Tag

Encuesta

Browsing

Un estudio de opinión sobre el vínculo de los argentinos con la honestidad revela que la mayoría de los consultados preferiría tener dirigentes políticos que sean incompetentes antes de que sean deshonestos.

Así lo muestra el relevamiento de Horus Inteligencia Cognitiva, que mediante el Test Pilares investigó qué piensan los argentinos sobre la idea de la honestidad en contraposición con la idea de que “el fin justifica los medios”.

Uno de los disparadores fue la afirmación “considero mejor un gobernante deshonesto, antes que un gobernante inoperante”. De acuerdo a los datos del estudio, si bien un 35% se mostró a favor de esto, un 65% pondera la honestidad por sobre la inoperancia a la hora de elegir representantes. Estas personas son en un 74% mayores de 40 años y con estudios superiores.

El test, del que participaron 7.594 personas a nivel nacional de diversos rangos etarios, clases sociales, niveles educativos y ocupaciones, indaga en las opiniones respecto a lo que se espera de los representantes políticos y sociales.

Con la utilización de técnicas de Programación Neurolingüística (PNL) para medir tendencias cualitativas referidas a creencias, valores, emociones, comportamientos y conductas relevantes que determinan la opinión de un público objetivo, se concluyó que el 89% de los encuestados considera que aquellas personas que se sacrificaron por una sociedad menos corrupta son dignas de “admiración y ejemplo”.

El 62% cree que es imposible que un líder deshonesto pueda alcanzar las expectativas y los objetivos de las personas a las que lidera.

Asimismo, otra de las afirmaciones:“No critico al oficial que te pide una compensación para no aplicar una multa, el sistema lo lleva a eso por sus malas condiciones salariales”, generó un 71% de rechazo entre los consultados y un 29% de aprobación.

El test, del que participaron 7.594 personas a nivel nacional de diversos rangos etarios, clases sociales, niveles educativos y ocupaciones, indaga en las opiniones respecto a lo que se espera de los representantes políticos y sociales.

Con la utilización de técnicas de Programación Neurolingüística (PNL) para medir tendencias cualitativas referidas a creencias, valores, emociones, comportamientos y conductas relevantes que determinan la opinión de un público objetivo, se concluyó que el 89% de los encuestados considera que aquellas personas que se sacrificaron por una sociedad menos corrupta son dignas de “admiración y ejemplo”.

El 62% cree que es imposible que un líder deshonesto pueda alcanzar las expectativas y los objetivos de las personas a las que lidera.

Asimismo, otra de las afirmaciones:“No critico al oficial que te pide una compensación para no aplicar una multa, el sistema lo lleva a eso por sus malas condiciones salariales”, generó un 71% de rechazo entre los consultados y un 29% de aprobación.

Un estudio de opinión sobre el vínculo de los argentinos con la honestidad revela que la mayoría de los consultados preferiría tener dirigentes políticos que sean incompetentes antes de que sean deshonestos.

Así lo muestra el relevamiento de Horus Inteligencia Cognitiva, que mediante el Test Pilares investigó qué piensan los argentinos sobre la idea de la honestidad en contraposición con la idea de que “el fin justifica los medios”.

Uno de los disparadores fue la afirmación “considero mejor un gobernante deshonesto, antes que un gobernante inoperante”. De acuerdo a los datos del estudio, si bien un 35% se mostró a favor de esto, un 65% pondera la honestidad por sobre la inoperancia a la hora de elegir representantes. Estas personas son en un 74% mayores de 40 años y con estudios superiores.

El 70% descree de los “discursos de odio” como motivación del atentado

El test, del que participaron 7.594 personas a nivel nacional de diversos rangos etarios, clases sociales, niveles educativos y ocupaciones, indaga en las opiniones respecto a lo que se espera de los representantes políticos y sociales.

Con la utilización de técnicas de Programación Neurolingüística (PNL) para medir tendencias cualitativas referidas a creencias, valores, emociones, comportamientos y conductas relevantes que determinan la opinión de un público objetivo, se concluyó que el 89% de los encuestados considera que aquellas personas que se sacrificaron por una sociedad menos corrupta son dignas de “admiración y ejemplo”.

El 62% cree que es imposible que un líder deshonesto pueda alcanzar las expectativas y los objetivos de las personas a las que lidera.

