Tag

padres

Browsing

El Ministerio de Educación de la Nación y la Secretaría de Derechos Humanos habilitaron un canal destinado a recibir denuncias de trabajadores de la educación y padres que hayan recibido presión para que sus hijos concurran a las escuelas y reciban clases de modo presencial, a contramano de las medidas dispuestas por el gobierno nacional para moderar el contagio de coronavirus en la población.

La decisión oficial «se da frente a las crecientes consultas y reclamos de familias y trabajadores del sistema educativo que optan por no asistir a las escuelas y respetar la resolución dispuesta por el Consejo Federal de Educación, que determinó que, en caso de alerta epidemiológica, se suspende transitoriamente y en la mínima unidad geográfica posible, la presencialidad de acuerdo al DNU vigente», se explicó en un comunicado.

Las denuncias serán recibidas por la Secretaría de Derechos Humanos a través del teléfono gratuito 0800-122-5878, del Whatsapp (011) 4091-7352 y del correo electrónico [email protected]

Tales vías de contacto, señaló el comunicado, permitirán a las familias, docentes y no docentes «realizar denuncias ante diferentes abusos de las autoridades jurisdiccionales de la Ciudad de Buenos Aires y la provincia de Mendoza hacia aquellas familias y trabajadores que decidan no concurrir a los establecimientos educativos en aquellas zonas de alerta o de alarma epidemiológica».

«Con el fin de resguardar el derecho humano de todas las personas a una educación y un trabajo con salud, el gobierno nacional, a través de la Secretaría de Derechos Humanos y el Ministerio de Educación, recibirá las denuncias pertinentes y llevará adelante las acciones que correspondan», explicaron las autoridades.

La Secretaría de Derechos Humanos manifestó además que, «desde la vigencia de las disposiciones mencionadas, los reclamos más frecuentes de las familias han sido: sanciones a través del cómputo de inasistencias o la puesta en riesgo de sus vacantes, como así también la falta de garantía del cumplimiento de clases a distancia para mantener la continuidad pedagógica de niñas, niños y adolescentes».

Los docentes y no docentes, conforme a ese organismo, manifestaron haber sido apercibidos con el descuento de haberes , incluso ofreciendo trabajar a la distancia, y con «fuertes amenazas» para conservar sus fuentes de ingreso.

Desde el grupo de Padres Organizados, este viernes a la tarde se reunieron en Plaza San Martín para reclamar y exigir alguna respuesta por parte del Ministerio de Educación ante la falta de presencialidad.

Los padres y las madres preocupados por la falta de diálogo con el gobierno, llevaron a cabo el encuentro anunciado y tras la convocatoria de este viernes se pudo conocer el testimonio de una madre que comentaba a la prensa local los porcentajes reales de la situación actual en escuelas. » Tenemos casi un 70 % de las escuelas que no tienen clases, ellos hablan de presencialidad en escuelas donde por ejemplo, va sexto y primer año de secundario, o sexto y tercer grado en la escuela primaria, pero el resto de los grados no se han unido a las clases».

«Estamos bastante lejos de volver a las clases otra vez» , agregaba la mamá, los motivos van cambiando pero hay una realidad que parece sostenerse en el tiempo, la falta de respuestas y las clases virtuales, en algunas de las instituciones.

Los padres sostienen la preocupación de estar cerca de llegar a los 4 años con problemas, «lógicamente en el 2020 no hicieron nada de mantenimiento, por ende ahora están pagando las consecuencias, la mayoría de las escuelas tiene los mismos problemas, siempre calderas, tanques de agua o retenciones de auxiliares, ahora justamente están de paro y creo que lo extendieron para lunes y martes también», informaba una madre presente en la convocatoria.

Se hicieron reclamos y se pidió que se arregle todo lo que respecta a infraestructura pero explicaban que al encontrarse con un panorama de muchas escuelas y secuelas, tampoco dan a basto para suplir todo lo indispensable para garantizar la presencialidad.

