Tag

Bitcoin

Browsing

La jornada anterior su precio cayó hasta los 30.000 dólares por primera vez desde enero de este año.

Varios inversores institucionales comenzaron a comprar bitcoines, luego de que este miércoles el precio de ese activo sufriera un colapso del 30%, afirmó el director gerente de la firma global de servicios financieros BTIG, Julian Emanuel, en una entrevista con la CNBC.

El bitcóin cotiza alrededor de 40.000 dólares en las operaciones de este jueves, después de una brusca caída en la jornada anterior, cuando bajó a 30.000 dólares por primera vez desde enero de este año.

Según Emanuel, cuando el precio del bitcóin tocó fondo, las instituciones, que inicialmente tenían un punto de entrada bajo para invertir, comenzaron a mostrar interés en esa criptodivisa. El hecho de que su precio subiera «con tanta fuerza» inmediatamente después de la caída, significa que los «inversores institucionales continúan viendo al bitcóin como una alternativa viable en una cartera diversificada», sostuvo el ejecutivo de BTIG.

Fondos de cobertura

Por su parte, el portal The Block, citando a dos firmas de corretaje de criptomonedas, informa que los fondos de cobertura y los administradores de activos compraron bitcoines durante el desplome de este miércoles, provocando el posterior ascenso de su cotización.

También reporta que la plataforma Genesis Global Trading envió una nota a sus clientes, señalando que los fondos macroeconómicos habían comenzado a adquirir dicha divisa digital después de que su valor cayera a 35.000 dólares.

En las últimas 24 horas, la moneda perdió cerca del 27 % de su valor.

En una prolongada caída que se desarrolla desde de la semana pasada, el bitcóin se ha depreciado este miércoles hasta situarse alrededor de los 30.689 dólares, según el portal CoinDesk.

Al alcanzar este mínimo, la moneda ha subido un poco y ahora se vende por alrededor de 32.870 dólares.

En las últimas 24 horas, la moneda perdió cerca del 27 % de su valor.

Otras criptodivisas también sufren fuertes pérdidas. Así, la segunda divisa digital más capitalizada, el ethereum, ha perdido cerca del 30 % de su valor y vale ahora alrededor de 2.320 dólares. Por su parte, el dogecóin, que se cotiza a 0,31 dólares, ha caído un 35 %.

El tipo de cambio de la divisa digital más grande lleva a la baja durante varios días, desde el pasado miércoles cuando el fundador de Tesla, Elon Musk, informó que se abandonaría el uso del bitcóin para las compras de automóviles. Esta tendencia se ha acelerado por la caída generalizada de criptomonedas tras prohibición de China anunciada este martes de que puedan ser usadas en sus instituciones financieras.

Como resultado, previamente hoy el bitcóin regresó a niveles anteriores a la inversión multimillonaria de Tesla, que tuvo lugar el 8 de febrero.

El fundador de SkyBridge CapitalAnthony Scaramucci, hizo pública la recomendación que hace a sus clientes que están interesados en invertir en bitcoin. El asegura que deben mantener entre el 1% y el 3% de sus carteras de inversión en la criptomoneda.

Según declaró Scaramucci, bitcoin es el único activo digital que ha logrado una «velocidad de escape». Pero además, el fundador hizo referencia a una expresión del campo de la física, que, trasladada a las finanzas, se refiere a la necesidad de que una economía crezca a un ritmo lo suficientemente rápido como para escapar de una recesión y volver a un ritmo normal de crecimiento económico a largo plazo

Sus consejos

Asimismo, Scaramucci expresó que, aunque muchas otras criptomonedas hayan ganado popularidad últimamente, bitcoin es capaz de mantener su supremacía como «el principal depredador de la moneda digital».

Por otro lado, en relación al reciente retroceso de 20% del precio del activo digital en los últimos días, Scaramucci afirmó que les dijo a las personas que no deben poseer el 100% de su patrimonio neto en el criptoactivo pero «si estamos en lo cierto, no querrán perderse esto».

No es primera vez que el ex director de comunicaciones de la Casa Blanca da un consejo de inversión. En marzo, Scaramucci, dijo que más compañías deberían incluir a bitcoin en su contabilidad, debido al explosivo crecimiento de la masa monetaria en Estados Unidos.

