Tag

Producción

Browsing

La Argentina volverá a ser en 2021 el principal proveedor de harina y aceite de soja a nivel mundial, al alcanzar exportaciones por 26,6 y 5,4 millones de toneladas respectivamente, estimó hoy la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

De acuerdo con los guarismos de la entidad bursátil, el país aportará el 40% de la harina comercializada del mundo, producto del que también es el principal productor mundial.

Así, la Argentina venderá al exterior 26.577.000 toneladas, seguido por Brasil con 16,8 millones, Estados Unidos con 12,9 millones y Paraguay con 2,4 millones.

De esta manera, sumado a otros países exportadores, el comercio mundial de harina alcanzará en 2021 las 66,4 millones de toneladas, proyectó la BCR.

Al respecto, la entidad rosarina explicó que “el comercio internacional de harina de soja es equivalente a cerca del 25% de la producción global, lo que muestra la relevancia de la producción para consumo doméstico de este producto del complejo soja”.

Lo mismo sucede con el aceite de soja, siendo comercializada en el mercado mundial cerca del 20% de la producción global.

En este punto, Argentina exportaría 5,4 millones de toneladas, seguido por Brasil con 1,1 millones, Estados Unidos con 1,2 millones y la Unión Europea con 800.000 toneladas.

Las compañías automotrices proyectan este año duplicar sus exportaciones e incrementar 80% su producción, según adelantaron representantes de esas empresas al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y al secretario de Industria, Ariel Schale.

Los funcionarios recibieron a los directivos de la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa), quienes presentaron el informe de perspectiva 2021 en el que se prevé incrementar en un 97% las exportaciones y un 80% la producción respecto de 2020.

“Vemos una industria en recuperación y crecimiento, y el sector automotriz es uno de los protagonistas de este sendero que estamos encarando. Para nosotros es un sector vital, estratégico, que genera 130.000 empleos formales y explica el 7% del producto bruto industrial”, aseguró Kulfas, a través de un comunicado.

En ese sentido, puntualizó que el informe presentado por Adefa “es otra muestra clara de lo que genera una política industrial que apunta a fomentar el desarrollo nacional y la creación de empleo de calidad. Este estudio ratifica que el sector es clave para generar nuevas inversiones que derivarán en más producción nacional, más empleo y más exportaciones”.

Además, destacó que “un dato a tener en cuenta es que los vehículos nacionales ganaron notoria participación en las ventas de autos, pasando del 30% al 46% en el último año. De hecho, 4 de los 5 modelos más patentados son nacionales y seguimos ampliando el porcentaje de integración nacional en cada modelo”.

En este mismo sentido, el informe de la Asociación que nuclea a las terminales automotrices argentinas estima una producción anual con una base de 370 mil unidades y con una perspectiva de lograr 490 mil unidades durante 2021, lo que representa un crecimiento del 80% en relación al año pasado.

En cuanto a las exportaciones, la estimación se encuentra con una base de 220 mil unidades y una perspectiva de 290 mil unidades anuales, un 97% superior a 2020, lo que evidencia una mejora significativa en la balanza de las terminales automotrices.

Por su parte, Schale aseveró: “El gobierno anterior dejó un sector automotriz muy debilitado, con bajo nivel de producción, un notable achicamiento del mercado y bajísimos niveles de integración de autopartes nacionales de los vehículos producidos en nuestras terminales. Hemos revertido este proceso”.

“Es impresionante lo que hemos conseguido en 16 meses de gestión, de los cuales 12 fueron en entorno pandémico. Vamos a terminar el año con casi 500 mil unidades de producción, lo que implica un 50% de incremento de la producción respecto de 2019. Además, con sensible aumento de integración de autopartes nacionales, con más autos argentinos en el mundo y una notable mejora de la balanza comercial sectorial”, añadió.

La directora del Servicio Federal de Vigilancia Sanitaria ruso (Roszdravnadzor) ha comunicado este viernes que en Rusia no se ha registrado ninguna muerte asociada con el uso de las vacunas producidas en el país.

«Monitoreamos continuamente la seguridad del uso de las vacunas para la prevención del covid-19. Desde el inicio de su utilización no hemos registrado ningún caso letal que fuera consecuencia de la utilización de las vacunas rusas contra el coronavirus», afirmó Alla Samóilova ante periodistas.

