Tag

Ucrania

Browsing

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, prometió este sábado que su país vencerá a las fuerzas rusas, al cumplirse dos años de la invasión lanzada por Moscú, pero pidió a sus aliados occidentales que envíen la ayuda militar necesaria «a tiempo».

«Llevamos luchando por ello 730 días de nuestra vida. Y ganaremos», dijo Zelenski, flanqueado de cuatro dirigentes occidentales, en un acto al aire libre en el aeropuerto de Gostomel, cerca de Kiev.

«Cualquier persona normal quiere que la guerra termine. Pero ninguno permitirá que Ucrania sea eliminada», afirmó Zelenski, enfatizando que la contienda debe terminar «con nuestros términos» y una paz «justa».

El mandatario ucraniano pronunció estas palabras junto a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y los primeros ministros de Canadá, Italia y Bélgica, Justin Trudeau, Giorgia Meloni y Alexander de Croo, respectivamente, de visita en Kiev por el aniversario.

En el mismo acto, Zelenski entregó unas medallas a soldados en el aeropuerto de Gostomel, atacado por Rusia en los primeros días de la invasión en febrero de 2022.

«Hace dos años nos enfrentamos aquí con fuego al enemigo; dos años después, recibimos a nuestros amigos y socios», dijo el presidente ucraniano refiriéndose a sus aliados occidentales, de acuerdo a las declaraciones citadas por la agencia de noticias AFP.

El mandatario recordó a sus aliados la necesidad de contar con ayuda militar «a tiempo», mientras un paquete por 60.000 millones de dólares prometido por el Gobierno de Joe Biden sigue bloqueado en el Congreso estadounidense por la oposición republicana y la asistencia de la Unión Europea (UE) sufre retrasos.

«Saben muy bien lo que necesitamos para proteger nuestros cielos, para reforzar nuestro ejército de tierra, lo que necesitamos para apoyar y continuar nuestros éxitos en el mar. Y saben perfectamente que lo necesitamos a tiempo», declaró Zelenski.

Mientras no llega la ayuda estadounidense, Ucrania ha firmado una serie de acuerdos bilaterales y selló dos, con Italia y Canadá, después de haberlo hecho en los últimos días con Francia, Alemania, Reino Unido y Dinamarca.

«Creemos que Ucrania combate también por nuestra libertad y por nuestro interés nacional», dijo a la prensa Meloni.

Canadá, en tanto, proporcionará a Kiev unos 2.200 millones de dólares en ayuda financiera y militar en 2024. «Apoyaremos a Ucrania con lo que haga falta, durante el tiempo que haga falta», afirmó Trudeau en un comunicado.

Estos acuerdos apuntan a la entrega de equipamiento militar, el adiestramiento de fuerzas ucranianas y el reforzamiento de la industria de Defensa de la antigua república soviética.

Por su parte, Von der Leyen anunció en Kiev la donación de más de 50 vehículos con los que la Unión Europea (UE) quiere mejorar la flota de la Policía y de la Fiscalía y contribuir a «estabilizar» los territorios «liberados».

«Esta entrega llega poco después de que la UE diese una moderna máquina para detectar minas», indicó la dirigente alemana, que aprovechó la visita oficial para resaltar la necesidad de que las zonas que regresan al control ucraniano vuelvan a ser «seguras».

Por su parte, el Alto Representante de Política Exterior de la UE, Josep Borrell, subrayó en un comunicado que los vehículos «ayudarán a reforzar la presencia de los servicios judiciales en los territorios liberados, restaurar el Estado de derecho y la estabilidad, apoyar a la población y hacer que las instituciones públicas vuelvan a funcionar».

Esto contribuye además a garantizar la rendición de cuentas frente a los «crímenes internacionales» perpetrados por «el agresor ruso», indicó el líder de la diplomacia del bloque, citado por la agencia de noticias Europa Press.

Dentro de este mecanismo de ayuda, financiado en gran medida por la Comisión Europea, la UE donó también generadores para paliar las necesidades de suministro eléctrico ante los sucesivos cortes derivados de los ataques.

