Tag

Banco

Browsing

El director gerente de operaciones del Banco Mundial, Axel van Trotsenburg, manifestó que «fue un placer» reencontrarse con el presidente Alberto Fernández y dijo que ese organismo y el Gobierno argentino «están trabajando en un ambicioso programa de inversión de unos US$2.000 millones para 2021».

«Fue un placer reencontrarme con @alferdez para conversar sobre el trabajo conjunto de @BancoMundial y Argentina y los desafíos para superar la pandemia de Covid», escribió van Trotsenburg en su cuenta de la red social Twitter.

En un hilo que publicó esta tarde, sostuvo que «el Banco y el Gobierno están trabajando en un ambicioso programa de inversión de unos US$2.000 millones para 2021».

En ese sentido, señaló que se trata de «proyectos de infraestructura, salud, empleo, protección social y ambiente que mejoran la vida de los Argentinos».

El posteo fue acompañado por una fotografía en la que se ve a Van Trotsenburg y al Presidente en un saludo con los codos, luciendo barbijos.

El director gerente de operaciones del Banco Mundial se pronunció de ese modo en vísperas de las reunión que el presidente celebrará este viernes en Roma con la directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, en lo que será el primer encuentro presencial entre ambos para tratar la renegociación de la deuda externa, informaron hoy fuentes oficiales.

El encuentro comenzará a las 9 hora de Italia (4 de la Argentina) en el Hotel Sofitel y fue concertado para abordar temas relacionados con la renegociación de los plazos para el pago de la deuda que Argentina mantiene con ese organismo y que fue tomada por la gestión anterior de Mauricio Macri.

La titular del FMI estará en Roma con motivo del seminario «Soñando con un mejor reinicio», que se realizará mañana en la Pontificia Academia de Ciencias Sociales del Vaticano, y del que también participará el ministro de Economía argentino, Martín Guzmán.

El Gobierno argentino busca postergar los vencimientos de deuda con el FMI de este año, que debe pagar entre septiembre y octubre, ante de la dificultad que plantea la pandemia de coronavirus a Argentina y al mundo, cuando los recursos son escasos y se requieren fondos para obtener vacunas, fortalecer el sistema sanitario y asistir a los sectores más afectados.

La irrupción de la pandemia del COVID-19 provocó a partir de marzo de 2020 una serie de cambios significativos en todos los aspectos. A nivel bancario y en virtud de las circunstancias, desde abril de ese año se suspendió el débito automático de las cuotas de préstamos, en consonancia con Disposiciones del Banco Central de la República Argentina que facultaban a quienes no podían pagar, reprogramar sus cuotas.

A un año de tal situación, en BCRA, mediante una Comunicación del 25 de marzo de 2021 definió que ya no se prorrogará dicha posibilidad.

Por ello, el Banco de Chubut informa que se reanudará a partir del 01 de abril el cobro automático y por débito en cuenta de los préstamos. Esta medida alcanza a todos los clientes del Banco.

Por tal motivo, comenzarán a debitarse del saldo de sus cuentas vinculadas a los préstamos, los importes correspondientes a las cuotas con vencimiento a partir del 01 de abril de 2021.

Para todos aquellos clientes que presenten dificultades para abonar las cuotas, el Banco del Chubut recuerda que desde el mes de noviembre de 2020 se encuentra vigente una línea de reestructuración de préstamos personales que se pueden solicitar de manera on line mediante la página web.

Muchos de nuestros clientes han solicitado ya esta modalidad de refinanciación que permite acceder a una cuota más cómoda y ampliar el plazo de pago.

En el caso de los préstamos de empresas o PyMEs, deben ponerse en contacto con su ejecutivo de cuenta y se analizará cada situación en particular.

El presidente del Banco de Desarrollo de América Latina, Luis Carranza Ugarte dimitió de su cargo. El funcionario fue elegido en 2017 para presidir el organismo, del cual sería presidente hasta marzo del próximo año, con posibilidad de reelegirse en diciembre.