«Implementamos medidas a gran escala para monitorear la seguridad y efectividad de las vacunas contra el covid-19: existe un registro federal de vacunados que recopila información sobre todos los ciudadanos que han sido vacunados, y que incluye datos sobre reacciones corporales, entre ellas aquellas que puedan aparecer a largo plazo», agregó la doctora.

En cuanto a las fuentes de datos, Samóilova señaló que, de todos los ciudadanos rusos que se han vacunado, 1,5 millones llevan diarios de vigilancia en línea en los que monitorean su estado de salud, una medida que se combina con un eficiente sistema de seguimiento médico, resaltó.

Según el portal gogov.ru, que recopila los datos oficiales de las regiones de Rusia, en el país se han vacunado 13,8 millones de personas. De ellas, 5,4 millones han sido inoculadas ya con los dos componentes del fármaco.

El CESO mostró, a través de su Índice de Precios de las comercializadoras de la Economía Social Solidaria y Popular (ESSyP), que el sector ofrece opciones de costos menores para la alimentación.

El Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (CESO) publicó su Índice de Precios de las comercializadoras de la Economía Social, Solidaria y Popular (ESSyP) y mostró que permitieron un ahorro de 5,22% en marzo, en los precios de la Canasta Básica Alimentaria (CBA) respecto al relevamiento de la CBA de CABA y de 0,22% respecto a los supermercados.

El informe destacó: «Si la comparamos la canasta de la ESSyP con la de Supermercados, para los meses de diciembre, enero y febrero fue más baja en 1.24%, 1.9% y 0.22% respectivamente. Comparándola con la CBA de CABA la diferencia de ahorro fue mayor en 5.83%, 5.06% y 5.22% para los mismos meses de análisis. Como se puede observar la ESSyP fue la más barata en los últimos tres meses».

Y agregó: «Si analizamos la evolución de las canastas desde el inicio del relevamiento de precios de la economía social, solidaria y popular (julio 2020) hasta la fecha, observamos que en el acumulado el costo de la canasta básica de las comercializadoras fue prácticamente igual a la de supermercados (diferencia a favor de la de supermercados en 0,1%). Y con respecto a la canasta básica elaborada por la ciudad la de las comercializadoras fue un 4,1% más económica. La variación de punta a punta muestra que para las 5 comercializadoras se experimenta un incremento en 7 meses en 28,3% en la de supermercados 26,9% y en la de CABA 32,5%. Si proyectamos a 12 meses el incremento promedio para la canasta de las comercializadoras estimamos un incremento anual en los precios del orden del 48,6% (julio 2020 a junio 2021).

La suba de la CBA en los últimos meses del 2020 y los primeros del 2021 fue una de las claves, junto con el fin del IFE y la pandemia, para explicar la suba de la pobreza al 42% en el último trimestre del año pasado y la continuidad que, según las estimaciones privadas, tuvo a principios de este año.

Desde el CESO afirmaron al respecto: «El comportamiento de los precios del sector toma mayor relevancia en el contexto económico actual, donde nos encontramos con altos niveles de pobreza e indigencia, ya que estas experiencias tienen como objetivo mejorar el acceso a los alimentos de calidad por parte de los consumidores pero también de mejorar los ingresos de los productores lo que las coloca como aliadas ideales para mejorar dicho indicadores ya que actúan en distintos puntos de la cadena de comercialización».

Y agregaron: «En el plano práctico las experiencias de comercialización demuestran las virtudes de un comercio justo. En este tercer informe podemos ver que para el mes de diciembre, donde generalmente se registran fuertes aumentos de precios, la canasta ESSyP que mide productos de comercializadoras y de comercios de cercanía, fue más barata que la de supermercados. Lo mismo ocurre cuando se analizan los 40 productos de la Canasta Básica Alimentaria (CBA) que ofrecen las comercializadoras, para febrero de 2021, quien compró estos productos en una comercializadora se ahorro $ 645 y mejoró los ingresos de productores de diversos rubros».

