Tag

PyMEs

Browsing

La producción de las pymes industriales creció 13% en marzo respecto de igual mes de 2020, aunque aún se encuentra por debajo de los niveles prepandemia, según un informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

El reporte destaca que si bien «el incremento era previsible, porque se compara contra un mes de fuerte caída (en marzo 2020 la producción había bajado 28,3% anual)», al comenzar las medidas restrictivas, «igualmente, la producción se ubica aún 19,5% debajo de los niveles pre-pandemia (marzo 2019)».

De ahí que «en el primer trimestre del año la industria manufacturera pyme creció 3,9% frente al mismo período del año pasado, pero está 6,4% debajo del primer trimestre de 2019», precisó CAME.

Todos los rubros mostraron un crecimiento en su comparación anual, y se registró el mayor incremento en el textil (19,4%), mientras que el menor resultó en el de productos químicos (9,9%).

El informe indicó que el rubro de alimentos es el único que ya logró recuperar los niveles previos a la pandemia, con un crecimiento de 11,2% anual en marzo, cifra que representó un 0,4% de aumento respecto de la registrada en igual mes de 2019.

La industria de productos de metal, maquinaria y equipo en promedio creció 19% anual en marzo, pero aún está 27% debajo de marzo 2019.

En tanto, el Índice de Producción Industrial Pyme (IPIP) se ubicó en 67,6 puntos en marzo, frente a 76,3 en febrero y 59,8 en marzo del año pasado.

 

Desde CAME sostienen que la industria pyme fue impulsada «por el mayor consumo interno, pero también por la demanda del sector agropecuario y de la construcción, dos sectores que traccionan ramas como metalmecánica o material de transporte, sumado al aumento en la demanda externa, que presionó sobre aquellas empresas que ya tenían mercados internacionales».

 

«Las industrias están comenzando a realizar inversiones, en algunos casos aprovechando las líneas de crédito subsidiado lanzadas por la Nación y las provincias, y en la mayoría con recursos propios»

Además, el uso de la capacidad instalada en marzo se ubicó en 64,4%, según el promedio declarado por las industrias relevadas, y el mayor nivel fue registrado en productos electrónicos, mecánicos e informáticos (71,1%), y el menor en calzado y marroquinería (60%).

Respecto de las expectativas empresarias, el informe sostiene que «la expansión de los casos de Covid-19 y las nuevas restricciones para algunas zonas del país está generando incertidumbre entre los empresarios, por lo que un 20% no pudo contestar cuáles son sus expectativas para la producción de la empresa en los próximos meses, y el 17,4% indicó que espera aumentos».

Los datos provienen de la Encuesta Mensual Industrial de CAME entre 300 industrias pymes de Argentina.

Los intendentes de Lago Puelo, El Hoyo y El Maitén mantuvieron una reunión virtual con el ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas y el secretario de la Pequeña y Mediana Empresa, Guillermo Merediz en la que se presentaron líneas de crédito por 200 millones de pesos para capital de trabajo y para inversión productivas.

«En Lago Puelo, además de zonas rurales y ganaderas, se vieron afectados un aserradero, un taller mecánico, una cervecería, productores de fruta fina, numerosos artesanos que realizan manufacturas por menor y por mayor y luthiers que fabrican instrumentos en madera. Esperamos que todos estos productores puedan ser alcanzados por los créditos, que son una muestra más del apoyo del Gobierno Nacional en está situación de emergencia que atravesamos», explicó el intendente de Lago Puelo, Augusto Sanchez, en la reunión.

RECUPERAR LO PERDIDO

«Esta línea de crédito será de gran ayuda para los productores, emprendedores y artesanos afectados por los incendios porque tiene un período de gracia y una tasa de interés bajísima, gracias a que cuenta con respaldo del FOGAR, el Fondo de Garantías Argentino, que en definitiva es el Estado saliendo de garante de todos los productores», afirmó Kulfas en la reunión virtual.
«El objetivo de esta línea es que el productor se reponga y pueda recuperar lo perdido, para estar nuevamente operativo. Y lo estamos haciendo con ustedes, los intendentes, que son los que están en el territorio y saben dónde están los afectados», agregó. Este Fondo que administra la Secretaría PyME va a salir de garante de todos los productores, con lo cual «los bancos deberían recibir a todos, incluso a aquellos que hasta ahora no son clientes. Juntos vamos a monitorearlos para que sean efectivos», resaltó.

