Tag

PyMEs

Browsing

Taccetta tomó el pedido de la entidad gremial empresaria y lo enmarcó en el Proyecto de Resolución que ingresó en la cámara baja.

Ingresó en la Cámara de Diputados de la Nación un Proyecto de Resolución del diputado de Juntos por el Cambio, Matías Taccetta, que tiene como objetivo principal aliviar la situación fiscal que pesa sobre las empresas argentinas, sobre todo, las pequeñas y medianas que fueron quienes más padecieron las medidas de aislamiento obligatorio dispuestas hace dos años y la posterior emergencia sanitaria, que aún a la fecha sigue arrastrando ese proceso.

En concreto, Taccetta, elevó un proyecto que contiene cinco puntos fundamentales:

1. Prorrogar hasta por 6 meses el plazo para que las empresas de hasta 5 empleados adapten sus Libros Sueldo a la versión Digital.

2. Reducir en un 50% la tasa de interés resarcitorio y punitorio que cobra la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

3. Instar a la Administración Federal de Ingresos Públicos ( AFIP) a solicitar en instancias judiciales y de medidas precautorias, embargos bancarios a una entidad única y no al sistema bancario en su totalidad.

4. Modificar para micro y pequeñas empresas con certificado el régimen de anticipos de persona jurídica, el primer anticipo del adelanto de impuesto a las ganancias, llevando a 11 anticipos iguales, atento a lo gravoso que representa actualmente el 25% del primer anticipo.

El punteo corresponde a un reclamo que la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) le hizo a la AFIP. La entidad gremial empresaria, sin fines de lucro, representa a 1491 federaciones, cámaras, centros y uniones de la Industria y los Parques Industriales, el Comercio y los Servicios, el Turismo, las Economías Regionales, la Construcción, los Jóvenes y las Mujeres Empresarias de todo el país.

Taccetta tomó el pedido de la entidad gremial empresaria y lo enmarcó en el Proyecto de Resolución que ingresó en la cámara baja. «Es nuestra responsabilidad como representantes del pueblo argentino, acompañar el reclamo de diferentes agrupaciones que no son más que el eco del sector económico representado por las pequeñas y medianas empresas. Estás últimas, en la actualidad transitan un complejo contexto socioeconómico que torna por demás engorroso el mantenimiento de su actividad y la consiguiente generación de empleo genuino», señaló el diputado chubutense.

«La actividad desarrollada por la AFIP tiene como finalidad percibir los tributos que la legislación establezca y su accionar no puede alterar el objeto de los mismos ni significar un impedimento para el crecimiento de las empresas argentinas», resaltó Taccetta.

Desde el Sindicato Petrolero Chubut se reclamó a YPF la renovación de contratos para Pymes de la región, ya que “desde hace casi 3 años se vienen haciendo prórrogas de 6 y 8 meses”, según refirió el secretario Jorge Ávila, quien anticipó el contenido de un encuentro que mantendrán este jueves con la Cámara Empresaria de Hidrocarburos y representantes del gobierno provincial. En ese cónclave se espera conocer también las proyecciones de planes de inversión para 2023.

El encuentro tendrá la presencia del gobernador Mariano Arcioni; el intendente Juan Pablo Luque; el secretario del sindicato Jorge Ávila y representantes de la Cámara Empresaria de Hidrocarburos. La operadora nacional volvería a invertir 300 millones de dólares.

“Tuvimos una primera reunión con YPF y están proyectando 300 millones de dólares para el año próximo, que es lo mismo que este año. No nos deja muy satisfechos porque esperábamos más, pero sí por lo menos podemos decir que empezamos a tener un plan inversiones con actividad más prolongada”, valoró el conductor de los petroleros privados.

“Otro tema que discutimos es que se les empiece a dar contratos a las pymes de la región, porque no puede ser que ninguna tenga contrato. Se deben firmar contratos en toda la cuenca San Jorge y esto es algo que empezó después de la pandemia, cuando había que renovar pero comenzaron con prórrogas de 6 y 8 meses. Si no hay contrato, es muy difícil para las empresas invertir o conseguir plata para financiar las inversiones”.

En ese marco, Ávila indicó que hay un principio de acuerdo y espera que sea ratificado en una nueva reunión en la Casa de Chubut en Buenos Aires, donde también estará el gobernador Arcioni y el intendente Luque.

“Esperamos entre todos encarrilar esta situación y que las pymes comiencen a tener contratos después de mucho tiempo”, insistió.

El dirigente de Pymes planteó que será importante que asistan los principales directivos de las operadoras de Chubut, a fin de asumir el compromiso de cara al año próximo.

