Tag

Bill Gates

Browsing

Bill y Melinda Gates se conocieron en Microsoft en 1987 –un año antes de que Gates se convirtiera en el multimillonario más joven del mundo tras la salida a bolsa de su empresa– poco después de que Melinda empezara a trabajar allí como gestora de productos. Se casaron siete años después, en 1994, y tienen tres hijos.

Antes del anuncio del divorcio, Bill Gates era la cuarta persona más rica del mundo. Con un patrimonio neto de 130.500 millones de dólares (unos 108.000 millones de euros) según los datos recabados por Forbes, estaba por detrás de Bernard Arnault (155.000 millones de dólares), Elon Musk (175.000 millones) y Jeff Bezos (203.000 millones).

Ahora, ¿cómo quedará repartida su fortuna?

Partamos de la base de que Bill y Melinda han regalado alrededor de 50.000 millones de dólares de su fortuna, ya sea a través de donaciones directas o mediante la transferencia a su fundación. Si no hubieran regalado dinero, hoy se repartirían una fortuna de 196.000 millones de dólares.

La Fundación Bill y Melinda Gates, un papel fundamental

Curiosamente, a pesar de lo que se pueda suponer, el patrimonio neto de Bill no está muy relacionado con la empresa que cofundó, Microsoft.

Cuando Microsoft salió a bolsa en 1986, poseía el 45% de la empresa. Hoy posee menos del 1,3% de las acciones en circulación. Se debe a que le filántropo ha pasado las dos últimas décadas vendiendo enormes bloques de Microsoft para diversificar su cartera y financiar la Fundación Bill y Melinda Gates.

Bill y Melinda Melinda seguirán trabajando juntos en en el proyecto que fundaron, considerado la mayor fundación filantrópica del mundo.

La pareja, que creó esta organización benéfica en el año 2000, se comprometió a donar la mayor parte de la riqueza generada en Microsoft para “ponerla al servicio de las personas” con el objetivo de crear igualdad de oportunidades para todo el mundo.

Sin embargo, según The New York Times la fortuna de Gates no ha ido a parar a la fundación, por lo que es una incógnita dónde está la mayoría de su dinero.

Ambos han estado muy implicados con el impacto del covid-19. Tanto es así que la Fundación Gates se comprometió a destinar 1.750 millones de dólares en dos años a la ayuda para paliar los efectos de la pandemia.

A pesar de que el comunicado de los Gates dice que ambos planean seguir trabajando juntos en su fundación, su divorcio podría afectar a la cantidad que donan individual o conjuntamente a esta causa.

Cascade Investement

El matrimonio tiene numerosos negocios en común. Empezando por su holding, Cascade Investement con el que controlan su patrimonio.

Cascade Investments tiene participaciones significativas en docenas de empresas públicas y privadas. Por ejemplo, posee el 47% de la empresa privada Four Seasons Hotels and Resorts y del Ritz Carlton San Francisco.

Entre sus inversiones públicas, Cascade posee el 25% de Ecolab, el 14% de Canadian National Railway, el 4% de Berkshire Hathaway, el 10% de Deere & Company, el 14% de AutoNation y el 34% de Republic Services.

Inmuebles

Su mansión en Seattle, conocida como «Xanadú 2.0», es probablemente una de las residencias privadas más valiosas del mundo.

Situada en la ladera de una colina con vistas al lago Washington, en Medina (Washington), sólo la casa principal tiene más de 6.000 metros cuadros. Los impuestos anuales sobre la propiedad de la mansión ascienden a 1,063 millones de dólares, sobre un valor tasado de 150 millones de dólares.

Una finca ecuestre en California que fue adquirida en 2014 por 18 millones de dólares. No muy lejos de Rancho Santa Fe poseen una mansión frente al mar en Del Mar , que comprada en abril de 2020 por 43 millones de dólares.

