Tag

estado

Browsing

El presidente Alberto Fernández destacó que, «aun en pandemia», su Gobierno nunca cedió sus «banderas y convicciones» que son la lucha contra «el hambre» y la asistencia a «los desposeídos», y puso el acento en el carácter crucial de un Estado presente para llevar adelante políticas sanitarias, habitacionales y educativas que el mercado no lleva adelante.

Al encabezar la entrega de viviendas en el municipio bonaerense de Avellaneda, Fernández señaló la importancia del Estado como impulsor de políticas que terminen con los «desequilibrios y desigualdades» y, en ese sentido, recordó como hito preponderante al 27 de abril de 2003, fecha en que Néstor Kirchner accedía al balotaje para la presidencia de la Nación.

«Nada de esto ocurre si el Estado no está presente, porque no lo hace el mercado sino el Estado. Si el Estado no hace estas casas, estas casas no existen. Si esto se llama estatismo, populismo, peronismo, para mí es resolverle la vida a la gente», sostuvo, luego de entregar viviendas que estaban prácticamente finalizadas a fines de 2015 y que el gobierno de Juntos por el Cambio no concluyó.

El Presidente dijo que «hacer viviendas no es solo dar un techo, es darle condiciones de vida» a las personas que las habitan y que no haberlas entregado oportunamente habla del «odio» expresado por la dirigencia de la administración macrista.

«Está claro que no por algo somos peronistas y ellos son conservadores, para decirlo de algún modo», señaló.

En ese mismo sentido, dijo que «aún en pandemia», nunca se cedieron «banderas y convicciones» y ponderó el trabajo realizado por su gabinete.

«Que los ministros no están, no están ausentes», aclaró el jefe de Estado y agregó: «No están en los canales de Televisión y en los diarios, están todo el día haciendo lo que tienen que hacer».

Fernández, junto a gran parte de su gabinete, autoridades de la provincia y del municipio, encabezó la entrega de viviendas en el barrio Saladita de Avellaneda.

Según se anunció en el acto, se formalizó la adjudicación de 48 casas que completan el total de 132 que integran el barrio.

Además, se realizaron obras hídricas, viales y de puesta en valor del entorno urbano en dónde se emplazan las viviendas.

Junto al Presidente estuvieron presentes, el ministro de Hábitat y ex intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, el ministro del Interior, Eduardo «Wado» de Pedro, la titular de la cartera de Género, Elizabeth Gómez Alcorta, entre otros.

La Delegación Noroeste Lago Puelo de la Dirección General de Servicios Públicos de Chubut (DGSP) informa el estado de las reparaciones de las redes de transporte de energía que se siniestraron durante la emergencia ígnea ocurrida en la región tras la catástrofe socio ambiental. Los trabajos iniciaron a pocos días del siniestro y permanecen activos en la actualidad.

Entre los días 17/04/2021 y 19/04/2021 se produjo la reconstrucción de la subestación Catarata Norte. Las tareas incluyeron la colocación de seis postes de baja tensión, tensionado de línea de 13,2 Kv y habilitación del sector Bajada de Ponce.

El día 20/04/2021 se produjo la colocación y tensionado de transformador en sector Mirador de El Hoyo seguido por la extracción y reemplazo de 8 postes en línea de 13,2 Kv en sector Callejón de Carro.

El 21/04/2021 se procedió a reconstruir la subestación Subida Dulcería El Puente. Posteriormente se habilitaron los transformadores en ese sector que actualmente están todos operativos. Se produjo la recorrida de la línea de baja tensión y acometida de medidores para determinar daños y proceder a su reparación.

El 22/04/2021 se continuó por la reconstrucción línea de 13, 2 Kv en Callejón Escuela 717. Colocación de postes para ese tendido, cedidos a préstamo por la Cooperativa de Servicios El Hoyo. Además se avanzó con el tensionado de transformador acceso a Subestación Golondrinas.