Asimismo, otra de las afirmaciones:“No critico al oficial que te pide una compensación para no aplicar una multa, el sistema lo lleva a eso por sus malas condiciones salariales”, generó un 71% de rechazo entre los consultados y un 29% de aprobación.

Intereses individuales vs honestidad: qué piensan los consultados por Horus Inteligencia Cognitiva
Esteban Neme, socio de Horus, explicó al respecto: “Resulta interesante destacar que cuando se indaga en los participantes sobre la importancia de la honestidad a nivel individual, el 67% se posicionó más afín a contemplar la honestidad por sobre otras acciones que prioricen alcanzar el fin sin importar el medio para lograrlo”.

En ese sentido, Neme sumó que “cuando se indagó sobre la mirada social, el 65% mostró inclinación para pensar una sociedad con actitudes y cualidades más honestas, incluso frente a situaciones más externas donde un 83% encuentra inaceptable que una empresa evada impuestos”.

En escenarios donde se priorizan los intereses individuales, el 60% concluyó estar de acuerdo con el hecho de que “criticar a una empresa que, a través de sus contactos, logró contratos con el estado, es hipócrita. Cualquiera que tuviera la oportunidad lo haría”.

En esa línea, un 74% estima que la gente valora más sus propios intereses que la honestidad, por lo tanto se espera que para que actúen como corresponde es necesario que tengan miedo a las consecuencias de los actos deshonestos.

No obstante, la honestidad sigue preponderando sin importar los niveles económicos, sociales y culturales. Un 71% de los consultados rechazó la idea de que la honestidad solo se le puede exigir a aquellas personas que tienen sus necesidades básicas cubiertas, argumentando que no hay excusas para la falta de sinceridad.

El 63% se mostró en contra de la creencia de que “todas las personas tienen un precio” y un 72% coincide con que «preferiría pasar hambre antes de hacer algo que no corresponde».

Desde Horus consideran que estos datos muestran que para los argentinos y argentinas la honestidad “se posiciona como algo no negociable”, ya sea en el caso de acciones individuales, pretensiones sociales, en elección y preferencia de representantes y en la toma de decisiones cotidianas.

Sin embargo, señalaron, “cuando existen intereses individuales en juego, este pilar social puede sufrir algún descenso en la escala de valores”.

El 24,2% de los chubutenses creen que el consumo de drogas es la principal causa de la inseguridad en la provincia. En tanto, un 19,3% relaciona el aumento de los delitos en casi todo el territorio provincial con la falta de empleo. Son dos de las principales conclusiones de una encuesta exclusiva realizada por la consultora Aresco para Jornada y Cadena Tiempo.

Se trata de una encuesta cuantitativa realizada entre el 1° y el 6 de septiembre pasado en una población mayor de 16 años en condiciones de votar, que incluyó un total de 1.500 casos, con un error estadístico global de +/- 3.77% y un nivel de significación de 95.45%, indica la Ficha Técnica del trabajo.

Preocupaciones

El lunes, Jornada publicó la primera entrega del trabajo de Aresco, que evaluó las preocupaciones de los chubutenses: el 47,5% respondió que la inflación, los problemas económicos y de empleo son las cuestiones que más lo afectan en su vida cotidiana, mientras que un 24,8% indicó que la corrupción es el segundo tema que más lo preocupa. Recién en el tercer escalón del ranking aparece el delito y la inseguridad, con un 13%.

Otras causas

Pero la encuesta abundó en el tema de la inseguridad que viven las principales ciudades de la provincia. Ahí los encuestados respondieron sobre otras causas que podrían estar detrás del aumento del delito. Luego del consumo de drogas y los problemas de empleo, la gente señaló a la falta de políticas sociales (18,9%) y a la pobreza (17%) como otros dos aspectos que también contribuyen en el aumento de la tasa de delitos. Más atrás se ubica la corrupción policial (13,1%) como otra de las causas.

La Policía, precisamente, goza de una buena imagen en la sociedad, según el trabajo de Aresco: un 39% tiene una valoración positiva de la fuerza; un 42,5%, regular; y sólo un 15% dijo tener una imagen negativa.

Desde el Gobierno critican a la oposición por sus «discursos de odio». Sin embargo, una encuesta demuestra que la mayoría de los argentinos cree que esos discursos provienen del oficialismo y de los medios de comunicación.

