Tag

El Maiten

Browsing

El colegio fue noticia luego de que sus estudiantes padecieran una intoxicación por monóxido de carbono. «El informe sobre la Escuela 7719 indicó que hubo una mala instalación del sistema de salida de gases de la caldera por parte de la empresa. Se trabajó en el exterior del edificio por eso se siguió dictando clases» dijo el ministro Aguilera.

Esta mañana habló con FM EL CHUBUT el ministro de Infraestructura de Chubut Gustavo Aguilera sobre el caso de la Escuela 7719 de El Maitén en donde más de 50 alumnos sufrieron una intoxicación por monóxido de carbono.

«El informe sobre la Escuela 7719 indicó que hubo una mala instalación del sistema de salida de gases de la caldera por parte de la empresa. Se trabajó en el exterior del edificio por eso se siguió dictando clases. En 40 días el establecimiento educativo estará listo para funcionar», informó Aguilera.

Sobre la contratación de la empresa el funcionario expresó que «El Estado contrata en forma directa por la urgencia. De lo contrario el proceso lleva cuatro meses. Hay que tener en cuenta el mejor precio y los antecedentes de la empresa. Juan Cotet ha sido contratado en cuatro o cinco obras aparte de la Escuela 7719 y no hubo problemas».

«Educación siempre hizo obras en las escuelas. Me voy a reunir con José Grazzini después de que asuma. Vamos a definir cómo vamos a trabajar. Es muy posible -de acuerdo a lo que hablamos-, que las obras que tenía Educación las termine Infraestructura», ultimó con FM ELCHUBUT.

Funcionarios de Chubut presentaron un proyecto para potenciar el Viejo Expreso Patagónico La Trochita. Plantean la ampliación de la estación, para contar con una confitería y un salón de ventas.

El presidente de la Unidad Ejecutora Provincial (UEP) del Ministerio de Agricultura, Ganadería, Industria y Comercio de Chubut, Pablo Muñoz y la subsecretaria de Turismo, María José Pögler, se reunieron con funcionarios nacionales de las áreas de Cultura y Turismo para potenciar el servicio del Viejo Expreso Patagónico “La Trochita”.

Del encuentro participaron la presidenta de la Comisión Nacional de Monumentos, Lugares y Bienes Históricos del Ministerio de Cultura de la Nación, Teresa de Anchorena; Cristina González Bordón de dicha entidad; y Mariana Pérez Márquez, directora Nacional de Turismo de Naturaleza.

En el caso de El Maitén, el trabajo apunta a fortalecer los talleres ferroviarios y el valor histórico de la localidad; y en Esquel, mejorar la infraestructura y sumar servicios.

Atractivo turístico

“La idea es potenciar esa característica del pueblo ferroviario en un atractivo turístico, que acompañe el atractivo que ya tienen las salidas del tren. En septiembre van a estar visitando, haciendo un relevamiento”, explicó Muñoz.

El funcionario adelantó que “hablamos de potenciar el servicio hasta Ñorquinco en el límite con la vecina provincia de Río Negro, para desde Bariloche poder ofrecer el atractivo”.

“Trochita shop”

En el caso de la Trochita Esquel, la comitiva provincial planteó la necesidad de ampliación de la estación, para contar con una confitería y el funcionamiento de un “Trochita shop”, para comercializar merchandising del tren.

“Ya se está trabajando sobre un proyecto, va a ser tenido en cuenta para poder financiarlo a través de Obras Públicas de Nación o dentro del programa 50 destinos del Ministerio de Deportes y Turismo de Nación”, agregó Muñoz.

Lo remarcó el abogado de las directoras, quien reveló que han recibido amenazas y se tuvo que pedir una prohibición de acercamiento de un padre. Remarcó que la obra fue constatada por la Región I, de Educación, y «la reposarle es la Ministra que hoy no está, fácilmente huyó por la puerta trasera».

El abogado Juan Zapata representa a las directoras de las escuelas 7.719 y 93 (que funcionan en el mismo edificio) y en este contexto se refirió a través de FM Impacto de El Maitén a lo ocurrido y las responsabilidades atribuidas por vecinos a las directivas.

