Tag

China

Browsing

Las autoridades chinas han decidido confinar a los residentes de Xiamen, una de las ciudades más pobladas de la provincia suroriental de Fujian, donde un reciente rebrote de la variante delta del coronavirus sumó 60 nuevos positivos este lunes.

Xiamen, la ciudad de más de 5 millones de habitantes suspendió las clases, cerró espacios públicos y pidió a los residentes no salir por razones no esenciales.

La Comisión Nacional de Sanidad de China informó este martes que de los 60 nuevos contagios locales diagnosticados este lunes (59 confirmados y un asintomático), 32 se localizaron en Xiamen, y análisis preliminares citados por la prensa local apuntaron a la presencia de la más virulenta variante Delta.

El diario local The Paper avisó de la entrada en vigor, desde la pasada medianoche local (16:00, hora GMT), de la suspensión de los servicios de autobuses de larga distancia, como parte de una serie de medidas que incluyen la vuelta a las clases por internet para los estudiantes desde la guardería a la universidad y el cierre de todos los lugares de recreo.

La prensa local también indicó que todos los complejos residenciales de Xiamen permanecerán en «circuito cerrado», lo que impide a los residentes abandonarlos, y solo se dejará acceder al aeropuerto de la ciudad a aquellos viajeros que presenten un resultado negativo de análisis de ácido nucleico realizado como máximo 48 horas antes.

Según el rotativo hongkonés South China Morning Post, todas las celebraciones y actos del Festival del Medio Otoño (el próximo día 21) se han cancelado, al tiempo que se han prohibido las reuniones multitudinarias, pospuesto las bodas y emitido las directrices pertinentes para celebrar los funerales de «manera sencilla».

Por el momento, las ciudades de Putian y Quanzhou (esta última, de más de 6 millones de habitantes), también en la provincia de Fujian, han registrado asimismo positivos como parte de este mismo rebrote.

En el caso de Putian -donde hoy comenzará una ronda de análisis a sus casi 2 millones de residentes-, la prensa local indicó que las infecciones están localizadas en una escuela y una fábrica de calzado.

Este lunes, las autoridades aseguraron que es probable que el rebrote se propague por más regiones del país asiático, pero que lograrán controlarlo antes de inicio de las vacaciones de la «semana dorada», que comienzan el próximo 1 de octubre.

Hasta la fecha, China ha desarrollado una estrategia de tolerancia cero frente al coronavirus, lo que supone estrictos controles de entrada al país con cuarentenas de hasta tres semanas y numerosas analíticas de diversos tipos, además de la práctica de test masivos en los lugares donde se detecta un rebrote.

Según el parte emitido hoy por las autoridades sanitarias, China registró 92 nuevos casos confirmados este lunes -59 por contagio local y 33 procedentes del extranjero- y hay actualmente 810 contagiados activos, de los que 4 permanecen en estado grave, además de 401 infectados asintomáticos.

Desde el inicio de la pandemia, las cifras oficiales indican que se han infectado 95.340 personas en China, de entre las que se han curado 89.894 y fallecido 4.636.

El gobierno de Wuhan, la ciudad de China donde se originó el coronavirus hace más de un año, informó este domingo que realizó pruebas de contagio de la enfermedad a casi toda su población de más de 11 millones de habitantes, informó la prensa local.

Más de 11,28 millones de personas fueron examinadas desde el martes pasado, lo que implica una “cobertura básicamente completa” de los residentes de la ciudad, afirmó el subsecretario general del gobierno, Li Tao, en conferencia de prensa.

De los análisis quedaron exceptuados únicamente los niños menores de seis años y los estudiantes universitarios que se encuentran en vacaciones de verano, precisó el funcionario, según la agencia de noticias Xinhua.

Las pruebas masivas fueron ordenadas después de que el lunes se detectaran siete infecciones de transmisión local entre trabajadores inmigrantes, las primeras después de un año sin contagios locales.

