Tag

Carne

Browsing

El acuerdo prevé la comercialización de los siete cortes de carne más representativos del consumo de los argentinos en todo el país.

La Secretaría de Comercio, a cargo de Matías Tombolini, y las empresas frigoríficas y de supermercados acordaron los precios del programa “Cortes Cuidados” que se hará extensivo hasta el 7 de septiembre próximo, según se informó hoy oficialmente.

El acuerdo prevé la comercialización de los siete cortes de carne más representativos del consumo de los argentinos en todo el país, a precios accesibles para el mercado interno, y en ese sentido, las partes se comprometieron a continuar el trabajo en conjunto para extenderlo hasta el 30 de septiembre.

Estará disponible en todo el país de lunes a viernes en más de 1.000 bocas de expendio que incluyen las grandes cadenas de supermercados Coto, Jumbo, Plaza Vea, Disco, Carrefour, Walmart, Changomas, La Anónima y Día%; las cadenas mayoristas Vital y Makro, y carnicerías adheridas a la Unión de la Industria Cárnica Argentina (Unica) y al consorcio de exportadores ABC.

En esta etapa de Cortes Cuidados el precio por kilo de los cortes es el siguiente: tira de asado, 736 $; vacío, $965; matambre, $938; falda, $483; tapa de asado, $736; nalga, $1.009; y paleta, $817.

Para la Patagonia (cortes son hueso) se suma un diferencial del 6%, según se informó.

El Observatorio de Economía de la Patagonia, realizó un sondeo en distintos supermercados de Comodoro Rivadavia y Rada Tilly, con el objetivo de analizar la creciente variación de precios en distintos cortes de carnes rojas y pollo.

El rubro carnes y pollo es el más importante de la Canasta Básica Alimentaria (CBA) tanto en la ponderación física fijada en 7.100 gramos por adulto equivalente y por el precio unitario del kilo.

La confección de la Canasta Básica Alimentaria (CBA) incluye el desagregado del rubro carnes (Incluye al pollo), en relevamientos de años anteriores solo tomamos datos de los 7 cortes de carne y de pollo entero.

Este rubro es significativo en la CBA importando un tercio del gasto en alimentos y un 8,00% del gasto total familiar según la metodología de nuestra encuesta y en consonancia con relevamientos de INDEC con la nueva metodología disponemos de muchos más datos sobre los cuales trabajar para obtener información relevante sobre los modos de comercialización de carnes, embutidos y pollo.

En este caso, se trabajó con 600 precios y aplicándole a cada corte, distinguido por su código de barras y descripción, la media geométrica obtenemos un precio de referencia que nos permite comparar en el período 15 de Julio / 15 Junio con 600 precios aproximadamente y reducir a los que pueden compararse porque aparecen en las 2 fechas.

La variación del precio de los 65 productos cárnicos y de derivados elegidos nos indica una variación de +3,67% y en el caso del pollo un 15,78%, siendo el impacto ponderado en nuestra CBA el siguiente: El 84,7% estará alcanzado por una variación de 3,67% y un 14,3% por el 15,78% del incremento del pollo.

Se trata de un nuevo acuerdo del Gobierno Nacional. Aseguran que estarán disponibles en 1.000 supermercados y carnicerías de todo el país.

En paralelo al programa Precios Cuidados, el Gobierno Nacional acordó con supermercadistas y productores nuevos precios con aumentos para una canasta de siete cortes de carne, verduras y frutas.

La secretaría de Comercio Interior detalló que se trata de siete cortes de carne que, según el Gobierno, estarán disponibles en 1.000 bocas de expendio de todo el país.

Los precios por kilo de los 7 cortes de carne acordados:

Tira de asado a $719

Vacío a $917

Matambre a $899

Falda a $478

Tapa de asado a $719

Nalga a $969

Paleta a $779

Los precios tendrán vigencia hasta el 7 de julio y podrán encontrarse en los supermercados Jumbo, Coto, Plaza Vea, Disco, Carrefour, Walmart, La Anónima, Día, Changomas, Vital, Makro y en carnicerías adheridas a la Unión de la Industria Cárnica Argentina (UNICA) y al consorcio de exportadores ABC.