Desde 2003 poseen otra finca ecuestre en Wellington, Florida, por la que pagaron algo menos de 9 millones de dólares. En Cody, Wyoming compraron oto rancho por 12 millones de dólares

A pesar el divorcio, Bill y Melinda seguirán estando entre las 15 personas más ricas del mundo.

Fuente: Forbes

El filántropo y empresario Bill Gates, fundador de Microsoft, compartió en redes sociales un comunicado en conjunto con Melinda, quien hasta ahora era su esposa, anunciando su separación: «Después de mucho pensarlo y mucho trabajo en nuestra relación, hemos tomado la decisión de terminar nuestro matrimonio».

«No creemos que podemos seguir creciendo como pareja en esta nueva fase de nuestras vidas», dijeron.

«Pedimos espacio y privacidad por nuestra familia mientras empezamos a navegar esta nueva vida».

Tienen juntos la Fundación Bill & Melinda Gates, que hace donaciones a causas caritativas.

En 2005 ambos fueron nombrados «Persona del año», junto con el cantante Bono.

A través de Twitter, el filántropo consideró que si disminuyen los casos de coronavirus en el mundo, se verán «nuevas variantes con mucha menos frecuencia» y comparó la situación con la vacuna contra la gripe.

EL fundador de Microsoft, Bill Gates, quien se convirtió en un referente en todo lo que tiene que ver con la pandemia del coronavirus (Covid-19), esta vez mostró su preocupación con la aparición de las nuevas cepas al sostener que “están complicando nuestros esfuerzos” para llegar al la conclusión final del virus.

A través de Twitter, el filántropo explicó que las mutaciones “podrían amenazar el progreso que pudimos lograr durante el año pasado”. Sin embargo, encuentra un lado esperanzador a todos aquellos que se vacunaron alguna vez contra la gripe.

«Si alguna vez te vacunaste contra la gripe, ya enfrentaste a una variante de un virus», detalló Gates para demostrar que la idea de las mutaciones o variantes de un virus no es nueva.

“No hay nada particularmente inusual en ellas. La capacidad de la gripe para mutar rápidamente es la razón por la que recibimos una nueva vacuna contra ella cada año. Necesitamos actualizar la vacuna anualmente para mantenernos al día con las cepas de virus de la gripe en constante cambio”, explicó Gates.

En ese sentido, el fundador de Microsoft sostuvo que el coronavirus tiene el objetivo de replicarse, al igual que otros virus. «Cuando la célula está produciendo un nuevo virus, tiene que copiar esas instrucciones. Si alguna vez fuiste a una clase de mecanografía, sabes lo difícil que es volver a escribir algo sin cometer un error», ejemplificó.

Bill Gates es una de las personalidades que se ha mantenido activo durante la pandemia de coronavirus brindando su apoyo y colaboración en diferentes cuestiones para frenar los efectos de la enfermedad en la sociedad.

Ahora, el creador de Microsoft habló acerca de la posibilidad del retorno de los viajes. Con la cuarentena el turismo ha sido una de los sectores más afectados. En este sentido, el multimillonario dijo cuándo se podría volver a viajar con normalidad.

“En viajes globales, se tendrá que tener cuidado hasta algún momento en 2022 debido a la inequidad en la distribución de las vacunas. En Estados Unidos, la situación del suministro está mejorando”, expresó el filántropo en diálogo con Andrew Ross Sorkin, en una entrevista para la CNBC.

Por otro lado, Gates indicó que estar vacuna aún “no es una garantía”. “Recibí mi segunda inyección hace una semana. Es la única vez que he estado agradecido de ser una persona tan mayor: 65 años. Quiero dar un buen ejemplo. Si estás vacunado, aún podés transmitir. No es tan probable pero, a diferencia de las enfermedades graves, eso se vuelve extremadamente raro, todavía existe la posibilidad de transmisión”, reflexionó.

