Tag

inflación

Browsing

Tras la sentencia contra Santiago Goodman, titular de ATECh, hubo un paro y CTERA llamó a una protesta .Gremios y organizaciones sociales de la provincia de Chubut rechazan el fallo condenatorio contra Santiago Goodman, titular de la Asociación de Trabajadores de la Educación de Chubut (ATECh), por el incendio en la Legislatura local ocurrido en 2019 y en contra.

Tomás Montenegro, secretario general de la CTA de los Trabajadores, explicó a FM LaPatriada “El paro nacional de CTERA y el paro provincial tiene que ver con un juicio que nosotros caratulamos como “la criminalización de la protesta” en la acusación sobre Goodman condenándolo por “coautor de incendio agravado de la legislatura de Chubut”.

“Decimos que es ‘criminalización de la protesta’ porque los hechos no son tal como se manifiestan. La legislatura nunca se incendió» y «Lo que sí sucedió fue una reacción colectiva donde esa noche, al fallecer dos compañeras que retornaban a Comodoro Rivadavia, se producen hechos que provocan un incendio afuera de la legislatura”.

Un relevamiento de Management & Fit muestra que el pico  que sufrió el índice de precios en julio se hace sentir entre los consumidores a causa de la inflación. Cuáles son los principales problemas para los argentinos y cómo ven la economía en el futuro próximo.

El 80% de los argentinos cambiaron mucho o algo sus hábitos de consumo en los últimos meses como consecuencia de la inflación. Cambios en las compras de alimentos fueron la principal estrateiga para lidiar con la disparada de precios que en julio llegó al récord de 20 años del 7,4% mensual, pero también recortes a los gastos en ocio y consumos culturales.

Los resultados surgen de un relevamiento de Management & Fit que recogió datos del 29 de julio hasta el 11 de agosto último entre 2.200 encuestados a nivel nacional, señaló Infobae.

Lo que arrojaron las respuestas es que las personas ya estan haciendo cambios importantes en sus vidas por la escalada de la inflación. Y que no ven en el corto plazo que vaya a haber una mejoría.

“Pensando en la inflación actual, un 80,2% menciona que ha modificado mucho o algo sus hábitos de consumo”, señala el reporte.

Un 52,7% dice que cambió “mucho” y un 27,5%, “algo”. Es decir, 8 de cada 10 admite que tuvo que modificar sus conductas por la suba de precios. A la inversa, apenas un 10,2% asegura que varió “poco” y 6,3% “nada” sus consumos.

“Cuando se consulta por las áreas en donde hicieron cambios, más del 50% menciona las compras de alimentos, en segundo lugar, se menciona los gastos en ocio, consumos culturales con un 14,9%”, profundizó Management & Fit.

Un 37,7% de los que modificaron sus tuvo que “buscar más promociones y descuentos”, un 29,3% se “adaptó a consumir menos que antes” y un 20,5%, a “consumir segundas marcas”.

Expectativas económicas

La evaluación negativa de la situación económica y el pesimismo sobre el futuro inmediato dominan las opiniones de los encuestados.

El 79,2% de los encuestados dijo que la economía está mucho peor (53,4%) o peor (25,7%) que un año atrás. Mientras que sólo el 7% consideró que está mejor o mucho mejor. El resto, consideró que se mantiene igual (12,1%) o no contestó.

En otro punto, respecto a los principales problemas del país, sigue primera y cómoda la inflación, con casi el 40% de todas las menciones. Y crece un poco la corrupción, a 29,2%.

Las perspectivas a futuro son apenas menos pesimistas. Los que consideran que la economía va a empeorar en los próximos meses suman el 58,9% del total de encuestados. Mientras tanto, los que esperan una mejoría llegan al 19 por ciento. Es una leve mejoría: en el relevamiento previo 63% esperaba que empeorara. Quizás, un primer impacto de los cambios en el Gabinete nacional que llevaron a Sergio Massa al Ministerio de Economía.

En relación con la asunción de Sergio Massa como ministro de Economía, un 44% considera que la coalición del gobierno seguirá igual, mientras que 25.1% un cree que se fortalecerá el gobierno nacional. Al consultar sobre la incorporación de Sergio Massa al gabinete, un 60,8% confía poca o nada en su capacidad para mejorar la situación económica actual. Esta desconfianza aumenta entre quienes desaprueban la gestión nacional.