Este domingo la consultora Zuban Córdoba y Asociados difundió una serie de datos que invitan a la reflexión. Entre ellos, la encuesta revela que solamente el 12,5% de los encuestados considera que Juntos por el Cambio sea el espacio con más responsabilidad en sembrar discursos de odio en Argentina. A diferencia de lo que plantea el Gobierno nacional, la gran mayoría subraya que los «discursos de odio» vienen del Frente de Todos y los medios de comunicación.

El 36,6% de los encuestados afirmó que la mayor responsabilidad en sembrar y difundir ese odio recae sobre el Gobierno de Alberto Fernández. El 24,2% apuntó contra los medios de comunicación. Este dato contrasta con la lectura que hace el kirchnerismo de la realidad y las acusaciones que desde ese espacio realizan contra Juntos por el Cambio.

Pero más allá de ello, hay otro punto que debería invitar a la reflexión tanto al oficialismo como a la oposición. «La Argentina sigue esperando de sus políticos que sean capaces de normalizar el debate público.Un 71% dice que tanto el oficialismo como la oposición deberían moderarse luego del atentado. Un porcentaje prácticamente idéntico afirma que se debería firmar un acuerdo de convivencia democrática», concluyen desde Zuban Córdoba en base a los datos de la encuesta.

«Cuando se le pregunta a la opinión pública que sector influye positivamente para neutralizar y disminuir los discursos de odio, la primera opción en aparecer es ‘ninguno’ con un 32%.La sociedad mira el atentado a través de sus sesgos ideológicos, pero eso no evita que también demanden pacificación y acuerdos democráticos», agregan.

Es decir, existe coincidencia en la necesidad de bajar el nivel de agresión y transitar un camino de diálogo.

Una encuesta nacional muestra las reacciones posteriores al intento de asesinato a la vicepresidenta. Además, intención de voto para las elecciones presidenciales y un claro mensaje a la clase política.

El intento de magnicidio hacia Cristina Kirchner trastocó el escenario político argentino. Una encuesta de la consultora Zubán Córdoba y asociados revela las reacciones del electorado días después del hecho. Y, a pesar de la apuesta de diversos sectores políticos a favor de la grieta, la ciudadanía parece estar agotada de la confrontación y la falta de diálogo.

Más allá de los cambios que pueda haber, lo que se mantiene estable, según el estudio, es la desaprobación de la gestión oficialista. El 69% la desaprueba y solo el 29% la aprueba. Son números apenas mejores para Alberto Fernández que los registrados el mes anterior. El peor momento se registró en julio pasado, con un 72% de desaprobación.

La encuesta se detiene también sobre el atentado hacia Cristina Kirchner. El 46% dijo tener «preocupación», mientras que el 16% «bronca», el 10% «tristeza» y un 5% «miedo».

En cuanto al autor del hecho, más de la mitad, el 55%, considera que «fue parte de una organización o conspiración». Para el 16% se trató de «una persona suelta con desequilibrios mentales», y el 11% sostuvo que «fue algo espontáneo».

Igualmente, solo el 26% tiene confianza en que la Justicia podrá esclarecer lo sucedido. En cambio, el 71% no cree que se pueda resolver. Los votantes de Mauricio Macri en 2019 y las personas de entre 31 y 45 años mostraron mayor desconfianza que el promedio.

Por otro lado, la encuesta consultó por la frase «el oficialismo y la oposición deberían firmar un acuerdo de convivencia democrática». El 72% respondió estar «muy de acuerdo» o «algo de acuerdo» con esa afirmación. En cambio, solo el 22% dijo estar «muy en desacuerdo» o «algo en desacuerdo», lo que parece delatar un mayor incentivo hacia un acercamiento entre distintos sectores políticos. Los votantes de Alberto Fernández, las mujeres y las personas mayores de 60 años fueron los que más apoyaron la frase.

Además, hubo un abrumador nivel de acuerdo (el 82%) con la frase «es necesario que se bajen los niveles de violencia en el debate público de Argentina». Solo el 15% dijo no comulgar con el enunciado.

encuesta

Por último, la encuesta se detuvo sobre escenarios electorales de cara a 2023. Si bien no se consultó sobre nombres propios que se barajan como posibles candidatos, sí se hizo sobre espacios políticos. Allí logró una luz de ventaja Juntos por el Cambio, con un tercio del electorado a su favor. Luego aparece el Frente de Todos (26%), seguido de cerca por los liberales y libertarios (25%). Respecto a las mediciones anteriores, las dos coaliciones principales muestran un leve retroceso, mientras que la tercera fuerza alcanza su mejor valor.

