Tag

Bitcoin

Browsing

Alcanzó este martes una cotización de US$ 64.300, apenas unos cientos de dólares por debajo de su máximo histórico alcanzado a mediados de abril último.

El Bitcoin alcanzó este martes una cotización de US$ 64.300, apenas unos cientos de dólares por debajo de su máximo histórico alcanzado a mediados de abril último, luego de que debutara en la bolsa de Wall Street el primer fondo de inversión cotizado (ETF, por sus siglas en inglés) vinculado a su valor, tras obtener el aval de la Comisión de Bolsa y Valores de los Estados Unidos (SEC).

El ETF de ProShares Bitcoin Strategy, cotizando bajo el ticker BITO, alcanzó una facturación de casi US$ 1.000 millones en su primer día.

La salida al mercado de BITO llega luego de un rally de 20 días en los que Bitcoin acumula una suba de casi 60%, luego de pasar de poco más de US$ 40.000 el pasado 29 de septiembre a los casi US$ 65.000 en la tarde de este martes, según datos del portal Traidingview.

«Creo que (el alto volumen de negociación) está relacionado con la creciente creencia a medida que avanza el día de negociación de que esto se considerará un lanzamiento exitoso», dijo Stephane Ouellette, director ejecutivo y cofundador de FRNT Financial Inc., una plataforma de mercados de capitales centrada en las criptomonedas.

«Dada la cantidad de vías que los inversionistas minoristas ya tienen para participar en BTC, claramente los ETF con sede en EE.UU. están satisfaciendo algún tipo de demanda latente, incluso si es de nicho», apuntó Ouellette a Bloomberg.

Tanto la comunidad criptográfica como los inversionistas en Wall Street esperaban la salida al mercado de un ETF de Bitcoin, dado que la aprobación de los reguladores abriría las monedas digitales a más inversionistas convencionales.

El fondo ProShares se basa en contratos de futuros y se presentó bajo las reglas de fondos mutuos que el presidente de la SEC, Gary Gensler, sostuvo que brindan «protecciones significativas para los inversionistas».

«BITO permitirá que muchas personas que han estado esperando una manera fácil de invertir en Bitcoin puedan hacerlo de una manera sólida, que se involucren y lo tengan en sus carteras», dijo Simeon Hyman, estratega de inversión global de ProShares.

Algunos analistas estiman que el ETF de Bitcoin basado en futuros podría atraer más de US$ 50.000 millones en entradas en su primer año, dada la exageración a su alrededor.

Muchos se guían por la recepción que tuvo el fondo SPDR Gold Shares (GLD), que tuvo el ascenso rápido a US$ 1.000 millones en activos bajo administración, alcanzando el hito en solo tres días.

Alcanzó máximos no registrados desde mayo, valorizándose un 35% sólo durante el ultimo mes. Los inversores son optimistas de que la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos apruebe el primer fondo cotizado en bolsa de futuros de la criptomoneda.

El bitcoin, la principal moneda digital en el mundo, subió casi el 4% acercándose a los US$ 60.000, tras la apuesta de los inversores de que la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) apruebe el primer fondo cotizado en bolsa de futuros de la criptomoneda.

De esta forma, el bitcoin alcanzó máximos no registrados desde mayo, valorizándose un 35% sólo durante el ultimo mes.

Los inversores son optimistas de que la SEC apruebe el primer fondo cotizado en bolsa de futuros de la criptomoneda.

Comúnmente denominados como ETF por sus siglas en inglés, los mismos se tratan de fondos de inversión asociados a múltiples productos.

Actualmente existen cerca de 40 solicitudes de ETF de bitcoin (la primer registrada en 2013), y según fuentes consultadas por la agencia Bloomberg, se espera que no haya objeciones para que uno de ellos (el ETF ProShares) debute en la Bolsa de Nueva York el próximo martes, y luego hagan lo mismo otros cuatro durante el resto del mes.

La SEC hasta ahora había tenido una posición contraria a este tipo de instrumentos por la posible manipulación de precios, la falta de liquidez, la amenaza de hackers y ausencia de modalidades para mitigar la volatilidad de estas monedas digitales.

La SEC hasta ahora había tenido una posición contraria por la posible manipulación de precios, la falta de liquidez, la amenaza de hackers y ausencia de modalidades para mitigar la volatilidad

De acuerdo con la ley federal, las solicitudes pueden entrar en vigor si la SEC deja pasar un plazo obligatorio sin solicitar cambios ni ordenar al aspirante a emisor que retire la presentación.

