Tag

CGT

Browsing

Fue la presentación oficial de la nómina elegida en febrero de este año y que encabezan Luis Núñez, Luis Collio y Patricio Rosales.

El intendente de Trelew, Adrián Maderna, recibió este jueves en su despacho a la nueva conducción regional de la CGT, encabezada por los integrantes del triunvirato: Luis Nuñez (Alimentación), Luis Collio (Camioneros) y Patricio Rosales (Gastronómicos).

Se trató de una reunión protocolar en la que los dirigentes gremiales presentaron la nómina de todos los integrantes de la conducción, que será remitida al mandatario local la próxima semana por escrito, junto con la Certificación de Autoridades. Nuñez explicó luego del encuentro que “esto da legitimidad a nuestra regional y a quienes formamos parte de la misma para representar a los trabajadores de las distintas organizaciones adheridas”.

Del encuentro participaron entre otras la titular del Sindicato de Trabajadores Municipales, Silvia Pato, la secretaria de Vivienda, Sara Jara y referentes de otros gremios como La Bancaria y APISSyS, que integran la nueva conducción.

“Por supuesto que hablamos también de distintos temas que son de interés y preocupación como el trabajo, la desocupación, vivienda y tierras. Nuestro interés es participar junto al Municipio y la Provincia en todo aquello que tienda a la generación de puestos de trabajo. El Intendente se manifestó  más que interesado en contar con una representación genuina del movimiento obrero de la zona, para llevar adelante cualquier tipo de gestión”, detalló Núñez.

Se acordó que en el futuro habrá otras reuniones, que de acuerdo al tema que se trate, podría incluir a funcionarios de distintas áreas del Municipio.

En el Día del Trabajador la CGT Regional Esquel realizó ayer una convocatoria en el monumento que rinde homenaje a los trabajadores patagónicos. «En esta fecha decidimos autoconvocarnos, para darnos la oportunidad de reflexionar los trabajadores sobre nuestra situación y la realidad del país también», dijo el secretario general, Antonio Osorio en la oportunidad.

Asimismo indicó el dirigente sindical de Esquel, «estamos en un momento bastante complicado, con una alta inflación que nos ha hecho perder el poder adquisitivo. Es parte de una puja que lleva mucho tiempo entre los que trabajan, los que logran quedarse con la riqueza».

Y en este sentido «nos planteamos cuál es el rol del Estado, por qué nos cuesta tanto a los trabajadores lograr esta unidad sin la cual nosotros no podemos cumplir el objetivo que demos cumplir».

Entonces, «me parece que es un momento para reflexionar sobre todas estas cosas, empezar a ser más inteligentes y dejar de lado algunos intentos de dividirnos, y empezar en unidad a forjar el país que todos queremos».

Por otro lado, Osorio expresó que la situación del trabajador en general hoy es muy compleja, «entendemos que los trabajadores organizados han logrado que no haya salido una ley de flexibilización laboral. Pero, por otro lado, existen nuevas formas de producción de bienes y servicios que. Hablamos por ejemplo de Uber o la entrega a domicilio de alimentos. Son formas que no precisan que se reformule la ley, sino que son formas de producir bienes y servicios que afectan a la clase trabajadora porque, claramente no les permiten la sindicalización o plantear cuánto vale su trabajo».

En este sentido, «cuando no pueden rediscutir cuánto vale su trabajo, claramente es un nuevo estado de esclavitud. Eso nos lleva a no tener que quejarnos sino unirnos y ver de qué forma contrarrestamos esa nueva avanzada de quienes cada día concentran nuevas riquezas en detrimento de los que producen esas riquezas y hoy no llegan a fin de mes», agregó.

«HAY QUE DAR LA CARA»

En cuanto al rol de los sindicatos, Osorio indicó que «también estamos en un momento complicado. Hay como una estigmatización del trabajo que realizan los dirigentes sindicales. Y se ve que eso hace mella, tanto en las bases como en muchos dirigentes que hoy prefieren no exponerse».