Por ahora, y teniendo en cuenta que ningún colombiano está en la lista de presidentes, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla suena para ocupar la Presidencia. Según La FM, los argentinos están haciendo un bloque con Bolivia y Ecuador para mantener el control de la CAF, por lo que debe haber un nuevo candidato entre Chile, Colombia y posiblemente Perú. En aproximadamente 60 días podría definirse un presidente de la banca de desarrollo.

Su renuncia se da en medio de denuncias de acoso laboral, abuso de poder y despidos masivos en las diferentes oficinas de la organización en Latinoamérica.

De hecho, según el Diario El País, existen cartas de empleados de la organización desde 2018 documentando quejas por despidos masivos, entre otros, en contra de Carranza Ugarte. Es decir, tras un año de haber iniciado su gestión en la entidad.

Además, a través de una misiva, Carranza explica que su renuncia responde a que directores por Argentina le solicitaron verbalmente y a través de mensajes escritos a principios de 2020 que designara como vicepresidente a una persona que «no reunía las condiciones para el cargo», agregando que la documentación que prueba esta denuncia está bajo custodia en Secretaria General y a disposición de los miembros del Directorio.

Lo anterior porque el funcionario había designado a Bernardo Requena como vicepresidente de Programas de Países, cargo que lleva ocupando 15 meses con el aval de Carranza. «Pese a la argumentación presentada y al buen desempeño del Sr. Requena en todo este tiempo, el directorio decidió no respaldar su designación», añadió.

Además, el saliente presidente del CAF citó en su carta de renuncia el artículo 39 del Convenio Constitutivo, «como Presidente Ejecutivo estoy obligado a no aceptar presiones de ese tipo y a no buscar ni recibir instrucciones de ninguna autoridad ajena a CAF y designar a las personas que, a mi juicio, reúnan las condiciones más idóneas para desempeñar una posición de alta dirección».

El Banco de Desarrollo de América Latina, anteriormente conocido como Corporación Andina de Fomento (CAF), es una institución financiera multilateral cuya misión es apoyar el desarrollo sostenible de sus países accionistas y la integración de América Latina. Fue creada en 1970 y está conformada por 19 países (17 de América Latina y el Caribe, más España y Portugal).

La institución promueve el desarrollo sostenible mediante crédito, recursos no reembolsables y apoyo en la estructuración técnica y financiera de proyectos de los sectores público y privado de América Latina.

Entre los resultados de gestión de CAF durante 2019 estuvieron más de 7,14 millones de personas beneficiadas por una nueva o mejor infraestructura energética; 12 millones de nuevos usuarios de las vías construidas; 2,9 millones de personas beneficiadas por una conexión nueva o mejorada de agua potable y/o alcantarillado; 23.213 Pyme beneficiadas por operaciones a través de intermediarios; US$38,6 millones de incremento en el monto en ventas totales por empresas financiadas a través de la intervención de CAF; y 128.164 m2 de infraestructura educativa construida o rehabilitada.

Cómo se elige su presidente

Para elegir al presidente, el directorio de 19 miembros de la CAF debe elegir entre los postulantes presentados por los países, en los próximos 30 días.

Para la elección pasada, el exministro de Economía Luis Carranza contaba con el pleno respaldo del Gobierno del peruano Pedro Pablo Kuczynski.

En el proceso también estaban el excanciller Rubén Ramírez, cuya candidatura fue lanzada por el Gobierno paraguayo, mientras que la administración panameña postuló a su exministro de Economía, Fernando Aramburú.

Los presidentes que ha tenido la entidad

Antes de que llegara Luis Carranza Ugarte en 2017, su predecesor fue Luis Enrique García Rodríguez, un economista boliviano y quien ocupó el cargo de presidente ejecutivo del CAF desde diciembre de 1991 hasta 2017.

Adolfo Linares, (1970-1976) y Julio Sanjinéz Goytia (1976-1981) sentaron las bases de la institución, siendo los dos primeros presidentes designados al frente de la entidad financiera.

