Tag

Trotta

Browsing

Trotta se refirió hoy a los consensos construidos durante 2020 y 2021 en el Consejo Federal de Educación, donde los ministros y ministras de las 24 jurisdicciones del país debaten, analizan y resuelven las políticas educativas que impactan en todo el país, según informó un comunicado de la cartera de Educación.

Al ser consultado sobre la presencialidad, Trotta señaló: «Yo soy un militante de la presencialidad, este año recorrimos todo el país y pudimos resolver los pocos conflictos salariales que tuvimos, me involucré personalmente con los sindicatos locales y gobernadores; así, hemos logrado el inicio del ciclo lectivo con mayor intensidad de toda América latina».

Trotta también hizo hincapié en los acuerdos y la inversión que el sistema educativo necesita. «A través de la paritaria Nacional Docente y el diálogo con gobernadores y sindicatos locales logramos un inicio de ciclo lectivo en todo el país, pero para evitar conflictos, hay que invertir y en los cuatro años de gestión de Macri la inversión educativa en manos del Estado nacional cayó un 33%».

El ministro de Educación también convocó una vez más al diálogo entre todas las jurisdicciones, para poder seguir tomando las mejores decisiones en forma mancomunada para todas las argentinas y argentinos, como se hizo desde el inicio de la pandemia.

«Cada uno de los pasos que hemos dado en torno a la presencialidad, lo hicimos a través de consensos establecidos entre las 24 jurisdicciones», dijo, según el comunicado oficial.

«Es necesario recuperar el diálogo para poder seguir teniendo las instancias de presencialidad y, por sobre todo, garantizar a cada niña, niño y adolescente herramientas que aseguren la continuidad pedagógica y el acompañamiento en estos tiempos que nos toca afrontar», concluyó.

Compartir en facebook
Compartir en t

El ministro de Educación, Nicolás Trotta, aseguró que «no existe ningún tipo de medida judicial» para que el gobierno de la ciudad de Buenos Aires no cumpla con el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) del Poder Ejecutivo nacional, ya que se trata de «una nueva norma».

«Un DNU que es diferente al anterior, cumpliendo una nueva norma de la que no existe no existe ningún tipo de medida judicial para impedir su cumplimiento», dijo Trotta este lunes en declaraciones a El Destape Radio, y agregó que, por ese motivo, se está «ante un escenario que reconfirma la responsabilidad del jefe de gobierno porteño», Horacio Rodríguez Larreta.

Dejó claro que el Gobierno nacional no tiene «diferencias» con Rodríguez Larreta «en cuanto a presencialidad sí o presencialidad no», sino que «la diferencia radica en la no comprensión por parte del gobierno porteño de la gravedad de la situación sanitaria y epidemiológica de la ciudad y del resto de las jurisdicciones».

«Nosotros con Larreta no tenemos diferencias respecto a presencialidad si o presencialidad no, porque todos queremos presencialidad en las aulas. La diferencia radica en la no comprensión por parte de Larreta de la gravedad de la situación sanitara y epidemiológica de la ciudad, y del resto de jurisdicciones, muchas de las cuales están en alarma epdiemiológica», dijo Trotta.

Añadió que «se trata de un proceso dinámico», por lo cual, si se logran «los cuidados», se podrá «salir de la situación actual y recuperar cierta presencialidad».

El ministro de Educación, Nicolás Trotta, sostuvo que «es momento de tomar decisiones» y «no de dudar y especular» al referirse a la situación de las clases presenciales en la previa a la reunión que mantendrá este domingo con su pares de distritos con alerta epidemiológica por el aumento de casos de coronavirus para analizar estrategias de continuidad pedagógica.

Trotta destacó la importancia de trabajar junto a las provincias de Buenos Aires, Mendoza, la Ciudad de Buenos Aires y Santa Fe para garantizar la continuidad educativa en esas regiones donde la circulación del Covid-19 no permite la presencialidad en las aulas.

«Para nosotros es muy importante asumir con conciencia la complejidad de la situación; no es momento de dudar, especular, es momento de tomar decisiones; son medidas muy semejantes a las que se han tomado en otras partes del mundo en distintos momentos», aseguró el ministro en un video subido a su cuenta de Twitter al ser entrevistado por la señal TN.