Por último, dijo que «esto es triste y me parece también que en un día como hoy tenemos que asumir las responsabilidades que nos dieron. Hay que exponernos, dar la cara.

Entendemos que nuestro trabajo en Esquel tiene que ver mucho con la política. Nosotros expresamos los deseos de la clase trabajadora y nos pusieron en un lugar donde en momentos como este es donde tenemos que poner la cara».

El presidente Alberto Fernández participará de la conmemoración que hará el PJ en un lugar a confirmar. El suyo será el único discurso ante dirigentes y militantes. 

El Partido Justicialista y la Confederación General del Trabajo harán sendos actos con motivo del 76° aniversario del Día de la Lealtad Peronista que se recuerda cada año el 17 de este mes, en un regreso a las movilizaciones masivas que tendrá al presidente Alberto Fernández como orador ante una multitud.

Para el próximo domingo, 17 de octubre, el PJ prepara una convocatoria en lugar aún no definido, en principio con el jefe de Estado a cargo del único discurso frente a dirigentes y militancia, informaron a Télam fuentes de la organización.

La jornada en conmemoración del 17 de octubre de 1945, cuando una masiva movilización de obreros colmó la Plaza de Mayo en reclamo de la liberación del entonces coronel Juan Domingo Perón, será al aire libre, donde Fernández hablará además como titular del PJ, cargo partidario que asumió el 22 de marzo último.

“Es un día emblemático en el que el peronismo celebra y todos los dirigentes que conformamos este espacio político nos vamos a congregar, como marca la mística y la tradición de nuestro partido”, aseguró el acto el jefe de Gabinete, Juan Manzur, al referirse al acto cuya organización ya está en marcha.

La convocatoria estará dirigida a “todos los dirigentes y la militancia” con la intención de celebrar la fecha “con una mirada linda y optimista para un futuro mejor”, porque ese es precisamente “el desafío”, remarcó Manzur.

El año pasado, condicionado por las circunstancias debido a la pandemia del coronavirus, se había realizado un acto reducido en salón Felipe Vallese de la CGT, en la calle Azopardo al 800 del Bajo porteño, que también estuvo encabezado por Fernández; y además hubo una caravana de vehículos por la Plaza de Mayo y por el resto del centro porteño.

En cuanto a la relación con la CGT, en los últimos diez días el Presidente mantuvo dos encuentros con la mesa chica de la central obrera, la primera bajo el formato de un almuerzo y la segunda el miércoles último, lo que volvió a mostrar la sintonía del jefe de Estado con el sindicalismo.

El 1º de octubre, Fernández almorzó en la Casa Rosada con Armando Cavalieri (empleados de comercio), Héctor Daer (Sanidad), José Luis Lingeri (Obras Sanitarias), Rodolfo Daer (Alimentación), Antonio Caló (UOM), Gerardo Martínez (UOCRA), Carlos Acuña (estaciones de servicios) y Andrés Rodríguez (UPCN).

En esa oportunidad también participaron el jefe de Gabinete, Juan Manzur; y los ministros del Interior, Eduardo de Pedro, y de Trabajo, Claudio Moroni.

El mandatario le pidió allí a la cúpula sindical que se involucre frente al nuevo escenario y, en especial, que colabore “sobre todo con el nuevo Gabinete”, según confió Cavalieri a los periodistas acreditados al retirarse de la Casa Rosada, y además se mencionó la propuesta de realizar una concentración por el 17 de octubre.

“Fue una reunión de puesta al día para encarar la nueva etapa electoral, todos tenemos que convocarnos a militar, a hablar con la gente, buscar al que no votó, ver qué problemas tiene la gente y estar más cerca del electorado”, enumeró Cavalieri.

El gremialista remarcó que el Frente de Todos “es una coalición” pero al mismo tiempo resaltó que el rasgo común de la mayoría de sus dirigentes es que todos son “peronistas” que están “realmente comprometidos con la democracia”.