Sobre la inversión de la principal operadora del país en la provincia, detalló que “esperábamos más, porque los insumos han subido, no es lo mismo comprar un camión hoy que haberlo comprado antes. Vamos a ver qué pasa en la reunión de mañana, también van a subir un equipo más en octubre y eso puede sumarse porque capaz no estaba incluido en esa cifra, lo terminaremos de ver mañana”.

“Esperamos una reunión con los principales directivos de operadoras para ratificar los compromisos de 2023”

En relación a la convocatoria con los referentes empresarios, Ávila opinó que “tiene que ser una mesa importante, para ratificar lo que estamos acordando y nadie se desentienda de Chubut. Porque acá se baten récord de producción y otras cosas, pero si no hay inversiones, podemos pensar que lo que ganan en Chubut se lo llevan a Vaca Muerta”.

Asimismo, anticipó que hoy habrá reuniones previas con Tecpetrol y PAE, donde también se evaluarán las proyecciones para el año próximo. “Hasta ahora el lineamiento es que una baja equipos que no queremos que suceda, por eso estamos peleando para mantener los equipos y puestos de trabajo, al menos los del año 22”.

De cara al Segundo Congreso Industrial del Consenso Nacional del Trabajo y la Producción, las cámaras que nuclean pequeñas y medianas empresas (pymes) vinculadas a la cadena de valor del petróleo y gas mantuvieron un encuentro de trabajo con las autoridades de YPF. Allí, coincidieron en la necesidad de acompañar la Ley de Promoción de Inversiones Hidrocarburíferas, que fue presentada por el Gobierno y ya se encuentra en el Congreso.

Según consideraron YPF y las pymes, la iniciativa impulsada por el Poder Ejecutivo Nacional y redactada por la Secretaría de Energía es positiva, en tanto la petrolera y las empresas expresaron que podría dar previsibilidad al sector hidrocarburífero y ponderar el desarrollo de los proveedores nacionales.

De ese modo, el presidente de Industriales Pymes Argentinos (IPA), Daniel Rosato, expresó: “Celebramos que YPF esté compartiendo la charla para dialogar sobre los proyectos que tiene la petrolera y su necesaria asociación con la ley de promoción de las inversiones hidrocarburíferas».

En un comunicado de IPA, la autoridad resaltó que «la actual YPF le brinde al sector una importancia y un lugar que realmente se merece, porque los industriales generan más del 70% de la mano de obra». En representación de YPF asistieron su director, Demián Tupac Panigo, y su gerente de Desarrollo Sustentable de Proveedores, Darío Garribia, quien remarcó que la empresa «logró superar la crisis y recuperar el patrimonio nacional».

«Necesitamos una ley que genere seguridad jurídica a las inversiones en Vaca Muerta», expresó el director de YPF Demián Tupac Panigo.

«Necesitamos una ley que genere seguridad jurídica a las inversiones en Vaca Muerta y en el resto de las cuencas argentinas”, señaló Garribia. Y agregó: “Por eso creemos que esta ley, diseñada por la Secretaría de Energía de la Nación, es clave para el desarrollo».

Fuente: El Diario Web

El presidente Alberto Fernández sostuvo que los peronistas celebran la industria «todos los días», señaló que el empresariado que necesita la Argentina es el que «arriesga, convoca al trabajo, gana e invierte», y al mismo tiempo afirmó que «nadie defiende más a la industria, a las pymes, a los pequeños comerciantes y a la clase media» que las políticas del Frente de Todos.

Tras recorrer el Parque Industrial Hudson, en el partido bonaerense de Berazategui, donde visitó las instalaciones del laboratorio Bina Pharma, Alberto Fernández encabezó un acto junto al presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y la precandidata a diputada nacional Victoria Tolosa Paz, en el que envió un mensaje a los empresarios: “Para nosotros la industria es lo que genera el desarrollo social”.

“Los peronistas todos los días celebramos la industria y creemos en ella; no tenemos un día, todos los días la celebramos» porque “cada vez que un empresario abre una fábrica y da trabajo a los vecinos del lugar, nosotros lo celebramos porque detrás de eso hay un principio de arraigo de muchas familias que encuentran la posibilidad de seguir viviendo en su lugar”, dijo.

En ese sentido, subrayó: “Nada es más importante que la producción y el trabajo. Y cuando hablo de la producción hablo de estos inversores privados a los que el Estado los tiene que ayudar, auxiliar con el crédito, porque así es la mecánica del desarrollo del capitalismo moderno”.