En este sentido, sostuvo que es imprescindible continuar con los cuidados necesarios, utilizando barbijo y lavándose las manos. “Tuvimos suerte de que esto no fuera más fatal de lo que terminó siendo. Pero todavía es, ya sabés, medio millón de norteamericanos”, finalizó.

El fundador de Microsoft y filántropo es el tercer hombre más rico del mundo. Cree que es una moda y recomienda mirarla de afuera.

Elon Musk apuesta por el bitcoin e invirtió 1500 millones de dólares en la moneda con una de sus empresas, Tesla. Pero Bill Gates, el tercer hombre más rico del mundo, está en contra de la criptomoneda y no solamente por razones medioambientales. Para él también puede causar problemas a los inversores sin mucho dinero por la volatilidad de su precio.

“Elon tiene toneladas de dinero y es muy sofisticado, así que no me preocupa que su Bitcoin suba o baje aleatoriamente”, dijo Gates a la agencia Bloomberg en una entrevista. Pero para él la criptomoneda es un peligro para las personas sin tanta plata “que se meten en estas manías”.

“Mi pensamiento general sería que, si tienes menos dinero que Elon, probablemente deberías tener cuidado”, explicó en una entrevista con Emily Chang de Bloomberg TV.

El creador de Windows, y una de las personas más ricas del mundo, está en contra de bitcoin por la cantidad de energía que consume. Hace poco se supo que es más que la que se usa en la argentina anualmente. La Universidad de Cambridge presentó un estudio con el cual se logra medir la electricidad utilizada por el sistema de la criptomoneda.

La casa de altos estudios británica lanzó el Índice de Consumo de Electricidad de Cambridge Bitcoin (CBECI por sus siglas en inglés), un indicador que proporciona una estimación en tiempo real, del uso total anual de electricidad de la red bitcoin y permite comparaciones en vivo con usos alternativos de electricidad para poner las cifras en perspectiva”, según detallan en su página Web.

Al hacer una comparación en el consumo de energía por países, el documento muestra que “la red bitcoin consume 121,36 TWh mientras que el consumo de la Argentina es de 121 TWh, ubicándose en el puesto 31° del ranking mundial de utilización de la energía”, un escalafón que es liderado por China con 5.564 TWh y los Estados Unidos con 3.902 Twh.

Pero Gates también criticó al bitcoin porque las transacciones son “anónimas e irreversibles”. Aunque considera que el dinero digital es bueno si se puede rastrear dejó entender que esta moneda es utilizada para diversas actividades delictivas como ciberataques, extorsiones y lavado de dinero.

Aunque parece crítico de Musk, Bill Gates lo elogió recientemente en un podcast del New York Times. declarando que el trabajo que hizo con los vehículos eléctricos de Tesla es “una de las mayores contribuciones al cambio climático que nadie haya hecho jamás”.

Esta semana Elon Musk perdió 15.200 millones de dólares de patrimonio neto por la baja en las acciones de Tesla, que muchos asocian a los mensajes de su CEO sobre las criptomonedas. En su cuenta en la red social Musk deslizó que los precios de la criptomoneda más popular, y de su rival más pequeño, Ether, “parecen estar altos”.

El detalle: Tesla había comprado hace dos semanas US$1500 millones en bitcoin, por lo que una baja en la criptomoneda la afecta directamente.

Con la caída de Tesla, Musk dejó de ser el hombre más rico del mundo, con un patrimonio neto de 183.400 millones de dólares. Fue superado nuevamente por Jeff Bezos, que recuperó el primer puesto del ranking elaborado por Bloomberg con una fortuna de US$183.400 millones. Ambos multimillonarios intercambiaron lugares este año por la fluctuación en el valor de las acciones de Tesla.

El fundador de Microsoft cree que cualquier persona con menos dinero que el hombre más rico del mundo debería «tener cuidado» cuando se trata de Bitcoin.

