Tag

Unión Europea

Browsing

La Unión Europea puso este miércoles bajo estricta vigilancia la exportación de vacunas contra el coronavirus producidas en su territorio, para garantizar el abastecimiento de dosis a los habitantes del bloque, afectados por la tercera ola de la pandemia de coronavirus.

Al formular el anuncio, el vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, dijo que se buscaba añadir «reciprocidad y proporcionalidad» al mecanismo legal de control de exportaciones adoptado en enero, y por ello «hemos adoptados dos ajustes» para eliminar los «desequilibrios».

A partir de ahora, añadió Dombrovskis, se deberá considerar «dos elementos adicionales» para autorizar exportaciones: reciprocidad con el país de origen, y proporcionalidad en los pedidos.

En esta revisión, la Comisión constató que en ciertos países bloquean exportación de dosis de vacunas hacia la UE «ya sea por fuerza de ley, por arreglos contractuales u otros, negociados con los fabricantes».

Esta revisión de las normas ocurre en medio de una fuerte controversia entre la Comisión, el laboratorio AstraZeneca y las autoridades del Reino Unido.

Fuentes de la Comisión lamentan que la UE es el principal exportador de vacunas anticovid en todo el mundo, pero que no recibe vacunas producidas en territorio británico.

LA RESPUESTA DEL REINO UNIDO

Casi de inmediato, el primer ministro británico, Boris Johnson, advirtió en Londres sobre los «bloqueos arbitrarios» de vacunas.

Según Johnson, las empresas pueden replantearse la pertinencia «de realizar futuras inversiones en países o grupos de naciones que imponen bloqueos arbitrarios».

«Pienso que los daños de largo plazo que los bloqueos pueden hacer son considerables», añadió.

AstraZeneca queda en el medio de esa disputa. El laboratorio ya reconoció importantes retrasos en la entrega de dosis negociadas con la UE, aunque la Comisión señala que numerosas dosis fabricadas en territorio europeo van al Reino Unido.

La Unión Europea (UE) endureció su control a la exportación de vacunas contra el coronavirus producidas en su territorio, para garantizar el abastecimiento en el bloque y tras el hallazgo de casi 30 millones de dosis escondidas en Italia y destinadas al Reino Unido.

El vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, indicó que la medida busca añadir «reciprocidad y proporcionalidad» en el mecanismo de control de exportaciones adoptado en enero, y por ello se adoptaron «dos ajustes» para eliminar los «desequilibrios».

A partir de ahora, añadió Dombrovskis, se deberá considerar «dos elementos adicionales» al considerar la autorización de exportaciones: reciprocidad con el país de origen, y proporcionalidad en los pedidos.

Hasta ahora sólo se utilizó este mecanismo para frenar la salida de vacunas una única vez en el mes y medio que lleva en marcha y fue para bloquear una partida de AstraZeneca preparada para el envío desde Italia con destino a Australia.

En esta revisión, la Comisión constató que en ciertos países bloquean la exportación de dosis de vacunas hacia la UE «ya sea por fuerza de ley, por arreglos contractuales u otros, negociados con los fabricantes».

Esta revisión de las normas de autorización de exportación de vacunas ocurre en medio de una agria controversia entre la Comisión, el laboratorio AstraZeneca y las autoridades del Reino Unido.

Fuentes de la Comisión indicaron que la UE es el principal exportador de vacunas anticovid en todo el mundo, pero que no recibe vacunas producidas en territorio británico.

Para avivar aún más esta controversia, las autoridades italianas descubrieron escondidas en un depósito unas 29 millones de dosis de la vacuna desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford, supuestamente preparadas para su exportación a Reino Unido, y cuya existencia no había informada ni al Gobierno italiano ni a las autoridades comunitarias, según el diario La Stampa.

La dosis fueron encontradas en una planta de la empresa Catalent, cerca de Roma, después de que así lo advirtiese la Comisión Europea, informó la agencia de noticias Europa Press.

Al menos parte de este material habrían sido producido en Países Bajos por la firma Halix, una subcontratada de AstraZeneca con capacidad para generar 5 millones de dosis al mes, informa la agencia de noticias Bloomberg.