En Argentina, para preservar este estatus sanitario, el Programa Nacional de Sanidad Aviar del SENASA, implementa actividades enfocadas a la prevención y la detección temprana de enfermedades como influenza aviar y Newcastle de gran impacto en la producción avícola y en el mercado mundial. Asimismo, con el consenso de los representantes del sector, se ha elaborado un plan de acción para el control y la erradicación ante un eventual ingreso a este país.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria, SENASA, recuerda a veterinarios y veterinarias, productores y productoras, y al público general, algunas características y recomendaciones acerca de la influenza aviar, IA y la enfermedad de Newcastle, ENC, enfermedades de las aves ausentes en Argentina.

La Influenza Aviar es una enfermedad que nunca estuvo presente en territorio argentino, mientras que la enfermedad de Newcastle fue diagnosticada por primera vez en 1961 y estuvo presente hasta 1987, año en el que se registró el último foco en pollos de engorde del departamento Uruguay, provincia de Entre Ríos. Diez años después del último foco, Argentina se autodeclaró libre ante la Organización Mundial de Sanidad Anima, OIE, según lo establece la Resolución N° 446/1997.

Prevención

La medida primordial de prevención en las granjas avícolas se basa en la bioseguridad. En estos establecimientos, las principales recomendaciones se centran en reforzar los controles de ingreso (minimizar las visitas de personas ajenas e impedir el contacto con animales vecinos y/o de otras especies), instalar y controlar el correcto funcionamiento de pediluvios y rodaluvios, controlar moscas y roedores, así como evitar el contacto de las aves de producción con las aves silvestres.

Otras de las medidas de prevención que el servicio veterinario oficial implementa, se basa en los controles de las importaciones de todas las aves que ingresan al país. En el caso de las aves de producción industrial, se permite y controla el ingreso de aves de un día y de huevos fértiles para incubación, de reproductores abuelos de la línea parrilleros y de reproductoras padres de la línea ponedoras.

En este contexto, Roberto Domench, presidente del Centro de Empresas Procesadoras Avícolas, CEPA, que nuclea a todos los productores de pollos del país que operan bajo la supervisión del SENASA, afirma que «el desarrollo del sector en materia de producción ha sido muy importante. Entre los principales valores a destacar se encuentran la sanidad que tiene la producción de pollos en la Argentina. Esa sanidad no solo se manifiesta a través del cuidad, del bien manejo y de la buena alimentación de aves que proveen una genética de alto rendimiento, sino también por la sanidad que tienen los planteles».

Además, el representante de CEPA sostuvo que «Dentro de esa sanidad hay amenazas permanentes que tiene la avicultura mundial, una de ellas es la enfermedad de Newcastle y la otra la Influenza Aviar, de las cuales Argentina es un país libre de ambas enfermedades. Lo importante de esto es que hay que seguir trabajando y acompañando al SENASA. A la población le pedimos que se mantenga alerta con respecto a lo que se denomina vigilancia pasiva, que consta de dar aviso al SENASA si ven muertas aves silvestres como patos, garzas, para poder hacer los análisis correspondientes y mantener una vigilancia permanente sobre este riesgo que podemos tener y que hasta ahora estuvo muy bien controlado”.

Para concluir aseguró que, «estas enfermedades vienen de las aves migratorias y de aquellas que se mueven de un lado a otro, si es que están enfermas. En ese caso si tenemos el aviso, podemos poner la zona bajo cuidado y bajo vigilancia, por tal motivo es de suma importancia dar aviso al SENASA, para no correr el riesgo de que las enfermedades ingresen a los galpones. Tenemos que seguir trabajando en conjunto para mantener una avicultura sana, con productos altamente confiables y sostener así abiertos los mercados de comercio internacional».

Notificación Inmediata

En esta línea, cabe resaltar la importancia de la detección precoz de estas enfermedades, como parte del sistema de vigilancia. Para esto, es fundamental la notificación ante el SENASA de cualquier sospecha de enfermedad en aves que presenten signos clínicos compatibles con influenza aviar o la enfermedad de Newcastle: signos respiratorios, digestivos y/o nerviosos.

La actuación inmediata ante la aparición de signos clínicos minimiza las consecuencias y optimiza la intervención, a la vez que posibilita el control de estas enfermedades antes de que se establezcan y se diseminen.

El principal beneficio de la notificación temprana consiste en limitar el avance de las enfermedades con todas las consecuencias que esto puede implicar para la producción avícola y en el comercio internacional. Un cambio en el estatus sanitario respecto a estas enfermedades conllevaría limitaciones a las exportaciones de productos de origen aviar.