Al respecto, el diputado nacional de Juntos por el Cambio, Matías Taccetta, reclamó que se ajusten por inflación los anticipos, retenciones y demás pagos a cuenta de Ganancias e impuestos sobre los bienes personales, a modo de considerar la pérdida del poder adquisitivo de los adelantos realizados y que no salgan perjudicados por la realidad económica que atraviesa el país.

A través de los medios de comunicación, se conoció que la AFIP pedirá más fondos adelantados a las empresas para financiar, entre otros ítems, un bono a los jubilados. La nueva reglamentación que se anunciará, no debe pasar por el Congreso porque no es una modificación de la ley, sino el uso de atribuciones que concede el artículo 21 de la actual norma que rige el impuesto y así sumaría una cuota de entre 15% y 25% de anticipo en el año.

Según el proyecto de Ley que se presentó este lunes, se pide una modificación en el Artículo 27 de la Ley N° 11.683 de Procedimiento Tributario y sus modificatorias, para hacer la siguiente aclaración: “En los impuestos, a las ganancias —para los sujetos comprendidos en el Título VI de la ley del gravamen—, sobre los bienes personales, sobre los capitales y en la contribución especial sobre el capital de las cooperativas, el gravamen determinado al cierre del ejercicio, retenciones, percepciones, como toda otras sumas que se computen a cuenta del mismo —incluso los anticipos dispuestos por el artículo 21—, se actualizarán hasta el vencimiento fijado para la presentación de la declaración jurada y pago del impuesto resultante o presentación de la declaración jurada y pago, el que fuere anterior, por los siguientes índices:

a)   Índice de Precios al Consumidor Nivel General (IPC) que suministre el Instituto de Estadísticas y Censos desde el mes de pago o de cierre del ejercicio fiscal según corresponda hasta el penúltimo mes anterior al vencimiento o a la presentación y pago, el que fuere anterior.

b)   Índice financiero sobre base diaria que al efecto determine el Banco Central de la República Argentina desde el último día del penúltimo mes anterior al del vencimiento o presentación de la declaración jurada y pago, el que fuera anterior, o el día de pago, según corresponda, y el día anterior a dicho vencimiento o presentación”.
La iniciativa impulsada por el Legislador Nacional Taccetta, contó además con el apoyo de los diputados Ricardo López Murphy, Silvia Lospennato, Alejandro Cacace, Martín Tetaz, Soher El Sukaria, Alejandro Finocchiaro, Pablo Torello, Federico Angelini, Gerardo Milman, José Núñez, Héctor Stefani, Anibal Tortoriello, Carolina Castets y Susana Laciar , Francisco Sanchez, Carlos Zapata, Alberto Asseff, Virgína Cornejo, María Sotolano, .

El diputado Taccetta sostuvo que “este sistema, que no tiene en cuenta el aumento generalizado y sostenido de los precios, perjudica los contribuyentes; se les exige realizar anticipos y sufrir retenciones que comienzan un año antes de poder descontarlos en la declaración jurada definitiva del tributo, sin que tenga en cuenta la inflación ocurrida en todo ese tiempo. Provoca así que el fisco obtenga una mayor recaudación anticipada, dada únicamente por la devaluación de la moneda”.

El senador nacional por el Frente de Todos de la provincia del Chubut, Carlos Linares, brindó una extensa entrevista y se refirió a diferentes temas de la actualidad política provincial y nacional. Entre ellos, Linares habló sobre la llegada de Sergio Massa al gabinete del gobierno nacional, y elogió la figura del ahora expresidente de la Cámara de Diputados. Además, el exintendente de Comodoro Rivadavia dio su parecer sobre la delicada situación económica que atraviesa el país, destacó el trabajo conjunto que hay entre los actores del justicialismo a nivel nacional -y negó una crisis dentro del Frente de Todos- y también opinó sobre el proyecto del “dólar petróleo” que impulsan desde Juntos por el Cambio, uno de los temas más debatidos en agenda durante los últimos días en Comodoro y el resto de la provincia.