«Nuestro gobierno está haciendo el esfuerzo de promover el diálogo. Esperamos que a partir de este diálogo podamos mejorar la capacidad de respuesta de los sistemas educativos en cada una de las jurisdicciones», agregó.

Y añadió que «el diálogo nunca está de más, a pesar de que sean intensos, hay que promover los lugares de encuentro».

La reunión para analizar estrategias de continuidad pedagógica será a partir de las 16.

Ayer, el ministro afirmó en su cuenta de Twitter que el encuentro se concreta porque «es nuestro mandato y voluntad desplegar nuevas acciones y recursos para garantizar el derecho a la educación y el fortalecimiento de las trayectorias educativas de las y los estudiantes como lo venimos haciendo desde el inicio de la pandemia».

El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, afirmó que 502 mil docentes fueron vacunados en el país y confirmó que se analiza la alternativa de una «presencialidad administrada» para que los alumnos, en vez de ir cuatro días a la semana a los colegios, puedan ir dos y disminuir así la circulación.

En vísperas a los anuncios de las nuevas medidas restrictivas para controlar el avance de los contagios, Trotta destacó en declaraciones al canal América que “el Presidente (Alberto Fernández) tiene una enorme preocupación de que se pueda saturar el sistema sanitario”.

«De acuerdo con la situación epidemiológica, definirá la presencialidad o no de las clases”, dijo Trotta.

El ministro consideró que si se logra «disminuir esta meseta muy alta que estamos teniendo, puede haber un avance en políticas menos restrictivas”.

El titular de la cartera educativa destacó la “situación de complejidad” que presenta la región metropolitana y consideró que “no es solo la discusión de las clases presenciales”, sino que “son un elemento que aporta a la circulación de las personas, que se trata de evitar”.

“Nosotros hemos dejado en claro que la evidencia demuestra que todas las escuelas donde se cumplen protocolos son espacios de bajo riesgo”, aclaró Trotta.

Pero agregó que “entre las pocas herramientas que tenemos, mientras vacunamos a la sociedad para disminuir el contagio, está reducir la circulación de las personas y no sólo en el transporte público».

«Cuanto menos circulamos -y es un dato objetivo, inapelable- menos posibilidad hay de contagios”, apuntó.

Por otra parte, Trotta aclaró que en estos momentos “en 18 circunscripciones del país están con clases presenciales -no en simultaneidad de todos los chicos, pero si con presencialidad-. En la Provincia de Buenos Aires hoy hay presencialidad en 96 distritos, mientras que en el resto de los distritos tenemos restringido, especialmente en la región metropolitana”.

“Para nuestro gobierno es importante la presencialidad”, afirmó el ministro de Educación y puso como ejemplo a Catamarca, donde se está trabajando para que lunes puedan tener clases presenciales en 13 de los 16 distritos de la provincia.

Asimismo, se refirió a que se está estudiando la alternativa de una “presencialidad administrada”, para logar disminuir la circulación de los chicos.

“Hoy tenemos una presencialidad alterna, parcial: va un grupo unos días y otros días otro grupo. Con esta alternativa, por ejemplo, en vez de ir cuatro días a la semana pueden ir dos y se disminuye la circulación”, explicó.

Esta alternativa, aclaró puede darse en todos los niveles o priorizando algunos grados, de acuerdo a lo que resuelva cada jurisdicción.

Trotta hizo hincapié en la importancia de la campaña de vacunación que se está llevando adelante y que consideró fundamental para la vuelta a la presencialidad.

Sobre este punto ejemplificó que “a provincia de Santa Fe lleva vacunados al 81,1 por ciento de los docentes y auxiliares, la Provincia de Buenos Aires al 52 % y la Ciudad de Buenos Aires tan solo al 14,1 por ciento”, ya que según explicó Trotta, en la Ciudad priorizaron en la vacunación al personal sanitario, que está al frente de la batalla contra el Covid”.

 

El ministro de Educación, Nicolás Trotta, afirmó este miércoles que su cartera y el Gobierno nacional vienen trabajando para «ver cuánto más tenemos que acotar la presencialidad» en las aulas «en territorios de alta circulación, sin llegar a la suspensión de clases».

