en los próximos días se espera recibir el informe con las conclusiones. Sin embargo, Díaz Mayer anticipó que el can adiestrado con el trabajaron los peritos “no detectó la presencia de acelerante”, en los sitios donde empezó el fuego. “No encontró nada”, sentenció aunque aclaró que aún falta el informe final.

Asimismo, recordó que de acuerdo con los indicios y evidencias recolectadas, al momento, la hipótesis sobre la que trabaja es que el incendio se originó en la calle Camino de las Nubes y desde allí se expandió rápidamente hacia varios sectores, impulsado por el viento intenso de aquel momento.

El Fiscal además, enfatizó que también se ha solicitado y se aguardan imágenes satelitales para las que se contactó a la Comisión Nacional de Actividades Espaciales, que tiene su base de operaciones en Estados Unidos, para solicitarles información.“Estoy buscando una imagen del momento cero”, detalló sobre este pedido, añadiendo que con ellas se pretende confirmar o descartar el lugar que definieron como el punto donde se inició el fuego, destacó diario de Río Negro.

En cuanto a las denuncias, marcó que son tres hasta al momento: la del Ministro de Ambiente de la Nación, Juan Cabandié; la de la Fiscalía de Estado del Chubut y una que radicó el Intendente de Lago Puelo, Augusto Sánchez; todas con el fin de determinar quién fue el responsable.

El Fiscal recordó que pudieron precisar que el primer foco se originó alrededor de las 15 en Alto Golondrinas, en Lago Puelo. El segundo, a las 17, en un sector del cerro Radal y el tercero a las 19, en Cholila. También subrayó que el foco que avanzó hacia El Maitén fue un desprendimiento del que había empezado en Las Golondrinas.

Y aseveró que otro aspecto clave que pretende determinar con la investigación es el daño ambiental causado por los incendios. Trabajaron en eso “un químico, un biólogo y un veterinario”, de la Policía Federal.

Díaz Mayer reconoció que se trata de una investigación compleja. Agregó que tiene pedidos de informes solicitados a las empresas de telefonía celular para que le indiquen todas las comunicaciones que captaron las antenas de la zona durante los horarios que se iniciaron los focos.

Y también abordó la hipótesis que lanzó el senador y ex gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, quien apuntó contra las comunidades originarias. El fiscal la descartó asegurando que “no tengo nada. No tengo ninguna evidencia que indique que personas mapuches causaron los incendios”. El abogado Manuel Mansilla, que asiste a la comunidad Gallardo Calfú de El Foyel, afirmó que “ese auto (Volkswagen Gol blanco) hace un mes que estaba en reparación”, en referencia a la denuncia y fotos que publicó Weretilneck.

Sandra Argel, una vecina de la Cordillera relató lo angustiante que fue perder su casa durante los incendios que se desataron el martes a la tarde. “Los mapuches son unas personas excelentes que no le hacen daño a nadie”, sostuvo.

En este sentido, señaló –en diálogo con Radio Rivadavia– que “solamente se salvó la casa de mi hijo”.

“Los mapuches son unas personas excelentes que no le hacen daño a nadie. Los que generan el fuego son otras personas que se ponen máscaras y se hacen pasar por ellos”, dijo.

Hace casi tres semanas que las calles de Chubut se llenan de manifestantes, en movilizaciones masivas enfrentando a las empresas de la megaminería, y al gobierno provincial que quiere destinar el 16% del territorio al extractivismo contaminante.

Los autoconvocados en CABA pertenecientes a la asamblea “No a la Mina” de Esquel, pero que atraviesa toda la provincia, acompañados por partidos de izquierda como el PTS, el MST y por otras organizaciones como Marabunta, hicieron escuchar el jueves 10 su reclamo entregando una carta al Ministerio de Producción y Trabajo denunciando la política extractivista del gobernador de la provincia.

Defienden la Iniciativa Popular con casi 31.000 firmas que prohíbe la megaminería contaminante, mejorando y profundizando en ese sentido la legislación actual (exLey 5001), propone un desarrollo sustentable para la provincia, y exigen que se trate en la Legislatura.

