Tag

Narcotráfico

Browsing

Si bien Federico Massoni, un funcionario DESGASTADO y por lo visto, un erudito VIOLADOR DE DERECHOS HUMANOS desde su Asunción como Secretario de Seguridad y luego como Ministro, fue o era un SUPUESTA PROMESA a la respuesta de la Inseguridad en toda la provincia. Hasta la fecha, representó todo lo contrario, demostrando no solo su Inutilidad sino también su inoperancia.

Se rodeó de una cúpula policial oscura con un jefe expulsado por el extinto gobernador Mario Das Neves, aparentemente por “liberar zona” en Trelew. Nos referimos al Comisario Miguel Gómez.

Como agravante, designó a Néstor “el tero” Gómez Ocampo en el cargo de subjefe de Policía. Un hombre mucho más oscuro; éste directamente es un DELINCUENTE, acusado y con vínculos comprobados con un Narcotraficante de Madryn, condenado por intentar exportar 100 kilos de cocaína a España.

Si bien se puede «estirar» esta información acerca de esta cúspide de la Seguridad y Policía del Chubut, hacerlo sería ahondar en un tema que ya la población conoce y sabe, por lo cual no nos expresaremos al respecto.

Obviamente, sí se puede decir que desde la Asunción de estos personajes, la Seguridad en la provincia, sobre todo en las grandes urbes como Trelew, Comodoro y Puerto Madryn, la inseguridad ha trepado números nunca antes vistos.

Si bien la población creció y el delito ha mutado, no se ha realizado ningún tipo de política de seguridad oportuna y eficaz, sino solo lo que venimos observando los ciudadanos: CONTROLES DE TRANSITO Y ALCOHOLEMIA en calles ultra conocidas y repetitivas, en donde si bien se demora a conductores ebrios e intoxicados, además de que no serían casos de gran envergadura (una copa de vino), se terminan registrando hechos de abusos como examinar de “pe a pa” el rodado sin orden judicial y siendo realizados por el propio Ministro de Seguridad.

Luego, hemos observado la utilización de grupos de élite como el GEOP, INFANTERIA Y MONTADA, para desbaratarles las casas a carteristas y “chorritos” de poca monta. Sin contar los “grupejos” últimamente armados, de los cuales no se saben a ciencia cierta sus funciones.

Sumado a todo esto, habrían aumentado las denuncias por abuso de autoridad, vejaciones y demás, no solo por la Policía, sino por el propio Ministro. Quien no solamente abusa y sobrepasa sus poderes como funcionario político, sino que también viola domicilios, los allanaría sin orden (ya que los allanamientos los ordena un juez para que allane la policía y no un ministro) y realiza detenciones ilegales utilizando armas de fuego.

Es aquí que también podríamos expresar mucho más sobre estos temas, pero ya sabemos lo que causaron las detenciones ilegales: la libertad de los detenidos con la prohibición dirigida a la Policía de NO demorarlos.

Sin aburrir con un tema que ya conocemos, este trípode de la Seguridad creó, desmereciendo la labor de “División Drogas” de la Policía, un grupo “anti-narcomenudeo”, o sea, un grupo anti- portación de porro o de hojas de cannabis.

Y es allí donde sí nos vamos a expresar, porque cómo periodistas hemos visto a lo largo de los años 2013, 2014, y 2015 vastos operativos de gran magnitud, donde hubieron grandes secuestros de estupefacientes, detenciones y elementos de interés. Por ejemplo:

• En el año 2013: “Desbaratan a una banda narco y secuestran 67 kilos de cocaína destinada a Chubut. El secretario de Seguridad de la Nación Sergio Berni, destacó ayer a la tarde en una conferencia de prensa en Buenos Aires el trabajo realizado por personal de la Policía Federal y la colaboración de las policías de Chubut y Córdoba»

• En el año 2014: “la Policía de Chubut secuestro 147 kilos de drogas, más de 2 millones de pesos y detuvo a 96 personas»

• En el año 2015: “Incautan 10 kilos de cocaína y detienen a 5 personas en operativos en Comodoro y Garayalde: resaltan el trabajo cotidiano de todo el personal de la Policía del Chubut”

• En el año 2016: “Secuestran más de 30 kilos de cocaína en Chubut y Capital Federal. Fue en un megaoperativo realizado entre la noche del domingo y la madrugada del lunes en las ciudades chubutenses de Comodoro Rivadavia, Puerto Madryn y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Hay siete personas detenidas”

• En el año 2017: “Policía del Chubut secuestró 8 kilos de marihuana, 1 de cocaína, armas y dinero incautados en operativo antidrogas en Lago Puelo, El Bolsón y Neuquén»

Son operativos exitosos con muchos narcóticos secuestrados, que si bien la DIVISIÓN DROGAS de la Policía, detalla un operativo año a año, tienen colaboración de FUERZAS FEDERALES, apoyo aéreo, etc.

