Tag

FMI

Browsing

El presidente Javier Milei mantuvo finalmente este miércoles un encuentro con la titular del FMI, Kristalina Georgieva, en el marco del Foro de Davos. «Voy a cumplir lo que prometí», sostuvo el jefe de Estado argentino, en alusión al ajuste del gasto público y la baja de la inflación.

En la reunión, el mandatario argentino estuvo acompañado por el jefe de Gabinete, Nicolás Posse; el ministro de Economía, Luis Caputo; la secretaria de la Presidencia, Karina Milei; y el embajador en los Estados Unidos, Gerardo Werthein. Georgieva, por su parte, se mostró junto a la subdirectora gerente del Fondo, Gita Gopinath.

Milei ratificó ante Kristalina Georgieva su decisión política de aplicar un fuerte plan de ajuste para terminar con el déficit fiscal y atacar de raíz la inflación.

También le agradeció a la directora gerente su predisposición para cerrar el acuerdo con la Argentina y le explicó su hoja de ruta para ajustar el Estado, reducir la inflación y aumentar el PBI.

El presidente argentino considera que su programa económico es suficiente para cumplir las metas sobre déficit fiscal, emisión monetaria y reservas del Banco Central.

Por su parte, la titular del Fondo elogió el compromiso exhibido por Milei, el «ritmo veloz» de su Gobierno y al equipo técnico que lideró Caputo para cerrar el Staff Level Agreement (SLA). «Ustedes fueron rápidos. Eso fue importante», ponderó la directora gerente.

Antes del encuentro, el presidente argentino sostuvo ante los asistentes al encuentro internacional que «el capitalismo de libre empresa es la única herramienta que tenemos para terminar con el hambre y la pobreza en el planeta».

Por su parte, la jefa del Fondo Monetario manifestó su «sorpresa» por la velocidad en la toma de medidas del Presidente y elogió al equipo técnico liderado por Caputo durante las negociaciones para alcanzar el acuerdo, o Staff Level Agreement.

La reunión entre Milei y Georgieva se extendió 25 minutos, y cuando abandonó el cónclave, Milei le dijo a Infobae: «Salió impresionante».

Esta fue la primera vez que Milei y Georgieva se vieron cara a cara.

Antes de la cita formal con el FMI, el presidente recibió a Máxima Zorreguieta, la Reina de los Países Bajos, de nacionalidad argentina.

Fue una charla distendida sobre el futuro de la Argentina que también fue compartida por Karina Milei.

A las 17:30 (13:30 de la Argentina), el jefe de Estado y la directora gerente se encontraron en un salón del Foro Económico de Davos.

Según testigos del encuentro, Milei le sonrió a Georgieva y la abrazo. Y Gopinath hizo el gesto libertario al lado del presidente, y después los tres se sacaron una selfie.

De acuerdo con el relato de quienes cubren la influyente cita internacional en Davos, Milei parece un «rockstar», y la selfie con Georgieva y Gopinath -que manejan la burocracia del FMI y sus planes de ajuste- ratificó su perfil disruptivo en ese evento global.

El Gobierno de Javier Milei busca «reflotar el acuerdo caído» con el Fondo Monetario Internacional (FMI) a partir del «incumplimiento sistemático de metas que ha tenido el país» con ese organismo de crédito, y espera «satisfacer con creces» las condiciones de ese convenio con el organismo multilateral de crédito, dijo Adorni.

En la antesala de la reunión de esta tarde de representantes del FMI con el equipo económico, el vocero presidencial, Manuel Adorni, afirmó que el plan oficial en marcha es «de un orden en las cuentas y en varios aspectos de la economía» que no debería generar «ningún tipo de inconveniente para que el acuerdo no se reflote»

«Hoy por la tarde se va a dar la reunión entre el Fondo Monetario Internacional; el jefe de Gabinete, Nicolás Posse; y el ministro de Economía, Luis Caputo», expresó el funcionario. en una conferencia de prensa en la Casa Rosada.