Wuhan registraba 37 casos confirmados transmitidos localmente y 41 portadores asintomáticos, informó el subdirector municipal de Salud, Peng Houpeng.

Wuhan, capital de la provincia Hubei, fue la primera ciudad donde se detectaron casos de Covid-19 en todo el mundo y a principios del año pasado fue sometida a un severo aislamiento que duró 76 días.

Miles de personas en la ciudad de Shenzhen, en el sur de China, huyeron el martes de los alrededores de un rascacielos de 291 metros de altura, después de que el edificio inexplicablemente comenzó a balancearse.

Videos que circulaban en las redes sociales chinas mostraban a multitudes alejándose del edificio tambaleante, mientras algunos gritaban y miraban hacia atrás.

En ese momento había buen tiempo y no hubo reportes de un sismo en la región. No se reportaron muertos ni heridos.

El SEG Plaza en Shenzhen comenzó a temblar alrededor de las 12:30 pm hora local. Unas 15.000 personas estaban adentro, según el periódico oficial del Comité del Partido Comunista Municipal de Shenzhen. Todos los que estaban en el interior fueron evacuados en 90 minutos, dijeron las autoridades locales.

Las autoridades que investigan la causa del movimiento dijeron en un comunicado que no se habían encontrado «anomalías en la estructura principal y el entorno circundante del edificio».

Personas miran hacia la SEG Plaza en Shenzhen después de ser evacuados del tambaleante edificio.

La estación meteorológica de la ciudad informó una velocidad máxima del viento de alrededor de 32 kph al mediodía del martes, una velocidad de movimiento descrita como una «brisa fresca» por el Servicio Meteorológico Nacional de EE.UU.

La torre está ubicada en el concurrido distrito comercial de Huaqiangbei, sede del mercado de productos electrónicos más grande del mundo. El edificio alberga varias empresas de tecnología locales y un centro comercial de electrónica de varios pisos.

Terminado en 2000, SEG Plaza es el decimoctavo edificio más alto de Shenzhen y el 104 más alto de China, según la base de datos de rascacielos del Council on Tall Buildings and Urban Habitat.

CNN

La pandemia de nuevo coronavirus ha provocado al menos 3.371.695 muertos en el mundo desde que la oficina de la OMS en China dio cuenta…

La pandemia de nuevo coronavirus ha provocado al menos 3.371.695 muertos en el mundo desde que la oficina de la OMS en China dio cuenta de la aparición de la enfermedad en diciembre de 2019, según un balance establecido por AFP este domingo a las 10H00 GMT a partir de fuentes oficiales.

Desde el comienzo de la epidemia más de 162.422.800 personas contrajeron la enfermedad. La gran mayoría de los enfermos se recupera, pero una parte aún mal evaluada conserva los síntomas durante semanas o, incluso, meses.

Las cifras se basan en los reportes comunicados diariamente por las autoridades sanitarias de cada país y excluyen las correcciones realizadas a posteriori por los diferentes organismos, como en Rusia, España o Reino Unido.

El sábado se registraron en el mundo 11.923 nuevas muertes y 641.818 contagios. Los países que más fallecidos registraron según los últimos balances oficiales son India con 4.077, Brasil (2.087) y Colombia (530).

La cantidad de muertos en Estados Unidos asciende a 585.708 con 32.924.303 contagios. Después de Estados Unidos, los países con más víctimas mortales son Brasil, con 434.715 muertos y 15.586.534 casos, India, con 270.284 muertos (24.684.077 casos), México, con 220.384 muertos (2.380.690 casos), y Reino Unido, con 127.675 muertos (4.448.851 casos). Entre los países más golpeados, Hungría registra la mayor tasa de mortalidad, con 301 decesos por cada 100.000 habitantes, seguido de Bosnia (274), Macedonia del Norte (249) y Montenegro (248).

