Tag

Santa Cruz

Browsing

Hasta el 31 de agosto los estudiantes del último año del secundario o egresados hasta 25 años pueden inscribirse. Las becas son para las carreras de Ingeniería en Inteligencia Artificial, Licenciatura en Negocios Digitales y Licenciatura en Ciencias del Comportamiento.

Con el objetivo de formar a los jóvenes de la región e impulsar el rol de la mujer en la industria, Pan American Energy (PAE) y la Universidad de San Andrés (UdeSA) lanzan una nueva edición de becas para estudiantes secundarios de las provincias de  Chubut y Santa Cruz, en un trabajo articulado con el Ministerio de Educación de Chubut y el Consejo Provincial de Educación de Santa Cruz.

Las becas están enfocadas en las carreras del futuro, las cuales buscan desarrollar las competencias profesionales que la industria del petróleo y gas va a requerir en los próximos años, como así también promover el talento vinculado a las habilidades STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) y las nuevas tecnologías. La beca contempla el 100 % del arancel universitario, el alojamiento y los gastos de manutención.

La convocatoria está destinada a todas aquellas estudiantes de colegios públicos y privados – con subvención estatal – que estén cursando el último año del secundario o que hayan egresado, pero sean menores de 25 años y que estén interesadas en las siguientes carreras: Licenciatura en Negocios Digitales, Licenciatura en Ciencias del Comportamiento e Ingeniería en Inteligencia Artificial.

Las postulantes deben ser argentinas menores de 25 años y vivir en Chubut y Santa Cruz, pueden registrarse hasta el 31 de agosto, en el sitio www.becaspae.com

El proceso de selección se realizará en varias etapas. Las aspirantes deberán rendir el examen de manera virtual durante el mes de octubre. El criterio determinante de selección será el mérito académico en el examen de ingreso y la situación económica familiar. A partir de esos resultados, PAE y la Universidad de San Andrés designarán a las beneficiarias.

Así lo comunicaron desde la Agencia Regional Federal Patagonia Sur de la Policía Federal Argentina, con sede en Comodoro Rivadavia

La Agencia Regional Federal Patagonia Sur de la Policía Federal Argentina, ubicada en la Avenida Rivadavia 1.183, con jurisdicción en las provincias de Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego, informó a la ciudadanía que se encuentran disponibles tanto la línea telefónica: 297-4461189 y el correo oficial: dg.arf.patagoniasur@policiafederal.gov.ar.

Sobre los mismos se podrán recepcionar denuncias sobre ilícitos de índole federal.

El despliegue de los agentes de la Policía se montó tras tareas de investigación que la fuerza realizó vinculado al hecho ocurrido este año en la ciudad de Perito Moreno, Santa Cruz, en el que dos delincuentes robaron la caja fuerte de un Rapipago con $2 millones. Por el hecho, un policía y otro hombre conocido por varios encuentros con la ley fueron atrapados esta mañana en Trelew, durante el registro de sus viviendas.

El trabajo conjunto entre personal policial de Investigaciones de Chubut y Santa Cruz permitió este día la detención de un policía chubutense y otro hombre con grueso expediente policial.

A raíz de la información recopilada en la investigación, esta mañana se llevaron a cabo cuatro allanamientos en la ciudad de Trelew que nacen a raíz de un robo cometido el 14 de marzo de este año en el que dos delincuentes robaron la caja fuerte de un Rapipago en la ciudad de Perito Moreno, y huyeron con $2 millones de pesos, además de otros elementos.

Según informaron fuentes policiales, en la operación que llevó a cabo el Departamento de Investigación de Perito Moreno en colaboración con la División de Investigación de Trelew, se logró identificar a las dos personas como los principales responsables del robo.

De acuerdo a los elementos encontrados durante los allanamientos de mañana en Trelew, se procedió a la detención de los sospechosos, mediante un operativo que involucró una importante presencia policial en la calle Remedios de Escalada al 700 y Joseph Jones al 1200.

Desde la fuerza de seguridad aseguraron que las piezas recolectadas durante las diligencias guardan relación estrecha con el ilícito investigado. En las viviendas hallaron las prendas de vestir que llevaban los hombres al momento de cometer el hecho, un arma de fuego, municiones, handies, marihuana y elementos de corte.

Conforme a lo explicado por la Policía, los detenidos serán trasladados a la Alcaidía de Trelew y quedarán a disposición de la justicia de Santa Cruz.

