Tag

responsabilidad

Browsing

Eduardo Ferro fue detenido en Peñíscola a finales de enero, después de un primer arresto en Madrid en 2017.

Agentes de la Policía Nacional han entregado a las autoridades de Uruguay al excoronel Eduardo Augusto Ferro Bizzozero, de 73 años, buscado por delitos de genocidio y lesa humanidad cometidos entre los años setenta y ochenta y responsable de la llamada Operación Cóndor en el país latinoamericano. El acusado, conocido por los alias de Guillermo y Óscar, fue detenido el pasado 28 de enero en la población castellonense de Peñíscola. Ya había sido arrestado en septiembre de 2017 en Madrid, pero aprovechó el proceso de extradición para desaparecer hasta que se recuperó su rastro en la turística localidad costera.

Las autoridades judiciales uruguayas le acusan de haber detenido ilegalmente, torturado y hecho desaparecer a jóvenes militantes de organizaciones opositoras al Gobierno Militar de Uruguay vigente entre los años 1973 y 1985, cuya actividad era esencialmente el reparto de propaganda y la organización de manifestaciones y reuniones políticas. Por estos hechos, el excoronel está acusado de delitos de genocidio y lesa humanidad.

El detenido fue presuntamente uno de los responsables en Uruguay de la Operación Cóndor, un intento sistemático de acabar con la disidencia política en América Latina urdido durante el periodo de dictaduras militares que se sucedieron en la década de los setenta y principios de los ochenta.

La detención se realizó conjuntamente por la Brigada Provincial de Información de Castellón y por la Interpol, en virtud de una orden de detención e ingreso en prisión decretada por la Audiencia Nacional, según ha informado la Policía en un comunicado.

El militar fue detenido el pasado 28 de enero en la localidad castellonense de Peñíscola, aunque su entrega a la Dirección General Contra el Crimen Organizado e Interpol uruguaya tuvo lugar el pasado sábado. La Audiencia Nacional había emitido una orden de detención en 2018, solicitada por las autoridades de ese país con el objetivo de proceder a su enjuiciamiento.

De hecho, Ferro ya fue detenido en 2017 en Madrid, en aplicación de la orden internacional de detención que pesaba sobre el militar. El titular del Juzgado Central de Instrucción 1, Santiago Pedraz, ordenó su ingreso en prisión a la espera de que las autoridades uruguayas remitieran la documentación para proceder a su extradición. Esta fue concedida en 2018, pero el militar aprovechó el proceso para darse a la fuga de las autoridades españolas. En junio de 2018, Interpol España volvió a solicitar una prórroga para concretar la extradición a Uruguay porque no podía ubicarlo, según informa el portal Sudestada.com.uy, dedicado a la investigación periodística y al periodismo de datos.

Ya en Uruguay, el excoronel, escoltado por funcionarios de Interpol, fue trasladado el sábado primero a una sede judicial, en cuyos alrededores “integrantes de la Asociación de Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos y Plenaria Memoria y Justicia, esperaban con carteles la llegada del exrepresor”, señala el mismo portal informativo uruguayo. Tras declarar ante una jueza durante seis horas ingresó en la prisión de Domingo Arena, donde cumplen su condena varios militares acusados de delitos cometidos en la dictadura.

El fiscal especializado en Crímenes de Lesa Humanidad, Ricardo Perciballe, informó de la prisión preventiva “hasta que se diluciden las nuevas excepciones de inconstitucionalidad que se plantearon. Que ya están resueltas, pero que se plantearon nuevamente”, según recoge Europa Press.

La Policía española ha destacado que la detención, junto a su posterior entrega a las autoridades uruguayas, “demuestra el férreo compromiso de la Policía Nacional por impulsar la cooperación internacional en el ámbito bilateral y multilateral”.

El coronel Ferro es investigado por su presunta participación en la desaparición del dirigente sindical Óscar Tassino en julio de 1977. Entonces, el militar era el jefe del Batallón de Contrainteligencia Militar, integrado en el Organismo Coordinador de Operaciones Antisubversivas (OCOA) de la dictadura uruguaya, encargado de detener, torturar y hacer desaparecer a los disidentes. Según testigos, el militar fue una de las personas que acudieron al domicilio del opositor y se lo llevaron al centro clandestino de detención La Tablada. Nunca más se supo de Tassino.

Ferro también es investigado por otros hechos de la Operación Cóndor. Entre ellos, la desaparición y asesinato del dirigente comunista Fernando Miranda; la desaparición de María Claudia García de Gelman, nuera del poeta argentino Juan Gelman; el secuestro en Brasil de Universindo Rodríguez y Lilián Celiberti, y la tortura y desaparición de Andrés Bellizi y Jorge Gonçalvez en Argentina. Tras la llegada de la democracia, el coronel fue el presunto responsable del espionaje a partidos políticos, sindicatos y organizaciones entre 1988 y 1991, un escándalo actualmente investigado por una comisión del Parlamento uruguayo.