Luego, en 1981 el ecuatoriano José Corsino Cárdenas estuvo al frente de la entidad y hasta 1986 Galo Montaño Pérez, de la misma nacionalidad se desempeñó en el cargo. De esta forma, Carranza se convierte en el presidente que estuvo menos tiempo al frente del CAF.

Balance de la gestión

Durante los cuatro años de gestión, faltando uno para el fin de su mandato, Carranza aseguró en un comunicado que en ese periodo, se llevó a cabo una reestructuración de la organización que permitió preservar la institucionalidad de CAF, aumentar su eficiencia y responder a los retos que enfrentan los países.

Destacó la incorporación de México y Costa Rica como miembros plenos de CAF, el programa de capacitación virtual, iniciado en 2017 con un crecimiento de 28% en la cartera consolidada, tareas que contaron «con apoyo del Directorio y de todos sus colaboradores».

Los créditos que se han generado han dejado 3.196.870 beneficiadas por una conexión nueva o mejorada de agua potable y/o alcantarillado, 163.164 M2 de infraestructura educativa construida o rehabilitada, 99.680 estudiantes beneficiados por proyectos de educación y 5.563 kilómetros de carreteras construidas, mejoradas o rehabilitadas.

“Desde la creación de nuevas áreas, como la Vicepresidencia de Riesgos, a la implementación de un plan de austeridad, que permitió reducir los gastos de viajes en un 40%. Se apostó por la transformación digital de la organización y una gestión operativa más eficiente, estableciendo metas estratégicas con indicadores medibles. Todo ello, para lograr nuestro objetivo: que los recursos estén donde más se necesitan, apoyando el desarrollo de América Latina y llegando a las personas”, indicó Carranza Ugarte.

Así mismo, según el CAF, durante la pandemia se vio un récord de aprobaciones de más de US$14.000 millones, dirigidos a apoyar a los países en su esfuerzo por atender la crisis derivada del virus.

Fuente: La República

 

 

El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) abrirá en 2021 sus oficinas en la Argentina, como parte de la idea de ampliar el financiamiento de proyectos que actualmente tiene vigente por US$ 229 millones y para hacer del país un eje de integración entre el Mercosur y Centroamérica.

En una entrevista con Télam, el presidente ejecutivo del BCIE, Dante Mossi, y su director por Argentina, Maximiliano Alonso, destacaron la importancia de construir un vínculo entre el organismo y el país, e incrementar el financiamiento de proyectos estratégicos en Ciencia, Transformación Digital de Pymes, Educación, Salud y Género, entre otros.

«Desde el año 90 que el BCIE decidió abrir las puertas a países extrarregionales, tanto para atraer mayor financiamiento como para aprender de ellos. Pero fue con el actual Gobierno de la Argentina que el país pasó de ser un socio capitalista para, además, trabajar en múltiples proyectos juntos», explicó Mossi.

Actualmente, la Argentina es socia del BCIE y posee el 3,8% de acciones del banco -lo que representa unos US$ 340 millones- aunque el objetivo del Gobierno es capitalizar e incrementar ese porcentaje para llevarlo al 5% próximamente.

La decisión

La decisión de afianzar el vínculo con el BCIE surge de una apuesta tanto del Gobierno argentino como del Banco en profundizar lazos hacia adentro de América Latina y de generar un mayor proceso de integración en la región.

«Nuestro objetivo más grande es convertir a la Argentina en el punto focal del Mercosur hacia la región centroamericana y, así, integrar al bloque con Centroamérica», aseguró Mossi.

«Hemos visto a un Gobierno dispuesto a estrechar lazos. Hablé con (el secretario de Asuntos Estratégicos) Gustavo Beliz y nos compartió una visión de desarrollo de la Argentina mucho más amplia, que nos encantó. No vamos a salir del subdesarrollo si seguimos haciendo lo mismo y, por eso, tenemos que aprender los unos de los otros», agregó.

