Tag

Impuesto

Browsing

El Senado de Argentina convirtió este jueves en ley un proyecto que reforma un polémico impuesto a los salarios, que a fin de marzo había recibido media sanción de la Cámara de Diputados, lo que beneficiará a más de un millón de trabajadores.

En medio de una grave crisis económica, la reforma al «impuesto a las ganancias» fue aprobada con 66 votos positivos y una abstención. No hubo votos en contra del proyecto impulsado por el oficialismo.

La norma establece que los trabajadores que cobren un salario de hasta 150.000 pesos brutos mensuales (US$1.624) estarán exentos del impuesto. En el caso de los jubilados, el piso se eleva a ocho haberes mínimos.

La medida beneficiará a 1.267.000 personas entre trabajadores y jubilados, según datos difundidos por el Ministerio de Economía.

El presidente de centroizquierda Alberto Fernández impulsó el proyecto para seducir a un sector de la clase media afectado por la profundización de la crisis económica durante la pandemia de COVID-19, con la esperanza de captar votos antes de los comicios de medio término de octubre.

A partir de la sanción de la ley, menos del 10% de los trabajadores y jubilados pagarán la tasa.

La norma será retroactiva al 1 de enero de este año y tendrá un costo fiscal estimado de 48.000 millones de pesos.

Fuente: América Economía

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha planteado que los gobiernos de «economías avanzadas» deberían considerar la imposición de un impuesto a los más ricos, aunque solo de manera temporal, para afrontar el mayor gasto público que se ha generado como consecuencia de la pandemia del coronavirus.

«A fin de ayudar a atender las necesidades relacionadas con la pandemia, una opción consiste en gravar los ingresos elevados con una contribución temporal a favor de la recuperación tras la covid-19», dice una nota del FMI firmada por Vitor Gaspar, director del Departamento de Finanzas Públicas del Fondo, así como por Raphael Lam, Paolo Mauro y Mehdi Raissi, de la misma área que dirige.

En el informe «Monitor Fiscal», publicado este miércoles, aunque con fecha del 1 de este mes, el FMI refuerza esta idea y, en concreto, propone que se hagan «contribuciones» e «impuestos sobre beneficios empresariales excesivos».

Con ello, dice, se podrían acumular los recursos que se necesitan para «mejorar el acceso a servicios básicos, reforzar las redes de protección y redoblar los esfuerzos que permitan cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)», dice el documento.

Amazon a favor de los impuestos

Justamente el martes de esta semana, el fundador de Amazon Jeff Bezos manifestó su respaldo a un eventual aumento los impuestos a las corporaciones en EE.UU., cuyo gobierno se plantea la posibilidad de incrementarlos por primera vez en 25 años.

En un comunicado, Bezos dijo que apoyaba la propuesta del presidente estadounidense, Joe Biden, de aumentar impuestos a la renta corporativa para financiar un plan de infraestructura. Sin embargo, el hombre que encabeza la lista de multimillonarios de Forbes y que incrementó su fortuna en uno de los peores años de la economía mundial, ha puesto la letra pequeña al afirmar que esa inversión «requerirá concesiones de todos los lados».

Fuente: RT

El oficialismo nacional logró una victoria y acaba de obtener media sanción en la modificación del mínimo no imponible de Ganancias que lleva el piso a partir del cual comenzará a pagar el tributo aquel asalariado que tenga como sueldo 150.000 pesos brutos. Así, con 241 votos a favor y 3 abstenciones y luego de más de 20 horas de debate, la cámara baja aprobó y giró al Senado el proyecto para que sea tratado esta misma semana.

En una maratónica sesión especial que comenzó en la noche del sábado, la Cámara de Diputados dio media sanción pasadas las siete de la mañana del domingo al proyecto de reforma del Impuesto a las Ganancias que impulsó el oficialismo y que, de ser aprobado, beneficiará a más de un millón de trabajadores, que quedarían exentos del pago del tributo.

Luego de aprobar una serie de iniciativas que estaban en agenda, el recinto comenzó a tratar este tema pasadas las 23.30 del sábado y, teniendo en cuenta la larga lista de oradores anotados, estaba previsto que la norma sea votada pasadas las 7.30 de la mañana de este domingo.