El Consejo General de Guerra que investigó durante cuatro meses la responsabilidad de ocho altos oficiales de la Armada en el hundimiento del submarino ARA San Juan difundirá este lunes al mediodía su resolución, aunque los fundamentos del juzgamiento militar se conocerán en la semana, probablemente el viernes.

El Consejo de Guerra está conformado por el jefe y el subjefe del Estado Mayor Conjunto (EMCO) de las Fuerzas Armadas, el general Juan Martín Paleo (Ejército) y el brigadier Pedro Girardi (Fuerza Aérea), ambos en condición de vocales, mientras que lo preside un funcionario civil, el secretario de Estrategia y Asuntos Militares Sergio Rossi por delegación expresa del ministro Agustín Rossi.

El funcionamiento del Consejo General de Guerra que emitirá su resolución está reglamentado por la ley 26.394 (Justicia Militar) sancionada en 2008, que derogó el Código de Justicia Militar, introdujo modificaciones al Código Penal y Código Procesal (al personal castrense) y aprobó el Procedimiento Penal Militar para Tiempo de Guerra y otros conflictos, entre otras innovaciones.

En el caso de la desaparición y hundimiento del ARA San Juan, el Consejo de Guerra analizó desde el miércoles 25 de noviembre último, en audiencias celebradas en el Edificio Libertador (sede de la cartera de Defensa), la conducta y responsabilidad frente al hecho del exjefe de la Armada Marcelo Srur (a quien el exministro de Defensa Oscar Aguad le pidió el pase a retiro en diciembre de 2017) y del exjefe de la base naval de Puerto Belgrano, contralmirante Luis López Mazzeo, entre otros oficiales de la Armada.

El Consejo de Guerra también evaluó las acciones y responsabilidades del exjefe de Mantenimiento y Arsenales, Eduardo Malchiodi; del exjefe de Operaciones Carlos Ferraro; el excomandante de la Fuerza de Submarinos, Claudio Villamide; como también de los oficiales en actividad capitán de navío Héctor Alonso, capitán de fragata Hugo Correa y capitán de corbeta Jorge Sullia.

La resolución que se conocerá este lunes en horas del mediodía será la cuarta intervención del Consejo General de Guerra desde que el Congreso derogó el Código de Justicia Militar (a través de la ley 26394), precisaron a esta agencia desde la cartera de Defensa.

La proximidad de la difusión del fallo del Consejo de Guerra generó en los últimos días pronunciamientos de entidades ligadas a la Marina pero también de abogados que representan a familiares de los 44 submarinistas del ARA San Juan.

El Centro Naval, que nuclea a miembros de la Armada retirados o en actividad, difundió un comunicado en el que aseguró que “los marinos están en estado de vigilia por el cercano desenlace que juzga a un grupo de oficiales por los sucesos ocurridos con el submarino ARA San Juan”.

En el comunicado, el Centro Naval planteó que “el único responsable de la navegación segura, del rendimiento de ingeniería, de los disparos precisos (en el caso de guerra) y de la moral de la nave es el comandante”y luego señaló, en relación al fallo, que “aguarda que el Consejo de Guerra, en su decisión, resguarde estos principios, valores y votos, porque de otra forma estaría cambiando la esencia de la profesión del marino y la ancestral figura del Comandante en el mar”.

El ministro de Seguridad Federico Massoni cada vez que sale a aclarar oscurece, se hunde cada vez más en este juego de la papa caliente que es el endilgo de la responsabilidad de lo ocurrido el pasado sábado en la llegada del primer mandatario a nuestra provincia.

Massoni hizo su típica jugada… la de responsabilizar al otro, esta vez se metió con “Casa Militar” (organismo encargado de la seguridad presidencial), los responsabilizó básicamente de impedirles llevar a cabo sus tareas de resguardo a la investidura del primer mandatario; responsabilizó a un funcionario adepto al color político del gobierno de turno, como lo es el diputado Santiago Igón; responsabilizó de los ataques al director de hábitat de Lago Puelo Gustavo Castro; responsabilizó también al intendente de Lago Puelo Augusto Sánchez; en fin, lisa y llanamente le echó la culpa a dios y maría santísima de lo que había ocurrido, pero jamás se lo escuchó hacer un mínimo de autocrítica, conducta de la cual ya estamos acostumbrados y que no solo está poniendo en serio riesgo su cargo político, sino que también lo estaría arrastrando a su propio jefe Mariano Arcioni al precipicio y al resto del gabinete, provocando una tensa relación con el gobierno nacional.