El perfil del BCIE

Históricamente especializado en inversiones de infraestructura, el Banco comenzó a innovar en los últimos años en líneas de crédito destinadas a potenciar áreas que sus socios consideren estratégicas tales como la ciencia y la tecnología o la lucha contra la violencia de género.

En esa línea, la Argentina hoy está apuntando a tomar múltiples préstamos de volumen medio destinados a apoyar proyectos en las provincias más que a nivel federal.

Los proyectos en el país

El Banco está prestando financiamiento a cinco proyectos en el país por US$ 229 millones, destinados a las áreas de Ciencia y Tecnología, Salud, Educación y a la construcción de depósitos provinciales de vacunas en distintas provincias.

Además, están en proceso de evaluación otros tres proyectos para las áreas de Género, Transformación Digital de Pymes, y el desarrollo de áreas rurales por US$ 130 millones adicionales.

«Son proyectos que fueron gestionados en el último año de gestión y en medio de una pandemia. Los gobiernos anteriores tenían otra mirada hacia la región. La nuestra es más intrarregional y mirar para adentro de América Latina también», aseguró Alonso.

En ese sentido, dijo que se está trabajando «para apalancar proyectos que son importantes para la Argentina» de modo de virar a «políticas de desarrollo que ya no pasan sólo por la infraestructura».

La nueva oficina

«La apertura de la sede del Banco en la Argentina servirá para un proyecto de integración mucho más potente que el que ha venido sucediendo. El banco es el mayor ente de desarrollo de la región centroamericana y un socio estratégico para la Argentina en este momento», afirmó el director del BCIE para el país.

Terminado el papeleo institucional y de no mediar inconvenientes por una nueva ola de contagios de Covid-19, la idea del BCIE es abrir su sede en Buenos Aires durante el segundo semestre de 2021, ya sea en oficinas propias o compartida con otra organización.

«Las oficinas van a estar abiertas para relacionarse con el sector privado para que se vincule también con Centroamérica. Esto es parte de un proceso en el que estamos tomando contactos con todos los sectores productivos y que tienen que ver con lo que el banco pueda hacer, para potenciar esta relación», sostuvo Alonso.

Por último, el titular del BCIE aseguró: «Hay mucho para aprender de cada uno y la presencia física será esa tarjeta de presentación para mostrar con hechos que estamos con un pie en la Argentina para hacer negocios con el país».

El BCIE es una institución financiera multilateral de desarrollo, con carácter internacional, con un capital total de US$ 7.000 millones, de los cuales más del 60% corresponde a los países de Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, República Dominicana y Belice, aunque también tiene como socios extrarregionales a Taiwán, Corea, México, España, Argentina, Colombia y Cuba.

En la jornada del miércoles, el intendente de Esquel, Sergio Ongarato mantuvo una reunión con la Subgerenta General Comercial del Banco del Chubut, Roxana Sepúlveda y el Gerente Regional de dicha entidad, Tirso Herrera.

En la reunión, Ongarato y los representantes del banco dialogaron sobre la línea de crédito disponible para obras públicas destinadas a frentistas y también sobre las posibilidades de financiamiento para los emprendedores del CAPEC.

Sobre los alcances de esta reunión el intendente Ongarato señaló que su mayor interés se centró en la posibilidad de lograr financiamiento para vecinos que quieran pagar el pavimento, construir veredas o alguna red de infraestructura como llevar el agua o el gas a sus domicilios.

Fuente: EQSnotas

El directorio del Banco del Chubut resolvió jerarquizar a las sucursales de Corcovado y Playa Unión para optimizar la prestación de servicios a los que acceden los clientes de esas dependencias.

El responsable estuvo acompañado por la Subgerenta General Comercial, Roxana Sepúlveda y el Gerente Regional, Jorge Magadán.

