Tag

Economía

Browsing

Argentina registraría una inflación de 46% en 2021, una cifra inferior la estimación de 48.1% prevista en la encuesta anterior del banco central, informó el viernes la autoridad monetaria de ese país.

Según el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del banco central, realizado entre el 29 y el 31 de marzo con 41 participantes, la inflación de marzo alcanzó 3.9 por ciento.

Con respecto al Producto Interno Bruto (PIB), los especialistas consultados por el banco central dijeron que esperan una expansión de 6.7% este año, más que el 6.2% previo.

La tercera economía más grande de la región sufre desde hace varios años una alta inflación y lleva tres años en recesión, que se profundizó en 2020 por la pandemia de Covid-19.

«En el último trimestre de 2020 inició una recuperación. Tenemos nueve meses seguidos de crecimiento en la actividad económica y los indicadores están mejorando», dijo el viernes el ministro de Economía, Martín Guzmán.
Los participantes del REM prevén que el tipo de cambio nominal promedio en Argentina en diciembre sea de 115 pesos por dólar, desde el dato anterior estimado de 118.6 pesos.

Fuente: El Economista

Los períodos de mayor crecimiento e inversión de la economía argentina coinciden con los de mayor participación en el comercio internacional y mayor integración argentina en el Mercosur, dice un reciente estudio, que alerta el riesgo de que el país se aísle de Brasil, Uruguay y Paraguay, los otros tres socios del bloque regional o que este preserve el statu quo en la reunión de cancilleres que se llevará a cabo para evaluar el futuro de la Unión Aduanera tras la conflictiva cumbre de presidentes que tuvo lugar el 26 de marzo pasado.

En aquella reunión, el presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou, había pedido que el bloque dejara de ser un “lastre” para las negociaciones internacionales, lo que provocó una fuerte reacción del anfitrión virtual, Alberto Fernández, que reaccionó sugiriéndole dejar el bloque regional.

Un estudio de Jorge Vasconcelos y Guadalupe González, del Ieral de la Fundación Mediterránea, afirma que “romper el Mercosur y cerrar la economía” es la peor receta que puede seguir el gobierno si aspira a recuperar inversiones y empleo.

En base a datos de los últimos 30 años, los investigadores precisan que la Argentina registra dos picos del nivel de inversión como porcentaje del PIB; en 1998, cuando llegó a 21,1 %, y en 2011, al 21,6%. Ambos momentos coincidieron con los de mayor penetración de las exportaciones argentinas en el mercado global: en 1998 alcanzaron una participación del 0,49% y en 2011 del 0,46% de las ventas mundiales.

La estrecha relación entre inversión y comercio y exportaciones se debe, explica el documento, a que “hay inversiones que un país no recibe si faltan condiciones para exportar una parte de lo producido; hay avances de productividad que no se logran en un país cerrado al comercio exterior; hay riesgos que alejan a las empresas, caso de los países que no logran una dinámica de exportaciones que haga sostenible sus ratios de deuda externa”.

Esa relación se profundizó con la globalización y la formación de “cadenas de valor” globales. Un país como la Argentina solo puede recibir esas inversiones si está dispuesto a ser un “eslabón” de esas cadenas, lo que requiere adecuar la política impositiva y laboral para competir con países que buscan atraer las mismas inversiones, acuerdos comerciales con terceros países, que expandan el mercado, logística eficiente, políticas cambiarias fiables y que no castiguen las exportaciones (como lo hacen, por caso, el cepo y las retenciones) ni desalienten los aportes de capital y el giro de dividendos. Por eso, dicen Vasconcelos y González, la Argentina difícilmente salga de la estanflación (estancamiento y alta inflación) si no remueve los “cepos” que traban el comercio y la inversión.

Aquellos fueron los días

Los mejores momentos de la economía argentina en materia de crecimiento, inversión y exportaciones de los últimos 30 años coincidieron también con los buenos momentos del Mercosur, que en la última década pasó en cambio de tarjeta de presentación a obstáculo al ingreso a los mercados mundiales.