«Lo único que hoy se está intentando es reflotar es el acuerdo caído en virtud del incumplimiento sistemático que ha tenido el país con el organismo», añadió.

«Todo lo que estamos haciendo está en línea con que con creces van a ser satisfechas esas nuevas metas que se impongan porque el plan que estamos llevando adelante es de un orden en las cuentas y varios aspectos de la economía y no debería haber ningún tipo de inconveniente».

Al respecto, Adorni explico que «efectivamente esta visita (del FMI) se inició en los primeros días con equipos técnicos».

Ante una consulta de los periodistas, respondió: «Fondos frescos en principios no está dentro de lo que va a ocurrir hoy a la tarde y esto haciendo, y no lo suelo hacer, futurología».

El Fondo arrancó ayer con las reuniones formales en el país con los técnicos del gobierno de Javier Milei, para dar comienzo a la revisión del acuerdo vigente, que está «virtualmente caído» y cuyos desembolsos previstos se encuentran frenados desde noviembre de 2023.

También se espera, como suele hacer en ese tipo de visitas, que el FMI se reúna con representantes de la oposición, de los trabajadores, del sector empresario y con analistas del mercado.

El Fondo, en los hechos, viene dialogando informalmente con distintos sectores sociales del país, y al mismo tiempo se mostró muy interesado en el apoyo político de los planes acordados con los gobiernos de la Argentina.

El ministro de Economía, Luis Caputo, y el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, recibirán este lunes a la misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) que arribó al país el jueves último, para reanudar la continuidad del acuerdo vigente con el organismo, a través del pedido de un perdón y con los giros de desembolsos prestablecidos, o bien reformularlo.

El Fondo arrancó este viernes con las reuniones formales en el país con los técnicos del gobierno de Javier Milei, para dar comienzo a la revisión del acuerdo vigente, que está “virtualmente caído” y cuyos desembolsos previstos se encuentran frenados desde noviembre de 2023.

También se espera, como suele hacer en ese tipo de visitas, que el FMI se reúna con representantes de la oposición, de los trabajadores, del sector empresario y con analistas del mercado.

El Fondo, en los hechos, viene dialogando informalmente con distintos sectores sociales del país, y al mismo tiempo se mostró muy interesado en el apoyo político de los planes acordados con los gobiernos de la Argentina.

Días antes del cambio de Gobierno, la directora de Comunicaciones del FMI, Julie Kozack, dijo que “es necesario un plan de estabilización fuerte, creíble y apoyado políticamente para encarar de forma duradera los desbalances macroeconómicos y los desafíos estructurales de Argentina, y a la vez protegiendo a los más vulnerables”, expresó, marcando la cancha sobre la posición del Fondo en las negociaciones que comenzaron formalmente este viernes.

El economista Héctor Timerman opinó al respecto, y dio pistas sobre un cambio reciente en la visión del FMI respecto de los últimos pasos que dio el gobierno de Milei, en comparación con la gestión anterior.

“Desde hace unos meses que los académicos que trabajan en el FMI en conversaciones con el mercado instalaban la necesidad de que Argentina haga otra reestructuración con un haircut al estilo Grecia e Irlanda para que la deuda sea sustentable”, dijo Timerman, dando cuenta del estado de situación de los títulos públicos locales a finales de la gestión anterior.

“Creo que con el sendero fiscal que propone este Gobierno esas voces fueron silenciadas y eso es muy positivo para la recuperación de la Argentina”, dijo sobre la expectativa de recuperación en general.

El director de Adcap agregó que “para Estados Unidos, principal accionista del Fondo, la viabilidad política de cualquier acuerdo es tan importante como sus metas económicas. El Gobierno debe incluir a la oposición en el diálogo”, dijo, acentuando la discusión en el apoyo político que tendrá el nuevo plan, mucho más ambicioso en el ajuste fiscal que la propia propuesta el FMI para la gestión anterior.