 

El dato surge de la Encuesta de Expectativas de Ejecutivos que elabora la entidad cada seis meses; el 51% de los consultados dijo que las inversiones delas empresas caerán y el 47%, que el empleo se mantendrá; el coloquio se realizará entre el 12 y el 14 de octubre.

Siete de cada 10 empresarios tienen una visión negativa de la Argentina para el corto plazo y creen que la economía será peor o mucho peor en el próximo semestre. Es el dato se desprende de la encuesta de Expectativas de Ejecutivos del primer semestre de IDEA, la organización que reúne a los principales directivos del sector privado del país.

“Los ejecutivos consultados sostienen una percepción desfavorable de la situación económica nacional del pasado semestre y no visualizan una pronta mejora”, dice el informe, elaborado a partir de una encuesta entre referentes del sector privado realizada por la consultora D’Alessio IROL en la semana en que asumió Sergio Massa como ministro de Economía.

Los autores de este relevamiento advierten por el empeoramiento en las expectativas en el país en los últimos años, y dan cuenta de que, a fines de 2019, la visión optimista se había recuperado (70% entre los encuestados), pero luego se derrumbó por el impacto de la pandemia, el deterioro económico, el golpe de la guerra en Ucrania y el empeoramiento del contexto macro.

En ese sentido, la dinámica de los precios aparece en el centro de las preocupaciones del mundo empresario. Según se desprende del informe, el 91% de los encuestados cree que la inflación aumentará en el corto plazo, con siete de cada 10 estimando que ese incremento será “significativo”.

La visión negativa también alcanza al nivel del tipo de cambio: un 52% de los encuestados proyecta una devaluación más acelerada (habrá un “aumento significativo” del tipo de cambio), mientras que el 46% cree que el valor de la divisa tendrá un incremento “moderado”.

“La evaluación del período es negativa y la evolución es aún más negativa. Es algo para observar”, afirmó Daniel González, director ejecutivo de IDEA. “Hay una altísima preocupación por la inflación, con el 91% que estima que va a aumentar y es algo para observar. Probablemente, tengamos una moderación en el aumento de la inflación que veníamos viendo, que fue muy importante en este período”, agregó el empresario, que fue CEO de YPF.

El relevamiento se realizó entre el 5 y el 17 de agosto de manera online, y tuvo en cuenta respuestas de 245 hombres y mujeres socios de IDEA. Según explicó Eduardo D’Alessio, titular de la firma a cargo de la encuesta, el perfil de las respuestas describe el consenso entre empresarios en la semana en la que asumió Massa. “Hacía pocos días que había asumido como ministro. Había pasado el primer discurso de indicaciones generales, pero todavía no había medidas y no estaba la gestión incorporada en las opiniones de las respuestas”, dijo el consultor.

En ese escenario negativo sobre la economía, existe un consenso generalizado entre los encuestados sobre un pedido al ministro Sergio Massa: el 79% de las respuestas ubican a la ‘reducción del déficit fiscal’ como la medida de corto plazo que tendría un mayor impacto positivo sobre el escenario macro. Si bien en la última encuesta, en noviembre, de 2021, este reclamo ya se ubicaba en el primer puesto de este apartado, el incremento de 13 puntos porcentuales en la cantidad de respuestas indican un mayor consenso entre los referentes del sector privado.

Además del equilibrio en las cuentas públicas, otras medidas reclamadas por los referentes del sector privado según la encuesta de IDEA son un cambio en el marco impositivo (43%), un incremento en la seguridad jurídica (32%), la eliminación del cepo con liberalización del mercado de cambios (23%) y una mejora en la gestión ejecutiva nacional (21%).

“Niveles tan altos de déficit y la aceleración del gasto, en un contexto que se acerca al año electoral, generan preocupación. Eso explica por qué lidera la preocupación por la inflación y por la institucionalidad, que se entiende en la responsabilidad en la gestión del poder ejecutivo”, dijo Mariana Camino, presidenta de la consultora Abeceb, en la presentación de la encuesta.