Primera contradicción:

Massoni describió una situación que realmente parece fabulesca; aseguró que ese día hubo un verdadero “convoy” conformado por vehículos de la policía federal, de Casa Militar y móviles de la Policía de Chubut que se dirigían a uno de los lugares afectados por el incendio a la espera del presidente.

Luego aseguró que una camioneta de Casa Militar se atravesó en el camino y no permitió el paso de los “131” supuestos efectivos de la Policía de Chubut (en palabras de Massoni: “puestos estratégicamente”), que irían a los loteos afectados.

Declaró que en ese momento se desvían los móviles de la policía federal que iban al comienzo de esa caravana y que se van al centro cultural de Lago Puelo a esperar el aterrizaje del helicóptero presidencial, dejando a todo el contingente policial de Chubut impedido de continuar por esa famosa camioneta de Casa Militar que se atravesó en el medio para supuestamente obstaculizarlos; Massoni asegura toda esta historia a pesar de que no estuvo nunca en el lugar.

Allí hay una seria contradicción puesto a que no entendemos porque el ministro hace mención de todas estas circunstancias SI DE TODAS FORMAS NO IBAN A DIRIGIRSE AL LUGAR DEL ATERRIZAJE según lo acordado.

Segunda contradicción:

Massoni afirma que recibió de Casa militar un “falso itinerario”, refiriéndose a la agenda de recorrida de Alberto Fernandez en nuestra provincia; sin embargo el itinerario nunca fue “falso”, puesto a que el mismo Massoni admite que el plan no era recibir al presidente de la nación en el centro cultural, sino más bien esperarlo en la zona de los desastres.

Tercera contradicción:

Massoni da entender que el personal de Casa Militar “no los dejaron pasar” para colaborar con la custodia del presidente, no obstante después admite que HABÍAN MIEMBROS DE LA BRIGADA DE INVESTIGACIONES DE LA POLICÍA DE CHUBUT; de hecho aclara que son algunos de los que lo escoltan a Alberto Fernandez a la combi cuando comienzan los incidentes, como se ve en el video viralizado.

De hecho para su desgracia, se reforzó aún más la contradicción cuando tuvo que salir a desmentir los dichos que aseguraban que los que arrojaron piedras a la combi fueron individuos que se habrían escapado en una camioneta DUSTER gris, con vidrios polarizados de la BRIGADA DE LA POLICÍA DEL CHUBUT; dejando muy latente la idea de que los agresores podrían haber sido “infiltrados” de la Policía de nuestra provincia (teoría bastante fuerte, ya con repercusión nacional y que deja a Massoni y a Arcioni en una posición muy comprometida).

Massoni para desmentir esa teoría justificó la presencia de esa camioneta diciendo que efectivamente había dentro de ella personal de la brigada… pero que los que la abordaban “se encontraban filmando y sacando fotografías” a la gente.

Así que… ¿Cómo es la cosa? ¿Casa militar no dejó pasar a la policía del Chubut para custodiar al presidente, pero sin embargo en el lugar de los ataques había más policías de Massoni que los de la federal?

Presencia de brigadistas de la policía del Chubut junto al presidente, ¿Mentiras o verdades de Massoni?

Massoni también aseguró en una conferencia de prensa brindada en Jefatura de Policía que había miembros de civil pertenecientes a la brigada de la Policía de Chubut junto al presidente en aquel momento infernal en el que había que abordarlo a la combi.
Pero luego se empezó a decir que esos sujetos de gorra con visera y barbijo a los que se refería el ministro de Seguridad no serían policías sino miembros de la UOCRA, que habían sido solicitados como una especie de “custodia improvisada” para reforzar la seguridad del presidente.

Massoni desesperado…

Haciendo acuse de recibo de la baja credibilidad de sus dichos, el ministro de Seguridad en un acto de desesperación ordenó a los obsecuentes que manejan la página de Facebook del Ministerio de Seguridad, a “re-subir” la conferencia de prensa brindada el sábado que tuvo como objeto lavarse las manos con respecto al ataque al presidente.

Ordenó re-subirla pero en tramos, hicieron algo así como dividir la conferencia de prensa completa de alrededor de 20 minutos de duración en capítulos, para que ningún espectador se pierda sus dichos; por supuesto que no funcionó y Massoni sigue teniendo menos credibilidad que Don Ramón con el pago del alquiler… pero el ministro aún así sigue esforzándose por persuadir a los chubutenses; una notable convicción por subestimar al prójimo, aunque por el momento lo único que provocan sus declaraciones en el común de la gente es gracia.