También estuvo este sábado en Ucrania la jefa de la diplomacia alemana, Annalena Braerbock, que se entrevistó en Odesa, en el sur, con su homólogo ucraniano, Dmytro Kuleba, para una visita que en principio se mantuvo en secreto por motivos de seguridad.

A su vez, el G7, el grupo de las principales potencias occidentales, mantuvo este sábado una reunión virtual centrada en Ucrania en la que participó Zelenski y cuestionó a Irán y China por su apoyo a Rusia en la guerra en Ucrania.

«Pedimos a Irán que deje de apoyar al ejército ruso», declararon en un comunicado conjunto los líderes de Estados Unidos, Japón, Alemania, Francia, Reino Unido, Italia y Canadá.

Además, expresaron su «preocupación por las transferencias a Rusia, por parte de empresas chinas (…), de componentes para armas y equipamiento para producción militar».

Corea del Norte también fue blanco de las críticas del G7, que condenó «enérgicamente las exportaciones norcoreanas y el suministro de misiles balísticos norcoreanos a Rusia» y pidió el «cese inmediato de tales actividades».

Durante la reunión virtual, presidida por Italia, las potencias occidentales señalaron que seguirán aplicando sanciones contra Rusia por la invasión.

«Seguiremos haciendo aumentar el precio de la guerra para Rusia, reduciendo sus fuentes de ingresos e impidiendo sus esfuerzos por construir su maquinaria bélica, como demuestran los paquetes de sanciones que adoptamos recientemente», afirmaron en el texto.

El expresidente ruso y actual número dos del Consejo de Seguridad, Dmitri Medvedev, aseveró que su país «se vengará» de las sanciones adoptadas por las potencias occidentales por el segundo aniversario de la invasión en Ucrania y la muerte del opositor Alexey Navalny.

Según argumentó en su cuenta de Telegram, el motivo que explica las sanciones anunciadas en los últimos días por Estados Unidos, la Unión Europea y Reino Unido «está claro: cuanto peor para los ciudadanos rusos, mejor para el mundo occidental».

«Tenemos que acordarnos de esto, y vengarnos de ellos allí donde sea posible. Son nuestros enemigos», añadió el alto cargo ruso.

Por otra parte, el ministro de Defensa de Rusia, Sergei Shoigu, visitó las zonas del este de Ucrania ocupadas por las fuerzas rusas, desde donde prometió nuevos refuerzos para las tropas como drones controlados por inteligencia artificial.

En esa zona de la línea del frente de combates es que el Ejército ruso reivindicó sus primeros avances, con la conquista de la localidad de Avdiivka, tras meses de escasos movimientos.

«Las tropas rusas continúan avanzando hacia sus destinos», afirmó el Ministerio de Defensa, en un comunicado reproducido por la agencia local TASS.

Uno de los comandantes citado por esa agencia aseguró que Rusia está haciendo frente a «todo el poder militar e industrial de la OTAN».

En una de las visitas más significativas por sus implicancias ideológicas y geopolíticas, el presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky, viajará este sábado a Buenos Aires para asistir a la asunción de Javier Milei como nuevo presidente.

Fuentes oficiales argentinas y de gobiernos extranjeros confirmaron a LA NACION que el presidente ucraniano, cabeza de la resistencia de su país desde la invasión de la Federación Rusa ordenada por el presidente Vladimir Putin, prevé estar en Buenos Aires en la madrugada del domingo. En su ya apretada agenda, ya tiene previstas entrevistas con algunos de los mandatarios que también llegarán este fin de semana para participar de los actos de toma de mando de Milei y el gobierno de La Libertad Avanza.

Zelensky y Milei hablaron por teléfono tres días después del triunfo del candidato libertario, como contó el propio presidente ucraniano en su cuenta de X. “Acabo de hablar con el presidente electo de la Argentina @JMilei para agradecerle por su postura clara. Sin contrapesos entre el bien y el mal. Simplemente un claro apoyo a Ucrania. Esto es notado y apreciado por los ucranianos”, escribió el mandatario, en referencia a la continua defensa de Ucrania que el presidente electo hace de la postura de Ucrania en su conflicto bélico con Putin. Allí, Zelensky le propuso a Milei organizar una cumbre entre Latinoamérica y Ucrania como modo de manifestarse en su favor en el conflicto con Rusia.