Otro ejemplo sería el “Operativo consejo verde” en el 2015, con más de 35 kg entre cocaína y marihuana.

Cómo podemos ver, son infinitos los operativos contra los denominados PESCADOS GORDOS del narcotráfico. Ahora, ésta nueva dirección de Seguridad, encabezada por Massoni y el trío de los Gómez, ¿qué han hecho? ¿Investigar el menudeo? ¿Incautar porritos? ¿Usar grupos de choques y de élite para romper casas por un par de porros, para capturar “mecheras”, para capturar a un ladrón de baterías?

Utilizaron de manera desmedida a los grupos de élite, que entrenan día a día, realizan meses de cursos de perfeccionamiento para terminar tirando puertas por menudencias. Una total falta de respeto a la institución. Siendo que Jefaturas de antaño solo utilizaban los grupos para casos de peligro inminente, de gran envergadura, al igual que los grupos de infantería montada y con respecto a los allanamientos se le justificaba a la justicia por escrito la presencia de los grupos de élite, y el poder judicial dictaminaba si era o no autorizado el uso. Ahora todo es un descontrol, las unidades tácticas son utilizadas para cualquier cosa, desprestigiándolas totalmente.

Sin desviarnos del tema, medios “on-line” conforme a estadísticas del gobierno nacional, nombran provincias seguras en Argentina como Córdoba, Mendoza y Neuquén. También distinguen a ciudades como Mar del Plata (dentro de la provincia de Buenos Aires) y Villa La Angostura (dentro de la provincia de Neuquén), las cuales brindan un alto grado de seguridad a sus habitantes y se registran muy pocos delitos, robos o problemas de inseguridad. ¿Y Chubut? Siendo en cuestiones de cantidad de habitantes mucho más pequeña, vemos que ni está como provincia segura ni tampoco posee ciudades seguras.

Es notorio que Massoni, con esta cúpula policial no ha demostrado estar a la altura de las circunstancias. Un claro ejemplo de eso es Trelew, que en menos de un año, tuvo dos jefes de unidad y el delito sigue igual. Podría estar relacionada esta circunstancia al hecho de que el jefe de Policía cuando fue jefe de unidad fue expulsado por liberar zona.

Entonces ¿por qué tanto esta Jefatura como Massoni, no se van? Tienen que renunciar, se dan el privilegio de cambiar un jefe por un inoperante, pero sin embargo ellos continúan.

Solo hemos visto que la fuerza sería un aparato estatal utilizado por el gobierno para agraviar manifestaciones sociales como las de educación y salud; en donde fue visto claramente el jefe Miguel Gómez, corriendo a los gritos, pidiendo que detengan al síndico Goodman. Luego en la audiencia, el titular de Policía de la provincia no sabía que decir. Desesperado habría ido a pedirle “lesionados” a su hermano “Pucará”, el director de Seguridad Paulino Gómez. Es decir, le habría pedido que se reporten los empleados policiales heridos con el fin de justificar de alguna manera sus locuras. Los policías habrían filmado tal situación, pero POR MIEDO no se animan a difundir.

Habría infinidades de “agachadas» de operativos baratos, política policial barata, mal manejo de recursos y hoy en día, así está la sociedad. Buscan culpables en el árbol genealógico de los delincuentes, «el abuelo era delincuente y de ahí nace el nieto, etc etc». Según ellos, en Trelew están todos los delincuentes, pero no realizan un “mea culpa”, estarían más interesados en hacer política ensuciando ciudades como Madryn o Trelew, porque Massoni al parecer no tiene “feeling” con los intendentes.