En enero vencen unos US$ 1.900 millones con el Fondo y Milei utilizaría el recurso implícito -y ya utilizado en el pasado- de pagar hacia fin de mes, mientras avanza en las conversaciones con los técnicos del organismo para destrabar los desembolsos del acuerdo vigente, que quedaron en suspenso a fines de 2023.

La llegada del equipo técnico del organismo multilateral, encabezado por Luis Cubeddu y Ashvin Ahuja, tendrá como principal eje de análisis la posibilidad de “reencauzar el acuerdo que está caído por el incumplimiento en todas las metas que el Gobierno anterior había pautado con el organismo”, dijo el vocero presidencial, Manuel Adorni, en una de sus habituales conferencias de prensa en Casa de Gobierno.

La reunión entre el ministro de Economía, Luis Caputo, y los representantes del Fondo Monetario Internacional (FMI) se postergó, en principio, para el lunes que viene, en función de que los representantes del organismo participarán este viernes en distintos encuentros con funcionarios del Banco Central y del Palacio de Hacienda.

De esta manera, la reunión con el ministro Caputo y el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, “se haría el lunes”, según consignaron a Télam voceros de Economía.

“Se acordó con el FMI que desde hoy comenzarán las reuniones con los equipos técnicos de Economía y del Banco Central, y que la reunión con Posse y Caputo se haría, en principio, el lunes”, señaló la fuente.

La llegada del equipo técnico del organismo multilateral, encabezado por Luis Cubeddu y Ashvin Ahuja, tendrá como principal eje de análisis la posibilidad de “reencauzar el acuerdo que está caído por el incumplimiento en todas las metas que el Gobierno anterior había pautado con el organismo”, dijo el jueves el vocero presidencial, Manuel Adorni, en su habitual conferencia de prensa en Casa de Gobierno.

El martes pasado, ante la consulta de Télam, voceros del FMI señalaron que el objetivo del equipo técnico será “continuar las negociaciones sobre la séptima revisión del programa apoyado por el FMI”.

“Nuestro objetivo sigue siendo apoyar los esfuerzos en curso para restablecer la estabilidad macroeconómica en beneficio de Argentina y su gente”, agregaron las fuentes.

En este contexto, el Gobierno autorizó la emisión de letras del Banco Central por US$ 3.200 millones a diez años de plazo ante “la proximidad de los vencimientos de los compromisos de deuda”.

La medida se dispuso a través del Decreto de Necesidad y Urgencia 23/202, publicado este viernes en el Boletín Oficial, “con el fin de garantizar la continuidad del normal funcionamiento del Estado nacional”, se indicó en sus considerandos.

Fuente: Télam.

Luis Caputo y su equipo recibirán a funcionarios del organismo con el objetivo “levantar el acuerdo que está caído” y pactar un staff agreement.

Una misión oficial del Fondo Monetario Internacional arribará hoy a Buenos Aires por primera vez tras el cambio de Gobierno. La comitiva estará integrada funcionarios clave del Departamento del Hemisferio Occidental y que al mismo tiempo son supervisores del programa vigente con la Argentina. Se trata de Luis Cubeddu y el jefe de la misión argentina Ashvin Ahuja.

El Gobierno nacional busca alcanzar un acuerdo técnico lo antes posible para destrabar el programa, que hoy está «virtualmente caído», tal como lo adelantó el vocero Manuel Adorni a principios de semana, con vencimientos de deuda y sin desembolsos desde Washington desde agosto pasado.

Por parte del Gobierno, participarán del encuentro el titular del Palacio de Hacienda, el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, y autoridades del Banco Central.

 

Una misión técnica del FMI, liderada por Luis Cubeddu y Ashvin Ahuja, llega a Argentina para retomar las negociaciones sobre la séptima revisión del programa. El equipo analizará la posibilidad de reencauzar el acuerdo económico caído por incumplimientos anteriores y discutirá un posible plan de estabilización presentado por el gobierno de Javier Milei.

