Tag

Mauricio Macri

Browsing

Las reuniones quincenales de Juntos por el Cambio, siempre a primera hora de la mañana de los lunes, suelen ofrecer imágenes inusuales de los políticos opositores, que aparecen con notables caras de dormidos o en viaje a sus oficinas, cuando no recurren a las habituales placas fijas para hablar sin ser vistos.

Esta vez, la nota llamativa la dio el expresidente Mauricio Macri, que participó del Zoom desde su habitación. En la imagen que compartió con el resto de los asistentes al cónclave virtual, de fondo, se veía a la exprimera dama Juliana Awada, aparentemente en camisón, mirando su celular en la cama.

La inclusión de esa foto-distribuida por voceros de la oposición-dio lugar a discusiones internas y pases de factura. Según pudo saber La Nación, mientras algunos voceros-desde la CC-ARI, por caso-advertían en chats privados que la foto (una de las tres que se distribuyeron) generaría reacciones adversas, otros insistieron en publicarlas. Su difusión despertó el enojo del sector que responde al ex presidente, quien acusó “a quienes quieren golpear a Macri” de haber difundido la imagen.

Más allá de la anécdota con la foto, la reunión giró en torno a la necesidad de exigirle al gobierno nacional la compra de vacunas. “Se sigue sin acceder a otras vacunas que nos darían más opciones. La respuesta del cierre no es una respuesta adecuada”, afirmó un vocero de la reunión.

Se debatió, además, sobre la necesidad de mantener las aulas y las escuelas abiertas, y de dar una respuesta certera sobre provincias que aun no han comenzado sus clases o lo han hecho de una manera dispar.

Al discutirse la lentitud en el proceso de vacunación, según testigos del encuentro, se produjo un intercambio entre Patricia Bullrich, quien pidió a los gobernadores de Cambiemos que compren ellos mismos vacunas para distribuir, y Macri y Horacio Rodríguez Larreta, por el otro, quienes le explicaron que las jurisdicciones no tienen esa potestad que sí tiene el Estado nacional.

“Cualquiera tiene la potestad de comprar y sin impuestos”, insistió la presidenta de Pro, minutos después que Rodríguez Larreta pidió en general “no insistir” en la compra “privada” de vacunas para no sufrir un costo político adicional. En el comunicado conjunto apareció el pedido de “diversificar” la compra de vacunas, con las distintas empresas y laboratorios.

En cuanto a la asunción de Martín Soria como ministro de Justicia en la coalición opositora coincidieron en mantenerse firmes en su resistencia a las reformas que impulsa el oficialismo para el Ministerio Público. En la coalición opositora sostienen que el único objetivo del Gobierno es colocar a un procurador que responda verticalmente al Poder Ejecutivo, como sucedió cuando nombraron a Alejandra Gils Carbo en ese cargo.

Además de Macri (que concentró más atención que de costumbre), Bullrich y Rodríguez Larreta, participaron del zoom los radicales Alfredo Cornejo, Luis Naidenoff, Martín Lousteau y Mario Negri; los macristas Humberto Schiavoni y Cristian Ritondo; y Maximiliano Ferraro, Juan Manuel López y Maricel Etchecoin Moro por la CC-ARI.

Alberto Fernández y Mauricio Macri, junto a distintos referentes políticos, sociales, y de la cultura, participaron en un video en homenaje a las víctimas del atentado a la Embajada de Israel al cumplirse el aniversario número 29 del ataque.

Bajo la campaña «Decimos Presentes» la Embajada de Israel en Argentina para conmemorar el trágico hecho ocurrido en 1992 convocó a importantes figuras de la política argentina.

Además de Alberto y Macri, estuvieron también presentes en el video homenaje periodistas, el canciller Felipe Solá, la ahora exministra de Justicia, Marcela Losardo, y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, entre otros.

El magistrado federal que renunció a su cargo en abril de 2016 aseguró que “enviados especiales” del ex Presidente le ofrecieron una coima para que se apartara de la causa de escuchas ilegales.

“Mauricio Macri no me compró porque yo no cotizo en Bolsa, pero tuvo toda la intención de hacerlo”, disparó el ex juez federal Norberto Oyarbide.

