Tag

Producción

Browsing

Las terminales automotrices en abril produjeron 29.315 unidades, completando un acumulado de 118.592 vehículos de pasajeros y utilitarios para el primer cuatrimestre del año, un79,7% más respecto de las 65.980 unidades fabricadas en el mismo período de 2020, informó laAsociación de Fábricas de Automotores (Adefa).

“El sector venía registrando interesantes mejoras en la cadencia de producción, pero en abril se presentaron algunos inconvenientes que afectaron la actividad”, que cayó 32,1% respecto de marzo pasado, señalo Daniel Herrero, presidente de Adefa.

El comportamiento de abril se dio debido a que varias asociadas se vieron obligadas a reducir el ritmo de producción por la reorganización de los equipos de trabajo ante el incremento de los contagios de Covid-19 y por paradas para adecuar sus líneas de producción a la introducción de nuevos productos.

Por otra parte, algunas terminales debieron interrumpir sus actividades de manera involuntaria por conflictos ajenos al sector como el paro del puerto de Buenos Aires y el de transportistas en pasos fronterizos que impactaron en la logística de partes/piezas y productos terminados durante el mes.

En lo que respecta al comercio exterior, el sector exportó 15.848 unidades en abril, lo que mostró una baja de 29,2% en su comparación con marzo, indicó el informe.

En comparación con el mismo mes del 2020, en el que los envíos fueron residuales, el sector registró un alza de 564,2 por ciento.

En el acumulado enero-abril, las terminales exportaron 65.221 unidades, un 51,3% más respecto de las 43.120 unidades que se enviaron a diversos mercados en el mismo periodo del año pasado.

Finalmente, en lo que respecta a ventas mayoristas, el informe arrojó que en abril el sector automotor en su conjunto comercializó a la red de concesionarios 29.876 vehículos, un 7,7% menos respecto de las entregas de marzo y 297,7% por sobre el volumen del mismo mes del año pasado.

En el primer cuatrimestre se comercializaron a los concesionarios un total de 116.214 unidades, un 46,5% por sobre las 79.352 unidades que se entregaron entre enero y abril del año anterior.

El presidente de Adefa remarcó la importancia de “continuar trabajando en conjunto con el Gobierno y el resto de la cadena de valor en la visión del sector a 2030 y el envío de los proyectos de ley al Congreso en las próximas semanas para continuar enfocados en el fortalecimiento del sector de cada a futuro”.

La producción metalúrgica registró una suba de 24,9% en marzo, con lo que sumó el séptimo mes de variación interanual positiva, informó este domingo la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (Adimra).

En un comunicado, la entidad empresaria señaló que en la actualidad la producción del sector se encuentra en niveles similares a los de 2019.

A nivel regional, se observó un aumento generalizado y las provincias que registraron los mayores incrementos en términos interanuales fueron Córdoba (+35,3%), Santa Fe (+32,8%) y Entre Ríos (+19,7%). Sin embargo, las provincias más afectadas durante el año pasado (Buenos Aires, con un incremento productivo de 25,3% y Mendoza, con 17,7% de incremento), no lograron recuperar lo perdido en marzo de 2020 y se mantienen por debajo de los niveles de 2019.

En las subregiones de Buenos Aires, el AMBA presentó un aumento de 27,6% interanual, mientras que en el interior de la provincia el crecimiento fue de 19,5% con relación a marzo de 2020. A nivel sectorial, también se registró una recuperación entre los principales rubros.

El sector que presentó el mayor aumento de producción fue fundición (+43,1%) luego de haber atravesado un año con fuertes contracciones.

Asimismo, los rubros Equipamientos médicos (+11,5%), Equipos y aparatos eléctricos (+16,4%) y Bienes de capital (16,9%) también presentaron aumentos en sus niveles de actividad, si bien no lograron todavía recuperar lo perdido en 2020.