La visión sobre Ethereum y dogecoin

En sus recientes declaraciones, el empresario se refirió también a ether, la activo digital nativo de Ethereum y a dogecoin, la cirptomoneda meme impulsada por el multimillonario Elon Musk.

Con respecto a ether, Scaramucci dijo que está «en el proceso de lograr la velocidad de escape ahora», esto lo comentó en referencia a las actualizaciones que se están realizando para mejorar la red.

Sobre dogecoin, comentó que «tal vez sea plata para el oro de Bitcoin», además agregó que «esto está sucediendo. Esto está sobre nosotros en este momento, o lo entiendes o no lo entiendes». Asimismo, Scaramucci usó una narrativa similar algunos años atrás, para referirse a litecoin, pero finalmente pasó de moda.

Fuente: iProUp

El director ejecutivo de Square, Jack Dorsey, dijo este viernes que la compañía de procesamiento de pagos ‘trabajará siempre’ para mejorar el bitcoin.

El bitcoin cambia todo “favorablemente”, dijo Dorsey en un tuit en una aparente respuesta a la directora financiera de Square, Amrita Ahuja, quien dijo que la estrategia de la compañía con la criptomoneda no ha cambiado.

Financial News había citado anteriormente a Ahuja diciendo que Square había detenido sus compras de bitcoin tras una pérdida de 200 millones de dólares en la criptomoneda en el último trimestre.

Dorsey, quien también es director ejecutivo de Twitter, dijo en un tuit de seguimiento que estaba de acuerdo con la premisa de que ninguna persona o institución podría cambiar o detener la criptomoneda.

Otra polémica sobre la criptomoneda se generó en días recientes, ya que Elon Musk, director general de Tesla, comunicó que la compañía dejará de recibir pagos con bitcoins a causa de preocupaciones ambientales.

“Nos preocupa el rápido incremento en el uso de combustibles fósiles para el acuñamiento y las transacciones con bitcoins, en especial el carbón, cuyas emisiones son las peores de cualquier combustible”, dijo en Twitter.

El precio del bitcoin cayó alrededor del 5 por ciento a 51 mil 847 dólares después de los tuits de Musk. Las acciones de Tesla, que precisó que no venderá ninguna de las bitcoins que posee, cerraron este miércoles con una pérdida de 4.4 por ciento.

Fuente: El Financiero

El precio de bitcoin sigue en busca de dirección, pero mientras la búsqueda se llevaba a cabo, Ether y otras altcoins han rebotado al alza tras la venta del 13 de mayo. Dogecoin sorprendió a los inversores con su repunte del 47%, que se inició después de que Coinbase anunciara que cotizará (DOGE) en los próximos meses. El precio de Doge también subió después de que Elon Musk tuiteara que estaba «Trabajando con los desarrolladores de Doge para mejorar la eficiencia de las transacciones del sistema. Potencialmente prometedor».

Mientras que muchas altcoins han visto ganancias de dos dígitos durante la recuperación, el precio de Bitcoin (BTC) ha permanecido cerca del nivel de 50,000 dólares, a la vez que los monederos de ballenas que contienen al menos 1,000 BTC han disminuido un 4.7% en comparación con el mes anterior, lo que indica una posible toma de ganancias o una rotación hacia diferentes activos.

  • Square no tiene previsto aumentar sus tenencias de Bitcoin, pero sigue interesada en el activo

Los datos de Cointelegraph Markets y TradingView muestran que, mientras que la recuperación de Bitcoin ha sido tenue, la demanda de Ether (ETH) llevó a un repunte del 18%, ocasionando que la altcoin alcanzara un máximo intradiario de 4,173 dólares el 14 de mayo.

Fuente: Investing

Elon Musk, el jefe de Tesla ha sido una fuerza importante detrás del meteórico ascenso de la criptomoneda. Su retirada debido al excesivo consumo de energía contaminante mina los esfuerzos de la moneda por generalizarse.

Para ser justos, no es la opinión de una persona común. Es la del director general de Tesla, Elon Musk, un pionero de la tecnología y posiblemente el más prominente defensor de las criptomonedas. Su respaldo, principalmente a través de tuits y bromas, ha ayudado a impulsar al bitcoin a niveles récord, así como a su versión paródica, el dogecoin.