Padres y madres de la Escuela 160, de barrio Máximo Abásolo, reclaman por la falta de clases presenciales y piden que autoridades se presenten en el establecimiento, a fin de poder evaluar las reparaciones que necesita para poder funcionar.

“Mi nena tiene clases por ‘Meet’ pero no es lo mismo que estar con una maestra -contó Romina, una mamá de segundo grado-. Algunos chicos que tienen computadora o tablet lo pueden hacer, pero ni nena sólo tiene el celular y es muy difícil”.

En la mañana del lunes hubo una convocatoria de padres en el edifico escolar, para reclamar por los problemas que impiden el funcionamiento de forma presencial: goteras en los techos de las aulas, falta de puertas en los baños y roturas de ventanas fueron algunos de los problemas expuestos.

“Queremos que alguien se acerque a la escuela y saber cómo podemos hacer, porque está en malas condiciones, por eso no dejan que los nenes empiecen las clases -detalló Romina Barrientos, en diálogo con Periodismo de 10, por CNN Comodoro-. Más que nada para que vengan a ver, qué se puede arreglar y que los niños puedan comenzar las clases”.

En igual sentido, explicó: “Los chicos del grado de mi nena están teniendo clases por ‘Meet’, que le están dando las seños pero eso no los ayuda a ellos; estaría bueno que puedan empezar las clases (presenciales) porque no es lo mismo que le enseñe una maestra a que tengan que aprender por celular, o algunos si tienen computadora o tablet, no sé, pero mi nena tiene sólo el celular”.

La madre insistió en la necesidad de que se acerquen personas responsables para poder evaluar los daños de infraestructura del edificio, a fin de poder iniciar un plan de reparaciones. La escuela es también de jornada completa, por lo que funciona con un comedor escolar que ante esta situación, permanece cerrado.

Así lo describió otra madre de la escuela, Natalia Myburg, en diálogo con diario Crónica, quien además detalló que durante todo el año pasado no pudieron tener clases virtuales, lo que se pudo revertir este año a partir de los reclamos de los padres, aunque advirtió que “no todas las familias disponen de una conectividad de internet. La situación es alarmante porque además, algunos jóvenes egresan y se van a dar cuenta de que los dejaron al margen y no se les dio la oportunidad de aprender”.

Fuente: ADNSUR

En el día de hoy, un grupo de padres autoconvocados de la Escuela Secundaria 7719, solicitaron el servicio del transporte escolar para sus hijos. La escuela esta ubicada en Buenos Aires chico a 5 km más o menos de El Maiten y muchos de los chicos llegan a pie al establecimiento.

Es una situación que empezó este año, los chicos iniciaron las clases y los chicos no tienen el transporte escolar, el cual hasta el 2019 hizo su habitual recorrido pero durante la pandemia estuvo suspendido pero los niños tenian sus clases virtuales.

Este año, la situación cambia ya que arrancó la presencilidad en las clases y ahora el condicionante es el transporte.  El 80% de los estudiantes no tienen los medios para llegar a la escuela, entonces se van caminando o en bicicleta y son menores de edad.

«En breve tiempo comenzará el invierno y a eso se suma que 18:30 ya empieza a oscurecer y es peligroso que anden caminado por la ruta», asi lo denunciaron los padres autoconvocados quienes no han tenido respuesta hasta ahora del transporte escolar.

Para finalizar, señalan que «consideramos como padres que una vez más se estan vulnerando los derechos de nuestros hijos y el derecho a una educación».

Este viernes Julieta Siciliano de Padres Autoconvocados de Comodoro Rivadavia realizó unas declaraciones a través de La Cien Punto Uno para advertir que “la virtualidad fue un fracaso, año tras año la matricula tiene una ausencia inexplicable. Hay muchos chicos olvidados en la provincia del Chubut. 60% de los chicos son pobres, la virtualidad fracasa”.

Asimismo, explicó que con el sindicato no tuvieron ningún acercamiento porque no tenían “nada que negociar”.