La confesión formó parte de la columna que protagoniza el ex magistrado en el programa de Fernando “Coco” Silly en Radio 10. Estas vez fue como respuesta a una pregunta de un oyente que quería conocer su opinión sobre las “causas inventadas que se están cayendo a pedazos”.

“Gracias por la pregunta, me abre un espacio magnífico como para poder responder. Me siento como transitando por la 9 de Julio con esto. No voy por Cerrito ni por Carlos Pellegrini, voy por la 9 de Julio. Sí, creo que la Justicia está muy desordenada, la gente está descreída y tiene razón”, introdujo.

Y avanzó: “Esta radio reveló las visitas de integrantes de la Casación Penal a nuestro anterior Presidente. Iban a dar cuentas de las distintas resoluciones que iban a tomar. Y todo tenía que ver con un solo punto: Cristina Fernández de Kirchner”.

Y concluyó: “Mauricio Macri no me compró porque yo no cotizo en Bolsa, pero tuvo toda la intención de hacerlo”.

La confesión provocó una lógica reacción del conductor. “¿Intención directa?”, preguntó Silly.

“Absolutamente directa. Me pidió que me inhiba en su causa. Yo tuve la causa de las escuchas telefónicas donde él utilizó como jefe de Gobierno la Secretaria de Inteligencia del Estado con Stiuso a la cabeza… Y después, ya siendo presidente, no había nadie que se le interpusiera en su camino y tenía todos los aparatos del Estado para llevar adelante su obra extraordinaria”, desarrolló.

Sin pelos en la lengua, Oyarbide aseguró que hubo “enviados especiales” que le ofrecieron dinero, a los que les contestó que él no cotizaba en Bolsa.

Oyarbide fue el juez que en 2010 dictó el procesamiento del entonces jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, acusado de montar una red de espionaje ilegal sobre dirigentes políticos, empresarios e incluso integrantes de su propia familia. Macri finalmente fue sobreseído por Sebastián Casanello en 2015.

Oyarbide fue juez federal durante 21 años. Por su despacho pasaron cientos de causas sensibles para el poder político. Dejó la función en abril de 2016, enfrentado con Macri. El ex jefe de Estado decidió aceptarle la dimisión, lo que generó polémica entre quienes creían que el ex magistrado debía ser sometido a un juicio político en virtud de algunas de sus decisiones como juez.

“Hoy le acepto la renuncia a Norberto Oyarbide como juez federal. Lo hago con doble sensación: por un lado tengo alivio porque damos un paso para mejorar la Justicia de nuestro país. Saber que este señor no va a fallar más nos debe dar una gran tranquilidad a todos. Por el otro, comparto la sensación de muchos de las ganas de que pase por el proceso de juicio político que venimos reclamando hace tiempo”, se excusó el líder del PRO.

Y explicó: “El problema es que sabemos que ese es un proceso largo y de resultado incierto, mientras conserva sus fueros impidiendo que lo investiguen judicialmente, y además sigue siendo juez. Por eso decidí dar este paso. Para mí es especialmente difícil porque sufrí en carne propia su discrecionalidad y su arbitrariedad. Pero lo hago con la tranquilidad de saber que estamos dando un paso en la dirección correcta. Un paso más hacia un país con una justicia verdaderamente independiente”.

Oyarbide fue uno de los dirigentes salpicados por la investigación de los Cuadernos de Corrupción. Sin embargo, el año pasado fue sobreseído por Marcelo Martínez De Giorgi.

En su declaración indagatoria, Oyarbide había señalado que cuando investigó a los ex presidentes Néstor y Cristina Kirchner por el delito de enriquecimiento ilícito, el ex director de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray, le llevó a su despacho en Comodoro Py las declaraciones juradas del por entonces matrimonio presidencial. También indicó que varias personas le pidieron que sobreseyera a los Kirchner en esa causa y que entre ellas estaban Fernández -auditor designado por el peronismo- y quien condujo con aval del Gobierno tanto el espionaje como la relación con los tribunales entre 2003 y 2014, el ex director de Contrainteligencia de la SIDE, Antonio “Jaime” Stiuso.

Bonadio había procesado a Oyarbide y a Fernández en septiembre de 2018 como miembros de la asociación ilícita que -según lo que se probó en el expediente- se armó entre ex funcionarios y empresarios para el intercambio de coimas por contratos de obra pública.