TASAS ACCESIBLES

Por su parte, el secretario de la Pequeña y Mediana Empresa, Guillermo Merediz destacó el trabajo que se realiza desde el Fondo de Garantías Argentino para respaldar a las PyMES: «la falta de garantías no pueden ser un impedimento para el acceso al financiamiento bancario, más en el caso de PyMEs que están atravesando una situación crítica y necesitan volver a armarse desde cero. Es por eso que desde la Sepyme no solo subsidiamos tasas accesibles sino que desde el FOGAR vamos a respaldar el 100 % de los créditos que se soliciten».

HASTA 200 MILLONES

Los créditos consisten en líneas de financiación de hasta 200 millones de pesos y cada productor o PYME puede acceder a un préstamos de hasta 8 millones. El primer año serán a tasa 0, y los productores y pymes contarán con respaldo de garantías. Los créditos para capital de trabajo tendrán una tasas del 9,9 % a partir del segundo año y hay líneas de financiación productivas de hasta 5 años con tasas escalonadas de 9,9% el primer año y 22 % el resto del préstamo.
En el encuentro virtual también participaron el resto de los intendentes de la Comarca Andina.

El intendente de Lago Puelo, Augusto Sánchez, mantuvo una reunión virtual con el ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas y el secretario de la Pequeña y Mediana Empresa, Guillermo Merediz en la que se presentaron líneas de crédito por 200 millones de pesos para capital de trabajo y para inversió productivas.

«En Lago Puelo, además de zonas rurales y ganaderas, se vieron afectados un aserradero, un taller mecánico, una cervecería, productores de fruta fina, numerosos artesanos que realizan manufacturas por menor y por mayor y luthiers que fabrican instrumentos en madera. Esperamos que todos estos productores puedan ser alcanzados por los créditos, que son una muestra más del apoyo del Gobierno Nacional en está situación de emergencia que atravesamos», explicó Augusto en la reunión.

«El objetivo de esta línea es que el productor se reponga y pueda recuperar lo perdido, para estar nuevamente operativo. Y lo estamos haciendo con ustedes, los intendentes, que son los que están en el territorio y saben dónde están los afectados», agregó. Este Fondo que administra la Secretaría PyME va a salir de garante de todos los productores, con lo cual «los bancos deberían recibir a todos, incluso a aquellos que hasta ahora no son clientes. Juntos vamos a monitorearlos para que sean efectivos», resaltó.

Los créditos consisten en líneas de financiación de hasta 200 millones de pesos y cada productor o PYME puede acceder a un prestamos de hasta 8 millones. El primer año serán a tasa 0, y los productores y pymes contarán con respaldo de garantías. Los créditos para capital de trabajo tendrán una tasas del 9,9% a partir del segundo año y hay líneas de financiación productivas de hasta 5 años con tasas escalonadas de 9,9% el primer año y 22% el resto del préstamo.

En el encuentro virtual también participaron el resto de los intendentes de la Comarca Cordillerana de Chubut.

Fuente: Lu17

El Ministerio de Desarrollo Productivo otorgará asistencia financiera por un total de $200 millones a pymes, emprendedores y artesanos de las localidades chubutenses de Lago Puelo, El Hoyo y El Maitén, que resultaron afectados por los incendios que sufrió la zona de la comarca andina.

Según informaron desde la cartera productiva, los créditos contarán con tasas subsidiadas por el Fondep, que tendrán un monto máximo de $8 millones, un año de gracia y podrán destinarse a capital de trabajo que cubra el flujo financiero de la pyme o a inversión productiva, a través de la recompra de bienes o herramientas siniestrados durante los incendios.

La nueva línea de financiamiento fue presentada por el ministro Matías Kulfas y el secretario de la Pequeña y Mediana Empresa y los Emprendedores, Guillermo Merediz en videoconferencia con los intendentes de Lago Puelo, Augusto Sánchez; El Hoyo, Pol Huisman y El Maitén, Oscar Currilén.

En este sentido, Kulfas afirmó que “esta línea de crédito va a ser de gran ayuda para los productores, emprendedores y artesanos afectados por los incendios porque tiene un período de gracia y una tasa de interés bajísima, gracias a que cuenta con respaldo del Fogar, el Fondo de Garantías Argentino, que en definitiva es el Estado saliendo de garante de todos los productores”.