En este masivo movimiento que volvió a las calles se destaca con fuerza una nueva generación de luchadores y luchadoras, una juventud que pelea contra los planes de saqueo que impone este sistema capitalista. Las comunidades indígenas Mapuche – Tehuelches de la meseta chubutense realizaron un trawn (asamblea) para pronunciarse contra el proyecto megaminero. Iván Paillalaf, jóven referente de la UACh y parte de esta comunidad, recientemente participó de un FaceBook Live con Nicolás del Caño denunciando, entre otras cosas, la violacion de los derechos reconocidos en la Constitución Nacional y en tratados internacionales, que establecen que las comunidades originarias deben ser consultadas sobre las actividades a realizarse en sus territorios ancestrales.

Fuente: La Izquierda Diario

Un Comité antidiscriminación de las Naciones Unidas (ONU) admitió la denuncia por parcialidad presentada contra un juez de Chubut por la abogada de una familia mapuche, en el marco de un conflicto por tierras iniciado por empresarios en plena pandemia.

“El Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial (CERD, por sus siglas en inglés) me comunicó esta semana que admitió la denuncia que presenté en junio contra el juez Jorge Criado”, dijo a Tierra Viva la abogada Sonia Ivanoff, defensora de Gloria Colihueque, hija de Isabel Catriman, poseedora de las tierras en conflicto.

En la causa a cargo de Criado, Colihueque está imputada por amenazas contra dos empresarios que irrumpieron en el campo de su madre, en el Parque Nacional Los Alerces. Además, el juez ordenó una restricción que le impide acercarse al lugar.

La letrada pidió en su momento la nulidad de esa medida agravada por la pandemia, argumentó respecto de las supuestas amenazas “el contexto de reivindicación de las tierras de la familia” e invocó el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), sobre protección de derechos de los pueblos indígenas, instrumento que tiene en la Argentina rango constitucional.

El juez Criado rechazó el pedido y dijo que “no hay prerrogativas de sangre”, en alusión a los derechos de los pueblos originarios, “sin entender que el principio de igualdad y no discriminación es todo lo contrario de lo que él está planteando”.

“Además, el juez había tenido afirmaciones periodísticas respecto a la nacionalidad mapuche y eso indicaba parcialidad, circunstancias que me llevaron a plantear su apartamiento en la causa”, puntualizó Ivanoff.

Como Criado no se quiso apartar ni excusar, después de agotar la vía interna en la justicia de Chubut la abogada acudió al CERD de Naciones Unidas.

Uno de los actores de la denuncia por amenazas contra Gloria Colihueque, Alejandro Samame, es hijo del ex procurador fiscal de Chubut Eduardo Samame. La abogada de la comunidad lo evaluó como “una situación muy particular que puede explicar lo rápido que se movió la Justicia en plena pandemia, cuando estuvo y está paralizada, más en Chubut”.

Tras la aceptación de la denuncia de Ivanoff por parte del CERD, el Estado argentino deberá contestar a través de la Cancillería, para lo cual recabará información al Superior Tribunal de Justicia de Chubut.

En otra causa tramita el conflicto en torno a las tierras de Isabel Catriman “con una medida que esperemos que se renueve antes de la feria (de enero próximo), porque es muy preocupante la situación y habitualmente en la feria de verano ocurren todas las injusticias”, señaló Ivanoff.

“A nivel contencioso administrativo, hemos pedido la nulidad de la resolución que ha desconocido el derecho de la real ocupante mapuche y su familia viviendo en ese lote”, amplió.

El conflicto comprende 825 hectáreas de tierras fiscales que integran el Parque Nacional Los Alerces y de las que la familia Catriman-Colihueque es poseedora desde hace más de dos décadas.

“Un hijo ya fallecido de Isabel Catriman primero y luego ella se establecieron en este campo, por acuerdo con el ‘fiscalero’ Lucio Freeman, quien incluso reconoció que ellos co-poseían” las tierras, relató la abogada.

Fallecido Lucio Freeman, Samame y Nahuel Serra negociaron con su hijo Luciano la adquisición de derechos posesorios que reclaman, con documentación en la que figuran tres compradores.