La aprobación de un instrumento vinculado con el bitcoin en un mercado regular, permitiría a las criptomonedas expandirse a un público mas amplio, y sería considerado como un hito para los promotores del mercado, que desde hace tiempo buscan una mayor aceptación en Wall Street.

Por su parte, Antoni Trenchev, co-fundador del prestamista de criptomonedas Nexo, señaló a Bloomberg que “Estados Unidos siempre fue el premio mayor y (la aprobación del ETF) implicaría una mayor validación regulatoria y aceptación de las criptomonedas”.

El bitcoin había alcanzado un valor récord de US$ 64,870 en abril, para luego caer a casi la mitad de dicho valor por las prohibiciones impuestas por China a ese mercado, que incluyó desde la prohibición local del intercambio con criptomonedas al desmantelamiento de las “granjas” de minado que permiten el procesamiento de las transacciones.

Actualmente en muchos países está en discusión la regulación por este tipo de operaciones para poder manejar el crecimiento exponencial de las mismas: el mercado de activos cripto creció de US$ 16 mil millones hace cinco años a US$ 2,3 billones actualmente.

En ese marco, el vicegobernador para la estabilidad financiera del Banco de Inglaterra, Jon Cunliffe, advirtió que, de no mediar regulaciones, las criptomonedas podrían causar consecuencias en la economía real y una crisis financiera global similar a la de las hipotecas subprime en 2008.

“Cuando algo en el mercado financiero está creciendo demasiado rápido y creciendo en un espacio mayormente desregulado, las autoridades tienen que tomar acciones”, señaló advirtió Cunliffe.

Los precios de las criptomonedas se hundieron el lunes, ya que las preocupaciones sobre el riesgo de contagio para la economía global por los problemas del grupo inmobiliario chino Evergrande se extendieron por los mercados financieros.

El bitcóin, la criptomoneda más grande y conocida del mundo, cayó a 42.453,97 dólares, su nivel más bajo desde el 7 de agosto, antes de recortar algunas pérdidas para negociarse con una caída del 7,4% a 43.745 dólares.

Alcanzó un máximo de casi cuatro meses por encima de los 52.000 dólares el 6 de septiembre.

El rival más pequeño, el ether, cayó más del 10% por debajo de los 3.000 dólares por primera vez desde principios de agosto. Más tarde, bajaba un 7,6% a 3.071 dólares.

La capitalización de mercado del mercado de criptomonedas cayó un 10% el lunes a menos de 1,94 billones de dólares, desde los 2,17 billones del sábado pasado.

La pérdida del valor de las criptomonedas se produce en un momento en que algunos bancos de inversión han aumentado sus pronósticos para las criptomonedas en los próximos meses.

«Bitcóin ha perdido soporte en la marca de los 44.000 dólares y parece que va a poner a prueba su piso de 39.000 dólares. Si cae de aquí, podemos esperar una corrección significativa», agregó.

Ethereum, Cardano, Binance Coin, XRP, Dogecoin y Polkadot, también sufrieron caídas entre el 15% y el 20%.

El bitcoin sufrió una gran caída y perdió más del 15%, es decir alrededor de 6.000 dólares. Con estos resultados, volvió a los 46.000 dólares después de haber superado los 51.000 dólares por primera vez desde mayo.

Por otro lado, Ethereum, Cardano, Binance Coin, XRP, Dogecoin y Polkadot, también sufrieron caídas entre el 15% y el 20%.

Leer más: El bitcoin ya es una moneda de curso legal en el Salvador
Vale destacar que ese martes, El Salvador se convirtió en el primer país del mundo por el que circula el bitcoin como moneda de curso legal.

 

El Gobierno de Nayib Bukele asegura que la polémica medida contribuirá a la bancarización de la población y evitará una pérdida de 400 millones de dólares en las remesas que los salvadoreños envían desde el extranjero y que representan el 22% del PBI, aunque algunos expertos lo cuestionan.

El Salvador se convertirá mañana en el primer país del mundo en reconocer el bitcoin como moneda legal, en medio de un fuerte escepticismo y advertencias de economistas y organismos financieros internacionales.

En El Salvador, que dolarizó su economía hace dos décadas, la mayoría de los 6,5 millones de habitantes rechaza el bitcoin impulsado por Bukele y prefiere seguir usando el billete verde, según las últimas encuestas.