Canasta de frutas y verduras estará conformada por cinco productos:

Papa negra a $59 el kilo;

Cebolla a $99 el kilo

Tomate redondo a $210 el kilo

Lechuga (criolla o capuchina), a $160 el kilo

Manzana (royal gala) a $190 el kilo

Estos productos estarán disponibles en supermercados Día, Walmart Changomas, Jumbo, VEA, Disco, Coto, Carrefour y Makro de la región del AMBA.

El Gobierno publicó la actualización de la lista del programa Precios Cuidados, que incluye unos 1.300 productos, con incrementos en promedio de 2,2%.

La secretaría de Comercio Interior informó que si los consumidores no encuentran algún producto o lo encuentran a un precio distinto del acordado, pueden reclamar en la web o la app de Precios Cuidados, a través del Servicio gratuito de orientación y asesoramiento (0800-666-1518) o por mail a consultas@consumidor.gob.ar

Los valores acordados regirán hasta el 7 de julio. Aseguran que estarán disponibles en 1.000 supermercados y carnicerías de todo el país.

La secretaría de Comercio Interior anunció que acordó con supermercadistas y productores la actualización de la canasta de precios para productos frescos en los que se destacan 7 cortes de carnes a precios acordados para el consumo interno y que, según el Gobierno, estarán disponibles en 1.000 bocas de expendio de todo el país.

Los 7 cortes de carne serán la tira de asado, a $719 el kilo; vacío, a $917; matambre a $899; falda, a $478; tapa de asado, a $719; nalga, a $969 y paleta, a 779 pesos.

Cabe recordar que este miércoles el Gobierno publicó la actualización de la lista del programa Precios Cuidados, que incluye unos 1.300 productos, con incrementos en promedio de 2,2 por ciento.

La secretaría de Comercio Interior informó que si los consumidores no encuentran algún producto o lo encuentran a un precio distinto del acordado, pueden reclamar en la web o la app de Precios Cuidados, a través del Servicio gratuito de orientación y asesoramiento (0800-666-1518) o por mail a consultas@consumidor.gob.ar.

Mientras el Gobierno define el aumento que tendrá el listado de Precios Cuidados durante mayo, la inflación de alimentos sigue en alza. Los productos frescos y los derivados del trigo volvieron a estar entre los principales aumentos del mes pasado.

Mientras las internas del Gobierno apuntan contra el ministro de Economía Martín Guzmán por la batalla contra la inflación, el dato de abril seguirá alto. En el área económica esperan que sea menor al 6,7% de marzo, que fue un récord para los últimos 20 años.

La mayoría de los relevamientos privados coinciden en que no habrá nuevo máximo, pero alertan que el número será alto y que los alimentos volverán a aumentar. El Indec difundirá el dato oficial de abril se conocerá el próximo jueves 12 de mayo, según publica TN.

La secretaria de Comercio Interior terminará de negociar el aumento mensual de los productos que integran Precios Cuidados. El listado de precios se debería actualizar este domingo 7. Además, el Gobierno tendría que anunciar la canastas de frutas y verduras con precios acordados que estará disponible durante este mes.

Cuáles fueron los alimentos que más subieron en abril

Los ”alimentos y bebidas no alcohólicas” mostraron alzas mayores al 7% durante febrero y marzo. En enero, por otro lado, los precios de esos productos avanzaron un 4,9%. Para abril, los sondeos privados arrojan resultados dispares, pero coinciden en subas que promedian el 5%, pero que llegan a superar el 6%.

Al desagregar por rubros, los productos de almacén fueron los que más aumentaron, con un alza de 7,5%, impulsada por las disparadas en el precio del azúcar (16,7%), la harina (16%) y los huevos (11,3%). Las frutas y verduras, por su parte, aumentaron 6,2% y las principales alzas se registraron en el precio por kilo de las berenjenas y las manzanas, con variaciones mensuales de 17,4% y 10,3%, respectivamente.

El sondeo que realiza la consultora Focus Market mostró una suba de 5,9% en el precio de los alimentos. En términos de categorías de alimentos, los mayores incrementos mensuales que encontró este relevamiento fueron:

Cereales: 18,9%.