Los precios del bitcoin se dispararon 20% después de que Musk agregara el hashtag #bitcoin a su biografía de Twitter en enero y otro 15% dos semanas después, cuando Tesla dijo que había comprado bitcoins por un valor de 1.500 millones de dólares y que comenzaría a aceptar la moneda digital como medio de pago para adquirir sus automóviles eléctricos.

Entonces, cuando Musk dio un giro de 180 grados el miércoles y tuiteó que Tesla dejaría de aceptar pagos en la moneda digital porque minar la criptomoneda dañaba el medio ambiente, era de esperar una caída brusca en los precios del bitcoin, que bajaron hasta un 15%. Un ascenso impulsado principalmente por tuits da paso a una caída también inducida básicamente por tuits.

Tales cambios bruscos muestran que a pesar de la afluencia de interés corporativo e institucional en el bitcoin durante el año pasado, la moneda digital está lejos de ser el activo maduro que sus aficionados afirman que es. Sigue siendo un activo para la especulación, sensible a las declaraciones de un solo individuo.

Musk, un obstáculo para la gloria del bitcoin

El bitcoin ha tenido una historia azarosa cargada de auges y caídas, y Musk y su legión de seguidores en la criptocomunidad, que toman sus tuits al pie de la letra, solo están socavando los esfuerzos de la moneda para obtener una aceptación más amplia, en su intento por revolucionar las finanzas modernas.

La influencia de Musk en el bitcoin debe verse como una advertencia de que la moneda digital no es la salvaguardia de inflación independiente, descentralizada y confiable, el refugio seguro o el oro digital que sus defensores quisieran que la gente aceptara. De hecho, el fundador de SpaceX «es como el banquero central de las criptomonedas», como dijo Tracy Alloway, de Bloomberg, que puede cambiar la confianza, a menudo con un solo tuit.

La otra criptomoneda mimada de Musk, el dogecoin, también está sufriendo un destino similar. En los últimos meses, el autoproclamado «padre del dogecoin» ha estado apuntalando con regularidad la moneda digital, que comenzó como una broma en las redes sociales, empujándola a cotizaciones récord, solo para calificarla la semana pasada como un mero «timo» en un popular programa televisivo de humor de Estados Unidos.

Las bromas irresponsables de Musk causaron mucho dolor a los inversionistas minoristas, ya que el dogecoin perdió un tercio de su valor. Tras eso, como para compensar sus pérdidas, Musk pidió a sus 54,5 millones de seguidores de Twitter que votaran si Tesla debería aceptar pagos en dogecoin, después de que SpaceX dijera que ya lo estaba haciendo. Sus fanáticos respondieron con un sí abrumador y el dogecoin recuperó parte del terreno perdido.

Los bancos y los gestores de activos que piensen en vender a sus clientes productos vinculados a las criptomonedas podrían tener que incluir un elemento adicional a su ya larga lista de factores de riesgo: las inversiones en criptomonedas pueden estar sujetas a un riesgo extremo gracias a los tuits o bromas de Musk.

Del dicho al hecho

Musk merece crédito por destacar la enorme huella de carbono del bitcoin. Una moneda que requiere más energía que países enteros para seguir funcionando, gran parte procedente de un muy contaminante carbón, no tiene derecho a ser la moneda del futuro. Tal vez el ataque de Musk empuje a los partidarios del bitcoin a buscar tecnologías de minado menos intensivas en energía o alternativas energéticas más ecológicas.

No está claro sin embargo qué exactamente fue lo que hizo a Musk cambiar de opinión. Después de todo, los activistas del cambio climático han estado señalando las deficiencias ecológicas del bitcoin durante años.

¿Podría ser que Musk se haya aburrido del bitcoin, que la moneda digital se haya vuelto tan grande que ya no sea divertido sostenerla? ¿Le falta la vibra de desvalido que tiene el dogecoin? ¿O el amor del «padre del dogecoin» ha superado su afición por el bitcoin? Musk tuiteó el jueves que estaba trabajando con los desarrolladores del dogecoin para «mejorar la eficiencia de las transacciones del sistema» y que la iniciativa era «potencialmente prometedora».