Puertas adentro de las empresas

A nivel micro, las expectativas concentran un perfil entre neutro y negativo, con expectativas que son mejores que las proyecciones para el país. Cuatro de cada 10 encuestados indican que la situación económica y financiera de sus empresas será igual en el próximo semestre, mientras que un 49% plantea que será moderadamente peor (39%) o mucho peor (10%).

Al mismo tiempo, un 29% afirma que las ventas de sus empresas crecerán en los próximos 12 meses, mientras que un 41% creen que disminuirán. El diagnóstico es similar para las exportaciones: un 18% cree que tendrá incrementos, mientras que un 28% estima que disminuirán.

El diagnóstico es peor en el segmento inversiones, donde la mayoría de los encuestados (51%) considera que habrá una disminución significativa (29%) o leve (22%). Por el contrario, solo un 13% afirma que sus empresas tendrán crecimientos en la inversión.

En materia de empleo, la mayoría de los encuestados (47%) afirma que no habrá cambios, mientras que un 19% estima que aumentará y un 34% que se reducirá.

Entre las medidas necesarias para generar un contexto de mayor estímulo a la inversión, la encuesta indica que un 77% plantea como necesario una mejora en la “estabilidad institucional”. También consideran clave una revisión del marco impositivo (61%), un cambio en el marco laboral (58%), mayores incentivos fiscales (22%) y un fortalecimiento del financiamiento de largo plazo (18%).

El Gobernador de Chubut sigue siendo noticia nacional encabezando el ranking de los 7 peores gobernadores de Argentina.
La consultora CB proclive a realizar encuestas pagas como todas las consultoras, pero está siendo más obstinada que el resto de las consultoras no pudo darle ni siquiera siendo paga un buen lugar a Mariano Arcioni.

Aún con todo el financiamiento a favor a Mariano Arcioni no pudieron ponerlo más arriba porque su imagen negativa real supera el 65% en Chubut y la consultora tuvo que dibujar los números para darle un 54% de imagen positiva cuando en la provincia 7 de cada 10 Chubutenses opinan que la gestión del heredero de Das Neves el jefe de la asociación ilícita que se robó está provincia está entre mala y muy mala.

El Gobernador de Chubut sigue siendo noticia nacional encabezando el ranking de los 7 peores gobernadores de Argentina.

Lo cierto es que por más ayuda que le brindo la consultora al escribano de Lázaro Báez no se lo puede ubicar más arriba en el ranking y quedo 18 en el ranking de 24 gobernadores siendo la cabeza de los 7 peores mandatarios provinciales de la nación.

Arcioni solo supera a 6 Gobernadores. Cholila Online posee fuentes en esta consultora y lo cierto es que se habrían dado desembolsos importantes para ubicarlo 18 en el ranking de 24 gobernadores de lo contrario hubiera terminado en el último lugar. De todas maneras lidera el ranking de los peores 7 gobernadores.

 

La fecha de realización de las próximas elecciones es un tema clave en los distintos encuentros entre los dirigentes del PJ provincial. Hacerlas el mismo día que las elecciones nacionales para llevar en la boleta a un/a candidato/a a presidente o hacerlas separadas y que compitan directamente los postulantes a la gobernación de las distintas fuerzas políticas.

Un tema clave a la hora de resolver esta cuestión es analizar la imagen de los candidatos propios a nivel nacional y sopesarla con los de la oposición. Y en esta comparación de fuerzas los principales referentes del PJ a nivel nacional, Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, no arrojan datos favorables a nivel país, en general, y en nuestra provincia, en particular.

Según una encuesta realizada los primeros días de julio por CB Consultora Opinión Pública, que mide la imagen de los dirigentes nacionales en cada provincia, revela un preocupante dato para la actual fórmula presidencial encabezada por Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner.

El documento señala que Alberto Fernández tiene mayor imagen negativa que positiva en 21 de las 24 provincias (incluyendo la Ciudad Autónoma de Buenos Aires). El mandatario nacional posee su imagen positiva más alta que la negativa en Santiago del Estero (61,8%), Formosa (55,9%) y Chaco (54,1%). Su imagen positiva más baja es en CABA donde cuenta con el 23,9% y un 74,6 adversa. Chubut se ubica en el puesto 14 a nivel nacional con el 39.8% favorable y el 58,2% desfavorable.