El sector de Autopartes (+31,6%) mantiene un crecimiento sostenido desde su recuperación en octubre de 2020; Maquinaria agrícola (+29,1%) y Carrocerías y remolques (+8,7%) continúaron en con una tendencia de crecimiento presentando fuertes incrementos interanuales.

«La producción de los próximos meses estará parcialmente influenciada por lo que suceda en el marco de la Covid-19. El cumplimiento de las mejores prácticas en las fábricas y del protocolo realizado por Adimra y la UOM (Unión Obrera Metalúrgica) servirá para minimizar los riesgos de contagio dentro de las fábricas», dijeron en la entidad industrial.

Autoridades israelíes y argentinas coincidieron en afirmar a Télam que existe «interés» en que nuestro país «participe en el desarrollo de la fase clínica de investigación y eventualmente en la cadena de producción de la vacuna» que el Ministerio de Defensa de Israel está desarrollando contra el coronavirus.

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, dijo a Télam que «tuvimos una reunión con el embajador argentino en Israel, Sergio Uribarri, que trasmitió el interés de ese país en que Argentina participe en el desarrollo de la fase clínica de investigación y eventualmente en la cadena de producción de la vacuna, y también para intercambiar experiencias sobre la gestión de la pandemia, la campaña de vacunación y el manejo de las medidas y los pacientes hospitalizados»

«Por eso se está avanzando en la visita de un equipo multidisciplinario israelí que aborde todos estos temas para tener una reunión con Salud y con Anmat, para ver las fases de investigación de las vacunas y además otros fármacos que puedan estar en desarrollo en Israel», agregó Vizzotti.

La ministra también sostuvo que los profesionales israelíes sostendrán contacto «con hospitales nacionales, profesionales, con los comités de expertos y con las diferentes áreas del ministerio para compartir experiencias, además de estar en contacto con todos los potenciales proveedores de vacunas y ser parte del desarrollo de la investigación y de la cadena productiva».

A su vez, autoridades del Ministerio de Defensa de Israel, órbita en la que se encuentra el desarrollo de la vacuna de ese país, confirmaron a la embajadora de su país en Argentina, Galit Ronen, que «están estudiando la posibilidad de realizar la fase 3 de la vacuna en varios países, entre los que se encuentra la República Argentina», informaron a Télam fuentes de la embajada israelí.

Asimismo, desde esa cartera israelí le informaron a la jefa de la misión en nuestro país que «llegada la hora de la producción de la vacuna, ésta podría llevarse adelante tanto en Israel como en otros países, entre los que también se mencionó a la Argentina».

La embajadora Ronen, según las fuentes consultadas por Télam, «indicó a sus connacionales la alegría de avanzar en proyectos que unan a la Argentina e Israel también en el campo de lo sanitario, tal como se viene desarrollando en otras esferas».

En ese contexto, tanto el Centro Medico Tel Hashomer como el Hospital Hadassah manifestaron su intención de «poder cooperar con la Argentina en el campo de la prevención y lucha contra el coronavirus, ya sea a través de la capacitación o del intercambio profesional, tanto virtual como presencial», según confirmaron las fuentes de la representación diplomática israelí en el país.

Interés en que Argentina participe en la fase 3 y eventualmente la producción de la vacuna israelí
Interés en que Argentina participe en la fase 3 y eventualmente la producción de la vacuna israelí

Gestiones de cancillería en Jerusalén

Esta interacción entre ambos países había sido anticipada por Uribarri, tras una reunión que el diplomático mantuviera en Jerusalén con autoridades del Hospital Hadassah y del Instituto Israelí para la Investigación Biológica, informó oportunamente la Cancillería argentina.

«El vínculo entre Argentina y el Hadassah fue una de las primeras tareas a las que me dediqué cuando llegué a Israel. Por iniciativa de nuestra embajada, se realizaron varias acciones en conjunto, entre ellas el intercambio entre profesionales del Hadassah y de nuestro Hospital Garrahan, que está en pleno desarrollo», destacó Urribarri.