Hoy, 23/04/2021 se prevé seguir realizando reparaciones en sector Escuela 717; que incluye trabajos de poda y reemplazo de materiales dañados.

La DGSP informa que se está a la espera de los materiales necesarios para continuar con las actividades diagramadas, en tanto que se informarán por este medio las tareas previstas.

La crisis económica y social se profundiza estructuralmente en Chubut. El Estado se encuentra parece ausente. Los habitantes de la Comarca Andina padecen las consecuencias de un incendio brutal ocurrido el 9 de marzo, mientras los estatales no terminan de cobrar sus salarios y siguen perdiendo poder adquisitivo crónicamente. Enfrentar la pandemia parece una quimera utópica con las cuentas en rojo. La madre de todos los problemas es la deuda tomada desde 2010, decisión que no se tradujo en obras mientras que desde hace cinco años los pagos del endeudamiento se llevan una porción importante de los ingresos de la provincia.

Durante los últimos cinco años Chubut pagó deuda por 43.500 millones de pesos. En ese período, los fondos utilizados para afrontar esos desembolsos representaronentre el 14 y 21% del total de los ingresos corrientes que tuvo la provincia en dicho período; según la situación de cada año.

A pesar de haber desembolsado casi 8 masas salariales de las que deberían cobrar actualmente los empleados públicos y los jubilados provinciales, Chubut tenía al tercer trimestre del año pasado una deuda de 74.437 millones de pesos.

Indudablemente, la deuda es la madre de todos los problemas que tiene la provincia. No soluciona las urgencias, no puede atender a los más necesitados, no puede afrontar la pandemia y al mismo tiempo no se realizaron las obras con las que se justificaron 10 años de endeudamiento.

Los endeudamientos en dólares arrancaron en 2010 durante la gestión de Mario Das Neves, continuaron en otras dos oportunidades durante el gobierno de Martín Buzzi (2013-2015) y se volvieron a generar durante 2016 cuando empezó a gobernar la fórmula Das Neves-Mariano Arcioni. La gestión de Arcioni ya emitió 83,5 millones de dólares en los últimos seis meses.

Esos pedidos de dólares iban a destinarse a la realización de obras públicas de importancia, pero la década se esfumó tanto como los dólares. Las obras en su gran mayoría no se hicieron, y desde hace cinco años los vencimientos comenzaron a transformarse en una pesada herencia que continuará hasta por lo menos 2030.

Escalada alocada

En 2010 la deuda de Chubut era de apenas 959 millones de pesos. Para el tercer trimestre del 2020 había crecido a 74.734 millones de pesos. El aumento fue sideral en pesos y superó el 7.600%.

Más impresionante todavía es medir el salto de la deuda provincial unificando sus valores en dólares. En 2010 se debían 241 millones de dólares, pero antes de cerrar el ejercicio 2020 la deuda ya había crecido a 981 millones de dólares, mostrando un incremento del 300% en dólares.

En medio de ese proceso, los récords de endeudamiento llegaron en 2016 -cuando ascendió a los 1.296 millones de dólares- y en 2017 -cuando trepó a los 1.361 millones de dólares-. El segundo crecimiento porcentual más significativo se suscitó en 2013 cuando aumentó un 79,6%, mientras que en 2016 se produjo el mayor aumento de la década con un crecimiento de 126,9%.

Esos casi 75.000 millones de pesos de endeudamiento no significaron una mejor calidad de vida para los chubutenses. Simplemente se escurrieron entre las manos de una clase política dirigente que se mostró incapaz de poder transformarlos en obras públicas, mejores servicios estatales, desarrollos productivos sostenibles y ayudas para los sectores más empobrecidos.

Endeudarse y pagar

Después del festival de endeudamiento, llegó la hora de pagar. Ahí se cortó una «fiesta» que aún sigue impactando con sus errores en la cotidianeidad de los chubutenses.