La Dirección de Gestión Ambiental manifestó su preocupación por acciones que impactan en la calidad de vida de todos los habitantes de Trelew. Insisten en el cuidado de terrenos baldíos, el correcto manejo de residuos y aceites vegetales usadas, el uso racional del agua potable y el respeto de espacios públicos. Se aplicarán sanciones y multas a los que no cumpla con las normas vigentes.

La Municipalidad de Trelew, a través de la Dirección de Gestión Ambiental, apela una vez más a la responsabilidad individual y social de los vecinos para el cumplimiento de las ordenanzas vigentes, sobre aspectos que impactan directamente en la calidad de vida de todos los habitantes de la ciudad, como el cuidado de terrenos baldíos, el manejo de residuos y aceites vegetales, el uso racional del agua potable y el cuidado de plazas, rutas y espacios públicos.

Se recordó que en el caso de los terrenos baldíos, deben estar “libres de malezas, residuos, chatarras, a fin de no ocasionar un daño al ambiente y afectar la estética urbana, siendo exclusiva responsabilidad mantenerlos en óptimas condiciones, a los propietarios o poseedores de los terrenos”.

En cuanto al manejo de residuos las ordenanzas vigentes prohíben “el arrojo, acumulación y quema de residuos en la vía pública, provocando un daño visible o no al ambiente y a la infraestructura urbana de la ciudad”.

En el mismo sentido se establece que el agua potable, deberá ser utilizada de manera racional, con un uso moderado y consiente del recurso, regando sólo en horarios permitidos, que en el verano es entre las 20 y las 9 de la mañana; reutilizando el agua de piletas desagotadas; y realizando el lavado de vehículos con baldes, para evitar el derroche del vital elemento.

Otro punto fundamental para el cuidado ambiental de la ciudad es el correcto manejo y disposición final de los Aceites Vegetales Usados (AVUs) por parte de vecinos particulares, empresas y comercios. Los mismos no deben ser vertidos sobre las redes cloacales, conductos pluviales o sumideros, cursos de agua y suelo, sino que tendrán que ser recolectados y tratados en recipientes acordes, así como su traslado y disposición final, fuera del Área en donde se generen. Para garantizar que se cumpla con el tratamiento adecuado de los AVUs los generadores públicos y privados deben registrarse ante el Área de Gestión Ambiental que, a través de la Empresa RBA, brinda un servicio de recolección a los comercios y empresas generadores, siendo de carácter obligatorio para los comercios la entrega respectiva.

El cuidado y conservación de espacios públicos, plazas, rutas, es otra de las preocupaciones y objetivos de la gestión ambiental de la ciudad. Esto incluye la forestación de veredas públicas con especies arbóreas permitidas, la prohibición de dañar o afectar los árboles, plantas, iluminación, monumentos, juegos y todo elemento que se encuentre dentro de los espacios públicos, ya sean plazas, parques o rutas, entre otros aspectos.

Las ordenanzas vigentes para el ejido municipal de Trelew prevén una serie de sanciones y multas, que dependiendo de los casos y las reincidencias, pueden llegar a ser muy onerosas, por lo que se invita los vecinos de la ciudad a prevenir la aplicación de las mismas, cumpliendo con las normativas establecidas.

Los datos de los reportes sanitarios marcan que hay un curva a la alza en la cantidad de casos de COVID-19 como en los niveles de internación y ocupación de camas de terapia intensiva. En este contexto, el intendente Sastre adelantó que “seremos responsables con las medidas que tenemos que tomar” porque “con ninguna medida voy a comprometer una situación que empeoré o que ponga en perjuicio al resto de los ciudadanos”.

Las declaraciones fueron realizadas tras la reunión que el jefe comunal encabezó junto al director del Área Programática Norte, Mauricio Lucero, y con la jefa de Epidemiología del hospital Isola, Denise Acosta, además de un llamado telefónico con el ministro de Salud –Fabián Puratich- que le confirmó que nación está evaluando medidas que se anunciarían en las próximas horas.

El intendente Sastre, reconoció que “estamos preparándonos porque sabemos que no serán momentos fáciles, que los contagios y la curva va en aumento nuevamente” añadiendo “estamos a la espera porque desde el gobierno nacional están estudiando la situación y viendo cómo se va a seguir”.

En este contexto, evitó pronunciarse aunque aclaró que “voy a ser respetuoso y esperar las medidas que van a imponer desde el gobierno nacional” acotando que “todo aquello que nos asegure estar mejor a nivel salud ahí vamos a estar”.

