Tag

Ballenas

Browsing

La ciudad del golfo recibió a 147.000 turistas, casi un 40% más que el año pasado. La localidad actualmente cuenta con 7.505 plazas y se espera que la temporada de verano también registre números positivos.

Según el último informe elaborado por la Secretaría de Turismo de la Municipalidad de Puerto Madryn, la temporada de ballenas fue la mejor de los últimos 15 años, registrando estadísticas históricas para la ciudad.

Concretamente, entre junio y diciembre se registró un 61% de ocupación promedio, representando una variación positiva de ocho puntos porcentuales respecto al 2021. En este lapso temporal, arribaron más de 147.000 turistas, representando un incremento del 39% en comparación con la temporada anterior. En tanto, la estadía promedio también registró un aumento, siendo de 4,5 noches.

Los arribos marcaron también un nuevo récord respecto a los últimos 15 años, mientras que las plazas hoteleras y para hoteleras incrementaron esta temporada un 13%. En este sentido, cabe destacar que Puerto Madryn actualmente dispone de 7.505 plazas, incluyendo campings.

En relación al medio de arribo, el 70% lo hizo en auto y el 25% en avión, siendo la conectividad aérea la que más variantes registró respecto al año anterior, con un aumento del 12%. En cuanto a esto último, el Aeropuerto “El Tehuelche” tuvo récord de arribos, por donde pasaron 39.574 pasajeros.

Sobre la procedencia de los turistas, la provincia de Buenos Aires y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se destacan, seguidas por Córdoba, el Noreste Argentino, Río Negro y Neuquén. En cuanto a los extranjeros, la mayoría arribó desde España, Francia, Brasil y Chile.

De las 30 ballenas francas que murieron durante la marea roja en las costas de Península Valdés, solo identificaron a una hembra adulta, que fue descubierta en 1972, y hacía más de 30 años que no tenían noticias de ella. Lo confirmaron desde el Instituto de Conservación de Ballenas.

La última vez que la fotografiaron antes de su deceso, había sido entre 1897 y 1990 junto a sus dos crías. Este año, el mar la regresó a la costa sin vida como consecuencia de la floración algal nociva de septiembre y octubre. En total hay 4.100 ballenas identificadas en los registros, que remontan a 1971.

Según publica el Instituto de Conservación de Ballenas (ICB), Vicky Rowntree, una investigadora que ha estudiado esta población durante cinco décadas, detalló que “la ballena 212 era una hembra adulta que registramos apenas un año después de iniciado este programa científico en 1972. Luego volvimos a fotografiarla en 1987 junto a su primera cría de la que tenemos registro: capturamos una hermosa secuencia de fotos de la ballena 212 saltando cerca de su cría. Ese año, también detectamos que tenía una gran herida en el lado derecho de su lomo. En 1990 volvimos a fotografiarla junto a otra cría que fue incorporada en el catálogo, siendo éste el último registro que obtuvimos de ella”.

La primera fotografía de esta ballena, en blanco y negro, se encuentra impresa en el primer catálogo realizado por Rowntree, Roger Payne y colaboradores en los años ‘70.

La ballena había sido fotografiada saltando cerca de su cría en 1987 y tenía una gran herida en su lomo. El último registro que se conocía hasta que apareció varada muerta se remonta a 1990.

El Embajador de Estados Unidos, Marc Stanley, estuvo este fin de semana en la región en donde aprovechó, junto a familiares y amigos que lo acompañaban, a pasar una fantástica jornada observando la fauna de Península Valdés.

Acompañado de su familia, Marc Stanley disfrutó días de hermoso clima y naturaleza. Alojados en un boutique hotel de Puerto Piramides, tuvieron la posibilidad de conocer a las ballenas el día domingo a primera hora. En la tripulación compuesta por Romina y Miguel Bottazzi pudieron localizar un par de madres con ballenatos que se mostraron curiosas con la embarcación de avistaje.

Por la tarde, hicieron observación de elefantes marinos y la espera de las orcas en Caleta Valdés donde presenciaron al grupo de Jazmin muy cercano frente al mirador público.

Si bien no es común que en esta época del año aparezcan ballenas de esta manera, el embajador estadounidense contó con una cuota de suerte para ver buena cantidad de animales en la zona.

El día lunes lo dedicaron a conocer los pingüinos en Estancia San Lorenzo y probar el delicioso cordero Patagónico.