El domingo a las 10H00 GMT y desde el comienzo de la epidemia, Europa sumaba 1.108.227 fallecidos (52.181.723 contagios), América Latina y el Caribe 979.316 (30.767.661), Estados Unidos y Canadá 610.608 (34.246.152), Asia 408.698 (32.256.340), Medio Oriente 137.691 (8.239.184), África 126.079 (4.685.586), y Oceanía 1.076 (46.162).

Desde el comienzo de la pandemia la cantidad de pruebas efectuadas aumentó considerablemente y las técnicas de rastreo mejoraron, provocando un alza en los contagios declarados. Sin embargo, la cantidad de casos diagnosticados sólo refleja una parte de la totalidad de contagios, los casos menos graves o asintomáticos siguen sin ser detectados.

Este balance fue realizado utilizando datos de las autoridades nacionales recopilados por las oficinas de AFP y con informaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Fuente: Metro Libre

Al menos 12 personas murieron y más de 400 sufrieron heridas debido a dos tornados en el centro y el este de China, informaron este sábado las autoridades locales.

Vientos de gran intensidad azotaron el viernes por la noche la ciudad de Wuhan, situada en el centro del país, conocida por ser el lugar donde se registraron los primeros casos de coronavirus a finales de 2019.

Allí, ocho personas murieron y más de 200 resultaron heridas, según las autoridades de la provincia de Hubei, cuya capital es Wuhan, donde el viento llegó a 260 kilómetros, arrancó árboles, destrozó vehículos y donde 30 viviendas se hundieron literalmente, según las autoridades.

En tanto, otro tornado con vientos de más de 200 kilómetros por hora en la ciudad de Suzhu, cerca de Shanghai, causó la muerte de cuatro personas, un desaparecido y 130 heridos, informó la agencia de noticias AFP.

A principios de mayo, una violenta tormenta, acompañada de fuertes vientos, había dejado 11 muertos en una localidad cercana a Shanghai.

La cereza es uno de los nuevos rubros con potencial exportador a China. Las condiciones climáticas y sanitarias son buenas y el mercado existe y está en expansión. Chile, con su tradición en la exportación de productos frescos y la vigencia del tratado de libre comercio con China, el año pasado exportó cerezas al gigante asiático por un total de 1600 millones de dólares, unas treinta veces más que la Argentina. Sin embargo, a raíz de la pandemia tanto los consolidados exportadores chilenos como los promisorios envíos nacionales enfrentaron un escenario de pérdidas económicas, incertidumbre y alto riesgo. Las dudas persisten de cara a la próxima temporada.

La cereza es uno de los productos frescos favoritos en China. Es consumida en cajas de 2 kilos por sectores medios y altos a la hora de los regalos por el Año Nuevo Chino. Por razones climáticas, la producción local en China no es suficiente para abastecer a la creciente demanda. De acuerdo a los datos oficiales, China importa unas 190 mil toneladas de cerezas al año por un valor total de casi 1400 millones de dólares. “Y eso que hasta ahora solo es consumida por las ciudades costeras. El mercado de China no tiene techo”, explica a este diario Federico Guerendiain, de la Cooperativa Agrofrutícola “El Oasis”.

Chile es el gran proveedor de cerezas a China. Le siguen, muy de lejos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Uzbekistán, Kirguistán, Tayikistán y Turquía. El país trasandino muestra una performance notable: en menos de diez años pasó de exportar 50 mil toneladas a 232 mil toneladas el año pasado, con un aumento de la superficie sembrada de 2 mil a 45 mil hectáreas. Se trata del primer fruto de exportación por parte de Chile. En términos de facturación, Chile exportó en la temporada 2019/20 por 1600 millones de dólares.

La expansión de la producción de cerezas en Chile está directamente asociada a la demanda de China. Más del 90 por ciento de las ventas externas de cereza chilena se dirigen a China y alrededor del 80 por ciento del mercado chino es abastecido por Chile.