El miércoles pasado, Fernández se reunió nuevamente con Daer, Acuña, Caló, Martínez y Rodríguez; entre otros, para presentar el proyecto de Ley de Comités Mixtos de Seguridad, Salud, Medio Ambiente y Prevención de Riesgos en el Trabajo, pero al mismo tiempo ratificó el acercamiento de la central obrera hacia el Presidente.

Previamente, en una reunión del consejo directivo del 24 de agosto, la CGT había resuelto modificar la fecha de la movilización por el Día de la Lealtad del domingo 17 de octubre -por ser domingo y por festejarse en esa jornada el día de la madre- para el lunes siguiente, 18 de octubre.

La convocatoria para el 18 sigue en pie, indicaron a esta agencia fuentes de la central gremial.

Está previsto que la concentración se realice en el Monumento al Trabajo, ubicado en las avenidas Paseo Colón e Independencia, también en el Bajo porteño.

“La conducción decidió modificar la fecha de la marcha porque el 17 es domingo y, además, el día de la madre”, ratificaron a Télam varios voceros sindicales que integran el consejo directivo cegetista.

De ese modo, los trabajadores se movilizarán el lunes 18 de octubre hacia el Monumento al Trabajo para, en ese punto, realizarse un acto que se presume multitudinario y en el que, detallaron las fuentes, “no habrá oradores y se leerá un documento político”.

La Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP), que reúne a varias organizaciones sociales y apunta a representar a los trabajadores nucleados en cooperativas, confirmó su participación en la concentración del 18, según lo anunciado por su secretario gremial, Gildo Onorato, del Movimiento Evita, el 30 de octubre último.

Fuente: El Comodorense

El presidente Alberto Fernández se reunió con dirigentes de la CGT en el Salón Eva Perón de Casa Rosada, para presentar el proyecto de Ley de Comités Mixtos de Seguridad, Salud, Medio Ambiente y Prevención de Riesgos en el Trabajo.

Luego del encuentro, el secretario general de la CGT, Héctor Daer, señaló que la iniciativa «da vuelta 20 años de discusión en la Argentina al generar ámbitos con participación de comisiones internas y los empresarios en la solución de temas no sólo como el acoso y la violencia laboral, sino que van hacia la prevención de las condiciones de salubridad e higiene en el ámbito laboral».

De este modo se revierten «discusiones históricas que teníamos en nuestro país, donde lo único que se debatía era el valor del resarcimiento del daño que se le generaba a los trabajadores», según sostuvo el dirigente cegetista en declaraciones a la prensa en Casa de Gobierno.

Para Daer, además, el proyecto «muestra claramente hacia dónde va un proceso político que marca en el diálogo entre trabajadores y empresarios un camino hacia la asignación de derechos y mejores condiciones laborales».

Por su parte, la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth López Alcorta, a su vez, aseguró que la iniciativa «tiene una vital importancia para nosotros como ministerio porque prevé que estos comités mixtos sean paritarios en razón de género» y porque «incluye entre las competencias la prevención de acoso y violencia laboral por razones de género».

El proyecto prevé la formación obligatoria de estos comités en empresas que tengan más de 100 empleados, con amplias facultades de acceso a la información, y representa una alternativa a los proyectos impulsado por la oposición de flexibilizar la legislación laboral, según indicaron fuentes oficiales.

Entre otras atribuciones, los integrantes de los comités podrán participar en la elaboración de los planes de formación en materia preventiva, así como también aportar para prevenir la violencia y el acoso en el trabajo, y de cualquier otra forma de discriminación.

El proyecto fue elaborado por el ministerio de Trabajo, que conduce Claudio Moroni, junto con la cartera de Mujeres, Géneros y Diversidad, y la participación de la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra.

Alberto Fernández le pidió a la cúpula sindical que se involucre frente al nuevo escenario y en especial que colabore «sobre todo con el nuevo Gabinete», según indicó el dirigente de Comercio, Armando Cavalieri.