Pero la Sala I de la Cámara Federal, en diciembre de 2018, dejó sin efecto aquel procesamiento y ordenó que se los investigara en una causa diferente. Ese caso estuvo a cargo de Martínez De Giorgi y del fiscal Carlos Rívolo.

Un hombre de radio

Oyarbide hizo su estreno como columnista radial el 1° de febrero. Vestido de gala y galera, llegó en un auto de alta gama a los estudios de Radio 10, donde inició su participación en el programa “Fuerte al medio”.

“Vamos a hablar de temas de la vida”, anticipó Oyarbide. El debut fue acompañado con un móvil de televisión en la entrada de la emisora, y lo recibió el propio Coco Sily, quien vistió un barbijo colorido de la comunidad LGBT.

Con 45 años de carrera, Oyarbide se jubiló en 2016 y ejerció como juez federal casi la mitad de su tiempo laboral. En su primera incursión radial, el ex juez brindó por el nuevo proyecto con una botella de champagne. Además contó detalles de su rutina; dice que mantiene el ritmo de cuando trabajaba en el Poder Judicial; se duerme a las 21.30 y despierta a las 3 de la mañana.

Fuente: El Comodorense.

La contestación del empresario chubutense, Cristóbal López, que incluyó que lo arrobará al ex presidente de la Nación, Mauricio Macri, surgieron de las declaraciones del ex mandatario en un libro sobre espionaje.

«Mauricio Macri disparó munición pesada contra la vicepresidenta Cristina Kirchner, los sindicalistas Hugo y Pablo Moyano, y el empresario Cristóbal López, a los que acusó de estar «luchando para la lograr la impunidad de las cosas que han hecho o hacen» y «ensuciar la cancha, generando situaciones que no son verdad», en alusión a la causa por presunto espionaje ilegal que tramita en los tribunales federales de Lomas de Zamora», dice el fragmento compartido por López y que adjunto a su respuesta para Mauricio Macri.

«Hola @mauriciomacri (Mauricio Macri) veo que decís que estoy luchando «para lograr impunidad». No tengo ningún problema en discutir con vos sobre la causa Oil Combustibles o lo que hicieron con la empresa Indalo en tus cuatro años de gobierno», escribió el empresario.

Y a continuación, le aclaró: «No es chicana @mauriciomacri (Mauricio Macri): es una invitación» y agregó: «Para que veas que es en serio podemos discutirlo en cualquier programa que elijas de Radio Mitre, del @eltreceoficial, en @PPT_oficial (Periodismo Para Todos), donde quieras. Elegí la fecha y el lugar en el que te sientas más cómodo».

El fiscal ante la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia, Norberto Bellve, acompañó este viernes el pedido de las querellas de los familiares de los tripulantes del ARA San Juan de que se impute y se cite a indagatoria al expresidente Mauricio Macri, al exjefe de la Armada Marcelo Srur y al exministro de Defensa Oscar Aguad.

El fiscal acompañó el planteo que había realizado la abogada Valeria Carreras cuando apeló el fallo de la jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yañez, que había desvinculado de la causa a los tres exintegrantes del Poder Ejecutivo, según comenta Ámbito.

La abogada Carreras había asegurado que “a los tripulantes del ARA San Juan los mandaron al muere, no fueron víctimas de una tormenta perfecta” y pidió que se tenga por apelado el rechazo de la imputación de Macri, Srur y Aguad y “se los procese por homicidio agravado por dolo eventual”, decisión que ahora está en manos de la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia.

Carreras es parte de la querella en representación del cabo principal Enrique Damián Castillo, uno de los 44 tripulantes muertos en noviembre de 2017 cuando implosionó el submarino.

La abogada expuso ante la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia en la segunda jornada de la audiencia de apelación a la resolución de la jueza federal de Caleta Olivia Marta Yáñez.

En sus cuestionamientos a las autoridades navales de ese momento, Carreras les adjudicó haber “ocultado información para que nunca se llegue a la verdad” y sostuvo que el desenlace fatal que llevó al hundimiento del submarino fue “una falla en el compartimiento de baterías que generó un clima tóxico en el interior, inutilizando la capacidad de maniobra del submarino que se sumergió e implosionó”.

La abogada enumeró las distintas formas de comunicación con tierra que fallaron por falta de inversión y sostuvo que las autoridades políticas de ese momento, en complicidad con los jefes de la Armada, “manipularon” las pruebas e intentaron ocultar la localización del casco.