Pero eso sí, vemos en Jefatura de Policía que los jefes y segundos de cada área, poseen móvil policial de civil para manejarse del trabajo a la casa y de la casa al trabajo.
Vamos de 8 a 13 horas a la Jefatura de Policía, y vemos: un Volkswagen Gol, un Corsa, una Kangoo, una Amarok, un Ford Focus, una Ford Ecosport, entre otros; sin logos policiales. Sin embargo, pasamos después de las 15 horas y no hay ningún vehículo.

¿No les parece que lo que acabamos de mencionar es un mal manejo de recursos? Los empleados policiales necesitan móviles para el trabajo y no los tienen, porque esos móviles en vez de ser destinados a las comisarías serían utilizados por la plana mayor para ir y volver a sus casas, y sería un exceso de ingenuidad decir que se cargan combustibles de sus bolsillos.

Mientras tanto, los suboficiales y oficiales hacen dedo o usan colectivos o sus propios vehículos para prestar servicio.

Los empleados están cansados de todo esto, sus sueldos son bajos, tienen horas de recargo y horas haciendo adicionales para subsistir. La institución estaría muy contaminada por hechos de corrupción política e injusticias.

Es por eso que podemos aseverar que la Policía del Chubut está en decadencia total, hay una falta de respuesta a la ciudadanía por la Inseguridad, pero no por parte del empleado de calle quién mantiene su vocación y los bríos para salir a arriesgar su vida. La falta de respuesta viene de parte de la Jefatura y de los políticos como Massoni.

Y si tenemos que hablar de Mariano Arcioni, tenemos que ponerlo lamentablemente en la complicada encrucijada de responder a un interrogante obligatorio: ¿Es ciego o hace la vista gorda? La respuesta a esta pregunta lo calificaría instantáneamente: el gobernador o es “ciego” o cómplice de hechos de corrupción. Algo que debería salir a aclararle a todos los chubutenses. Sería la única pizca de dignidad que nos manifestaría desde que se encuentra a la cabeza del poder ejecutivo provincial.

De Massoni ya no podemos decir nada más, todos creo que ya lo conocemos. Él mismo salió a delatar la clase de persona que es en todo el tiempo que lleva de gestión y mamando de la teta del estado.

Del “Tripancho” Gómez (Así se refieren en la comunidad policial al trío compuesto por el jefe de Policía Miguel Gómez, su hermano Paulino Gómez y el subjefe de Policía Néstor “el tero” Gómez Ocampo), solo podemos decir que sus carreras dentro de la fuerza serían más conocidas por una vida cómoda, utilizando los vehículos del estado, buenos sueldos, gastos reservados y, según se dice, una estrecha vinculación con las denominadas “gatiñas”. Se rumorea que “uno de los Gómez”, habría mandado a buscar a la comarca andina a una joven (una amiguita), y la habría ido a buscar en nada menos que un móvil policial y con chofer policial, para mantener supuestamente un encuentro íntimo en Rawson. Después del “aproach”, mientras se dirigía a los pagos de la chica con el fin de regresarla a su casa, el vehículo habría volcado. Pero esto, seguramente no lo verías en ninguno de los medios hegemónicos.

La diputada provincial y exviceintendenta de Madryn, Xenia Gabella, hizo alusión a las declaraciones de Massoni sobre las causas de narcotráfico. “Hace años que Massoni llega tarde”, disparó la legisladora.

Para la diputada, las declaraciones del ministro son por cuestiones electorales y fue más allá: “Las ciudades como Madryn, le pagan la nafta a los patrulleros y los mandan al taller a arreglar. Eso lo hace el municipio porque el ministerio que conduce Massoni, no tiene los recursos. Así va a seguir llegando tarde siempre. Lo bueno sería que trabaje, para poder llegar al menos alguna vez a tiempo”, sentenció Gabella.

“Massoni habló en su momento de gente de la cordillera llamándolos ‘ocupas’, habló de ‘delincuentes’ en Trelew y ahora de ‘narcotraficantes’ en Madryn y Comodoro. El nivel de estigmatización que maneja es tremendo, con respecto a la población de esta Provincia, donde él además es Ministro”, dijo.

Y aclaró que “para hablar de problemas de droga, Massoni debe hacer referencia a la oferta y la demanda, pero es él y su equipo de gente el que tiene que ocuparse de la oferta, al igual que las Fuerzas Federales”.