En relación a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, son tan solo 4 provincias las que tienen una buena apreciación de su figura. Al igual que el presidente, su imagen positiva más alta es en Santiago del Estero (55,8%) y su imagen positiva más baja en Córdoba (20,2%). Chubut se ubica en la 10° posición nacional con el 37,1 % favorable y el 61,2 desfavorable.

Para colmo de males, el principal competidor a la presidencia el año próximo será, seguramente, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien actualmente encabeza casi todas las encuestas de gestión e imagen positiva.

Con este panorama resulta complicado pensar que en Chubut las elecciones nacionales y provinciales se realizarán el mismo día aunque, como se sabe, con Arcioni siempre hay lugar para las sorpresas y cualquier cosa puede pasar.

Las elecciones Generales de Noviembre son las más complejas para el Gobierno, porque allí se arriesga tres bancas. Las dos que había ganado el Frente para la Victoria en 2015 y la que había conseguido también ese año el peronismo opositor (aliado al Gobernador Mario das Neves), pero que luego se sumó al FdT.

CB Consutora realizó un nuevo relevamiento entre el 23 y 26 de Octubre en las Provincias que ponen en juego bancas en la Cámara Alta nacional.

Los números en Chubut

El resultado de la PASO lo dejó al borde de perder dos escaños: Juntos por el Cambio le ganó 41% a 27,6%. Eso explica la presión (sin éxito) para que el candidato del actual mandatario, Mariano Arcioni, se baje y deje votantes libres para que crezca el oficialismo nacional.

La encuesta de CB (885 casos, del 23 al 26 de octubre), con 7,4% de voto en blanco y 13,2% de indecisos, ubica a Juntos por el Cambio en 33,2% y al Frente de Todos en 24,9%. Cuando se proyecta voto afirmativo, la lista que encabeza Ignacio Torres sube a 40,8% y la de Carlos Linares a 32,6%.

La primera pregunta realizada tuvo que ver con la participación del electorado el próximo 14 de Noviembre. El 69,1% de los chubutenses contestó que seguramente irá a votar; el 8,5% dijo que “probablemente iré”, mientras que el 8,3% dijo que no irá y más del 14% contestó que aún no sabía.

Luego se consultó acerca de las listas que encabezan los principales candidatos: Carlos Linares del Frente de Todos; Ignacio Torres (Juntos por el Cambio) y Federico Massoni (Chubut Somos Todos).

El 21,5% dijo que podría votar la lista del Frente de Todos que integra además de Linares, Florencia Papaiani y Emanuel Coliñir. El 15,3% contestó que “podría votarla”. La negativa sumaría más que los dos items anteriores ya que alcanzó el 51,5%. Se marca un piso electoral de 21,5% y un techo de 36,8%.

En tanto el 20,4% sostuvo que seguramente votará la lista encabezada por Ignacio Torres junto a Edith Terenzi y Matías Taccetta. El 26,9% podría votarla mientras que el 40,9% dijo que no la votará. Por último, un 11,8 constestó que no definió. Se marca un piso electoral de 20,4% y un techo de 47,3%.

Se midió también la nómina del oficialismo provincial encabezada por el ministro de Seguridad, Federico Massoni quien está secundado por la diputada Rosa Rosario Muñoz. El 8,8% contestó que seguramente la votará; el 10,5% que probablemente la votará mientras que el 57,2% dijo que no le interesa votarla. El 23,5% dijo que no sabe. Se marca un piso electoral del 8,8% y un techo de 19,3%.

Por último se preguntó: “Si las elecciones generales fueran mañana ¿a quién votaría entre estas opciones?”. El 33,2% contestó que votaría a Ignacio Torres de Juntos por el Cambio; el 24,9% a Carlos Linares del Frente de Todos; el 12,1% a Federico Massoni de Chubut Somos Todos; el 6% a César Treffinger del PICH; el 3,2% a Gloria Saez del Frente Izquierda. El 7,4% serían votos blancos y el 13,2% respondió que aún no sabe.

 

 

Una nueva encuesta de la consultora Trespuntozero en Chubut, que había anticipado el triunfo de la fórmula de Ignacio Torres en la categoría de senadores, proyecta un escenario similar para el 14 de noviembre.

El relevamiento fue realizado por la citada consultora entre el 5 y 16 de octubre, sobre una población mayor de 16 años residente en Chubut, con acceso a internet mediante PC hogareña, teléfono inteligente o línea telefónica fija y celular.