El presidente Alberto Fernández encabezó este mediodía una reunión en la Casa Rosada con los principales dirigentes de la Confederación General del Trabajo (CGT), con quienes compartió un almuerzo del que también participaron el jefe de Gabinete, Juan Manzur; el ministro del Interior, Eduardo «Wado» De Pedro; y el ministro de Trabajo, Claudio Moroni.

Por la CGT estuvieron presentes Armando Cavalieri (empleados de comercio), Héctor Daer (Sanidad), José Luis Lingeri (Obras Sanitarias), Rodolfo Daer (Alimentación), Antonio Caló (UOM), Gerardo Martínez (Uocra), Carlos Acuña (estaciones de servicio) y Andrés Rodríguez (UPCN).

El primer mandatario se sumó al encuentro pasadas las 14. En el diálogo con los gremialistas, el primer mandatario le pidió a la cúpula sindical que se involucre frente al nuevo escenario y en especial que colabore «sobre todo con el nuevo Gabinete», según confió Cavalieri en declaraciones a la prensa.

El dirigente del gremio mercantil, al retirarse de la Casa Rosada, definió a la reunión como «una puesta al día para encarar la nueva etapa electoral» y señaló que uno de los acuerdos de la conversación fue «estar más cerca del electorado» y, en materia electoral, que todos los dirigentes del peronismo salgan a buscar «al que no votó» en las PASO del 12 de septiembre.

«Fue una reunión de puesta al día para encarar la nueva etapa electoral. Todos tenemos que convocarnos a militar, a hablar con la gente, buscar al que no votó, ver qué problemas tiene la gente y estar más cerca del electorado», enumeró Cavalieri al dialogar con los periodistas.

El gremialista remarcó que el Frente de Todos «es una coalición» pero al mismo tiempo resaltó que el rasgo común de la mayoría de sus dirigentes es que todos son «peronistas» que están «realmente comprometidos con la democracia».

Además, al ser consultado por las elecciones generales del 14 de noviembre, Cavalieri dijo que los participantes de la reunión coincidieron en que una de las claves para tratar de revertir el resultado será darle «más hincapié a las generaciones intermedias, los intendentes» y que «todo el mundo participe».

También mencionó que el presidente Fernández pidió a la CGT que se involucre frente el nuevo escenario y en especial que colabore «sobre todo con el nuevo Gabinete».

El consejo directivo de la CGT colocará el martes un busto del expresidente Néstor Kirchner, de cuya muerte se cumplirá una década, en el hall central de la sede obrera, confirmaron esta noche las fuentes gremiales que participarán en el acto de homenaje.

La convocatoria de la conducción nacional cegetista fue formulada para las 11.40 de mañana en el histórico edificio de Azopardo 802, y participará el consejo directivo que colideran Héctor Daer (sanidad) y Carlos Acuña (estaciones de servicio).

La central obrera no había determinado esta noche quiénes hablarán en el acto, que respetará de forma estricta los protocolos de aislamiento por la pandemia de coronavirus.

El Intendente se reunió con referentes de los gremios nucleados en la CGT del Valle Inferior del Río Chubut. Avanzan en un plan de acción de cara a los trabajadores

Acompañado por el Secretario de Gobierno, Martín Ebene, el Intendente Gustavo Sastre recibió a referentes de distintos sindicatos que confluyen en la CGT del VIRCh, para analizar la realidad de cada uno de los gremios, y avanzar en busca de soluciones a diversas inquietudes planteadas.

“La realidad es que cada sindicato tiene una situación diferente. Hay muchos que están en proceso de reconstrucción, otros que comenzaron hace pocos años con la representación de sus trabajadores, y otros que ya tienen un trabajo muy firme con resultados de viviendas y beneficios para sus afiliados”, admitió el Intendente.

“La realidad entre unos y otros, es dispar, por años de antigüedad, y por el sector al que representan. Si bien en los últimos años, la realidad del Gobierno Nacional impactó de lleno contra el sector sindical y trabajador, cada gremio ha tenido diversos impactos, pero se han visto perjudicados, claramente, en mayor y menor medida”, dice el Intendente.