“Nosotros recibimos de Perón y Evita el legado de hacer un país con justicia social. También recibimos el legado de Perón y de Evita de fortalecer a la industria nacional que es la forma de lograr autonomía y soberanía para el desarrollo de la Argentina. Eso también lo supieron Néstor y Cristina (Kirchner)”, remarcó.

Al compararse con el gobierno de Mauricio Macri, el primer mandatario manifestó: “Nosotros no queremos propiciar un sistema en el que a través de la especulación financiera, algunos ganen muchos y muchos pierdan una enormidad”.

Fernández sostuvo que cumplió con su "compromiso electoral de que los jubilados dejen de pagar medicamentos". Foto archivo.

“Nosotros apostamos a que ustedes -los empresarios- inviertan, crezcan y den trabajo”, dijo en el acto en el que participaron empresarios pymes.

Y continuó: “Argentina necesita un empresariado que arriesgue, convoque al trabajo, produzca, gane y después reinvierta. Así el circuito cada vez es más grande. Eso es lo que necesitamos”.

Entre las cifras de la recuperación económica pos pandemia, Fernández destacó que en la actualidad Argentina tiene “récord de exportaciones industriales en los últimos 8 años de la Argentina y bienvenido sea porque si a ustedes -los empresarios- les va bien, dan trabajo y la gente si tiene trabajo mejora su condición social”.

Durante su mensaje, el Presidente se refirió a los planes sociales y dejó sentado cuál es la posición del Frente de Todos al respecto e incluyó una crítica a Juntos por el Cambio: “Si alguien piensa que nosotros estamos felices con los planes sociales, sepan que no».

«Nosotros vamos a estar felices cuando todos los argentinos y argentinas tengan un puesto de trabajo, ya que los planes son solamente un mecanismo para soportar la angustia que la pobreza genera”, apuntó.

Fernández dejó claro que “la solución de la pobreza es el trabajo y no los planes», pero recordó que «en el mientras tanto», el Gobierno no va a «dejar desamparado a quien lo necesite».

Al finalizar su discurso, Massa pidió a los argentinos: “No les pedimos que nos den un cheque en blanco sino que sigan confiando que el camino de la Argentina es el trabajo, la producción y la educación".

Al respecto, recordó que “cuando Cristina (Kirchner) dejó el Gobierno en 2015, había 170 mil planes que además generaban obligaciones como estudiar, trabajar y vacunar a sus hijos» y dijo que «todas esas obligaciones desaparecieron» durante el gobierno que lo precedió y «el número de planes creció de 170 mil a 750 o 800 mil”.

“Ahí sí uno puede decir que fueron dados con total irresponsabilidad porque quienes daban esos planes eran los mismos que le decían a los empresarios pymes que cierren sus empresas y se vuelvan importadores porque era un mejor negocio”, cuestionó.

Y fustigó: “Sabían -en el Gobierno de Cambiemos- que no iban a tomar a los trabajadores que las empresas despedían y lo resolvieron con los planes”.

Ante los empresarios pymes, recordó que durante el gobierno de Cambiemos se cerraron 23 mil pymes y que durante la pandemia a su Gobierno le preocupaba que Argentina pudiese ayudar a las pequeñas y medianas empresas» y recordó que por ese motivo se recurrió como instrumento de asistencia al ATP, porque sabían que «la pandemia algún día iba a pasar» y querían que «las pymes volviesen a trabajar al día siguiente como el día anterior a la pandemia».

“Para nosotros el trabajo es central”, sentenció Fernández, quien enfatizó: “Somos hijos y herederos de Perón y de Evita y estamos orgullosos de eso”.

Al finalizar su discurso, Fernández dijo también que “la clase media en Argentina nació con las políticas de Perón y Evita» y destacó que «nadie defiende más a la clase media que nuestras políticas porque cuando defendemos el empleo, a las pymes, al pequeño comerciante y a la industria, defendemos a la clase media”.

“Lo hicimos siempre y lo vamos a seguir haciendo porque estamos convencidos que es lo que la Argentina necesita para poder vivir la vida que queremos”, expresó el mandatario en el cierre de su mensaje.

Sergio Massa

Por su parte, Sergio Massa señaló que “muchos empresarios pymes sintieron un alivio el año pasado» cuando el Gobierno «congeló las tarifas» y recordó que el sector venía de «un periodo anterior de muchísimos aumentos, que era un negocio para pocos, para los amigos de la vida del gobierno anterior”.