La presencia de Marc Stanley transcurrió en un marco de hermetismo, sin una agenda oficial anunciada, aunque con protocolo de seguridad bien marcado. Sin embargo, trascendió que en su estadía por la región mantuvo encuentros con funcionarios del gobierno provincial.

Unos cuatro cadáveres de ballenas que quedaron en cercanías de Puerto Pirámides, sobre la costa norte del Golfo Nuevo, en el extremo noreste de la provincia del Chubut, serán enterrados en la arena con apoyo de máquinas viales, confirmó a Télam el ministro de Turismo y Áreas Protegidas de la provincia, Leonardo Gaffet.

«Los ejemplares están en la zona de playa cerca de Puerto Pirámides y no pueden ser arrastradas por mar a una zona más alejada como se hizo con otros cuerpos encontrados, porque están en avanzado estado de descomposición y se desmiembran» explicó el funcionario.

Gaffet reconoció que «están relativamente cerca de Puerto Pirámides en una zona de playas de fácil acceso para quienes caminan por la costa y es un riesgo de tipo sanitario porque la gente se aproxima, incluso paseando con mascotas que se aproximan a los cadáveres que están al aire libre».

Se trata de 3 adultos cuyo peso se estima cercano a los 30.000 kilos y un cachorro mucho más pequeño. Los restos están a lo largo de la costa del lado oriental de Puerto Pirámides, la única población de Península Valdés, en un trayecto que no supera los 4 kilómetros sobre la línea de mareas. Los cuerpos son parte de las 30 ballenas encontradas muertas en el Golfo Nuevo, en la cara interna de la península, aunque las restantes están más lejos de la zona poblada.

En otros casos, los ejemplares fueron arrastrados a una zona más inhóspita con embarcaciones de la Prefectura Naval Argentina (PNA), pero esta maniobra es imposible con estos cadáveres porque el intento haría que se desgarren. Para sepultar los inmensos cuerpos se recurrirá a máquinas viales que excavarán en la zona próxima para taparlos en el entorno natural.

La decisión llegó después de que en las últimas horas organismos provinciales y municipales trabajaran en una disposición sanitaria para analizar alternativas para resolver estos cuatro casos.

De esta manera y con el objetivo de disminuir los riesgos de la comunidad local, sumado a la gran afluencia del turismo y visitantes del Área Nacional Protegida, los cuerpos de los ejemplares van a ser enterrados en los lugares de disposición previstos en el sector entre Piedra Guacha y las cuevas.

El Gobierno del Chubut, a través del Ministerio de Turismo y Áreas Protegidas, la Dirección de Fauna y Flora Silvestres y Vialidad Provincial, junto a la Administración Península Valdés y el Municipio de Puerto Pirámides, trabajan de forma conjunta en la disposición sanitaria de los ejemplares de Ballena Franca Austral varados en la costa.

Se trata de cuatro ejemplares varados en avanzado estado de descomposición dentro del Área Natural Protegida Península Valdés, en playas aledañas al Municipio de Puerto Pirámides.

Como consecuencia de un fenómeno natural ocurrido entre fines de septiembre y principios de octubre, y según la investigación realizada por el Programa de Monitoreo Sanitario Ballena Franca Austral (PMSBFA), el Instituto de Conservación de Ballenas (ICB), el Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (INIDEP), el Instituto de Investigación de Hidrobiología de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco y la Dirección de Fauna y Flora Silvestres de Chubut, se determinó la causa de muerte por una floración algal nociva en el Golfo Nuevo.

Esta presencia de toxinas responde a un proceso natural que ocurre anualmente y que, como consecuencia, llevó en esta temporada a registrar un total de 30 ejemplares de Ballena Franca Austral fallecidos en el Golfo Nuevo del ANP Península Valdés.

Con el objetivo de disminuir los riesgos de la comunidad local, sumado a la gran afluencia del turismo y visitantes del ANP, los cuerpos de los ejemplares van a ser enterrados en los lugares de disposición previstos en el sector entre Piedra Guacha y las cuevas. Esta tarea contará con la intervención de todos los actores involucrados y con la supervisión de personal de Guardafaunas y de la Dirección de Flora y Fauna Silvestre.

Situación Sanitaria

Se recuerda a la sociedad que, si bien las floraciones de microalgas son un evento natural, se está trabajando proactivamente y de forma interdisciplinaria para resolver la situación sanitaria lo antes posible.