«Estamos trabajando para ver cuánto más tenemos que acotar la presencialidad en territorios de alta circulación, sin llegar a la suspensión de clases», dijo esta mañana el ministro en declaraciones a Radio La Red.

Este viernes vence el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) dictado por el Gobierno nacional que -entre otras medidas sanitarias- suspendió la presencialidad en las aulas del Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA) por 15 días, para disminuir la circulación y reducir la cantidad de casos de coronavirus, pero que no fue acatado en la ciudad de Buenos Aires.

«En la región metropolitana proponemos que haya una restricción de la presencialidad, y la medida, modalidad e intensidad de eso lo va a definir cada una de las jurisdicciones, no el Estado nacional», afirmó Trotta este miércoles a la mañana.

De todos modos, destacó que esa propuesta «va a depender de si mejoran los datos de la situación epidemiológica» y añadió: «Es lo que ya presentamos y discutimos en el Consejo Nacional de Educación, con todos los ministros (de Educación) del país».

En ese marco, detalló que «se puede priorizar los primeros y últimos años del primario y del secundario, o una presencialidad restringida para todos, o incluso enfocado sobre los chicos que han tenido un impacto negativo más marcado en lo educativo por la pandemia».

En ese sentido, puntualizó que «algunos ya la han llamado como presencialidad administrada, y es el aporte de la escuela para disminuir la circulación y los contagios», pero advirtió que está «convencido de que «no hay que caer en el fanatismo de presencialidad absoluta o no, menos en pandemia».

De hecho, ya trascendió que la ciudad de Buenos Aires está analizando la posibilidad de un sistema de educación que combine la presencialidad para los alumnos del nivel el primario con la virtualidad para los del secundario.

Por otro lado, Trotta rechazó «la judicialización» del DNU del presidente Alberto Fernández, entablada por el Gobierno porteño ante la Corte Suprema, que entre otras medidas dispuso la suspensión de la presencialidad en las clases por 15 días en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

«Tenemos una mirada crítica de la judicialización de la medida, porque hace perder eficacia a una decisión en momentos en que no se puede dudar, y que el Presidente tomó por la gravedad de los hechos y porque existía cierta pasividad en el territorio de la ciudad de Buenos Aires», ante el crecimiento de la curva de contagios, agregó.

De cualquier manera, subrayó que «la relación con el Gobierno porteño es de diálogo permanente» y confirmó que ayer intercambió mensajes con su par porteña, Soledad Acuña, y que parte de su equipo «viene conversando con ella».

Asimismo informó: «Seguramente ante del viernes nos reunamos con Acuña y con la ministra de Educación bonaerense, Agustina Vila».

«La escuela es un espacio de bajo riesgo dentro del trabajo escolar con los protocolos, pero en este momento tan complejo, estamos trabajando con los ministros de todo el país para evitar mayor circulación de personas y la no socialización de los chicos fuera de la escuela, los encuentros extracurriculares», concluyó.

El ministro de Educación, Nicolás Trotta, renovó sus cuestionamientos al Gobierno porteño por no respetar el DNU firmado por el presidente Alberto Fernández para suspender la presencialidad en las escuelas por dos semanas y sostuvo que “el tiempo va a establecer la responsabilidad que tiene el jefe de gobierno porteño (Horacio Rodríguez Larreta) en el crecimiento de casos».

Al hablar por la radio online FutuRöck, Trotta argumentó que el jefe de Gobierno porteño “aumenta la incertidumbre de las familias cuando judicializa las medidas de cuidado”.

El funcionario indicó que para el Gobierno nacional “la presencialidad tiene una enorme trascendencia” y dijo que ya fueron vacunados “más de 500.000 docentes en todo el país».

“Es difícil saber si las medidas restrictivas funcionaron si una de las jurisdicciones no las respetó. El responsable de eso es Larreta»
Sin embargo, defendió el decreto del Poder Ejecutivo nacional que suspendió la presencialidad por 15 días -hasta el viernes 30 de abril- al indicar que «el problema no es lo que ocurre dentro del aula, sino la circulación de las personas de la comunidad educativa”.