“Parece que Massoni no sabe de las cosas que habla, y desconoce realidades. Sus declaraciones son aberrantes. Ya que la droga corre como si fueran caramelos, bien podría meter preso el ministro a algunos de los ‘kiosqueros’ que se encargan del proceso de distribución”, criticó Gabella.

La diputada madrynense le recordó a Massoni que Madryn es la primera ciudad que tiene en la Provincia de Chubut, un dispositivo territorial comunitario articulado con SEDRONAR y el Gobierno Nacional, además de incontables proyectos presentados que tienen que ver con esto de la prevención.

Fue el resultado de controles realizados este jueves por la tarde. Se dispuso el secuestro de la sustancia.

El operativo se realizó este jueves por la tarde en la intersección de las avenidas Perón y Ameghino de Esquel, donde personal policial detuvo la marcha de un Citroën Berlingo que circulaba por allí.

En el lugar los uniformados trabajaron con un can, el cual marcó el interior del rodado, por lo que se efectuó una requisa.

Así se encontró una riñonera, la cual contenía un cigarrillo de marihuana y un cogollo de esta especie vegetal. Por el hallazgo, se notificó lo ocurrido a la Justicia Federal y se decomisaron los elementos.

Según dicen las fuentes, quien sería designado como jefe del Grupo Antinarcótico Territorial (G.A.T.) tendría vínculos con el narcotráfico. Pregunta a nuestros lectores: ¿Se les ocurre algún policía de alto rango que tenga esa reputación?

También hay malestar en las brigadas de “Drogas Peligrosas” porque las investigaciones de esta división, siempre estuvieron encaminadas a empezar vigilando a los “dealers”, para después llegar a los altos capos de la droga; mientras que el GAT estaría diseñado pura y exclusivamente para batallar al “transa de la esquina”.

Esa incompatibilidad provocaría el desastre total, puesto a que en el hipotético caso de que una brigada de “Drogas Peligrosas” esté vigilando a los “dealers” para llegar a los “peces gordos”, el GAT irrumpiría en medio de una operación arruinando así la posibilidad de que los brigadistas puedan seguir a los “transas” y así llegar a los altos jefes del delito, individualizarlos y arrestarlos. Estos desbarajustes convertirían una delicada operación policial en una escena digna de una película de comedia, en la que los vendedores de droga antes de escapar primero se tomarían un tiempo para reírse de la descoordinación de los policías.

Esto no lo habría pensado nunca Massoni, pero bueno… con “pensar” parece que le estamos pidiendo demasiado al ministro de Seguridad.

De hecho, no sabemos si las operaciones del GAT no interferirán con las tareas encubiertas de la Policía Federal. Puesto a que éstos últimos, se infiltran y hasta se harían pasar muchas veces por compradores de droga o bien se harían amigos de los “dealers”, para así camuflarse en ese oscuro mundo y conseguir información de las actividades del hampa. No queremos ni imaginar la secuencia en la que los del GAT, en el afán de capturar “transas”, terminen deteniendo a agentes encubiertos de la federal dejando expuestas las investigaciones de esa fuerza.

Ahora… ¿Los juzgados federales, con asiento en Chubut, van a estar de acuerdo con este grupo de encapuchados?

¿Avalará sus operaciones? ¿También van a estar de acuerdo con quien sería designado al frente de esta unidad?

Con esta estupidez, lo único que habría logrado Massoni sería provocar una grieta en la fuerza y además perder votos de la Policía a lo pavo. No sabemos a ciencia cierta quién asesoraría al ministro en su campaña, puesto que estaría haciendo todo lo posible no solo para perder con humillación en las próximas elecciones generales sino también para perder poder. En algo estamos muy de acuerdo con nuestras fuentes de información: mientras tenga en la Policía al subjefe Néstor “el tero” Gómez Ocampo, Massoni no contaría con los votos de la mayoría de los uniformados.

Mientras ya hay varios funcionarios nacionales y de distintas provincias del país que buscan ser éticos y están renunciando a sus cargos para presentarse como pre-candidatos en las “PASO” de setiembre; acá en Chubut el ministro de Seguridad Federico Massoni anticipó públicamente –en medios afines a su gestión– que no va a dejar el cargo y que tampoco se va a tomar licencia. Los mal pensados creen que va a aprovechar recursos y plata del Estado para hacer su campaña y que en consecuencia los chubutenses le vamos a terminar ´bancando´, lo que él debería pagar o afrontar con su propio peculio, o con el de quienes lo patrocinan.