Los fármacos localizados en Italia son casi el doble de los que recibió hasta ahora la Unión Europea (UE) por parte de la farmacéutica anglosueca y, según La Stampa, su destino final es Reino Unido, que las habría comprado para garantizar una segunda dosis a casi 15 millones de personas.

AstraZeneca ya adelantó importantes retrasos en la entrega de dosis negociadas con la UE, aunque la Comisión señala que numerosas dosis fabricadas en territorio europeo van al Reino Unido.

Los constantes incumplimientos de AstraZeneca con las entregas comprometidas con los socios de la UE mientras abastece sin retrasos a Reino Unido con lo producido en plantas europeas, elevó la tensión entre Bruselas y Londres.

En ese marco, la jefa del Ejecutivo comunitario, Ursula von der Leyen, amenazó hace una semana al Gobierno británico de Boris Johnson con vetar las exportaciones de vacunas hacia Reino Unido.

Von der Leyen llevará esta propuesta el próximo jueves a los jefes de Estado y de Gobierno de la UE que se reunirán por videoconferencia para analizar los problemas para avanzar en la vacunación de los europeos al ritmo previsto.

El Consejo de la Unión Europea declaró este jueves «persona non grata» a la representante de Venezuela ante el bloque, Claudia Salerno, en respuesta a las acciones tomadas por Caracas de expulsar a la embajadora de esta comunidad, Isabel Brilhante Pedrosa.

«El Consejo ha acordado hoy que la jefa de la Misión de la República Bolivariana de Venezuela ante la Unión Europea sea declarada persona non grata», informó el organismo en un comunicado de prensa.

La institución detalló que acordaron esta medida en respuesta «a la decisión del Gobierno venezolano de declarar ‘persona non grata’ a la jefa de la delegación de la UE en Venezuela», lo que a juicio del Consejo, fue «totalmente injustificado» y «contrario al objetivo» de desarrollar relaciones en terceros países.

Horas más tarde, Salerno respondió a la medida y aseveró que si bien desde su cargo ha manejado la relación de Venezuela y la UE «con sobriedad y respeto», la independencia y la soberanía de su país no son negociables.

«Soy una orgullosa hija de Simón Bolivar. Venezuela se respeta», agregó. Asimismo, el canciller venezolano, Jorge Arreaza le agradeció a Salerno por «su trabajo profesional, respetuoso de las Convenciones Diplomáticas y las normativas de la UE».

Sanciones a Caracas
El miércoles 24 de febrero, Caracas declaró «persona non grata» a la embajadora de la Unión Europea y le dio un plazo de 72 horas para abandonar el territorio.

La Administración de Nicolás Maduro tomó la decisión de expulsar del país a la diplomática Brilhante Pedrosa, un día después de que se conociera que el Consejo de la UE incorporó a 19 funcionarios venezolanos en la «lista de personas sujetas a medidas restrictivas».

El bloque comunitario justificó las sanciones contra los funcionarios venezolanos por su supuesto «papel en actos y decisiones que socavan la democracia y el Estado de Derecho en el país, o como resultado de graves violaciones de los derechos humanos».

Durante una transmisión de televisión, Maduro dijo que su Gobierno no quería expulsar a la diplomática europea, pero que el país suramericano se vio obligado a tomar esta determinación ante las agresiones unilaterales del bloque.

«Se meten con un país entero y, ¿qué esperan?, ¿que nos quedemos de brazos cruzados?, ¿que les demos las gracias por agredirnos?», cuestionó el mandatario este miércoles.

Asimismo, el presidente venezolano reveló que desde el Ejecutivo se buscaba reactivar el diálogo entre todos los sectores de oposición y el chavismo, con la mediación de un país europeo, pero que ahora el proceso ha quedado suspendido.

Desde 2017, la UE impuso sanciones contra Venezuela, que fueron prorrogadas por un año más en 2020. Hasta ahora, 55 funcionarios y políticos venezolanos han recibido medidas coercitivas, entre ellos, la vicepresidenta, Delcy Rodríguez.

Esta vez no ha habido vuelta atrás, ni clemencia. El líder opositor ruso Alexei Navalny tendrá que pasar 2,5 años en la cárcel por decisión de un tribunal de Moscú, que rechazó este sábado su apelación.