En la reunión hubo presencia de Controladores, SOMU, UTGHRA por intermedio de Patricio Rosales, Luis Núñez como Secretario General de dicha organización, además de ser referente del Sindicato de Trabajadores de Industrias Alimenticias (STIA), Armando Moyano como parte de la comisión directiva de CGT y Sindicato de Ceramistas, Marcelo Rubia por UTA (Unión Tranviaria Automotor), entre otros.

En el encuentro hubo diálogo sobre varios aspectos que hacen a la vida cotidiana de los gremios. Algunos con inquietudes que tienen que ver con tierras y gestiones por viviendas, para poder brindarle soluciones habitacionales a los afiliados, y otros brindando un panorama actual de la situación de cada gremio.

“Nosotros como Estado siempre vamos a estar del lado de los trabajadores, acompañando a los dirigentes que llevan adelante sus tareas pensando en el beneficio de los afiliados a cada sindicato. En el Municipio siempre encontrarán las puertas abiertas para poder dialogar, y además, para poder avanzar en acciones conjuntas que nos permitan seguir llevándole soluciones a la gente”, dijo Gustavo Sastre.

La CGT y las Confederaciones General Empresaria (Cgera), Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y General Económica (CGE) analizaron «la necesidad de producir una recomposición de los salarios de los trabajadores a fin de reactivar el consumo de la población».

La CGT y las Confederaciones General Empresaria (Cgera), Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y General Económica (CGE) analizaron «los términos de una próxima recomposición salarial» y otras medidas que juzgaron «necesarias» para las pequeñas y medianas compañías, en el contexto de un pacto económico-social.

El encuentro se realizó en la sede de la CGT, en Azopardo al 800 de la ciudad de Buenos Aires y, según los voceros empresarios y sindicales, las patronales convinieron «la necesidad de producir una recomposición de los salarios de los trabajadores a fin de reactivar el consumo de la población», aunque el presidente de la Cgera, Marcelo Fernández, indicó que «es imposible para los empresarios absorber ese pago con altas tasas».

«Es imposible absorber el pago con altas tasas de interés, la apertura de importaciones, con baja de consumo y de la actividad en general y con una Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) que embarga a las pequeñas y medianas firmas», dijo.

Los voceros sindicales coincidieron en la actual «devastación económica» que heredará el gobierno de Alberto Fernández a partir del martes, aunque señalaron la necesidad de producir «un inmediato aumento salarial ante la pérdida del poder adquisitivo».

«Los empresarios llevaron ideas a la CGT para ayudar al próximo gobierno a que no adopte decisiones que perjudiquen a alguna de las partes», añadió Fernández, quien adelantó que reclamará al próximo Ejecutivo «el pago en cuotas de las cargas sociales».

Según el empresario, solo de esa forma «se podrá recomponer el salario de los trabajadores», porque «cualquier mejora se juntaría con los aguinaldos y vacaciones».

Fernández reclamó a la CGT que lideran Héctor Daer y Carlos Acuña su «respaldo» para que las entidades patronales puedan implementar «los aumentos de forma sustentable».

Por su parte y, según también coincidieron los voceros de ambas partes, el secretario general de la Cgera, Raúl Zylbersztein, señaló a la CGT la necesidad de que ofrezca a los empresarios su «ayuda» para que «se condonen las deudas y se rehabiliten las Pymes», porque con «sus cuentas embargadas no pueden trabajar ni ser sujetos de crédito».

Guillermo Ciro, dirigente de la Cgera y presidente de la Confederación Económica de la Provincia de Buenos Aires (Cepba), resaltó la necesidad de impulsar la ciencia y la técnica en las Pymes y las economías regionales para desarrollar a la Argentina, en tanto Gerardo Díaz Beltrán, titular de la CAME, dijo que «no hubo resultados con el gobierno saliente».

«Si no hay empresas no hay trabajo y, si no hay trabajadores no hay consumo. Es cierto que hay que recomponer el salario, pero de manera sustentable. El país arrastra meses enteros de caídas permanentes de ventas minoristas e industriales», puntualizó.