Es en base a la evaluación del avance de la segunda ola de coronavirus que realiza la dirección nacional de Epidemiología. La provincia patagónica en los últimos catorce días, pasó de dos departamentos a toda la provincia bajo esa denominación.

Este miércoles en conferencia de prensa, Analía Rearte, directora nacional de Epidemiología, informó: «Estamos en una situación epidemiológica muy diferente en relación a la velocidad de aumento. Tenemos circulación cada vez más importante de nuevas variantes, y a diferencia de lo ocurrido el año pasado, si bien el AMBA tiene una velocidad muy importante y es el epicentro, está creciendo de manera exponencial en la gran mayoría del país».

Según los datos elaborados la dirección comandada por Rearte, el riesgo epidemiológico aumentó en un 875 en los últimos 14 días. En este marco, Argentina pasó de tener 85 a 159 departamentos con alto riesgo de transmisión de coronavirus.

En este sentido, la especialista explicó que «todos los grandes aglomerados urbanos están con aumento exponencial de casos. Los departamentos de más de 40 mil habitantes que se monitorean con los indicadores epidemiológicos, en las últimas dos semanas se han duplicado aquellos que se encuentran en alto riesgo epidemiológico».

En Santa Cruz, en los resultados de los últimos 14 días van en ese mismo sentido. Según expone el índice de riesgo epidemiológico por departamento de más de 40.000 habitantes, la provincia patagónica pasó de tener sólo dos departamentos, Lago Argentino y Río Chico, con alta transmisión del virus a presentar todo el territorio en rojo.

Fuente: La Opinión Austral

Este martes, la subsecretaria de Acceso y Equidad en Salud, Laura Beveraggi, brindó detalles sobre la cantidad de dosis aplicadas en el marco de la campaña de vacunación contra el Covid-19.

En este marco, la referente provincial indicó que Santa Cruz superó las 50.000 dosis aplicadas, y que este lunes se recibieron 6.600 dosis de vacunas de Oxford y AstraZeneca, las cuales corresponden al Fondo Covax de la Organización Mundial de la Salud. «Las mismas ya están disponibles para ser distribuidas en toda la provincia», agregó.

Además, la funcionaria sanitaria destacó que en la provincia se sigue llevando a cabo el plan de vacunación y que se sigue «vacunando a los mayores de 60 años en todos los centros de vacunación de cada localidad. Esta semana se abrirá el registro y turnos para el grupo de riesgo en la página https://www.santacruz.gob.ar/vacunarparaprevenir».

Por otro lado, Beveraggi se refirió a la validación que llevó adelante la provincia en relación con las personas que tienen factores de riesgo y enfermedades que predisponen a defenderse más del Covid-19. Al respecto comentó: «Si uno no se encuentra en esos padrones, se incluyen automáticamente presentando una certificación médica por aquellos que están realizando el triage en cada centro de vacunación, y así conseguirán el turno para hacerlo de forma ordenada como veníamos haciéndolo hasta ahora».

Asimismo, la funcionaria santacruceña indicó que ante cualquier duda que se presente, se pueden comunicar a través de la página de Vacunar para Prevenir, lo que permitirá que las dudas sean respondidas.

Por último, Beveraggi expresó: «No solo estamos vacunando contra el Covid-19 sino que también está disponible la vacuna antigripal. La provincia ya recibió las dosis para los mayores de 65 años, adultos jóvenes y niños. La vacunación antigripal se lleva adelante como en años anteriores. Cada centro de salud es centro de referencia».

Fuente: Radio 3

A más de un mes del inicio del ciclo lectivo, casi toda la provincia de Santa Cruz aun mantiene sus aulas cerradas y el 90% de los estudiantes siguen de manera virtual.

Si bien la presencialidad en el país es dispar, la provincia es la única que hasta el momento no avanzó en el regreso de los alumnos a las escuelas. Incluso cuando hace solo dos días votaron en el Consejo Federal a favor de sostener los colegios abiertos pese al avance de la segunda ola.

El Gobierno de Alicia Kirchner dispuso que los distritos con transmisión comunitaria de coronavirus no pueden abrir sus escuelas. Y esos distritos son todos los más poblados y, por ende, reúnen más del 90 por ciento de la matrícula: Río Gallegos, Calafate, Caleta Olivia, Río Turbio, Pico Truncado, Perito Moreno, Puerto Deseado y Las Heras.

Tan solo las escuelas rurales pudieron retomar con una presencialidad limitada. La mayoría de los alumnos se traslada y duerme en los establecimientos. Por ende, concurren bajo un esquema de 15 días sí y 15 días no por mes.