Si bien a priori parecería que Chile es una fiel medida del potencial argentino, hay varios factores específicos que juegan a favor del país vecino. La cereza chilena es parte de un programa de exportación de productos frescos que viene en marcha desde hace décadas y que también incluye a las uvas, kiwi, palta, arándanos y peras. El país vecino, además, cuenta con un tratado de libre comercio con China, con lo cual sus exportaciones al gigante asiático no pagan aranceles externos, a diferencia de la tasa del 10 por ciento que aplica sobre las cerezas argentinas. En tanto, la escala de producción y de exportación de Chile es tan grande que le permite contratar a los “Cherry Express”, un buque que viaja directo de Chile a China y demora 22 días, en relación a los 40 días que suele tardar un carguero tradicional.

La cereza argentina

La Argentina firmó un protocolo sanitario con China a fines de 2018 para avanzar en el negocio de la exportación de cerezas. Hasta ese momento, los envíos se realizaban a Hong Kong, que no cuenta con restricciones sanitarias. En enero de 2019, la empresa Extraberries, una de las dos firmas más grandes del sector, del grupo Pan American Energy de Alejandro Bulgheroni, logró la primera autorización de China para enviar cerezas con tratamiento en frío en origen.

Según datos sectoriales, en la temporada 2018/19 (de noviembre a febrero), que contó con apenas un par de envíos a China, registró exportaciones por 4560 toneladas. Ese número pasó a 5590 toneladas en 2019/20 y se ubicó en 6070 toneladas en 2020/21. Del total de exportaciones de la última temporada, el 40 por ciento se dirigió a China, seguido de Estados Unidos, Unión Europea y Reino Unido y Medio Oriente. Más allá de este incremento, en la última década el sector, a diferencia de Chile, permaneció más o menos estancado.

“La apertura del mercado de China no explicó tanto el aumento de las cantidades exportadas sino que tuvo impacto positivo para los productores al ofrecer mejores precios y por ende incrementar los márgenes de rentabilidad. También abre horizontes comerciales en otros puntos del sudeste asiático”, explicó a este diario Aníbal Caminiti, presidente de la Cámara de Productores de Cerezas Integrados (Capic).

Mientras los mercados tradicionales de Estados Unidos y Europa pagan de dos a tres dólares el kilo de cerezas, China ha venido pagando unos 6 dólares en la última década. Esa diferencia de precio generó una súper rentabilidad que explica la expansión del área cultivada en Chile.

En la Argentina, el sector agrupa unas 30 empresas de empaques de cerezas, aunque hay apenas 15 exportadoras de tamaño mediano a grande. “Exportar requiere de cierta escala y tecnología de empaque. Es necesario procesar volumen para amortizar la fuerte inversión que implica que un empaque solo funciona 40 días al año, ya que las líneas de empaques y maquinaria solo sirven para cerezas.

En la época de cosecha, el sector emplea a unas 20 mil personas. Las exportaciones representan el 50 por ciento de la producción nacional, que en la temporada 2020/21 se ubicó en unas 12 mil toneladas.

El impacto de la pandemia

La pandemia tuvo un impacto negativo muy fuerte en las operaciones con China. La temporada 2019/20 se vio en parte frustrada por las complicaciones logísticas dadas por la irrupción de la Covid-19 en el país asiático. Sobre ese escenario se montó la hecatombe de la temporada 2020/21, cuando una fake-news se viralizó sobre un supuesto hallazgo de coronavirus en cerezas chilenas el plena época de consumo de en China. Esto provocó un desplome de las cantidades vendidas y por ende de los precios internos y de importación. Fue un hecho extraño con masivas consecuencias negativas incluso a pesar de la desmentida que emitió el gobierno de China.