Asimismo, procurando la integridad y seguridad de todos los visitantes del ANP, se generará el cierre de la zona cercana a las oficinas de Prefectura Naval Argentina y es por ello que se solicita evitar el acercamiento a los ejemplares y respetar la convivencia con estos mamíferos marinos que habitan nuestras costas.

El Programa de Monitoreo Sanitario Ballena Franca Austral (PMSBFA), el Instituto de Conservación de Ballenas (ICB), el Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (INIDEP), el Instituto de Investigación de Hidrobiología de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco y la Dirección de Fauna y Flora Silvestres de Chubut concluyen que la investigación realizada hasta la fecha sostiene la hipótesis según la cual la mortandad de ballenas se debió a una floración algal nociva en el Golfo Nuevo, ocurrida entre fines de septiembre y principios de octubre.

Entre el 24 de septiembre y el 11 de octubre se registraron 30 ballenas francas muertas, incluyendo 26 adultas y 4 juveniles, en el Golfo Nuevo de Península Valdés. De las ballenas adultas 19 eran hembras, 2 machos y 5 no identificados, y de los juveniles 1 era macho y 3 no identificados.

Investigadores del Programa de Monitoreo Sanitario Ballena Franca Austral (ICB y UC-Davis) realizaron necropsias de las ballenas que fueron seleccionadas en función de su menor estado de descomposición y su mayor accesibilidad. La mayoría de las restantes ballenas varó en sitios de muy difícil acceso, o bien en playas que son de uso público. En las áreas de uso público los exámenes forenses completos de ballenas no están permitidos por regulaciones provinciales y municipales, por prevención sanitaria. En algunos casos las ballenas debieron ser remolcadas a otras playas para ser examinadas, y en otros esto no fue posible por limitaciones logísticas al tratarse de animales de gran tamaño, por lo que no se realizaron las necropsias. Sin embargo, se realizó el examen externo de cada animal detectado.

En total, se llevaron a cabo necropsias de las 6 ballenas que se hallaron en las mejores condiciones para realizar diagnósticos confiables. Además, se colectaron muestras parciales, sin abrir cavidades, en otras 3 ballenas que se encontraron en áreas de uso público y no pudieron ser remolcadas hacia otro sitio. No fue posible colectar muestras de 13 ballenas: 4 que vararon en áreas de uso público y 9 que estaban en avanzado estado de descomposición al momento del hallazgo o fueron removidas por el mar antes de ser examinadas. A la fecha se continúa trabajando para examinar las 8 ballenas restantes, todas encontradas en avanzado estado de descomposición y en playas aisladas y de difícil acceso en el Golfo Nuevo.

El acceso a estos sitios requiere traslados del equipo de investigación por mar y/o prolongadas caminatas, y los medios disponibles son muy limitados para hacer frente a una situación excepcional como la actual.

Hallazgos de las necropsias

De acuerdo con los reportes previos de veterinarios y biólogos del Programa de Monitoreo Sanitario Ballena Franca Austral, las ballenas examinadas se encontraban en condición corporal excelente, con un correcto espesor en su capa de grasa aislante y abundante presencia de grasa en cavidad abdominal y en diferentes tejidos internos.

Las 6 ballenas necropsiadas tenían contenido en el aparato digestivo, indicando que se habían alimentado recientemente previo a su muerte. Ningún ejemplar presentó evidencias de lesiones anormales ni heridas traumáticas que expliquen su muerte.

Algunas ballenas se hallaron en avanzado estado de descomposición y otras se encontraron en sitios de difícil acceso, imposibilitando las necropsias con valor diagnóstico. Fotos: PMSBFA e ICB.

Se realizaron necropsias de las ballenas en mínimo nivel de descomposición, pues son las que permiten colectar muestras útiles para determinación de causa de muerte.

Análisis de contenido gastrointestinal de las ballenas muertas

Las muestras de contenido estomacal y/o intestinal de 5 ballenas fueron analizadas por la Oceanógrafa Viviana Sastre y la Dra. Norma Santinelli en el Instituto de Investigación de Hidrobiología de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco de Chubut. Los principales hallazgos en estas muestras fueron diatomeas de la especie Pseudo-nitzschia australis en 2 ballenas, células compatibles con el dinoflagelado Alexandrium complejo catenella/tamarense en 2 ballenas, fragmentos de copépodos en 3, otras diatomeas sin identificar en 3, y formas compatibles con células de dinoflagelado sin identificar en 1 ballena.