Con estas medidas la entidad financiera continúa trabajando en pos de acercar los servicios financieros a los clientes de distintos puntos de la provincia, ya sea mediante sucursales, cajeros automáticos o inversiones tendientes a mejorar la calidad de las prestaciones vigentes.

En este caso, se trata de una modificación orgánica por la cual las dependencias de Playa Unión y Corcovado dejan de depender de las sucursales de Rawson y de Esquel, para depender directamente de la Regional a la que pertenecen. Este cambio permite que se pueda avanzar en ampliar el segmento de clientes que atienden actualmente, incorporando productos y autonomía para su gestión.

Durante la reunión, el Gerente General explicó a los intendentes que el Banco busca acompañar e incentivar el crecimiento económico que se viene registrando tanto en la zona de Playa Unión como en la localidad de Corcovado, brindando una impronta más comercial destinada a la clientela.

Por su parte el intendente Biss destacó que Playa Unión “registra un fuerte crecimiento comercial, notamos que el empresariado va acompañando y contar con más herramientas por ejemplo para acceder a préstamos es muy importante”.

El Intendente Molina destacó que “en Corcovado notamos que ahora el Banco del Chubut está a disposición de la gente y de los emprendedores en general” contando “con una impronta más comercial que le permite competir con los bancos privados” afirmó.

Paneles solares

Por otro lado, el Banco del Chubut continúa invirtiendo en la instalación de paneles solares en la red de cajeros automáticos para optimizar su funcionamiento durante los cortes de energía.

A los paneles ya instalados en Lagunita Salada se suma la reciente adquisición de nuevos equipos para los cajeros de las localidades Tecka y 28 de Julio y se prevé continuar próximamente con similares incorporaciones en seis cajeros más del interior provincial.

Fuente: Radio Chubut

El Banco Central (BCRA) cerró la última jornada del año con compras netas en el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC) por cerca de US$ 90 millones y, de esta forma, acumuló más de US$ 600 millones a lo largo del mes, según fuentes del mercado consultadas por Télam.

La dinámica se vio reflejada en el dato de reservas internacionales, que cerraron este miércoles en US$ 39.409 millones, unos US$ 787 millones más que el miércoles 2 de diciembre cuando comenzó su racha de compras de divisas en el mercado de cambios, según datos del Banco Central.

En total, fueron 16 jornadas consecutivas en las que el BCRA pudo comprar dólares en el mercado cambiario, entre el 3 de diciembre y hoy miércoles, un fenómeno que no ocurría desde noviembre de 2019.

La última vez que el BCRA había hilvanado tantos días seguidos de compras netas en el MULC fue en noviembre de 2019 cuando alcanzó 23 jornadas de compras por un total de US$ 2.352 millones entre el 28 de octubre y el 29 de noviembre.

Aún así, si se tiene en cuenta que las reservas habían comenzado el año en US$ 44.839 millones, a lo largo de 2020 cayeron US$ 5.430 millones ante la combinación de ventas netas de reservas en el MULC, el retiro de depósitos en dólares de los bancos y el pago de obligaciones con el exterior.

Entre junio y noviembre, el Banco Central vendió cerca de US$ 5.000 millones en el mercado para sostener su política de depreciación del tipo de cambio en línea con la inflación, y así evitar una desvalorización excesiva de la moneda.

En ese marco, la acumulación de jornadas consecutivas de compra de divisas es mirada como una señal de alivio ante meses de turbulencias cambiarias que llevaron, incluso, a que las brechas con las cotizaciones del dólar superaran largamente el 100%.

Algunos factores que podrían explicar esta tendencia son la combinación de los dólares bursátiles -Contado Con Liquidación (CCL) y Dólar MEP- con cotizaciones estables e incluso por debajo del «dólar solidario» y una mayor demanda estacional de pesos de empresas y personas para pago de aguinaldos y compras de fin de año.

Puntualmente, el CCL cerró este miércoles su cotización en $140,26 y el MEP en $139,99, lo que implica que ambos dólares cayeron en su cotización un 5,3% y 3,2% durante diciembre, respectivamente, mientras que el «solidario» cerró en $147,26, un 3,2% por encima de principios de mes.