El despilfarro de bonos y préstamos en dólares casi se interrumpió, pero arrancó un mecanismo paralelo de endeudamiento en pesos para cubrir los ingresos

-específicamente a través de las regalías petroleras- que en la práctica no llegan realmente a la provincia porque van directamente a pagar la deuda en dólares.

Hasta 2015 los desembolsos para cubrir los vencimientos de la deuda fueron relativamente bajos, pero al año siguiente subieron hasta 3.642 millones de pesos y pasaron a representar el 13,5% del total de los Ingresos Corrientes que tuvo Chubut en 2016.

A partir de ahí la escalada fue imparable. Los vencimientos se fueron acumulando para llegar a los 6.365 millones de pesos en 2017 (el 18% de los ingresos). En 2018 llegaron a los 9.218 millones de pesos (16,8% de los ingresos); y en 2019 treparon a 12.207 millones de pesos; que representaron el 14,9% de los fondos que ingresaron ese año.

En 2020 los pagos habrían ascendido a los 12.000 millones de pesos. Con la llegada de la pandemia los ingresos descendieron, por lo que la incidencia de los desembolsos para afrontar la deuda estaría en el 21%.

Los datos oficiales -que tienen seis meses de atraso en su difusión pública- revelan que al tercer trimestre de 2020 la deuda total de la provincia ascendía a los 74.734 millones de pesos. Representaban, al tipo de cambio oficial de septiembre pasado, unos 981 millones de dólares.

Hasta ese momento del año pasado los pagos de deuda habían ascendido a los 9.066 millones de pesos, que significaron el 15,9% del total de los fondos que habían ingresado a la provincia.

Las proyecciones permiten suponer que la deuda aumentó y debería rondar los 90.000 millones de pesos; mientras que los pagos habrían estado en los 12.000 millones de pesos, que representarían el 21% de los Ingresos Corrientes con la mayor incidencia de los últimos diez años.

Romper la lógica imperante y recaudar

Solamente en los últimos cinco años Chubut pagó 43.432 millones de pesos de deuda, lo que hace casi inviable el funcionamiento de un Estado que no se propone incrementar sus ingresos genuinos y perdurables en el tiempo en el marco de un desarrollo productivo sustentable. De ahí surge la trampa de la minería, que promete una perdurabilidad de tan sólo 10 años y deja un enorme pasivo ambiental.

Mientras el Estado se hunde en el déficit de las cuentas públicas, los diferentes gobiernos que atravesaron la última década en Chubut dejaron de cobrarle impuestos a sectores con amplia capacidad de pago. Tampoco generaron nuevos mecanismos tributarios significativos para resolver los desfasajes de caja.

El Impuesto Inmobiliario Rural no se les cobra a los terratenientes y grandes propietarios de tierras desde hace 15 años. Por uno u otro motivo fueron eximidos de su pago, mientras el Estado perdió la posibilidad de recaudar miles de millones de pesos.

Algo similar sucede con el Fondo Ambiental Pesquero (FAP). Los pagos han sido irrisorios en los últimos tiempos; mientras las capturas en las costas chubutenses han generado abultadas ganancias para los empresarios del sector.

En tres años la provincia debió recaudar cerca de 850 millones de pesos en este rubro. Ingresaron solamente 12,6 millones, lo que representa apena el 1,5% del total que se debía cobrar por el denominado «canon al langostino».

Chubut tenía a finales del año pasado 3.691 millones de pesos a cobrar por deudas que mantienen grandes contribuyentes con la provincia. Es una suma que representa más del 70% de una masa salarial adeudada a los empleados públicos y jubilados provinciales. De ese total, 1.385 millones de pesos corresponden a deudas de 2019. Los 2.345,8 millones restantes ser deben a las generadas en 2020.

Tras diez años de descalabros financieros queda más que claro el problema no son los gastos en la provincia, más allá del despilfarro generado por la corrupción. El principal motivo de la crisis es la falta de determinación política para aumentar los ingresos y recaudar como corresponde, sin prebendas para sectores privilegiados.