El mismo miércoles, Milei agradeció a “cada uno de los líderes del mundo que se comunicaron conmigo para felicitar a nuestro equipo y manifestarme sus buenos deseos para el futuro de la Argentina”, e incluyó en el listado al propio presidente de Ucrania.

Los presidentes de Uruguay, Luis Lacalle Pou; de Paraguay, Santiago Peña; de Ecuador, Daniel Noboa; de Chile, Gabriel Boric; y de Hungría, Viktor Orban, son los presidentes confirmados, junto al rey Felipe VI de España, además de ministros y embajadores extranjeros. Varios de ellos, según pudo saber este diario, ya tienen agendado un encuentro con Zelensky, siempre condicionado a las contingencias de su llegada. Otros representantes destacados que llegarán son el canciller de Israel, Eli Cohen, y el británico David Rutley, ministro a cargo de las Américas y con rango de vicecanciller.

Un rato antes de la confirmación de la visita de Zelensky también llegó el listado de la nutrida delegación norteamericana. Estará encabezada por Jennifer Granholm, secretaria del Departamento de Energía de los Estados Unidos, y la acompañarán Carlos Monje, subsecretario para Política de Transporte y Andrew E. Light, secretario Adjunto de Asuntos Internacionales, también del Departamento de Energía. Tal como anticipó este diario, también llegará Juan González, asistente del Presidente y Director Principal para el Hemisferio Occidental del Consejo de Seguridad Nacional, y el embajador en Buenos Aires, Marc Stanley.

Quien no vendrá a la Argentina es el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, y en su reemplazo estará su Ministro de Justicia y Seguridad Publica, Hector Villatoro. Junto a su vicepresidente Félix Ulloa, Bukele está en carrera por la reelección, motivo por el que el popular presidente salvadoreño, que no suele viajar fuera de su país, pidió licencia por seis meses en su cargo.

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, felicitó hoy a Javier Milei por su triunfo en el balotaje presidencial de ayer, y le transmitió su «aprecio» por la «postura clara de apoyo» a su país en la guerra que mantiene con Rusia desde febrero de 2022.

«Felicitaciones a @JMilei por su contundente victoria en las elecciones presidenciales de Argentina. Aprecio su postura clara de apoyo a Ucrania. Espero trabajar juntos para fortalecer nuestra cooperación y restaurar el orden internacional basado en el derecho internacional», escribió el jefe del Estado ucraniano en su cuenta de la red social X (ex Twitter).

Los saludos de la comunidad internacional a Javier Milei

Zelenski no fue el único en saludar y felicitar al nuevo presidente electo, Javier Milei. Muchos otros líderes, referentes y presidentes enviaron su mensaje al candidato ganador por La Libertad Avanza.

Dentro de América Latina, el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, felicitó a Milei mediante X: «La democracia es la voz del pueblo y siempre debe ser respetada. (…) Le deseo buena suerte y éxito al nuevo gobierno. Argentina es un gran país y merece todo nuestro respeto. Brasil siempre estará disponible para trabajar junto a nuestros hermanos argentinos».

Por su parte, Gabriel Boric, presidente de Chile twitteó: «Saludo a Javier Milei por su triunfo y a Sergio Massa por su digno reconocimiento de la derrota. Al pueblo argentino le deseo lo mejor y sepan que siempre contarán con nuestro respeto y apoyo. Como Presidente de Chile trabajaré incansablemente por mantener a nuestras naciones hermanas unidas».

Los Presidentes de Ecuador, Perú, Paraguay, Panamá y Uruguay se sumaron a la ola de saludos, augurando un buen futuro para el nuevo presidente electo y deseándole mucho éxito en su mandato.