También podría incluirse una mayor demanda estacional de pesos por parte de empresas e individuos, tanto para el pago de aguinaldos como para compras de fin de año, respectivamente, y un control más riguroso por parte de la autoridad monetaria a la hora de habilitar la compra de divisas a empresas importadoras de bienes.

Las reservas internacionales del Banco Central (BRCA) alcanzaron este miércoles los US$ 39.219 millones, lo que marcó un crecimiento de US$ 597 millones desde el 1 de diciembre, cuando habían alcanzado el piso de US$ 38.619 millones.

Desde entonces, el BCRA hilvanó 13 jornadas consecutivas de intervenciones netas positivas en el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC) que, según fuentes del mercado, le permitieron a la autoridad monetaria comprar unos US$ 500 millones desde principios de mes.

La última vez que el BCRA había hilvanado tantos días seguidos de compras netas en el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC) fue hace cinco meses cuando, luego de restringir fuertemente la venta de divisas a importadores, alcanzó 12 días de compras por un total de US$ 1.051 millones entre el 31 de mayo y el 16 de junio.

En los últimos cinco meses, el Banco Central debió vender cerca de US$ 5.000 millones en el mercado para sostener su política de depreciación del tipo de cambio en línea con la inflación, y así evitar una desvalorización excesiva de la moneda.

Por eso mismo, la acumulación de jornadas consecutivas de compra de divisas es mirada como una señal de alivio ante meses de turbulencias cambiarias que llevaron, incluso, a que las brechas con las cotizaciones del dólar bursátil superaran largamente el 100%.

Puntualmente, el dólar Contado Con Liquidación (CCL) cerró este miércoles su cotización en $140,45 y el dólar del Mercado Electrónico de Pagos (MEP) en $140,35.

Esto implicó que ambos dólares cayeron en su cotización 5,1% y 2,9% en lo que va de diciembre, respectivamente, mientras que el «solidario» cerró este miércoles en $146,03, un 2,3% por sobre el precio de principios de mes.

La digitalización de los pagos y el creciente uso del dinero electrónico llevó a los bancos a ofrecer a sus clientes billeteras digitales, aplicaciones para manejar dinero desde el celular que, hasta hace poco, eran exclusivas de las fintech pero que, en los últimos meses, crecieron entre las entidades financieras tradicionales.

En ese sentido, después de que compañías como Ualá o Mercado Pago popularizaran el uso de aplicaciones digitales para compras o gastos cotidianos, los bancos se sumaron a esa tendencia y, en la actualidad, más de media docena de entidades públicas y privadas tienen productos que ofrecen estos servicios.

Aunque existen diferencias entre las funciones de cada aplicación, el factor común que las une es el uso del celular para hacer operaciones sencillas (transferencias y pagos) de una forma rápida, segura y que evita el uso de efectivo.

Red Link

«Una billetera electrónica es una opción inteligente para el uso del dinero que tiene el cliente. Su portabilidad, la baja fricción operativa, la inmediatez en el acceso a los recursos y la posibilidad de realizar operaciones en cualquier momento y lugar son factores que impulsan este tipo de soluciones digitales», dijo a Télam Javier Cachenot, gerente de Productos Individuos Digital de Red Link.

Según el último estudio de Uso de Dinero Electrónico de Red Link, en octubre el uso de medios electrónicos para las transacciones cotidianas tuvo un aumento real del 27% en comparación a un año atrás, pero su billetera electrónica (Valepei) creció casi un 300%.

En esta línea, y para seguir esta tendencia, el gran lanzamiento del sector bancario para 2020 llegará en los primeros días de diciembre con MODO, un sistema de agregación de pagos que permitirá a los cerca de 30 bancos que participan ofrecer transferencias a contactos del celular o pagos con distintos formatos (QR, contactless y otros) a todos sus clientes, desde la propia aplicación del banco o bien desde sus billeteras digitales.

