Tag

exportación

Browsing

Una comitiva de empresarios y funcionarios del gobierno nacional encabezarán encuentros en el país vecino. El anuncio se dio en el marco de la visita de Scioli a Puerto Madryn. Hay alerta en el sector por el excedente de stock debido a las complicaciones en Europa por la pandemia y la guerra en Ucrania.

Tras la visita a Puerto Madryn del embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli, los representantes del sector pesquero acordaron viajar esta semana a Brasil para analizar las posibilidades de construir lazos comerciales entre las empresas pesqueras y los compradores mayoristas del país vecino. La misión comercial busca agilizar los mecanismos para que las exportaciones de langostino patagónico se consoliden.

El viaje puede llegar a ser una importante oportunidad debido a que en la industria ya hay luces de alerta por el excedente que se está registrando en el stock de este producto estrella de Chubut, sobre todo en zonas como las de Puerto Madryn. Motivos como la pandemia y la reciente guerra en Ucrania están afectando a los mercados europeos, tradicionales compradores del langostino patagónico.

Según consignó Canal 12, en ese marco, el pasado encuentro con Scioli fue bien recibido por el arco de la pesca, quienes destacaron sus conocimientos previossobre la materia. «La atención del embajador en los temas que tratamos en la reunión del otro día fue muy especial; el conocimiento que tenía de los temas, por lo menos del sector pesquero, era muy puntual y trabajado. Un nivel de detalle que no me esperaba, por lo menos», reconoció el presidente de la Cámara Argentina Patagónica de Industrias Pesqueras (CAPIP) y vicepresidente de Estrella Patagónica, Ventura Lafuente Matos.

La agenda

El miércoles 6 de abril se realizará una reunión en Brasilia con el embajador Daniel Scioli y las autoridades brasileñas para tratar las trabas sanitarias y aduaneras. Se prevé también que en la comitiva argentina estén presentes el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Julián Domínguez, y el subsecretario de Pesca, Carlos Liberman, entre otros.

Luego, el jueves 7 habrá una ronda de negocios con empresarios en San Pablo. Viajarán representantes de la CAPIP, como también lo harán otras empresas y entidades empresariales, como la Cámara de Armadores de Pesqueros y Congeladores de la Argentina (CAPeCA).

«Está claro que hay una barrera más política que comercial; vamos a ver si tratamos de superar eso», planteó el vicepresidente de Estrella Patagónica.

El Gobierno del Chubut, a través del Ministerio de Agricultura, Ganadería, Industria y Comercio, colabora con el emprendimiento ‘Cerveza Radal’ de Lago Puelo, para comenzar a exportar sus productos fuera del territorio provincial.

La empresa cuenta con el sello de distinción ‘Origen Chubut’, en donde además participan en capacitaciones destinadas a emprendimientos con potencial exportador, sumándose al ciclo de capacitaciones Ciencia y Cerveza I y II, organizado por el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Industria y Comercio, y dictado por personal especializado del Instituto Patagónico Andino de Tecnologías Biológicas y Geoambientales (IPATEC).

‘Cerveza Radal’ es una empresa netamente familiar, comenzaron en el 2016 elaborando un batch (proceso de fermentación discontinuo o por lotes) de 30 litros y de ahí en más fueron creciendo. El propietario del emprendimiento, Diego Mayorca, contó que “pasamos a un batch de 100 litros, después a uno de 500 y hace unos meses inauguramos un nuevo blue house de 1.500 litros. Era una meta que teníamos hace varios años, creemos que era lo necesario para dar el salto exportador, que es nuestro objetivo”.

Sobre las capacitaciones, el emprendedor señaló que “esta pandemia nos empujó a realizar un montón de cursos del Gobierno de la Provincia, ese fue el caso de ‘Desafío Exportador’, el curso inicial de ‘Comercio Exterior’, la escuela de negocios, y últimamente el curso de reutilización de levaduras, a través del Ministerio”.

Explicó que “con esta visión que estamos teniendo y estos cursos que hemos realizado nos ha abierto la cabeza de tal forma de saber que lo que estamos haciendo es lo correcto, y vamos por el camino que nos lleva a lograr esta meta que es poder exportar”.

 

El titular de la Cámara de Flota Amarilla del Chubut, Gustavo Gónzalez, se refirió a las modificaciones sobre los Derechos de Exportación impulsadas desde el Gobierno Nacional mediante decreto 754/2021, que benefician al sector pesquero. Afirmó que “Se trata de medidas que eran necesarias para lograr que sean cada vez más los productos de nuestro mar que lleguen a distintos mercados del mundo.” A su vez, «fomenta que los productos que se exportan sean enteramente terminados en nuestra provincia, lo que potencia la mano de obra local”.