Gran parte de la matrícula urbana asiste a escuelas públicas, donde por conflictos gremiales hace años no se desarrolla un ciclo lectivo con regularidad. Los colegios privados, sin embargo, tampoco fueron habilitados por el ministerio de Salud provincial para comenzar.

“Nosotros tenemos todos los protocolos armados desde agosto del año pasado. Estamos en condiciones de dar clases y no se nos permite. Mientras todo estuvo abierto: turismo, aeropuerto, deportes, hasta el casino. No nos dan razones concretas, pero sabemos que es para que no nos adelantemos a las escuelas estatales, cuyos edificios en muchos casos no están en condiciones”, dijo la dueña de un colegio privado santacruceño a Infobae.

Los padres apelaron a distintas vías de reclamos: enviaron varias cartas a la gobernación y a los principales funcionarios provinciales, llevaron adelante una clase pública, organizaron cacerolazos. La manifestación más resonante fue la que llevaron adelante en la residencia de Cristina Kirchner, mientras la vicepresidenta estuvo alojada unos días en El Calafate. Del otro lado, nunca obtuvieron respuesta más que dilaciones.

Durante 2020, los estudiantes santacruceños hicieron todo el ciclo lectivo en forma virtual. Ni siquiera cuando se habilitó a nivel nacional la posibilidad de actividades de reencuentro, la gobernadora Alicia Kirchner aceptó la modalidad.

Fuente: Infobae

El Tribunal Oral Federal de Santa Cruz condenó a Miguel Elvis Tarraga, un hombre oriundo de Bolivia, por falsificar un título de especialista médico en Terapia Intensiva y presentarlo ante el Consejo de Médicos de esa provincia.

El hombre, de 32 años de edad y con domicilio actual en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, recibió 2 años de prisión en suspenso por ser autor del delito de falsificación de documento público (artículo 292 del Código Penal).

La causa inició el 19 de julio de 2017 luego de que el secretario general del Consejo de Médicos de Santa Cruz, Dr. Pablo Aodassio, realizara la pertinente presentación y denuncia ante la Fiscalía.

En la misma, se presentó que al dorso del título se encontró una estampilla del Ministerio de Educación de la Nación pero que, al consultar en la web www.Sicer.siu.edu.ar, “no se encontraron resultados para su búsqueda”.

Asimismo, se detalla la “finalización de carrera de medicina el 31 de mayo de 2017, cuando en realidad se recibió el día 10 de julio de 2012 y fue validado su título ante la Universidad Nacional del Nordeste el día 12 de noviembre de 2016”, consta en el fallo al que tuvo acceso La Opinión Austral.

Además, se detalla que “se expidió el título por la UBA 23 días después de recibirse, cuando normalmente lleva un tiempo de entre 3 y 4 años”, y “que las firmas que obran en el documento, por los menos tres de ellas no corresponden a sus titulares (Prof. Dres. Sergio Luis Provenzano, Carlos Reyes Toso y Alberto Barbieri)”.

“Los originales de los títulos poseen un sello de agua y en el presentado por Tarraga está impreso en tinta, por lo que se consultó al Decanato de la Facultad de Medicina de la UBA, quien informa la falta de antecedentes del profesional en cuestión ante esa Casa de estudios, y se acompaña el título original de especialista”, se agrega en la resolución.

En ese sentido, se agrega que “la consulta sobre la currícula de la carrera de Medicina Crítica y Terapia Intensiva demuestran que las condiciones de admisión, el régimen y el plan de estudios tornan, materialmente imposible que el acusado haya podido concluir sus estudios de posgrado entre el 22 de noviembre de 2016, fecha de revalidación de su título de doctor en Medicina ante la Universidad Nacional del Nordeste, y el 31 de mayo 2017, fecha del título presentado, supuestamente expedido por la UBA”.

A todo ello se le sumó un informe en el que autoridades de la UBA aseguraron que “las firmas en el título que presenta no guardan relación con las firmas reales de las autoridades firmantes”.

La Justicia Federal llegó a la conclusión de que Tarraga falsificó todas esas firmas. En el fallo, se detalla que “todo ello se halla corroborado por la Pericia Caligráfica practicada por personal especializado de la Dirección de Criminalística y Estudios Forenses, que tras el análisis grafológico comparativo del diploma y de otros documentos indubitadas (formulario de reconocimiento ante el Consejo de Médicos de la Provincia de Santa Cruz) arribó a la conclusión de que había una correspondencia entre las firmas insertas por el imputado en todas las piezas, lo que permite concluir que el imputado fue quien elaboró el documento apócrifo presentado ante el Consejo de Médicos de la Provincia de Santa Cruz a fin que se le reconociera la especialidad médica”.