Romper con ese ciclo de endeudamientos constantes y falta de ingenio para recaudar es una tarea pendiente que por ahora nadie se propone desarrollar en Chubut, mientras que algunos trasnochados neoliberales siguen empujando la aplicación de viejas recetas vinculadas con el ajuste del gasto público y la fracasada teoría del derrame.

Fuente: El Extremo Sur

El abogado laboralista conversó con LaCienPuntoUno sobre el decreto del gobierno provincial que suspende las medidas judiciales que ordenen el pago de sueldos adeudados.

El Gobierno del Chubut comunicó este martes en el Boletín Oficial la suspensión durante la vigencia de la emergencia declarada por Ley VII N°91 los efectos de las medidas cautelares, sentencias judiciales y medidas de ejecución que ordenen al Estado Provincial.

En este sentido, conversó con LaCienPuntoUno el abogado laboralista Jorge Echelini, quién remarcó que la decisión del gobierno provincial es completamente inconstitucional y una respuesta de «un Estado completamente autoritario porque se vive una situación de emergencia con la pandemia».

En la misma línea, Echelini planteó que el problema mas grave para Chubut es que «se han postergado deudas y salarios que deben ser pagados de manera inmediata».

Ante este contexto, hay derechos que están siendo violentados, y que ahora serán los jueces quienes deberán analizar si esta situación es o no un abuso por parte del Estado provincial.

Para cerrar, el abogado afirmó que ahora, lo que será la postura judicial, rondará en el análisis acerca si hay o no una emergencia económica para definir si es o no es inconstitucional el Decreto.

El presidente Alberto Fernández aseguró que “el cuidado de los bosques debe ser política de Estado” al mantener esta noche mediante videoconferencia un diálogo con los intendentes de Lago Puelo, Augusto Sánchez, y El Hoyo, Pol Huisman, zonas afectadas por los recientes incendios forestales en la Patagonia.

En un diálogo que mantuvo desde la residencia de Olivos por videoconferencia con ambos intendentes, el Presidente les transmitió que la necesidad de “redimensionar» la importancia del bosque para «el planeta» tras los recientes incendios en el sur del país, y aclaró que son fundamentales «no solo para los que viven allí, no solo para los turistas que disfrutan de su belleza, sino para todo el planeta”.

Agregó que Nación tiene un «compromiso inalterable con cada vecino y cada vecina» de la zona afectada por los incendios y dejó claro que «el cuidado de los bosques debe ser una política de Estado».

También asumió que es consciente de que los vecinos afectados por el fuego «la están pasando mal» y les dijo que el Gobierno nacional está «para cumplir”.

En este marco, felicitó especialmente a los brigadistas por «el esfuerzo incalculable» que hicieron para detener el fuego y les dijo:: «De corazón los abrazo”.

Por su parte, los mandatarios locales agradecieron el contacto permanente y el apoyo del Gobierno nacional ante la devastación fruto del fuego.

El Jefe de Estado les dijo que para el Gobierno nacional la situación de las zonas afectadas “es prioritaria, como fue la de San Juan», con motivo del sismo.

«Estamos dedicados a hacer que sus vidas vuelvan a la normalidad”, completó.

De la comunicación también participó el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié y el diputado nacional por Chubut, Santiago Igon.

La reunión se desarrolló en marco del Día Internacional de los Bosques, que fue establecido el 21 de marzo por la Asamblea General de las Naciones Unidas con el objetivo de desarrollar actividades de concientización sobre la importancia de su preservación.

José Luís Rivero, poblador de Las Golondrinas, sufrió graves quemaduras este martes combatiendo el incendio que afectó a toda esa zona de Chubut. Con quemaduras en el 40% de su cuerpo, la inhalación de hollín y gases calientes le produjo quemaduras internas en las vías aéreas superiores y pulmones, por lo que su estado es sumamente delicado.