Massa: El hombre que “puede darle una impronta política a la economía argentina”

En primer término, Carlos Linares analizó la llegada de Sergio Massa al gabinete nacional. El pasado miércoles 3 de agosto, en un acto que contó con la presencia de 500 personas, el presidente Alberto Fernández le tomó juramento al abogado oriundo de la localidad de San Martín, quien asumió como ministro de Economía, Desarrollo y Agricultura. “Sergio Massa es una persona que compone el Frente de Todos, un actor importante que le puede dar una impronta política a la parte económica. Me parece que este es un cambio estratégico importante que hace el gobierno a nivel político y económico”, sostuvo el senador nacional por el Frente de Todos.

La economía argentina y un escenario “raro”

El exintendente de Comodoro Rivadavia se refirió a la situación económica que atraviesa el país hoy por hoy y evitó hablar de un contexto “desastroso”. “Yo no hablaría de un desastre económico en el país. Pienso que lo que está pasando con la economía es algo raro. Está habiendo crecimiento, se está creando empleo y, al mismo tiempo, tenemos una enorme inflación, que claramente corrompe cualquier tipo de economía, es un fenómeno que ataca el salario de los trabajadores y causa muchos problemas. Pero insisto, es raro lo que está pasando. Hay provincias del norte, como Catamarca y La Rioja, que prácticamente tienen pleno empleo, y se siguen haciendo distintas inversiones. Hoy tenemos un claro problema de reservas, también hay desconfianza de algunos sectores concentrados de la economía, que juegan su juego, siempre fue así. Me parece que el nuevo ministro de Economía va a tener que poner la lupa en estas cosas”.

Lejos de 2001

Durante el último tiempo, algunos se animaron a comparar el actual contexto económico con el que se vivió en el año 2001, en lo que fuera una de las crisis económicas más recordadas de la historia de la Argentina. Carlos Linares habló sobre esto y señaló que trazar una comparación entre ambos escenarios es algo que no tiene sentido, debido a que, desde su punto de vista, hay grandes diferencias entre ambas épocas: “Esto no tiene nada que ver con el 2001, no podemos poner la situación que tenemos hoy en el contexto del 2001, es una locura. Hoy no hay falta de trabajo, hoy los ahorros no corren riesgo, es otro tipo de situación. Acá lo que tenemos es un golpe inflacionario que es producto de una serie de situaciones que se fueron dando. Me parece que tenemos que hacer un poco de memoria. En el año 2019, tuvimos 54 puntos de inflación, y a los tres meses de haber asumido, a este gobierno le tocó enfrentar una pandemia, fueron dieciocho meses conviviendo con el covid. Salimos de la pandemia y empezó una guerra en Europa, una guerra que claramente perjudicó a varios sectores de la alimentación y la energía, y eso es algo que también generó problemas enormes”, subrayó el legislador nacional.

“No hay que olvidar también que este gobierno recibió una deuda de 44.000 millones de dólares que dejó el gobierno de Mauricio Macri, y el Banco Central y el Tesoro tenían reservas cero. Cuando uno gobierna, se tiene que hacer cargo de ciertas cosas, uno no puede estar pasando un inventario de cómo le dejaron el país, porque esa es la obligación del mandatario cuando se presenta a gobernar. Creo que, ahora, Sergio Massa está atacando los problemas como tiene que hacerlo. Primero, es importante consolidar las reservas, eso es algo fundamental para dar tranquilidad a los mercados. Después de esto, hay que generar un plan antiinflacionario, para que todos los trabajadores puedan llegar con tranquilidad a fin de mes”, resaltó el exintendente de Comodoro Rivadavia entre 2015 y 2019.

Las diferencias entre Alberto y Cristina, el “dólar petróleo” y los planes sociales

En el segundo tramo de la entrevista con Crónica, Carlos Linares se refirió a otros temas de importancia de la agenda política nacional y provincial. El senador nacional habló sobre el trabajo que se lleva a cabo dentro del Frente de Todos y afirmó que “se está trabajando coordinadamente”. Además, opinó sobre el proyecto del “dólar petróleo” que impulsan desde Juntos por el Cambio, y en la misma línea que el intendente Luque y el secretario de Economía de Comodoro, Germán Issa Pfister, fustigó la iniciativa: “No es viable”, dijo. También dio su postura sobre la reciente polémica que se generó en torno a la asignación de planes sociales: “Hay una mirada muy corta de una realidad distinta”, planteó.