La causa llegó a resolverse mediante juicio abreviado, luego de que la fiscal general subrogante ante el Tribunal, Dra. Patricia Kloster, requiriera que se condenara al imputado a dos años por falsificación de documentos.

El abogado de Tarraga, Dr. Gabriel Bertorello, adhirió a esa solicitud, compartiendo la calificación legal que la Fiscalía realizó y al monto de la pena, y su pupilo reconoció haber realizado dichas falsificaciones.

El fallo lleva la firma del juez Jorge Eduardo Chávez y la secretaria de Cámara, Dra. Griselda Arizmendi.

Fuente: La Opinión Austral/ADNSUR

En noviembre se presentó un proyecto de ley para la creación de un «Área Marina Protegida Bentónica» en la «plataforma continental bajo jurisdicción argentina» que corresponden al Agujero Azul con el objetivo de defender la fauna oceánica.

El Agujero Azul es una zona de aguas internacionales que se ubica aproximadamente a 500 km al este del Golfo de San Jorge. Allí, la plataforma continental argentina se extiende más allá de la Zona Económica Exclusiva (ZEE), que se expande a 200 millas náuticas de la costa, lo que la hace un área relativamente de poca profundidad en el contexto de las aguas internacionales.

En el Agujero Azul, cada noche se enciende una ciudad de luces, que desde el espacio se ve como otra Área Metropolitana de Buenos Aires, superándola incluso en tamaño.

La luminosidad la producen barcos pesqueros de diferentes banderas que operan allí con técnicas destructivas del medioambiente y en situación de dudosa legalidad, a cuya acción intenta poner coto un proyecto de ley para crear un «Área Marítima Protegida Bentónica» y otro «superador» que está en proceso de elaboración en el marco de la iniciativa interministerial Pampa Azul, en consonancia con uno de los lineamientos del futuro Tratado Global de los Océanos que Argentina impulsa junto a otros países en la ONU.

La zona es área de alimentación de varias especies de gran importancia económica (tales como la merluza, la anchoíta, la vieira patagónica y el calamar) y de muchas especies de aves y mamíferos. Debido a la abundancia de recursos biológicos, el sector lindero a la Zona Económica Exclusiva registra una intensa actividad pesquera extranjera que se centra en la captura del calamar.

Esta es una de las dos áreas exclusivas a nivel mundial en aguas internacionales donde se realiza la mayor parte de la pesca de arrastre en el fondo marino

La magnitud de la actividad pesquera que allí se desarrolla quedó demostrada en imágenes satelitales de la NASA, difundidas por la organización Greenpeace, que el pasado 23 de febrero contabilizó 470 buques concentrados en una superficie de 4.300 kilómetros cuadrados, a 500 kilómetros del Golfo de San Jorge, en el Atlántico Sur.

El proyecto que busca la creación de un «Área Marina Protegida Bentónica» tiene como objetivo defender la fauna oceánica y evitar la depredación de los pesqueros internacionales.

En el primer encuentro del Comité Interministerial de la Iniciativa Pampa Azul de 2021, llevado a cabo en enero, la Secretaría de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur planteó la necesidad de avanzar con la investigación para la aprobación del Área Marina Protegida Agujero Azul como estrategia para afianzar la soberanía argentina sobre los nuevos límites de la plataforma continental aprobados recientemente por la ley 27.557.

En la tarde de ayer se llevó a cabo una reunión entre autoridades locales y provinciales en el Municipio de Caleta Olivia para avanzar en la implementación del Decreto provincial N°321 que plantea un Plan de Detección en Ramón Santos.

En ese sentido, hoy jueves visitarán el puesto fronterizo para ultimar detalles. Del encuentro participaron el intendente de Caleta Olivia, Fernando Cotillo; el Ministro de Seguridad, Lisandro de la Torre; el secretario de Estado de Políticas Sanitarias, Ignacio Suarez Moré; el director del HZCO Daniel Covas; la diputada Liliana Toro, y demás funcionarios provinciales y municipales.

Finalizada la reunión, el intendente Fernando Cotillo anticipó que hoy visitarán Ramón Santos y que aún no hay una fecha denida para el inicio de los hisopados. El Ejecutivo planteó dos alternativas que serán analizadas durante esta jornada.