El fundador de Microsoft, Bill Gates, ha lanzado una advertencia a los posibles compradores de Bitcoin que quieran seguir la estrategia de inversión de Elon Musk. En declaraciones a Emily Chang, de Bloomberg, Gates sugirió que Musk tiene acceso a sofisticadas técnicas de gestión comercial que el inversor medio no conoce.

Cuando se le preguntó sobre la susceptibilidad de Bitcoin de caer en precio como reacción a un simple tweet (sin duda una referencia a las propias publicaciones Elon Musk en las redes sociales), Gates dijo que Elon Musk probablemente estaba aislado de tales caídas del mercado:

“Elon tiene toneladas de dinero y es muy sofisticado así que, ya sabes, no me preocupa que su Bitcoin suba o baje al azar.”

El 23 de febrero, poco más de dos semanas después de que s anunciará  la adquisición de Bitcoin por parte de Tesla por valor de $1,500 millones, el precio de Bitcoin cayó un 20%: de $58,258 a $46,624. Al mismo tiempo, se esfumaron casi $400,000 millones de la capitalización del mercado mundial de criptomonedas.

Curiosamente, el desplome se produjo apenas unas horas después de que el propio Musk expresara su opinión de que los precios actuales de Bitcoin y Ether eran altos. Tanto si se trata de una crítica como de un intento de desviar la atención de una posible investigación sobre la influencia de Musk en los precios de las criptomonedas, todo el mercado se desplomó después.

Gates dijo que sería un error para el inversor medio seguir ciegamente la manía de optimismo que rodea los movimientos del mercado de Musk, recomendándoles a los que no son multimillonarios que «tengan cuidado». Dijo:

“Creo que la gente se ve arrastrada por estas manías, quienes quizá no tengan tanto dinero de sobra. Así que no soy alcista respecto a Bitcoin, y mi pensamiento general sería: si tienes menos dinero que Elon, probablemente deberías tener cuidado.”

El fundador de Microsoft planteó la cuestión del consumo de energía de Bitcoin, sugiriendo que la criptomoneda no produce mucho.

«Hay cosas en las que invertimos en la sociedad que producen resultados. Bitcoin consume mucha energía. Resulta que promueve las transacciones anónimas: no son transacciones reversibles», dijo Gates.

Según Gates, las monedas digitales no son necesariamente malas, solo cree que deberían ser transparentes, reversibles y, esencialmente, centralizadas. Gates pasó a describir algunos de los trabajos realizados con monedas digitales desde el comienzo de la pandemia del COVID-19, señalando que la Fundación Gates había utilizado la tecnología para que los gobiernos pudieran distribuir fondos de ayuda a sus ciudadanos.

Fuente: Cointelegraph

Los dichos del magnate se dan tras la aparición de diferentes mutaciones de Covid-19 que aparecieron en diferente partes del mundo.

El empresario multimillonario Bill Gates, quien viene predicidiendo todo lo que sucederá con la pandemia del coronavirus, esta vez advirtió que posiblemente sea necesaria una tercera dosis de la vacuna contra el Covid-19 por el surgimiento de diferentes mutaciones que podrían afectar la eficacia de los antídotos existentes y aplicados hasta el momento.

Durante una entrevista con la cadena de noticias CBS Evening News, el cofundador de Windows expresó: “Es posible que se necesite una tercera dosis de la vacuna contra el coronavirus para prevenir casos graves de nuevas variantes de la enfermedad. La discusión ahora es si solo necesitamos obtener una cobertura muy alta de la vacuna actual, o necesitamos una tercera dosis que sea la misma, o necesitamos una vacuna modificada”.

En ese sentido, puntualizó que las cinco empresas que ya tienen las vacunas en Estados Unidos “están considerando hacer esa modificación y agregarla” con la posibilidad de que las personas que ya recibieron ambas dosis, se apliquen una tercera.

“Creo probable que tengamos una vacuna ajustada solo para asegurarnos absolutamente de que, cuando estas variantes lleguen a Estados Unidos, no escapen de la protección”, sostuvo Gates.