Así veremos, seguramente, a patrulleros usados para ´panfletear´, llevar boletas, o material de publicidad de Massoni, de un lugar a otro de la provincia, al mejor estilo del controversial ministro de Seguridad, el más polémico y repudiado del Gobierno de Mariano Arcioni.

El mismo que en las conferencias de prensa se sienta al lado de un comisario corrupto, que tiene vínculos con un narcotraficante, y le asegura a la sociedad chubutense –sin ruborizarse– que está comprometido en la lucha contra la droga.

Llama poderosamente la atención por qué sigue protegiendo tanto al “Tero” Néstor Gómez Ocampo, increíblemente, todavía, subjefe de la policía del Chubut: de probada vinculación con Omar “El Cura” Segundo, un narco de Puerto Madryn hoy condenado a 9 años de cárcel por intentar traficar más de 100 kilos de cocaína a España.

Después, Massoni sale a criticar al Gobierno Nacional y acusa a su ministra de Seguridad Sabina Frederic de “no tener políticas contra el narcotráfico”.

¿La de tener un jefe policial de oscuro pasado y presente, con sospechas de vinculaciones con la prostitución VIP en Madryn y amigo de un narco, será para Massoni una política contra el narcotráfico?

El misterioso empresario argentino Federico Andrés Machado (53), conocido popularmente como «Fred», quedó detenido este jueves en el aeropuerto Neuquén, a partir de una alerta roja que emitió Interpol por pedido de los Estados Unidos.

Su nombre, no sólo figura en una colosal causa de la Justicia norteamericana por narcotráfico y lavado de dinero, sino que además estuvo figuró en varios episodios de alto impacto en la Argentina: se lo vinculó con el «narcoavión» de los hermanos Juliá y con los vuelos que realizó el detenido empresario kirchnerista Lázaro Báez para lavar dinero proveniente de la corrupción.

Machado nació en Viedma el 2 de enero de 1968, pero se radicó en Miami. Allí posee al menos dos empresas dedicadas a la aviación en el estado de Florida, denominadas South Aviation Inc. y Pampa Aircraft Financing.

Aunque sus movimientos siempre estuvieron bajo sospecha, su suerte se complicó el pasado 24 de febrero, cuando la Justicia estadounidense lo acusó de integrar una organización criminal dedicada al tráfico de cocaína mediante el uso de la flota de aviones de su propiedad.

El 1° de abril, según informaron a Clarín fuentes del caso, el Distrito Este del Estado de Texas libró una orden de detención por los delitos de «asociación ilícita para la fabricación y distribución de cocaína, lavado de dinero y fraude virtual».

A partir de allí, la Interpol ordenó su captura internacional y finalmente la Policía de Seguridad Aeroportuaria argentina lo atrapó el jueves a la noche, cuando llegó al aeropuerto de Neuquén para tomarse un vuelo con destino a Buenos Aires.

Su detención se concretó por orden del Juzgado Federal Nº 2 de Neuquén, a cargo Gustavo Villanueva. Fuentes de la investigación consultadas por Clarín agregaron que a Machado se lo acusa además «por realizar estafas que le habrían permitido el lavado de 550 millones de dólares originados en el tráfico de cocaína».

Incluso, se cree que intentó realizar un nuevo lavado «por 34 millones de dólares en Argentina».

En la megacausa se trata de determinar si «Fred» puso a disposición sus aviones ​para movilizar cargamentos de cocaína por varios países de la región, entre los que figuran Colombia, Venezuela, Guatemala y México.

Tras ser arrestado en el aeropuerto de Neuquén, Machado quedó detenido de forma preventiva, a la espera de que la Justicia resuelva si es extraditado a Estados Unidos.

Los Juliá, Báez y el oro ilegal de Guatemala

​El 2 de enero de 2011 los hermanos Gustavo y Eduardo Juliá aterrizaron en el aeropuerto de El Prat, Barcelona. Llegaron a bordo de un jet Bombardier Challenger 604 cargado con 944,5 kilos de cocaína.