En primer término expresó que por lo sucedido hay 2 investigaciones «una de parte de Fiscalía por las lesiones y otra por parte de la Oficina Anticorrupción por las contrataciones que en cierta manera son dudosas».

Cadena 3 publicó que en este contexto, «las directivas decidieron tener representación», informó y repasó que la situación edilicia del establecimiento «se viene reclamando hace tiempo. Ambas han elevado por actas y notas el reclamo que se hizo por parte de los padres, se consideró y se tuvo en cuenta».

Expresó que los reclamos «se hicieron a Obras Públicas, que son los responsables de mantener los edificio -pero- Obras deslindó la responsabilidad porque desde Educación, la Región I, se contrató a una empresa para que haga las obras». Sobre esto, incluso, señaló que «Camuzzi no tomó conocimiento».

Continuó señalando que «los directivos reclamaron, la empresa es la idónea y lo único que hace el directivo es recepcionar una obra que no estaba terminada -y ahora- en cierta manera nos encontramos con que somos parte de esta situación, porque el directivo también podría haber sido afectado».

«Toda la comunidad fue atacada por esta mala obra realizada por una empresa que nunca fue recepcionada», apuntó y remarcó que «el directivo es un docente, no es gasista ni albañil para controlar», enfatizó.

Es en este sentido que insistió en que «la obra todavía no estaba terminada, la empresa seguía terminando y ante la consulta de si se puede ocupar un espacio la empresa dio el ok. Ellos iban habilitando por sectores y el directivo confía en el profesional que lleva adelante la tarea».

«Si la empresa dice que el sector esta habilitado aunque no está recepcionada, no se puso en duda, todos actuamos de buena fe con respecto a esto», sentenció.

Sumó además que al haber sido contratada la obra por Educación, «la responsabilidad principal es de la Ministra que presentó la renuncia, ya no tenemos a la ministra responsable de todo esto».

Desde Educación «bajan las indicaciones que se tiene que continuar, que las escuelas se tienen que abrir -cuando- hoy hay escuelas que están en un estado calamitosos», y además «están las instrucciones de la delegación o supervisión, que dicen que las escuelas tienen que seguir».

«A pesar que uno sea director, las instrucciones vienen de arriba. Si no se acatan, los sacan y vienen otros que hacen lo que dicen de arriba», poniendo énfasis en que «no me cabe dudas» que los directores trabajan bajo presión.

«Los supervisores y ministros dan esas instrucción, la reposarle es la Ministra que hoy no está, fácilmente huyó por la puerta trasera, presentó la renuncia, se la aceptaron y se fue. Ella tiene la reusabilidad de todo esto, empecemos desde arriba, de quien corresponde», disparó.

En otro sentido, reveló que hay padres que han amenazado a las directoras, llegando un caso a solicitarse una prohibición de acercamiento. «Hubo amenazas, tuvimos que poner prohibiesen de acercamiento, estamos confundiendo los roles», señaló.

Pidió «apuntemos a quien corresponde, no le peguemos a un 4 de copas, apuntemos a quienes hicieron el contrato, quienes demoraron en hacerla y quienes la hicieron mal».

Insistió así que «desde hace mucho tiempo hubo actas solicitando las obras, la escuela estaba en un estado que se debía modificar muchas cosas, se escuchó el reclamo, se hicieron y fueron por la vía que corresponde».

«Se logró que una empresa venga, dijo que estaba y se continuó con las clases. Entonces no matemos a quien hace las cosas bien. Al que las hizo mal se hagan cargo y entiendo que no son los directivos», expresó.

Sobre el final, señaló que «todo el establecimiento estuvo en peligro y quien puso en peligro es una empresa que hizo un trabajo mal. La responsabilidad es de una empresa y quien los contrató».

Lo remarcó el abogado de las directoras, quien reveló que han recibido amenazas y se tuvo que pedir una prohibición de acercamiento de un padre. Remarcó que la obra fue constatada por la Región I, de Educación, y “la reposarle es la Ministra que hoy no está, fácilmente huyó por la puerta trasera”.

El abogado Juan Zapata representa a las directoras de las escuelas 7.719 y 93 (que funcionan en el mismo edificio) y en este contexto se refirió a través de FM Impacto de El Maitén a lo ocurrido y las responsabilidades atribuidas por vecinos a las directivas.