En el caso de los créditos para capital de trabajo, el plazo será de hasta 3 años con una tasa del 0% durante el primer año y del 9,9% el resto del préstamo.

Los créditos destinados a inversión productiva tendrán hasta 5 años de plazo y un esquema escalonado: 0% el primer año, 9,9% el segundo y 22 % hasta el final del préstamo.

Asimismo, informaron que todas las pymes contarán con respaldo de garantías desde el Fogar y podrán tramitar el crédito en el Banco del Chubut.

“El objetivo de esta línea es que el productor se reponga y pueda recuperar lo perdido, para estar nuevamente operativo. Y lo estamos haciendo con ustedes, los intendentes, que son los que están en el territorio y saben dónde están los afectados», agregó el ministro.

Este Fondo que administra la Secretaría PyME va a salir de garante de todos los productores, con lo cual «los bancos deberían recibir a todos, incluso a aquellos que hasta ahora no son clientes. Juntos vamos a monitorearlos para que sean efectivos”, resaltó.

Tras expresar su “solidaridad con todos los que sufrieron estos incendios”, llamó a “trabajar unidos para que el sector productivo afectado vuelva a trabajar, generando lo que saben hacer e invirtiendo para poner a Argentina de pie”.

Por su parte, Guillermo Merediz destacó el trabajo que se realiza desde el Fondo de Garantías Argentino para respaldar a las pymes y señaló que “la falta de garantías no pueden ser un impedimento para el acceso al financiamiento bancario, más en el caso de pymes que están atravesando una situación crítica y necesitan volver a armarse desde cero. Es por eso que desde la Sepyme no solo subsidiamos tasas accesibles sino que desde el Fogar vamos a respaldar el 100% de los créditos que se soliciten”.

En video conexión, el intendente de Lago Puelo, Augusto Sánchez, expresó que “estas líneas de crédito son una muestra más del acompañamiento que la región está recibiendo por parte del gobierno nacional desde el primer momento de la catástrofe socio ambiental en cada uno de sus aspectos. Resulta fundamental para la región la llegada de opciones de recuperación destinadas al sector productivo que se vio fuertemente golpeado por los incendios».

A su vez, el intendente de El Hoyo, Pol Huisman, recalcó que “estos créditos nos ayudarán a apuntalar nuestro sistema productivo y recuperar las pérdidas que hemos sufrido con el incendio. Vamos a seguir trabajando juntos para llegar con el Estado a cada uno de los damnificados”.

Desde El Maitén, el intendente Oscar Currilén agradeció la rápida respuesta del Gobierno nacional y dijo que “las líneas de crédito son un gran alivio, vamos a trabajar desde este rinconcito para que la asistencia llegue a los pequeños productores».

Fuente: Grupo La Provincia

El intendente de Lago Puelo, Augusto Sánchez, mantuvo una reunión virtual con el ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas y el secretario de la Pequeña y Mediana Empresa, Guillermo Merediz en la que se presentaron líneas de crédito por 200 millones de pesos para capital de trabajo y para inversió productivas.

«En Lago Puelo, además de zonas rurales y ganaderas, se vieron afectados un aserradero, un taller mecánico, una cervecería, productores de fruta fina, numerosos artesanos que realizan manufacturas por menor y por mayor y luthiers que fabrican instrumentos en madera. Esperamos que todos estos productores puedan ser alcanzados por los créditos, que son una muestra más del apoyo del Gobierno Nacional en está situación de emergencia que atravesamos», explicó Augusto en la reunión.

“Esta línea de crédito va a ser de gran ayuda para los productores, emprendedores y artesanos afectados por los incendios porque tiene un período de gracia y una tasa de interés bajísima, gracias a que cuenta con respaldo del FOGAR, el Fondo de Garantías Argentino, que en definitiva es el Estado saliendo de garante de todos los productores”, afirmó Kulfas.

“El objetivo de esta línea es que el productor se reponga y pueda recuperar lo perdido, para estar nuevamente operativo. Y lo estamos haciendo con ustedes, los intendentes, que son los que están en el territorio y saben dónde están los afectados», agregó. Este Fondo que administra la Secretaría PyME va a salir de garante de todos los productores, con lo cual «los bancos deberían recibir a todos, incluso a aquellos que hasta ahora no son clientes. Juntos vamos a monitorearlos para que sean efectivos”, resaltó.