Fuentes: Noticias pmy

Augusto Sánchez, mandatario de Lago Puelo, recordó: “Desde el jueves pasado las autoridades del Hospital de Lago Puelo definieron que había circulación comunitaria en esta localidad”. Además, hablo del nuevo método de trabajo que llevará a cabo el Hospital de Lago Puelo: “En términos sanitarios implica un cambio en la metodología de diagnóstico. El hospital a partir de hoy, ya con que una persona se acerque o llame por teléfono y confirmé más de dos o tres síntomas compatibles con el Covid-19, ya lo confirmaría con un caso positivo. Esto va a significar un aumento de casos en la localidad de Lago Puelo a partir de hoy. Esto responde a un cambio de modalidad del Hospital, en el sentido que comenzó a hacer más testeos y muestreos. Al testear más se van a ver más casos positivos. Esto no se venía haciendo en forma sistemática, se comenzó a hacer justamente para las fiestas de Navidad, por eso pasamos de 3 o 4 casos a los más de 30 que tenemos hoy“.

El intendente cordillerano, admitió: “Estuvimos conversando con la directora del Hospital en extremar las medidas de precaución, prevención y recomendación, fiscalizar mucho más los restaurantes, donde los controles que venimos haciendo se puede ver que respetan las distancias obligatorias de las mesas. También conversamos que este es el momento de mayor responsabilidad individual. Vemos que en muchas partes del país se está dando una flexibilización o relajamiento con el cuidado personal”.

“Ya está demostrado que los vectores del virus son los jóvenes entre 18 y 30 años, son los que estarían portando el virus y lo están llevando a sus casas donde hay adultos mayores u otras personas de riesgo. Por eso es importante insistir en el cuidado personal, usar tapabocas y el lavado de manos, además de mantener la distancia social, pero sobre todo la distancia social comunitaria, evitando las reuniones grupales”, aseveró.

Lago Puelo se encuentra a pocos kilómetros de El Bolsón, donde la situación sanitaria es mucho más compleja, pero Sánchez no cree que ese sea el único factor del crecimiento de casos en su localidad: “Los factores son múltiples, porque hasta el día de ayer no había turistas en Lago Puelo que sean casos positivos. Casi todos los casos son locales y tienen que ver con los encuentros de las noches del 24 y 25 de diciembre, y las noches posteriores”. Por otro lado, admitió: “La mayoría de los turistas que tenemos nosotros es de la costa, es decir Trelew, Madryn, Comodoro, más del 50% son chubutenses que han venido a disfrutar Lago Puelo y del noroeste de la provincia. Solo un 5% proviene de Buenos Aires, según las estadísticas de ayer a la noche”.

Al ser consultado sobre si el turismo puede acercarse a vacacionar a Lago Puelo, respondió: “El turismo y todas las personas, en la medida que volvamos a cuidarnos mucho más, puede venir tranquilo y tiene que venir al noroeste de Chubut”.

En cuanto a la capacidad de respuesta que mantiene el hospital de localidad cordillerana, indicó: “Hoy todas las personas que son positivas de Covid están transitando la enfermedad en sus casas. El hospital de Lago Puelo, como los de casi todo el noroeste de Chubut, en especial el de El hoyo y el Epuyen, son los hospitales rurales y tienen una capacidad limitada de internación pero para situaciones leves, sencillas, no solo de Covid sino que para otra patología también. Si algo sucede y alguien necesita equipo de respiración o más complejidad hay que derivarlo a Esquel, y allí si hay muchos más casos”.

“Indistintamente del Covid, tenemos que ser optimista de que vamos a salir adelante”, expresó.

Además, hablo sobre las medidas de las que se hablan para detener la suba de casos a nivel nacional: “Hoy leí una noticia a nivel nacional que se prevé el toque sanitario, una restricción de circulación a partir de las 22, y quizás ir avanzando en alguna medida más restrictiva como tuvimos antes. Por un lado estoy preocupado, pero por eso hay que insistir más que esto es una cuestión de cuidado individual que hace al cuidado colectivo, hay que seguir trabajando en esa línea. Después cada localidad trata de mejorar su sistema de salud, prevención y del cuidado de los propios vecinos”

En cuanto a la temporada de verano y el turismo, indicó: “Estamos trabajando con Gestur y con la Cámara de Comercio y Turismo, donde se nuclean todos los prestadores de esta localidad. En primer lugar para insistir en que son los primeros responsables en hacer respetar los protocolos. En nuestras campañas le decimos al vecino, sea local o turista, que si va a una confitería y ve que hay mucha gente, no tiene la obligación de entrar, por eso insisto que es una responsabilidad individual, de cuidarnos nosotros y así cuidar al de al lado. Apelamos a la máxima responsabilidad individual”.