“Los precios llegaron a quedar por debajo del dólar por kilo, muy detrás de los costos de producción. La gente que exportó a China esta temporada perdió mucha plata. De hecho, los precios no se recuperaron y hay incertidumbre”, explica Guerendiain. En el caso de Chile, el rumor de la Covid-19 en las cerezas se volvió una cuestión de Estado, ya que las pérdidas acumuladas por la baja de los precios llegaron a los 1000 millones de dólares.

Para los productores argentinos, la situación en el mercado de China no solo imprime incertidumbre a la hora de decidir los embarcos al país asiático. Es que, advierten, si China llegara a retraer las compras de manera definitiva, Chile tendría semejante volumen de producción sin colocar que inundaría todos los otros mercados alternativos.

Fuente; Página 12

El módulo de aterrizaje con el primer explorador chino en Marte ha aterrizado este sábado en el planeta rojo, informó la Administración Nacional del Espacio de China, según la agencia Xinhua. El róver chino lleva el nombre de Zhurong, en honor al dios del fuego en la antigua mitología china.

El vehículo de exploración se separó de la sonda Tianwen-1 y descendió hasta la superficie marciana en la parte sur de Utopia Planizia, una vasta llanura ubicada en el hemisferio norte del planeta.

Según lo planeado, el róver explorará la superficie del planeta rojo y estudiar su estructura geológica, medio ambiente, atmósfera y agua durante un mínimo de 90 días.

La sonda Tianwen-1 fue lanzada en un cohete Long March-5 el 23 de julio de 2020 desde la plataforma ubicada en el Centro de Lanzamiento de Satélites de Wenchang, provincia de Hainan, en el sur del país.

Fuente: RT

China se declaró hoy favorable a una propuesta de la Organización Mundial del Comercio (OMC) para que se liberen las patentes de las vacunas anticovid e impulsar así su producción.

«China apoya la propuesta de la Organización Mundial del Comercio para las exenciones de propiedad intelectual de los materiales antiepidémicos como las vacunas anticovid-19», dijo Gao Feng, vocero del Ministerio chino de Comercio, ante la prensa.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) otorgó la homologación de urgencia a una vacuna anticovid china, fabricada por el laboratorio Sinopharm de Beijing, a principios de mayo.

Buenas intenciones

China, el primer país que se vio afectado por la pandemia de coronavirus, anunció en la primavera de 2020 que deseaba que las vacunas contra la Covid-19 fueran un «bien público mundial».

Sin embargo, hasta ahora, Beijing no anunció ninguna liberación de las patentes de sus vacunas contra la Covid-19.

Hoy, Gao consideró no obstante que la OMC puede «jugar un papel positivo» para que las vacunas contra sean más accesibles a nivel mundial, informó la agencia de noticias AFP.

La liberación de las patentes de las vacunas es una iniciativa elevada ante la OMC por India y Sudáfrica en octubre del año pasado.

Las vacunas chinas

La Organización Mundial de la Salud (OMS) otorgó la homologación de urgencia a una vacuna anticovid china, fabricada por el laboratorio Sinopharm de Beijing, a principios de mayo.

Una segunda vacuna, fabricada por el mismo laboratorio pero en Wuhan, también fue presentada ante la OMS para que la homologue.

La liberación de las patentes de las vacunas es una iniciativa elevada ante la OMC por India y Sudáfrica en octubre del año pasado.

«Necesitamos responder urgentemente a la Covid-19 porque el mundo está mirando y hay gente muriendo», alertó la semana pasada Ngozi Okonjo-Iweala, directora general del organismo internacional con sede en Ginebra, Suiza.

La misma dirección en Rusia, Estados Unidos y Europa

Estados Unidos sorprendió hace ocho días, cuando el Gobierno de Joe Biden oficializó su respaldo al levantamiento temporal de las protecciones de propiedad intelectual para las vacunas contra el coronavirus.

Un día después, Francia y Rusia se sumaron a Estados Unidos y apoyaron una exención de las patentes de las vacunas contra el coronavirus para ayudar a países pobres a conseguir más dosis y acelerar la inmunización en medio de un agravamiento de la pandemia.