Por su parte, el secretario de la Pequeña y Mediana Empresa, Guillermo Merediz destacó el trabajo que se realiza desde el Fondo de Garantías Argentino para respaldar a las PyMES: “la falta de garantías no pueden ser un impedimento para el acceso al financiamiento bancario, más en el caso de PyMEs que están atravesando una situación crítica y necesitan volver a armarse desde cero. Es por eso que desde la Sepyme no solo subsidiamos tasas accesibles sino que desde el FOGAR vamos a respaldar el 100% de los créditos que se soliciten.”

Los créditos consisten en líneas de financiación de hasta 200 millones de pesos y cada productor o PYME puede acceder a un prestamos de hasta 8 millones. El primer año serán a tasa 0, y los productores y pymes contarán con respaldo de garantías. Los créditos para capital de trabajo tendrán una tasas del 9,9% a partir del segundo año y hay líneas de financiación productivas de hasta 5 años con tasas escalonadas de 9,9% el primer año y 22% el resto del préstamo.

En el encuentro virtual también participaron el resto de los intendentes de la Comarca Cordillerana de Chubut.

“Una ganancia de más de 2,6 millones de pesos durante el año pasado hará que muchas pymes paguen parte de sus ganancias con una tasa superior a la de 25%. Los topes son muy bajos” sostuvo Miguel Acevedo, presidente de la Unión Industrial Argentina al referirse al proyecto de modificación a la ley de Impuesto a las Ganancias. El industrial afirmó que “hay que incentivar a la empresa formal y combatir la informalidad. De lo contrario, es como cazar en el zoológico.”

Tras considerar que la actividad industrial está aumentando, predijo que “si la macro continúa ordenada y algunas variables se mantienen, ayudará para que sigamos viendo una recuperación para estar un poco arriba o debajo de lo que se perdió en 2020” y advirtió que “la clave es que esta recuperación se sostenga en el tiempo para que no tenga lógica de rebote”.

El representante del sector manufacturero pasó revista a los problemas que afectan a la actividad. Entre ellos, y con relación al giro de divisas al exterior, señaló que “hay una agenda de temas que se están trabajando con el Banco Central y paulatinamente se van solucionando. Queda mucho por destrabar en este sentido para algunas empresas que tienen dificultades con este tema”. También preocupa la suba de tarifas y las regulaciones laborales. A continuación los aspectos salientes de la entrevista concedida a Ámbito.

Periodista: Los indicadores muestran una recuperación en la actividad industrial. ¿En cuánto estima que puede crecer la industria este año?

Miguel Acevedo: Creemos que hasta octubre, si la macro continúa ordenada y algunas variables se mantienen, ayudará para que sigamos viendo una recuperación para estar un poco arriba o debajo de lo que se perdió en 2020. El año pasado la industria había caído 6,3% y durante 2019 otro 6,4%. La clave es que esta recuperación se sostenga en el tiempo para que no tenga lógica de rebote. Tenemos una agenda de temas para transitar la senda del crecimiento.

P.: ¿Cómo evalúa las perspectivas de las exportaciones industriales? En este sentido la UIA ha insistido en la necesidad de aumentar reintegros. ¿Habrá novedades?

M.A.: El contexto del comercio empieza a mostrar indicios de que va a continuar mejorando, venimos de un 2020 en el que las exportaciones MOI cayeron un 30,4%. Por eso es clave que avancemos en la agenda para la promoción de exportaciones con los reintegros, las retenciones, financiamiento y mejora de la competitividad. Estamos ante el desafío de sofisticar nuestro perfil exportador para insertarnos en las cadenas globales de comercio agregando más valor.

bbb El sector formal en nuestro país afronta una presión tributaria muy alta, sumado a que producto de la pandemia, algunas empresas no pueden afrontar esos pagos. Es algo que tenemos que trabajar porque tanto la carga como la superposición tributarias terminan impactando de manera negativa sobre la inversión, que para los próximos años va a ser clave en la recuperación. Además, esa presión termina siendo un elemento que afecta la inserción en los mercados externos como en el mercado interno en lo que refiere a la competencia desleal del sector informal.

P.: El Gobierno envió al Parlamento un proyecto de Ley que modifica el Impuesto a las Ganancias para las empresas. ¿Cuál es su opinión al respecto?