Estaba internado en el Hospital de Bariloche y este domingo fue trasladado en avión sanitario a un centro de salud de Buenos Aires. Su hijo informó que su estado de salud es crítico y que «los médicos lo único que pueden hacen es seguir esperando y mantenerlo sedado para que no sufra», esperando la recuperación celular de su sistema respiratorio, afectado por el fuego.

Tras permanecer internado en el HPR en Bariloche, un avión sanitario lo trasladó este domingo a la Clínica del Buen Pastor, en Lomas del Mirador, Buenos Aires.

Sin embargo, su hijo Manuel advierte que su cuadro es muy grave, y que la demora en el traslado sólo complicó su salud.

«La situación es crítica, es el día a día», expresó en diálogo con ADNSUR, y agregó que «el traslado sirvió pero fue tarde, todo el tiempo que pasó lo único que hizo fue seguir afectando el cuadro. Si las heridas se hubieran atendido desde un principio hubieran sido otra cosa».

«Tiene afectadas la vías respiratorias y los pulmones, son quemaduras internas en el esófago, el pecho, la garganta, el sistema respiratorio», detalló.

En este punto, remarca que un cambio en el cuadro depende de «la voluntad de él y la recuperación de su propias celular, los médicos lo único que pueden hacen es seguir esperando y mantenerlo sedado para que no sufra».

Fuente: Adnsur

Quedó expuesto que el Estado Provincial carece de la eficaz capacidad de respuesta que se impone para atender una emergencia como la producida en un amplio sector del Departamento Cushamen.

No debe extrañarnos, es la consecuencia lógica cuando no hay previsión, planes integrales, programas regionales, ordenamiento y funcionamiento armónico de las instituciones.

La voluntad y solidaridad del pueblo chubutense, se mostró una vez más en todo su potencial, pero no alcanza. ¿Quién podría garantizar el adecuado tratamiento, traslado y asignación de las colectas obtenidas con ingentes esfuerzos, fuera de la estructura gubernamental?

¿Y cómo se garantizará desde el gobierno provincial que los fondos prometidos por el gobierno nacional lleguen oportunamente a donde tienen que llegar?

Este Estado que supimos conseguir, es el mismo que concesionó a larguísimo plazo el principal yacimiento de hidrocarburos provincial, y hoy además de no contar con la potestad sobre dicho yacimiento, cargamos con una deuda del orden de los mil millones de dólares.

Es el mismo Estado que no puede pagar los sueldos de sus empleados en tiempo y forma, que abandonó los servicios públicos esenciales, y que debe penar y mendigar para conseguir dos pesos cada día para subsistir.

Ya lo dijo el General Perón, sin independencia económica no puede haber soberanía política, y esta carencia de soberanía provincial, consolidada por nosotros mismos, nos presenta sumamente débiles ante los acreedores, ante el Gobierno Nacional, y por supuesto ante los grandes grupos empresarios.

Es hora de dar vuelta la página. Las agresiones al Presidente de la Nación, condenables por cierto, ya han sido ampliamente repudiadas y no necesitan refuerzo, pero ahí no termina la cuestión.

Es muy importante que muchos dirigentes nacionales y provinciales que pareciera viven adentro de un frasco, sean alcanzados por un baño de realidad, y entiendan el verdadero cuadro de situación provincial.

El Presidente Alberto Fernández dio una buena pista al confirmar lo que muchos pensamos: “la decisión sobre la minería la tienen que resolver los chubutenses, no es mi problema”. Yo agregaría la minería y unas cuantas cosas más, pero el sentido indicado es el correcto.

El oficialismo provincial, si quiere ayudar a apagar el fuego, debería desestimar el proyecto de zonificación minera con el que viene insistiendo tozuda y neciamente, agregando elementos de tensión a una sociedad saturada de conflictos.