“Hoy estamos trabajando todos coordinadamente dentro del Frente de Todos. Por supuesto que puede haber diferencias, pero esto es algo que pasa en muchos ámbitos, no solo dentro de nuestro frente. Uno puede tener diferencias en cuanto a cómo atacar un determinado problema, pero yo vuelvo a insistir, hoy lo que hay es una necesidad de sacar al país adelante, de darle al trabajador un futuro mejor. Me parece que eso es lo que nos tiene que convocar”, señaló Carlos Linares sobre la situación interna en el Frente de Todos.

La no interna entre Alberto y Cristina

En la misma línea, el senador nacional analizó la relación entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner, y se refirió a los fuertes rumores que se dieron en el último tiempo sobre una interna entre ambos actores políticos. “Hay diferencias de mirada, eso es algo que existe, pero no con todo. Si analizamos las diferencias que pueden haber con la mirada de los derechos humanos, por ejemplo, está claro que no hay tal diferencia, y lo mismo podemos decir sobre la justicia. Ahora bien, con ciertos temas económicos, sí, claramente hubo diferencias. Cristina tenía una posición frente al Fondo Monetario y Alberto tenía otra, lo mismo con el plan económico o el tema de los servicios públicos. Hay diferentes miradas sobre la misma problemática, pero ellos nunca dejaron de hablar entre sí”.

“El ‘dólar petróleo’ es más un tema de marketing que otra cosa”

El exintendente de Comodoro Rivadavia se refirió al proyecto del “dólar petróleo” que impulsan legisladores nacionales de Juntos por el Cambio, que tiene el objetivo de generar un tipo de cambio paralelo para que a la provincia ingresen más fondos por regalías petroleras. Al igual que el intendente Juan Pablo Luque y el secretario de Economía del Municipio de Comodoro, Linares fue crítico sobre la iniciativa de la oposición.

“No es viable. Lo comparan con el dólar sojero, y el dólar sojero se implementa únicamente para la liquidación de divisas con un tiempo determinado. Creo que esto es más un tema de marketing que otra cosa. Tanto Ignacio Torres, como Matías Taccetta, no van a tener ningún tipo de acompañamiento a nivel nacional, ni siquiera de los propios. El proyecto es totalmente inconsistente. Chubut es una provincia exportadora, gran parte de nuestro petróleo es de exportación, yo creo que hay que buscar una mayor rentabilidad para nuestra actividad. Las empresas tienen que invertir más, tiene que haber una inversión genuina. Había compromisos de suba de equipos que hasta el día de la fecha no se han cumplimentado. YPF tuvo un récord de producción. Me parece que tenemos que ir por este lado. Después, vemos que Vaca Muerta es una cuenca productiva que tiene una gran importancia para el país, tenemos que ir de la mano, tratando de que todo esto nos sirva para tener una mayor inversión en nuestra cuenca”, sostuvo Linares.

La asignación de planes sociales: “Quieren hostigar a la gente, tratarlos de planeros”

En las últimas semanas, Mariana Alfonzo, una mujer que recibe planes sociales del Estado nacional, se hizo viral en redes sociales por sus declaraciones sobre la ayuda estatal que miles de personas reciben en el país. En concreto, la mujer criticó a la clase trabajadora y defendió la asignación de planes sociales, lo que le valió fuertes críticas de diferentes sectores. Carlos Linares se refirió a este tema y fue contundente en sus dichos: “Quisieron usar a una mujer que claramente no es la muestra de lo que está pasando en el país. Yo conozco muchísima gente que recibe un plan y trabaja, que brinda una contraprestación, que son sostenes de familia. La oposición usa estos temas para minimizar la necesidad que tienen muchísimas familias que la están pasando realmente mal. Hoy un plan social es una entrada genuina de ingresos para esas familias, me parece que jugar con esto es de una bajeza política enorme”.