En ese sentido, González explicó que “por ejemplo para el caso del langostino de Chubut que se exporta, los Derechos de Exportación para envases de hasta 1 kilo se reducen del 5% al 1% y para el caso de envases mayores ahora será del 3%”.

Por último, el titular de la CAFACH, resaltó la “gran labor que desarrolló el equipo de la Subsecretaría de Pesca nacional, encabezado por el Dr. Carlos Liberman, quienes impulsaron este proyecto, favoreciendo los procesos de producción de nuestro sector, uno de los más pujantes dentro de la economía regional”.

El Gobierno nacional modificó hoy el esquema de aranceles de exportación a productos pesqueros, con mayoría de reducciones, cuya elaboración y procesos de producción para el consumo final se realice enteramente en la Argentina.

A través del decreto 754/2021 publicado hoy en el Boletín Oficial, el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca bajó retenciones a productos de merluza, langostino, calamar y corvina, entre otros, para «promover la exportación» de los mismos, indicó la cartera citada.

El decreto indica entre sus considerandos que «se considera necesario realizar un esfuerzo fiscal con el objeto de lograr que los productos de exportación del sector pesquero enteramente terminados en los territorios provinciales, incrementen progresivamente su presencia y participación en los mercados internacionales».

En este sentido, el objetivo del gobierno nacional es «asegurar el máximo posible de valor agregado en el país con el fin de obtener un adecuado ingreso para el trabajo nacional, así como promover, proteger o conservar las actividades nacionales productivas de bienes o servicios, al igual que dichos bienes y servicios, los recursos naturales o las especies animales o vegetales».

Por tal motivo, el decreto establece un tratamiento arancelario de exportación para las operaciones que realicen las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas «en atención a que las mismas tienen una importancia central para la economía nacional por su aporte a la producción y distribución de bienes y servicios y su gran potencial de generación de puestos de trabajo».

Para el langostino easy peel o tail long, los derechos de exportación para envases de hasta 1 kilo (kg) se reducen al 1% en lugar del vigente 5%, y para el caso de envases mayores será del 3%.

El Ministerio de Agricultura de la Nación solicitará información adicional para la autorización de embarques de maíz al exterior por el salto registrado en las declaraciones juradas para exportar.

La medida se tomó, según admitieron en la cartera a cargo de Julián Domínguez, tras los rumores que hubo en las últimas dos semanas sobre una suba de las retenciones y posibles cierres de las ventas al exterior. Este clima de incertidumbre determinó que se adelantaran Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior (DJVE) por parte de las empresas.

“La última semana se anticiparon más de dos millones de toneladas. Se pretende ordenar el último tramo del año. No se van a cerrar las exportaciones, pero sí pedir datos”, señaló una alta fuente de Agricultura. Agregó que esto se hace por la resolución 128 de 2019, que permite solicitar información. “Estamos en el límite en el abastecimiento”, reconoció.
Desde el Gobierno admiten que “se busca sostener la oferta de maíz en el mercado interno para que no se produzcan saltos de precios en algunos productos alimenticios”.

Cabe destacar que el alimento más importante de toda la cadena de producción ganadera es el maíz. La falta de este grano impactaría en su precio interno y esto se trasladaría a toda la cadena repercutiendo en el precio final en góndola.
En rigor, la cartera de Agricultura va a solicitar a los exportadores presentar las declaraciones de exportación con las “operaciones debidamente respaldadas con sus compras físicas y con barcos nominados con fecha estimada de arribo”.

Días atrás el titular de la cartera agropecuaria, Julián Domínguez, durante la presentación del proyecto del Gobierno de desarrollo agroindustrial había definido al maíz, el trigo, y la carne como bienes culturales, a los cuales había que controlar sus saldos exportables. Por su parte, el secretario de Agricultura, Jorge Solmi, confirmó que se está monitoreando el mercado y no descartó tomar medidas se ameritaba la situación para garantizar el abastecimiento del mercado interno.

En tanto, ante esta decisión, el presidente de la Sociedad Rural Argentina, Nicolás Pino, comentó desde su cuenta de Twitter: “Seguir interviniendo y burocratizando los mercados es una pésima señal que trae desconfianza en los productores. Ya lo vivimos desde abril con la carne y ahora con el maíz. Nuestro país necesita que todos podamos trabajar libremente para producir sabiendo que vamos a poder vender”.