En primer término expresó que por lo sucedido hay 2 investigaciones “una de parte de Fiscalía por las lesiones y otra por parte de la Oficina Anticorrupción por las contrataciones que en cierta manera son dudosas”.

En este contexto, “las directivas decidieron tener representación”, informó y repasó que la situación edilicia del establecimiento “se viene reclamando hace tiempo. Ambas han elevado por actas y notas el reclamo que se hizo por parte de los padres, se consideró y se tuvo en cuenta”.

Expresó que los reclamos “se hicieron a Obras Públicas, que son los responsables de mantener los edificio -pero- Obras deslindó la responsabilidad porque desde Educación, la Región I, se contrató a una empresa para que haga las obras”. Sobre esto, incluso, señaló que “Camuzzi no tomó conocimiento”.

Continuó señalando que “los directivos reclamaron, la empresa es la idónea y lo único que hace el directivo es recepcionar una obra que no estaba terminada -y ahora- en cierta manera nos encontramos con que somos parte de esta situación, porque el directivo también podría haber sido afectado”.

“Toda la comunidad fue atacada por esta mala obra realizada por una empresa que nunca fue recepcionada”, apuntó y remarcó que “el directivo es un docente, no es gasista ni albañil para controlar”, enfatizó.

Es en este sentido que insistió en que “la obra todavía no estaba terminada, la empresa seguía terminando y ante la consulta de si se puede ocupar un espacio la empresa dio el ok. Ellos iban habilitando por sectores y el directivo confía en el profesional que lleva adelante la tarea”.

“Si la empresa dice que el sector esta habilitado aunque no está recepcionada, no se puso en duda, todos actuamos de buena fe con respecto a esto”, sentenció.

Sumó además que al haber sido contratada la obra por Educación, “la responsabilidad principal es de la Ministra que presentó la renuncia, ya no tenemos a la ministra responsable de todo esto”.

Desde Educación “bajan las indicaciones que se tiene que continuar, que las escuelas se tienen que abrir -cuando- hoy hay escuelas que están en un estado calamitosos”, y además “están las instrucciones de la delegación o supervisión, que dicen que las escuelas tienen que seguir”.

“A pesar que uno sea director, las instrucciones vienen de arriba. Si no se acatan, los sacan y vienen otros que hacen lo que dicen de arriba”, poniendo énfasis en que “no me cabe dudas” que los directores trabajan bajo presión.

“Los supervisores y ministros dan esas instrucción, la reposarle es la Ministra que hoy no está, fácilmente huyó por la puerta trasera, presentó la renuncia, se la aceptaron y se fue. Ella tiene la reusabilidad de todo esto, empecemos desde arriba, de quien corresponde”, disparó.

En otro sentido, reveló que hay padres que han amenazado a las directoras, llegando un caso a solicitarse una prohibición de acercamiento. “Hubo amenazas, tuvimos que poner prohibiesen de acercamiento, estamos confundiendo los roles”, señaló.

Pidió “apuntemos a quien corresponde, no le peguemos a un 4 de copas, apuntemos a quienes hicieron el contrato, quienes demoraron en hacerla y quienes la hicieron mal”.

Insistió así que “desde hace mucho tiempo hubo actas solicitando las obras, la escuela estaba en un estado que se debía modificar muchas cosas, se escuchó el reclamo, se hicieron y fueron por la vía que corresponde”.

“Se logró que una empresa venga, dijo que estaba y se continuó con las clases. Entonces no matemos a quien hace las cosas bien. Al que las hizo mal se hagan cargo y entiendo que no son los directivos”, expresó.

Sobre el final, señaló que “todo el establecimiento estuvo en peligro y quien puso en peligro es una empresa que hizo un trabajo mal. La responsabilidad es de una empresa y quien los contrató”.

En el mundillo de la obra pública que manejaba el Ministerio de Educación había un secreto a voces que ayer fue puesta a la luz por el diputado provincial Rafael Williams: “Las licitaciones para refacciones de escuelas en la cordillera siempre las gana Cottet”.

Es que la intoxicación con monóxido de carbono de más de 50 alumnos y docentes de la Escuela N° 7719 de El Maitén, por culpa de una mala refacción en la salida de la calefacción, puso sobre el tapete a las empresas que contrata el gobierno para la realizar estas obras, que, como ya publicamos www.lavozdechubut, son siempre las mismas.