Manuel Adorni, vocero presidencial, afirma que el gobierno tiene un plan claro para estabilizar la economía y espera no tener diferencias con el FMI. Se enfatiza que desde el 10 de diciembre se está implementando un plan para enfrentar la situación económica heredada.

El Banco Central emitió un informe de objetivos para 2024, destacando progresos en el diálogo con organismos internacionales, incluido el FMI. El documento menciona la necesidad de despejar la incertidumbre sobre los desembolsos y la obligación de solicitar una dispensa por el incumplimiento de metas.

El ministro de Economía, Luis Caputo, niega la llegada de fondos frescos del FMI y ratifica el cumplimiento de compromisos de deuda. En enero, Argentina debe abonar aproximadamente 1.900 millones de dólares, y se evalúa la posibilidad de extender el plazo hasta fin de mes.

Fuente: Télam

El Gobierno nacional concretó este jueves el pago de alrededor de 921 millones de dólares por vencimientos de deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI), instancia que canceló a partir de un préstamo del Banco de Desarrollo de América Latina-CAF de US$960 millones.

La suma abonada fue de 687.500.000 de derechos especiales de giro (DEGs), el activo de reserva internacional del FMI cuyo valor se basa en una cesta de cinco monedas: el dólar, el euro, el renminbi chino, el yen japonés y la libra esterlina.

El pago realizado fue el último previsto para este año, de acuerdo al cronograma vigente con el organismo multilateral de crédito.

De cara al nuevo año, entre el 9 de enero y el 1 de febrero, Argentina deberá afrontar vencimientos con el FMI por más de 2.800 millones de dólares. Luego el cronograma se liberará hasta el 9 de abril. La idea del Gobierno es renegociar el acuerdo vigente con el FMI.

Al respecto, la semana pasada, el ministro de Economía, Luis Caputo, indicó que están «reformulando el acuerdo que estaba caído».

Fuentes del BCRA, por su parte, señalaron que “actualmente hay un acuerdo que se firmó en agosto después de la última revisión y, después de eso, automáticamente se incumplieron las metas. Estamos trabajando para corregir esa situación y que en lo inmediato el FMI provea los fondos para cubrir los vencimientos entre enero y marzo/abril”.

Y agregaron que el objetivo final es rediscutir el acuerdo para que quede alineado con el nuevo programa económico.

Las conversaciones entre el equipo económico del presidente Javier Milei y el FMI comenzaron en buenos términos, con encuentros en Washington antes de que asumierá la jefatura del Estado el 10 de diciembre pasado.

Tras el primer paquete de medidas que Caputo anunció el martes de la semana pasada, el FMI emitió un comunicado en el que avaló las iniciativas que incluyeron un salto cambiario de 118%, equivalente a devaluación del 54%.

«Las medidas permitirán avanzar con las negociaciones», sostuvo el organismo multilateral en esa oportunidad.

La erogación realizada este jueves al FMI se vio reflejada en las reservas internacionales del BCRA, que este jueves cerraron en torno a los 22.208 millones de dólares, según la información oficial de la autoridad monetaria.

A pesar del pago al organismo multilateral, la autoridad monetaria finalizó este jueves con compras en el mercado único y libre de cambios (MULC) y acumuló la séptima jornada seguida con saldo positivo.

«Desde el 13 de diciembre, acumula compras por 1.562 millones de dólares», destacó el analista Gustavo Quintana.

De esta forma, las arcas del BCRA culminaron la jornada con una reducción de 549 millones de dólares en relación con la cantidad de divisas que atesoraba el miércoles.

En el marco del segundo día de gestión, el ministro de Economía, Luis Caputo, anunció las medidas económicas en un mensaje grabado.

“Si de algo podemos estar seguro es que este es el camino correcto. Si seguimos por el otro camino vamos a ir, inevitablemente, a un escenario de mucha mayor pobreza, inflación y sufrimiento”, remarcó Caputo.