“En el medio de la pandemia pudieron pagar los sueldos porque pudimos poner el ATP, un instrumento desde el Estado hacia las empresas para que los trabajadores cobren su salario y así mantengan el empleo”, agregó.

Al finalizar su discurso, Massa pidió a los argentinos: “No les pedimos que nos den un cheque en blanco sino que sigan confiando que el camino de la Argentina es el trabajo, la producción y la educación y eso es lo que creemos en el Frente de Todos”.

La producción de las pymes industriales creció 13% en marzo respecto de igual mes de 2020, aunque aún se encuentra por debajo de los niveles prepandemia, según un informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

El reporte destaca que si bien «el incremento era previsible, porque se compara contra un mes de fuerte caída (en marzo 2020 la producción había bajado 28,3% anual)», al comenzar las medidas restrictivas, «igualmente, la producción se ubica aún 19,5% debajo de los niveles pre-pandemia (marzo 2019)».

De ahí que «en el primer trimestre del año la industria manufacturera pyme creció 3,9% frente al mismo período del año pasado, pero está 6,4% debajo del primer trimestre de 2019», precisó CAME.

Todos los rubros mostraron un crecimiento en su comparación anual, y se registró el mayor incremento en el textil (19,4%), mientras que el menor resultó en el de productos químicos (9,9%).

El informe indicó que el rubro de alimentos es el único que ya logró recuperar los niveles previos a la pandemia, con un crecimiento de 11,2% anual en marzo, cifra que representó un 0,4% de aumento respecto de la registrada en igual mes de 2019.

La industria de productos de metal, maquinaria y equipo en promedio creció 19% anual en marzo, pero aún está 27% debajo de marzo 2019.

En tanto, el Índice de Producción Industrial Pyme (IPIP) se ubicó en 67,6 puntos en marzo, frente a 76,3 en febrero y 59,8 en marzo del año pasado.

 

Desde CAME sostienen que la industria pyme fue impulsada «por el mayor consumo interno, pero también por la demanda del sector agropecuario y de la construcción, dos sectores que traccionan ramas como metalmecánica o material de transporte, sumado al aumento en la demanda externa, que presionó sobre aquellas empresas que ya tenían mercados internacionales».

 

«Las industrias están comenzando a realizar inversiones, en algunos casos aprovechando las líneas de crédito subsidiado lanzadas por la Nación y las provincias, y en la mayoría con recursos propios»

Además, el uso de la capacidad instalada en marzo se ubicó en 64,4%, según el promedio declarado por las industrias relevadas, y el mayor nivel fue registrado en productos electrónicos, mecánicos e informáticos (71,1%), y el menor en calzado y marroquinería (60%).

Respecto de las expectativas empresarias, el informe sostiene que «la expansión de los casos de Covid-19 y las nuevas restricciones para algunas zonas del país está generando incertidumbre entre los empresarios, por lo que un 20% no pudo contestar cuáles son sus expectativas para la producción de la empresa en los próximos meses, y el 17,4% indicó que espera aumentos».

Los datos provienen de la Encuesta Mensual Industrial de CAME entre 300 industrias pymes de Argentina.

Los intendentes de Lago Puelo, El Hoyo y El Maitén mantuvieron una reunión virtual con el ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas y el secretario de la Pequeña y Mediana Empresa, Guillermo Merediz en la que se presentaron líneas de crédito por 200 millones de pesos para capital de trabajo y para inversión productivas.

«En Lago Puelo, además de zonas rurales y ganaderas, se vieron afectados un aserradero, un taller mecánico, una cervecería, productores de fruta fina, numerosos artesanos que realizan manufacturas por menor y por mayor y luthiers que fabrican instrumentos en madera. Esperamos que todos estos productores puedan ser alcanzados por los créditos, que son una muestra más del apoyo del Gobierno Nacional en está situación de emergencia que atravesamos», explicó el intendente de Lago Puelo, Augusto Sanchez, en la reunión.

RECUPERAR LO PERDIDO

«Esta línea de crédito será de gran ayuda para los productores, emprendedores y artesanos afectados por los incendios porque tiene un período de gracia y una tasa de interés bajísima, gracias a que cuenta con respaldo del FOGAR, el Fondo de Garantías Argentino, que en definitiva es el Estado saliendo de garante de todos los productores», afirmó Kulfas en la reunión virtual.
«El objetivo de esta línea es que el productor se reponga y pueda recuperar lo perdido, para estar nuevamente operativo. Y lo estamos haciendo con ustedes, los intendentes, que son los que están en el territorio y saben dónde están los afectados», agregó. Este Fondo que administra la Secretaría PyME va a salir de garante de todos los productores, con lo cual «los bancos deberían recibir a todos, incluso a aquellos que hasta ahora no son clientes. Juntos vamos a monitorearlos para que sean efectivos», resaltó.