La dilación apra tratar un tema en el que todos estaban de acuerdo hizo tambalear la seción y comenzó a aparecer la idea de la declaración de un cuarto intermedio. Esto hizo que el presidente de la Cámara y autor del proyecto señalara que “aunque tengamos que sesionar toda la madrugada, vamos a votar Ganancias”, descartando así la posibilidad de un pase a cuarto intermedio.

Las reformas que prevé el proyecto, presentado por el presidente del cuerpo, Sergio Massa, plantea incrementar la deducción especial a partir del cual se calcula el Impuesto a las Ganancias, con el fin de que los trabajadores que cobren hasta 150.000 pesos brutos no deban pagar ese gravamen. “Más allá de las peleas políticas, queremos transmitirle a la población que el Congreso está trabajando para resolver este tema”, destacó Massa este sábado por la mañana, cuando aseguró que el proyecto sería aprobado aunque los diputados tengan que “sesionar toda la madrugada”.

El primero de los bloques en cerrar fue el del diputado mendocino José Luis Ramón quien festejó la medida y se mostró eufórico diciendo que había que “brindar” con la población para luego pelearse con el diputado Fernando Iglesias a quien le gritó que lo tiene “harto”. Luego llegó el turno del bloque del lavagnismo que comanda Alejandro Rodriguez quien mostró diferencias pero apoyó.

El eje de la discusión estuvo entre el bloque de Juntos por el Cambio y el Frente de Todos. En el caso del primero, el cierre estuvo a cargo de Mario Negri quien adelantó su apoyo al proyecto aunque también ratificó las observaciones principales que se hicieron desde el interbloque a la iniciativa del oficialismo.

“Para nosotros no haber abordado la actualización del mínimo no imponible es negativo. También tiene consecuencias negativas el achatamiento de la pirámide ya que quien pague el impuesto entrará pagando las escalas más altas. Y por último creemos que es negativo que hayan quedado excluidos los autónomos”, dijo Negri.

Tras referirse al proyecto de ley, Negri se metió de lleno a criticar la política económica del Gobierno. en donde dijo que la media de la caída en el mundo de la actividad económica es del 3 por ciento y nosotros caímos 10 por ciento. Sumamos un millón más de desocupados. El problema hay que resolverlo, no se hacen más progresista con gritos. Si no hay empresas, no hay trabajo y entonces la gente no vive del salario, vive de la asistencia. Es el trabajo lo que dignifica”, agregó Negri.

“Estamos preocupados, no vemos rumbo en el Gobierno. Es errático en todos los terrenos, Somos un barco sin rumbo que en cualquier momento choca. Estamos viendo caprichos, hay personalidades inestables, coléricas, que nos gritan a nosotros, que gestionan mal, que expropian hoy y mañana no, que suben retenciones y mañana no. Que ignoran la convivencia. Se ha hecho del emparche y la improvisación un sistema de gobierno. En más de 20 horas de debate acá nadie del oficialismo nombró al Presidente”.

“Cuando ingresó el coronavirus al país, nos pusimos a disposición. Nos paramos a su lado. Frente a la peste le dije al Presidente que era el comandante, que estábamos para ayudar. Nunca nos quiso atender, nos despreció y nos trató de enemigos. Si fuera hoy a la Casa de Gobierno, aunque dudo que nos inviten, iría con un solo interrogante. Le diría al Presidente que los argentinos queremos saber dónde está el piloto”, finalizó Negri.

La respuesta llegó del titular del bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner, quien le dijo a Negri que “durante un discurso, durante un ratito, quiero ayudar, ¿dónde está el piloto?. La sinuosidad literal, ¿no? Y buscar después qué frase se elige para el Twitter, otra que te levante el medio amigo. Y al final terminar diciendo nada. Porque creo que respecto de lo que expresaba quien me antecedió en la palabra se me ocurre o se me vinieron a la cabeza mientras lo escuchaba atentemente y con mucho respeto com hago siempre, la frases de un ex ministro de Economía, del anterior Gobierno, Nicolás Dujovne, que, por ejemplo, cuando se hizo cargo de la cartera, decía que el único beneficio que tenía la Argentina es que era un país muy desendeudado”.