M.A.: Una ganancia de más de 2,6 millones de pesos durante el año pasado hará que muchas pymes paguen parte de sus ganancias con una tasa superior a la de 25%. Los topes son muy bajos. Una empresa que gana menos de 1,3 millones de pesos puede ser tranquilamente una pequeña empresa. Con eso se genera como efecto que se distribuyan más dividendos previamente a los accionistas, en lugar de promover un proceso de inversión. Es malo para el proceso de generación de inversiones del país y se termina perjudicando a las empresas por las consecuencias. Bajar la alícuota de ganancias a personas jurídicas como estaba propuesto es deseable porque eso incentiva las inversiones. Adicionalmente, las empresas grandes tienen que tener incentivos sostenidos en el tiempo para mejorar. Integrar a las pymes a las cadenas de valor, incrementar la productividad es un objetivo ineludible para el país. Hay que incentivar a la empresa formal y combatir la informalidad. De lo contrario, es como cazar en el zoológico.

P.: También la encuesta de la UIA señala que 69% de las empresas tomaría más personal si cambiaran las regulaciones laborales. ¿Hay algún progreso en este sentido?

M.A.: Con respecto a la cuestión laboral, el empleo formal es clave para recuperar la distribución del ingreso. Argentina tuvo muchas dificultades desde 2011 para generar empleo privado formal. Hoy estamos con un esquema de excepcionalidad que no permite transitar el camino de recuperación con mayor fuerza. El empleo se recupera, pero seguimos en un esquema regulatorio de emergencia que hace que esa recuperación sea sobre los que están dispensados, poniéndole incertidumbre a la generación de nuevos puestos de trabajo en este esquema.

P.: ¿Mejoró el acceso al crédito?

M.A.: Hay más liquidez en lo que respecta a capital de trabajo, así como mejoró la cadena de pagos por la reactivación. Eso se evidenció en nuestra última encuesta. La gran asignatura pendiente que tiene el país es el crédito para inversión a largo plazo a tasas competitivas. Aplicar políticas innovadoras en materia financiera en un país con mucho potencial productivo puede ayudar fuertemente a la inversión.

P.: ¿Cómo impactó la suba de las tarifas eléctricas? ¿Qué plantea la UIA al respecto?

M.A.: Hay una preocupación por la suba en las tarifas para industrias de alto consumo energético, que es el segmento que compra directamente a las distribuidoras. Para la industria, esos aumentos deberían darse en un marco de previsibilidad y con escalonamientos. En el contexto de la pandemia, este esquema de aumentos impacta de manera negativa sobre dos cuestiones clave para el país: sostener el mercado interno y la competitividad de las exportaciones frente a nuestros competidores globales.

P.: ¿Qué opinión tiene sobre las mesas de acuerdos de precios y salarios?

M.A.: En este tema, creo que resulta importante la coordinación de expectativas. El fortalecimiento de la previsibilidad macro coadyuvará en este sentido y los actores tendrán un horizonte razonable. Por otro lado, el Consejo Económico y Social debe articular su trabajo en torno de una agenda multisectorial e integral con objetivos concretos, que aborde las prioridades estratégicas como: mejorar el perfil exportador, aumentar la productividad, promover el crecimiento de la formalización de la economía e impulsar el desarrollo regional y territorial, entre otros. Para lograrlo, todas las medidas tienen que estar articuladas de la mejor forma para construir ese horizonte.

P.: ¿Qué problemas se están presentando para el giro de divisas al exterior?

M.A.: Hay una agenda de temas que se están trabajando con el Banco Central y paulatinamente se van solucionando. Queda mucho por destrabar en este sentido para algunas empresas que tienen dificultades con este tema.

P.: ¿Cuáles son los principales desafíos que enfrenta la Argentina?

M.A.: Los dos desafíos más importantes que tiene Argentina son transformar la recuperación en crecimiento y generar previsibilidad macroeconómica. Independientemente del Consejo Económico y Social necesitamos un acuerdo para que Argentina tenga un horizonte de previsibilidad. Obviamente, en este marco, al igual que lo que pasa con los bonos, el riesgo país encarece esa refinanciación.

P.: ¿Es cierto que se están yendo empresas del país? ¿Por qué cree que se van?