Tapas para tarta: 16,1%.

Harina: 15,9%.

Mayonesa: 15%.

Hamburguesas: 14,9%.

El director de la consultora, Damián Di Pace, comentó que el mes pasado se vieron subas importantes en productos frescos, que no habían aumentado tanto marzo. En este sentido, destacó el alza de 14% en el pollo, la suba del 12% en la carne vacuna y el incremento del 10,9% en el precio de la leche.

Por su parte, el sondeo sobre precios de alimentos que realiza la consultora LCG mostró un alza promedio de 5,1% en abril. Entre los principales aumentos de las últimas cuatro semanas, el reporte estuvieron:

Carnes: 7,3%.

Lácteos y huevos: 5,8%.

Bebidas e infusiones: 5,5%.

Panificados, cereales y pastas: 5,4%.

Condimentos: 5,3%.

Aceites: 4,8%.

Finalmente, la medición de precios minoristas que realiza C&T Asesores Económicos en el gran Buenos Aires los alimentos mostró un alza de alrededor de 4,8% en abril, en línea del índice general. La cifra significó una moderación tras el alza de 5,7% que habían medido en marzo, la consultora resaltó que “las subas fueron generalizadas”, aunque “se destacaron las carnes y los derivados de la harina”.

Durante este mes, la suba de precios en carnicerías le mete mayor presión al fenómeno inflacionario. En los últimos días, se detectaron subas entre 50$ y 100$ en el kilo de carne.

La explicación sería que no hay tanta oferta y que existe la caída en el consumo del alimento. Por este motivo, los argentinos se guían más por el cerdo y el pollo.

En algunos comercios, los incrementos alcanzaron los 150$ en el kilo, por lo que la presión inflacionaria sigue golpeando más al bolsillo para conseguir la canasta familiar.

En este marco, el gobierno intenta impedir que estas alzas continúen, mediante la utilización de herramientas como el fideicomiso aceitero y triguero, publica Urgente 24. En carnes, rige aun el programa de Precios Populares, que la próxima semana subirá un 2% en sus precios –aproximadamente $16 por kilo- acorde a lo pactado entre Comercio Interior y los frigoríficos exportadores.

Por parte de los comercios minoristas, los aumentos de los últimos días ubican al kilo de carne en torno a los $1.000, con incrementos que oscilan entre los $50 y $100. En febrero, las categorías de consumo en el Mercado de Liniers –novillitos y vaquillonas- tuvieron una suba de 15%, pero no terminaron de reflejarse en los mostradores, porque fue absorbida en parte por los eslabones intermedios del negocio.

El precio de la carne vacuna se incrementó en enero un 2,3%, por debajo de la inflación del mes que fue de 3,9%, mientras que en la primera quincena de febrero se registró una dinámica alcista del precio de ganado en pie, de acuerdo con un informe del Centro de Economía Política (CEPA).

“Enero mostró un incremento promedio de los cortes de carne vacuna del orden de 2,3%; en términos interanuales, los cortes de carne vacuna incrementaron su precio 55,5%», según el estudio elaborado por CEPA.

Luego de las subas por encima del 75% de los precios al mostrador de la carne vacuna en 2020, el primer semestre de 2021 comenzó con nuevas subas que totalizaron otro 35% de aumento.

«Ante esta situación, el Gobierno tomó una serie de medidas para frenar los incrementos generalizados en la cadena de valor» que «permitieron cortar la dinámica alcista entre julio y octubre, donde los precios retrocedieron 3%», destacó el centro de estudios que conduce Hernán Letcher.

Sin embargo, noviembre y diciembre, meses donde suele aumentar el consumo, hubo «nuevamente incrementos sensibles en el precio de la carne, promediando 11% y 10% respectivamente».

De acuerdo con el relevamiento, en enero se observó un «impacto heterogéneo» de los aumentos en relación a los cortes.

A la inversa de lo que ocurrió en diciembre, cuando los «cortes caros» fueron los que más incrementaron su precio, en enero, los «cortes económicos» fueron los que más aumentaron, con una suba de 6,2%.