Es difícil comprar el argumento del medio ambiente. Si Musk estuviera realmente preocupado por el planeta, entonces no habría ignorado en primer lugar la obvia contradicción de que un fabricante no contaminante de automóviles invierta en bitcoin.

Por cierto, Tesla sigue manteniendo su inversión en bitcoines. La moneda digital almacenada en la tesorería de Tesla no la hace más ecológica que cuando se usa para transacciones. No aceptar bitcoines no es ningún sacrificio, ya que pocos se separaron de sus criptomonedas para comprar un Tesla. Si Bitcoin es peligroso para el medio ambiente, entonces el argumento se mantiene.

Parece haber cierta hipocresía en el último cambio de idea de Musk. Los fanáticos del bitcoin deberían buscar un embajador de marca más confiable si quieren hacer realidad sus grandes planes para reformar el sistema financiero actual.

Fuente: DW

Con sus tuits hizo que más de una vez el bitcoin se disparara y con un tuit Elon Musk hizo este miércoles que se desplomara más de un 10%.

El empresario sudafricano anunció en Twitter que Tesla deja de aceptar bitcoin como forma de pago por sus vehículos eléctricos por su supuesto impacto medioambiental.

«Estamos preocupados por el rápido incremento en el uso de energía fósil para el minado y las transacciones de bitcoin, especialmente el carbón», señaló en un comunicado publicado en Twitter.

«Las criptomonedas son una buena idea… pero no puede ser a expensas de un gran coste para el medio ambiente», señaló Musk, retractándose de comentarios anteriores.

Saltar contenido de Twitter, 1

 

Fin del contenido de Twitter, 1
Y es que sus declaraciones se producen menos de dos meses después de que Tesla anunciara que aceptaría bitcoin, lo que entonces desató las críticas de algunos ambientalistas e inversores.

BBCMUNDO

Según analistas, el valor de mercado de Bitcoin podría alcanzar la paridad con el oro en cinco años, lo que implica una ganancia de 10 veces.

Los últimos días en criptomonedas han sido de los más sorprendentes hasta ahora: un token de apenas unos días alcanzó un valor de mercado de US$45.000 millones, Dogecoin se usó para pagar una misión espacial y Ether escaló nuevos picos.

Mientras los comerciantes intradía y los profesionales de Wall Street se esfuerzan por darle sentido a todo, Yassine Elmandjra, analista de criptografía de Ark Investment Management LLC de Cathie Wood, se centra en lo que el sector representa para él: un nuevo paradigma para transferir y preservar la riqueza, con Bitcoin y Éter a la vanguardia.

“En un horizonte de tiempo a más largo plazo, definitivamente pensamos que esta es la fase inicial de lo que será el nacimiento de una clase de activos completamente nueva que creemos estará en los billones de dólares”, dijo Elmandjra en una entrevista.

El valor del mercado de las criptomonedas ya ha superado los US$2,5 billones después de un crecimiento explosivo durante el año pasado. Los tokens fuera de Bitcoin, que se han retirado de un récord establecido en abril, han impulsado la expansión recientemente. Eso hace sonar las alarmas para algunos estrategas, que temen que una aceptación más amplia del sector por parte de los comerciantes minoristas sea una señal de una espuma potencialmente insostenible alimentada por estímulos.

Dogecoin es un excelente ejemplo del problema para los detractores. La criptomoneda que comenzó como una broma en 2013 ahora tiene un valor de mercado de alrededor de US$65.000 millones, y aparentemente se ha utilizado para pagar el lanzamiento de un satélite lunar con la empresa de cohetes de Elon Musk, SpaceX.

El token es testimonio del poder de los memes, pero “gran parte del valor es especulativo y, en última instancia, veremos una pérdida de estos precios”, dijo Elmandjra en la entrevista telefónica el martes. “Pero con eso dicho, no puedo criticar a la gente por poner su dinero donde está su boca y considerar algo de valor subjetivo cuando otros no pueden verlo”, agregó.