Hasta la fecha las autoridades rusas habían evitado encerrar al carismático disidente durante periodos largos. Tras las fuertes protestas de las últimas semanas y la condena internacional, Rusia ha pasado al contraataque diciendo que el caso del envenenamiento de Navalny fue «inventado» por Occidente. Moscú da por rotas las relaciones con la UE, que ha exigido varias veces la liberación del opositor.

La UE, con algunas vacilaciones, ha rechazado el proceder de la justicia rusa: «El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) dictaminó que Navalny debe ser liberado inmediatamente. La UE repite su llamamiento a las autoridades rusas para que lo hagan sin demora. Esperamos que Rusia cumpla con sus compromisos internacionales como signatario de la Convención Europea de Derechos Humanos», escribió el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, en su cuenta de Twitter hace dos días.

Navalny fue detenido el 17 de enero en el aeropuerto de Sheremetievo de Moscú, justo después de regresar de Alemania donde había permanecido desde finales de agosto tras su envenenamiento con un agente nervioso en la ciudad rusa de Tomsk.

El pasado 2 de febrero, la Justicia rusa hizo efectiva una pena suspendida de 3,5 años de cárcel impuesta a Navalny en 2014. Rusia había permitido a Navalny seguir libre durante años, aunque con la amenaza pendiente de volver a prisión al menor desliz. Tras un año en el que Navalny difundió más investigaciones embarazosas para el gobierno ruso y resultó envenenado, el engranaje judicial volvió a ponerse en marcha.

El servicio penitenciario ruso le acusó de haber violado reiteradamente las reglas de conducta impuestas en el expediente de su ‘libertad condicional’ en el marco del caso Yves Rocher Vostok.

La Unión Europea condenó el último veredicto contra Navalny, al calificarlo de inadmisible, políticamente motivado y contrario a las obligaciones asumidas por Rusia en materia de los derechos humanos. En octubre de 2017, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos dictaminó que la justicia rusa había interpretado «extensa e imprevisiblemente» en detrimento de Navalny el delito de fraude comercial previsto en el Código Penal. Según el Tribunal de Estrasburgo, las decisiones de los tribunales rusos fueron «arbitrarias y manifiestamente irrazonables», lo que socavó de una manera fundamental la equidad del proceso penal y dejó irrelevantes las garantías procesales, informa la agencia rusa Sputnik.

PROTESTAS CALLEJERAS
Aunque la condena a Navanly ha resucitado las protestas callejeras, que han alcanzado su punto más alto desde 2012, la oposición decidió hacer una pausa en las movilizaciones hasta la primavera, salvo para llevar a cabo algunas protestas aisladas.

La única noticia positiva para Navalny es que el tribunal revisó en su favor el cómputo de la pena. En un principio se iban a abonar a esta pena 10 meses que el opositor pasó bajo arresto domiciliario, lo que se traducía en 2,8 años entre rejas. Ahora se ha tomado la decisión de «abonar a la pena el período del 30 de diciembre de 2014 al 17 de febrero de 2015». Así que el opositor tendrá que pasar los próximos dos años y medio en un centro penitenciario.

El ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, cree que los lazos que unen a Rusia con la Unión Europea están ‘hechos pedazos’. No son los intentos de asesinato, sino los prejuicios como el principal obstáculo para las relaciones ruso-europeas, según Lavrov, que recordó que en 2019, el entonces ministro de Exteriores de España, Josep Borrell (que ahora ocupa el cargo de jefe de la diplomacia europea) declaró que Rusia era un antiguo enemigo de la UE (aunque más tarde las autoridades de España afirmaron que las declaraciones de Borrell fueron malinterpretadas).

Moscú defiende que Occidente se inventó el envenenamiento del opositor ruso para alimentar el mito de la agresión de Rusia. Así lo afirmó la portavoz del Ministerio ruso de Exteriores, María Zajarova, pese a que laboratorios de Alemania, Suecia y Francia, así como la OPAQ confirmaron que el activista fue expuesto a una sustancia análoga por sus características al Novichok.

El ministro de Asuntos Exteriores de la UE, Josep Borrell, expresó esperanza de que el bloque europeo pueda certificar la vacuna anti-COVID de Rusia Sputnik V.