Desde el SENASA se informa que cuenta con personal capacitado para la atención de estos eventos. Por lo cual, resulta indispensable que todos los actores involucrados en la cadena avícola, tales como productores, veterinarios/as y la población en general colaboren con la notificación temprana de enfermedades aviares, a fin de poder evaluar, atender y contener una eventual situación de riesgo en el menor tiempo posible.

Un sistema de vigilancia epidemiológica sensible permite que el SENASA conozca y pueda implementar las medidas de prevención y control necesarias para evitar la dispersión de una enfermedad, hasta tanto se confirme o descarte la presencia de la misma. Todos somos responsables del mantenimiento del estatus sanitario de nuestro país.

Fuente: AviNews

En el acuerdo participan el Fondo de Inversiones Directas de Rusia y la empresa biotecnológica india Virchow Biotech. Se espera que se fabriquen anualmente hasta 200 millones de dosis del fármaco.

El Fondo de Inversiones Directas de Rusia (RDIF, por sus siglas en inglés) y la empresa biotecnológica india Virchow Biotech acordaron establecer una asociación para la fabricación de la vacuna Sputnik V contra el coronavirus en el país asiático.

«RDIF y Virchow Biotech Private Limited, uno de los principales fabricantes de vacunas de la India, anuncian un acuerdo para producir hasta 200 millones de dosis anuales de la vacuna», ha informado este lunes el fondo mediante un comunicado.

«Se espera que la transferencia de la tecnología se complete en el segundo trimestre del 2021, tras lo cual comenzará la producción a gran escala», agregó.

Luego del inicio de actividades en la huerta comunitaria dispuesta desde la Secretaría de Desarrollo Social y la colaboración de la Secretaría de Obras Públicas de la Municipalidad de Esquel con el trabajo diario de las familias que se sumaron a la siembra; este año el presupuesto municipal incluye la partida destinada al mantenimiento del programa de Huertas Productivas.

La iniciativa que surgió luego del aporte de 15 toneladas de papas por parte del Consejo Pastoral ante el contexto de pandemia se mantendrá este 2021, tras los buenos resultados obtenidos. Fabiana Vázquez, titular de la Secretaría de Desarrollo Social municipal, destacó el trabajo de los vecinos que se sumaron a la siembra y tarea diaria en la huerta donde grupos familiares completos llevaron adelante la labor. Vázquez agradeció el acompañamiento de la Secretaría de Obras Públicas que colaboró en la ampliación del predio para aumentar la producción. Además, la funcionaria subrayó el apoyo de la Agencia INTA Esquel, quienes brindaron asesoramiento en la siembra con un enfoque agroecológico y capacitación técnica sobre sistemas de riego por goteo, que luego los vecinos podrán replicar en sus domicilios.

Si bien el inicio de actividades fue con la siembra de papas, luego la producción también se amplió y se sumó la siembra habas, arvejas, zanahorias y demás verduras de hojas verdes.

El objetivo de la huerta es que los vecinos interesados sean los productores de sus alimentos, contando con un restante también para su comercialización. Además, en esta labor participaron voluntarios de Cáritas y también integrantes del programa «Trabajar Para Incluir».

Este 2021 la Municipalidad de Esquel junto a INTA Esquel han elevado un proyecto denominado: «Huerta Segura, sistema modular de producción bajo cubierta organopónico», el cual tendrá el objetivo de promover la producción de alimentos frescos y saludables. Además se prevé la presentación de un proyecto en el Programa Nacional «Sembrar Soberanía Alimentaria» con el objetivo de financiar sistemas de riego para vecinos de Valle Chico interesados en generar sus propias producciones.

El Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas de Italia enviará dos inspectores a Moscú para verificar los «estándares de calidad» de los centros de producción de la vacuna Sputnik V, luego de haber planteado que el fármaco «funciona».

«Sputnik funciona. Hemos realizado una evaluación independiente, como instituto de investigación, no como grupo aislado. El documento fue compartido sin deseos de intervenir en temas políticos», planteó el director sanitario del centro médico, Francesco Vaia, en una entrevista con el diario Corriere della Sera.

Vaia, máxima autoridad del denominado Instituto Spallanzani, resaltó que el centro mantiene una relación «sinérgica» con la Agencia Italiana del Fármaco, AIFA, y que en ese marco enviará dos inspectores a Rusia a monitorear la producción de la vacuna.