A partir de este momento cambió el eje de su discurso y le apuntó a los dichos del ex presidente Macri y las pomesas incumplidas señalando que “quién era habitualmente el miembro informante de la hoy bancada opositora, decía hace unos días que no siempre se pueden cumplir las promesas de campaña, que hubiese sido una locura eliminar el Impuesto a las Ganancias, (luego no sé si Macri lo explica en el libro en algún lugar, todavía no lo pude leer, lo voy a leer), que había sido un error de comunicación, la promesa aquella de eliminar el Impuesto a las Ganancias. Yo creo que, a diferencia de lo que opinaba aquel miembro informante, que hubiera sido una locura o un error, cuando uno mira seriamente no fue locura, no fue un error, ni una promesa de campaña, fue una decisión política que tenía que ver con mentir y con tener a los medios porteños, y algunos del interior que los van comprando, como escudo y propagadores de esa mentira. Eso fue lo que sucedió.

Ahí Kirchner señala que la decisión de no bajar el impuesto a los trabajadores fue “una decisión política” respecto de las promesa de campaña “tanto que hay una segunda decisión política, que pudiendo cumplir en parte aunque sea aquella eliminación del aporte de Ganancias de los trabajadores, deciden otro camino: es la eliminación de las retenciones. Hubo una decisión de no cumplir siquiera en parte y sí darlo a un sector mucho más poderoso y concentrado de la economía argentina”.

“Saliendo de eso, lo cierto es que del año 2015 al 2019 pasamos de 259 mil argentinas y argentinos que necesitan una mano o la presencia del Estado con políticas sociales, por las que después son muchas veces estigmatizados, a 506 mil. Duplicaron. Los que dicen que hay un proyecto político de controlar sectores sociales son los que duplicaron. Entonces ya tenemos duplicación de los planes sociales y mayor cantidad de trabajadores y trabajadoras argentinos pagando Ganancias”,. agregó el diputado.

“Todos los gobiernos tiene sus errores pero creo que salvo la palabra de dos diputados radicales de la Ciudad de Buenos Aires que pueden expresarse sin insultos, el resto son una cadena de agravios para entusiasmarse con un par de likes. Los desafíos que tiene la Argentina son bastante complejos, el país necesita lo mejor de todos y todas, pensemos como pensemos. Después habrá tiempo para derimir las cuestiones electorales y las representaciones que cada uno quiere tener”

Aunque el proyecto fue votado mayoritariamente, las tres abstenciones estuvieron por el lado de Juntos por el Cambio ya que no votaron Luciano Laspina (Pro), Facundo Suárez Lastra (UCR) y Mónica Frade (Coalición Cívica).

Modificaciones

A la hora de la votación en particular, el miembro informante que fue Carlos Heller, adelantó que iban a aceptar algunas modificaciones ya discutidas pero que no abrirían el debate para nuevas modificaciones.

Entre los cambios que se aceptaron, está la obligación de los ex presidentes de pagar impuesto a las ganancias por las asignaciones mensuales vitalicias que reciben, que fue un proyecto de la legisladora radical Carla Carrizo.

Otro punto que se aceptó fue el pedido de Facundo Moyano para que se incluyeron a los recolectores a la prórroga de la exención de ganancias en horas extras que figuraba en el ahora artículo 13.

En las modificaciones también se aceptó un pedido del diputado del Pro Ricardo Buryaile de quitar el límite de edad para las deducciones por hijo con discapacidad. El proyecto original fijaba que se podía deducir hasta los 18 años y ahora no tendrá límite.

Por ultimo, el oficialismo también aceptó que no esté alcanzado por Ganancias los bonos por productividad con un límite de hasta 40% de salarios que no superen los 300.000 pesos.

El costo

El costo fiscal de estas modificaciones será de unos $48.000 millones que, se prevé, será financiado en parte con un aumento del consumo y otro gravamen a las empresas, que se comenzará a discutir en las próximas semanas. De acuerdo a las cifras informadas por el oficialismo, estos cambios beneficiarán a alrededor de 1.267.000 personas, entre trabajadores y jubilados, con lo cual quedarán exentos del pago de este tributo el 93% de los trabajadores.

“Hoy en la Argentina 25 de cada 100 trabajadores pagan Ganancias. A partir de la sanción, van a pagarlo sólo 7 de cada 100 trabajadores”, explicó Massa. “En el caso de los jubilados, sólo el 0,04% van a hacerlo, no solo por la modificación del piso sino porque además subimos de 6 a 8 haberes el mínimo no imponible, con lo cual a medida que se van actualizando las jubilaciones se va modificando el mínimo no imponible”.