En esa línea, remarcó que «desde entonces, se forjó un vínculo con este nosocomio que está entre los más importantes de Israel y del mundo que ahora convoca a nuestro país para ser un actor central en el desarrollo de esta vacuna».

Según detalló entonces Uribarri sobre la vacuna israelí, «el ofrecimiento que nos hacen, que ya le transmití a nuestro presidente, Alberto Fernández y a nuestro canciller, es -por un lado- la posibilidad de realizar la fase 3 en Argentina, para lo que se requerirían entre 24 mil y 30 mil voluntarios».

«También tienen interés en montar una línea de producción en Argentina, que sería la primera del mundo, para lo cual sería necesario encontrar una farmacéutica argentina que actúe como socia local», abundó el diplomático.

Uribarri destacó el por qué de la propuesta israelí: «Tanto el director del Hospital Hadassah como el director del Instituto Israelí para la Investigación Biológica, que desarrollan la vacuna, nos manifestaron que consideran que el nivel médico y de infraestructura farmacéutica en nuestro país es excelente y permite que se desarrolle la producción en la Argentina».

El embajador agregó, entonces, que «también subrayaron su profundo interés en que nuestro país sea socio en este proyecto».

En aquel encuentro se acordó que el Hospital Hadassah fuera la institución encargada de organizar y coordinar las tareas por delante, en conjunto con el Instituto Israelí para la Investigación Biológica.

La producción de las pymes industriales creció 13% en marzo respecto de igual mes de 2020, aunque aún se encuentra por debajo de los niveles prepandemia, según un informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

El reporte destaca que si bien «el incremento era previsible, porque se compara contra un mes de fuerte caída (en marzo 2020 la producción había bajado 28,3% anual)», al comenzar las medidas restrictivas, «igualmente, la producción se ubica aún 19,5% debajo de los niveles pre-pandemia (marzo 2019)».

De ahí que «en el primer trimestre del año la industria manufacturera pyme creció 3,9% frente al mismo período del año pasado, pero está 6,4% debajo del primer trimestre de 2019», precisó CAME.

Todos los rubros mostraron un crecimiento en su comparación anual, y se registró el mayor incremento en el textil (19,4%), mientras que el menor resultó en el de productos químicos (9,9%).

El informe indicó que el rubro de alimentos es el único que ya logró recuperar los niveles previos a la pandemia, con un crecimiento de 11,2% anual en marzo, cifra que representó un 0,4% de aumento respecto de la registrada en igual mes de 2019.

La industria de productos de metal, maquinaria y equipo en promedio creció 19% anual en marzo, pero aún está 27% debajo de marzo 2019.

En tanto, el Índice de Producción Industrial Pyme (IPIP) se ubicó en 67,6 puntos en marzo, frente a 76,3 en febrero y 59,8 en marzo del año pasado.

 

Desde CAME sostienen que la industria pyme fue impulsada «por el mayor consumo interno, pero también por la demanda del sector agropecuario y de la construcción, dos sectores que traccionan ramas como metalmecánica o material de transporte, sumado al aumento en la demanda externa, que presionó sobre aquellas empresas que ya tenían mercados internacionales».

 

«Las industrias están comenzando a realizar inversiones, en algunos casos aprovechando las líneas de crédito subsidiado lanzadas por la Nación y las provincias, y en la mayoría con recursos propios»

Además, el uso de la capacidad instalada en marzo se ubicó en 64,4%, según el promedio declarado por las industrias relevadas, y el mayor nivel fue registrado en productos electrónicos, mecánicos e informáticos (71,1%), y el menor en calzado y marroquinería (60%).

Respecto de las expectativas empresarias, el informe sostiene que «la expansión de los casos de Covid-19 y las nuevas restricciones para algunas zonas del país está generando incertidumbre entre los empresarios, por lo que un 20% no pudo contestar cuáles son sus expectativas para la producción de la empresa en los próximos meses, y el 17,4% indicó que espera aumentos».

Los datos provienen de la Encuesta Mensual Industrial de CAME entre 300 industrias pymes de Argentina.