“Si Luciano Freeman vendió, el Estado, que es el administrador de las tierras fiscales, deberá tener en cuenta la posesión de Catriman-Colihueque”, ya que en ese caso “compraron tierras con indios adentro, como suele decirse”, subrayó Ivanoff.

Finalmente, argumentó que los adquirentes “ni siquiera residen en la provincia, algo que está prohibido por la ley de tierras fiscales”, publicó Tierra Viva.

Fuente: Con Sello Patagónico

Referentes de los pueblos originarios Mapuches se reunieron en los últimos días y redactaron un documento en el cual hacen su descargo donde reivindican sus derechos territoriales. «Somos un pueblo milenario retornando a su ancestral territorio», aseguraron.

Mientras crecen las tensiones en la Patagonia por los conflictos con las comunidades mapuches y las tomas de tierras en distintos puntos del sur del país, los referentes de los pueblos originarios se niegan a desalojar los terrenos y redoblan la apuesta.

A través de un comunicado que lleva la firma del Parlamento Autónomo Mapuche Tehuelche, manifestaron que «reivindicamos y reconocemos las autoridades ancestrales: Lonko, Machi, Pillan Kushe, Werken, y Kona del Lof Lafken Winkul Mapu, su territorio recuperado y la legitimidad de su autodefensa. Reivindicamos y reconocemos las autoridades que resisten y permanecen en cada uno de los territorios. Manifestamos nuestro legítimo derecho de retornar al territorio».

En la misma sintonía, señalaron que «repudiamos la condena mediática hacia nuestro Pueblo, la persecución judicial y el racismo social. No somos tomadores de tierras ni usurpadores, somos un pueblo milenario retornando a su ancestral territorio. Es preciso reconocer que la lucha por la recuperación territorial de nuestro Pueblo es política e histórica y no debe ser reducida a meros actos administrativos y a la judicialización».

Asimismo, las comunidades originarias agregaron: «manifestamos nuestro profundo rechazo a todo el sistema extractivista: mineras, petroleras, hidroeléctricas, forestales, robo sistemático de fósiles en nuestros territorios, turismo depredador, agrotóxicos, monocultivos, fracking, arenas silíceas, desmontes de bosques nativos, incendios intencionales y todo lo que atente contra nuestro territorio y nuestro desarrollo como Pueblo Mapuche. Nuestro territorio es permanentemente violentado mediante el saqueo, la contaminación, el extractivismo o la destrucción de la naturaleza como los incendios intencionales».

En tanto, dispararon: «Identificamos como operadores de este macabro plan al poder político, al poder económico, a los medios de comunicación mercenarios y al sistema judicial que allana el camino para legalizar ese violentamiento. Con la excusa de la falta de energía, el desempleo y el desarrollo turístico, el sistema extractivista Estatal-Privado propone instalar represas en los ríos, zonificar la meseta para la megaminería y el fracking, y arrasar con el bosque antiguo con los centros de Ski, negocios millonarios que vulneran el equilibrio en nuestros territorios».

El documento agrega que «en nombre de la ciencia y la preservación del patrimonio, los museos saquean, usurpan, distorsionan y exhiben. Jamás tienen en cuenta nuestros derechos territoriales –por ejemplo cuando el Museo Egidio Feruglio se lleva fósiles que “por algo están” en territorio mapuche—ni los sentimientos y memorias colectivas de nuestro pueblo. Estos son los casos, por ejemplo, del Museo de la Plata que, como dijo una papay, aun tiene “en cautiverio” a nuestros antepasado; y de los Museos de Bariloche y de Benetton que se adjudican el relato de “más de 10 mil años”.

«En estos últimos años, los gobiernos han intensificado la violencia a través de las fuerzas represivas sobre la lucha de nuestro pueblo, sofisticando las metodologías de criminalización con amenazas, provocaciones, espionaje o invención de causas. Denunciamos a los grupos a gendarmería, policía federal, grupo albatros de la prefectura, las policías provinciales; y a los grupos parapoliciales privados y estatales (como la Seguridad Rural en Chubut) que operan en los territorios en resistencia, avalados por los Estados Provinciales de Chubut y Río Negro y alentados por los medios de comunicación racistas que desinforman y confunden a la sociedad en general», añadieron los Mapuches.