Por otro lado, Gustavo Petro, presidente de Colombia, adhirió a los mensajes por X, pero se manifestó muy triste por la decisión de los argentinos: «Ha ganado la extrema derecha en Argentina; es la decisión de su sociedad. Triste para América Latina y ya veremos (…). Las relaciones de Colombia y Argentina, los vínculos entre sus pueblos se mantendrán en el respeto mutuo. Felicito a Milei. Y esperamos del progresismo argentino las valoraciones que le permitan a los pueblos latinoamericanos aprender de las lecciones de la historia».

En contraposición a Ucrania, el embajador de Rusia en Argentina, Dmitri Feoktistov, también declaró sobre la definición del balotaje a favor de Milei: «La futura administración tiene un gran trabajo por delante en la superación de los problemas sociales y económicos, en el fortalecimiento de la unidad de la sociedad, en el aumento del papel y peso de Argentina en los asuntos internacionales. Esperamos que el curso de adhesión a la multipolaridad, la política exterior independiente y la firme protección de los intereses nacionales reciban un mayor desarrollo».

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, felicitó hoy a Javiel Milei por su triunfo en el balotaje presidencial de ayer, y le transmitió su «aprecio» por la «postura clara de apoyo» a su país en la guerra que mantiene con Rusia desde febrero de 2022.

«Felicitaciones a @JMilei por su contundente victoria en las elecciones presidenciales de Argentina. Aprecio su postura clara de apoyo a Ucrania. Espero trabajar juntos para fortalecer nuestra cooperación y restaurar el orden internacional basado en el derecho internacional», escribió el jefe del Estado ucraniano en su cuenta de la red social X.

Milei, candidato de La Libertad Avanza, se impuso ayer en la segunda vuelta presidencial por 55,69 por ciento de los votos (14.476.462 sufragios) contra el 44,30 por ciento obtenido por el postulante de Unión por la Patria, Sergio Massa (11.516.142 votos).

La visita, que se produjo anoche, es el segundo desplazamiento del jefe de Estado a Rostov del Don en menos de un mes.

Putin «visitó el cuartel general de las fuerzas armadas rusas en Rostov del Don tras haber culminado su visita oficial en Kazajistán», donde estuvo ayer, señaló el Kremlin en un comunicado.

El presidente estuvo acompañado por el ministro de Defensa, Serguei Shoigu, y el jefe del Estado Mayor y comandante de las operaciones militares en Ucrania, Valeri Guerasimov, según la misma fuente.

Putin observó nuevos equipos militares y recibió informes sobre el desarrollo de la operación militar en Ucrania, según el comunicado recogido por la agencia de noticias AFP.

Los medios oficiales rusos difundieron imágenes de vehículos Desertcross de fabricación china.

Según Moscú, las Fuerzas Armadas disponen ya de más de 500 de estos vehículos y tiene previsto adquirir unos 1.500 más, de los cuales alrededor de medio millar se comprarán en diciembre, según recogió la agencia de noticias Europa Press.

A fines de octubre, el mandatario visitó Rostov del Don para hablar con responsables militares sobre la situación de la ofensiva rusa.

Cercana a Ucrania, la ciudad se ha convertido en centro operativo de las fuerzas rusas para la ofensiva en la antigua república soviética.

Putin ya visitó estos cuarteles generales en agosto y marzo pasado.

La ciudad fue también escenario en junio del motín de los mercenarios de Wagner, que se hicieron brevemente con este cuartel general antes de abortar la rebelión.

 

Varias ciudades de Ucrania fueron blanco de ataques rusos, con más de 40 misiles que causaron dos muertos en la sureña Jerson y siete heridos en la norteña ciudad capital de Kiev, informaron este jueves autoridades de ese país.

“Anoche, Rusia lanzó un ataque masivo contra Ucrania”, afirmó el jefe adjunto de la administración presidencial ucraniana, Oleksii Kuleba, en Telegram.

“Nos esperan meses difíciles: Rusia atacará las infraestructuras energéticas y esenciales” del país, añadió.