El intendente de Lago Puelo, Augusto Sánchez, participó de una reunión de emergencia del COEM convocada luego de recibir la carta del Hospital Rural de Lago Puelo en cuanto al aumento de contagios de covid-19 en la localidad. En este nuevo encuentro se tomaron nuevas definiciones para reducir las aglomeraciones de personas y la circulación por causas no esenciales.

“Desde el COEM reiteramos el pedido a salud provincial para reforzar con personal y equipamiento al Hospital de Lago Puelo, solicitamos al Parque Nacional la apertura de los caminos a la Playita y el Delta del Azul para evitar la concentración en un mismo lugar, reclamamos el hospital modular que fue mencionado en su momento y convocamos a una conferencia de prensa para el martes 5/1 a las 11 en la que daremos a conocer a la localidad toda el estado de situación epidemiológica”, expresó Augusto.

“Escuchamos a quienes son la primera barrera contra esta pandemia que es el personal de salud. Está demostrado que volver a cerrar todo es inviable en el momento y por eso tenemos que aprovechar al máximo los recursos que tenemos. Tenemos en cuenta que somos una Comarca Andina con El Bolsón y tenemos parientes a ambos lados de la frontera interprovincial. Logramos habilitar la Ruta 16 pero ahora toca a cada quien ser responsable. Si se va a salir con pandemia es necesario facilitar la dispersión de gente, así como el cumplimiento de medidas de higiene en la máxima medida posible”, agregó el intendente.

“Tenemos que poder ser los propios ciudadanos los que aportemos para cumplir las medidas y por eso proponemos la existencia de un espacio al cual podamos avisar en caso de incumplimiento. Estamos en un promedio de diez testeos por día, a veces el testeo rápido puede dar un falso negativo y por eso es importante que todos aquellos que esperan resultados se aíslen por prevención”, explicó la directora suplente del Hospital Rural de Lago Puelo, Sandra Castillo.

“Se espera un incremento de casos para el lunes producto de los testeos que realiza el Hospital. Hay que seguir llamando a la responsabilidad, los pacientes que tienen dos o más síntomas de covid son hisopados. Recordemos los síntomas como cefalea, dolor de cuerpo, tos, dolor de garganta y fiebre”, agregó Castillo. Los días 6 y 7 se llevará adelante en la localidad el programa Detectar, con sede en el Gimnasio Municipal. En el operativo se podrán recibir consultas en mayor cantidad. Sólo deben acercarse quienes presenten síntomas.

En el encuentro estuvieron presentes la secretaria de Gobierno, Carola Salguero; el subsecretario de Turismo, Néstor Schaffner; la coordinadora de Juntas Vecinales, Nancy Calocerinos; el presidente de Gestur, Miguel Ángel Sosa; el titular de la Cámara de Comercio, Alejandro Rechene; la sargento de Bomberos Voluntarios Lago Puelo, Nuria Vera; concejales Cristina Jara y Rocío Zucarelli; el director de Defensa Civil municipal, Julián Cayún y la médica neumonóloga, Rosa Benítez.

Reuniones al aire libre con distancia social y entre no más de 10 personas que sólo se saquen el barbijo para comer o beber y no compartan utensilios son las recomendaciones principales para estas fiestas de especialistas infectólogos consultados por Télam, quienes apelaron a la «responsabilidad social» en coincidencia con las indicaciones ya efectuadas por el Ministerio de Salud y la OMS.

«Van a ser unas fiestas atípicas, con circulación del virus y aumento de los casos. En este contexto no es que no se puedan hacer reuniones, pero hay que conocer los límites y saber qué medidas tomar para que esto no termine después en más casos, internaciones y muertes», dijo a Télam Daniel Stecher, jefe de Infectología del Hospital de Clínicas.

Por su parte, la médica infectóloga y secretaria de comunicación de la Sociedad Argentina de Vacunología e Infectología (SAVE), Florencia Bruggesser, aseguró que pueden constituir una «situación de riesgo» no sólo las fiestas sino «también las reuniones previas de fin de año con los grupos de amigos o del trabajo».

En ambos casos «hay que tratar de que sean al aire libre o en interiores bien ventilados sin aire acondicionado», extremar las medidas de higiene como el lavado de manos o evitar tocarse la cara, y «tratar de conservar la distancia social», fundamentalmente con los adultos mayores e integrantes de los grupos de riesgo que «deben estar más separados del resto».