Tras darse a conocer las medidas, el FMI se pronunció a través de un comunicado oficial y ratificó su apoyo.

“El personal técnico del FMI respalda las medidas anunciadas hoy por el nuevo Ministro de Economía de Argentina, Luis Caputo. Estas fuertes acciones iniciales apuntan a mejorar significativamente las finanzas públicas de una manera que proteja a los más vulnerables de la sociedad y a fortalecer el régimen cambiario», describe el escrito.

«Su aplicación decidida contribuirá a estabilizar la economía y a sentar las bases de un crecimiento más sostenible y liderado por el sector privado”, detalla.

 

La vocera del FMI, Julie Kozack, habló este jueves de las reuniones virtuales y presenciales entre el presidente electo Javier Milei, sus futuros funcionarios y los representantes del organismo. “El foco ahora mismo es en un plan de estabilización fuerte, creíble y con apoyo político para atacar efectivamente los desafíos del país”, afirmó.

“La situación económica en la Argentina es desafiante y muy compleja. La inflación es muy alta y las reservas son muy bajas. Todo esto, en un contexto social muy frágil. Sobre este trasfondo, un plan de estabilización fuerte, creíble y respaldado políticamente es necesario para atacar de forma durable los desequilibrios macroeconómicos de la Argentina y sus desafíos estructurales, al tiempo que se protege a los más vulnerables”, sostuvo Kozack.

Y agregó: “La inflación, por supuesto, es uno de los desequilibrios y requiere un Banco Central fuerte y creíble para ser reducida”.

La reunión entre Javier Milei y el FMI

La vocera del organismo brindó detalles sobre la “reunión constructiva” que tuvieron de manera virtual Javier Milei y la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva. “Él detalló su compromiso a fortalecer las finanzas públicas, bajar la inflación y crear un sector privado más próspero. También discutieron los significativos desafíos que enfrenta la Argentina y la necesidad de tomar acciones de política decisivas”, señaló.

Y agregó: “La directora gerente, por supuesto, le dijo que el FMI está comprometido con apoyar los esfuerzos para reducir durablemente la inflación, mejorar las finanzas públicas y hacer que el sector privado lidere el crecimiento”.

Kozack añadió que unos días después, el 28 de noviembre, un equipo de FMI liderado por la subdirectora Gita Gopinath, se encontró con en Washington con el futuro ministro de Economía, Luis Caputo, y el futuro jefe de Gabinete, Nicolás Posse.

“La discusión se enfocó en entender mejor el plan de las próximas autoridades para restaurar urgentemente la estabilidad macroeconómica y sus planes de reformas para reforzar las expectativas de crecimiento a mediano plazo. Las discusiones positivas han continuado a un nivel técnico y esperamos que se intensifiquen pronto”, afirmó la portavoz.

La vocera se negó a hacer especulaciones sobre el futuro gobierno y solamente remarcó el compromiso de las autoridades del FMI y la continuidad de las reuniones con la gestión que asume el domingo 10 de diciembre.

“Además de la reunión con Gopinath, los equipos también se encontraron con el futuro ministro Caputo. Se espera que las conversaciones se intensifiquen y el foco ahora mismo es en un plan de estabilización fuerte, creíble y con apoyo político para atacar efectivamente los desafíos del país”, completó la funcionaria del Fondo.

El presidente electo Javier Milei, que asumirá el próximo 10 de diciembre, cerró una semana de encuentros y negociaciones que incluyeron una gira por Washington para reunirse con los más altos funcionaros para la región del gobierno de Joe Biden y de los organismos internacionales, donde cosechó apoyos para el nuevo plan que comenzó a cobrar forma públicamente.

El presidente electo Javier Milei, que asumirá el próximo 10 de diciembre, cerró una semana de encuentros y negociaciones que incluyeron una gira por Washington para reunirse con los más altos funcionaros para la región del gobierno de Joe Biden y de los organismos internacionales, donde cosechó apoyos para el nuevo plan que comenzó a cobrar forma públicamente.