Tras su reunión con el Ministerio de Relaciones Exteriores Sergei Lavrov, Borrell señaló, “Hice uso de la palabra solo para felicitar a Rusia por el éxito de este emprendimiento, es útil para toda la humanidad, porque indica que tendremos más herramientas para combatir la pandemia”.

Además, dijo que estaría feliz de leer los informes sobre la tercera fase de los ensayos clínicos del Sputnik V en la revista científica The Lancet.

«Hemos constatado nuestra disposición a cooperar de forma pragmática cuando haya un interés común», dijo Lavrov. Pese a las diferencias, «hay temas en los que podemos y debemos trabajar juntos», aseguró por su parte Borrell.

Fuente: Telefe Noticias

Desde este sábado, la Unión Europea activó un mecanismo para el control de las exportaciones de vacunas contra el coronavirus de las farmacéuticas en territorio europeo con el fin de aumentar la transparencia y asegurar el suministro de las dosis comprometidas, y que no se aplica a una larga lista de países e Irlanda del Norte, según indicó la agencia Efe.

La medida estará en vigor hasta el 31 de marzo y afectará solo a las vacunas de aquellos laboratorios con los que la Comisión Europea firmó acuerdos de compra anticipada.

La medida anunciada provocó el viernes reacciones en el Reino Unido, donde se temía la imposición de controles en Irlanda del Norte, según Efe.

La tensión llegó a tal nivel que el primer ministro británico, Boris Johnson, y la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, mantuvieron una conversación telefónica a última hora del viernes en la que acordaron el «principio» de que no haya restricciones a la exportación de vacunas cuando las farmacéuticas cumplan con sus responsabilidades contractuales.

Ahora, para garantizar la entrega a tiempo de las dosis prometidas a la UE, que ha financiado por adelantado el desarrollo y producción de vacunas con 2.700 millones de euros, Bruselas busca controlar cuántas vacunas se producen y a qué países se destinan.

El país más afectado a nivel mundial por la enfermedad continuaba siendo Estados Unidos, donde un habitante de cada 1.000 falleció a causa de la enfermedad que, hasta la fecha, se cobró la vida de al menos 332.000 personas.

Del otro lado del océano Atlántico, en Europa, donde algunos naciones aún se enfrentan con una propagación incontrolable del virus, países de la Unión Europea (UE) iniciaron hoy la inmunización con la vacuna de Pfizer/BioNTech.

Hoy es el «Día de la Vacuna» o «V-Day» contra el Covid-19, que dejó en el viejo continente más de medio millón de muertos y las economías de los países en crisis por la paralización de los protocolos de confinamiento y toques de queda, informó la agencia Europa Press.

No obstante y pese a los atisbos de esperanza plasmados con la administración de las vacunas a los primeros de los 450 millones de ciudadanos de los 27 estados miembros de la UE, los expertos coinciden en que la población tardará en volver a la normalidad, cuyo retorno no se espera como mínimo hasta junio de 2021.

Tanto Alemania, que se encuentra entre las 10 naciones más golpeadas con 1,65 millones de casos y casi 30.000 decesos, como Hungría y Eslovaquia decidieron no esperar a hoy y comenzaron a administrar la inyección a última hora de la tarde de ayer.

Edith Kwoizalla, de 101 años, quien vive en una residencia para ancianos en el estado alemán de Sajonia-Anhalt, se convirtió en una de las primeras europeas en recibir la dosis.

Hoy siguió España, el noveno país más afectado por la pandemia, con 1,85 millones de contagiados y 49.824 fallecidos, donde hoy una mujer de 96 años fue la primera persona inoculada contra el Covid-19 y continuó Mónica Tapias, de 48 años, trabajadora de la residencia.

«Hoy Araceli y Mónica representan una nueva etapa esperanzadora. Un día para la emoción y la confianza», escribió el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, en Twitter.

También Italia, donde unas 10.000 dosis del medicamento llegaron durante su primer desembarco en una fecha «que vivirá en nosotros para siempre», según publicó el primer ministro Giuseppe Conte, comenzaron las vacunaciones.

Entretanto, en la República Checa, el primer ministro Andrej Babis se convirtió hoy en uno de los primeros mandatarios europeos en recibir la vacuna, en el Hospital Militar Central de Praga, y ante las cámaras de televisión.