“Nosotros no queremos planes, queremos que la gente tenga su sueldo”

El senador nacional continuó con su análisis y, sin bajar el nivel de sus críticas hacia la oposición, defendió a las personas que reciben ayuda del Estado y planteó que “la derecha quiere hostigar a la gente tratándola de ‘planera’, de ‘choripanera’. Hay una mirada muy corta de una realidad distinta. Ojalá hubiera trabajo genuino para todos, eso es lo que todos queremos, lo que todos buscamos. Yo tengo empresas y trato de generar empleo permanentemente. El plan social es un plan de emergencia para un momento puntual. Hoy en Argentina se están creando más de 20.000 puestos de trabajo todos los meses. Tenemos que seguir generando empleo para que la asignación de planes sociales disminuya. Está claro que nosotros no queremos planes, nosotros queremos que la gente tenga su sueldo, su obra social, su jubilación, que los trabajadores tengan dignidad y un trabajo genuino”, sostuvo.

Los precios acumularon un alza de 46,2% en los primeros siete meses del año.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) publicó este jueves el informe de índices de precios al consumidor (IPC) del mes de julio, un período signado por la disparada del dólar y aumentos constantes de precios. Los especialistas habían adelantado que la inflación de este mes superaría el 7%, y no se equivocaron: los precios al consumidor (#IPC) subieron 7,4% en julio de 2022 respecto de junio y 71% interanual.

Se trata del aumento mensual más alto de los últimos 20 años, desde el 10,4% registrado en abril del 2002, año en que se puso en marcha el plan de convertibilidad que eliminó la inflación por 10 años.

Con este 7,4%, los precios acumularon un alza de 46,2% en los primeros siete meses del año.

Dos horas de que se diera a conocer el dato de inflación de julio, el Banco Central comunicó a los bancos que elevó la tasa de referencia, la de las Letras de Liquidez (Leliq) a 28 días, al 69,50% nominal anual. Este dato anticipaba que la inflación de julio podría ser más alta que la esperada.

 

Durante el mes de junio, según informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), se registró una suba del 5,1%.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) comunicará este jueves cuál fue la inflación percibida durante el mes de julio, en el marco de una inflación constante y la pérdida de poder adquisitivo.

En junio, se registró una suba del 5,1% en el Índice de Precios al Consumidor (IPC). Pero ahora los analistas estiman que rondará al 7,4%. a partir de los datos suministrados por el relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) realizado por el Banco Central.

El presidente Alberto Fernández había manifestado días atrás su intención de que «los salarios les ganen a la inflación».

Por estas horas, el gobierno nacional trabaja en un nuevo bono para jubilados y pensionados para reforzar los ingresos del sector en medio de una crisis económica.

El bono a los jubilados se agregará al porcentaje de aumento que tienen estipulados los haberes previsionales en septiembre y funcionarán como un incremento frente a la inflación, señalaron fuentes oficiales.

El relevamiento del FocusEconomics advirtió por el alto nivel de precios, sumado al “hundimiento peso y los débiles fundamentos macro”.

Aunque la llegada de Sergio Massa al Palacio de Hacienda pareció haberle dado un poco de aire al Gobierno tras varias semanas de tensión cambiaria, la sangría de resevas del Banco Central (BCRA) preocupa y los precios se siguen acelerando. En ese contexto, el mercado empeoró sus pronósticos para lo que resta de 2022, al ajustar al alza sus previsiones para inflación y precio del dólar.

El nuevo reporte LatinFocus, que releva entre consultoras, bancos y agentes del mercado financiero distintas variables económicas de los principales países de la región, señala que en la Argentina “la actividad probablemente se contrajo en el segundo trimestre” del año, con una “menor confianza del consumidor” por la escalada inflacionaria.

El informe plantea que más allá de la crisis, la actividad se expandió tanto en abril como en mayo, lo que apunta a un “grado de resiliencia”. Además, el crecimiento de las exportaciones se mantuvo “saludable”.