Tras señalar que es “incomprensible” el hecho de que «el Gobierno de la Ciudad elige qué fallo acatar”, agregó que desde su cartera no se permitirá “que se sancione a docentes de Ciudad que quieren cumplir el DNU y opten por la virtualidad».

Al insistir sobre la actitud del jefe de Gobierno, aseguró que “es difícil saber si las medidas restrictivas funcionaron si una de las jurisdicciones no las respetó» y remarcó que «el responsable de eso es Larreta».

Por último, descartó haber presentado la renuncia a su cargo, a pesar de haber reconocido que tenía “una mirada diferente a la decisión final” de suspender la presencialidad en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) adoptada por el Presidente en relación a la medida adoptada.

El Presidente de la Nación, Alberto Fernández, mantuvo una reunión este miércoles con el ministro de Educación, Nicolás Trotta, en donde analizaron reducir la presencialidad en las escuelas de todo el país debido al aumento de casos de coronavirus.

En horas del mediodía de este miércoles, el Presidente Alberto Fernández se reunió con el ministro de Educación y analizaron reducir la presencialidad en las escuelas de todo el país.

Tras una semana sin apariciones públicas, Nicolás Trotta volvió a mostrarse en una reunión con el mandatorio. El miércoles pasado el Presidente había contradicho la palabra del ministro, quien había garantizado la continuidad escolar, publicó Infobae.

Según se informó oficialmente, el Presidente y Trotta evaluaron las condiciones en las que se dan las clases presenciales en cada provincia y abordaron la situación metropolitana ante el incumplimiento del fallo de la Justicia Federal por parte de la Ciudad de Buenos Aires.

Asimismo, Trotta expuso las «alternativas» que viene desarrollando la cartera educativa «para desplegar una agenda de presencialidad administrada que permita reducir la circulación» en aquellas zonas que presenten mayor riesgo epidemiológico debido al crecimiento exponencial de casos.

El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, aseguró que si no se logra controlar la circulación de personas en actividades que no son necesarias, «indefectiblemente» se verá afectada la presencialidad en las escuelas. Y advirtió que en caso de tomar restricciones con respecto a la presencialidad, se hará por distritos y no a nivel nacional.

«Si no logramos modificar esas conductas que terminan impactando en la circulación del virus y de personas de manera innecesaria, en el marco de una pandemia, cuando nos está golpeando una segunda ola, eso va a terminar impactando indefectiblemente en la escuela», aseveró el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta.

En ese sentido, insistió: «Tenemos que pedir que se restrinjan aquellas actividades que no son prioritarias». El titular de la cartera de Educación reiteró que la prioridad del Gobierno es asegurar la presencia de los alumnos en las aulas.

Sin embargo, aclaró que «en algunas instancias se puede llegar a la restricción de la presencialidad. No quiere decir eliminar la presencialidad, sino disminuirla, siempre que sea parte de una política armónica que impacte en otros ámbitos, pero bajo ningún punto de vista comenzar las restricciones por la escuela».

Trotta precisó que en caso de tomar restricciones con respecto a la presencialidad, se hará por distritos y no a nivel nacional. «Cualquier decisión que se toma tiene que ser en la mínima unidad geográfica posible, no podemos tomar a la Argentina como un todo y no podemos tomar a una provincia como un todo», sostuvo el funcionario en diálogo con radio La Red.

Asimismo, el ministro dijo que las aulas siguen siendo «ámbitos seguros» y explicó que hasta ahora sólo se registraron contagios por coronavirus en el 0,2% de los alumnos, y que, además, la mayor parte de esas infecciones no ocurrieron en las escuelas», señaló Télam.

El ministro de Educación, Nicolás Trotta, aseguró hoy que «no se van a cerrar las escuelas» en este momento de la pandemia y dijo que «si tiene que haber una disminución de la presencialidad» por la segunda ola de coronavirus, eso «no implicará la suspensión absoluta» de las actividades educativas.

En declaraciones a Télam, Trotta expresó que «primero, hay que dejar en claro que estamos frente a una presencialidad reducida», ya que «en ninguna jurisdicción argentina hay un regreso pleno» a las escuelas, que solo admiten, como máximo, «la mitad de los chicos y las chicas en forma simultánea».