El comandante en jefe del Ejército ucraniano, Valeri Zaluzhni, precisó que se derribaron 36 de los 43 misiles rusos lanzados durante la noche del miércoles contra varias localidades del país.

“El ejército ruso bombardeó los barrios residenciales de Jerson (…) En este momento sabemos de dos civiles muertos”, informó el gobernador de la provincia de Jerson, Oleksandr Prokudin, añadiendo que cuatro personas fueron hospitalizadas.

Los dos fallecidos eran dos hombres de 29 y 41 años que residían en un edificio de viviendas, agregó el gobernador en Telegam.

Durante la noche del miércoles, otras ciudades ucranianas fueron blanco de los misiles rusos, entre ellas la capital, Kiev, donde siete personas resultaron heridas, dijo su alcalde, Vitali Klitschko.

“Según las informaciones detalladas de los médicos, siete personas resultaron heridas en el distrito de Darnitskyi. Tres de ellas están en el hospital”, dijo el alcalde.

En Cherkasy, al sur de Kiev, otras siete personas resultaron heridas por el impacto de un misil en un hotel, dijo el ministro de Interior, Igor Klimenko.

Las autoridades locales ucranianas también reportaron ataques en las regiones de Rivne y Lviv, en el noroeste, así como en Jarkov, en el noreste, cerca de la frontera rusa.

Por medio de una nota formal entregada a la Cancillería el gobierno de Volodímir Zelensky, advirtió a la Argentina sobre una «amenaza inmediata de un incidente nuclear» por la colocación de minas y otras formas de militarización por parte de Rusia en la Central Nuclear de Zaporizhzhia.

La misiva fue entregada la semana pasada por el embajador de Ucrania Yurii Klymenko al canciller Santiago Cafiero pero aún no hubo una respuesta oficial de la Argentina ante la preocupación planteada por el gobierno de Zelenzky.

En la carta que envió Ucrania a la Argentina, a la que tuvo acceso El Cronista, Kiev advirtió que «las agencias de inteligencia ucranianas alertaron que Rusia está considerando el escenario de cometer un acto terrorista en la Central Nuclear de Zaporizhzhia temporalmente ocupada» y destacó que ese «ataque terrorista tendrá consecuencias globales».

El embajador Klymenko transmitió que «al ocupar la Central Nuclear de Zaporizhzhia, Rusia viola gravemente el derecho internacional, las normas y estándares de seguridad nuclear, incluidos los siete principios fundamentales de la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA) en materia de seguridad y protección nuclear».

Accionar de Argentina

Por su parte, fuentes diplomáticas de Ucrania detallaron a El Cronista que aún no hubo una respuesta por parte del gobierno de Alberto Fernández a la carta que envió Kiev.

Pero adelantaron que la administración de Zelensky espera que la Argentina se ponga en contacto y «reaccione de manera activa» en función de que el Director General de la OIEA es el argentino Rafael Grossi.

De hecho, Grossi ya estuvo en otras oportunidades en Ucrania para evaluar los riesgos reales de la invasión de Rusia en el campo de la actividad nuclear y transmitió datos a la Argentina desde la OIEA.

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) documentó 77 ejecuciones sumarias de civiles y cerca de 900 casos de detenciones arbitrarias por parte Rusia en los territorios ocupados en Ucrania desde el inicio de la invasión, mientras que señaló que Kiev es responsable de arrestar sin fundamento a 75 personas «sospechosas de infracciones relacionadas con el conflicto», informó este martes el organismo.

«Es un crimen de guerra y una violación flagrante del derecho humanitario internacional«, subrayó Matilda Bogner, responsable de la oficina en Ucrania del Acnudh en un encuentro con la prensa.

La ONU documentó 864 casos de detención arbitraria por parte de Rusia y subrayó que «las fuerzas armadas rusas, las fuerzas del orden y las autoridades penitenciarias» efectuaron «actos de tortura y malos tratos generalizados contra detenidos civiles».

El informe presentado en Ginebra abarca el período comprendido entre el 24 de febrero de 2022, cuando comenzó la invasión rusa, y el 23 de mayo de este año.