Siete de cada 10 salvadoreños señalaron estar “en desacuerdo o muy en desacuerdo” con el bitcoin, que circulará a la par del dólar, indicó un reciente sondeo de la Universidad Centroamericana (UCA) que consultó a 1.281 personas a mediados de agosto.

Un 65,7% de los más de 1.500 consultados en otro sondeo del diario La Prensa Gráfica dijo desaprobar la criptomoneda.

La directora del Instituto de Opinión Pública de la UCA, Laura Andrade, asegura que la población se resiste porque no lo considera una vía para mejorar su situación económica.

El sondeo de la UCA indicó que un 65,2% de la población no está interesada en descargar la billetera electrónica “Chivo” necesaria para hacer compras y ventas en bitcoins, y no está de acuerdo en que el Gobierno otorgue el equivalente a 30 dólares como estímulo a los usuarios de la criptomoneda, como ha decidido.

“Ese bitcoin es una moneda que no existe, es una moneda que no va a favorecer a los pobres sino a los acaudalados, porque uno de pobre, ¿qué puede invertir, si a duras penas tenemos para comer?”, dijo José Santos Melara, un veterano de la guerra civil (1980-1992) que el viernes participó en una protesta contra la criptomoneda, informó la agencia de noticias AFP.

El BTC cerró la semana en positivo, una señal que catapultó la cotización del resto de las criptomonedas y tokens del mercado que consolidan la tendencia alcista que traen desde hace ya un mes.

El Bitcoin (BTC) superó este domino los US$ 51.000 por primera vez desde principios de mayo y cerró la semana en positivo, una señal que catapultó la cotización del resto de las criptomonedas y tokens del mercado que consolidan la tendencia alcista que traen desde hace ya un mes.

La mayor criptomoneda subió hasta los US$ 51.362 este domingo, tras haber tocado brevemente los US $ 51.000 el viernes último, un nivel que no alcanzaba desde el 12 de mayo,

Aquel día, BTC cayó 12,4% en sólo una jornada e inició un desplome del mercado que lo llevó a perforar la barrera de los US$ 30.000 a mediados de julio.

Sin embargo, tanto Bitcoin como la mayoría de las criptomonedas (Ether, Cardano, Polkadot y Binance Coin, entre otras) volvieron a aumentar muy fuertemente de precio en las últimas semanas.

El Ether -segunda criptomoneda de mayor volumen- subió 21,84% a US$ 3,948 en los últimos 7 días mientras que Cardano -tercera criptomoneda del mercado- alcanzó una capitalización de más de US$ 100.000 millones días atrás y subió un 2,9% la última semana, aunque acumula más de 100% de aumento en el último mes, según datos de CoinMarketCap.

El mayor interés institucional, la aceleración del desarrollo en áreas como las finanzas descentralizadas -conocidas como DeFi- y la aparición de los tokens no fungibles o NFT, para la comercialización de activos digitales u obras de arte, son algunos de los motivos que explican esta explosión de interés en los últimos años en los activos criptográficos.

Sin embargo, el mes pasado se sumaron también buenas noticias para el mercado -como el aumento de la tasa de hash, que mide la potencia informática utilizada en la minería y procesamiento de operaciones- y un nuevo impulso de personalidades influyentes en el ambiente cripto.

Tal vez la más importante de todas haya sido la del dueño de Tesla, Elon Musk, quien a finales de julio dijo que posee personalmente Bitcoin, Ethereum y Dogecoin y que le «gustaría que las criptomonedas tuvieran éxito».

«Si bien esperamos que el precio de US $ 50.000 se mantenga, los compradores de Bitcoin están ejerciendo más optimismo para un aumento de precio aún mayor para fin de año», dijo Petr Kozyakov, cofundador y director ejecutivo de la red de pagos globales Mercuryo, según consignó Bloomberg.

Por su parte, Nikolaos Panigirtzoglou, estratega de JPMorgan Chase & Co, sostuvo días atrás que «si bien está lejos del máximo histórico de 55% visto en enero de 2018, en 32,6% la participación de altcoins (criptos distintas a Bitcoin) parece bastante elevada según los estándares históricos».

«En nuestra opinión, es más probable que sea un reflejo de la ‘manía’ de los inversores minoristas y un reflejo de una tendencia alcista estructural», sentenció Panigirtzoglou.