Los Juliá se convirtieron así en los protagonistas de una de las historias más escandalosas sobre el tráfico de drogas entre Argentina y España. Ambos fueron condenados a cumplir 13 años de prisión.​

El nombre de Machado figuró en aquella historia. El ahora detenido empresario fue quien le consiguió a Gustavo Juliá el primer avión (un Howker) con el que comenzaron los vuelos a Europa, entre 2009 y 2010.

Juliá también recurrió a Machado cuando buscó una aeronave que le permitiera volar a Europa sin tener que hacer escalas, pero el misterioso empresario decidió no sumarse a esa operación.

«Es como que te compren un Citroen hoy y vengas mañana y te pidan un Mercedes», le explicó Machado luego a la revista NOTICIAS.

Finalmente, los Juliá consiguieron la aeronave a través de un contrato con la compañía Jet Lease, que tal como reveló Clarín, incluía el depósito de un seguro por 400.000 dólares y un pago mensual de 75.000 dólares.

Algunos años después, el nombre de «Fred» volvió a figurar en otra megacausa. En este caso, la denominada «Ruta del dinero K» que expuso las maniobras que se realizaron durante el kirchnerismo, y por las que se encuentra detenido el empresario Báez, para lavar dinero proveniente de maniobras de corrupción vinculados con retornos de la obra pública.

En 2013 se conoció que el escándalo de Lázaro Báez tenía como protagonistas a dos aviones: un Learjet 35A LV-ZSZ de la empresa Marla Jet S.A, vinculada con los hermanos Juliá, y un Cessna Citation III, matrícula N955 HG.

Ese Cessna era de la empresa South Aviation, de Machado. En aquel entonces, la compañía con sede en Fort Lauderdale le indicó a Clarín que la aeronave había sido alquilada por el financista Federico Elaskar, quien le vendió la compañía CJI, conocida como «La Rosadita», a Báez.

En febrero pasado, a Báez condenaron a 12 años de prisión por lavado de 55 millones de dólares entre 2010 y 2013.

La Justicia determinó que ese dinero origen ilícito fue trasladado a cuentas en paraísos fiscales, luego utilizado para la compra de bonos del Tesoro argentino y después depositado en las cuentas en Argentina de la empresa Austral Construcciones, propiedad de Báez.

Junto con el empresario también fueron condenados sus hijos Martín Báez, a una pena de 9 años de cárcel, Leandro Báez, a 5, y Luciana y Melina Báez, a 3 en suspenso.

Y como si fuera poco, a «Fred» también lo investigan en Guatemala por conducir un sistema para estafar a inversionistas. Según publicó la prensa de ese país, la Fiscalía Federal constató que «se enviaron millones de dólares a Machado, quien estaba canalizando parte del dinero hacia una mina de minerales en Guatemala».

«El nombre de Federico Andrés Machado salió a relucir el 27 de enero pasado durante una citación en el Congreso de la República como presunto responsable de la explotación de una mina ilegal en Camotán, Chiquimula, donde estarían extrayendo oro y plata», precisó El Periódico.

Fuente: Clarin

La vicepresidenta de Colombia, Marta Lucía Ramírez, acusó a los Gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro de ser cómplices del narcotráfico que ha penetrado el país en los últimos años, al tiempo de señalar a Maduro de brindar apoyo a la Narcotalia.

Asimismo, criticó la carta que la administración madurista envió a las Naciones Unidas para que investiguen a Colombia por los enfrentamientos armados ocurridos en Apure.

«La carta presentada por la dictadura de Venezuela ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para que se investigue la violencia en la frontera con Colombia no es otra cosa que otra cínica cortina de humo de la narcodictadura de Venezuela», sentenció.

En ese contexto, enfatizó que Jorge Arreaza solicita investigar la violencia en Colombia desconociendo «que precisamente Colombia, cuando aún había democracia en Venezuela, siempre solicitó que se reuniera la Comisión Binacional de Fronteras para desarrollar con una cooperación militar, policial y judicial esas actividades del narcotráfico y los grupos terroristas. Pero el gobierno de Chávez resolvió desde entonces darle amparo a las guerrillas y a sus socios del narcotráfico en lugar de cooperar».