“El objetivo es salvaguardar la salud y evitar el ingreso de las nuevas cepas de Covid-19, mientras avanza el plan de vacunación. Todo el que salga de Santa Cruz sabe que debe cuidarse y que debe cumplir la normativa. Esto ocurre en todo el país”, expresó.

Por otro lado, para llevar tranquilidad a los vecinos, Cotillo aseguró que a quienes viajen fuera de la provincia por Semana Santa no les será exigido el PCR, pero sí el permiso de circulación como viene ocurriendo.

Una vez que inicie el Operativo de Detección tampoco será solicitado el test a quienes viajen en el día a Comodoro Rivadavia por motivos de salud o laborales, como así tampoco a quienes trabajan en las diferentes industrias bajo protocolo.

Por su parte, el secretario de Estado de Políticas Sanitarias, Ignacio Suarez Moré, marcó que hay una resolución nacional que implica que para subir a un avión o a un colectivo de larga distancia será requerido un test negativo. “La persona que viaja en avión debe realizar un test PCR con 48 horas de antelación y quien lo hace en colectivo debe hacerlo 72 horas antes”, aclaró.

Suarez Moré indicó que en el caso de que el viajante no tenga el test negativo se le realizará un test rápido que será enviado al Instituto Malbrán para analizar la cepa. La persona quedará en aislamiento durante 7 días y solo se le dará el alta con un PCR negativo al séptimo día.

El funcionario aclaró también que quienes ingresen con un test negativo o tengan el mismo resultado en las pruebas rápidas podrán continuar su viaje sin realizar el aislamiento en destino. “El test PCR es cubierto por las obras sociales y los seguros covid. Se tomará una foto a la obra social, del DNI y a la cha y con eso se facturará a la obra social. Si el viajante no tiene los fondos para el estudio, el Estado provincial se hará cargo.

Fuente: Crónica

El legislador Carlos Bianchi Chelech presentará hoy el pedido formal para ceder vacunas a Río Turbio, adonde cientos de personas del país vecino se deberían dirigir para cobrar su jubilación y otros haberes, pero no pueden hacerlo por la crisis sanitaria.

La pequeña ciudad de Río Turbio, ubicada al sur de Santa Cruz y a tan solo 30 kilómetros de la chilena Puerto Natales, podría convertirse en la primera localidad argentina en estar completamente inmunizada contra el coronavirus. Por lo menos ese es el deseo del senador del país vecino Carlos Bianchi Chelech, quien este martes presentará un pedido formal ante la Presidenta de la cámara alta para donar 15 mil vacunas con el objetivo de inocular a todos los vecinos y que, de esta manera, se puedan retomar los vínculos laborales y personales que históricamente han unido a los pobladores a ambos lados de la frontera.

“Mi propuesta busca devolverle la mano al sur argentino, que desde siempre ha cobijado a los chilenos, principalmente a los de Puerto Natales. Chile siempre ha tenido mucha cercanía y uso de Río Turbio en materia laboral por la mina, en materia de compras, alimentos, combustibles y educación. Entonces, me parece que sería un buen gesto y es muy bien recibido por los argentinos”, explica el senador Bianchi Chelech en diálogo con Infobae.

Situación sanitaria en Río Turbio

La cantidad de vacunas que busca donar no es azarosa: son 15 mil los vecinos de Río Turbio. Y el momento en el que quiere hacerlo tampoco: en el último mes la situación sanitaria por el coronavirus empeoró hasta llegar a niveles preocupantes. Actualmente, hay transmisión comunitaria en la localidad, con 82 casos activos y un total de 20 muertes por el virus acumuladas solo en marzo.

El presente de Río Turbio no puede analizarse si no se tiene en cuenta la delicada situación de 28 de Noviembre, un pueblo de 10 mil habitantes ubicado a nueve kilómetros, con el que conforma la Cuenca Carbonífera al sur de Santa Cruz. El Hospital Distrital San Lucas es el único centro médico de esta localidad, pero no tiene salas de terapia intensiva ni respiradores, por lo tanto todos los pacientes que presenten complicaciones por el COVID-19 son derivados al Hospital Dr. Sánchez de Río Turbio, que cuenta con tan solo nueve respiradores, de los cuales cuatro están en uso.

Como si fuese poco, recientemente se filtró una carta firmada por profesionales del Hospital Dr. Sánchez y dirigida al presidente del centro médico, en la que indican que faltan camas, cestos de basura, colchones y pies de suero, además de enfermeros, personal de maestranza para la desinfección y recursos tecnológicos necesarios “para brindar la atención mínima indispensable que requieren los pacientes” con coronavirus.