Tag

madre

Browsing

Nadia, la madre que pudo salvar a sus hijos del fuego en medio de un incendio en la Comarca, cubriéndose dentro de una pileta de lona. “Me desmayé y pensé que íbamos a morir”.

A medida que pasan los días, desde aquel fatídico «9 M» cuando las llamas arrasaron con cientos de viviendas en los parajes Cerro Radal y Las Golondrinas, siguen apareciendo testimonios que conmueven por su dramatismo, veracidad y consecuencias.

“Estábamos rodeados de fuego, era morir calcinados o tratar de sobrevivir”, es el relato de Nadia, una madre quien vivió “un auténtico infierno” con sus hijos y un vecino, donde perdieron todo y se salvaron de milagro.

Según contó a la revista “Cítrica”, en aquella jornada del “martes negro”, “estaba revocando una pared, jamás me iba a imaginar lo que pasó, fue rapidísimo. A lo lejos empezamos a ver humo, en ese momento estaba muy lejos el incendio. Cuando vi el atardecer, se puso todo naranja, pero no me imaginé que el fuego estaba ahí”.

Según graficó, “mi vecino pasó corriendo y me gritó: ‘Se viene el fuego, salgamos ya’. Yo estaba sola con los dos nenes, él me dijo: ‘Agarrá las cosas de valor que tengas, nos tenemos que ir ya’. Es tan desesperante ese momento que no sabés qué agarrar. Junté ropa en un bolso, el fuego estaba ahí nomás, avanzaba muy rápido, nos subimos a la chata y arrancamos”.

“Cuando llegamos a una curva -agregó-, nos encontramos con el fuego, no podíamos pasar, dimos marcha atrás, bajamos de la chata y empezamos acorrer para arriba y apareció otra vez el fuego; bajamos corriendo, fuimos a la casa del vecino donde había una pileta de lona, el fuego nos encerraba porque venían incendios de los dos lados. Estábamos rodeados de fuego, era morir calcinados o tratar de sobrevivir en la pileta que era la única que quedaba, las otras ya estaban derretidas”.

Entonces, “agarré a los nenes, nos tiramos en la pileta, era fuego por todos lados, sacamos una chapa que había detrás de la pileta, hicimos como una burbuja con esa chapa, pensábamos que nos íbamos a morir. El fuego iba abrazando la pileta, como remolinos de fuego, el calor y el humo eran muy fuertes. Metíamos la cabeza debajo del agua y salíamos solo para respirar. Los nenes gritaban: ‘mama, nos vamos a morir’, yo colapsé en un momento, también pensé que íbamos a morir y mi vecino no perdía las esperanzas. Estuvimos así como dos horas, siempre con humo y lenguas de fuego alrededor”.

“Con la poca batería que nos quedaba en un teléfono llamamos a Defensa Civil para decir dónde estábamos, pero como nunca vinieron a hacer un croquis del barrio no sabían ubicarnos. Nos estábamos muriendo, los nenes se me iban a morir asfixiados porque la respiración se nos empezaba a reducir, el agua era hollín. Llamamos tres veces desde adentro de la pileta y nos decían que ya habían derivado el mensaje”, prosiguió.

En consecuencia, “mi vecino llamó a su compañera que estaba en El Bolsón y le dijo dónde estábamos. Mi compañero nos estaba buscando por todos los centros de evacuados y le decían que ya se había evacuado a todas las personas. Ni siquiera sabían qué cantidad de gente había, porque nunca bajaron para ver si acá había quedado alguien”.

“Pasó un rato más y vimos a mi compañero que estaba con un amigo, empezamos a gritar ‘ayuda’ todos juntos. Los chicos nos escucharon y a los 20 minutos aparecieron envueltos en unas frazadas mojadas, pasaron por el medio del fuego. Todo fue una locura. Gritaban ‘me quemo’. Cuando los vimos fue una esperanza de vida y empezamos a estudiar por dónde salir porque era tanto el humo que nos asfixiaba”, señaló Nadia.

No obstante, “estuvimos media hora más ahí hasta que apareció la compañera de mi vecino con el hermano y dijeron: ‘Nos tenemos que ir ya, como sea o nos morimos en el intento’. Tenía dos camperas, tapé a mis hijos, los llevamos a upa. Yo estaba toda mojada y sentía como que el fuego se me pegaba en el cuerpo. Caminamos por el arroyo porque las piedras estaban calientes pero no se prendían y cruzamos por ahí”.