Fuente: Albertonews

Fuentes de inobjetable veracidad dan como un hecho la realización del juicio contra un hijo y la ex mujer del millonario gremialista lucifuercista Héctor Rubén González, a quienes –como ya se sabe— el juez Federal de Rawson Gustavo Lleral, los procesó sin prisión preventiva por “el bosque de marihuana” que la policía les encontró en el patio principal de la casa; una verdadera mansión situada en la zona sur de Trelew, a metros de una escuela primaria, que fue allanada el mediodía del 19 de mayo de este año en un inédito procedimiento que para el diario Jornada nunca existió.

Ni una línea le ha dedicado hasta ahora al tema el pasquín de González, pese a que de la noticia hablaron hasta en medios de Buenos Aires. Acá, el título “Golpe al narcotráfico” no apareció jamás.

A uno de los hijos y la ex pareja de “El Gordo” González el juez Lleral al procesarlos resolvió atribuirles los delitos de “comercio de estupefacientes”, “almacenamiento de semillas”, “cultivo de plantas para la elaboración de estupefacientes” y hasta “ejercicio ilegitimo del arte de curar”; un cargo que estaría vinculado, según se presume, a la supuesta venta de aceite de cannabis que hacían y al asesoramiento que les daban a los clientes sin estar capacitados para hacerlo.

Para el juez “cultivaban plantas de marihuana para elaborar estupefacientes” y a esa conclusión habría llegado el magistrado luego que la policía descubriera en el domicilio de los imputados “toda una estructura preparada para sembrar, cultivar y cosechar marihuana, aparentemente, con fines de comercialización para producir droga”, recuerdan algunos de los investigadores.

A los González les incautaron un total de “14 kilos de marihuana” en aquel allanamiento y de acuerdo a un informe del perito que actuó en la causa, con esos 14 kilos “podrían prepararse 29.270 cigarrillos o porros” y representarían la cantidad de 167.240 dosis de umbrales de tetrahidrocannabinol (THC), el componente psicoactivo que tiene la droga y que la hace sustancia alucinógena.

El juicio recién se realizaría a mediados del año que viene  y si el hijo y la ex pareja de González terminan siendo condenados van a pasar un buen tiempo en la cárcel, porque los delitos que se les imputa tienen penas que superan holgadamente los seis años de prisión.

 

Notas relacionadas:

No van a la cárcel los González por el “bosque de marihuana”: procesamiento sin prisión preventiva y embargo

 

El “bosque de marihuana” de los González en la Justicia Federal: procesamientos en secreto, blindaje mediático

“Bosque de marihuana”: alta fuente judicial dice que “hay suficientes pruebas para procesar” a los González

Hay cuatro nuevos imputados en la causa del “bosque de marihuana” que complican la situación de los González

 

 

En un juicio abreviado, Héctor Omar “Cura” Segundo fue condenado a dos años de prisión en suspenso por evadir impuestos por $ 721.185,37. Deberá fijar domicilio, no cometer nuevos delitos y no incurrir en el público consumo de alcohol o estupefacientes. El fallo del Tribunal Oral Federal de Comodoro Rivadavia lo firmó Mario Reynaldi.

La Administración Federal de Ingresos Públicos acusó al exempresario de Puerto Madryn de no haber pagado el Impuesto al Valor Agregado de octubre de 2012. Segundo era socio mayoritario de la empresa de estibaje SOCIA SRL. Primero no presentó esa declaración jurada y luego intentó cumplir con una documentación con datos falsos. Recién después cumplió.

El juicio oral y público era el 24 de noviembre pero el fiscal Teodoro Nürnberg presentó una propuesta de juicio abreviado, en acuerdo con AFIP y el defensor Carlos Pérez Galindo. Se concretó el 20 de noviembre y en esa audiencia Segundo reconoció su delito y aceptó la condena.

La denuncia data de 2014 ante la Fiscalía Federal de Rawson, luego de que la AFIP verificara la falta de presentación de la DD.JJ. del I.V.A. y su posterior presentación con datos falsos. El fiscal Fernando Gélvez impulsó la investigación por el perjuicio económico causado al Estado Nacional.

Según el informe del perito contador Pablo Edgardo Ramón, tras detectar indicios de actividad comercial, la AFIP intimó al contribuyente a regularizar su situación. SOCIA presentó una declaración fuera de tiempo y con datos falsos. “Esta declaración engañosa de infidelidad contable motivó el cuestionamiento del organismo recaudador”, dice la sentencia. La firma presentó una segunda declaración jurada para rectificar la anterior, por un monto a pagar de $ 721.185,37.