Servicios Integrales de la construcción, de Juan Cottet, fue la empresa contratada para realizar las refacciones de la Escuela N° 7719, por las que el gobierno abonó $ 4.233.264. Pero esa no es la única obra que el gobierno le asignó a la empresa de Cottet, sino que en el último tiempo hay al menos seis más, que sumadas a la de El Maitén, le representaron a la empresa un ingreso de $ 23.654.440,69.

Escuela N° 69 Cushamen

En diciembre de 2020, se adjudicó a la firma Juan Manuel Cottet la obra “Refacción general Escuela N° 69 – Cushamen” por un importe de $ 3.121.469, 21 con un plazo de ejecución de 120 días.
Escuela N° 58 y viviendas oficiales del Cohiue

El 25 de noviembre de 2021 se aprobó la contratación directa de la Subsecretaría de Obras Públicas de Servicios Integrales de la construcción para la “intervención de gas Escuela N° 58 y viviendas oficiales del Cohiue” por el que se abonó $ 901.446.

Escuela N° 69 – Cushamen

El 22 de marzo de 2021 se abonó a Juan Manuel Cottet $ 936.440, 76 por la obra de “refacción general de la Escuela N° 69 de Cushamen”.

Escuela N° 137 – Costa del Chubut

El 23 de marzo de 2021 se adjudicó la obra “s/intervención en sanitarios y arreglos menores en Escuela N° 137 – Costa del Chubut” a la firma Juan Manuel Cottet, con un presupuesto de $ 3.587.474,72.

Escuela N° 734 – El Hoyo

El 3 de Febrero pasado, Servicios Integrales de la construcción se adjudicó la obra “refacciones varias Escuela N° 734 – El Hoyo”, por un importe de $ 7.741.802

Escuela N° 59 Fofo Cahuel y Escuela N° 69 de Cushamen

El 17 de marzo de este año, el gobierno aprobó lo actuado por la Dirección Regional de Obas Públicas de Esquel y abonó $ 3.132.544 a Juan Manuel Cottet por la “intervención gas en Escuela N° 59 Fofo Cahuel y Escuela N° 69 de Cushamen”.

La Trochita sigue siendo uno de los principales atractivos, no solo para los visitantes que durante el año llegan a la Cordillera para vacacionar, sino que además para las empresas que ofrecen productos y servicios turísticos.

En este contexto es que, a comienzos de semana, el tren administrado por el Estado provincial llevó adelante una salida especial con tour-operadores que recorren la zona para conocer particularidades del destino Comarca de los Andes.

La agenda incluyó primero una visita al Centro de Actividades de Montaña (CAM) «La Hoya», que el 1 de julio próximo inaugura la Temporada de Esquí, y luego una salida en el Viejo Expreso Patagónico, en el tramo que conecta las estaciones Esquel y Nahuelpan.

La tour-operadora mayorista «360 Regional», junto con 40 prestadores minoristas de las provincias de Córdoba, La Rioja y Santa Fe, disfrutó a pleno del recorrido en un tren de características únicas en la Argentina.

Este producto emblemático de la Provincia del Chubut, con dos estaciones (una localizada en la ciudad de Esquel y otra en El Maitén), se suma a partir de ahora al paquete de actividades dentro del destino cordillera que ofrecen las agencias.

Es preciso destacar que desde la Subgerencia de Marketing y Comercialización de La Trochita se avanza en la presentación de una tarifa diferencial a las tour-operadoras que trabajan con grupos de turistas que desean llegar a la región.

La visita de agentes de viajes pudo concretarse a través del trabajo conjunto entre la Secretaría de Turismo de la Municipalidad de Esquel, el CAM «La Hoya» y la Unidad Ejecutora Provincial, dependiente del Ministerio de Agricultura, Ganadería, Industria y Comercio del Chubut.

Será el fiscal Omar Rodríguez quien llevará adelante las inspecciones, autorizaciones y habilitaciones sobre la obra de gas del colegio, que derivó en un escape de gas y la intoxicación de alumnos y docentes días atrás. Los padres se movilizaron pidiendo seguridad para que sus hijos puedan estudiar.