TASAS ACCESIBLES

Por su parte, el secretario de la Pequeña y Mediana Empresa, Guillermo Merediz destacó el trabajo que se realiza desde el Fondo de Garantías Argentino para respaldar a las PyMES: «la falta de garantías no pueden ser un impedimento para el acceso al financiamiento bancario, más en el caso de PyMEs que están atravesando una situación crítica y necesitan volver a armarse desde cero. Es por eso que desde la Sepyme no solo subsidiamos tasas accesibles sino que desde el FOGAR vamos a respaldar el 100 % de los créditos que se soliciten».

HASTA 200 MILLONES

Los créditos consisten en líneas de financiación de hasta 200 millones de pesos y cada productor o PYME puede acceder a un préstamos de hasta 8 millones. El primer año serán a tasa 0, y los productores y pymes contarán con respaldo de garantías. Los créditos para capital de trabajo tendrán una tasas del 9,9 % a partir del segundo año y hay líneas de financiación productivas de hasta 5 años con tasas escalonadas de 9,9% el primer año y 22 % el resto del préstamo.
En el encuentro virtual también participaron el resto de los intendentes de la Comarca Andina.

El intendente de Lago Puelo, Augusto Sánchez, mantuvo una reunión virtual con el ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas y el secretario de la Pequeña y Mediana Empresa, Guillermo Merediz en la que se presentaron líneas de crédito por 200 millones de pesos para capital de trabajo y para inversió productivas.

«En Lago Puelo, además de zonas rurales y ganaderas, se vieron afectados un aserradero, un taller mecánico, una cervecería, productores de fruta fina, numerosos artesanos que realizan manufacturas por menor y por mayor y luthiers que fabrican instrumentos en madera. Esperamos que todos estos productores puedan ser alcanzados por los créditos, que son una muestra más del apoyo del Gobierno Nacional en está situación de emergencia que atravesamos», explicó Augusto en la reunión.

«El objetivo de esta línea es que el productor se reponga y pueda recuperar lo perdido, para estar nuevamente operativo. Y lo estamos haciendo con ustedes, los intendentes, que son los que están en el territorio y saben dónde están los afectados», agregó. Este Fondo que administra la Secretaría PyME va a salir de garante de todos los productores, con lo cual «los bancos deberían recibir a todos, incluso a aquellos que hasta ahora no son clientes. Juntos vamos a monitorearlos para que sean efectivos», resaltó.

Los créditos consisten en líneas de financiación de hasta 200 millones de pesos y cada productor o PYME puede acceder a un prestamos de hasta 8 millones. El primer año serán a tasa 0, y los productores y pymes contarán con respaldo de garantías. Los créditos para capital de trabajo tendrán una tasas del 9,9% a partir del segundo año y hay líneas de financiación productivas de hasta 5 años con tasas escalonadas de 9,9% el primer año y 22% el resto del préstamo.

En el encuentro virtual también participaron el resto de los intendentes de la Comarca Cordillerana de Chubut.

Fuente: Lu17

El Ministerio de Desarrollo Productivo otorgará asistencia financiera por un total de $200 millones a pymes, emprendedores y artesanos de las localidades chubutenses de Lago Puelo, El Hoyo y El Maitén, que resultaron afectados por los incendios que sufrió la zona de la comarca andina.

Según informaron desde la cartera productiva, los créditos contarán con tasas subsidiadas por el Fondep, que tendrán un monto máximo de $8 millones, un año de gracia y podrán destinarse a capital de trabajo que cubra el flujo financiero de la pyme o a inversión productiva, a través de la recompra de bienes o herramientas siniestrados durante los incendios.

La nueva línea de financiamiento fue presentada por el ministro Matías Kulfas y el secretario de la Pequeña y Mediana Empresa y los Emprendedores, Guillermo Merediz en videoconferencia con los intendentes de Lago Puelo, Augusto Sánchez; El Hoyo, Pol Huisman y El Maitén, Oscar Currilén.

En este sentido, Kulfas afirmó que “esta línea de crédito va a ser de gran ayuda para los productores, emprendedores y artesanos afectados por los incendios porque tiene un período de gracia y una tasa de interés bajísima, gracias a que cuenta con respaldo del Fogar, el Fondo de Garantías Argentino, que en definitiva es el Estado saliendo de garante de todos los productores”.