M.A.: Respecto a si hay empresas que se están yendo del país, algunas se van por los cambios que produjo en el mundo la pandemia, otras porque venimos con años de crisis y estancamiento. Mirando en perspectiva, si Argentina hace las cosas bien, tiene muchas oportunidades y puede crecer –Vaca Muerta, sector alimentos, celulosa, minería, software e indumentaria–. Si se promueven las inversiones, todos estos sectores productivos y muchos más pueden ponerse en valor. Por eso es clave reconstruir la confianza y la previsibilidad macro para potenciar los muchos activos productivos que tenemos. Argentina necesita crecer para generar empleo de calidad y mejorar el nivel de vida de la población. Una política industrial 4.0 resulta una necesidad ineludible, sumada a una batería de instrumentos bien articulados: tecnología, financiamiento, incentivos tributarios, legislación.

Fuente: Ámbito

El Municipio anunció la puesta en marcha del Programa “Diversificar”, una nueva línea de financiamiento para emprendimientos y pymes de cualquier naturaleza productiva o de servicios que apunten a la diversificación económica. Además, se informó que hasta el 31 de marzo estará abierta la convocatoria para acceder al financiamiento en el marco de la emergencia sanitaria COVID-19 para pymes (LIFESC) hasta 30 empleados y para taxis, remises, taxiflet y servicio de bateas.

La Municipalidad, a través de la Agencia Comodoro Conocimiento, lanzó el Programa “Diversificar”, una línea de financiamiento con fondos municipales destinada a emprendimientos y pymes de cualquier naturaleza productiva o de servicios que tengan un alto componente de diversificación económica. Esta iniciativa es íntegramente realizada con fondos municipales.

En tal sentido, se le da prioridad a proyectos relacionados con la innovación tecnológica, el aprovechamiento de recursos del mar y agro alimentos y emprendimientos relacionados con la actividad petrolera que aporten gran valor en cuanto a desarrollo tecnológico.

Al respecto, el presidente de Comodoro Conocimiento, Nicolás Caridi, subrayó que “esta iniciativa forma parte de un pedido expreso del intendente Juan Pablo Luque de generar alternativas concretas para Comodoro Rivadavia que ayuden a aliviar la situación económica que están atravesando diversos sectores, favorecer la reactivación económica y lograr la tan ansiada diversificación productiva de la mano de nuevas actividades más allá de la industria petrolera, mediante el desarrollo, implementación y/o adopción de soluciones innovadoras en la ciudad”.

“En esta etapa –continuó- y después de un 2020 muy duro, la idea es trabajar en la reactivación productiva, ya que hay muchos emprendedores locales que necesitan financiamiento y no pueden acceder al mismo, razón por la cual surge esta política municipal pensando en la post pandemia y ayudar así a emprendedores a llevar adelante su proyecto”.

En ese tramo, comentó que “esta convocatoria tiene como objetivo brindar asistencia financiera, técnica, capacitación y mentorías para la promoción y desarrollo de iniciativas locales y está orientada a promover y fomentar el surgimiento de emprendedores y la consolidación de pymes, tanto industriales, sociales, como de servicios, mejorando el tejido productivo”.

Requisitos y proyectos elegibles

En ese sentido, el funcionario explicó que podrán presentar proyectos personas mayores de 18 años o personas jurídicas que estén inscriptas y activas en AFIP y en Ingresos Brutos; además deben presentar libre deuda municipal y designar a un titular para notificaciones del Programa.

Por último, los proyectos deben tener los siguientes objetivos: creación de valor agregado, aumento de la escala productiva, creación de puestos de trabajo, industrialización de la economía regional, contener un componente innovador y generar impacto social y/o ambiental a nivel regional, nacional y/o global.

Línea de financiamiento para pymes

Por otra parte, desde la Agencia se informó que continúa disponible para la comunidad hasta el 31 de marzo la línea de financiamiento municipal para empresas locales en el marco de la emergencia sanitaria Covid-19 (LIFESC).

Esta línea de crédito es financiada íntegramente con fondos de la Municipalidad de Comodoro Rivadavia y está destinada a pymes con hasta 7 empleados con un monto desde $50.000 hasta $300.000; pymes de 8 a 15 empleados, de $100.000 a $600.000; pymes con hasta 30 empleados, hasta $1.000.000; taxis, remises, taxiflet y servicio de bateas, hasta $200.000 por unidad autorizada.