Asimismo, aumentaron los productos sustitutos a la carne vacuna: el pollo en enero mostró un incremento de 4,9%, con lo cual se mantuvo prácticamente sin modificaciones el precio del asado en relación con el pollo.

En términos interanuales, las variaciones de algunos cortes continúan por encima del nivel general de precios de la economía (+50,9% aproximadamente) mientras que otros, de gran consumo interno, lograron quedar por debajo del promedio, sobre todo por el elevado punto de comparación que fue enero de 2021: asado (48,7%), vacío (48,9%) matambre (46,5%).

Entre los motivos del incremento del precio de la carne entre noviembre y enero, CEPA señaló la «poca transparencia en la oferta y demanda del mercado de hacienda de Liniers».

En noviembre el precio del novillito pasó de $ 208 (10/11) a $ 257 (18/11), con un aumento de 23% solamente en ocho días.

En tanto, en enero «el clima fue un factor determinante en la baja de la oferta ingresada al mercado de Liniers, primero por las altas temperaturas junto a la sequía y luego, por las lluvias que se registraron en una amplia zona ganadera», lo que «determinó una oferta por debajo de la habitual».

El estudio agregó que a partir del primero de febrero se confirmó la dinámica alcista del precio de ganado en pie y el 16 de este mes, el precio alcanzó $ 286,80 para el novillo de 300/390 kg, es decir, 14,2% de aumento respecto al precio al 28 de enero.

Al 16 de febrero se observó una recomposición de cabezas comercializadas en el Mercado de Liniers (en valores similares al mismo período en 2021 o en el primer mes de ese año), modificando el comportamiento observado en enero último, donde efectivamente se había reducido la oferta.

«El incremento del precio del kilo vivo nuevamente presenta un salto sensible, muy por encima incluso de la inflación estimada para febrero completo» al tiempo que «el valor de febrero implica un nuevo récord del precio real del novillo en décadas».

Según CEPA, esto «anticipa lo que puede llegar a suceder al respecto: en sólo siete días aumentó unos $ 20 en Liniers.

En términos deflacionados superó al último máximo de mediados de diciembre, planteando el desafío para la cadena cárnica de cómo podrá trasladarlo al mostrador».

En febrero, la Secretaría de Comercio Interior renovó el programa «cortes cuidados», un acuerdo alcanzado con el consorcio frigorífico ABC y las grandes cadenas de supermercados, con el objetivo de tener los siete cortes de mayor consumo popular a precio regulado hasta el 7 de abril, fecha en que se analizará la prórroga.

La producción de enero fue de 223.000 toneladas y se faenaron 971.800 cabezas, según datos privados.

En enero, el consumo de carne vacuna por habitante registró una caída del 1,8% respecto al mismo mes del año pasado.

Según estimaciones de la Cámara de la Industria del Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (CICCRA) En su último informe, el “consumo aparente de carne vacuna por habitante, en enero de 2022 fue de 47,4 kilos al año tomando el promedio de los últimos doce meses y resultó 3,5% inferior al promedio de un año atrás”.

“En tanto, el consumo aparente de carne vacuna correspondiente a enero se ubicó en 40,8 kg por habitante al año, teniendo en cuenta la faena y los números provisorios de exportaciones, un volumen 1,8% menor al de enero de 2021”, señaló la entidad empresaria.

El reporte sectorial señala que “en el primer mes del año el nivel de actividad de la industria frigorífica vacuna continuó siendo bajo, producto de la escasez de hacienda para enviar faena que se viene observando en el último año”.

Por un lado, influyó la menor zafra de terneros, a raíz de la liquidación de vientres que se verificó entre las primaveras de 2018 y 2020. Por el otro lado, la sequía 2020/2021 forzó un proceso de recría a campo que alargó el tiempo de engorde de los animales” indica el informe.

Al respecto, CICCRA señala que “en enero de 2022 se faenaron 971.800 cabezas de hacienda vacuna” por lo que “la comparación interanual arrojó una baja de sólo 2,6% (26.200 cabezas), debido a que la actividad de enero de 2021 también había sido baja”.