Destacó que “a mediados de julio, el Banco Central relajó las restricciones de divisas para los turistas, así como para exportaciones de varios productos” lo que “debería ayudar a sostener la actividad”. Además, “en un intento por apoyar a los exportadores y recaudar US$2500 millones en divisas, al final de julio el Banco Central anunció “incentivos temporales para productores agropecuarios para vender su cosecha”.

“En política, el recién nombrado ‘superministro’ de Economía Sergio Massa anunció una serie de medidas para reconstruir la confianza, incluyendo recortes a los subsidios a la electricidad y la reducción del déficit presupuestario para este año a la meta del 2,5% acordada con el FMI”, resume el Focus.

Cuál es el crecimiento económico que se espera tenga la Argentina en 2022

“El crecimiento económico se desacelerará este año, debido a una base de comparación más dura y un sector externo más débil. Además de esto, una inflación galopante, un hundimiento peso y los débiles fundamentos macro pesarán sobre la demanda interna, indica el relevamiento.

La incertidumbre política que pesa sobre la inversión plantea un riesgo a la baja, mientras la implementación oportuna del reciente acuerdo con el FMI es un riesgo al alza. Nuestro los panelistas ven la economía creciendo 3% en 2022, que no ha cambiado desde la estimación del mes pasado, y 0,9% en 2023″, dice el informe.

Cuál es la inflación prevista por los analistas para la Argentina en 2022

FocusEconomics reseña que la inflación esperada para 2022 saltó a 64% en junio, por encima del 60,7% de mayo. La lectura marcó el mayor aumento de precios desde que comenzó la serie actual en 1992.

“Parece que la inflación se acelerará aún más en la segunda mitad del año, impulsado por la caída del peso y los efectos indirectos de la guerra en Ucrania. La volatilidad de los precios de la energía y las posibles interrupciones del suministro mundial son riesgos al alza.

Los analistas consultados proyectan una inflación para cerrar 2022 en 82,1%, un alza de 8,6 puntos porcentuales más que la estimación previa. Para 2023, se prevé que los precios escalen 73,8%.

Qué precios tendrá el dólar en la Argentina para fines de 2022

“El Banco Central mantiene un tipo de cambio flotante administrado para el peso. El 5 de agosto, el peso cotizó a US$133, depreciándose 5% en un mes.

Mientras tanto, el dólar blue se vendió a un precio mucho más alto, de $288. Se espera que el peso se deprecie aún más a finales de año, debido a la continua impresión de dinero y inflación elevada. El panel del Focus prevé el peso finalizando 2022 en US$166,30, mientras para 2023 lo ubica en $277,4.

Actualmente el dólar oficial (Banco Nación) se vende a $140. De cumplirse la estimación de $166,30 para fines de 2022 proyectada por LatinFocus, el dólar tarjeta (el oficial más un 30% de impuesto PAIS y un 45% de anticipo de Ganancias), cotizará a $291.

Cuál es la tasa de interés prevista para la Argentina en fines de 2022

“El 28 de julio, el Banco Central subió la tasa LELIQ al 60% para limitar la inflación y sostener el peso. Esto es parte de una estrategia coordinada con el Ministerio de Economía para reducir la financiación monetaria del déficit presupuestario”, precisó.

Se espera un endurecimiento este año como parte del acuerdo del país con el FMI. Nuestros analistas ven la tasa LELIQ al final de 2022 en 64,98% y en 61,86% al fin de 2023″.

La inflación llegaría en julio hasta el 8% y podría cerrar el año por encima del 90%, según estiman consultoras. La incertidumbre económica que se generó luego de la renuncia de Martín Guzmán al Ministerio de Economía a principios de este mes, sumada al mayor cepo a las importaciones y la disparada de los dólares paralelos, impactará de lleno en los números de inflación.

Según los últimos datos oficiales, la inflación trepó en junio al 5,3% y alcanzó un 64% en los últimos 12 meses, el nivel interanual más alto de los últimos 30 años.

Los analistas proyectan que ese porcentaje estará muy por encima en julio.