La producción de las pymes industriales creció 13% en marzo respecto de igual mes de 2020, aunque aún se encuentra por debajo de los niveles prepandemia, según un informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

El reporte destaca que si bien «el incremento era previsible, porque se compara contra un mes de fuerte caída (en marzo 2020 la producción había bajado 28,3% anual)», al comenzar las medidas restrictivas, «igualmente, la producción se ubica aún 19,5% debajo de los niveles pre-pandemia (marzo 2019)».

De ahí que «en el primer trimestre del año la industria manufacturera pyme creció 3,9% frente al mismo período del año pasado, pero está 6,4% debajo del primer trimestre de 2019», precisó CAME.

Todos los rubros mostraron un crecimiento en su comparación anual, y se registró el mayor incremento en el textil (19,4%), mientras que el menor resultó en el de productos químicos (9,9%).

El informe indicó que el rubro de alimentos es el único que ya logró recuperar los niveles previos a la pandemia, con un crecimiento de 11,2% anual en marzo, cifra que representó un 0,4% de aumento respecto de la registrada en igual mes de 2019.

La industria de productos de metal, maquinaria y equipo en promedio creció 19% anual en marzo, pero aún está 27% debajo de marzo 2019.

En tanto, el Índice de Producción Industrial Pyme (IPIP) se ubicó en 67,6 puntos en marzo, frente a 76,3 en febrero y 59,8 en marzo del año pasado.

Desde CAME sostienen que la industria pyme fue impulsada «por el mayor consumo interno, pero también por la demanda del sector agropecuario y de la construcción, dos sectores que traccionan ramas como metalmecánica o material de transporte, sumado al aumento en la demanda externa, que presionó sobre aquellas empresas que ya tenían mercados internacionales».

«Las industrias están comenzando a realizar inversiones, en algunos casos aprovechando las líneas de crédito subsidiado lanzadas por la Nación y las provincias, y en la mayoría con recursos propios», agregó el informe.

Además, el uso de la capacidad instalada en marzo se ubicó en 64,4%, según el promedio declarado por las industrias relevadas, y el mayor nivel fue registrado en productos electrónicos, mecánicos e informáticos (71,1%), y el menor en calzado y marroquinería (60%).

Respecto de las expectativas empresarias, el informe sostiene que «la expansión de los casos de Covid-19 y las nuevas restricciones para algunas zonas del país está generando incertidumbre entre los empresarios, por lo que un 20% no pudo contestar cuáles son sus expectativas para la producción de la empresa en los próximos meses, y el 17,4% indicó que espera aumentos».

Los datos provienen de la Encuesta Mensual Industrial de CAME entre 300 industrias pymes de Argentina.

Desde junio, el Laboratorio Richmond empezará a elaborar un millón de dosis. En una segunda etapa se alcanzarán las cinco millones mensuales y en un año y medio 500 millones por año.

Marcelo Figueiras, el presidente del laboratorio Richmond SACIF que fabricó 21.000 dosis de la vacuna rusa Sputnik V, confirmó este miércoles que, “si todo va bien”, en junio se empezarán a producir un millón de dosis en el país para después escalar a cinco millones mensuales.

El objetivo final, dijo el empresario desde Moscú a Radio con Vos, es construir en un año y medio una planta que se convierta en un Hub de vacunas para Sudamérica y Europa con capacidad para elaborar 500 millones de dosis por año.

“Tenemos una capacidad hoy de 5 millones de dosis, tanto de la primera como de la segunda, peros se va a empezar con un millón en junio si va todo bien”, dijo Figueiras.

El empresario fue cauto en este sentido al afirmar que en el marco de la pandemia de coronavirus que azota al mundo entero siempre pueden surgir inconvenientes más allá de la voluntad de todas las partes.

Y argumentó: “Tenes que contar que estén todos los elementos, los precintos, los tapones, los frascos. Y hay sobredemanda de todo esto y no alcanza la producción mundial”.