También consignó que la embarcación “no tenía pirotecnia (para pedir auxilio)”, que “la radio baliza no estaba certificada”, que “los trajes no tenían certificación” y que “el carenado no estaba hecho”, a lo que agregó que aún en esas condiciones “salieron igual”.

Carreras enumeró las sucesivas conversaciones que mantuvo el comandante del submarino, capitán Pedro Martín Fernández, en los momentos previos al desenlace fatal, con lo que desacreditó la versión oficial de la Armada que redujo el naufragio a situaciones desconocidas.

“No fue una tormenta perfecta”, argumentó la querellante y agregó que, de lo contrario, no hubiese habido llamados como los que hubo, “a horas inusuales y por espacio de varios minutos”, que solo se justifican en una “situación de extremo peligro que desembocó en el hundimiento”.

En el mismo sentido, se expresó la querellante Lorena Arias, en representación de familiares de otras víctimas, quien cuestionó la actitud de ubicar a la tragedia como un “error humano” porque “por un lado dicen estar orgullosos de la tripulación y por el otro los señalan como los culpables”.

La de este viernes fue la segunda jornada de audiencias que demandaron hasta ahora 14 horas de alegatos de los abogados, tanto de la querella como los defensores de los marinos acusados, ambos apelantes ante el tribunal, aunque por razones distintas.

La causa sobre el hundimiento del ARA San Juan llevada a la apelación está caratulada como “López Mazzeo, Luis Enrique y otros por abuso de autoridad y deberes de funcionario público”.

En febrero pasado, la jueza federal de Caleta Olivia Marta Yáñez dictó el procesamiento, sin prisión preventiva, a seis exaltos mandos de la Armada Argentina y el sobreseimiento a un séptimo marino por el hundimiento del ARA San Juan con sus 44 tripulantes y rechazó investigar posibles responsabilidades políticas en ese caso.

La entrevista que dio Mauricio Macri en la noche de lunes dio que hablar y desde varios sectores salieron a responderle. El último en hacerlo fue Diego Armando Maradona, quien le dedicó una publicación en Instagram para desmentir una frase del ex presidente.

«Yo le pido al pueblo argentino que apoye a este gobierno. Que lo haga desde sus casas, desde las redes. Porque este gobierno no es de Alberto y Cristina. Es de TODOS. Ya no es más el país de Ricachón y sus amigos», comenzó.

Y agregó: «Y a vos Mauricio, te digo que a mí no me echaste de ningún lado. Fui yo el que dejó el fútbol, para proteger la salud de mis viejos. Esa fue una decisión mía, y no le hice mal a nadie. Pero por más bombas de humo que tires, vos sabés que TUS DECISIONES le cagaron la vida a dos generaciones de argentinos. Hacete cargo, querido. Ya lo dijo tu padre…».

Yo le pido al pueblo argentino que apoye a este gobierno. Que lo haga desde sus casas, desde las redes. Porque este gobierno no es de Alberto y Cristina. Es de TODOS. Ya no es más el país de Ricachón y sus amigos. Y a vos Mauricio, te digo que a mí no me echaste de ningún lado. Fui yo el que dejó el fútbol, para proteger la salud de mis viejos. Esa fue una decisión mía, y no le hice mal a nadie. Pero por más bombas de humo que tires, vos sabés que TUS DECISIONES le cagaron la vida a dos generaciones de argentinos. Hacete cargo, querido. Ya lo dijo tu padre..

Mauricio Macri había dicho en diálogo con TN que cuando llegó a Boca tuvo que hacer «un puente con racionalidad» y «hacer algo durísimo, que fue sacar a Diego Maradona de Boca».

“Siempre se ha dicho que Boca es peronista. Es mentira, Boca es de todos los partidos y muchos credos religiosos. Boca es pasional, vehemente como es el peronismo. Cuando yo llegué a Boca tenía que construir un puente entre esa vehemencia, esa pasión, y una cierta racionalidad. Porque sin reglas, un club de fútbol tampoco funciona. Para eso tuve que hacer algo durísimo, porque también era mi ídolo, que fue sacar a Diego Maradona de Boca»

«A partir de ahí se construyó. El peronismo está en el mismo desafío, separarse (de Cristina) para construir», remató el dirigente de Juntos por el Cambio. Y luego aclaró: «La comparo en la irracionalidad, no en el talento».