“Cuando llegamos arriba, arrastrándonos por el piso, eran las 11 de la noche y salimos a la ruta, era todo fuego, como una película del fin del mundo, silencio, oscuridad, fuego por todos lados, no veíamos nada. Encontramos a un hombre que era voluntario y le dijimos ‘por favor sacanos de acá’, era un infierno. Llegamos al Bolsón y nos llevó hasta los bomberos, ahí nos asistieron, nos dieron agua, ropa y nos derivaron al hospital de El Bolsón”.

Por estos días, vecinos solidarios están reuniendo elementos para tratar de reconstruir las viviendas de las familias afectadas del Lote 26 y de otros sectores castigados por el incendio.

Una mujer de 23 años que ya tiene 11 hijos espera tener docenas más usando madres sustitutas para lograr la «familia más grande del mundo».

Christina Ozturk, de 23 años, vive con su marido, el millonario propietario de un hotel, Galip Ozturk, en la ciudad costera de Batumi en la ex república soviética de Georgia, donde la práctica es legal.

Y después de 10 bebés, incluido uno que la madre dio a luz de forma natural, la pareja ha convertido el proceso en un arte.

Todas las posibles candidatas pasan por un asesoramiento y firman documentos legales antes de quedar embarazadas de niños que son genéticamente de Christina y su esposo.

La joven madre, originaria de Moscú, Rusia, era madre soltera cuando decidió tomar un descanso en el paraíso subtropical conocido como ‘Las Vegas del Mar Negro’.

Ella dijo que fue amor a primera vista cuando conoció a Galip el primer día allí, y lo describió como su «mentor, guía y príncipe de cuento de hadas, todo en uno».

Georgia ha permitido la gestación subrogada desde 1997 siempre que la pareja involucrada sea heterosexual y esté casada.

Aunque todavía usa sustitutos, Christina no ha descartado tener otros bebés, pero dijo que actualmente no es práctico, mientras que la FIV es una gran tensión para su cuerpo.

Christina dijo que la gente asume que tiene un ejército de niñeras mientras vive la buena vida, pero afirma que en realidad pasa todo el día con sus hijos.

La imagen del tatuaje circula en las redes sociales debido a lo insólito del error que quedará grabado para siempre en su piel.

Un cliente acudió al tatuador con ganas de dedicarle una frase a su madre llevándola en la piel. Para esto, eligió la estrofa de la canción “Mi vieja” de Pappo, aunque no se percató de que estaba cometiendo un error de ortografía.

El tatuador tampoco advirtió la falla en la última palabra, y terminó por plasmar en la piel de su cliente “mi vieja es lo más grande que ahí…”, con una rosa a su lado.

Por fortuna, solo se viralizó la imagen de el tatuaje, pero no de quien lo porta, por lo que se desconoce qué decisión tomó al respecto: ¿Lo corrigió? ¿lo cubrió? ¿demandó al tatuador? Por el momento solo son preguntas sin respuestas.

Fuente: El Comodorense

El último domingo por la noche, una mujer a se acercó a una Comisaría para denunciar que su madre había sido dada por muerta y en el velorio, momentos antes de cremarla, notó que abría los ojos.

Según informa La Nación el hecho sucedió en la ciudad de Resistencia provincia de Chaco, una mujer de edad avanzada se encontraba internada en la terapia intensiva del Sanatorio La Sagrada Familia de la capital chaqueña por una falla en el sistema biliar. El domingo 24 de enero por la mañana, el centro médico se comunicó con la hija de la mujer para notificarle que su madre había fallecido.

La hija procedió a realizar todos los trámites para despedir a su madre. Previo a proceder a la cremación de los restos, la familia despidió a la mujer en un velorio. “Una vez en el lugar, ahí es donde [la hija] se aproximó al cajón y vio que su madre abría los ojos”, detalló una persona cercana al caso.

La mujer fue trasladada de urgencia al mismo sanatorio que la había declarado muerta, donde hoy permanece internada en estado delicado. Una vez en la Comisaría Primera de Resistencia, la hija presentó hasta el certificado de defunción que le dieron en el establecimiento médico que, según pudo saber este medio, no detalla ni la hora del deceso ni la causa.