«Acabamos de vacunar en nuestro hospital a los dos inspectores italianos que irán a Moscú para comprobar los estándares de calidad de las plantas de Sputnik. Hay que superar la burocracia y acelerar los trámites», aseveró Vaia.

«Se trata de un buen producto y en esta fase no podemos permitirnos perder tiempo», sostuvo Vaia, en un marco en el que Italia se aproxima a las 100.000 víctimas por coronavirus y mientras el ministro de Salud, Roberto Speranza, planteó hoy que las próximas semanas «no serán fáciles» por la denominada tercera ola de la enfermedad.

El visto bueno del Spallanzani a la vacuna producida por el centro Gamaleya de Moscú llega después de que el instituto destacara en febrero que la vacuna Sputnik «se caracteriza por un enfoque biotecnológico original que utiliza dos vectores adenovirales diferentes entre la primera y la segunda dosis»:

Italia inició su campaña de vacunación el 27 de diciembre, con la vacuna de Pfizer-BioNTech, a la que luego agregó el fármaco de AstraZeneca, aunque las dos firmas registraron demoras durante enero que obligaron a modificar los cronogramas de suministración.

A nivel europeo, si bien el ente regulador continental aún no aprobó la vacuna Sputnik V, varios países adelantaron su intención de obtener las dosis del fármaco.

Este domingo, las máximas autoridades de República Checa hicieron público su interés de vacunar con la Sputnik V y el presidente Milos Zeman hasta le pidió a su par Vladimir Putin que empiece a enviarle dosis.

Además del interés checo, Hungría y Serbia ya aplican la vacuna Sputnik V.

Argentina se sumará a otros países como India, Corea del Sur y Brasil que fabricarán la vacuna Sputnik V contra el coronavirus, aprobada ya en casi cuarenta países, mientras avanzan las negociaciones para producirla localmente en más territorios, al que se agregó Austria, ante la creciente demanda mundial.

En ese desarrollo participará Hetero Labs Limited, un laboratorio de India con el que Richmond mantiene una alianza estratégica desde hace más de 25 años.

Justamente este país asiático se convirtió en un actor clave en la lucha contra el coronavirus como mayor productor de vacunas en el mundo y desde allí llegaron a la Argentina, por ejemplo, las 580.000 dosis de Covishield, desarrollada por Oxford y AstraZeneca.

«La India será uno de los principales centros de producción de la vacuna Sputnik V en el mundo», ya había anunciado el director general de RDIF, Kiril Dmitriev, en la conferencia de prensa virtual en la que se divulgó la publicación en The Lancet, que demostró la eficacia de más del 91% del fármaco.

Ese aval científico y las ventajas contra otros inoculantes como su precio y la mayor facilidad para el transporte, al poder almacenarse en un refrigerador en lugar de en un congelador, disparó la demanda del desarrollo ruso.

India se convirtió en un actor clave en la lucha contra el coronavirus como mayor productor de vacunas en el mundo
La Sputnik V ya está aprobada para su uso en 38 países de todos los continentes que juntos reúnen una población de 1.100 millones de personas

Para satisfacer esa demanda y en un contexto mundial de dificultades para obtener provisión de vacunas, la estrategia de Rusia es lograr acuerdos con empresas de distintos países para fabricar el fármaco.

Fuentes vinculadas al RDIF confirmaron a Télam que ya hay unas 20 compañías comprometidas con la producción de la Sputnik V.

Además de la India, el desarrollo de la vacuna avanza en Corea del Sur tras la firma de un memorando con un grupo farmacéutico que podría comercializar al menos 500 millones de dosis, consignó el medio local EDaily.

El laboratorio surcoreano GL Rapha también rubricó un convenio por unas 150 millones de dosis que serán enteramente exportadas y para ello subcontrató otras empresas locales y expandió su propia planta, indicó el Financial Times.

En el continente americano, la producción externa de la Sputnik V ya comenzó en Brasil.

A mediados de enero, el director de la empresa farmacéutica brasileña Uniao Química, Rogério Rosso, anunció que el objetivo inicial es producir 8 millones de dosis y destacó que todas ellas serán utilizadas para exportar a países de América Latina, según informó el portal CNN Brasil.