Los datos preliminares coinciden con la hipótesis de una gran concentración de toxina. Los ejemplares que fallecieron presentan altos niveles en sus tejidos.

Los primeros resultados de los estudios del reciente fenómeno de la aparición de al menos 30 ballenas muertas en las costas de Chubut en las últimas tres semanas, confirmarían que el deceso fue causado por la marea roja.

Así lo reveló el director de Fauna de Chubut, Fernando Bersano, en una entrevista realizada en FM Del Viento. Bersano explicó que, según los datos preliminares de las muestras de tejidos que se enviaron a analizar, se confirmaría la hipótesis que sostiene que los ejemplares de ballenas franca austral que murieron presentan altos niveles de toxicidad.

De esta manera, la relación con el fenómeno de marea roja comienza a tener sus primeros respaldos empíricos, apunta Canal 12.

Aunque aún no se lo puede confirmar por no contar con los resultados finales, los preliminares denotan la presencia de la toxina paralizante y una gran concentración en las muestras enviadas a estudios.

En el transcurso del día se espera que emitan un comunicado anunciando los resultados.

 

En total, el Instituto de Conservación de Ballenas informó que se trata de 6 ballenas adultas hembras y un individuo subadulto macho.

Este miércoles, se confirmó el hallazgo de un séptimo ejemplar de ballena Franca Austral muerta en aguas del Golfo Nuevo, en zonas cercanas a Puerto Pirámides.

En total, el Instituto de Conservación relevó que se trata de 6 ballenas adultas hembras y un individuo subadulto macho.

La séptima ballena fue encontrada a última hora del miércoles en Punta Alt. Asimismo, se conoció que dos de las ballenas hembras muertas estaban amamantando, por lo que esperan que aparezcan las crías muertas en cualquier momento.

El equipo del ICB, a través del Programa de Monitoreo Sanitario Ballena Franca Austral (PMSBFA), se encuentra trabajando en las necropsias de las ballenas francas australes y colaborando con otras instituciones y especialistas de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, el CENPAT y el Laboratorio Provincial de Salud Ambiental, para establecer las causas de las muertes.

La primera ballena muerta fue registrada el sábado 24 flotando en cercanías de Punta Pardelas por el equipo de investigadores del proyecto Siguiendo Ballenas y con la colaboración de Pinino Orri, Pablo y Alexis Fioramonti. En las embarcaciones Gudeñak y Maruca fue remolcada para vararla en Punta Alt y así permitir que el equipo del PMSBFA y el ICB puedan realizar la necropsia.

Según publicó Diario Jornada, lo próximo será realizar los estudios post-mortem de las ballenas encontradas, estudiar las muestras de agua y bivalvos para determinar la presencia de biotoxinas por floraciones algales nocivas, que es una de las hipótesis que están siendo evaluadas en relación a la muerte de las ballenas.

Seis ejemplares adultos de ballena franca austral aparecieron muertos este martes en la bahía de Puerto Pirámides. Fernando Bersano, Director del Área de Flora y Fauna de Chubut, explicó en LaCienPuntoUno sobre la investigación que se lleva adelante.

Se inició una investigación para establecer las causas y en la tarea están abocados la Dirección de Fauna, el Instituto de Conservación de Ballenas (ICB) e investigadores del CONICET-CENPAT. En diálogo con Nos Sobran  Los Motivos de LaCienPuntoUno, Fernando Bersano, Director del Área de Flora y Fauna de Chubut, explicó: “De entrada se sospechó de las toxinas de la marea, naturalmente todos los años se dan estas alertas. Lo que se está haciendo con las tomas es la concentración de tejidos junto con las muestras del agua”

“Chubut tiene un grupo científico muy capaz sobre ballena franca. Se está llevando adelante un trabajo muy profesional, deberíamos esperar los informes”, advirtió. Cabe recordar que para los estudios, se sacó a la costa dos ejemplares para tomar las muestras correspondientes y realizar la necropsia pertinente, para poder tener certeza sobre la causa de la muerte.

“Lo preocupante es la cantidad de ejemplares, por eso estamos trabajando lo más rápido posible”, recalcó.

“Estamos esperando los resultados de los tejidos y las toxinas”, dijo.