Macri ganó las elecciones a presidente de Boca en 1995, momento en el que Diego Maradona mostraba sus últimas armas como futbolista. Desde entonces la relación entre ambos escaló en tensión y hoy, con ambos alejados de la institución, el enfrentamiento es evidente.

Este mismo año, el astro futbolístico había criticado a la FIFA por darle un cargo a Macri. «Hablé una cosa con Infantino y me decepcionó. Yo veo que le dan un premio a Macri. ¿Un premio a qué? Una patada en el culo hay que darle», dijo por entonces en diálogo con C5N.

«Hay un montón de amigos suyos que se hicieron millonarios. Es simple, tiene que ir a la cárcel con todos sus secuaces», agregó. Y fue por más: «En este país ya teníamos una pandemia y los argentinos sabíamos que se nos venía una pandemia de hambre. Macri se robó todo y no le dio un peso al nuevo estado nacional».

El año pasado, el propio Diego Maradona publicó en su cuenta de Instagram, mismo medio que utilizó ahora para disparar contra el expresidente, una tapa de El Gráfico en la que se los ve enfrentados con el título «¿Se odian?».

“Hoy me llegó esta tapa de revista El Gráfico del 96. Y muestra lo que después de tantos años sigue pasando…”, escribió.

Mauricio Macri, fue trasladado este martes desde la quinta Los Abrojos, en el municipio de Malvinas Argentinas, hasta el centro de salud del barrio porteño de Recoleta por un malestar abdominal.

Mauricio Macri debió ser ingresado al Sanatorio Otamendi para realizarse estudios a causa de un pólipo en el intestino. El ex presidente se realizará una endoscopía y cerca de las 16 definirá junto a los médicos si debe quedarse internado.

El ex jefe de Estado ya sabía que tenía el pólipo pero resta definir si es ambulatorio -que se lo puedan sacar hoy mismo- o si por precaución debe quedar alojado en el sanatorio. En caso de poder ser removido, ser irá hoy mismo a su casa.

El líder del PRO ya lleva varias semanas de actividad política junto a los principales referentes de Juntos por el Cambio. El lunes fue su última intervención, cuando participó de la reunión virtual semanal del espacio, en la cual se respaldó la postura de Horacio Rodríguez Larreta frente al gobierno nacional por la coparticipación y se insistió en que debe haber clases presenciales.

En ese mismo encuentro vía zoom, los dirigentes opositores repasaron la agenda legislativa que viene y acordaron rechazar el impuesto a la riqueza que impulsa el oficialismo.

De todos modos, a diferencia de otras reuniones, Macri intervino brevemente. Estuvieron también Horacio Rodríguez Larreta, Patricia Bullrich (PRO), Alfredo Cornejo (UCR), Maximiliano Ferraro (Coalición Cívica), Mario Negri (UCR), Miguel Angel Pichetto, Martín Lousteau (UCR), Cristian Ritondo (PRO), Luis Naidenoff (UCR), Humberto Schiavoni (PRO) y Juan Manuel López (CC). No se conectó María Eugenia Vidal.

Más extensa fue su participación días atrás en una videollamada con 100 dirigentes del PRO de Mendoza. Allí, el ex jefe de Gobierno advirtió que el mundo “ha muteado” a la Argentina gracias a las políticas llevadas a cabo por Alberto Fernández y explicó las complicaciones de ser aislados internacionalmente.

El ex presidente expresó su inquietud por “el debilitamiento institucional en el que está entrando la Argentina” y por “el éxodo de empresas, cada vez más grande”, lo cual demostró, a su juicio, que se debe a las políticas oficiales porque compañías como Falabella, Glovo y Latam decidieron irse pese a que todo el mundo sufre la pandemia y la cuarentena se generaliza en todas partes.

“Debe existir respeto a las instituciones y a las reglas de juego, y hoy claramente hay una vocación de destruir un sistema de reglas claras y eso representa todo lo que no queremos. Si la arbitrariedad es lo que gobierna, la confianza desaparece y si no hay confianza, no hay empleo”, sentenció Macri.