El tamaño de la muestra es de 800 casos y el nivel de confianza, de 95 por ciento, mientras que el sistema de consulta fue mixto (Online+CATI, este implica el uso de un software especial para guiar la encuesta telefónica).

De acuerdo con los resultados de este relevamiento, a la pregunta a quién votaría “si las elecciones fueran hoy”, el 33,6 por ciento de los encuestados se inclinó por la boleta que encabezan Ignacio Torres para el Senado y Ana Clara Romero como diputada; le sigue Carlos Linares para el senado y Eugenia Alianello diputada, con un 25,6 por ciento.

Al contrastarse la encuesta contra el resultado de las PASO realizadas el 12 de septiembre, surge una baja de 6 puntos en las opciones que había totalizado Juntos por el Cambio en esa instancia, cuando se ubicó en un 39,5 por ciento, al sumar las 3 fórmulas que participaron de la interna.

Visto de otro modo, también puede observarse que el candidato ganador de las PASO lograría retener un 85 por ciento de los votos sumados en aquel momento, es decir que está evitando la dispersión de aquellos sufragios, como también lo refleja la encuesta en otro apartado, conocido como transferencia de votos. En ese ítem, la mayoría de los votantes de Sergio Ongarato y Mario Cimadevilla, según la encuesta, confirma su decisión de acompañar al candidato ganador.

Linares-Alinanello con el mismo “techo”

El otro fenómeno para observar si se compara esta encuesta con las PASO es que el binomio Linares-Alianello no logra subir el techo alcanzado en aquella instancia. Por lo contrario, la intención de voto relevada por Trespuntozero es levemente inferior al el 26,7 por ciento obtenido en las PASO por la suma de las dos listas que participaron de la interna del Frente de Todos.

Las otras opciones mueven un poco sus resultados hacia abajo. En la encuesta, la boleta del Chusoto que integran los ministros Federico Massoni y Fabián Puratich alcanzan sólo un 11,3 por ciento de los votos, lo que implica un retroceso de dos puntos frente al 13,4 de las PAO.

El Frente de Izquierda, con Gloria Sáez y Daniela Gordiola, retrocedería hasta un 5 por ciento de las preferencias, luego del muy buen resultado obtenido en las PASO, con el 9,3 por ciento de los votos.

Y el PICH, con César Treffinger y Maira Frías, obtendría un 6,6 por ciento, no tan alejado del 7,3 por ciento logrado el 12 de septiembre.

En la encuesta todavía hay un 9 por ciento de indecisos, mientras que un porcentaje similar manifiesta su decisión de votar en blanco o directamente de anular su voto el día del comicio.

Un relevamiento en una encuesta señaló que un 25% de electores que podría cambiar su postura de cara a las elecciones legislativas del 14 de noviembre. El 75% restante, en tanto, afirmó que su elección será la misma que en las PASO.

Un relevamiento realizado por la consultora Taquión luego de la derrota sufrida por el oficialismo en las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO), señaló que un 25% de electores que podría cambiar su postura de cara a las elecciones legislativas del 14 de noviembre. El 75% restante, en tanto, afirmó que su elección será la misma que en las PASO.

Otro de los principales datos que arrojó el relevamiento es que 4 de cada 10 consultados manifestaron haber quedado satisfechos con el resultado de la votación. La volatilidad de la elección se profundiza en la población joven: según la consultora, la mitad de ellos se inclina por algún candidato en la semana previa a los comicios, el mismo día o incluso dentro del cuarto oscuro.

El relevamiento de Taquión alcanzó los 3.982 casos, en los que indagó sobre el humor social posterior a las elecciones que definieron las internas de los partidos políticos. Se trata de personas mayores de 16 años con acceso a internet y redes sociales, de todo el país.

Asimismo, la encuesta realizó consultas relacionadas con la recepción de las personas ante las ofertas electorales que desplegaron los distintos frentes y candidatos en la campaña proselitista que antecedió a las PASO. En ese marco arrojó datos elocuentes de cómo percibe la ciudadanía el estilo que elige la dirigencia.

El 85% de las personas manifestó haber sentido vergüenza ajena por alguno de los spots de campaña. El histrionismo atravesó a todos los frentes en la antesala a las PASO, con avisos que tuvieron gran repercusión a nivel audiencia aunque no por ello lograron seducir a los votantes.