Figueiras dijo que ya tiene firmados todos los compromisos para tener a fines de mayo listo el proceso de producción con un millón de dosis en junio.

“En junio estaríamos produciendo. Esa esa la primera etapa. Después tenemos que escalar a cinco millones y cuando esté la planta y todo el ciclo completo de producción va a ser un Hub de vacunas para Sudamérica y Europa”. Y añadió: “Son 500 millones de dosis por año”.

En ese sentido dijo que la nueva planta del laboratorio “ya está en proceso para que, de acá a un año y medio, tenerla operativa”.

“Tenés garantizado todo hasta que no tenés garantizado nada”, apuntó. Al respecto dijo que “no es mala voluntad” ya que “todo el mundo quiere cumplir” con los compromisos acordados. “Pero a veces los imprevistos son eso: imprevistos”, indicó.

Además destacó que dentro de “toda esta problemática” que vive la Argentina “todos los sectores del país” aportaron su parte para lograr este objetivo de producir vacunas. “No encontré obstáculos en ningún lado”, aseguró.

Finalmente dijo que “seguramente, una vez que se fabrique la vacuna en la Argentina”, los precios van a tender a bajar. “Tenemos fe”, concluyó.

Un estudio realizado por la Asociación de Emprendedores de Argentina (ASEA) reveló que cerca del 30% de los emprendimientos que funcionaban en marzo de 2020 no pudieron resistir a las medidas restrictivas por la pandemia y debieron bajar sus persianas.

Cerraron el 30% de los emprendimientos y comercios debido a la pandemia de coronavirus, así lo indicó un estudio realizado por la Asociación de Emprendedores de Argentina (ASEA).

En este estudio, ASEA detalló: “Más de un cuarto de los emprendimientos afectados por la pandemia (27%) se vio forzado a cerrar de manera definitiva. La gran mayoría (64%) dejó de operar durante los primeros meses, en marzo y abril de 2020″.

Sin embargo, algunos emprendimientos manifestaron una tasa de supervivencia mayor y lograron seguir trabajando a pesar de las medidas de aislamiento: «un 20% de los afectados reportó que cerró entre el período de septiembre y diciembre de 2020″, indicó en sus porcentajes.

Entre los rubros más afectados por los cierres, aparecen con un 20% los negocios del sector de salud y bienestar.

Asimismo, los emprendimientos gastronómicos y los relacionados con el arte y el entretenimiento se ubican en segundo lugar, ya que sostienen un 18% de cierres.

De acuerdo al estudio, entre los motivos principales de la desocupación aparecen las disposiciones gubernamentales (34%) y la falta de demanda y/o clientes (34%). También tuvieron un impacto grande los problemas financieros (11%) y las dificultades para pagar el alquiler del local (9%).

La falta de demanda y las restricciones a la circulación se tradujeron en caídas fuertes en las ventas de todos los rubros. El relevamiento marca que un 40% de los emprendimientos afectados sufrió bajas de entre 70% y 100% en su facturación, informó TN.

El ministro participó de la reunión de Junta Directiva de la central fabril, de donde se llevó reproches de las alimenticias por el sistema de control Sipre, y de las grandes por la obligación para producir. El clima fue distendido, y coincidieron en la importancia de mantener los controles sanitarios para evitar cierres preventivos de fábrica. Los industriales quieren que el personal vacunado retorne a las líneas de producción.

La unión Industrial Argentina le dejó sobre la mesa al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, una serie de preocupaciones vinculadas con la crisis de la pandemia. Mientras que reclamó por el fin de la prohibición de los despidos, alertó por los sobrecostos que generará el Sistema Informativo para la Implementación de Políticas de Reactivación Económica (SIPRE) y la intimación a empresas para producir, y pidió por la reincorporación del personal vacunado que se encontraba dispensado.