Afirmaron, desde los Padres Autoconvocados que “la Ministra tiene que hablar con el sindicato, no nosotros, no somos una Asociación, somos padres autoconvocados”.

Declaraciones

Oliver Toro Chacón, el bebé que sobrevivió a un choque en la ruta 9, Zarate, provincia de Buenos Aires, en el que murieron sus papás y su abuela, recibió el alta hace pocos días y el martes cumplió un año. Quedó “en guarda”, a cargo de una amiga de sus padres, a la espera de su familia más cercana que es de Venezuela y todavía no sabe cuándo podrá viajar.

Hace casi un mes la tragedia destrozó a su familia. Raúl Eduardo Toro, su pareja Mileidy Mariana Chacón Sánchez y Cecilia Sánchez, mamá de la joven, resultaron víctimas fatales de un choque en el que el único sobreviviente fue Oliver, que tenía 11 meses entonces. El bebé sufrió una fractura de fémur, permaneció pocos días internado en el hospital Virgen del Carmen, de Zárate, y su historia conmovió al país.

Como no tenía familiares en la Argentina, Sofía Centurión, una amiga del matrimonio que vive en Ingeniero Maschwitz, se ofreció y obtuvo el visto bueno de la Justicia argentina para cuidar al bebé hasta que puedan viajar desde Venezuela los parientes más cercanos que se encargarán de la crianza.

Mientras tanto, y pese a las grandes distancias que separan a los miembros de la familia, hoy radicados en Chile, Estados Unidos y Argentina, además de la tierra natal, la tragedia los llevó a movilizar cielo y tierra para sostener y reforzar el vínculo, sobre todo en este momento. Yuruari Toro, prima de Raúl (papá de Oliver) vive en Santiago de Chile desde hace cinco años y es una de las personas que más cerca se mantiene del bebé, en todos los sentidos.

“Pudimos viajar junto con mi tía Eva (Toro) el sábado. El embajador chileno nos ayudó con todos los permisos y estuvimos desde el 11 hasta el 13 de marzo en la Argentina. Queríamos estar en el entierro y poder ver a Oliver”, contó la joven a TN.com.ar. “Sofía ha sido súper abierta, amable y justa en este proceso. Hemos estado en contacto para saber todo y hacemos videollamadas”, detalló.

El nene recibió el alta hace dos semanas y se encuentra en buen estado de salud. Sin embargo, Yuruari relató que sintió la ausencia de sus padres y se enfrentará a un proceso complejo. “Sofía nos contó que se despertaba con el cuerpo tembloroso los primeros días, que tal vez haya sido producto del trauma, por el movimiento que tuvo en ese momento. Después se fue calmando afortunadamente. Al principio no quería comer”, indicó.

“Ahora ya se está alimentando mejor, pero obviamente extraña el pecho de su mamá. Seguro también voces y caras. Es un proceso complicado. Dicen que no va a tener recuerdos a largo plazo. Confiamos en que va a estar bien”, agregó.

Según relató Yuruari, el hogar definitivo de Oliver estará en Venezuela. “Mileidy era gemela idéntica y consideramos que ella, la tía, es la persona más indicada para cuidar al bebé. Esperamos que cuando viaje pueda sentir la cercanía”, expresó.

Sin embargo, todavía no tienen una fecha establecida para concretar este objetivo. “Nosotros queremos que solo algunos miembros de la familia puedan ingresar al país de forma momentánea para poder llevarse a Oliver, pero se ha demorado más de lo que pensábamos. La cuestión migratoria a nivel general ha sido bastante fuerte y fue desmembrando a toda la familia. En Venezuela la situación es delicada”, dijo Yuruari.

Además, las restricciones por la pandemia sumaron complicaciones. “Entendemos que todo es un proceso pero necesitamos que se avance lo más pronto posible”, señaló. Además, explicó que la familia también necesita orientación legal. “Queremos que la persona que ocasionó el accidente se haga responsable en todo sentido”, reclamó.