Por caso, el período 1994-1998, cuando las exportaciones argentinas pasaron de 0,42 a 0,49% del total mundial (pese a precios de los commodities deprimidos, lo que resalta aún más la competitividad local) y la tasa de inversión llegó al 21,1%, se caracterizó por un fuerte aumento la venta de bienes industriales argentinos a Brasil: en 1998 alcanzaron un 13,1% de las importaciones del socio mayor del Mercosur. En cambio, en 2019, ese mismo indicador fue de apenas 5,9%, una pérdida de 7,2 puntos porcentuales que –dimensiona el documento- “significa una merma de USD 12.600 millones/año de exportaciones de la Argentina, considerando el monto esperado para 2021 de las importaciones totales de Brasil, estimadas en unos USD 175.000 millones.

La venta de bienes industriales argentinos a Brasil alcanzó en 1998 un 13,1% de las importaciones brasileñas

Otro modo de verlo es que los USD 12.600 millones de “ventas perdidas” a Brasil son poco más del 20% de las exportaciones argentinas estimadas para este año. En otras palabras, las discordias internas y la disfuncionalidad del Mercosur le cuestan a la Argentina más de una quinta parte de sus exportaciones.

“La pregunta –apuntan Vasconcelos y González- es qué debería haberse hecho distinto en materia de condiciones para atraer la inversión, y qué en las reglas del Mercosur, para poder capturar emprendimientos y mantener el market share de 1998 en las importaciones de Brasil”.

De la mano de las commodities

El segundo “buen” período fue el de 2004 a 2011, cuando las expo argentinas pasaron de 0,37 a 0,48% de las exportaciones mundiales, aunque ahora empujadas por los altos precios de las commodities. Al igual que antes, la inversión acompañó esa movida: pasó de 15,9% a 21,6% del PBI y pudo haber sido incluso mayor, pero se topó finalmente con un obstáculo en el que sigue entrampada: los “cepos” cambiario y comercial.

Así las cosas, no es extraño que desde entonces el “market share” argentino en las expo globales cayó al 0,35% (que es como decir que el país origina 1 de cada 286 dólares de exportaciones mundiales), de la mano de una larga estanflación y de una caída de la inversión de 21,6 a 17,2% del PBI.

El tiempo no es neutral, pues las condiciones se fueron agravando. A principios de 2012, a poco de iniciado el “cepo” original, señalan los autores, las reservas netas del BCRA eran de unos USD 30.000 millones, mientras que ahora son de USD 3.000 millones. Aquella vez, el segundo gobierno de Cristina Kirchner usó reservas para múltiples objetivos y las agotó antes de fin de 2015, para cubrir los déficits fiscal y externo y darse cierto margen para autorizar importaciones de bienes de capital, poniéndole así piso a la inversión y aliviando la tarea del Central, no tan forzado a emitir pesos ni a “esterlizarlos”, como debe hacer ahora.

Banco Central recargado

La diferencia es gigantesca: mientras el monto de los pasivos remunerados (entonces Lebacs y Pases, ahora Leliqs y Pases) del BCRA equivalía a 30 % de los depósitos bancarios, a fines de 2020 se acercó al 45 % y con las tendencias actuales a fin de 2021 superaría el 60 por ciento. Esto significa, dicen Vasconcelos y González, “una luz amarilla titilando en los próximos trimestres, vinculada con la disponibilidad de crédito a favor del sector privado y también con la vulnerabilidad del sistema bancario, siempre y cuando el gobierno demore la tarea de llevar el déficit fiscal a un nivel sustentable”.

No disponiendo de crédito externo ni reservas en el BCRA, la Argentina está “condenada” a no incurrir en déficit externo, lo que implica que si no se reduce el déficit del Estado, la única forma de cubrir el agujero es con ahorro privado, a costa de la inversión y el crecimiento. Esto es, al precio de consolidar la estanflación.

Sin financiamiento externo, sin reservas y con déficit fiscal, hay un techo de hierro sobre la capacidad del sector privado de recuperar la inversión, e incluso el consumo”, dice el paper. Por eso, concluyen los autores, está en juego mucho más que reencauzar las negociaciones en el seno del Mercosur.