Fue en una reunión virtual con la Junta Directiva de la entidad que preside Miguel Acevedo, que comenzó apenas pasadas las 15.30 y que concluyó poco después de las 17.00. En la hora y media pasó un discurso de Kulfas, quien destacó la importancia de la industria para el modelo económico del Gobierno; como también hubo críticas de los industriales por «el incremento» de la presión impositiva a partir de los cambios en el impuesto a las Ganancias.

A pesar de que se trataron temas que generaron fuerte tensión entre la UIA y el Gobierno nacional, fuentes empresarias presentes en el cónclave afirmaron que se trató de un encuentro «muy bueno», en donde «se pudo plantear todas las cuestiones, incluso las problemáticas de las representaciones regionales».

Hubo una fuerte coincidencia en «continuar con la implementación de protocolos sanitarios para sostener la recuperación de la actividad industrial». «El ministro de Desarrollo Productivo y las autoridades UIA acordaron en la importancia de continuar con los protocolos sanitarios que están garantizando la salud de los trabajadores y la dimensión sanitaria de la producción desde el inicio de la pandemia», señaló un informe de prensa de la entidad fabril.

Los industriales alertaron del «impacto del proyecto de modificación en el Impuesto a las Ganancias para Sociedades». «El proyecto es un nuevo incremento a la presión tributaria sobre el sector industrial», se quejaron los industriales, quienes consideraron que, lejos de la creación de impuestos, es necesario «generar medidas activas para promover inversiones, dinamizar la producción y generar empleo formal».

Hubo tiempo de exponer el conflicto que las alimenticias están teniendo con el Gobierno en torno al Sipre, debido a «los costos burocráticos y administrativos» que se generarán. Además creen que se superpone «con herramientas ya existentes tales como las leyes de defensa de la competencia, de defensa del consumidor y de lealtad comercial».

«Además, se manifestó la preocupación por la intimación a las industrias para que produzcan al 100% de la capacidad instalada, sin contemplar las realidades y restricciones productivas, así como los niveles reales de demanda externa e interna en el actual contexto», alertó la UIA.

La interna de la UIA
En el encuentro hubo de todo: desde los planteos por los piquetes en el sur del país hasta el elogio por el plan de vacunación, que incluyó el pedido de que el personal dispensado ya vacunado pueda retornar a sus funciones. «Todos pudieron hacer sus intervenciones libremente y el ministro se llevó en agenda los reclamos. Fue una reunión distendida», le dijo a este diario uno de los participantes del encuentro.

Pero luego se escucharon distintas voces de queja sobre las necesidades de la industria y los planteos del Gobierno en torno a precios y obligatoriedad de producir. Lejos de un reproche a Kulfas, las fuentes industriales admitieron que la tensión está dentro de la entidad fabril, que a menos de dos meses de tener un nuevo presidente, aún no hay acuerdo por la sucesión de Miguel Acevedo. Algunos creen que los reproches posteriores al encuentro vía Zoom con el ministro son parte de la estrategia del «ala dura» que «busca poner a la UIA en confrontación con la Casa Rosada».

El Gobierno extendió hasta el 12 de julio próximo el programa Precios Cuidados e incorporó nuevos productos, hasta lograr una oferta total de 670 artículos, con un aumento promedio de 4,8% en los valores de los que ya estaban incluidos en el esquema.

La nueva extensión del programa, que representa un acuerdo voluntario entre el Estado, las cadenas de supermercados y las empresas proveedoras de alimentos, bebidas, higiene personal, perfumería y limpieza, pretende consolidarse como una referencia cada vez más amplia para consumidores y el sector empresario.

Así, la canasta de productos representativos pasará desde este lunes a contener 670 referencias con la incorporación para este segundo trimestre de nuevos artículos, entre los que se encuentran una máscara protectora de plástico para el cuidado esencial en el contexto actual de pandemia.

Este artículo específico para combatir el Covid-19 se suma a los que ya estaban incluidos como el alcohol en gel, jabones, limpiadores antibacteriales y guantes, de acuerdo al diseño trimestral realizado por la Secretaría de Comercio Interior.