En el caso de los créditos para capital de trabajo, el plazo será de hasta 3 años con una tasa del 0% durante el primer año y del 9,9% el resto del préstamo.

Los créditos destinados a inversión productiva tendrán hasta 5 años de plazo y un esquema escalonado: 0% el primer año, 9,9% el segundo y 22 % hasta el final del préstamo.

Asimismo, informaron que todas las pymes contarán con respaldo de garantías desde el Fogar y podrán tramitar el crédito en el Banco del Chubut.

“El objetivo de esta línea es que el productor se reponga y pueda recuperar lo perdido, para estar nuevamente operativo. Y lo estamos haciendo con ustedes, los intendentes, que son los que están en el territorio y saben dónde están los afectados», agregó el ministro.

Este Fondo que administra la Secretaría PyME va a salir de garante de todos los productores, con lo cual «los bancos deberían recibir a todos, incluso a aquellos que hasta ahora no son clientes. Juntos vamos a monitorearlos para que sean efectivos”, resaltó.

Tras expresar su “solidaridad con todos los que sufrieron estos incendios”, llamó a “trabajar unidos para que el sector productivo afectado vuelva a trabajar, generando lo que saben hacer e invirtiendo para poner a Argentina de pie”.

Por su parte, Guillermo Merediz destacó el trabajo que se realiza desde el Fondo de Garantías Argentino para respaldar a las pymes y señaló que “la falta de garantías no pueden ser un impedimento para el acceso al financiamiento bancario, más en el caso de pymes que están atravesando una situación crítica y necesitan volver a armarse desde cero. Es por eso que desde la Sepyme no solo subsidiamos tasas accesibles sino que desde el Fogar vamos a respaldar el 100% de los créditos que se soliciten”.

En video conexión, el intendente de Lago Puelo, Augusto Sánchez, expresó que “estas líneas de crédito son una muestra más del acompañamiento que la región está recibiendo por parte del gobierno nacional desde el primer momento de la catástrofe socio ambiental en cada uno de sus aspectos. Resulta fundamental para la región la llegada de opciones de recuperación destinadas al sector productivo que se vio fuertemente golpeado por los incendios».

A su vez, el intendente de El Hoyo, Pol Huisman, recalcó que “estos créditos nos ayudarán a apuntalar nuestro sistema productivo y recuperar las pérdidas que hemos sufrido con el incendio. Vamos a seguir trabajando juntos para llegar con el Estado a cada uno de los damnificados”.

Desde El Maitén, el intendente Oscar Currilén agradeció la rápida respuesta del Gobierno nacional y dijo que “las líneas de crédito son un gran alivio, vamos a trabajar desde este rinconcito para que la asistencia llegue a los pequeños productores».

Fuente: Grupo La Provincia

El intendente de Lago Puelo, Augusto Sánchez, mantuvo una reunión virtual con el ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas y el secretario de la Pequeña y Mediana Empresa, Guillermo Merediz en la que se presentaron líneas de crédito por 200 millones de pesos para capital de trabajo y para inversió productivas.

«En Lago Puelo, además de zonas rurales y ganaderas, se vieron afectados un aserradero, un taller mecánico, una cervecería, productores de fruta fina, numerosos artesanos que realizan manufacturas por menor y por mayor y luthiers que fabrican instrumentos en madera. Esperamos que todos estos productores puedan ser alcanzados por los créditos, que son una muestra más del apoyo del Gobierno Nacional en está situación de emergencia que atravesamos», explicó Augusto en la reunión.

“Esta línea de crédito va a ser de gran ayuda para los productores, emprendedores y artesanos afectados por los incendios porque tiene un período de gracia y una tasa de interés bajísima, gracias a que cuenta con respaldo del FOGAR, el Fondo de Garantías Argentino, que en definitiva es el Estado saliendo de garante de todos los productores”, afirmó Kulfas.

“El objetivo de esta línea es que el productor se reponga y pueda recuperar lo perdido, para estar nuevamente operativo. Y lo estamos haciendo con ustedes, los intendentes, que son los que están en el territorio y saben dónde están los afectados», agregó. Este Fondo que administra la Secretaría PyME va a salir de garante de todos los productores, con lo cual «los bancos deberían recibir a todos, incluso a aquellos que hasta ahora no son clientes. Juntos vamos a monitorearlos para que sean efectivos”, resaltó.