Fuente: Infobae

Menna, el diputado nacional dialogó con Carolina Losada, en Hablemos Ahora, acerca de la complicada situación del sector productivo en la Radio Rivadavia 630 AM.

Gustavo Menna, diputado nacional, aseguró que “vemos al sector productivo detonado”, y reconoció que “la caída del PBI es histórica, al igual que el aumento del desempleo y del índice de pobreza”.

“Estamos en una situación complicada y creo que se va a complicar más”, adelantó el diputado nacional.

Por otra parte, subrayó que “la inflación podría duplicar lo que se dibujó en el Presupuesto 2021, que era del 29%”, y añadió: “Los sectores productivos están muy castigados”.

El ministro de Economía argentino, Martín Guzmán, comienza hoy un viaje oficial a Europa, donde tiene previstas desde este domingo reuniones en diversos países para renegociar la deuda de Argentina con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Club de París, indicaron fuentes oficiales.

El objetivo central del viaje, según un comunicado ministerial, es «conseguir los apoyos necesarios de los accionistas del FMI para concretar un programa que le sirva a Argentina».

La agenda comienza este domingo en Berlín con una reunión con el ministro federal de Asuntos de Economía y Energía de Alemania, Peter Altmaier, y continuará el martes con el secretario del Ministerio Federal de Finanzas, Wolfgang Schmidt. Después, Guzmán se trasladará a Roma, donde se reunirá el miércoles con el ministro de Economía y Finanzas italiano, Daniele Franco, mientras que el jueves será el turno de encontrarse en Madrid con la ministra de Economía y vicepresidenta segunda del Gobierno de España, Nadia Calviño.

El recorrido en busca de apoyos finalizará el próximo día 16 en París, con una reunión con el ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire.

La representación del Gobierno argentino intentará así «construir consensos y entendimientos sobre lo que la Argentina necesita para estabilizar su economía». Además de con los representantes gubernamentales, Guzmán se verá con «representantes de la sociedad civil y sector privado». En la comitiva de Guzmán viaja el director ante el FMI para Argentina y el Cono Sur, Sergio Chodos.

Argentina negocia desde el año pasado un nuevo programa con el Fondo para refinanciar deudas con el organismo por unos 44.000 millones de dólares.

Por otra parte, el país suramericano busca refinanciar su deuda pendiente con el Club de París, por unos 2.400 millones de dólares, y que, de no mediar un acuerdo con este grupo, debe saldar antes de finalizar mayo o, de lo contrario, el foro de países acreedores podría declarar a Argentina en cese de pagos pasados 60 días desde el plazo límite.

El Club de París se creó en 1956, cuando Argentina acordó reunirse en París con los países con los que había contraído deudas. Desde entonces, según datos del propio grupo, el Club de París ha alcanzado 473 acuerdos con un centenar países deudores. En el caso de Argentina, han sido nueve acuerdos, el último suscrito en mayo de 2014.

Fuente: CincoDíaz

La Argentina volverá a ser en 2021 el principal proveedor de harina y aceite de soja a nivel mundial, al alcanzar exportaciones por 26,6 y 5,4 millones de toneladas respectivamente, estimó hoy la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

De acuerdo con los guarismos de la entidad bursátil, el país aportará el 40% de la harina comercializada del mundo, producto del que también es el principal productor mundial.

Así, la Argentina venderá al exterior 26.577.000 toneladas, seguido por Brasil con 16,8 millones, Estados Unidos con 12,9 millones y Paraguay con 2,4 millones.

De esta manera, sumado a otros países exportadores, el comercio mundial de harina alcanzará en 2021 las 66,4 millones de toneladas, proyectó la BCR.

Al respecto, la entidad rosarina explicó que “el comercio internacional de harina de soja es equivalente a cerca del 25% de la producción global, lo que muestra la relevancia de la producción para consumo doméstico de este producto del complejo soja”.

Lo mismo sucede con el aceite de soja, siendo comercializada en el mercado mundial cerca del 20% de la producción global.

En este punto, Argentina exportaría 5,4 millones de toneladas, seguido por Brasil con 1,1 millones, Estados Unidos con 1,2 millones y la Unión Europea con 800.000 toneladas.