En las últimas horas se conoció la información según la cual desde el 1 de agosto venidero las excursiones de avistaje de ballenas embarcado en Puerto Pirámides pasarán de $8.400 en la actualidad, a $9.000, hasta el último día de agosto y desde el 1ro. de septiembre y hasta diciembre el costo del avistaje será $ 15.000 hasta el fin de la temporada 2022. En todos los casos las tarifas para menores serán con descuento del 50%.

La misma información destaca que las tarifas fueron comunicadas en una nota remitida por los concesionarios de los avistajes de Ballenas embarcados de Puerto Pirámides al Ministerio de Turismo de Chubut.

Representantes del sector del turismo privado de la ciudad en las últimas horas, tras conocerse la información que mencionamos más arriba, señalaron que “parece excesivo el valor que se aplicará a partir del primero de setiembre y hasta el final de la temporada 2022 para los citados avistaje”.

Algunos de los mencionados comerciantes del turismo local expresaron que “sabíamos que podía haber algún tipo de modificación, pero no en el porcentaje que se ha informado al ministerio de Turismo de la Provincia que van a aplicar a partir del septiembre”.

Destacaron que “no sabemos aún si desde el Gobierno de la provincia se va a autorizar este incremento, ya que si tomamos por ejemplo a una familia tipo, con dos hijos adolescentes, realizar el avistaje de ballenas embarcados en Pirámides, tendría un costo de no menos de 45.000 pesos y a ello se debe sumarse el transporte, el ingreso a Península Valdés, la comida, y demás, para pasar unas horas en dicha villa turística”.

Algunos de los citados consultados, señalaron que “aún no hemos analizado el tema en ninguna de las asociaciones, pero estimamos que en las próximas horas lo haremos para tratar de ver si se puede bajar un poco los valores que se han comunicado al Ministerio que se van a aplicar e incluso estamos viendo de hablar con el Intendente Puerto Pirámides Fabián Gandon, para ver si puede reunirse con la cámara que nuclea a los prestadores de avistajes a los fines de tratar de morigerar un poco estos costos, que consideramos nos a producir algún tipo de bajas en las reserva que estamos teniendo para los meses de septiembre y octubre. Hemos pasado precios para esa fecha y ahora no sabemos que hacer, porque indudablemente es un ajuste muy significativo que no sabemos si todos los que tenían previsto viajar lo van a hacer.”

También destacaron que ya “el ingreso a Península Valdés también aumentó sus costos desde el 1 de julio pasado, y se estima que no habrá variación hasta el fin de la temporada”.

Debemos destacar que en este caso los valores vigentes son para: extranjero mayor $2.800; menor $1.400; Nacionales $1.300; menores $650 al igual que jubilados; y residentes en Chubut $500.

Controversia por los avistajes y la navegación

Debemos destacar que desde hace algunas semanas existe una discusión por el tema de los avistajes de ballenas en el Golfo Nuevo, principalmente por las restricciones que existe para la actividad de la navegación deportiva frente a las costas madrynenes, siendo el Club Náutico Atlántico Sud, la entidad que ha manifestado su oposición a esta prohibición.

Hace algunas semanas atrás la Comisión Directiva del Club Náutico Atlántico Sud de Puerto Madryn formalizó un reclamo administrativo ante las autoridades del gobierno provincial para que se permita la navegación deportiva dentro de los golfos Nuevo y San José. El Ministerio de Turismo de Chubut ha ampliado la zona de prohibición de navegar en época de ballenas y desde el CNAS se afirma que tales restricciones son injustificadas y lesionan los derechos de los navegantes.

Agregaron en esa nota que “por primera vez en la historia del CNAS, “hemos decidido interponer este reclamo administrativo con el solo propósito de permitirnos navegar deportivamente en nuestros golfos bajo la premisa que nos caracteriza desde siempre sobre el cuidado y respeto a la naturaleza”, enfatizó el presidente de la entidad Fernando Terraza al exponer que el club guarda una estricta tradición a lo largo de su historia de pleno respeto al entorno natural.

“Prohibición total no razonable”

En una presentación señalaron que “La administración provincial de Áreas Protegidas dependiente del Ministerio de Turismo del Chubut, “viene desde hace muchos años prohibiendo todo tipo de navegación en la mitad norte del Golfo Nuevo.

Esa zona afectada a toda navegación en la época de ballenas se ha ido ampliando, al punto que hoy ya no es posible realizar el cruce del golfo navegando como así tampoco navegar en el golfo San José”, detalló sobre el acrecentamiento del área restrictiva a la navegación deportiva.