Los dichos del cofundador de Windows se dan tras la aparición de diferentes cepas de coronavirus en diferentes partes del mundo, como ocurrió con la mutación sudafricana, que puede reducir en dos tercios los anticuerpos neutralizantes generados por la vacuna de Pfizer y BioNTech.

51.000 millones y 0 son las dos cifras que, según Bill Gates, necesitamos tener en mente a la hora de hablar del cambio climático.

Y vencer este desafío sería «lo más asombroso que haya hecho la humanidad», dice el multimillonario fundador de Microsoft.

En comparación, poner fin a la pandemia de covid-19 es algo «muy, muy fácil», afirma.

El nuevo libro de Gates, «Cómo evitar un desastre climático», es una guía para abordar el calentamiento global.

«Nunca hemos hecho una transición como la que necesitamos hacer en los próximos 30 años. No hay ningún precedente para esto», asegura.

De hecho, 51.000 millones es la cantidad de toneladas de gases de efecto invernadero que el mundo suele agregar a la atmósfera cada año.

Y cero neto es donde tenemos que llegar.

Esto significa reducir las emisiones a un nivel en el que cualquier emisión de gases de efecto invernadero se equilibre mediante la absorción de una cantidad equivalente de la atmósfera.

Una forma de hacerlo es plantando árboles, que absorben CO2 a través de sus hojas.

Pero el enfoque de Gates está en cómo la tecnología puede servir para lograrlo.

Las fuentes renovables como la energía eólica y la solar pueden ayudarnos a descarbonizar la electricidad, pero, como señala Gates, eso es menos del 30% de las emisiones totales.

También vamos a tener que descarbonizar el otro 70% de la economía mundial: el acero, el cemento, los sistemas de transporte, la producción de fertilizantes y mucho, mucho más.

Y simplemente no tenemos formas de hacer eso en este momento en muchos de estos sectores.

La respuesta, dice Gates, está en un esfuerzo de innovación a una escala que el mundo nunca ha visto antes.

Y esto tiene que comenzar con los gobiernos, argumenta.

Por el momento, el sistema económico no calcula el costo real del uso de combustibles fósiles.

La mayoría de los usuarios no paga nada por el daño al medio ambiente causado por la contaminación de la gasolina en su automóvil o el carbón o el gas que genera la electricidad en su hogar.

«En este momento, no ves el dolor que estás causando al emitir dióxido de carbono», dice Gates.

Por eso dice que los gobiernos tienen que intervenir.

«Necesitamos usar los precios para decirle al sector privado que queremos productos ecológicos», argumenta.

Eso va a requerir una gran inversión por parte de los gobiernos en investigación y desarrollo, anticipa Gates, así como apoyo para permitir que el mercado de nuevos productos y tecnologías crezca, ayudando así a bajar los precios.

Cuando estaba convirtiendo a Microsoft en el gigante multimillonario que es ahora, sin embargo, Gates acostumbraba argumentar que la regulación sofocaba la innovación.

¿No es un poco hipócrita que ahora exija la intervención del gobierno?

Gates responde que siempre ha apoyado «el papel básico del gobierno en materia de carreteras, justicia, educación e investigación científica».

Y, en el caso del clima, sostiene que será imposible evitar un desastre, particularmente para aquellos que viven cerca del ecuador, sin que los gobiernos de todo el mundo respalden el esfuerzo.

El Partido Republicano en Estados Unidos debe reconocer la importancia de abordar el cambio climático, dice Gates.

Esto debe ser un «impulso constante de 30 años», sostiene.

«Las empresas simplemente no pueden cambiar toda esa infraestructura física a menos que las señales del mercado sean constantes y muy claras», agrega.

Para Gates, simplemente consumir menos cosas (tomar menos vuelos, más comida producida localmente, utilizar menos electricidad y gas) no resolverá el problema.