El Gobierno instruyó al Procurador del Tesoro Nacional, Carlos Zannini, para que se constituya como querellante en representación del Estado en la causa que investiga si existió «administración fraudulenta y defraudación contra la administración pública» por parte del expresidente Mauricio Macri y otros funcionarios en el endeudamiento del país con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La decisión fue tomadas a través del Decreto 239/2021 publicado en el Boletín Oficial, con la firma del presidente Alberto Fernández; del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; del ministro de Justicia, Martín Soria y de su par de Economía, Martín Guzmán.

En el artículo 1° del decreto se «instruye al Procurador del Tesoro para que se constituya en parte querellante, en representación del Estado, en la causa N° 3561/2019 ‘Macri Mauricio y otros s/ defraudación por administración fraudulenta y defraudación contra la administración pública'».

La causa tramita en el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 5 de la Capital Federal.

La norma sostiene la necesidad de que el Procurador «coadyuve en la promoción de la acción penal con el fin de determinar a las presuntas y los presuntos responsables de los delitos de acción pública que en ese proceso se investigan y que podrían haber damnificado al Estado».

La decisión presidencial

El endeudamiento asumido durante el gobierno de Cambiemos con el FMI, fue definido por el presidente Alberto Fernández en marzo pasado -al abrir las sesiones ordinarias en el Congreso- como «la mayor administración fraudulenta y la mayor malversación de caudales que nuestra memoria registra».

En ese marco, el Presidente anunció que impulsará una querella criminal para abrir la investigación que busca determinar la existencia de esos delitos.

En tanto, en el artículo 2° del decreto también se instruye al Procurador «a iniciar las acciones conducentes al recupero de los eventuales daños y perjuicios emergentes de los hechos denunciados, facultándola a tal efecto a promover, en su caso, la respectiva acción civil en el proceso penal».

Del mismo modo, determina que la Sindicatura General de la Nación (Sigen) debe analizar «la existencia y, en su caso, la cuantía del perjuicio económico que pudo haber generado el uso de los fondos obtenidos y los plazos comprometidos para el reembolso de la asistencia prestada, en el marco del Acuerdo Stand-By iniciado a través de la Carta de Intención del 12 de junio de 2018 y sus documentos modificatorios, ampliatorios y complementarios».

Las autoridades también solicitan la «colaboración» del Banco Central de la República Argentina (BCRA) en sus materias de competencia.

En relación a esta situación, la Comisión Bicameral Parlamentaria de Seguimiento y Control del Pago de la Deuda Externa acordó hoy invitar al ministro de Economía, Martín Guzmán, y a funcionarios de la Sindicatura General de la Nación, el Banco Central y la Oficina Anticorrupción para que brinden informes sobre nivel de endeudamiento y negociaciones en curso.

El jefe de los senadores del Frente de Todos, José Mayans, al ser ratificado hoy como presidente del cuerpo, accedió al pedido de senadores y diputados de ambas bancadas en una reunión que se realizó por videoconferencia.

En ese marco, el diputado nacional del oficialismo José Luis Gioja planteó también la necesidad de convocar a autoridades de la SIGEN, de la Procuración General del Tesoro, de la Oficina Anticorrupción y del Banco Central para que ofrezcan precisiones sobre la causa del endeudamiento durante el gobierno de Mauricio Macri.

Desde Juntos por el Cambio, el senador radical Ernesto Martínez, pidió la presencia del ministro Guzmán para dar precisiones sobre la renegociación de la deuda emprendida con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Club de Paris.

Al aceptar la propuesta, Mayans dijo que «la renegociación con ambos organismos es la más difícil que la Argentina tiene por delante» y consideró que «puede servir para cambiar los valores del sistema financiero de nuestro país, sobre todo de estas tasas que son realmente monstruosas e impiden el desarrollo de nuestra economía».

El senador por Formosa explicó que el Gobierno nacional procura «bajar los intereses y mejorar los tiempos para que la Argentina asuma un compromiso que pueda cumplir».

El Parlamento «deberá también resolver si va a acompañar o no la negociación por la deuda», agregó.