Según la pericia contable, “el monto a ingresar en favor de la AFIP resultante de la DD.JJ. rectificativa arroja un importe superior a la presentación de la original, por lo que se desprende que su presentación se debió a un error u omisión en el cálculo”.

El “Cura” no declaró. Era el dueño junto con Juan Domingo Segundo, que fue sobreseído porque sólo hacía trabajo operativo. Omar era socio mayoritario y responsable de las operaciones comerciales y bancarias. Conocía el giro comercial de la empresa, su administración y sus deudas. En los libros es quien informa detalles contables y tributarios que “sólo una persona involucrada en la gestión y administración puede conocer”.

Se probó que Segundo primero omitió presentar en término la DD.JJ, luego lo hizo con datos falsos para eludir pagar. “El accionar demostró su conocimiento de las obligaciones tributarias que debía afrontar y su intención deliberada de evitar pagar”. Eludir primero y luego enumerar datos falaces para lograr una deuda tributaria inferior a la real, “son comportamientos que sólo pueden responder a un propósito deliberado de engañar al organismo recaudador y obtener una ventaja económica”.

El informe pericial advirtió irregularidades en la contabilidad de SOCIA. Por ejemplo, se perdieron las copias de las operaciones de venta, según admitió el mismo personal. “Por lo tanto, al desconocerse los conceptos facturados se vio impedido este perito de evaluar la capacidad económica, productiva y funcional de la empresa para prestar servicios”.

Al decidir la condena, el juez Reynaldi valoró a su favor “la buena impresión” causada por Segundo en la audiencia, su estado de salud y “las experiencias de vida que lo habrían llevado a evadir el impuesto”.

El fallo recuerda que Segundo cursó hasta segundo año como aspirante en la Escuela de Mecánica de la Armada, es divorciado de terceras nupcias, tiene diez hijos (cuatro menores) y está desocupado ya que un ACV le dejó secuelas en la movilidad de sus piernas y su mano izquierda. Lo ayudan económicamente tres de sus hijos y dos hermanos.

Ya tiene una condena por narcotráfico por el Caso Poseidón: cumple prisión domiciliaria, indicó Diario Jornada.

«Este es el momento preciso para que debatamos ‘Ficha Limpia’ y demos una batalla frontal a los corruptos y abusadores que nos sirva de mensaje: la lucha es contra la delincuencia en sí, caiga quien caiga», planteó el legislador José María Canelada, tras conocerse detalles de una causa judicial por narcotráfico en la que se investiga a empleados del Siprosa.

«El Estado provincial no sólo debe esclarecer el caso de empleados públicos vinculados al narcotráfico. Debe dar un paso más allá, con acciones concretas y decisión política unánime para luchar contra cualquier banda delictiva que quiera cobijarse al calor del poder, en cualquier rincón de la esfera pública… Mostremos con acciones concretas que todas las fuerzas políticas podemos unirnos para dar el mensaje de que aquí no se cobijará a nadie, sea del partido que sea», pidió.

El parlamentario, autor del proyecto de «Ficha Limpia» en Tucumán, destacó el ejemplo de la provincia de Chubut: «esta semana se convirtió en la primera provincia en aprobar esta ley. Y aquí hay algo fundamental: aunque lo presentó un diputado radical, opositor al gobierno de Mariano Arcioni – alineado al oficialismo nacional-, la iniciativa se aprobó por unanimidad. Ha sido un ejemplo de que cuando hay decisión política y cuando los proyectos benefician al pueblo, las fuerzas políticas se paran del mismo lado».

Canelada aseguró para La Gaceta que las declaraciones del oficialismo en torno al escándalo narco debían materializarse en una lucha tangible contra los delincuentes que habitan en el Estado provincial. «Si esta batalla que se proclama a viva voz contra los delincuentes es una decisión política, demos el debate de ‘Ficha Limpia’. Mostremos con acciones concretas que todas las fuerzas políticas podemos unirnos para dar el mensaje de que aquí no se cobijará a nadie, sea del partido que sea. Como bien dice el dicho, ‘quien nada debe, nada teme’. Es hora de que lo pongamos en práctica», dijo.

Fuente: La Gaceta