En el inicio del tratamiento, el presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda y miembro informante de la iniciativa, Carlos Heller, integrante del Frente de Todos, sostuvo que con los cambios que se plantean ser volvería “a la situación histórica donde solo el 7% de los trabajadores quedarían alcanzados con el impuesto a las Ganancias”, ya que serían “1.267.000 trabajadores, trabajadoras, jubilados y jubiladas que dejarían de pagarlo”.

Un plenario de comisiones de la Cámara de Diputados emitió por amplia mayoría un dictamen favorable al proyecto de reforma del Impuesto a las Ganancias que beneficiará a más de 1,2 millones de trabajadores, y que el oficialismo aspira a votar en una sesión especial la próxima semana.

La decisión se adoptó en un plenario de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Legislación del Trabajo, luego de agotar el debate entre los legisladores sobre el proyecto presentado por el presidente del cuerpo, Sergio Massa, y respaldado por el oficialismo.

El despacho tuvo un alto consenso político ya que fue respaldado por el Frente de Todos, Juntos por el Cambio -que lo hizo con disidencias parciales-, los interbloques Federales y de Unidad Federal para el Desarrollo.

El proyecto de reforma del Impuesto a Ganancias que impulsa el oficialismo modifica el artículo 30 para aumentar la deducción especial a partir del cual se calcula el impuesto, con el fin de que no paguen ese gravamen los trabajadores que cobren hasta $150.000 brutos.

Esta medida beneficiará a 1.280.000 personas, entre trabajadores y jubilados, según señaló el presidente de la comisión de Presupuesto, Carlos Heller, quien destacó que «el 93 por ciento de los asalariados no pagarán mas ese tributo».

Fuente: Telam

A partir de los debates en las Comisiones de Diputados, el proyecto original del titular de la Cámara baja, Sergio Massa, que excluye de pagar el impuesto a las Ganancias a los trabajadores en relación de dependencia que ganan hasta $ 150.000 de sueldo bruto, se incorporaron tres nuevas deducciones: guardería, hijos con discapacidad y horas extras al personal de Salud involucrado en el combate contra el coronavirus.

Esos cambios fueron consensuados por Massa con los presidentes de las Comisiones de Presupuesto y Hacienda, Carlos Heller y Trabajo, Vanesa Siley, y diputados que representan al sector sindical, como Walter Correa.

En el caso de los gastos de guardería y jardín materno-infantil, se incorpora una deducción de hasta el 40% de la ganancia no imponible (40% sobre $ 167.678) para los padres con hijos de hasta 3 años.

Por los hijos con discapacidad, se duplica la actual deducción de $ 78.833 anuales por cada hijo, hija, hijastro o hijastra discapacitada.

Para los trabajadores del servicio de salud afectados a las tareas para hacer frente a la pandemia, se extiende la exención de Ganancias sobre las horas extras hasta el 30 de septiembre de 2021. Comprende a las guardias obligatorias (activas o pasivas) y horas extras del personal de los sistemas de salud pública y privada.

Este beneficio rigió entre marzo y diciembre del año pasado, y ahora se extendería 9 meses más.

Además, en el proyecto se ratifica la exclusión del pago del impuesto a la ropa de trabajo, al equipamiento del trabajador para uso exclusivo en el lugar de trabajo y al otorgamiento o pago de cursos de capacitación indispensables para el desempeño y desarrollo de la carrera del empleado.

En tanto, continua los debates para agregar otras deducciones en función de los reclamos que vienen haciendo distintos sectores. En las Comisiones se trabaja con el objetivo de tener aprobado a más tardar el viernes el dictamen o los dictámenes si no hay acuerdo entre los distintos bloques.

El proyecto sobre elevar el piso del impuesto a las ganancias (y que luego fue incorporado como tema de extraordinarias por un DNU presidencial) sería debatido la próxima semana en comisión (en extraordinarias) y tratado las primeras semanas de marzo en sesión ordinaria, pero genera más dudas que certezas entre legisladores patagónicos e incluso dentro del mismo bloque sindical que pidieron reunirse con Sergio Massa, titular de la Cámara de Diputados quien se muestra abierto a negociar con todos los sectores para que dejen de pagar este gravamen, trabajadores que perciban menos de 150 mil pesos.

El punto es que esta eximición de ganancias a los salarios menores de 150 mil pesos afectaría el diferencial que perciben los trabajadores asalariados en la Patagonia, y por el otro a través de una propuesta del diputado nacional Facundo Moyano (FdT) se pretende excluir  las horas extras, viáticos, aguinaldo, comida y otros componentes del salario.