Bitcoin, éter

La perspectiva de Elmandjra para Bitcoin y Ether es que a ambos les queda mucho potencial. Bitcoin es visto como una cobertura contra la incertidumbre económica y un mecanismo para “garantizar la escasez absoluta en el mundo digital”, dijo, además de los posibles usos como red de liquidación financiera.

La comparación de Bitcoin, la criptomoneda más grande, con el oro como reserva de valor sigue siendo controvertida, pero Elmandjra argumentó que el valor de mercado de Bitcoin podría alcanzar la paridad con el oro en cinco años, lo que implica una ganancia de 10 veces, según sus estimaciones.

Fuente: El Espectador

No cabe duda de que el rendimiento de las criptomonedas se ha disparado en lo que va de 2021. La abundante liquidez en los mercados, la llegada de la especulación a los inversores minoristas y la creciente aceptación de los tokens en el mundo empresarial han hecho que los activos digitales se hayan revalorizado con nota más allá periódicas caídas frutos de su volatilidad. ¿Cuánto durará este escenario alcista? Hay expertos que aún ven potencial de crecimiento, sin embargo otros aprecian síntomas previos al agotamiento que recuerdan a 2017.

¿Qué ocurrió hace cuatro años? Una corrección del bitcoin que dejó escaldados a sus entusiastas tras un rally que en ese momento no tenía precedentes. Por supuesto, esa caída, de la que la criptomoneda tardó en recuperarse, arrastró consigo a los otros tokens. La dinámica puede repetirse ahora, según los analistas de Vanda Research.

En una nota publicada esta semana, Ben Onatibia, jefe de mercados de Vanda Research, señala que «el ascenso meteórico de las criptodivisas tiene un tufillo a déjá vu» y explica que, al igual que en 2017, la rotación del bitcoin a otras criptomonedas, como está ocurriendo especialmente con el ether este 2021, puede estar anticipando la ‘tormenta’.

«Cuando el rally comenzó a agotarse en noviembre de 2017, los inversores rotaron hacia altcoins menos conocidas como el XRP de Ripple y el propio ether, que rápidamente se convirtieron en nombres familiares también», escribe Onatibia, jefe de mercados de Vanda Research. Ripple luego alcanzó su punto máximo a principios de enero de 2018, mientras que el ether mantuvo sus ganancias hasta mediados o finales de enero de ese año, recuerda.

«En los meses siguientes, las criptomonedas se derrumbaron a medida que los inversores minoristas se apresuraron a salir», añade. Echando la vista de nuevo al presente, el bitcoin se revaloriza con nota este 2021 pero su rally pierde fuerza: con la salida a bolsa de Coinbase en abril tocó su máxima por encima de los 63.000 dólares pero ahora sufre para mantener los 55.000. Mientras tanto, otras criptomonedas como el ether -ya en los 4.000 dólares- o el controvertido dogecoin presentan unos rendimientos de infarto en pocos meses.

«Con el pretexto del apoyo institucional, los inversores minoristas comenzaron a rotar fuera de las acciones especulativas minoristas y a verter su dinero en bitcoin”, diagnostica Onatibia. Tras el pico más reciente, los compradores minoristas han acudido en masa a dogecoin y ether, haciéndose eco de lo ocurrido en 2017. «De hecho, los datos de interés abierto de diferentes bolsas de criptomonedas muestran que ha habido una rotación del bitcoin al ether desde la salida a bolsa de Coinbase», constata su informe.

¿En qué se traduciría este ‘regreso’ a 2017? «Creemos que una corrección en las criptomonedas empujaría a los inversores minoristas a volver a la renta variable, donde algunos de sus valores favoritos cotizan ahora con un descuento significativo respecto a los máximos de febrero», concluye la nota de Vanda.

Fuente: El Economista

Los términos Bitcoin, Ethereum, Binance y últimamente Dogecoin comienzan a formar parte del lenguaje de los inversores que se amplía a blockchain y criptoactivos, que en la Argentina comprende a productos como la soja, la preservación de la selva misionera o la producción de azúcar.

En un contexto en el que los organismos de contralor están alertas ante este tipo de iniciativas, en especial los que comprenden derivados de activos.