“Fue el tercer mes consecutivo en el cual la faena de machos descendió a mayor ritmo que la faena de hembras, tras más de dos años en que se observó el comportamiento opuesto. Esto se hizo que la participación de las hembras en la faena total subiera levemente entre los últimos dos eneros, hasta quedar en 44,9%”.indicó la cámara empresaria.

El precio promedio de los distintos cortes de carne vacuna aumentó 2,5% en enero último por debajo de la inflación esperada por el mercado y el Gobierno, en torno al 3,8% para el primer mes del año, y revirtió así la tendencia de noviembre y diciembre cuando los valores triplicaron al Índice de Precios al Consumidor (IPC).

De esta forma, la carne en el mostrador se ubicaría debajo de la suba general de precios por primera vez desde octubre del año pasado.

Mientras que el aumento promedio de los distintos cortes vacunos fue del 2,5%; el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), publicado por el Banco Central (BCRA), prevé una inflación de 3,8% para el mismo mes.

El REM antecede al IPC del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) que se publicará el próximo martes 15 de febrero.

Según el Instituto de Producción de Carne Vacuna Argentina (Ipcva), el incremento de enero presenta una desaceleración respecto a las subas de diciembre y noviembre pasado, cuando los precios saltaron 9,7% y 10,8%, respectivamente, más que triplicando la inflación general de dichos meses.

De acuerdo a un informe del Mercado Ganadero de Rosario (Rosgan), el repunte de noviembre y diciembre de más de 20 puntos porcentuales, responde al «atraso acumulado contra la inflación» en los meses anteriores.

Entre julio y octubre del año pasado, la carne vacuna no solo no aumentó por encima de la inflación (como había sido la tendencia en la primera mitad de 2021), sino que sus precios acumularon un descenso de 2,9%.

La caída en los precios de la carne se había dado luego de que el Gobierno implementara limitaciones a su exportación en junio pasado permitiendo exportar un volumen equivalente al 50% de lo que se enviaba al exterior en 2020.

Este esquema, luego de sucesivas flexibilizaciones, fue eliminado al comenzar el año en curso, manteniendo la prohibición para despachar siete cortes parrilleros de consumo interno.

Pese al descenso en el segundo semestre del año, los precios de la carne cerraron 2021 con una suba de 53,7%, 2,8 puntos porcentuales sobre la inflación del 50,9%.

La relativa estabilidad de los valores en enero puede responder a un «patrón de comportamiento» estacional, explicó el Rosgan.

«A partir de marzo y hasta mediados de año, el precio de la carne vacuna acumula las mayores subas mensuales mientras que, durante el segundo semestre, los ajustes suelen ser menores al promedio, situación que en varios años deriva en retrasos de precios», indicó la entidad rosarina.

Luego, hacia fin de año, se suele dar el «segundo periodo de mayor ajuste anual», el cual comenzó, según el Rosgan, a «instalarse con mayor firmeza en los últimos años».

Asimismo señaló que, pese a la falta de hacienda gorda para abastecer el mercado interno -por motivos que incluyen el bajo ingreso a feedlots, el costo de alimentación y las menores tasas de conversión-, dicha problemática aún no parece haberse trasladado a los precios en el mostrador, debido al menor consumo general de carne.

En ese sentido, y con el objetivo de morigerar los precios al consumidor, el Gobierno lanzó el programa Cortes Cuidados, que comenzó a regir ayer.

La Municipalidad difundió información sobre la adhesión de esta medida nacional que incluye siete cortes característicos de la mesa de los argentinos, a precios módicos.

Cortes Cuidados llega a la mesa de los trelewenses, con precios notoriamente más bajos para asegurar el consumo de los principales cortes de carne de los argentinos. La Municipalidad informó:

Asado sin hueso: $699

Vacío: $749
Matambre: $ 779
Falda: $449
Tapa de asado: $639
Nalga: $799
Paleta: $649

Estos cortes seleccionados se pueden encontrar en las siguientes cadenas: Carrefour, Changomas, La Anónima, Plaza Vea y carnicerías adheridas a la Unión de la Industria Cárnica Argentina (UNICA) y al consorcio de exportadores ABC.