La especialista detalló una serie de estrategias adicionales para minimizar los riesgos de contagio de la Covid-19.»Una de las cosas que sería recomendable es un aislamiento relativo previo, es decir que las personas que saben que se van a reunir con otras fuera de su grupo íntimo sólo salgan de casa a trabajar para evitar contagiarse y llevar el virus a las reuniones», dijo.

Las reuniones familiares y entre amigos, preferentemente deben ser al aire libre y con tapabocas.
Las reuniones familiares y entre amigos, preferentemente deben ser al aire libre y con tapabocas.

Otras medidas de prevención son «señalizar los vasos con el nombre» de cada comensal para evitar los intercambios, «tratar de que sea uno solo el que reparta la comida o que cada uno se sirva» y si no es posible evitar los abrazos entre personas que no se ven hace mucho tiempo, buscar la forma de que «las zonas respiratorias no se junten».

En el caso de las personas que se trasladan de una provincia a otra para participar de estas reuniones, una medida adicional de cuidado es «hacerse espontáneamente un hisopado o PCR 48 o 72 horas antes de la reunión» cuando la jurisdicción a la que ingresa no lo requiere, porque «si es negativo y la persona está asintomática, puede estar más segura de que no representa un riesgo de contagio» para el resto.

Por otro lado, es preferible elegir comidas frías y livianas para no aumentar la temperatura corporal y ambiental por el funcionamiento de los hornos y cocinas, y poder evitar mejor el aire acondicionado que «recircula el aire si alguien tiene coronavirus, puede contagiar a más personas si está todo cerrado».

«No es que podamos hacer lo mismo que hace una año atrás, sino que podemos hacer lo que no podíamos hacer hace dos meses, pero con muchísimo cuidado», apuntó Stecher.

El especialista aseguró que la clave es «la responsabilidad personal y social, que es lo que va a controlar el virus, más allá de lo que pueda hacer un gobierno, un ministerio», a partir de entender que «ya no es lo que nos piden que hagamos, sino que hagamos lo que nosotros sabemos que se debe hacer».

En ese sentido, pidió no relajarse ni caer en la falsa seguridad que pueden dar las noticias sobre la aprobación de vacunas y su llegada al país.

«La vacuna que llegó es la primera partida destinada para una población muy especial que es el personal de salud, el resto de la población las recibirá a medida que llegue. Y aunque tenga puestas las dos dosis, la inmunidad demora, por lo que yo creo que vamos a mantener las medidas de distanciamiento durante el siguiente año, cuando se haya podido medir el impacto de la vacunación», dijo.

Consejos oficiales

En la página oficial, el Gobierno nacional enumeró una serie de recomendaciones para las fiestas: además del repetido recaudo de festejar al aire libre y, de no ser posible, en lugares bien ventilados, pidió «limitar las reuniones y/o festejos familiares o sociales durante los 14 días previos, más aún, si está previsto compartir fiestas con personas que presenten factores de riesgo, principalmente mayores de 60 años».

La Sociedad Argentina de Infectología (SADI) también resaltó el cuidado con los adultos mayores o personas de riesgo.En un comunicado, advirtió que «si hay personas mayores de 60 años en nuestro entorno, o con factores de riesgo, alentarlas a participar de la reunión de manera remota o asegurarnos que el sitio elegido para la misma cuente con las mejores condiciones de espacio y ventilación posibles, instándolos a que permanezcan un tiempo corto».

Muchas personas se están preparando para reunirse con sus familiares, amigos y seres queridos. ⤵️

Aquí te mostramos 7️⃣ pasos para prevenir la propagación de #COVID19 durante estas #FiestasSaludables pic.twitter.com/ARnEamew6U

— OPS/OMS Argentina (@opsargentina) December 23, 2020

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) pidió continuar con el uso de tapabocas durante las fiestas de Navidad y de fin de año y resaltó que en Europa, en particular, existe un «riesgo elevado» de que la pandemia se agrave a comienzos de 2021.

«Puede resultar incómodo llevar mascarilla y respetar las distancias cuando se está con amigos o familiares, pero esto ayudará en gran medida a que todos estemos seguros y sanos», señaló la oficina de la OMS en Europa en un comunicado en el que recomienda «usar una mascarilla y mantener las distancias» durante las reuniones familiares.

El director del Hospital Rural de Epuyén, Jorge Rubilar, se refirió a la situación epidemiológica de la localidad en el marco de la pandemia de Covid-19.

En diálogo con AzM Radio, explicó el alcance de los cuidados y el «relajamiento» de la comunidad en dicho escenario, como así también habló sobre los insumos y el recurso humano con el que cuenta actualmente el nosocomio.