Por su parte, el secretario de la Pequeña y Mediana Empresa, Guillermo Merediz destacó el trabajo que se realiza desde el Fondo de Garantías Argentino para respaldar a las PyMES: “la falta de garantías no pueden ser un impedimento para el acceso al financiamiento bancario, más en el caso de PyMEs que están atravesando una situación crítica y necesitan volver a armarse desde cero. Es por eso que desde la Sepyme no solo subsidiamos tasas accesibles sino que desde el FOGAR vamos a respaldar el 100% de los créditos que se soliciten.”

Los créditos consisten en líneas de financiación de hasta 200 millones de pesos y cada productor o PYME puede acceder a un prestamos de hasta 8 millones. El primer año serán a tasa 0, y los productores y pymes contarán con respaldo de garantías. Los créditos para capital de trabajo tendrán una tasas del 9,9% a partir del segundo año y hay líneas de financiación productivas de hasta 5 años con tasas escalonadas de 9,9% el primer año y 22% el resto del préstamo.

En el encuentro virtual también participaron el resto de los intendentes de la Comarca Cordillerana de Chubut.

“Una ganancia de más de 2,6 millones de pesos durante el año pasado hará que muchas pymes paguen parte de sus ganancias con una tasa superior a la de 25%. Los topes son muy bajos” sostuvo Miguel Acevedo, presidente de la Unión Industrial Argentina al referirse al proyecto de modificación a la ley de Impuesto a las Ganancias. El industrial afirmó que “hay que incentivar a la empresa formal y combatir la informalidad. De lo contrario, es como cazar en el zoológico.”

Tras considerar que la actividad industrial está aumentando, predijo que “si la macro continúa ordenada y algunas variables se mantienen, ayudará para que sigamos viendo una recuperación para estar un poco arriba o debajo de lo que se perdió en 2020” y advirtió que “la clave es que esta recuperación se sostenga en el tiempo para que no tenga lógica de rebote”.

El representante del sector manufacturero pasó revista a los problemas que afectan a la actividad. Entre ellos, y con relación al giro de divisas al exterior, señaló que “hay una agenda de temas que se están trabajando con el Banco Central y paulatinamente se van solucionando. Queda mucho por destrabar en este sentido para algunas empresas que tienen dificultades con este tema”. También preocupa la suba de tarifas y las regulaciones laborales. A continuación los aspectos salientes de la entrevista concedida a Ámbito.

Periodista: Los indicadores muestran una recuperación en la actividad industrial. ¿En cuánto estima que puede crecer la industria este año?

Miguel Acevedo: Creemos que hasta octubre, si la macro continúa ordenada y algunas variables se mantienen, ayudará para que sigamos viendo una recuperación para estar un poco arriba o debajo de lo que se perdió en 2020. El año pasado la industria había caído 6,3% y durante 2019 otro 6,4%. La clave es que esta recuperación se sostenga en el tiempo para que no tenga lógica de rebote. Tenemos una agenda de temas para transitar la senda del crecimiento.

P.: ¿Cómo evalúa las perspectivas de las exportaciones industriales? En este sentido la UIA ha insistido en la necesidad de aumentar reintegros. ¿Habrá novedades?

M.A.: El contexto del comercio empieza a mostrar indicios de que va a continuar mejorando, venimos de un 2020 en el que las exportaciones MOI cayeron un 30,4%. Por eso es clave que avancemos en la agenda para la promoción de exportaciones con los reintegros, las retenciones, financiamiento y mejora de la competitividad. Estamos ante el desafío de sofisticar nuestro perfil exportador para insertarnos en las cadenas globales de comercio agregando más valor.

bbb El sector formal en nuestro país afronta una presión tributaria muy alta, sumado a que producto de la pandemia, algunas empresas no pueden afrontar esos pagos. Es algo que tenemos que trabajar porque tanto la carga como la superposición tributarias terminan impactando de manera negativa sobre la inversión, que para los próximos años va a ser clave en la recuperación. Además, esa presión termina siendo un elemento que afecta la inserción en los mercados externos como en el mercado interno en lo que refiere a la competencia desleal del sector informal.

P.: El Gobierno envió al Parlamento un proyecto de Ley que modifica el Impuesto a las Ganancias para las empresas. ¿Cuál es su opinión al respecto?

M.A.: Una ganancia de más de 2,6 millones de pesos durante el año pasado hará que muchas pymes paguen parte de sus ganancias con una tasa superior a la de 25%. Los topes son muy bajos. Una empresa que gana menos de 1,3 millones de pesos puede ser tranquilamente una pequeña empresa. Con eso se genera como efecto que se distribuyan más dividendos previamente a los accionistas, en lugar de promover un proceso de inversión. Es malo para el proceso de generación de inversiones del país y se termina perjudicando a las empresas por las consecuencias. Bajar la alícuota de ganancias a personas jurídicas como estaba propuesto es deseable porque eso incentiva las inversiones. Adicionalmente, las empresas grandes tienen que tener incentivos sostenidos en el tiempo para mejorar. Integrar a las pymes a las cadenas de valor, incrementar la productividad es un objetivo ineludible para el país. Hay que incentivar a la empresa formal y combatir la informalidad. De lo contrario, es como cazar en el zoológico.