El precio del bitcóin, que volvió a crecer el mes pasado, lleva más de una semana oscilándo cerca de los 50.000 dólares.

Al igual que todo en el mercado, la principal criptodivisa tiene fama de ser volátil: entre enero y mediados de abril su valor creció más del 100 %, después de lo cual cayó a la mitad en los siguiente tres meses antes de subir un 65 % en julio y agosto.

¿Entonces por qué ahora está poniendo el freno la criptodivisa apodada ‘oro digital’?
En primer lugar, los inversores están reorientando su foco hacia las monedas digitales alternativas, también llamadas altcoines, según explica el periodista Paul Vigna en su análisis para Wall Street Journal.

Así, el precio de Cardano se duplicó el mes pasado, convirtiéndose en la tercera mayor criptomoneda del mundo. Por su parte, Avalanche vio triplicar su valor en agosto, mientras que Binance Coin creció un 50 %.

Conforme a datos de CoinShares, el influjo de inversiones en los fondos de ethers ―la moneda del sistema descentralizado Ethereum― contabilizó 22,4 millones de dólares el mes pasado, mientras las inversiones en Cardano ―otra plataforma basada en la tecnología de ‘blockchain’― se situaron en 18,7 millones de dólares.

El valor del ether ha crecido el 25 % en una semana y más del 400 % en lo que va de año.

NFT

Paralelamente, los tokens no fungibles (NFT), que se dispararon la pasada primavera boreal, siguen en alza y algunos de esos activos han visto cómo su valor se cuadriplicaba en pocos días.

Conforme a estadísticas de DappRadar, el volumen de negocios en OpenSea, la mayor plataforma de NFT, sumó 3.500 millones de dólares en los últimos 30 días, que contrasta con los cerca de 1.000 millones de dólares acumulados entre su fundación en 2016 y agosto de este año.

Este sector del criptomercado ha llamado la atención de dos gigantes estadounidenses: por un lado, el sistema de pagos Visa adquirió en agosto una imagen digital única de la colección CryptoPunks compuesta por 10.000 avatares por 150.000 dólares, mientras Facebook anunció que considera la creación de servicios para los NFT en su futuro monedero digital.

Este tipo de noticias, de ser aplicadas al bitcóin, habrían dado un impulso significativo al valor de la moneda descentralizada, como solían hacerlo, indica Vigna.

Algunos analistas citados por Bloomberg atribuyen el éxito de los altcoines al hecho de que los especuladores se están reorientando hacia «nuevos y más emocionantes criptoproyectos», como generalmente sucede después de grandes redadas en el mercado.

¿Fuga definitiva o patrón del pasado?

El crecimiento del mes pasado no logró atraer a muchos nuevos inversores de bitcóin. Datos de CoinShares revelan que los fondos de bitcoines vieron una fuga de 61 millones de dólares. Además, la pérdida fue registrada en 14 de las 16 últimas semanas.

Bret Oliver, analista de Momentum Structural Analysis, compara la dinámica de negocios en bitcoines tras el máximo histórico en abril con lo que ocurrió en 2017. Aquel año, su precio llegó a unos 20.000 dólares, cayó drásticamente en los tres meses siguientes y pasó más de un año en un extenso descenso antes de que comenzara un nuevo aumento.

El descenso no necesariamente debe ser tan largo, señala el experto, pero espera que el mercado se detenga en una banda después de una venta masiva este año antes de formar una nueva base. Esto significa que incluso si el mínimo de julio se mantiene, la recuperación sería un proceso extendido.

Al momento de la redacción de este artículo, el bitcóin cotiza en 50.747 dólares, según datos de CoinMarketCap.

Bitcoin y Etherum son las dos criptomonedas que se encuentran en alza alentando a los inversores. Después de una fuerte caída a fines de mayo, volvió a repuntar y crecen las expectativas.

El bitcoin superó los U$s 45.000 y recuperó el valor alcanzado el 16 de mayo cuando llegó a U$s 45.570, antes de la brusca caída. Pero el bitcoin no es la única criptomoneda que está en alza sino también Etherum, que aumentó hasta un 3,5% a US$ 3.191.

Este crecimiento se da después de la actualización de la blockchain de Ethreum, la red por la que corre el Ether y pese a la incertidumbre que genera la posible regulación de las divisas digitales que busca imponer el gobierno de Joe Biden en Estados Unidos. Se trata de un proyecto de ley de infraestructura que el gobierno de los Estados Unidos presentó ante el Congreso y que, entre sus enmiendas, aborda la idea de presentar informes para las transacciones criptográficas mayores a US$ 10.000 y la recaudación de impuestos.