El diputado nacional Luis Di Giácomo, de Juntos Somos Río Negro, partido que en la provincia es oposición pero que a nivel nacional acompaña al FdT, en una alianza política transversal, adelantó que la semana que viene se van a reunir con el titular de la Cámara baja Sergio Massa, para tratar estos puntos, entre ellos el diferencial por “zona fría”, y además remarcó que este proyecto “no tendría por qué contraponerse al diferencial por zona de las provincias patagónicas”. Según indicó el diputado patagónico, la idea era “debatir este proyecto en comisiones”, en período ordinario para trabajar las distintas propuestas.

-¿Este proyecto se contrapone con el diferencial de “zona fría”?

No tendría por qué contraponerse porque si estamos hablando de beneficios habría que sostener las compensaciones que ya estaban establecidas. No estamos hablando de un nuevo beneficio, ni de una prerrogativa particular ni que ahora no exista si no simplemente seguir manteniendo los diferenciales que por otra parte se mantienen en muchos ámbitos que tienen que ver con zona fría, zona riesgosa, etc. Así que vamos a solicitar que sea mantenido de la misma forma.

-¿Se tendría que incluir algún artículo especial para los trabajadores patagónicos?

Es un tema que aún nosotros no lo habíamos analizado en profundidad, porque según lo que teníamos entendido hasta la semana pasada no iba a ser tratado en extraordinarias, entonces lo habíamos dejado para debatir en comisiones en el período ordinario. Si va a ser tratado es un tema que vamos a defender porque repito, no es algo nuevo que se agrega sino una compensación por zona que existió y debe seguir existiendo…

-¿Que implica la compensación a los trabajadores patagónicos?

Básicamente el costo de vida en la Patagonia es mucho más elevado y aumenta en la medida que vamos más hacia el sur. En algunos beneficios se incluyen distintos porcentajes según se trate de Patagonia Norte o Patagonia Austral por ejemplo. Y esto es así porque en el sur del país, los precios son más caros, los fletes son más caros… El flete es un determinante fundamental de los precios y nosotros para conseguir un insumo o un servicio tenemos que viajar cientos de kilómetros a diferencia de otras provincias que lo tienen muy cerca, sin olvidar de mencionar los factores climáticos, fundamentales en la Patagonia.

-El combustible…

La situación de tener que viajar muchos kilómetros está relacionada al combustible, por eso el costo del flete está muy por arriba de otras provincias…

Recordemos que tras un DNU que fue publicado en el Boletín Oficial, el Poder Ejecutivo amplió el temario de sesiones extraordinarias donde incluyó el proyecto de ley sobre impuesto a las ganancias que había impulsado días atrás el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, que establece elevar el piso del impuesto no imponible a las ganancias, a trabajadores que perciban 150 mil pesos, y jubilados y pensionados a partir de 8 jubilaciones mínimas. Así quedarán alcanzados con este beneficio, 1,2 millones de trabajadores tanto en el sector público como en el sector estatal.

Fuente: Metadata

A pesar de que Sergio Massa ya presentó su proyecto para subir el mínimo no imponible hasta 150.000 pesos, diputados del oficialismo presentarían el viernes otro texto que incluye algunos agregados a la iniciativa original.

La iniciativa oficial para subir el piso a partir del cual se paga el Impuesto a las Ganancias sigue avanzando, y en este sentido el próximo lunes el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, se reunirá con los diputados Facundo Moyano y Vanesa Siley para trabajar juntos en el armado de esta iniciativa.

Sin embargo, dentro del Frente de Todos hay algunos legisladores que quieren agregar otros ítems al proyecto. Para esto, este viernes presentarán en la Cámara Baja otro texto con esas variantes.

Este borrador, que por estas horas se está terminando de pulir, tiene como base la iniciativa que presentó Moyano durante 2017. Allí se establecía que no iban a quedar alcanzados por el Impuesto a las Ganancias el aguinaldo o sueldo anual complementario (SAC); las horas extras; el monto adicional a aquellos que realizan las denominadas “horas nocturnas”; el adicional por feriados y días no laborables trabajados; los adicionales por productividad, eficiencia, desarraigo y/o trabajo insalubre; los viáticos y plus por almuerzo y/o cena; y las indemnizaciones legales por despido, muerte o accidente.