En el marco de la segunda ola de coronavirus, con las nuevas restricciones a actividades, «se plantea disminuir la circulación en términos generales, lo que puede impactar en la escuela, por supuesto», reconoció el titular de la cartera educativa.

El funcionario aclaró que este escenario «debe incluir otras restricciones vinculadas a la socialización», y sostuvo que «los lugares cuidados hay que fortalecerlos fuera de la escuela; no es que (los chicos) puedan retomar todas las actividades» extracurriculares.

Trotta remarcó que «en las escuelas, como en aquellos lugares donde se logra cumplir con los protocolos, hay bajo riesgo de contagio, lo demuestra la evidencia».

«No se van a cerrar las escuelas», reafirmó, y consideró que «sí pueden ser afectadas en la mínima unidad geográfica posible» por restricciones de circulación.

Tras casi un año de clases en forma virtual, las provincias coincidieron en adaptar para este año a cada región los acuerdos dispuestos por el Consejo Federal de Educación, según la cantidad de estudiantes y la situación de las escuelas.

En ese sentido, las 24 jurisdicciones educativas establecieron protocolos específicos para garantizar el regreso seguro a clases presenciales y para ello organizaron servicios bimodales, con asistencia parcial de alumnos o concurrencia rotativa, control de higiene y temperatura, uso obligatorio de barbijos y distanciamiento social.

Las declaraciones de Trotta coincidieron con las afirmaciones que esta mañana realizó el viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, quien advirtió por un posible incremento de la «carga virtual en las escuelas» y una reducción de la presencialidad si se mantuviera el ritmo de crecimiento de los contagios.

«Todos los ministros de Educación sostienen esta misma mirada; si hay que restringir, que sean las demás actividades», dijo Trotta a esta agencia.

Recordó que «a partir de los consensos construidos en el marco del Consejo Federal de Educación, la administración de la presencialidad corresponde a cada gobierno provincial».

Esta problemática y otros temas de gestión educativa se volverán a tratar el miércoles en la próxima reunión del Consejo Federal de Educación.

Kreplak, por su parte, señaló que «venimos en una velocidad de crecimiento muy rápida y ya estamos en los niveles de ocupación de camas de lo que fue el pico del año pasado, pero con otra dinámica».

«Tenemos un sistema mixto de virtualidad y presencialidad», recordó, y explicó que si aumentara la circulación viral la alternativa es «aumentar la carga virtual y reducir la presencialidad».

Kreplak, por su parte, señaló que «venimos en una velocidad de crecimiento muy rápida y ya estamos en los niveles de ocupación de camas de lo que fue el pico del año pasado, pero con otra dinámica».
Kreplak, por su parte, señaló que «venimos en una velocidad de crecimiento muy rápida y ya estamos en los niveles de ocupación de camas de lo que fue el pico del año pasado, pero con otra dinámica».

También destacó que si bien en las escuelas no se registraron brotes, «los docentes y estudiantes se contagian al mismo porcentaje de su grupo etario en la comunidad», y que por eso si se reduce la circulación «se reduce riesgo de contagio».

Luego explicó que durante el año pasado en algunos puntos de la provincia hubo actividad presencial, ya que depende de cada uno de los territorios y de varios indicadores.

En febrero, el Consejo Federal de Educación en la 102° Asamblea definió llevar a cabo un trabajo sobre «el proceso de retorno a las clases presenciales en todo el país según la situación epidemiológica de cada región y bajo condiciones de seguridad sanitaria que garanticen el cuidado de la salud de la comunidad educativa y la implementación de los protocolos aprobados».

Algunos de los protocolos indican distancias de 1,5 metros entre estudiantes y de 2 metros con el docente; jornada de 4 horas con descanso; y uso obligatorio de barbijos y ventilación permanente.

También aulas ocupadas por una cantidad determinada de alumnos más el docente, alternancia de clases presenciales y virtuales; «burbujas» tanto en las aulas como en los recreos para mantener el distanciamiento físico; ingreso espaciado, con desinfección y control de temperatura.

En cuanto al personal docente y no docente, fueron dispensados de asistir a los establecimientos de manera presencial quienes formen parte del grupo de riesgo hasta tanto no estén vacunados.