Para mayor información, los interesados en participar en cualquiera de las dos líneas de financiamiento pueden consultar en: financiamiento.conocimiento.gob.ar.

A partir del 1 de abril las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) podrán emitir una factura de crédito electrónica (FCE) para el cobro anticipado de créditos y de los documentos por cobrar emitidos a sus clientes y deudores con los que hubieran celebrado ventas de bienes, locaciones y otros servicios.

La medida que anunció la Afip se implementó luego de un acuerdo con el Banco Central y la Secretaría de la Pequeña y Mediana Empresa. Según el organismo que conduce Mercedes Marcó del Pont, lo resuelto apunta a aumentar la productividad de la mipymes.

La FCE funcionará con una operatoria similar a la del cheque electrónico a los efectos de permitirle a las mipymes, que sean proveedoras de grandes empresas, acceder a mayores fuentes de financiamiento anticipado y que a la vez mejore la certeza de sus cobros.

Para los contribuyentes que por la escala de facturación estén categorizados como mipymes y se facturen entre sí, la medida será optativa. Por otro lado, cuando alguna de estas entidades le realice una factura a una empresa de mayor envergadura será obligatorio operar por este medio.

Quienes tengan o quieran emitir la FCE deberán contar con un domicilio fiscal electrónico constituido y para su emisión tendrán que acceder con clave fiscal a la sección de Comprobantes en Línea del sitio de la Afip y luego a su «WebService». Las especificaciones técnicas de la factura se pueden consultar en el manual que se encuentra disponible online.

De acuerdo a la información de Afip, por este medio la mipymes podrán endosar, ceder y descontar la FCE desde una cuenta bancaria. El comportamiento de pago de las empresas deudoras será informado a una Central de Deudores que estará a cargo del Banco Central. La medida ya fue avalada por la Comisión Nacional de Valores y luego adaptada por el máximo organismo fiscal.

Fuente: La Nación

El Programa Pymes de PAE transitó su décimo quinto año en la región ofreciendo una variedad de propuestas orientadas a intensificar el apoyo a las pymes del Golfo San Jorge y mejorar su eficiencia productiva en un contexto de pandemia sin antecedentes. De esta manera surgió el Plan Integral de Acompañamiento a las empresas que fue reconvertido íntegramente a canales digitales.

Esta iniciativa 100% virtual apuntó a acompañar a las empresas en la transformación digital de sus procesos, la reingeniería de los negocios y la reorganización de sus recursos humanos para el trabajo remoto. Además, ofreció asistencia técnica online para optimizar la gestión de los emprendimientos e implementó un programa de capacitaciones virtuales en habilidades blandas, técnicas y de oficios con el objetivo de seguir fortaleciendo al personal de las pymes y profesionalizar su gestión.

En este sentido, a lo largo de 2020 en Golfo San Jorge, se dictaron cerca de 200 horas de formación gratuitas a través de 58 jornadas en las que participaron más de 6100 personas de varias localidades de la región.

Foco en la innovación y el emprendedorismo

Varias de las actividades llevadas adelante por el Programa Pymes estuvieron orientadas al desarrollo del emprendedorismo y la innovación como un eje esencial para el mundo post coronavirus.

Durante 2020 nueve empresas de Chubut y Santa Cruz participaron del Club de Gestión de Innovación Virtual 2020, una iniciativa de entrenamiento cooperativo que promovió PAE junto a la Asociación Civil EMPREAR, enfocada en crear o potenciar el área de gestión de innovación de cada empresa y adquirir las habilidades necesarias para conquistar los desafíos del cambio que viven los sectores industriales.

En Chubut, con el acompañamiento del Gobierno de la provincia y en Santa Cruz, con el apoyo del Ministerio de la Producción, se realizaron dos Hackatones virtuales en los que participaron más de 1700 emprendedores de la región y representantes de 19 países. Durante tres días, los equipos trabajaron de manera colaborativa para desarrollar 326 proyectos, que hicieron foco en la diversificación de la matriz productiva de las provincias y en soluciones a las problemáticas generadas por la pandemia.

Además, 58 emprendedores de la región recibieron asistencia a través de la incubadora de emprendedores para impulsar y potenciar el desarrollo de sus emprendimientos.