La propuesta presentada por Massa a inicios de febrero apunta a subir el mínimo no imponible del gravamen de manera que queden fuera del alcance de Ganancias los trabajadores en relación de dependencia y jubilados con ingresos brutos por hasta $150.000 mensuales. Determina además que “de manera complementaria, 102.741 trabajadores y trabajadoras, jubilados y jubiladas con remuneraciones de entre $150.000 y $173.000 gozarán de un incremento adicional de sus deducciones para evitar saltos bruscos en la escala del impuesto”.

La propuesta plantea que de convertirse en ley permitirá que 1.267.000 personas dejen de estar alcanzadas por el impuesto, entre trabajadores y jubilados.

No obstante, esta movida oficial podría sufrir un inconveniente de calendario. Esto se debe a que los proyectos de ley que se tratan en sesiones extraordinarias deben ingresar al Congreso con al menos 10 días de antelación al final de este período. Un requisito que no se cumpliría teniendo en cuenta que las sesiones extraordinarias vencen el próximo 28 de febrero.

Otro obstáculo que habría que salvar es que ya se venció el período de vigencia del protocolo sanitario para las sesiones mixtas en el Palacio Legislativo, por lo que se debería habilitar de nuevo en forma oficial ese formato de debates.

Luz verde presidencial
El presidente Alberto Fernández firmó este jueves el decreto por el cual se habilitó al Congreso a tratar en sesiones extraordinarias las modificaciones en el Impuesto a las Ganancias impulsadas por Massa.

El texto del Decreto 106/2021 publicado en el Boletín Oficial afirma: “Inclúyese en el temario a tratar por el Honorable Congreso de la Nación, durante el actual período de Sesiones Extraordinarias, la consideración del siguiente asunto: Proyecto de Ley tendiente a sustituir el inciso c) del primer párrafo y el cuarto párrafo del artículo 30 de la Ley de Impuesto a las Ganancias”.

Además de las variantes que quieren incluirle algunos diputados del oficialismo al proyecto de Massa, desde la oposición también buscan agregar algunos cambios a la iniciativa.

Por caso, en Juntos por el Cambio pretenden que la exención impositiva también abarque a los autónomos y que la actualización del piso de Ganancias sea semestral. Además quieren que se tenga en cuenta el Índice de Precios al Consumidor (IPC) en lugar de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte), y que las jubilaciones estén exceptuadas del pago del tributo.

A su vez, en Consenso Federal coinciden con las modificaciones para jubilaciones y los autónomos pero además piden que las pymes que incorporen empleados en relación de dependencia tengan algún beneficio en el impuesto, como por ejemplo una exención de tres años.

Fuente: TN.

Los diputados provinciales Manuel Pagliaroni y Andrea Aguilera manifestaron su preocupación por la implementación del impuesto inmobiliario rural, al que calificaron de “impuestazo que castiga al productor”.

El diputado Pagliaroni, presidente del bloque de la UCR en la Legislatura provincial, dijo que “en los últimos días se están recibiendo notificaciones con la aplicación del impuesto inmobiliario rural, que desde hace varios años no se percibía, y la verdad que ha generado preocupación en sectores de nuestra provincia, en donde hay muchos campos improductivos, y no solamente se está intentando cobrar lo correspondiente al año 2021, sino también la penalidad para aquellos campos improductivos, que establece que se cuadruplica el importe de este impuesto”.

Pagliaroni fundamentó el cuestionamiento a la medida en que “ya de por sí en algunos casos los campos están en manos de gente que tiene muy bajos ingresos, en algunos casos jubilados, gente que tiene muy poca hacienda y la utiliza para sobrevivir, con ingresos que están muy por debajo de un salario promedio en Chubut”. La diputada Aguilera, por su parte, expresó que están abocados a gestiones que permitan analizar y retrotraer la medida.

Pagliaroni recordó además que “nuestro bloque no acompañó el proyecto de Ley de Obligaciones Tributarias, y tampoco las modificaciones del Código Fiscal, y que esto nos parece realmente un serio castigo a la producción, sobre todo una producción tan tradicional como es la ganadera”, al tiempo que remarcó “lo difícil que lo han pasado los últimos años, por el despoblamiento rural por un lado – no solo de gente, sino también de hacienda – y lo que hemos comentado hace poco cuando visitamos la Muestra Ganadera de la Rural, donde los dueños de establecimientos en muchos casos están con ganas de abandonar la actividad por lo difícil que se les hace, y encima ahora reciben este impuestazo”.