Nación, Provincia, BBVA, Comafi, Galicia y Supervielle

A la espera de su salida al mercado, los bancos Nación, Provincia, BBVA, Comafi, Galicia y Supervielle, entre otros, lanzaron al mercado desarrollos propios o alianzas con compañías financieras digitales para ganar terreno en el mercado de medios de pago y gestión de dinero.

El caso más resonante de 2020 fue el de Cuenta DNI del Banco Provincia, una billetera digital que se relanzó en marzo como modo de cobrar el IFE, pero que creció más allá de ese fin y que, en apenas siete meses, ya tiene 2,3 millones de usuarios activos de los cuales 6 de cada 10 tienen menos de 35 años.

También en el sector público, el Banco Nación lanzó en septiembre su propia billetera digital, «BNA+», para que clientes y no clientes puedan abrirse una cuenta en pocos minutos con el celular y realizar órdenes de extracción, transferencias, recargas de celular o SUBE, pagos de servicios o en comercios con código QR.

«Ya contamos con más de 400 mil clientes y el objetivo es sumar nuevas funcionalidades cada mes por lo que, próximamente, se incorporarán Tarjeta Turismo Programa Previaje, Fondos comunes de inversión, Fe de Vida y compartir gastos con amigos», explicaron desde Banco Nación a Télam.

En el caso del BBVA, en lugar de una billetera digital tienen disponible su app «Go» para clientes, con la que permiten gestionar tarjetas de crédito, hacer pagos con el celular, recargar la tarjeta SUBE y acceder a las promociones del banco

«La aplicación nació hace unos años como una plataforma de comunicación de beneficios y experiencias, y en el último año la transformamos en lo que hoy es la primera súper app bancaria de Argentina, agregándole funcionalidades que buscan mejorar la experiencia de pago de nuestros clientes», detalló Santiago Benvenuto, gerente de medios de pagos, alianzas y patrocinios de BBVA en Argentina.

Esta semana el grupo Supervielle lanzó IUDÚ, una plataforma de servicios que permite solicitar préstamos personales, tarjetas de crédito y autogestionar todas las operaciones, tales como consultar los consumos realizados y gestionar sus pagos.

«El contexto aceleró la masificación de los servicios financieros digitales, sobre todo lo que respecta a billeteras virtuales y cuentas digitales. Nuestro compromiso es brindar una oferta integral y facilitar el acceso a servicios de banca digital», aseguró Martín Monteverdi, CEO de IUDÚ.

Otros bancos como Galicia y Comafi optaron por aliarse con las fintech Naranja X y Nubi, respectivamente, que con las que buscan crecer en el rubro de servicios financieros digitales, ya se facilitando pagos como ofreciendo préstamos, tarjetas de crédito, descuentos y promociones exclusivas.

Fuente: Telam

La última cosecha de la temporada otoño/invierno fue exitosa y el excedente de productos se distribuyó en diferentes comedores. Las agrupaciones sociales enmarcadas en el proyecto preparan la tierra para la futura siembra primavera-verano.

Con la producción de la última cosecha en la que se recolectaron 230 kilos de acelga, y con el inicio de la siembra de la temporada estival, el programa Banco de Alimentos que impulsa la Municipalidad de Trelew en conjunto con Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y las organizaciones Cooperativa El Esfuerzo, Oleada Feminista, Libres y Diverses, Barrios de Pie y la Coordinadora de Trabajadores Desocupados Aníbal Verón, va perfilando un balance productivo en crecimiento.

En virtud de los resultados de las cosechas, los impulsores y técnicos de la propuesta avizoran una proyección muy óptima por los resultados obtenidos en esta primera etapa de la iniciativa que tiene como fin producir y abastecer de productos frutihortícolas a los sectores más vulnerables de la población.