El «paciente cero», sin nexo

Al respecto, Rubilar comentó que «el día sábado a primera hora obtuvimos el primer resultado positivo en Epuyén, y por contacto estrecho fueron declarados el grupo familiar y dos personas más positivas, por lo que en total son 6 casos, cinco con nexo y el caso principal que no tiene nexo».

Asimismo, el facultativo relató que «el grupo de trabajadores comunitarios del equipo de Salud trabajó hasta la madrugada y logró aislar a unas 50 personas que eran contactos (estrechos) de esta gente».

Recursos limitados

Sobre la situación actual del hospital, Rubilar expuso que «estamos con el recurso humano contado, con el necesario; esperemos que no se nos enferme nadie del equipo de Salud porque se nos complicaría» y agregó que «tenemos los insumos necesarios por ahora, si esto se controla medianamente estaremos bien, veremos qué pasa más adelante».

Analizan dos muestras más

«Ahora», continuó, «se están analizando dos hisopados que se hicieron el domingo por la noche». Las muestras son enviadas a la localidad de Esquel y «este lunes a las 6 de la mañana salieron las muestras para allá», por lo que esta semana se conocerían los resultados.

Comunidad «relajada»

Por último, el director del nosocomio pidió a la comunidad «que se cuide mucho porque esto debe pasar por la responsabilidad de cada uno, por cuidarnos con el tapabocas, el lavado de manos frecuente, la distancia necesaria entre persona y persona en los lugares públicos» y remarcó que «el análisis que hacemos nosotros indica que, como nosotros no teníamos casos en Epuyén y tampoco la Comarca, estábamos como bastante ‘relajados’, hay personas que no usan barbijo, se ha visto grupos importantes de gente sin él y eso no está bien; eso lo he visto incluso en una marcha en Epuyén»

Ariel Urbano, director del hospital Isola, reconoció que “hemos tenido una disminución en los casos en la consulta como en la internación del servicio de clínica médica donde tenemos 18 pacientes internados COVID positivo, aparte de los no COVID”.

El mes de noviembre finalizó en Puerto Madryn con una fase con menor número de casos positivos de COVID-19 y que se reflejan en los informes diarios del Ministerio de Salud de la provincia.

Los datos estadísticos arrojan que diariamente se registran menos de 100 casos de coronavirus en el Área Programática Norte aunque existe un nivel de internación que sigue bajo monitoreo diario pese a la baja que se ha registrado en las últimas semanas.

En contraposición el área de terapia intensiva sigue con altos niveles de ocupación porque “tenemos 10 personas internadas con asistencia respiratoria mecánica y 2 pacientes en otros sectores del hospital como terapia, pero no son COVID”, comentó el director del nosocomio.

Con estos datos, las autoridades adelantaron: “Vamos a seguir monitoreando la ocupación de camas y consultas que, en especial por guardia, han disminuido. En la última semana hemos visto un aumento de otros diagnósticos porque hay más circulación de gente y actividades que trae aparejado otros motivos de consultas que pueden derivar en internación o no”.

Ante la curva descendente que se aprecia se introdujeron modificaciones en el triage que pasó a estar dentro del sector de la guardia, en un área que antes ocupaba servicio social que comenzó a desempeñarse donde anteriormente se hacía la primera evaluación de los pacientes.

“Por cuestiones de operatividad hemos modificado el triage. Desde marzo hasta ahora se estuvo haciendo en unos conteiner pero desde ahora será refuncionalizado en la parte interna de la sala de espera de la guardia, donde funcionaba servicio social”, detalló Urbano. El facultativo recalcó que la decisión del cambio apunta a “optimizar los tiempos de demora en la guardia para que la gente no este mucho tiempo esperando en la sala”.

Desde la dirección del centro asistencial se está planificando la posibilidad de habilitar nuevos consultorios de atención en la parte quirúrgica, así como de control de pacientes crónicos, aunque coincide con un cansancio importante del personal por los meses de tensión y trabajo.

Urbano explicó que “hemos comenzado a dar licencia en algunos servicios para darle descanso a la gente que se lo está mereciendo mucho”. Ello es factible por la merma en los casos positivos y las consultas.

A un mes de Navidad, el director del hospital reconoció que “pensamos y estamos preparados para que pueda haber un rebrote en el mes de enero”, agregando que “cada vez que se van habilitando actividades se va aumentando el número de contagios”.

Desde allí que se volvió a insistir con extremar las medidas de prevención porque “en la ciudad hay una calidad de vida normal. Por eso pedimos mayor responsabilidad de la gente para que pueda mantener el distanciamiento, evitar compartir el mate y las botellas porque vemos que ahí es donde hay más contagio. Esperemos que tras la fiesta podamos seguir tranquilos durante el mes de enero”.