La masividad del Bitcoin y la ganancia que comenzó en la segunda mitad del año 2020 que trepó hasta los 62.000 dólares por unidad con un incremento de casi 100% desde fin de año a la fecha, en medio de un contexto atravesado por la pandemia y el despertar del interés de inversores individuales.

A nivel internacional se destacó Elon Musk, el dueño de Tesla, mientras que en el plano local y regional en los últimos días Mercado Libre anunció la decisión de atesoramiento de monedas virtuales, lo que dio un impulso extra al mundo cripto.

Desde FIntechLAC una entidad público privado que reúne a organismos de regulación y control de 15 países de América Latina y el Caribe, salió recientemente una nueva advertencia al público inversor acerca del uso y la participación en proyectos que contengan criptoactivos.

Allí -en el marco de reunión virtual- recordaron que las criptomoenadas no se encuentran reguladas por organismos de control y volvieron a recomendar extremar los cuidados a la hora de invertir en este tipo de productos.

Desde este año la Comisión Nacional de Valores, organismo de control del merado bursátil argentino, preside el comité ejecutivo FintechLAC.

En el mismo sentido y a fin de que los inversores cuenten con una línea directa con la CNV, la dependencia oficial cuenta con una oficina de Atención al Inversor para poder canalizar las consultas relacionadas a estos y otros activos.

FintechLAC es una iniciativa de Bienes Públicos Regionales (BPR) financiada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Es el primer grupo Público-Privado de Fintech en América Latina y el Caribe, conformado por reguladores y supervisores financieros y asociaciones de 15 países.

El objetivo del BPR FintechLAC es apoyar el desarrollo, la consolidación e integración de un ecosistema fintech en América latina y el Caribe a través de la promoción de políticas y regulaciones, así como el fortalecimiento institucional de los actores del ecosistema.

Desde esa entidad se detallaron algunos de los riesgos detectados en relación con los instrumentos del mundo cripto como es la falta de regulación específica; la volatilidad de precios y falta de liquidez; potencial fraude; inadecuado acceso a información relevante.

También se hizo hincapié a que muchos proyectos se encuentran en etapa inicial, que algunos presentan fallas tecnológicas y de infraestructura.

Un aspecto que puede ponerse del lado positivo de estos instrumentos es el carácter transnacional de las negociaciones con ICOs (Oferta Inicial de Monedas).

En lo que respecta a las ofertas que existen en el mercado, en la Argentina en lo que va del año se han presentado proyectos como la criptosoja, donde cada unidad representa una tonelada del principal cultivo del país.

«En cada Token de Criptosoja SOYA, (así su nombre) hay una tonelada de soja real custodiada en un acopio que lo respalda. Esta tonelada, a su vez, está validada por medio de la PoGR («Prueba de Reserva de Granos», por sus siglas en inglés), que es transparente, segura, descentralizada y auditable en todo momento mediante la blockchain de Ethereum (el sistema que la gestiona)», explican desde Agrotoken, la plataforma que lanzó el producto.

Estas condiciones convierten -según sus creadores- al Token SOYA en una Stablecoin Global, un criptoactivo que tiene como valor de referencia al precio de la soja en el mercado local.

Otra oferta, en este caso incluso más exótica, es la de GreenBond Meter que busca vincular un token con la Selva Misionera en Argentina, con el objetivo de evitar su deforestación.

Juan José Núñez, Juan Durañona y Vedia y Alejandro Carrano son los socios locales de GreenBondMeter (GBM), el consorcio global con sede en Estonia y Uruguay que le da soporte a GBM coin, una moneda digital cuya adquisición ayuda a la preservación de bosques o selvas amenazadas por la deforestación.

«Esta iniciativa (..) permite que cada usuario que adquiera un token pueda colaborar con la preservación de un metro cuadrado de biosfera nativa. El proyecto arrancó en Misiones, donde ya se encuentra en proceso de recuperación un campo de 25,000 hectáreas y se extenderá por diez países de todos los continentes hasta completar un millón de hectáreas para recuperar», señala GBM.

En Argentina, otro proyecto local fue Sucoin, la criptomoneda se respalda en la producción azúcar, el producto insignia de la provincia de Tucumán.

En medio de advertencias, las criptomonedas para algunos especialistas en inversiones son el futuro de las transacciones.