Itatí Jones, ingeniera agrónoma y extensionista del programa Pro Huerta en la Agencia de Extensión Rural VIRCh de INTA, trabaja y capacita a los grupos comunitarios en la autoproducción de alimentos, remarcó que «hay un balance positivo de la producción, y del trabajo de los participantes en esta propuesta que plantea una producción totalmente agroecológica, donde se quiere demostrar a la sociedad que se puede volver a producir como se producía antes, volver a la utilización de los granos y dejar de lado los fertilizantes y agroquímicos para llegar a la población con alimentos sanos y generar el proceso de comunidad que se tiene muy perdido, y que las agrupaciones pudieron resurgir trabajando en conjunto».

Última de la temporada

La profesional resaltó el trabajo conjunto con el municipio e indicó que «se realizó este jueves la última cosecha otoño-invierno de acelga. Se recolectaron 230 kilos del rebrote de la siembra, y se espera en los próximos días un corte más donde se van a sacar otros 200 kilos para luego incorporar al suelo y volver a sembrar». Además, «en el otro Banco se está trabajando con rúcula, espinaca, lechuga y zanahoria que tiene un ciclo más largo para cosechar».

Respecto a los resultados señaló que «se obtuvo una producción muy buena, que superó expectativas, por lo que los productos no solo se destinaron al autoconsumo, sino que los grupos salieron a distribuir los excedentes a los diferentes comedores para llegar a otros lugares con el producto».

Siembra

En cuanto a la preparación para la siembra de esta temporada Jones dijo: «El viernes se comenzó con la siembra primavera- verano 2020/2021 sembrando maíz y variedades de zapallos: zapallito verde, calabaza, zapallo plomo. El trabajo es continuo porque en diez días se realizará el trasplante de tomate para cosechar a mediados de enero. Se empieza la siembra para llegar a la fecha de madurez aproximadamente en febrero/ marzo».
Además, señaló que «hay otros cultivos que son de motivación como lo es el zapallito verde que en 45 días se estará cosechando», y remarcó que «el trabajo continuo que se lleva adelante con los participantes permiten dimensionar un buen desempeño de los cultivos».

Formación para nuevas oportunidades

Itatí Jones remarcó que «siempre antes de la siembra, se realiza una capacitación donde se explica todo el proceso de siembra, preparación del suelo, para que cada participante de la organización social pueda replicarlo al resto del grupo y para motivarlos a seguir formándose para poder como grupo poder salir a prestar servicios a productores que dejan de hacer ciertas actividades y necesitan personas capacitadas y con conocimientos en siembra y cosecha de determinados cultivos», teniendo en cuenta que «la horticultura en nuestro Valle si bien los mantienen los productores de la comunidad boliviana el resto se han transformado en forrajeros.Hoy estamos en un proceso de transición donde se está mirando volver a la horticultura y muchas veces falta mano de obra para ciertas actividades, por eso es una motivación a que sigan esta capacitación para tener otras oportunidades».
«En esta etapa se ve a los grupos están más consolidados, que hay un avance, no solo es un crecimiento del Banco de Alimentos sino un crecimiento personal, porque están más rápidos, hacen las actividades sin necesidad de una explicación recurrente, se interesan, se motivan, vienen con más entusiasmo y lo que se va viendo es una pertenencia de lugar, pertenencia al Banco de Alimentos por parte de las cinco agrupaciones que vienen trabajando desde el principio».

Parcelas

«Se está trabajando en diferentes lugares: en la Estación Experimental INTA, en el predio del vivero municipal y en parcelas que las agrupaciones recibieron en el INTA. En el caso de laEstación Experimental INTA, se realizan tareas en dos parcelas simultáneamente, una que queda para la temporada otoño/invierno y en otra que se empieza que es para la siembra primavera/verano», detalló jones y explicó que «las expectativas nos superaron, entonces se decidió mover más suelos porque durante el proceso la gente empezó a demandar más y como institución desde el INTA se decidió a empezar a mover más suelos para trabajar. Hoy estamos aproximadamente en 1,5 hectáreas trabajada».