En Suecia, Gun-Britt Johnsson, de 91 años, fue la primera residente del país en recibir la inyección en un centro de la localidad de Mjolby, a 230 kilómetros de Estocolmo.

«Es maravilloso no estar enferma», declaró después sobre una vacuna que el primer ministro del país, Stefan Lofven, calificó de «luz en las tinieblas» y un «momento extraordinario para la ciencia y la Humanidad».

En Francia, donde se detectó el primer caso de Europa el 24 de enero pasado, la primera inoculada fue Mauricette, de 78 años, internada en la unidad de cuidados del hospital René-Muret de Sevran.

«La razón y la ciencia deben guiarnos. Tenemos una nueva arma contra el virus: la vacuna. Mantengámonos juntos de nuevo. Estemos orgullosos de nuestro sistema de salud», destacó el presidente Emmanuel Macron en Twitter, al tiempo que una encuesta de BVA arrojaba que poco más de la mitad de los franceses se mostraron hoy «reacios» a recibirla.

En Portugal, Oporto fue el escenario de la primera vacuna administrada, en el Hospital de Sao Joao, donde una enfermera vacunó al infectólogo António Sarmento frente a la ministra de Sanidad, Marta Temido, y de decenas de fotoperiodistas.

Asimismo, en Noruega, el primer inmunizado fue Svein Andersen, en la residencia de mayores de Oslo, donde expresó que se sentía «raro» y agregó con humor: «Casi parece que he hecho historia, como el primer hombre que pisó la Luna. Como Neil Armstrong».

Ocurría lo mismo en Dinamarca con un mayor de 79 años de una residencia de Odense, Leif Hasselberg.

«Hay luz al final del túnel después del año más difícil desde la Segunda Guerra Mundial», subrayó la primera ministra Mette Frederiksen, y agregó que la aparición de la vacuna es un «gran punto de inflexión para el mundo entero» mientras presenciaba la vacunación.

En Polonia, en tanto, la primera inoculada fue una enfermera, Alicja Jakubowska, directora de Enfermería del Hospital del Ministerio del interior, en Varsovia.

Por otro lado, Irlanda y Países Bajos comenzarán sus vacunaciones recién el próximo miércoles, en el primer caso, y el 8 de enero, en el segundo.

También África fue noticia hoy, tras detectarse en Nigeria una nueva cepa de la Covid-19, distinta a las de Sudáfrica y en el Reino Unido, pero que «comparte algunas mutaciones» con esta última, informó el Centro Africano de Excelencia para la Genómica de las Enfermedades Infecciosas (Acegid), citado por la agencia de noticias AFP.

«Pido a la gente que no extrapole. Nada nos prueba, por ejemplo, que la cepa hallada en Inglaterra tendría los mismos efectos en Nigeria» y viceversa, recalcó el profesor Christian Happi, biólogo molecular que participó en la secuenciación genética de esa nueva variante.

En Asia, la capital china, Beijing, extremó hoy las medidas contra la Covid-19 con testeos masivos en más de un millón de personas en distritos en riesgo, frente al temor de un incremento de casos durante los viajes los feriados de fin de año, y la Comisión Nacional de Salud instó a todos los distritos a entrar en «modo de emergencia», aislando regiones.

El acuerdo comercial entre Reino Unido y la Unión Europea (UE) comenzará a regir a partir del 1 de enero y entre sus apartados se destaca un punto importante para la Argentina: el que deja fuera del tratado a las Islas Malvinas. El acuerdo no toma en cuenta a los territorios de ultramar y es un duro golpe para los isleños.

El tratado de libre comercio entre Londres y Bruselas excluyó a los Territorios de Ultramar, un punto clave para la Argentina que reclama la soberanía del territorio.

En pocas palabras: lo acordado entre Londres y Bruselas determinó que los productos de las islas ya no gozarán de los privilegios que tenían cuando el Reino Unido formaba parte del mercado común europeo. A partir de este jueves, los habitantes del territorio disputado por la Argentina comenzarán a pagar aranceles.

La no incorporación de las Islas Malvinas al acuerdo del Brexit fue uno de los pedidos que puso sobre la mesa el canciller Felipe Solá a Josep Borrell (Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad).