Además, se suman nuevas variedades de alimentos como pastas, galletitas, budines y especias de primeras y segundas marcas. De este modo, el programa queda con un total de 670 productos que se comercializan a nivel nacional en todas las sucursales de las principales cadenas.

La Secretaría, que conduce Paula Español, destacó que desde el relanzamiento en enero de este año, el programa aumentó más del 65% la cantidad de referencias y cuenta con más del doble de productos de los que tenía a comienzos de 2020.

El programa Precios Cuidados está presente en 54 cadenas de supermercados, que cuentan con un total de 2.800 bocas de expendio de todo el país.

Según relevamientos de oficinas nacionales y provinciales, el programa cuenta con un nivel de cumplimiento del abastecimiento en góndolas de los productos incluidos en la canasta superior al 80% y un 99,9% en el caso de los precios acordados.

Para el Gobierno, el programa tiene como características centrales la presencia en las góndolas, y por otro lado, multiplicar la cantidad de marcas y presentaciones de los bienes.

Desde la cartera de Comercio Interior se explicó que el hecho de aumentar la cantidad de artículos dentro de una categoría es clave para que los precios, que están acordados hasta el mes de julio, se consoliden, y al mismo tiempo, actúen como un ancla para los productos del mismo rubro que están fuera del listado.

En el fortalecimiento del programa a comienzos de enero, la canasta de productos de referencia había tenido una actualización de precios de 5,6% promedio.

A comienzos de abril, la Secretaria, ante la preocupación por el aumento de los alimentos, extendió el programa de Precios Máximos hasta el 15 de mayo próximo, y el acuerdo de la carne hasta el 15 de abril.

Con eje en el consumo y la producción nacional, la Secretaría de Comercio Interior también renovó a principios de mes, hasta el 31 de julio próximo, el programa Ahora 12, lo que permitirá mantener los beneficios de financiamiento y en 3, 6, 12 o 18 cuotas fijas mensuales con tarjeta de crédito, todos los días de la semana sin límite de monto.

También se dispuso la creación del Sistema de Fiscalización de Rótulos y Etiquetas (SIFIRE) con el objetivo de prevenir engaños en la veracidad de la información que contienen los rótulos o etiquetas, y garantizar la transparencia y competencia leal entre los distintos bienes disponibles en las góndolas.

Precios Cuidados continuará con su aplicación para iOS y Android que permite verificar los productos que debe tener cada sucursal; escanear el código de barras de cada uno para asegurarse de que el precio sea correcto; dar aviso en caso de incumplimiento en el abastecimiento, señalización y precios.

El desarrollo digital también permite calificar la experiencia del programa en esa sucursal para que el resto de los usuarios pueda ver y elegir ese supermercado u otro que quede en la zona y tenga una mejor puntuación realizada por otros y otras consumidores.

La Argentina volverá a ser en 2021 el principal proveedor de harina y aceite de soja a nivel mundial, al alcanzar exportaciones por 26,6 y 5,4 millones de toneladas respectivamente, estimó hoy la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

De acuerdo con los guarismos de la entidad bursátil, el país aportará el 40% de la harina comercializada del mundo, producto del que también es el principal productor mundial.

Así, la Argentina venderá al exterior 26.577.000 toneladas, seguido por Brasil con 16,8 millones, Estados Unidos con 12,9 millones y Paraguay con 2,4 millones.

De esta manera, sumado a otros países exportadores, el comercio mundial de harina alcanzará en 2021 las 66,4 millones de toneladas, proyectó la BCR.

Al respecto, la entidad rosarina explicó que “el comercio internacional de harina de soja es equivalente a cerca del 25% de la producción global, lo que muestra la relevancia de la producción para consumo doméstico de este producto del complejo soja”.

Lo mismo sucede con el aceite de soja, siendo comercializada en el mercado mundial cerca del 20% de la producción global.

En este punto, Argentina exportaría 5,4 millones de toneladas, seguido por Brasil con 1,1 millones, Estados Unidos con 1,2 millones y la Unión Europea con 800.000 toneladas.