Hay que recordar que hace 7 días atrás se completó el cupo tácito de exportación de maíz, a través de la declaración de más de 690.000 toneladas de embarques del cereal por parte de Cofco, Bunge y Cargill, entre otras compañías. El actual ciclo comercial vence el próximo 28 de febrero, y por ese motivo los exportadores no podrán adquirir más cereal para embarcar antes de esa fecha.

Fuente: El Diario Web

Desde la Asociación Argentina de Criadores de Hereford -al igual que desde otras instituciones rurales y productoras- se mostraron contrarios a que se extienda el decreto nacional que prohíbe exportar siete cortes populares de carne de vaca.

El Gobierno Nacional decidió prorrogar hasta el 31 de octubre de 2021 las medidas dispuestas por el decreto 408/2021, que disponían la suspensión total o parcial de la exportación de siete cortes populares de carne de origen bovino.

Al respecto, desde distintos sectores rurales y productores ganaderos expresaron su rechazo a una medida que restringe las ventas al exterior de sus productos, argumentando que eso impacta negativamente en el país -e incluso en los consumidores locales- por la disminución de ingresos por exportaciones y por la pérdida de confianza internacional ante los cambios permanentes en las condiciones comerciales. Además, aseguran que si los precios en el mercado interno no aumentaron no fue porque no se haya exportado, sino porque la gente consume menos y la demanda se redujo.

En un comunicado difundido por la Asociación Argentina de Criadores de Hereford apuntan que «la prórroga del decreto 408/2021 establecido para la restricción de exportaciones de carne, es una señal claramente contraria a los objetivos que se enuncian como argumentación de la misma en el decreto pertinente. Lo sabe toda la cadena productiva, lo saben los técnicos, lo saben los especialistas, lo saben hasta los mismos funcionarios del área competente».

Sostienen que «la medida ya afectó a los pequeños y medianos productores, donde el daño ya está hecho, y se empieza a manifestar no sólo en el descontento de un sector, sino también en la posibilidad de inversión productiva del mismo, el desande de estructuras en tecnología, genética y nutrición».

Reclaman que no tiene sentido «seguir con una medida que afecta negativamente a trabajadores, a la inversión, a eslabones productivos, a la recaudación tributaria, a la Liquidación de divisas de exportación»

Al mismo tiempo, niegan que restringir las exportaciones haya tenido algún impacto positivo en el precio de la carne para consumo interno de los argentinos, ya que «estacionalmente el precio de la carne se estabiliza en condiciones normales en esta época fruto de la dinámica productiva y de consumo».

«Al mercado interno no le entra un bife más», ilustran para hacer referencia a que debido a la inflación los argentinos han reducido su consumo de carne, como de otros elementos de la canasta básica. «Esto hace también que la menor demanda no traccione en el precio. El resultado para el consumidor con esta medida será una copia espejo de lo que pasó entre el 2006 y 2010, una Caída de Consumo per cápita de 10 Kg. por habitante», sentencian.

«La Señal dada por el Gobierno es adversa a los intereses de la Nación en su conjunto, incertidumbre, desinversión productiva, descontento y principalmente la falta de esperanza en tener un país con reglas de juego transparentes, sustentables, duraderas, que fomenten la producción, el desarrollo y el crecimiento», finalizan, rechazando la prórroga del decreto 408/2021 «como Sector Productivo, pero principalmente como ciudadanos».