La comunidad de El Maitén se movilizó este pasado lunes tras una intoxicación de estudiantes y docentes con monóxido de carbono en la Escuela 7.719. Los padres pidieron mayor seguridad para que sus hijos puedan regresar a las aulas en condiciones seguras.

La situación originada en la escuela derivó en la renuncia de la ministra de Educación, Florencia Perata, que fue confirmada este martes. Ya hay en marcha una investigación para establecer lo sucedido y las consecuencias en la salud de las personas afectadas por el escape de monóxido.

En ese marco, el procurador general del Chubut, Jorge Miquelarena, confirmó que sumó al fiscal jefe de la Unidad Anticorrupción, Omar Rodríguez.

A partir de esta decisión la investigación se dividirá en dos: una parte que llevará adelante el fiscal de Lago Puelo, Carlos Díaz Mayer, sobre consecuencias penales de la afectación a la salud y en tanto, Omar Rodríguez investigará las inspecciones, autorizaciones y habilitaciones a cargo de funcionarios.

Hasta el momento hay solo dos denuncias presentadas: la realizada por los padres de los alumnos de la escuela y del gobernador, Mariano Arcioni.

La denuncia del gobernador “menciona a la persona que fue contratada para estas reparaciones; dice que no hubo inspección de obra, ni autorizaciones y validaciones necesarias de los inspectores del Poder Ejecutivo ni de Camuzzi. Es necesaria una profunda investigación de este tipo de contrataciones”.

“Se advierte que la institución educativa no se encontraba en condiciones para recibir alumnos, sin contar a simple viste el final de obra correspondiente a las refacciones realizadas y en particular la de gas”

De acuerdo a los hechos se analizará la calificación penal. “Como mínimo, independientemente a los daños a la salud, sería incumplimiento a los deberes de funcionario público”.

Según consta en el expediente caratulado “Intervención gas, baños y refacciones varias en Escuela Nº 93 Buenos Aires Chico”, hubo una “evidente negligencia cometida por la empresa constructora que estaba a cargo de las refacciones”, según publica Jornada.

Por su parte, el fiscal Carlos Mayer adelantó que «será la punta del ovillo, porque va a determinar quién ordenó, quién dispuso y qué pasó con la primera refacción que no se habría realizado bien”.

Lo denunció una madre quien precisó que su hija continúa con secuelas de la intoxicación sufrida en la Escuela 7.719 y “el seguro todavía no se activó”. En medio de una manifestación en El Maitén, otros padres reclamaron que “esto no quede impune” y reclamaron “garantías que esto se haga bien -ya que- podríamos haber perdido una vida”.

Este lunes hubo una manifestación en El Maitén en repudio a lo sucedido con la Escuela 7.719 y en ella participaron los padres de los alumnos afectados por el monóxido de carbono.

Fue en este contexto que una de las madres de los alumnos de El Maitén, Vanesa, dio cuenta que su hija fue afectada por la intoxicación con monóxido de carbono y remarcó que a casi una semana de lo ocurrido el seguro escolar que cubre a los alumnos aún no se ha activado.

En este sentido, señaló que a la fecha la adolescente aún permanece con secuelas de la inhalación del gas. Repasó que “desde el miércoles estuvo internada, hasta las 3 de la madrugada con oxígeno. El jueves se descompuso y volvimos, estuvo 2 horas más con oxígeno; y hoy tiene problemas con la visión y la luz”.

Fue así que reveló que “voy a ver si la llevo a algún lugar porque estoy esperando que el seguro escolar se active, todavía no se activó. Hoy es lunes y salud todavía no nos llamó”.

“El jueves me llamó la secretaria diciéndome que me iban a llamar del seguro pero hoy lunes todavía no nos llamaron. Ese fue el único llamado que tuve para saber del estado de mi hija”, lamentó, dando cuenta que no hay seguimiento de la evolución de los estudiantes.

En este sentido, la vecina reclamó que “esto no quede impune, que paguen todos, no solo la ministra y el gobernador, sino supervisores y directores. No nos vamos a callar más porque estamos cansados”, remarcó.

Indicó que es docente en la escuela 7.719 y “desde hace semanas se hacen las cosas irregulares. Un solo día armas las clases y fue para evaluar que el gas funcione bien pero durante la instalación y sin gas, estuvimos adentro de la escuela”.