El precio del bitcoin revertió por completo la tendencia a la baja que tuvo durante la semana. El fin de semana pasado, el bitcoin había llegado a U$s42.500 dólares y tuvo una baja durante la semana alcanzando su pico mínimo de u$s37.674 el 4 de agosto. Pero en las últimas horas redobló la apuesta incentivando las expectativas de los inversores y se espera que a fin de año llegue a los U$s100.000.

«El estado de optimismo parece haber regresado a los mercados de criptomonedas. Bitcoin lidera la carga mientras Ethereum continúa obteniendo ganancias», dijo Paolo Ardoino, director de tecnología de la Bitfinex, en diálogo con Bloomberg.

Aún así, dijo, «es poco probable que la turbulencia que hemos visto en los mercados de cifrado en las últimas semanas disminuya».

Las criptomonedas están recuperando terreno después de retroceder significativamente desde máximos históricos en los últimos meses, un revés atribuido a las preocupaciones sobre la represión de China a los mineros de Bitcoin y a los cuestionamientos que el empresario Elon Musk hizo sobre el uso de energía para validar las transacciones con criptomonedas.

De momento estos factores no están frenando el avance de las criptomonedas, cuyo valor de mercado se ha recuperado a alrededor de US$ 1,88 billones desde un mínimo de mediados de junio de casi US $ 1,2 billones, según CoinGecko.com.

La jornada anterior su precio cayó hasta los 30.000 dólares por primera vez desde enero de este año.

Varios inversores institucionales comenzaron a comprar bitcoines, luego de que este miércoles el precio de ese activo sufriera un colapso del 30%, afirmó el director gerente de la firma global de servicios financieros BTIG, Julian Emanuel, en una entrevista con la CNBC.

El bitcóin cotiza alrededor de 40.000 dólares en las operaciones de este jueves, después de una brusca caída en la jornada anterior, cuando bajó a 30.000 dólares por primera vez desde enero de este año.

Según Emanuel, cuando el precio del bitcóin tocó fondo, las instituciones, que inicialmente tenían un punto de entrada bajo para invertir, comenzaron a mostrar interés en esa criptodivisa. El hecho de que su precio subiera «con tanta fuerza» inmediatamente después de la caída, significa que los «inversores institucionales continúan viendo al bitcóin como una alternativa viable en una cartera diversificada», sostuvo el ejecutivo de BTIG.

Fondos de cobertura

Por su parte, el portal The Block, citando a dos firmas de corretaje de criptomonedas, informa que los fondos de cobertura y los administradores de activos compraron bitcoines durante el desplome de este miércoles, provocando el posterior ascenso de su cotización.

También reporta que la plataforma Genesis Global Trading envió una nota a sus clientes, señalando que los fondos macroeconómicos habían comenzado a adquirir dicha divisa digital después de que su valor cayera a 35.000 dólares.

En las últimas 24 horas, la moneda perdió cerca del 27 % de su valor.

En una prolongada caída que se desarrolla desde de la semana pasada, el bitcóin se ha depreciado este miércoles hasta situarse alrededor de los 30.689 dólares, según el portal CoinDesk.

Al alcanzar este mínimo, la moneda ha subido un poco y ahora se vende por alrededor de 32.870 dólares.

En las últimas 24 horas, la moneda perdió cerca del 27 % de su valor.

Otras criptodivisas también sufren fuertes pérdidas. Así, la segunda divisa digital más capitalizada, el ethereum, ha perdido cerca del 30 % de su valor y vale ahora alrededor de 2.320 dólares. Por su parte, el dogecóin, que se cotiza a 0,31 dólares, ha caído un 35 %.

El tipo de cambio de la divisa digital más grande lleva a la baja durante varios días, desde el pasado miércoles cuando el fundador de Tesla, Elon Musk, informó que se abandonaría el uso del bitcóin para las compras de automóviles. Esta tendencia se ha acelerado por la caída generalizada de criptomonedas tras prohibición de China anunciada este martes de que puedan ser usadas en sus instituciones financieras.

Como resultado, previamente hoy el bitcóin regresó a niveles anteriores a la inversión multimillonaria de Tesla, que tuvo lugar el 8 de febrero.