En Tucumán, por ejemplo, el personal del sistema educativo participó de capacitaciones del Ministerio de Salud donde les explicaron pautas sobre cómo cuidarse y enseñar a cuidarse a los alumnos, mientras que en Chubut se implementó una dispensa para los docentes que por cuestiones de salud no puedan asistir a los establecimientos a fin de que puedan realizar su tarea a distancia.

Además, se tomaron medidas para que regresen los alumnos a las escuelas para recuperar contenidos, como por ejemplo en la provincia de Buenos Aires donde a mediados de febrero volvieron un total de 1.100.000 alumnos que tuvieron trayectorias discontinuas.

El ministro de Educación, Nicolás Trotta, sostuvo hoy que la evidencia de datos y estrictos protocolos muestran que «hoy están dadas las condiciones para sostener la presencialidad» y negó que la suba de casos esté relacionada con la vuelta a las aulas.

«Todo lo que sea un espacio institucional donde se pueda ejercer un control de los protocolos, con un tercio de los docentes y auxiliares del país vacunados, evidencia que hoy están dadas las condiciones para sostener la presencialidad», subrayó Trotta.

No hay evidencia de suba de casos relacionada a la presencialidad en las escuelas

En diálogo con la radio online FutuRöck, el ministro de Educación también afirmó que «no está en duda eso, ni hay evidencia que la suba de casos está relacionada con la presencialidad en las escuelas».

Si bien aseguró que se encuentran «preocupados porque es una situación de enorme complejidad», frente a la segunda ola de Covid-19, dijo que «tienen una atención diaria en las variables epidemiológicas dentro de la escuela en distintos puntos del país».

«Es posible sostener una presencialidad cuidada, en espacios donde se logran cumplir los protocolos, que son de los más estrictos del mundo y la evidencia que tenemos nos permite inferir que muchos casos no se produjeron en las escuelas», apuntó.

Los encuentros sociales son el principal foco

En esa línea, el ministro remarcó la evidencia señala que «el principal foco de contagio» se da «en los ámbitos sociales donde no se cumplen los protocolos».

«Si uno analiza las últimas semanas, los contagios de adolescentes subieron pero están por debajo del promedio del resto de la población, donde los mayores niveles de contagio se dan entre los 20 y los 39 años», dijo Trotta.

Con respecto a la reunión mantenida en Casa de Gobierno con el ministro de Transporte, Mario Meoni, Trotta señaló que «el tema de contagios y el transporte está planteado y ponemos el foco en fortalecer la cantidad de unidades» y aseguró que no hubo «un incremento exponencial ante el inicio del ciclo lectivo».

Hay necesidad de reforzar el ingreso escalonado

«Según los efectores de educación, uno de los aspectos que peor ha funcionado es el ingreso escalonado a las escuelas. Por eso, tenemos que fortalecer estas instancias para ampliar el ingreso en las instituciones, como el cumplimiento de protocolos de quienes acompañan a los chicos a la escuela», afirmó.

Además, el titular de la cartera sanitaria sostuvo que, al analizar las variables con la App de Cuidar Escuela, con información de casos sospechosos y positivos, «tenemos protocolos muy estrictos y, frente a casos sospechosos, hay que aislar burbuja o el aula, cosa que no ocurría en otros países del mundo».

500.000 docentes vacunados

Lo observado en la plataforma Cuidar, aseguró el ministro, es que existe un nivel de contagio de menos del 1% en alumnos y del 1.02% en docentes, después de un mes y medio de clases presenciales en todo el territorio argentino. No obstante, descartó la posibilidad de compartir alguna instancia que implique «flexibilizar los protocolos» sino más bien lo contrario.

Ya son 500 mil los docentes y auxiliares vacunados de todo el país –lo que representa más del 33% del sistema educativo– con la Vacuna Sinopharm.

«Hay 63 mil establecimientos educativos en todo el país y yo confío en nuestra comunidad educativa y si hay una escuela donde no se cumplen los protocolos, se avisará al Director o se denunciará al ministerio de Salud», dijo y pidió a las familias «un esfuerzo de sostener los cuidados fuera de la escuela».