El presidente Emmanuel Macron lamentó, no obstante, que «100% de las vacunas producidas en Estados Unidos van al mercado estadounidense», y exhortó -al incluir en su queja al Reino Unido- a que los «anglosajones» cesen de «bloquear» las exportaciones.

Alemania no acompañó

Sin embargo, una vez abierto el debate, la propuesta chocó con los intereses de los laboratorios y políticos de peso como la canciller alemana Angela Merkel.

Merkel reiteró su oposición a que se suspendan las patentes de las vacunas e instó a Estados Unidos a abrir el «mercado» para permitir exportaciones de los inmunizantes y de sus componentes.

Los laboratorios, por su parte, alegan los esfuerzos financieros realizados para la investigación, y de numerosos países desarrollados donde tienen sede los gigantes farmacéuticos.

Propuestas alternativas a la liberación de patentes

La empresa alemana Biontech, que desarrolló una de las primeras vacunas junto a la estadounidense Pfizer, aseguró que aunque no está de acuerdo con la liberación temporal de las patentes, sí quiere apoyar a los países de menores recursos y ofreció su inoculante a un precio más económico.

Sin embargo, hasta ahora esta vacuna es minoritaria dentro del sistema multilateral de Covax que, impulsado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), busca garantizar un acceso más igualitario a las dosis en todo el planeta.

Estados Unidos consideró que China es “irresponsable” con su basura espacial, tras la polémica por el destino final del cohete Long March 5B, que orbitó por casi 48 horas sin control y mantuvo en vilo al mundo.

Desde la NASA criticaron el accionar de las autoridades del Partido Comunista y afirmaron que el país asiático no cumple con estándares de calidad.

Luego de que uno de los componentes del aparato, El March 5B, regresara en las últimas horas a la atmósfera terrestre sobre las islas Maldivas, en el Océano Índico, el senador Bill Nelson, administrador de la NASA, emitió un comunicado: “Está claro que China no está cumpliendo con los estándares de responsabilidad sobre su basura espacial”.

Asimismo aseguró: “Es fundamental que China y todas las naciones y entidades comerciales con viajes espaciales actúen de manera responsable y transparente en el espacio para garantizar la seguridad, la estabilidad y la sostenibilidad a largo plazo de las actividades en el espacio exterior”, de acuerdo con lo publicado por el diario El País.

Si bien la mayor parte del cohete ardió en su reingreso a la atmósfera, varios usuarios de redes sociales reportaron avistamientos desde Jordania, Omán u Arabia Saudí y decenas de personas compartieron imágenes de los restos cayendo mientras amanecía en Medio Oriente.

En la misma línea en que se pronunció Nelson se manifestó el astrofísico de Harvard Jonathan McDowell, que rastreó el trozo de cohete y escribió en Twitter: “Estadísticamente, una reentrada en el océano siempre fue lo más probable. Parece que China ganó su apuesta… Pero aun así fue imprudente”.

En general, las fases de cohete que se desprenden en el proceso de lanzamiento vuelven a la atmósfera poco después, normalmente sobre el agua, y no llegan a entrar en órbita. El propulsor de unos 30 metros fue uno de los restos de basura espacial más grandes en caer a la Tierra.

Qué dijo China sobre el cohete Long March 5B

La agencia china de noticias Xinhua aclaró hoy que la reentrada había ocurrido a las 10:24 de la mañana, hora de Pekín. “La gran mayoría de los elementos ardieron hasta volverse irreconocibles durante el progreso de reentrada”, agregó. Las coordenadas dadas, citando a la Oficina de Ingeniería Espacial Tripulada de China, sitúan el punto de impacto en el océano, al oeste del archipiélago de las Maldivas.