Por último, los Mapuches subrayan que «el Estado debe respetar nuestra autonomía y libre determinación como pueblo preexistente en estos territorios. A su vez, manifestamos que la legislación existente en términos de reconocimientos de derechos, es limitada y restrictiva». Y advierten: «estamos en conocimiento de los planes de depredación y despojo. No dudaremos en tomar medidas de acción directas para impedir que se siga destruyendo nuestro territorio. Toda forma de lucha es válida en la defensa de nuestro wallmapu».

Fuente: La Tecla  Patagonia

Las comunidades Mapuche Tehuelche de la Meseta centro norte y vecinos de las localidades, queremos dirigirnos hoy al periodista Carlos Di Filippo.

Ante su visita a las localidades de la meseta queremos exponer que, como siempre, solo da voz a los pobladores con una postura claramente prominera. Y no le ha dado la misma posibilidad a quienes rechazamos la megaminería. Sin bajarse a conversar con los vecinos en las comunidades donde se pueden leer carteles de rechazo a dicha actividad en los accesos y en las casas.

Esta censura a nuestras voces, al negarnos la oportunidad de expresar nuestra opinión en medio tan importante como el que usted representa, no nos sorprende. Pero nos obliga a tomar cartas en el asunto y a dirigirnos por este medio a usted, y a toda la población.

Primero, vemos con preocupación que usted pueda moverse sin ninguna restricción o control por las localidades de la meseta. En un momento cuando en las ciudades de la costa Chubutense está aumentando el número de casos de Covid 19. Por lo que lo instamos a ser más responsable con sus acciones a futuro.

En cuanto a la entrevista que realizó en el pueblo de Gan Gan queremos aclararle algunos errores malintencionados de su parte.

El comparar a un inmigrante Español como el Sr. Rial con la familia Cual es muy grave, pues desconoce la realidad desigual y la historia que vivieron estos pobladores, y da una información equívoca a sus oyentes.

La familia Cual es originaria de estas tierras y hay registros de sus antepasados habitando la zona de Gan Gan que datan de fines del siglo XIX. El cacique José María Cual (Kalagapa) es quien solicitó las tierras en 1902, luego de haber padecido él y los suyos los actos genocidas de la campaña de Roca (que incluyeron asesinatos, violaciones, desapariciones y traslados forzados). Además, Kalagapa es recordado por haber dejado gran cantidad de registros de la lengua y la cultura Gününa Küna. Por eso no hay régimen de comparación.

Creemos que su comentario busca dar crédito a un poblador antiguo como Rial. Pero sepa usted ahora que la familia Cual, es la verdadera originaria, autóctona, que fundó la localidad de Gan Gan y habita ancestralmente estos territorios. Como otras familias Mapuche Tehuelche de la meseta.

Respecto a los campos abandonados que a usted tanto le llama la atención, queremos que sepa que esto es consecuencia de la ambición de los terratenientes de la meseta. Que despojaron y desarraigaron a los pobladores originarios, con la complicidad de agentes del Estado como el IAC, jueces y la policía. Ahora bien, cuando faltan los apropiadores sus descendientes venden o, como usted vio, abandonan estos campos. Causando graves dificultades para los productores ganaderos que siguen apostando a esta producción. Mientras resisten la embestida minera, el abandono del Estado y los depredadores.

De manera que es un error decir que los campos están abandonados porque «no hay trabajo». Al contrario, no hay trabajo porque los campos están abandonados.

Por último, le queremos decir que los pobladores de la meseta que rechazamos la Megaminería, vivimos y en su mayoría nacimos en la meseta. Nadie viene a decirnos que tenemos que hacer. Sostenemos que La Meseta No es Zona de Sacrificio y lo hacemos bandera. Somos conscientes de que es lo que queremos y de cómo queremos vivir en nuestros territorios, según nuestra cosmovisión ancestral.

Comunidad Yalalaubat

Comunidad Chacay Oeste – Laguna Fría

Comunidad Mallín de los Cual

Comunidad los Pino

Comunidad Ñuke Mapu El Escorial