Se dio intervención de los hechos a la Fiscalía de Investigación Penal, en la que oficia la Dra. Ana María de Pacce.

Fuente: El Comodorense

Una joven madre de 25 años, tomó un arma y mató a sus hijos biológicos, de 4 años 3 y 1 año y a sus hijastros de 7 y 6. Luego prendió fuego la vivienda familiar y se suicidó.

Según publica TN Noticias Oreanna Myers, dejó una carta en la que decía que tenía problemas de salud mental y necesitaba el apoyo de su pareja, que pasaba mucho tiempo lejos de la familia. Ocurrió en Estados Unidos.

Su esposo, identificado como Brian Bumgarner, no estaba en su casa en ese momento porque había viajado por trabajo y se le había roto su auto, motivo por el cual pasó varios días en casa de unos familiares.

El alguacil Bruce Sloan dijo que un vecino llamó al 911 para informar que la casa de la familia se estaba incendiando. Las autoridades encontraron en el auto de la mujer una nota suicida y un testamento.

En la reconstrucción que hicieron del hecho, el 8 de diciembre la mujer fue a buscar a dos de los nenes a una parada de colectivo, según quedó registrado en una cámara de seguridad. Ahí se la podía ver con una línea roja pintada en la cara, de ahí los llevó a su casa.

Sebastián Poblete Currumil tenía 15 años, y fue asesinado en Trelew en el año 2019. Lo mataron a tiros cuando iba en bicicleta a la casa de su novia. Sin detenidos ni imputados, su mamá decidió realizar su propia investigación para dar con los asesinos.

El 27 de julio de 2019 , Sebastián «Javito» Currumil, de 15 años, fue asesinado cuando iba a la casa de su novia en la ciudad de Trelew. Murió llegando al hospital, y a casi dos años de su crimen, su mamá decidió reactivar la causa y salir a buscar a sus asesinos.

El asesinato del adolescente de tan solo 15 años conmocionó a la ciudad de Trelew hace dos años. Sebastián fue asesinado cuando circulaba con su bicicleta por el barrio Tiro Federal. Allí le dispararon con un arma de calibre grueso, cayó al suelo y murió cuando lo trasladaban al hospital.

El homicidio no tuvo detenidos ni imputados y como la causa «no se movía», su mamá decidió salir a buscar a los asesinos. Con el valor de querer justicia, comenzó a presionar a la policía y al fiscal para que se hicieran procedimientos en los que se incautaron armas y hasta el vehículo en el que se habría movilizado el asesino.

Los procedimientos se pudieron llevar a cabo a partir de que la madre del adolescente notó que el auto desde donde le habían disparado a su hijo aquella madrugada se seguía moviendo impunemente. Asimismo , comenzó una tarea de charlar con eventuales testigos sobre lo que sabían del homicidio y que permitió que la policía al menos tuviera una pista certera que apunta a una banda conocida por estar involucrada a otros hechos de sangre en Trelew.

De esta manera, la mamá de «Javito» logró aportar datos a la fiscal que podría tener sus frutos en los próximos días, incluso con imputaciones concretas a casi dos años del crimen del adolescente, así lo informó Diario Crónica.

Este domingo se vivieron momentos tensos en una vivienda del barrio San Martín. Allí, un joven de 19 años arribó a su hogar aproximadamente a las 7:20 de la mañana ubicado en la calle Los Pensamientos 1200.

El hecho ocurrió en el barrio San Martín. El agresor, de 19 años, fue detenido tras el aviso al personal policial.

Tras su llegada, el sujeto agredió verbalmente a su abuela y su madre, que estaban presentes. En el medio de una discusión, agarró un bloque de cemento y destrozó un vidrio de la casa.

Luego, tomó un pedazo del mismo bloque y se lo tiró a su madre por la cabeza, sin lograr herirla según detalló el Patagónico. Seguidamente, rompió a patadas una puerta y un mueble. Ante los hechos de violencia, dieron aviso a la policía. .

El hombre, identificado como P.M.C., fue reducido y quedó a disposición de la Justicia por los delitos de daño y violencia familiar.