«India va a construir viviendas para su gente, proporcionará iluminación por la noche, aire acondicionado para hacer que las condiciones sean habitables», cree Gates, así que la demanda mundial no se reducirá.

Sostiene que la acción política es más importante, exigiéndole al gobierno que haga lo correcto y, utilizando nuestras voces como consumidores, insistiendo en lo mismo con las empresas.

«Si compras un automóvil eléctrico, una hamburguesa hecha con un sustituto de la carne, una bomba de calor eléctrica para su hogar, estás ayudando a aumentar la producción de estos productos y, por lo tanto, ayudando a bajar los precios», explica.

Gates, sin embargo, todavía disfruta de los privilegios del estilo de vida multimillonario.

Utiliza aviones privados, pero insiste en que funcionan con unos biocombustibles de aviación fabricados a partir de productos vegetales.

«Pago tres veces más ahora por mi combustible de aviación, sabes, más de US$7 millones al año para compensar por mis emisiones», destaca.

Y se ha unido a una guerra de ofertas multimillonarias para comprar una de las compañías de servicios de jet privado más grandes del mundo, una empresa llamada Signature Aviation.

Pero, ¿es apropiado cuando acaba de escribir un libro que le dice al mundo cómo evitar un desastre climático?

«No creo que tenga sentido dejar de volar», responde. «Ese tipo de estrategia de fuerza bruta no nos llevará allí».

Para él, la respuesta tiene que ser «un tipo de combustible de aviación que no cueste mucho más y que tenga cero emisiones y eso significa biocombustibles o energía eléctrica o quizás usar hidrógeno verde para impulsar el avión».

Gates también se ha convertido en una especie de fantasma para los teóricos de la conspiración del coronavirus.

Ha sido acusado de todo, desde inventar el virus en un laboratorio secreto como parte de un proyecto de las élites globales para despoblar el mundo, hasta usar vacunas para implantar microchips en las personas para rastrearlas y controlarlas.

Se ríe cuando se le pregunta sobre esto.

«¿Por qué querría rastrear a la gente? No estoy tan interesado en saber dónde va la gente», dice.

El foco principal de sus enormes esfuerzos caritativos hasta la fecha ha sido abordar problemas de salud en los países en desarrollo.

Y me dice que está acostumbrado a que la gente se aburra cuando habla de la tuberculosis y la malaria en los cócteles, por lo que este es un cambio real de lo que él llama «la oscuridad normal de trabajar en enfermedades infecciosas».

Gates, sin embargo, dice que le preocupaba que hablar sobre el clima pudiera generar una controversia similar.

«No quiero diluir mi voz en temas como la erradicación de la polio o la malaria», explica Gates, quien sin embargo dice que sintió que era el momento adecuado para publicar su plan para abordar el cambio climático.

Dice que quiere que sus ideas se incorporen a los paquetes de estímulo ecológico que se proponen en todo el mundo y que se discutan en el período previo a la crucial conferencia climática que Reino Unido está organizando en Glasgow en noviembre de este año.

Estamos en un punto crucial del debate sobre el clima, afirma.

Y cree que la generación joven tiene una «convicción moral» de que deben participar para lograr un cambio en el tema que es necesario aprovechar.

«Tenemos que tomar esa energía y asegurarnos de que esté dirigida a las políticas que marcarán la diferencia», argumenta.

Pero no va a ser fácil, advierte.

Esto tiene que seguir siendo una gran prioridad para el mundo año tras año.

La esperanza es que «tengamos un poco de suerte» y logremos desarrollar nuevas tecnologías innovadoras que realmente resuelvan las áreas difíciles, dice.

Pero es optimista de que aún podemos evitar los peores efectos del cambio climático.

«Sabes, lo he visto muchas veces, la innovación nos sorprende de manera positiva», concluye.