Y la firman las siguientes entidades: ASOCIACION ARGENTINA DE ANGUS, ASOCIACION ARGENTINA CRIADORES DE HEREFORD, ASOCIACION ARGENTINA DE BRANGUS, ASOCIACION ARGENTINA DE PRODUCCION ANIMAL (AAPA), ASOCIACION BRAFORD ARGENTINA, ASOCIACIÓN ARGENTINA DE CONSORCIOS REGIONALES DE EXPERIMENTACION AGRICOLA (AACREA), ASOCIACIÓN ARGENTINA DE TRANSPORTE DE HACIENDA (AATH), ASOCIACION ARGENTINA PRODUCTORES DE PORCINOS (AAPP), ASOCACION DE FRIGORIFICOS DE LA PROVINCIA DE CORDOBA, ASOCIACION DE PRODUCTORES EXPORTADORES ARGENTINOS (APEA), CAMARA ARGENTINA DE CONSIGNATARIOS DE GANADO, CAMARA DE FRIGORIFICOS DE LA PROVINCIA DE SANTA FE, CAMARA ARGENTINA DE INDUSTRIA DE CHACINADOS (CAICHA), CAMARA ARGENTINA DE FEED LOT, CÁMARA ARGENTINA DE MATARIFES Y ABASTECEDORES (CAMYA), CAMARA DE LA INDUSTRIA Y COMERCIO DE CARNES Y DERIVADOS DE LA REPUBLICA ARGENTINA (CICCRA), CÁMARA DE INDUSTRIAS CÁRNICAS DE LA PROVINCIA DE ENTRE RIOS, CAMARA FRIGORIFICOS OVINOS DE LA PATAGONIA, CENTRO DE CONSIGNATARIOS DE PRODUCTOS DEL PAÍS (CCPP), CENTRO DE CONSIGNATARIOS DIRECTOS DE HACIENDA (CCDH), CONSORCIO DE EXPORTADORES DE CARNES ARGENTINAS (ABC), CENTRO DE EMPRESAS PROCESADORAS AVICOLAS (CEPA), CAMARA DE SEMILLERISTAS DE LA BOLSA DE CEREALES (CSBC), CONFEDERACION INTERCOOPERTIVA AGROPECUARIA (CONINAGRO), CONFEDERACIONES RURALES ARGENTINAS (CRA), FUNDACION AGROPECUARIA PARA EL DESARROLLO ARGENTINA (FADA), FEDERACION AGRARIA ARGENTINA (FAA), FEDERACION DE INDUSTRIAS FRIGORIFICAS REGIONALES ARGENTINAS (FIFRA), FEDERACION GREMIAL DEL PERSONAL DE LA INDUSTRIA DE LA CARNE Y SUS DERIVADOS, FORO DE GENETICA BOVINA, ROSGAN, SOCIEDAD RURAL ARGENTINA(SRA), UNION ARGENTINA DE TRABAJADORES RURALES Y ESTIBADORES (UATRE), UNION DE LA INDUSTRIA CARNICA ARGENTINA (UNICA)

El Gobierno nacional resolvió suspender este lunes la exportación de carne argentina al mundo por los próximos 30 días. La medida fue dispuesta para lograr que se estabilicen los precios del sector en el mercado interno.

Según se informó, el Gobierno le comunicó la medida al Consorcio ABC, el grupo de exportadores de carne de la Argentina, en las últimas horas.

Hay que recordar que desde dicho sector, se había acordado con el Gobierno desde el pasado miércoles extender el acuerdo hasta el 31 de diciembre del corriente año, para ofrecer once cortes de carne vacuna a precios más bajos que el promedio del mercado, en 3.000 bocas de expendio de todo el país.

Los once cortes de mayor demanda están disponibles desde hoy y hasta el 31 de diciembre próximo en las grandes cadenas de supermercados de todo el país como Coto, Jumbo, Vea, Disco, Carrefour, Walmart, Día%, La Anónima, Libertad y carnicerías Friar.

Además, la administración de Alberto Fernández había implementado una serie de medidas para controlar las exportaciones de carne vacuna, entre ellas la presentación de las Declaraciones Juradas de Operaciones de Exportaciones de Carnes (DJEC), donde para las ventas al exterior de carne vacuna entró en vigencia desde el sábado pasado y a partir del mes próximo para la carne porcina, equina, ovina y aviar.

La cereza es uno de los nuevos rubros con potencial exportador a China. Las condiciones climáticas y sanitarias son buenas y el mercado existe y está en expansión. Chile, con su tradición en la exportación de productos frescos y la vigencia del tratado de libre comercio con China, el año pasado exportó cerezas al gigante asiático por un total de 1600 millones de dólares, unas treinta veces más que la Argentina. Sin embargo, a raíz de la pandemia tanto los consolidados exportadores chilenos como los promisorios envíos nacionales enfrentaron un escenario de pérdidas económicas, incertidumbre y alto riesgo. Las dudas persisten de cara a la próxima temporada.

La cereza es uno de los productos frescos favoritos en China. Es consumida en cajas de 2 kilos por sectores medios y altos a la hora de los regalos por el Año Nuevo Chino. Por razones climáticas, la producción local en China no es suficiente para abastecer a la creciente demanda. De acuerdo a los datos oficiales, China importa unas 190 mil toneladas de cerezas al año por un valor total de casi 1400 millones de dólares. “Y eso que hasta ahora solo es consumida por las ciudades costeras. El mercado de China no tiene techo”, explica a este diario Federico Guerendiain, de la Cooperativa Agrofrutícola “El Oasis”.