Daer destacó en el encuentro «la grandeza de los dirigentes» que visitaron la CGT para «juntarse y alcanzar estas decisiones» y reafirmó la necesidad de segmentar las compañías según su escala para aplicar «una amplia moratoria para las Pymes». En tanto, su hermano Rodolfo (alimentación), otro de los participantes en el encuentro, celebró «la unidad entre la Cgera y la CAME para defender a sus empresas», y dijo que «la articulación de los mayores problemas pasará por la estructura institucional» patronal, ya que otras entidades tienen «otra espalda para surfear los vaivenes macroeconómicos».

Las fuentes sindicales y empresarias también convinieron participar de forma conjunta el 18 de diciembre en Parque Norte en la presentación del relanzamiento oficial de la CGE, informó Télam.

El presidente electo, Alberto Fernández, participó este mediodía del plenario de secretarios generales de la Confederación General del Trabajo (CGT), en el que ratificó su propuesta de «unidad gremial» y esbozó las líneas fundamentales del Pacto Social que promoverá una vez que asuma.

Frente a los dirigentes que integran los diversos espacios sindicales del movimiento obrero, Fernández dijo: «Este día es posible porque nos unimos, porque todos hicimos el esfuerzo de deponer pretensiones y tratar de acercarnos al otro. Todo esto fue posible por un enorme gesto de Cristina [Kirchner], que siempre voy a destacar».

«La Argentina que se viene no es una Argentina de tolerancia, sino de respeto. El movimiento obrero organizado es parte de la Argentina que se va a instalar a partir del 10 de diciembre. Una Argentina necesita ponerse de pie, porque nos dejaron muy lastimados, por más informes que escriban», indicó.

Fernández propuso, sobre el final de su discurso, que el emblemático edificio de la CGT, en la calle Azopardo 802, «se convierta en un centro de educación tecnológica para capacitar a los trabajadores y los jóvenes».

«No solo vamos a hacer un acuerdo de pecios y de salarios. Nosotros vamos diseñar el futuro de la Argentina», cerró, según la informació publicada por Diario La Nación.

Hugo Moyano, en la previa de la reunión de la CGT: «Creo que las políticas de Fernández van a reactivar la economía interna»

El secretario general del gremio de Camioneros, Hugo Moyano, confirmó que hoy asistirá al plenario de la CGT en el que el orador principal será el presidente electo, Alberto Fernández, porque es «importante» que se observe que la «política de unidad está dando sus frutos».

De esta forma, el líder de Camioneros terminó con las especulaciones respecto de su posible ausencia a la sede de la calle Azopardo al 800, pese a que ayer, referentes del Frente Sindical que lidera junto a otros dirigentes, aseguraron que iban a ser parte del encuentro, previsto para las 11.

«Según lo que viene anunciando, serán políticas que comenzarán a reactivar la economía interna, recuperar el poder adquisitivo de los que menos ganan, de los jubilados, y todo eso hace que necesariamente estemos esperanzados en que ese tiempo se va a dar y podamos salir de esa situación», analizó el sindicalista en radio La Red.

Moyano también dijo que «hay mucha más esperanza porque, como veníamos, no había síntomas de mejora, al contrario. Eso deprime a una sociedad, hoy sucede todo lo contrario», comparó.

Sobre la unidad de la CGT, dijo que el encuentro en el plenario «es el comienzo, y un buen comienzo. Primero, porque coincidimos en que el presidente electo es lo mejor, y segundo, porque queremos cambiar esta historia lamentable de los últimos cuatro años».

Consultado sobre si desea ser el nuevo titular de la CGT, Moyano respondió que «hay mucha gente joven y que ellos tratan de transmitir eso basados en la necesidad de estar todos unidos».

El líder camionero aprovechó para solidarizarse con los docentes de Chubut, que activaron un paro para rechazar la detención de un gremialista que se opuso al descuento salarial. «Lo que ha pasado en esa provincia es lamentable», dijo, según lo publicado por La Nación.