El 1 de marzo pasado, en el marco de la Asamblea Legislativa, el Presidente anunció el inicio de la investigación y adelantó que constaría de tres etapas: la auditoría de la Sigen, la confección y presentación de la denuncia por la OA y, finalmente, la constitución como querellante de la Procuración del Tesoro Nacional que encabeza Zannini.

Durante su discurso ante la Asamblea Legislativa, el Presidente anunció que había «instruido a las autoridades pertinentes para que formalmente inicien querella criminal tendiente a determinar quiénes han sido los autores y partícipes de la mayor administración fraudulenta y de la mayor malversación de caudales que nuestra memoria registra».

El Senado de Argentina convirtió este jueves en ley un proyecto que reforma un polémico impuesto a los salarios, que a fin de marzo había recibido media sanción de la Cámara de Diputados, lo que beneficiará a más de un millón de trabajadores.

En medio de una grave crisis económica, la reforma al «impuesto a las ganancias» fue aprobada con 66 votos positivos y una abstención. No hubo votos en contra del proyecto impulsado por el oficialismo.

La norma establece que los trabajadores que cobren un salario de hasta 150.000 pesos brutos mensuales (US$1.624) estarán exentos del impuesto. En el caso de los jubilados, el piso se eleva a ocho haberes mínimos.

La medida beneficiará a 1.267.000 personas entre trabajadores y jubilados, según datos difundidos por el Ministerio de Economía.

El presidente de centroizquierda Alberto Fernández impulsó el proyecto para seducir a un sector de la clase media afectado por la profundización de la crisis económica durante la pandemia de COVID-19, con la esperanza de captar votos antes de los comicios de medio término de octubre.

A partir de la sanción de la ley, menos del 10% de los trabajadores y jubilados pagarán la tasa.

La norma será retroactiva al 1 de enero de este año y tendrá un costo fiscal estimado de 48.000 millones de pesos.

Fuente: América Economía

Los activos de Argentina ahondaban el viernes un camino descendente de precios golpeados por una mayor aversión al riesgo global ante el aumento en el rendimiento de los bonos del Tesoro de Estados Unidos, en medio de dudas por el futuro económico local y lentas negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Analistas estiman que las nuevas restricciones a la movilidad vigentes en Argentina, ante un récord de contagios de COVID-19, podían golpear una incipiente recuperación de la frágil economía.

«Las dudas de como afectarán las restricciones (a la movilidad) sobre la economía están siendo evaluadas por los inversores ya que una acuerdo con el FMI aún no está maduro», dijo un operador bursátil.

Todavía hay mucha incertidumbre sobre el camino de la política económica de Argentina para hacer sostenible la deuda del país, dijo en la víspera Alejandro Werner, director del FMI para el hemisferio occidental, en un evento organizado por S&P Global en Estados Unidos.

* Los bonos en el segmento extrabursátil se negociaban con una baja promedio del 0,7%, donde el título de referencia ‘Bonar 30’ caía un 0,8%. Los bonos acumulan una merma del 1,5% en el transcurso de la semana.

* «Los bonos soberanos en dólares recorren jornadas inciertas en sus cotizaciones de mercado a la par de la misma incertidumbre que se genera ante los nuevos aumentos de casos de COVID, dado que los temores ante el impacto de las nuevas restricciones», dijo Javier Rava, director de Rava Bursátil.

* «A pesar de que se intente interferir lo menor posible tanto en el desarrollo económico actual como en las políticas macroeconómicas, terminan por poner en duda la fragilidad del país», agregó.

* El riesgo país medido por el banco JP.Morgan subía cinco unidades, a 1.613 puntos básicos a las 12.45 hora local (1545 GMT), frente a su nivel máximo histórico de 1.669 unidades anotado a inicios de marzo.

* El índice accionario líder S&P Merval de Buenos Aires perdía un 0,88%, a 49.195,18 unidades, en una plaza oferente y reducida de negocios. En marzo el Merval cayó un 0,93%.

* En el segmento cambiario, el peso interbancario se depreciaba un leve 0,05%, a 92,43/92,44 por dólar, en una plaza con liquidez regulada por la intervención del banco central (BCRA) desde los primeros negocios.