“Con todos los cancilleres europeos con los que ha conversado este año y a los que ha ido planteando la posición argentina respecto a la vigencia de la resolución 2065 de la ONU y a la existencia de una controversia respecto al ejercicio de la soberanía, que de acuerdo a nuestros derechos y a nuestra constitución corresponde a la Argentina”, dijo a Clarín el secretario del Área Malvinas e Islas del Atlántico Sur de la Cancillería, Daniel Filmus.

“La decisión de la UE de no incluir a las Malvinas, a las Georgias del Sur y Sandwich del Sur respeta esta mirada”, consideró.

Desde que los británicos decidieron en un referéndum histórico separarse de la Unión Europea, en 2016, los kelpers comenzaron a sentir una posible pérdida del acceso de sus productos (pesca y carne de ovino, principalmente) al mercado europeo con arancel cero.

A partir de las próximas semana, comenzarían a pagar entre 6 y 18 por ciento de los productos que envían a Europa. De todas maneras, esos valores serán materia de negociaciones futuras, dejan trascender desde Londres.

En un mensaje navideño enviado a los isleños, Boris Johnson había adelantado algo de lo que sucedería: dijo que el gobierno británico los ayudará a enfrentar “el cambio que se avecina” y aseguró que la UE “fue absolutamente intransigente a la hora de excluir a la mayoría de los territorios de ultramar en las negociaciones comerciales de este año”. E insistió: “Ustedes no han sido olvidados ni dejados de lado”.

El artículo que deja afuera a las Islas Malvinas del acuerdo de comercio entre la Unión Europea y Reino Unido
En el apartado siete, de Provisiones finales, el artículo sobre “ámbito territorial” señala: “1- Este Acuerdo se aplica a: Los territorios a los que son de aplicación el Tratado de la Unión Europea y el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea y el Tratado Constitutivo de la Comunidad Europea de la Energía Atómica, y en las condiciones establecidas en dichos Tratados, y b: Territorio del Reino Unido”.

En el punto 4 dice: “Este Acuerdo no se aplica a los territorios de ultramar que tienen relaciones especiales con el Reino Unido: Anguila, Bermuda, Territorio Antártico Británico, Territorio Británico del Océano Índico, Islas Vírgenes Británicas, Islas Caimán, Islas Falkland, Montserrat, Pitcairn, Islas Henderson, Ducie y Oeno, Santa Helena, Ascensión y Tristan da Cunha, Georgia del Sur y Sandwich del Sur, e Islas Turcos y Caicos”.

Fuente: Chubut para todos

Sobre el filo de los plazos establecidos, el Reino Unido y la Unión Europea (UE) llegaron a un acuerdo comercial para implementar el Brexit. El arreglo trajo una buena noticia para el reclamo argentino: es que las nuevas reglas de juego acordadas con el bloque regional dejaron afuera a los territorios británicos de ultramar, entre ellos, las Islas Malvinas.

De esta manera, el archipiélago perderá los beneficios comerciales, impositivos y aduaneros en el intercambio de los isleños con los países que integran el bloque comunitario, una medida que favorece a la posición del Estado argentino en el conflicto territorial que desató la Guerra en el Atlántico Sur en 1982 en plena dictadura militar.

La exclusión de las Islas Malvinas había sido un planteo formal de la Cancillería argentina al alto representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Josep Borrell, uno de los portavoces de las negociaciones del bloque regional con el Reino Unido. En esa gestión, el gobierno de Alberto Fernández reiteró su demanda histórica por la soberanía y volvió a citar las recomendaciones del Comité de Descolonización de las Naciones Unidas que no son acatadas por Londres.

Si bien para el premier Boris Johnson el Brexit acordado fue visto como “un regalito” de Navidad para los británicos, que los territorios de ultramar no hayan sido incluidos en el compromiso -varios de ellos están en disputa con otros países- es una de las concesiones que el Reino Unido tuvo que aceptar para alcanzar el entendimiento, que entrará en vigencia a partir del 1 de enero. El objetivo primario era evitar una ruptura brutal que hubiese dañado a las dos partes.

En un mensaje enviado a los isleños de Malvinas por los festejos de Navidad, Johnson apuntó que su administración los ayudará a enfrentar “el cambio que se avecina” con el abandono de la comunidad europea, y planteó que la UE “fue absolutamente intransigente a la hora de excluir a la mayoría de los territorios de ultramar en las negociaciones comerciales de este año”. Y concluyó: “Ustedes no han sido olvidados ni dejados de lado”.