La subdirectora gerente del Fondo Monetario Internacional, Gita Gopinath, calificó de manera positiva al encuentro que mantuvo con el equipo económico que acompañó al presidente electo hacia esa ciudad, el pasado miércoles.

«Positivo encuentro con Nicolás Posse y Luis Caputo, asesores económicos del presidente electo @JMilei», sostuvo Gopinath a través de su cuenta en la red social X al referirse a la reunión que mantuvieron y de la que también participaron Rodrigo Valdés, director del Departamento del Hemisferio Occidental; Luis Cubeddu, subdirector; Ashvin Ahuja, jefe de misión, y Ben Kelmason, representante residente senior del organismo.

«Discutimos los complejos desafíos que enfrenta Argentina y los planes para fortalecer urgentemente la estabilidad», dijo Gopinath a la posibilidad de reformular el programa que el país mantiene con el organismo.

Al mismo tiempo, remarcó que «nuestros equipos seguirán estrechamente comprometidos en el próximo período» de una nueva gestión a partir del 10 de diciembre.

El encuentro con organismos no se limitó al FMI, ya que luego se supo que Luis Caputo, el designado ministro de Economía, cargo que se oficializó mientras se encontraba en Washington, se quedó unos días más para reunirse con Carlos Jaramillo, vicepresidente del Banco Mundial, y Alfonso García Mora, vicepresidente para la región de la Corporación Financiera Internacional del organismo, así como con funcionarios del Banco Interamericano de Desarrollo.

El equipo económico de Milei buscó dejar en claro que habrá un cambio radical en la política económica con la nueva gestión, para reordenar cuentas públicas con equilibrio fiscal en un horizonte de un año, como también conversaron sobre los vencimientos que enfrentará la Argentina en los próximos meses si se mantiene el programa vigente con el FMI, de alrededor de US$ 4.000 millones desde diciembre a marzo .

Y aunque no se mencionó quien ocupará el puesto de titular del Banco Central, las oficinas del presidente electo reconfirmaron que su intención será eliminar esa entidad en un futuro, con un horizonte no muy claro aún.

Entre los trascendidos, se deslizó que el plan económico estará dirigido a bajar la inflación en 18 meses hasta en 24 meses, y que será clave el manejo del futuro de las Leliqs hoy en poder de los bancos, y que Milei anunció que quiere eliminar.

Este paso será crucial para poder eliminar el cepo, y de una manera que no se caiga en una hiperinflación, y ya los propios libertarios del entorno de Milei anticipan que la suba de precios continuará por los primeros meses.

Es por eso, justificó en parte, que en esta primera etapa eligió a un financista de la experiencia de Caputo, a quien considera como la persona «más idónea» para cubrir el puesto, según trascendió de los encuentros mantenidos en Washington.

Fue Milei, luego de su viaje, quien confirmó que Caputo será su ministro de Economía,,y que fue éste quien presentó las líneas del ajuste que su administración planea para la Argentina.

«Ese trabajo lo hizo Luis (Caputo) en la reunión con el Tesoro y con el Fondo Monetario», expresó Milei en declaraciones radiales.

El FMI señaló que está «muy interesado» en apoyar a la Argentina, y el país podría ser candidato a recibir financiación a través del Fondo Fiduciario para la Resiliencia y la Sostenibilidad (RST), según anticipó la titular del organismo multilateral, Kristalina Georgieva.

Fuentes del organismo multilateral confirmaron a Télam que se trata del Fondo Fiduciario para la Resiliencia y la Sostenibilidad (RST), fondos que fueron puestos en marcha por el FMI tras la pandemia de coronavirus, en 2022, para ayudar a países de ingresos medios y bajos a afrontar desafíos relacionados con el cambio climático y otros episodios extraordinarios.

Las condiciones incluyen tener un programa en curso del FMI al que le queden al menos 18 meses, deuda sostenible y capacidad adecuada de pago.