Bill Gates publicó su nuevo libro, llamado Cómo evitar un desastre climático, donde aborda su mirada respecto al calentamiento global. Como una especie de guía, el multimillonario y fundador de Microsoft expuso cuáles son los requerimientos necesarios para eliminar las emisiones de gases de efecto invernadero y una de ellas tuvo que ver con el consumo de carne.

Para Gates, la producción ganadera es un tema “muy delicado” de analizar. Sin embargo, tuvo un comentario que levantó polvareda en las redes sociales. “Creo que todos los países ricos deberían pasar a la carne 100% sintética”, manifestó en una entrevista con MIT Technology Review, donde analizaban su nueva publicación.

Pueden acostumbrarse a la diferencia de sabor y el empezar a adaptarlo lo más rápido posible hará que sepa aún mejor con el tiempo. Eventualmente, esa prima verde es lo suficientemente modesta como para que pueda cambiar el comportamiento de la gente o usar la regulación para cambiar totalmente la demanda”, sostuvo. Sin embargo, se refirió a cómo sería esa situación en los países con menores ingresos. “No creo que los 80 países más pobres puedan siquiera acceder a la carne sintética”, remarcó.

“Para África y otros países pobres tendremos que utilizar la genética animal para aumentar drásticamente la cantidad de carne de res por emisiones. Curiosamente, el ganado de los Estados Unidos produce menores cantidad de emisiones por libra que las desarrolladas en África. Y como parte del trabajo de la Fundación Bill y Melinda Gates, estamos aprovechando el beneficio del ganado africano, lo que significa que pueden sobrevivir en el calor, con la productividad que tiene el norteamericano”, contó .

Respecto a los avances en materia de agricultura, el empresario y filántropo se mostró más que optimista y volvió a enumerar a distintas empresas que reducen la cantidad de fertilizantes que se necesitan y las reemplazan con semillas que son capaces de convertir el nitrógeno del suelo en compuestos necesarios para el desarrollo de las plantas. Sin embargo, advirtió que “actualmente se invierte poco en la capacidad para mejorar la fotosíntesis”.

Fuente: TN

El fundador de la compañía tecnológica Microsoft afirmó también que lograr solucionarlo sería “lo más extraordinario que la humanidad podría hacer”.

El fundador de la compañía tecnológica Microsoft, Bill Gates, aseguró que “el cambio climático es más difícil de resolver que una pandemia” de coronavirus, y afirmó que lograr solucionarlo sería “lo más extraordinario que la humanidad podría hacer”.

El filántropo estadounidense realizó esa aseveración en su nuevo libro “Cómo evitar un desastre climático” que sale a la venta mañana, en el que manifestó que los efectos del cambio climático serán mucho peores que los de la pandemia “si no conseguimos reducir a cero las emisiones de efecto invernadero para el año 2050”, consignó la agencia ANSA.

Según Gates, con el inicio de la vacunación en buena parte del mundo, dentro de un año, se habrán “superado en gran medida los efectos más dramáticos de la pandemia, aunque es posible que el virus siga circulando por algún lugar del mundo”.

“La cuestión, ahora, es si seremos capaces de reducir la cifra (de contagios) a cero, o si se convertirá en una enfermedad endémica y tendremos que seguir vacunando a un nivel más o menos alto de manera continuada. No lo sabemos aún. Lo ideal sería lograr que el virus no se contagie entre humanos”, agregó.

Gates volvió a destacar que “las emisiones de carbono están aumentando y en el futuro emanarán sobre todo de los servicios básicos de muchos países en desarrollo: del aire acondicionado, de la construcción, de tener luz”.

“Se habla mucho de reducir el consumo de electricidad, pero esa no es la vía adecuada para bajar las emisiones a cero. Puede resultar útil, pero la única manera de lograr esa meta no es conducir menos, sino conducir un vehículo de cero emisiones”, agregó.

Gates consideró que es una misión titánica pero no imposible, si los mercados, la tecnología y la política se alinean con el mismo fin, concluyó.

Fuente: Chubut para todos.