Chile es el gran proveedor de cerezas a China. Le siguen, muy de lejos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Uzbekistán, Kirguistán, Tayikistán y Turquía. El país trasandino muestra una performance notable: en menos de diez años pasó de exportar 50 mil toneladas a 232 mil toneladas el año pasado, con un aumento de la superficie sembrada de 2 mil a 45 mil hectáreas. Se trata del primer fruto de exportación por parte de Chile. En términos de facturación, Chile exportó en la temporada 2019/20 por 1600 millones de dólares.

La expansión de la producción de cerezas en Chile está directamente asociada a la demanda de China. Más del 90 por ciento de las ventas externas de cereza chilena se dirigen a China y alrededor del 80 por ciento del mercado chino es abastecido por Chile.

Si bien a priori parecería que Chile es una fiel medida del potencial argentino, hay varios factores específicos que juegan a favor del país vecino. La cereza chilena es parte de un programa de exportación de productos frescos que viene en marcha desde hace décadas y que también incluye a las uvas, kiwi, palta, arándanos y peras. El país vecino, además, cuenta con un tratado de libre comercio con China, con lo cual sus exportaciones al gigante asiático no pagan aranceles externos, a diferencia de la tasa del 10 por ciento que aplica sobre las cerezas argentinas. En tanto, la escala de producción y de exportación de Chile es tan grande que le permite contratar a los “Cherry Express”, un buque que viaja directo de Chile a China y demora 22 días, en relación a los 40 días que suele tardar un carguero tradicional.

La cereza argentina

La Argentina firmó un protocolo sanitario con China a fines de 2018 para avanzar en el negocio de la exportación de cerezas. Hasta ese momento, los envíos se realizaban a Hong Kong, que no cuenta con restricciones sanitarias. En enero de 2019, la empresa Extraberries, una de las dos firmas más grandes del sector, del grupo Pan American Energy de Alejandro Bulgheroni, logró la primera autorización de China para enviar cerezas con tratamiento en frío en origen.

Según datos sectoriales, en la temporada 2018/19 (de noviembre a febrero), que contó con apenas un par de envíos a China, registró exportaciones por 4560 toneladas. Ese número pasó a 5590 toneladas en 2019/20 y se ubicó en 6070 toneladas en 2020/21. Del total de exportaciones de la última temporada, el 40 por ciento se dirigió a China, seguido de Estados Unidos, Unión Europea y Reino Unido y Medio Oriente. Más allá de este incremento, en la última década el sector, a diferencia de Chile, permaneció más o menos estancado.

“La apertura del mercado de China no explicó tanto el aumento de las cantidades exportadas sino que tuvo impacto positivo para los productores al ofrecer mejores precios y por ende incrementar los márgenes de rentabilidad. También abre horizontes comerciales en otros puntos del sudeste asiático”, explicó a este diario Aníbal Caminiti, presidente de la Cámara de Productores de Cerezas Integrados (Capic).

Mientras los mercados tradicionales de Estados Unidos y Europa pagan de dos a tres dólares el kilo de cerezas, China ha venido pagando unos 6 dólares en la última década. Esa diferencia de precio generó una súper rentabilidad que explica la expansión del área cultivada en Chile.

En la Argentina, el sector agrupa unas 30 empresas de empaques de cerezas, aunque hay apenas 15 exportadoras de tamaño mediano a grande. “Exportar requiere de cierta escala y tecnología de empaque. Es necesario procesar volumen para amortizar la fuerte inversión que implica que un empaque solo funciona 40 días al año, ya que las líneas de empaques y maquinaria solo sirven para cerezas.

En la época de cosecha, el sector emplea a unas 20 mil personas. Las exportaciones representan el 50 por ciento de la producción nacional, que en la temporada 2020/21 se ubicó en unas 12 mil toneladas.

El impacto de la pandemia

La pandemia tuvo un impacto negativo muy fuerte en las operaciones con China. La temporada 2019/20 se vio en parte frustrada por las complicaciones logísticas dadas por la irrupción de la Covid-19 en el país asiático. Sobre ese escenario se montó la hecatombe de la temporada 2020/21, cuando una fake-news se viralizó sobre un supuesto hallazgo de coronavirus en cerezas chilenas el plena época de consumo de en China. Esto provocó un desplome de las cantidades vendidas y por ende de los precios internos y de importación. Fue un hecho extraño con masivas consecuencias negativas incluso a pesar de la desmentida que emitió el gobierno de China.