Los padres de la actual ministra de Salud, Carla Vizzotti, fueron vacunados contra elcun día antes de que estallara el escándalo por el Vacunatorio VIP, que reveló Clarín y que eyectó de su cargo a su antecesor -y hasta entonces jefe directo- Ginés González García.

Se trata de Carlos Alberto Vizzotti, médico retirado de 77 años y su esposa Silvia, ama de casa, de 74. Los padres de la ministra accedieron a la vacunación el jueves 18 de febrero, en una escuela de Ingeniero Maschwitz, partido de Escobar.

El hecho se dio en el primer día habilitado para la vacunación de adultos mayores en la Provincia de Buenos Aires y horas antes de que el periodista Horacio Verbitsky confesara que había accedido a la inmunización en un despacho del Ministerio de Salud.

La vacunación de los Vizzotti quedó registrada en el Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino (conocido por su sigla, SISA), de acuerdo a lo que publicó el diario La Nación en su edición del domingo.

Fuentes oficiales le respondieron al matutino que los padres de la ministra solicitaron turno como cualquier otro ciudadano y fueron citados a vacunarse, al igual que otros adultos mayores en igual circunstancia.

Según el registro de SISA, el padre de Vizzotti figura como «personal de salud». Si bien es médico, está jubilado. Carlos Vizzotti fue parte del directorio de la Fundación Isalud, el think tank sanitarista que creó González García. Hasta 2019 figuraba como tesorero asistente. Su esposa quedó asentada en el registro como «mayor de 60 años», aunque, según La Nación, la información demoró en ser cargada.

No obstante, la publicación de la información y la posibilidad de acceder a un turno para el primer día de vacunación habilitado, generó suspicacias en redes y rememoró los cuestionamientos por accesos privilegiados a un recurso escaso y fundamental ante la pandemia.

La ministra Vizzotti declaró que «desconocía totalmente» las vacunaciones irregulares que se dieron bajo la órbita de Ginés y fue la impulsora de publicar el listado de setenta beneficiados con la vacunación VIP en el Ministerio, en el Hospital Posadas y a domicilio.

Por el Vacunatorio VIP, tanto Ginés como su sobrino Lisandro Bonelli, exjefe de gabinete de asesores del Ministerio de Salud, fueron imputados en la causa que investiga el fiscal Eduardo Taiano y que tramita en el juzgado de María Eugenia Capuchetti. También fueron sumados a la imputación Marcelo Guille, asesor todoterreno en lo público y socio comercial en lo privado del exministro y el subsecretario de Gestión de Servicios e Institutos, Alejandro Collia.

El delivery de vacunas a la familia del expresidente Eduardo Duhalde -que fue inmunizado junto a sus esposa, sus hijas y un asesor- fue adjudicado a Alejandro Costa, funcionario de Salud que secundó a Vizzotti en la presentación de los reportes epidemiológicos diarios. Fue ratificado en su cargo.

A pesar de que se aprobó el protocolo para el regreso a las aulas en Chubut, los padres organizados de la provincia creen que “el panorama todavía es un poco incierto”. Así lo afirmó Julieta Siciliano, referente de Padres Organizados de la provincia en diálogo con Radio Chubut.

En este sentido sostuvo que no tienen garantías de que las clases vuelvan de forma presencial para el total de las escuelas públicas y que “al día de hoy en Chubut todavía no hay designación de cargos a cubrir en escuelas primarias,» sino que van a estar dándose entre este jueves y viernes.

Siciliano manifestó que “todavía hay mucha desorganización al respecto” y que el tema de la infraestructura también es un problema, ya que tampoco hay alternativas en una escuela que no fue reparada para que los docentes puedan dar clases.

Con respecto a la preocupación de algunos padres por la vuelta a la presencialidad, manifestó que hubo una mala información durante todo el 2020 con respecto al contagio de coronavirus en los chicos, “cuando uno hace campañas de desinformación y miedo es difícil luego hacerle entender a la gente que el riesgo cero no existe en ninguna patología y en ningún lado” dijo.