Fuente: Política Chubut

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) reglamentó este viernes el Aporte Solidario y Extraordinario, más conocido como impuesto a la riqueza con el objetivo de recaudar fondos para enfrentar la pandemia de coronavirus.

Además, el organismo dirigido por Mercedes Marcó del Pont, estableció que los sujetos alcanzados por el impuesto deberán realizar la presentación de la declaración jurada y el ingreso del saldo resultante hasta el 30 de marzo de 2021 inclusive.

Según la ley, aprobada en diciembre del año pasado, el aporte alcanza a personas humanas y sucesiones indivisas residentes en el país por la totalidad de sus bienes en el país y en el exterior y a las personas humanas y sucesiones indivisas no residentes, por la totalidad de sus bienes en el país, siempre que los mismos superen la suma de $200 millones de pesos.

La iniciativa que fue impulsada por Máximo Kirchner y Carlos Heller entró en vigencia el 29 de enero y el oficialismo espera cobrar $300.000 millones. Se prevé que la resolución con las definiciones sobre el Aporte Solidario y Extraordinario sea publicada en el Boletín Oficial en los próximos días.

Por otro lado, el decreto reglamentario instruye a la AFIP a instrumentar un Régimen Informativo de información con el objetivo de detectar maniobras tendientes a eludir el pago del aporte a través de variaciones patrimoniales.

Ahora bien, de acuerdo a la Resolución General dicho régimen de información también deberá ser cumplido por sujetos no alcanzados por el aporte cuyos bienes, valuados al 31 de diciembre de 2019, alcanzaban una suma igual o superior a $130 millones, y por aquellos cuyos bienes valuados al 31 de diciembre de 2018 alcanzaban una suma igual o superior a $80 millones.

En estos casos, deberán declarar los bienes de su titularidad al 20 de marzo de 2020 y al 18 de diciembre de 2020, mientras que el plazo para presentar las declaraciones juradas informativas será entre el 22 de marzo y el 30 de abril de 2021, inclusive.

Por último, la normativa detalla los términos y condiciones para la repatriación del 30% de los activos financieros situados en el exterior, que permite a quienes lo hagan aplicar el método de cálculo del aporte correspondiente a aquellos que solo poseen bienes en el país.

Para ello, deberán confeccionar un informe especial extendido por contador público independiente matriculado, con su firma certificada por el consejo profesional o colegio que rija la matrícula, quien se expedirá respecto de la razonabilidad, existencia y legitimidad de la totalidad de los activos financieros situados en el exterior.

El Gobierno Nacional publicó en el Boletín Oficial la reglamentación del Impuesto a la Riqueza, que fue aprobado por el Congreso de la Nación y promulgado hace más de un mes.

Ya hay definiciones sobre la repatriación del 30% de los activos financieros del exterior, excluyó algunos bienes de la base imponible y habilitó a los contribuyentes a traer fondos a la Argentina para aportarlos a sociedades locales.

Este nuevo tributo de impuesto a la riqueza dicta el cobro por única vez de una tasa de entre el 2 y el 3,5 por ciento a los patrimonios de las personas físicas que hayan declarado más de 200 millones de pesos. Se estima que solo alcanzará a 12.000 contribuyentes.

La repatriación para pagar menos:

Se puede repatriar el 30%de los activos financieros en el exterior, permite reducir la alícuota sobre los bienes del exterior y pagar en su lugar la de los bienes locales. Por lo tanto cambia la escala, en vez de ser del 3% al 5,25%, será la de 2% al 3,5%. Los requisitos son:

Depositarlo en cuentas bancarias hasta el 31 de diciembre de 2021.

Comprar obligaciones negociables o bonos para financiar la actividad productiva en moneda local.

Vender los dólares en el mercado oficial, donde serán canjeados por pesos a un tipo de cambio cercano a los $90.

La sociedad puede vender esos dólares en la Bolsa

Hacer aportes a una sociedad de la que el contribuyente sea accionista.

El plazo para repatriar bienes: la ley daba un plazo de 60 días, ahora el decreto que son días hábiles administrativos. La feria de enero no computó y hay más días para completar el trámite.

Ahora con la nueva reglamentación además, se excluyó de la base imponible del impuesto a los bienes del hogar, representando aproximadamente el 5% de la suma de bienes locales más inmuebles del exterior.