Además, criticó el “clima adverso para la inversión que genera la Argentina en estos tiempos” y consideró que por eso “hay empresas que prefieren irse a otros lugares”. De la misma forma, sostuvo que el debilitamiento del Poder Judicial “conspira contra la fortaleza que necesita el sistema democrático”.

Al finalizar su intervención, enfatizó la importancia del esfuerzo: “Hay un futuro en el trabajar, en esforzarse, en el mérito en el cual todos creemos; un país crece cuando crece el sector privado y el trabajo privado, y no cuando crece el empleo público. La Argentina sigue siendo un país de oportunidades, de talento”.

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner calificó hoy como «esclarecedor» el documento del Partido Justicialista de la provincia de Buenos Aires que califica el allanamiento realizado a la quinta los Abrojos del expresidente Mauricio Macri como «una nueva operación político-judicial». «Fake allanamiento. Esclarecedor comunicado del Partido Justicialista de la provincia de Buenos Aires», escribió la vicepresidenta en su cuenta de la red social Twitter, en la que publicó el documento partidario que cuestionaba la medida ordenada por el juez Juan Manuel Culotta para determinar si el ex mandatario había violado las medidas de aislamiento social impuestas por la pandemia de coronavirus.

En un documento titulado «Autoallanamiento de Macri: un montaje al servicio de la posverdad», el PJ bonaerense recordó que Culotta, es casualmente condiscípulo del colegio Cardenal Newman» del expresidente.

«Culotta fue designado, en forma irregular, juez electoral durante la gestión de Cambiemos para ejercer el control político directo de las elecciones de aquel año», expresó el espacio.

Asimismo, sostuvo que la denuncia contra Macri, por haber incumplido el aislamiento «tras regresar de sus vacaciones europeas, no fue realizada por la Municipalidad de Malvinas Argentinas, conducida por el compañero Leonardo Nardini».

«Los peronistas no andamos con gorra y uniforme soplándole a la Justicia infracciones o delitos de nuestros oponentes, a quienes les damos pelea en la discusión de ideas y en las urnas», destacó el documento del PJ bonaerense.

En ese sentido, sostuvo que «considerando el origen espurio de la medida del juez Culotta no nos caben dudas que estamos ante una nueva operación política-judicial de un autoallanamiento tendiente a desacreditar al peronismo para colocarlo en la vereda de la persecución y de la intolerancia».

Por último, el espacio destacó: «sin embargo, recurre al montaje de un autoallanamiento al servicio de la posverdad, olvidando que ‘la mentira tiene las patas demasiado cortas y enseguida se le alcanza'».

El juez federal de Tres de Febrero, Juan Manuel Culotta, ordenó ayer un procedimiento en la quinta «Los Abrojos», donde vive el expresidente Macri para acceder a las imágenes de las cámaras de seguridad del lugar, con el objetivo de establecer si el exmandatario violó la cuarentena tras su regreso de su viaje a Europa.

La denuncia se originó a partir de la reunión que el expresidente mantuvo con intendentes bonaerenses del PRO, a una semana de su regreso de Europa, el 3 de septiembre, y antes de concluir los 14 días de cuarentena obligatoria que debía cumplir por volver del exterior.

 

Fuente: Télam.

A más de una semana de haber vuelto de Europa, Mauricio Macri rompió el silencio y le hizo duros cuestionamientos al Gobierno de Alberto Fernández. El expresidente acusó al oficialismo de “gobernar sin límites y vulnerar la Constitución”. Pidió dar “una discusión profunda los principios que deben regir Nuestro Orden Social” y advirtió: “Es la República o la republiqueta”.

Mauricio Macri cargó contra medidas como el recorte de un punto porcentual de la coparticipación a la Ciudad para entregarle esos fondos a la Provincia de Buenos Aires, el proyecto de reforma judicial penal y las restricciones para circular durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio por el coronavirus.

Con fuertes cuestionamientos al Ejecutivo, consideró: “Las autoridades al frente del Poder Ejecutivo Nacional vienen desplegando una serie de medidas que consisten en el ataque sistemático y permanente a nuestra Constitución”. Advirtió sobre “la intención del gobierno de establecer un Nuevo Contrato Social en la Argentina con principios dominantes inéditos”.