Para variar, Yanina Latorre quedó en envuelta en un escándalo, esta vez internacional, al publicar el video del momento de la vacunación contra el covid de su madre, en la ciudad de Miami.

El posteo cayó justo en un momento en el que ese distrito de Estados Unidos entabló una serie de restricciones para la vacunación, al detectar que muchos turistas se vacunaban sin problemas y comenzaban a faltar las dosis para sus pobladores.

El tema incluso mereció un informe de la cadena Telemundo.

Este fue el posteo de Latorre que tuvo más de 150 mil me gusta y que la dejó expuesta.

Incluso, Jorge Rial, al desatarse la polémica, le dedicó un mensaje en Twitter:

El jueves Yanina Latorre publicó un video del momento exacto en el que su mamá, Dora Caamaño, recibía la vacuna de Pfizer.

El posteo no pasó inadvertido entre sus más de un millón y medio de seguidores y Miami se volvió uno de los destinos más tentadores para los argentinos mayores de 65 años que quieran aplicarse la dosis.

A raíz de esto, la cadena Telemundo realizó un informe en referencia al turismo sanitario y el caso de la “angelita” quedó como uno de los exponentes viéndose envuelta en un gran escándalo internacional.

Latorre quedó en medio de una acusación por promover el turismo sanitario.

En el informe también aparece el alcalde de Miami, Francis Suárez, quien se quejó de que sus ciudadanos queden relegados ante los turistas en el proceso de vacunación:

“Es asqueroso que gente tome ventaja el hecho que estamos distribuyendo la vacuna en nuestra comunidad. Debe ir como prioridad a los residentes de nuestra comunidad, es algo que no debe suceder”.

Rusia se encuentra conmocionada por un brutal crimen protagonizado por una joven de 21 años, quien mató a su madre de 40 y le sacó el corazón con un cuchillo de cocina, mientras ésta aún estaba viva.

La joven de 21 años, también estudiante de medicina, habría usado sus conocimientos para torturar a su progenitora, a quien acuchilló y extirpó varios órganos vitales

Esto fue lo que dijeron los fiscales que investigan el caso, luego de la detención de Anna Leikovic, quien es estudiante de medicina que habría usado sus conocimientos para torturar a su madre, apuñalándola con un cuchillo de cocina y luego usando la misma arma blanca para sacarle varios órganos, como los pulmones, el intestino e incluso el corazón.

“Apuñaló a su madre con un cuchillo y luego le cortó el corazón a una mujer viva”, dijo una fuente policial citada por el medio ruso Komsomolskaya Pravda.

La víctima, Praskovya Leikovic, de 40 años, habría llegado de su trabajo en Alemania a su casa la noche del pasado viernes y empezado una discusión con su hija Anna, a quien acusó de estar drogada y amenazó con internarla en una clínica de rehabilitación.

En ese momento, habría reaccionado apuñalándola: “Es difícil de creer, pero ella cortó el corazón en el sentido más literal de la palabra”.

Luego de esto, se habría duchado y arreglado para salir a encontrarse con su novio. Pasaron 72 horas para que la policía la encontrara en la casa de una amiga, dónde fue arrestada y pasó dos días en custodia de las autoridades hasta su audiencia.

Fuente: Crónica TV

 

A la mujer, de 26 años, lograron reanimarla con trabajo de RCP para luego trasladarla al Hospital Regional donde permanece internada en terapia junto a su pequeña hija de 3 años.

Este lunes, un grave incendio se produjo en barrio Ceferino. Allí el fuego comenzó aproximadamente a las 19:10 horas, cuando varias dotaciones de bomberos tuvieron que acudir a una vivienda ubicada en Avda. Juan XXIII y Quechuas.

El personal de rescate acudió a sacar de la vivienda a una mujer de 26 años y a su hija de 3, quienes se encontraban durmiendo en una de las habitaciones cuando inició el siniestro.

Ambas fueron rescatadas de la vivienda por los bomberos, que les brindaron los primeros auxilios antes de ser trasladados al Hospital Regional. Con RCP, pudieron reanimar a la joven mayor de edad.

Actualmente permanecen en terapia intensiva y las pérdidas materias fueron totales. Según informaron, la madre tiene las vías respiratorias comprometidas por el humo inhalado.

Fuente: ADNSUR