Documenta en total más de 900 casos de detención arbitraria de civiles, incluidos niños y ancianos: «La gran mayoría de esos casos fueron perpetrados por la Federación Rusa», señala el trabajo.

Torturas y desapariciones

Del lado ucraniano, el Acnudh «documentó 75 casos de detención arbitraria por las fuerzas de seguridad ucranianas, principalmente de personas sospechosas de infracciones relacionadas con el conflicto».

«Una proporción importante de esos casos fueron también desapariciones forzadas, perpetradas principalmente por el Servicio de Seguridad de Ucrania», agregó.

«Más de la mitad de las personas detenidas arbitrariamente fueron torturadas o maltratadas por las fuerzas de seguridad ucranianas. Esto ocurrió mientras las personas estaban siendo interrogadas, en general inmediatamente después de su arresto», según el informe.

Ucrania acusó a Rusia de haber destruido la represa Kajovka ubicada en la zona de Crimea.

Como consecuencia, el gobierno ucraniano ordenó evacuar de emergencia los poblados de Kherson ante la posibilidad de que más de 80 localidades se vean inundadas. 

El nivel del agua aumentó 2.5 metros la profundidad del cause del rio.

Se trata de la mayor central hidroeléctrica emplazada en el río Dnipro, a 60 kilómetros de la ciudad de Kherson la cual había quedado en control ruso desde febrero del año pasado y suministraba energía a la región de Crimea.

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky, ordenó la “evacuación urgente” de los terrenos próximos al río.

El Mando Sur de las Fuerzas Armadas de Ucrania fue quien infirmó de la destrucción de la infraestructura e indicó que se está investigando la magnitud del daño.

Así como la velocidad y la cantidad de agua que afectarían a las zonas probables de inundación.

Desde Moscú sostienen que no se trató de una operación militar sino que la represa se derrumbó “debido a los daños” estructurales, por lo que los territorios cercanos se están inundando”.

Zelensky, acusó hace meses a las fuerzas rusas de colocar minas en las instalaciones con la intención de provocar una catastrófica inundación en las comunidades cercanas con el fin de frenar el avance de las fuerzas de Kiev.

Los servicios de emergencia rusos también denunciaron ataques ucranianos con misiles contra la prensa.

La propia inundación pone en peligro los pueblos tomados por el ejército ruso.

Energía para toda una región

Tanto la represa como la central hidroeléctrica, situadas en el sur del país, fueron tomadas por las tropas rusas al inicio de la invasión de Ucrania el 24 de febrero de 2022.

El dique de la presa fue construida sobre el río Dnipro, y está hecho de hormigón y tierra, tiene 16 metros de altura y 3850 metros de longitud.

Es una de las mayores infraestructuras de este tipo en Ucrania.

La potencia de la central hidroeléctrica es de 334,8 megavatios, según la página web de la operadora ucraniana, Ukrgidroenergo.

Fue construida en 1956 durante la época soviética.

La represa hidroeléctrica de Kajovka permite enviar agua al canal de Crimea del Norte, que sale del sur de Ucrania y atraviesa toda la península de Crimea.

Río arriba de la estructura se encuentra el embalse de Kajovka, un depósito de agua artificial formado en el río Dnipro, de 240 km de largo y hasta 23 km de ancho.

Zelensky advirtió ante el Consejo de la Unión Europea que si la represa explotaba, “más de 80 localidades, entre ellas Kherson, se encontrarían en la zona de inundación rápida”.

“Esto podría destruir el suministro en agua de una gran parte del sur de Ucrania”, y afectar el enfriamiento de los reactores de la central nuclear de Zaporiyia, que obtiene su agua en ese lago artificial de 18 millones de metros cúbicos, agregó Zelenski.

 

Rusia empezó a transferir armas nucleares a Bielorrusia, anunció hoy el presidente de esta exrepública soviética, Alexander Lukashenko.

Dos meses después de que el mandatario ruso, Vladimir Putin, anunciara su intención de proceder a ese despliegue en el marco de la guerra en Ucrania.