Una de las críticas que le hizo Mauricio Macri al Gobierno fue a la quita de una parte de la coparticipación a la Ciudad. El expresidente afirmó que hubo una “indignante presión” al jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, en una columna que escribió en La Nación titulada “Para defender el presente y ganar el futuro”.

Planteó que el Gobierno “para poder gobernar sin límites, violenta la Ley Fundamental de la Nación, que es la encargada de garantizar la protección de nuestros derechos básicos y libertades individuales frente a cualquier intento de abuso de poder por parte de las autoridades”.

Recordó el conflicto entre Juntos por el Cambio y el oficialismo en el Congreso por las diferencias por la modalidad de sesiones. Dijo que esto “vulnera el equilibrio de los poderes del Estado para el pleno funcionamiento de la República, porque no se respetan los reglamentos de las cámaras del Congreso Nacional para debatir y sancionar las leyes”.

Criticó el proyecto de reforma judicial penal, que planteó que “pretende condicionar al Poder Judicial”, que tiene media sanción en el Senado de la Nación y que será tratado en la Cámara de Diputados en las próximas semanas.

Cuestionó que con el recorte a la coparticipación a la Ciudad “retrocede el federalismo en la Argentina, porque el oficialismo condiciona a los gobernadores de las provincias cualquiera sea su signo político”.

Dijo que el Frente de Todos extorsiona a los gobernadores con el envío de los fondos necesarios para administrar sus distritos “si no cumplen con lo exigido por el Poder Ejecutivo Nacional, lo que fue coronado con la reciente e indignante presión al Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

Críticas a las restricciones por la cuarentena

Cargó contra las “restricciones sanitarias para impedir la libre circulación de los personas” durante el aislamiento. Opinó que “lo que se busca es el control social y evitar que los ciudadanos manifiesten su disconformidad con las medidas que se toman”.

Cuestionó que “no se puede producir ni trabajar para llevar el pan a la mesa de las familias argentinas, porque la idea es avasallar a la clase media para conseguir clientes dependientes del favor del Estado para poder sobrevivir”.

Respaldo a las manifestaciones

Destacó las movilizaciones contra políticas del Gobierno durante la cuarentena al afirmar que “el pueblo expresa pacíficamente su inquietud y descontento en cada marcha, en cada cacerolazo, en cada protesta y en cada publicación que hace en su red social”.

Sostuvo que la sociedad “ya no tolera el atropello a las instituciones, la corrupción de los funcionarios, el delito en ninguna forma, la injusticia, la inseguridad, la impunidad, la violencia, la prepotencia y la anomia”.

Señaló que “nadie debería sorprenderse cuando el pueblo rechaza decididamente una y otra vez los decretos de necesidad y urgencia y las medidas abusivas de un poder inoperante frente a la compleja y delicada realidad que se vive en nuestro país”.

“Es la República o la republiqueta”

Sugirió dar “una discusión profunda y responsable sobre cuáles son los principios que deben regir Nuestro Orden Social: es la República o la republiqueta; es Democracia o demagogia”.

En esta línea, planteó: “Es el Estado de Derecho o es la jungla; es la propiedad o es la apropiación; es libertad de expresión o censura; es educación o adoctrinamiento; es verdadero o es falso; es luz o es oscuridad”.

El expresidente Mauricio Macri llegará este jueves a la Argentina en un vuelo de línea, después de haber estado más de un mes en Francia y Suiza, y por protocolo deberá cumplir con dos semanas de aislamiento junto a su familia.

Así lo confirmaron fuentes de su entorno a la agencia Télam, que no dieron más detalles sobre su regreso a Buenos Aires.

El exmandatario había partido desde el Aeropuerto de Ezeiza el 30 de julio junto a su esposa, Juliana Awada, y su hija Antonia, y arribó a París un día después en el vuelo AF229 de la compañía Air France.

El fundador de PRO aprovechó uno de los vuelos autorizados por el gobierno argentino en medio de las restricciones por la pandemia, destinado a trasladar a extranjeros que deseaban retornar a Europa.

«Recién llegado a una sociedad donde se vive en libertad y con responsabilidad. Acá haré la cuarentena europea y recién ahí puedo ir a trabajar a Zurich», había dicho Macri al llegar a París un periodista de Infobae, en relación a las tareas que desempeña como presidente de la Fundación FIFA.

El ex mandatario cumplió esa cuarentena algunos días en París, pero luego partió a la costa francesa.