Por su parte, Gladis, otra madre de la institución, cuestionó “porque los chicos tienen que pasar una cuestión de estas”, y apuntó que “este Gobierno particularmente desde hace unos años viene con tropezones tras tropezones”.

Apuntó así que las escuelas “están todas en las mismas condiciones, nos atapamos lo ojos con que empiezan las clases diciendo que las escuelas están en condiciones pero cuando vamos a trabajar nos encontramos con que no están en condiciones”.

“Basta de mentiras, porque son niños los que están en las instituciones”, remarcó y puso énfasis en que “fue grave, no lamentamos vidas, pero esto no tiene que pasar”.

Finalmente, Jesica, otra madre, remarcó que exigen “garantías que las cosas se hagan bien, porque tenemos palabras y pasó lo que pasó. Se habilitó una escuela que en realidad no podía haber funcionado. La habilitaron porque quien hacía la obra dio la palabra que estaba todo listo”.

“Queremos garantías y Justicia, porque podríamos haber perdido una vida. A la Ministra le intereso más la entrega de netbooks que la vida de los chicos, ¿Qué hubiera pasado si uno estaba muerto?”, cerró.

Se movilizaron ayer en El Maitén, docentes y padres de alumnos de la Escuela 7719 de Buenos Aires Chico, que la semana pasada se intoxicaron con monóxido de carbono en el establecimiento. También participó la representación de la Atech. Afirmaron que también existen problemas de agua y gas.

Vanesa, docente y madre de uno de los alumnos afectados por la intoxicación en la escuela, habló con EL CHUBUT Digital. Su hija fue hospitalizada por la inhalación del gas y afirmó que le quedarán secuelas.

Vanesa estuvo junto a su hija internada durante el miércoles y jueves, debido a que tenía «insoportables» dolores de cabeza y problemas de visión. Afirmó que son producto de las secuelas de la intoxicación.

Frente a esta situación de salud de los alumnos, los padres se quejan que los seguros escolares no han intervenido hasta el momento, como así también personal de la Supervisión de Escuelas. «Nuestros hijos están totalmente abandonados», aseguró la docente de la escuela que hoy no está dictando clases.

REUBICACION

La intención en estos días era de trasladar el alumnado de la Escuela Nº 7719 hacia a la Nº 726, pero es una decisión a la que la comunidad educativa se opone y «no por capricho», sino porque dicho establecimiento educativo también contaría con problemas de agua, gas y calefacción.

«No queremos esto, queremos que arreglen nuestra escuela», finalizó en sus declaraciones Vanesa.

Además de ser madre, también es docente de la Escuela N° 7719. Descartó que sea un capricho de los padres el no reubicar a los chicos a la escuela 726. Dijeron que dicha escuela también tendría problemas de agua, gas y calefacción.

En el contexto de la movilización de la Regional Oeste de la Asociación de Trabajadores de la Educación de Chubut (ATECH) en El Maitén, Vanesa, una de las docentes del colegio afectado por la intoxicación de monóxido de carbono, habló con EL CHUBUT Digital. Ella es madre de una de las alumnas que fue hospitalizada por la inhalación del mortífero gas.

«Mucha bronca, mucha indignación pero también con mucha fuerza», dijo el secretario Daniel Murphy, tras participar de la manifestación en la localidad de la Comarca Andina.

Vanesa estuvo junto a su hija internada durante el día miércoles y jueves, debido a que tenía «insoportables» dolores de cabeza y problemas de visión. Afirmó que son producto de las secuelas de la intoxicación.

Frente a esta situación de salud de los alumnos, los padres se quejan que los seguros escolares no han intervenido hasta el momento, como así también personal de la Supervisión de Escuelas. «Nuestros hijos están totalmente abandonados», aseguró la docente de la escuela que hoy no está dictando clases

Reubicación

La intención en estos días era de trasladar el alumnado de la Escuela N° 7719 hacia a la N° 726, pero es una decisión a la que la comunidad educativa se opone y «no por capricho», sino porque dicho establecimiento educativo también contaría con problemas de agua, gas y calefacción.

«No queremos esto, queremos que arreglen nuestra escuela», finalizó en sus declaraciones Vanesa.