Clúster petrolero

El Programa Pymes también promovió en la región el Programa de formación y desarrollo del Clúster Industrial de Petróleo y Gas, con el apoyo del gobierno de Chubut a través del Ministerio de Hidrocarburos, del gobierno de Santa Cruz a través del Ministerio de la Producción y de la Municipalidad de Comodoro Rivadavia a través de la Agencia Comodoro Conocimiento. También acompañaron empresas de servicios petroleros y operadoras de la región y la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco (UNPSJB).

El Clúster Industrial de Petróleo y Gas busca brindar conocimientos y herramientas orientadas a la profesionalización de la gestión; generar espacios de intercambio que permitan aumentar el ámbito de conocimiento en común en toda la red, apoyar el desarrollo de prácticas asociativas concretas en el desempeño cotidiano y acercar una visión global de las posibilidades emergentes para entidades que representan la integración de la cadena de valor y la sinergia público-privada.

Centros Pescar PAE

Por 3° año consecutivo se llevaron adelante en Comodoro Rivadavia y en Caleta Olivia los Centros PESCAR PAE modalidad virtual, programas de formación socio-laboral para personas de entre 18 y 30 años que concluyeron con más de 40 egresados que actualmente se encuentran con trabajo efectivo principalmente en el sector salud y en el sector comercial.

Haciendo un balance de la trayectoria del Programa Pymes, Agustina Zenarruza, Gerente de Sustentabilidad de Pan American Energy consideró: “A lo largo de los 15 años de vida del programa, gran parte de su éxito fue su capacidad de adaptación a los contextos y necesidades que se fueron presentando. Para lograrlo, la clave fue sin dudas la articulación público-privada con autoridades municipales, provinciales y nacionales, así como también con agencias de desarrollo locales, institutos de enseñanza técnica y universidades con los que generamos alianzas estratégicas”.

Zenarruza agregó que: “Sin dudas este fue un año especial en el que todos tuvimos que asumir desafíos y buscar formas alternativas para trabajar. Estas alianzas estratégicas conformadas por los principales actores de la región tienen un valor enorme y apuntamos a continuar trabajando articuladamente para generar oportunidades de desarrollo para toda la cuenca del Golfo San Jorge y potenciarla”.

Distintos sectores de la producción y de entidades pymes elogiaron la decisión del Gobierno nacional de bajar los derechos de exportación de las economías regionales.

El Gobierno a través del Decreto 1060/2020- eliminó a partir del 1 de enero de 2021 el tributo aduanero para distintos bienes que, en su mayor parte, estaban gravados con una alícuota variable de 3 pesos por dólar FOB (equivalente actualmente a un 3,3% del valor FOB).

La vigencia de la medida llevó a 0% el arancel en la mayoría de estos productos y obtuvo el respaldo de los ministros y ministras de agricultura y producción del país.

El director Ejecutivo de Economías Regionales de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Pablo Vernengo, dijo que en la entidad pyme «aplaudimos y acompañamos está disposición».

«Ahora esperamos que las empresas que exportan puedan, al tener una mejora en sus ingresos, replicarlo también en el precio de sus productos», agregó el directivo,

Por su parte, el titular de la Asociación de Productores de Arándanos de la Mesopotamia Argentina (Apama) Alejandro Pannunzio, dijo que «fue importante que desde el Ministerio de Agricultura se confirmara la continuidad de la medida más allá de julio de 2021».

«Le agradecemos al ministro (Luis) Basterra por no limitar la medida en el tiempo, lo que nos va a permitir contar con el beneficio al igual que los demás sectores», apuntó.

Las producciones regionales, además de permitir obtener una oferta de productos listos para el consumo y que fortalecen el posicionamiento del país en el mercado internacional, mostraron un importante dinamismo en las exportaciones en 2020, aún en el contexto de pandemia, con un mayor valor unitario por tonelada que genera valor agregado en origen.

Las cadenas alcanzadas por los nuevos aranceles son, entre otras; las de carne ovina y caprina, huevos deshidratados, acuicultura, apícola, productos hortícolas (tomate, pimientos, cebolla, ajos, puerros, esparrago, etc), hongos, olivícola, maíz dulce, legumbres y mandioca.

También la producción de frutos secos, frutas tropicales, cítricos dulces, cítricos, uva en fresco y pasas de uva, cucurbitáceas, frutas de carozo, frutas finas, peras y manzanas, infusiones, semillas, quinua, especies, alfalfa, alimentos en base a frutas, jugos de frutas y aceites y esencias de cítricos.