Si bien para el premier Boris Johnson el Brexit acordado fue visto como “un regalito” de Navidad para los británicos, que los territorios de ultramar no hayan sido incluidos en el compromiso -varios de ellos están en disputa con otros países- es una de las concesiones que el Reino Unido tuvo que aceptar para alcanzar el entendimiento, que entrará en vigencia a partir del 1 de enero. El objetivo primario era evitar una ruptura brutal que hubiese dañado a las dos partes.

En un mensaje enviado a los isleños de Malvinas por los festejos de Navidad, Johnson apuntó que su administración los ayudará a enfrentar “el cambio que se avecina” con el abandono de la comunidad europea, y planteó que la UE “fue absolutamente intransigente a la hora de excluir a la mayoría de los territorios de ultramar en las negociaciones comerciales de este año”. Y concluyó: “Ustedes no han sido olvidados ni dejados de lado”.

Después de referirse en el punto 3 a Gibraltar y otros caso, dice en el punto 4: “Este Acuerdo no se aplica a los territorios de ultramar que tienen relaciones especiales con el Reino Unido: Anguila, Bermuda, Territorio Antártico Británico, Territorio Británico del Océano Índico, Islas Vírgenes Británicas, Islas Caimán, Islas Falkland, Montserrat, Pitcairn, Islas Henderson, Ducie y Oeno, Santa Helena, Ascensión y Tristan da Cunha, Georgia del Sur y Sandwich del Sur, e Islas Turcos y Caicos”.

De ahora en adelante, los habitantes de las Islas Malvinas afrontarán una difícil situación económica, sobre todo en el sector pesquero, uno de los segmentos más dinámicos. La renta de esa actividad supone el 75% de sus ingresos y afecta también a España, ya que los barcos españoles cuentan con una licencia especial para la pesca de calamar en la plataforma marítima en disputa.

Según las estimaciones provisorias, los habitantes británicos de las Islas Malvinas podrían empezar a pagar aranceles de entre el 6% y el 18%, por los productos que quieran ingresar al mercado europeo. Hace unas semanas, el legislador laborista Derek Twigg hizo observaciones al primer ministro sobre el impacto que tendría el Brexit en el archipiélago. “Las exportaciones de pesca a la Unión Europea representan el 40% del Producto Interno Bruto de las Islas Falkland y hasta el 60% de los ingresos de las Isla, esto plantea un serio desafío. ¿Tratará el Primer Ministro este asunto cuando se reúna más tarde con la Presidente de la Comisión Europea?”, se preguntó el parlamentario opositor.

En su texto de fin de año a los isleños, Johnson confió que el Brexit se crearán nuevas oportunidades comerciales a “largo plazo”. “En los meses y años por adelante, el mundo puede que no los identifique por vuestras ostras, pero si por cierto lo será por vuestro calamar Loligo”, auguró el premier británico.

Fuente: Infobae

La vacuna es la primera que recibe la luz verde de la EMA y permitirá  en los próximos días el comienzo de las campañas de vacunación en los 27 estados del bloque, que en total cubrirá a 450 millones de personas.

La reunión del Comité de Medicamentos de Usos Humanos de la EMA estaba inicialmente prevista el 29 de diciembre, pero fue adelantada una semana debido a la presión de Alemania y otros países que buscan una rápida autorización para iniciar el complejo proceso de vacunación masiva de sus poblaciones.

Países como Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, México, Costa Rica, Ecuador, Arabia Saudita, Israel, Singapur y Suiza forman parte del grupo de Estados que ya autorizaron la vacuna Pfizer-BioNTech y pudieron iniciar las campañas de vacunación.

Los Estados miembros de la UE tienen previsto iniciar la campaña de vacunación el 27 de diciembre, siempre y cuando la EMA dé su luz verde para entonces, anunció la Comisión Europea.

La vacuna desarrollada por el gigante estadounidense Pfizer y la compañía alemana BioNTech demostró una eficacia del 95% en los ensayos clínicos internacionales en los que se administraron dos dosis con tres semanas de intervalo, señaló Télam.