En relación al protocolo, la referente de “Padres Organizados” de Chubut dijo que “El Ministerio de Salud, sin mucha fundamentación científica, abala un protocolo de ciencia ficción para muchos niveles dentro del colegio”.

En este sentido argumentó que “la cantidad de espacio en las aulas, no compartir útiles” por ejemplo, “no va a durar nada porque los chicos se juntan entre sí” y “es imposible la práctica de este protocolo en su plenitud”.

Entre otras consideraciones también comentó que hay muchos padres que no pueden organizar su vida laboral a una escuela “con presencialidad mixta” y también hay alumnos que no pueden acceder a la virtualidad, no solo en la carencia del recurso tecnológico, sino también en la carencia de “pedagogía suficiente” para que el conocimiento traspase una computadora.

“Ni hablar de nivel inicial, me parece el colmo de la tontera, pretender educación de un chico de 5 años con una computadora de por medio” remarcó.

Finalmente manifestó que cree que ya “el daño es irreparable” y que el estado chubutense nunca se ocupó de los chicos “no solo los 50.000 que dejaron la escuela en el 2019, o los que la van dejando año tras año, sino por recuperar también los que se alejaron la escuela en pandemia”.

Indicó que esta red de padres y familias están dispuestos a que se ponga el tema en agenda “nos llevó tanto tiempo que es 23 de febrero y todavía no hay garantías que vuelvan las clases, pero al menos todos estamos hablando de la importancia de la escuela”.

Madres y padres piden «información concreta» en Supervisión sobre el inicio del ciclo lectivo y recuerdan que hace tres años que no se soluciona el conflicto.

El inicio de clases, sin novedades en Chubut. Los padres y madres organizados se presentaron esta mañana en Supervisión de Esquel para pedir información concreta sobre el ciclo lectivo 2021.

En las afueras del organismo leyeron un documento con varios padres presentes, donde compartieron la sensación «de angustia e incertidumbre» por no tener novedades del inicio de clases a pocos días de la fecha anunciada por Nación. «La educación se va a pique», expresó uno de los voceros.

Esta manifestación coincide con gran alarma entre los grupos de padres de escuelas públicas y privadas de la ciudad, que comenzaron a activarse por la falta de novedades concretas.

En este marco contaron que se están sumando cada vez más padres al movimiento porque «tenemos muchas dudas» respecto de las razones que impiden el inicio para luego explicar que están dispuestos a colaborar.

Los padres aún esperan la reunión con funcionarios provinciales, que están supeditadas a la reunión con los gremios en el marco de las negociaciones salariales. «No visibilizamos el inicio de una solución a este conflicto docente que lleva más de tres años».

Fuente: EQSnotas

Madres y padres piden «información concreta» en Supervisión sobre el inicio del ciclo lectivo y recuerdan que hace tres años que no se soluciona el conflicto.

El inicio de clases, sin novedades en Chubut. Los padres y madres organizados se presentaron esta mañana en Supervisión de Esquel para pedir información concreta sobre el ciclo lectivo 2021.

En las afueras del organismo leyeron un documento con varios padres presentes, donde compartieron la sensación «de angustia e incertidumbre» por no tener novedades del inicio de clases a pocos días de la fecha anunciada por Nación. «La educación se va a pique», expresó uno de los voceros.

Esta manifestación coincide con gran alarma entre los grupos de padres de escuelas públicas y privadas de la ciudad, que comenzaron a activarse por la falta de novedades concretas.

En este marco contaron que se están sumando cada vez más padres al movimiento porque «tenemos muchas dudas» respecto de las razones que impiden el inicio para luego explicar que están dispuestos a colaborar.

Los padres aún esperan la reunión con funcionarios provinciales, que están supeditadas a la reunión con los gremios en el marco de las negociaciones salariales. «No visibilizamos el inicio de una solución a este conflicto docente que lleva más de tres años».