“Los precios llegaron a quedar por debajo del dólar por kilo, muy detrás de los costos de producción. La gente que exportó a China esta temporada perdió mucha plata. De hecho, los precios no se recuperaron y hay incertidumbre”, explica Guerendiain. En el caso de Chile, el rumor de la Covid-19 en las cerezas se volvió una cuestión de Estado, ya que las pérdidas acumuladas por la baja de los precios llegaron a los 1000 millones de dólares.

Para los productores argentinos, la situación en el mercado de China no solo imprime incertidumbre a la hora de decidir los embarcos al país asiático. Es que, advierten, si China llegara a retraer las compras de manera definitiva, Chile tendría semejante volumen de producción sin colocar que inundaría todos los otros mercados alternativos.

Fuente; Página 12

El director de la mayor fábrica de vacunas del mundo instó al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, a levantar la prohibición de exportación de las materias primas que se necesitan con urgencia para producir inmunizantes contra el coronavirus.

«Respetado Presidente, si realmente queremos unirnos para vencer este virus, le pido humildemente que levante el embargo de las exportaciones de materias primas fuera de los EEUU para que la producción de vacunas pueda aumentar», rogó el director del Serum Institute de la India (SII), Adar Poonawalla, en un mensaje escrito en Twitter.

El mayor productor de vacunas del mundo viene teniendo problemas para satisfacer la demanda del laboratorio AstraZeneca, debido a los problemas para acceder a insumos y a la crítica situación sanitaria en India.

Los más de 200.000 casos diarios de coronavirus que viene registrando el país asiático obligó a la fábrica a concentrarse en satisfacer la demanda interna de vacunas y a retrasar las entregas tanto para el fondo solidario Covax como en los convenios firmados directamente con países.

Poonawalla dijo la semana pasada que la producción estaba «muy estresada» y pidió al Gobierno indio que le brindara asistencia financiera, precisó la agencia de noticias AFP.

La producción de la compañía de una vacuna desarrollada por la firma estadounidense Novavax también se topó con obstáculos debido a las restricciones estadounidenses, y Poonawalla le dijo a un periódico indio la semana pasada que el embargo era «como prohibir las vacunas».

Desarrolladas en un tiempo récord, la docena de vacunas contra el coronavirus que ya están en uso en todo el mundo provocaron un aumento exponencial en la producción, lo que significa que las materias primas ahora se están agotando.

El SII, que llegó a un acuerdo para suministrar 200 millones de dosis a Covax, un esfuerzo respaldado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para obtener y distribuir vacunas a los países pobres, creció en popularidad desde que empezó a producir fármacos contra el coronavirus.

El problema es que el programa de Covax se está viendo obstaculizado por las naciones ricas que acaparan el suministro.

La compañía registró ingresos anuales de más de 800 millones de dólares en 2019-20, pero la prohibición de las exportaciones la llevó a solicitar ayuda financiera al Gobierno de la India, ya que Nueva Delhi le paga menos por cada dosis de lo que gana por las ventas en el extranjero.

India, que registra más de 14 millones de infecciones desde el inicio de la pandemia, comenzó a vacunar a personas mayores de 45 años este mes, con el objetivo de vacunar a 300 millones de personas para agosto.

Hasta ahora ha administrado alrededor de 117 millones de inyecciones y ha vacunado con ambas dosis a poco más de 14 millones de personas, es decir, el 1,1% de la población.

El embajador de nuestro país en Brasil, Daniel Scioli, anunció que el gobierno de Brasil rehabilitó la exportación de langostino argentino.

El embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli, anunció ayer martes que Brasil rehabilitó la exportación de langostinos a ese país, mercado que estaba cerrado desde 2013 por una medida judicial.

Daniel Scioli a través de su cuenta oficial de Twitter señaló que «tras las gestiones realizadas por la Embajada que dirijo, el Supremo Tribunal Federal de Brasil vuelve a autorizar la importación de langostinos argentinos. Las mismas estaban suspendidas desde 2013, por una medida cautelar».

Y es una noticia que fue recibida con beneplacito en la provincia del Chubut. Tal es así que el vicegobernador Ricardo Sastre, también a través de Twitter, dijo que «esto generará un impacto en el mercado exportador nacional y abrirá nuevas posibilidades!».

Lo dicho por Sastre va en línea con lo que escribió Scioli en otro twit: «La exportación de langostinos representa un volumen exportable de 50 millones de dólares anuales, especialmente para las provincias de Chubut y Buenos Aires (Mar del Plata)», resumió el ex gobernador de Buenos Aires.