En el continente americano, la producción externa de la Sputnik V ya comenzó enBrasil
«Los socios de Uniao Química fueron de los primeros, en todo el mundo, en expresar su interés en la vacuna rusa Sputnik V», destacó Dmitriev tras sellar el acuerdo.

En África también hay planes de producir el inoculante ruso, lo que podría comenzar en Argelia dentro de seis meses, declaró el presidente del país, Abdelmadjid Tebboune.

«Acordamos con nuestros hermanos rusos que vamos a producir su vacuna contra el coronavirus», destacó el mandatario.

En Europa, Austria se posicionó como un posible socio tras la conversación que mantuvieron el presidente ruso, Vladimir Putin, y el canciller austríaco, Sebastian Kurz.

En una entrevista telefónica, los dos dirigentes discutieron «la posibilidad» de suministrar a Austria la vacuna y la «producción conjunta» de la Sputnik V, según un comunicado de la presidencia rusa divulgado por la agencia de noticias AFP.

Hace solo unas semanas, Putin conversó también con la canciller alemana Angela Merkel de la posibilidad de una «producción conjunta» en el país germánico.

Merkel indicó que «todas las vacunas son bienvenidas», tras difundirse en The Lancet los resultados de la Sputnik V.

Por otro lado, el jefe del RDIF también contó que se producirán vacunas en Bielorrusia, Turquía, China y «quizás también en Irán».

El Gobierno de Kazajistán informó que a fin de enero su farmacéutica local Karaganda comenzó a producir la vacuna y anunció que el plan es tener listas dos millones de dosis de manera escalonada este año.

En Turquía, en tanto, la agencia de noticias local Anatolia informó que la empresa VisCoran Ilac Sanayii AS será la encargada de producir la vacuna rusa.

Asimismo, Irán y Rusia acordaron producir conjuntamente la Sputnik V en el país persa, anunció hace dos semanas el embajador iraní en Moscú, Kazem Jalali.

«Nuestras conversaciones sobre la producción conjunta (de la Sputnik V) han concluido y pronto seremos testigos de la fabricación de esta vacuna en Irán», dijo Jalali según el medio local Press TV.

Cuba informó que comenzó a producir a gran escala una de las vacunas que está desarrollando completamente en el país contra el coronavirus, una noticia que coincidió este lunes con un balance diario de más de 800 contagios y cuatro muertos.

«Ya se produce (la vacuna) Soberana02 a gran escala, en Biocen, institución científica del Grupo Empresarial de las Industrias Biotecnológica y Farmacéutica de Cuba con 30 años de experiencia en producción de vacunas. Un paso más hacia la ansiada inmunización de los cubanos. Que la buena noticia no nos haga bajar la guardia», escribió el presidente Miguel Díaz-Canel en su cuenta de Twitter.

El Centro Nacional de Biopreparados (BioCen), con sede en el municipio de Bejucal, en Mayabeque, anunció el inicio de la fase de producción a gran escala en sus instalaciones de la vacuna en desarrollo Soberana 02, que debe comenzar la fase tres de su ensayo clínico en los primeros días de marzo.

En esta fase se probará la vacuna en desarrollo a unas 42.600 personas en toda Cuba, cuya población total es de poco más de 11 millones de habitantes, detalló por su parte el diario oficial Granma.

El sistema de producción de Soberana 02 es resultado de una alianza entre BioCen, el Instituto Finlay de Vacunas (IFV) y el Centro de Inmunología Molecular (CIM), y se trata del proyecto más avanzado de los cuatro que impulsa la isla caribeña para inocular a su población contra el coronavirus.

Cuba ha conseguido hasta ahora controlar relativamente bien la pandemia, en comparación con sus vecinos y el resto de la región, y este lunes el jefe de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública, Francisco Durán, informó que en las últimas 24 horas se reportaron 838 nuevos casos de coronavirus y cuatro muertos, cifras que elevaron el total desde el inicio de la pandemia a 45.361 y 300, respectivamente, según informó la agencia de noticias nacional Prensa Latina.

En una conferencia de prensa televisada, el experto detalló además que en los más de 20 laboratorios de biología molecular de la isla ya han analizado un total de 2.281.712 pruebas desde el inicio de la pandemia en territorio nacional, el 11 marzo pasado.

Fuente: Telam