El cohete Long March 5B puso en órbita el 29 de abril el módulo principal de la Tianhe, o Armonía Celestial, la primera estación permanente de China, que tiene previsto hacer 10 lanzamientos más para poner en órbita nuevos componentes de su estación espacial.

El programa espacial chino, muy vinculado al Ejército, no aclaró de todos modos por qué envió al espacio el componente principal del cohete en lugar de permitir que cayera de nuevo a Tierra poco después de separarse de su cargamento, como suele hacerse en operaciones de esa clase.

En esta imagen del 29 de abril de 2021 difundida por la agencia noticiosa china Xinhua, se ve el despegue de un cohete Long March 5B que transporta un módulo para la estación espacial china, desde la base de lanzamiento de Wenchang, en la provincia de Hainan, en el sur de China. (Ju Zhenhua/Xinhua via AP, Archivo)

En esta imagen del 29 de abril de 2021 difundida por la agencia noticiosa china Xinhua, se ve el despegue de un cohete Long March 5B que transporta un módulo para la estación espacial china, desde la base de lanzamiento de Wenchang, en la provincia de Hainan, en el sur de China.

El cohete chino fuera de control tiene un riesgo mínimo, aunque no nulo, de causar daños en la Tierra, estimó Marcelo Colazo, investigador de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae), quien sostuvo de que acuerdo a los horarios estimados no lo hará sobre la Argentina.

Facundo Rodríguez, especialista en Comunicación Pública de la Ciencia y doctor en Astronomía del Instituto de Astronomía Teórica y Experimental (IATE), explicó, por su parte, que “el cohete chino Long March 5B, lanzado el jueves 29 de abril en su misión Y2 es uno de los más grandes de China y está entre los más grandes del mundo».

«Fue diseñado para llevar cargas pesadas a la órbita terrestre, en particular, para llevar el primer módulo de la nueva estación espacial China, actualmente en construcción”, aseguró Rodríguez, que también se desempeña en el Observatorio Astronómico de Córdoba.

En diálogo con Télam, el astrónomo indicó que una parte del Long March 5B se desprendió del cohete y no tiene algún mecanismo que permita guiar su caída”.

Sin embargo, ambos destacaron que “si bien no está guiado, se tiene seguimiento y nunca se perdió su posición, por lo cual se sabe en qué dirección está cayendo”.

“Esta porción que se espera que reingrese a la atmósfera terrestre en las próximas horas pesa 23 toneladas, pero probablemente se destruya totalmente, incendiándose al entrar en contacto con la atmósfera sin causar grandes daños», sostuvo Rodríguez.

En ese sentido, observó que “podría pasar que queden algunos fragmentos más densos sin destruirse y éstos impacten con la superficie. Al no estar controlada su órbita el destino de estos restos es impredecible”.

“La incineración se produce ya que el objeto está cayendo a gran velocidad y, al rozar con la atmósfera, aumenta su temperatura hasta alcanzar miles de grados celsius y es por esto que en general terminan consumiéndose hasta que no quedan casi rastros de estos objetos o sólo pequeñas porciones”, añadió.

Episodios similares

Sobre casos similares al del cohete chino en caída libre y sin control, el astrónomo recordó a Télam el reingreso no controlado de la estación espacial soviética Salyut 7 que ocurrió en 1991.

«Tenía aproximadamente 30 toneladas y sus restos cayeron en algunas zonas no habitadas de provincias argentinas como Santa Fe y Entre Ríos”, apuntó.

Otro antecedente más lejano es el de la Estación Espacial estadounidense Skylab en 1979, que pesaba 74 toneladas, e reingresó en los cielos de Australia y algunos residuos que no se incineraron impactaron en su superficie sin causar daños importantes.

Colazo consideró que si bien este caso no carece de importancia, es “altamente preocupante” el aumento de “chatarra espacial” que ponen en riesgo las misiones de los satélites y dijo que “se calcula que hay millones de objetos orbitando en la Tierra”.