* La entidad monetaria acumula compras de dólares del mercado por unos 370 millones en la semana, frente a los 1.474 millones de dólares que compró en todo marzo, comentaron operadores.

* «Hay flujos públicos o de afuera que están vendiendo o comprando y tanto en el dólar ‘MEP’, como el contado o el oficial, se ve una cierta intervención de manos amigas, que evita que haya saltos abruptos en el tipo de cambio, metiéndose en el juego de oferta y demanda», dijo de Joaquín Bagües, analista de la consultora Portfolio Personal Inversiones.

* El peso en los segmentos alternativos operaba a 151,4 unidades en el bursátil ‘CCL’, a 144,9 en el ‘dólar MEP’ y a 140 unidades por dólar en el acotado segmento informal.

Fuente: Infobae

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) amplió este jueves la denuncia penal contra la empresa Vicentin por el uso indebido de beneficios fiscales..

La presentación realizada ante la Justicia Federal de Reconquista consiste en la ampliación de la primera denuncia realizada en agosto del año pasado contra la firma cerealera por utilizar, registrar y presentar facturas apócrifas para solicitar reintegros de IVA por más de $111 millones, informaron a Télam fuentes judiciales.

De esta forma, entre ambas presentaciones, la AFIP denunció a Vicentin por maniobras fraudulentas por $140 millones.

La ampliación de la denuncia está motivada en tareas de control llevadas a cabo por el organismo donde se detectaron nuevas operaciones de exportación en los períodos 2016 y 2017 por las que la firma solicitó reintegros de IVA que se encontraban respaldadas con documentación apócrifa.

A partir de las tareas de fiscalización se comprobó que los emisores de los documentos apócrifos que dieron base a las solicitudes de reintegros carecían de capacidad económica y/u operativa para realizar las operaciones, no poseían plantas de acopio, ni podían justificar el origen de los granos.

Durante el proceso de fiscalización desarrollado por la AFIP la firma no aportó elementos que permitieran acreditar la legitimidad del derecho a obtener los reintegros percibidos.

FacePhi ha reforzado su presencia en América Latina tras llevar su sistema de ‘onboarding’ en la ‘investtech’ argentina Inviu, una plataforma del Grupo Financiero Galicia.

El nuevo acuerdo refuerza la posición de la tecnológica española en la región latinoamericana, donde cuenta con numerosos proyectos de reconocimiento biométrico focalizados en los sectores financiero, bancario y sanitario.

FacePhi ha implantado, junto a su ‘partner’ tecnológico Compusistem, un nuevo sistema de apertura de cuentas 100% digital a través de su software SelphID, con el objetivo de facilitar a los usuarios abrir una cuenta con un ‘selfie’ y una foto de su documento de identidad, utilizadas para verificar su perfil de forma segura.

Los clientes de Inviu solo necesitarán la cámara de su móvil y la app de la entidad para invertir en diversos productos del mercado de Argentina y Estados Unidos, evitando los trámites presenciales.

«La digitalización de los servicios bancarios y financieros sigue avanzando con fuerza en Latinoamérica, donde cada vez es más habitual sustituir las gestiones en oficina por contrataciones a distancia basadas en tecnología biométrica, mucho más ágiles y con todas las garantías de seguridad para el cliente», ha destacado el consejero delegado de FacePhi, Javier Mira.

Mira ha explicado que en el actual contexto pandémico, la apuesta por un servicio ‘contactless’ «es un valor añadido que cada vez buscan más personas». Asimismo, el consejero de la empresa ha resaltado la importancia de Argentina en la internacionalización de la compañía, un país en el que la sociedad cuenta con presencia desde hace años y en el que están «muy satisfechos de colaborar con entidades financieras tan relevantes como Inviu».

Por su parte, el consejero delegado de Inviu, Ignacio Sagues, ha destacado que su empresa busca «acercar las inversiones a las personas para que puedan potenciar sus ahorros y alcanzar sus metas». «Tenemos claro que existen prejuicios del ahorrador sobre el mercado de capitales y trabajamos todos los días para derribarlos. Con nuestra app invertir es simple, accesible y para todos», ha apostillado.