P.: También la encuesta de la UIA señala que 69% de las empresas tomaría más personal si cambiaran las regulaciones laborales. ¿Hay algún progreso en este sentido?

M.A.: Con respecto a la cuestión laboral, el empleo formal es clave para recuperar la distribución del ingreso. Argentina tuvo muchas dificultades desde 2011 para generar empleo privado formal. Hoy estamos con un esquema de excepcionalidad que no permite transitar el camino de recuperación con mayor fuerza. El empleo se recupera, pero seguimos en un esquema regulatorio de emergencia que hace que esa recuperación sea sobre los que están dispensados, poniéndole incertidumbre a la generación de nuevos puestos de trabajo en este esquema.

P.: ¿Mejoró el acceso al crédito?

M.A.: Hay más liquidez en lo que respecta a capital de trabajo, así como mejoró la cadena de pagos por la reactivación. Eso se evidenció en nuestra última encuesta. La gran asignatura pendiente que tiene el país es el crédito para inversión a largo plazo a tasas competitivas. Aplicar políticas innovadoras en materia financiera en un país con mucho potencial productivo puede ayudar fuertemente a la inversión.

P.: ¿Cómo impactó la suba de las tarifas eléctricas? ¿Qué plantea la UIA al respecto?

M.A.: Hay una preocupación por la suba en las tarifas para industrias de alto consumo energético, que es el segmento que compra directamente a las distribuidoras. Para la industria, esos aumentos deberían darse en un marco de previsibilidad y con escalonamientos. En el contexto de la pandemia, este esquema de aumentos impacta de manera negativa sobre dos cuestiones clave para el país: sostener el mercado interno y la competitividad de las exportaciones frente a nuestros competidores globales.

P.: ¿Qué opinión tiene sobre las mesas de acuerdos de precios y salarios?

M.A.: En este tema, creo que resulta importante la coordinación de expectativas. El fortalecimiento de la previsibilidad macro coadyuvará en este sentido y los actores tendrán un horizonte razonable. Por otro lado, el Consejo Económico y Social debe articular su trabajo en torno de una agenda multisectorial e integral con objetivos concretos, que aborde las prioridades estratégicas como: mejorar el perfil exportador, aumentar la productividad, promover el crecimiento de la formalización de la economía e impulsar el desarrollo regional y territorial, entre otros. Para lograrlo, todas las medidas tienen que estar articuladas de la mejor forma para construir ese horizonte.

P.: ¿Qué problemas se están presentando para el giro de divisas al exterior?

M.A.: Hay una agenda de temas que se están trabajando con el Banco Central y paulatinamente se van solucionando. Queda mucho por destrabar en este sentido para algunas empresas que tienen dificultades con este tema.

P.: ¿Cuáles son los principales desafíos que enfrenta la Argentina?

M.A.: Los dos desafíos más importantes que tiene Argentina son transformar la recuperación en crecimiento y generar previsibilidad macroeconómica. Independientemente del Consejo Económico y Social necesitamos un acuerdo para que Argentina tenga un horizonte de previsibilidad. Obviamente, en este marco, al igual que lo que pasa con los bonos, el riesgo país encarece esa refinanciación.

P.: ¿Es cierto que se están yendo empresas del país? ¿Por qué cree que se van?

M.A.: Respecto a si hay empresas que se están yendo del país, algunas se van por los cambios que produjo en el mundo la pandemia, otras porque venimos con años de crisis y estancamiento. Mirando en perspectiva, si Argentina hace las cosas bien, tiene muchas oportunidades y puede crecer –Vaca Muerta, sector alimentos, celulosa, minería, software e indumentaria–. Si se promueven las inversiones, todos estos sectores productivos y muchos más pueden ponerse en valor. Por eso es clave reconstruir la confianza y la previsibilidad macro para potenciar los muchos activos productivos que tenemos. Argentina necesita crecer para generar empleo de calidad y mejorar el nivel de vida de la población. Una política industrial 4.0 resulta una necesidad ineludible, sumada a una batería de instrumentos bien articulados: tecnología, financiamiento, incentivos tributarios, legislación.

Fuente: Ámbito