Y desde nuestro Partido Justicialista del Chubut, debemos rearmar fuerzas e identidad, y consolidarnos como verdadera alternativa y esperanza, no solo frente al neo liberalismo, sino también frente a las propuestas que responden a cooperativas de intereses que se juntan, según las circunstancias, para sostener sus espacios de poder sectorial.

Los secretarios generales de Suteba y FEB, los dos gremios docentes con mayor cantidad de afiliados en territorio bonaerense, destacaron que las clases presenciales se mantendrán en la medida en que desde el Estado se garantice el cuidado de la salud de maestros y alumnos.

En declaraciones formuladas a Télam, el titular de Suteba, Roberto Baradel, afirmó que «el lunes comienzan las clases en muchas escuelas de forma presencial, en otras en forma virtual, y en algunas de manera bimodal, articulando la presencialidad con la virtualidad».

Asimismo, planteó que «la presencialidad se va a dar en aquellos lugares en los que existan condiciones para garantizar el cumplimiento de los protocolos para una vuelta segura y cuidada», pero aclaró que en el caso en que ello «no se pueda cumplir, las clases se desarrollarán en el marco de la virtualidad».

«Es importante el trabajo que se hizo en la elaboración de los protocolos. Somos muy claros en cuanto a la necesidad de garantizar su cumplimiento y entrega de elementos de seguridad», dijo y destacó el hecho de que los gobiernos bonaerense y nacional hayan «priorizado la vacunación de los docentes».

«Como gremio, estaremos muy atentos para que no se ponga en riesgo a alumnos, docentes, no docentes y toda la comunidad educativa»
MIRTA PETROCINI

En ese tono, la titular de la FEB, Mirta Petrocini, destacó que los gremios pudieron «aportar y construir durante 2020 un Protocolo para el regreso a clases presenciales con el objetivo de que la vuelta a las aulas sea segura» y dijo que «en aquel establecimiento donde no estén dadas las condiciones por falta de insumos de bioseguridad, agua potable o problemas de infraestructura, no se comenzará».

La gremialista detalló que la FEB llevó a cabo un relevamiento la semana pasada en más de 50 distritos de la Provincia, en el que se detectó que «muchas escuelas presentaban algún tipo de inconveniente con la entrega de máscaras, termómetros, guantes, como así también establecimientos con obras o reparaciones sin concluir o faltante de insumos para limpieza».

«Estamos convencidos de que este ciclo lectivo será un gran desafío y que es imposible retomar las clases presenciales de la misma manera que se venían dando en marzo de 2020», apuntó y evaluó que «el Estado deberá garantizar las condiciones de salud de toda la comunidad educativa».

«Como gremio, estaremos muy atentos para que no se ponga en riesgo a alumnos, docentes, no docentes y toda la comunidad educativa», concluyó.

El programa de Nación «El Estado en tu Barrio» a través de una gestión hecha por el diputado nacional Santiago Igon estuvo ayer en Esquel, habilitando puestos de atención del Pami, Anses y Migraciones en el salón del Soeme, donde se acercó un buen número de vecinos para realizar consultas y trámites.

Hoy esta actividad se está desarrollando en el horario de 9 a 13 horas en el Centro Cívico de Trevelin.

«El Estado en tu barrio» es un programa nacional que acerca servicios y prestaciones del Estado a cada rincón del país, para que las personas puedan hacer trámites cerca de su casa, en un mismo lugar, de forma gratuita y en menos tiempo.

La actividad contó con la presencia del Diputado Nacional del Frente de Todos, Santiago Igón; el coordinador de Municipios de la Región Patagónica del Interior, Emanuel Coliñir; la directora Ejecutiva de PAMI Chubut, María Eva DïUrzo; el delegado de la Dirección Nacional de Migraciones Chubut, Sergio Kaminker; la titular de PAMI en Esquel, Silvana Sánchez Albornoz; y el titular de Anses UDAI Esquel, Julio Padín.