Para este mes, la consultora Ecolatina detectó que en la primera quincena los precios aumentaron 7,9% con relación a igual período del mes anterior. La suba fue generalizada pero hubo aumentos significativos en bienes durables, como artefactos para el hogar (12,9%); muebles (13,8%); herramientas (16%); adquisición de vehículos (9,2%); accesorios y repuestos de vehículos (20,4%) y equipos de audio, televisión y video 12,6%. Por su parte, los bienes de consumo masivo registraron, en ese período, subas promedio de 7,2%.

Para Ecolatina, 2022 terminará con una inflación de, por lo menos, el 85%.

Por su parte, la Fundación FIEL proyectó una inflación del 8% en julio, mientras que para EcoGo, el índice será un poco menor, del 7%.

Otra consultora, Focus Market, estimó que la inflación de julio registró aumentos de hasta 9,5% en la categoría higiene; 6,5% en cuidado capilar; 5,7% en bebidas con alcohol y 5,3% en lácteos.

Esta consultora estimó que la inflación de 2022 trepará al 92% y, según su titular, Damián Di Pace, los consumidores «aceleran sus visitas al supermercado para ganarle terreno a la pérdida de poder adquisitivo».

«Sin embargo, cada vez compran menos volúmenes de producto en todas las categorías, excepto bebidas, que presenta un crecimiento», añadió.

Focus Market puntualizó que entre 2014 y 2022 la inflación acumulada fue del 1652%, con un promedio mensual para el período del 2,8% y anualizada promedio del 40,5%.

En junio, los precios en la región crecieron 5,1%, mientras que en el primer semestre ya se acumula 36,2%. En la medición interanual, el mayor impacto lo causaron los precios de Prendas de vestir y calzado (+83,4%); Restaurantes y hoteles (+82,5%); y Alimentos y bebidas no alcohólicas (+68,2%).

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) del mes de junio llegó a 5,1% en las provincias de la Patagonia, esto es 0,2 puntos porcentuales por debajo de la media nacional, según se desprende del último informe de Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

Sin embargo, los datos más relevantes provienen del análisis de la acumulación de subas de precios en lo que va del año (enero-junio) y en los últimos doce meses (junio 2021-junio 2022): en el primer semestre de este año, la inflación en las provincias patagónicas ya suma 36,2%, empujada por las subas de precios en los rubros Educación (+53,4%); Prendas de vestir y calzado (+47%); y Restaurantes y hoteles (+45,1%).

En tanto, en la medición interanual, la inflación en la región patagónica ya acumula un 63,6%, con mayor impacto en los rubros Prendas de vestir y calzado (+83,4%); Restaurantes y hoteles (+82,5%); y Alimentos y bebidas no alcohólicas (+68,2%).

Junio, sin freno

Según el reporte del INDEC, uno de los rubros que más impactó en la medición de la inflación de junio en la región patagónica fue el de Restaurantes y hoteles, cuyos precios crecieron un 7% en el mes, básicamente impulsados por la fuerte actividad turística, que por un lado reactivó al sector pero tiene como contrapartida una suba de precios que terminan afectando al índice inflacionario.

Otro rubro que tuvo un fuerte aumento el mes pasado fue Prendas de vestir y calzado, también con un crecimiento de 7%. Los otros grupos de productos y servicios que estuvieron por encima del 5,1% promedio del nivel general en la Patagonia fueron Bebidas alcohólicas y tabaco, con 6,9%; los gastos de Salud, con 6,5%; y Bienes y servicios, con 5,2%.

Los rubros de impacto similar al promedio del mes fueron Vivienda, agua y electricidad, y Equipamiento y manetenimiento del hogar, con 5%; Transporte, con 4,7%; y Alimentos y bebidas no alcohólicas, con 4,6%.

Con menos impacto en junio estuvieron rubros como Educación (0,9%) y Comunicación -telefonía e inyernet- (0,5%).

Alimentos y bebidas

En la medición del IPC de junio, el comportamiento de los precios en el rubro Alimentos y bebidas promedió una suba de 4,6%, pero en el desagregado por productos, hubo matices: las verduras, tubérculos y legumbres, aumentaron un 6,6%; el azúcar, dulces, chocolate y golosinas, 6,4%; los aceites, grasas y manteca, 6,3%; las aguas minerales, bebidas gaseosas y jugos, 6,2%; la leche, otros productos lácteos y los huevos, 5,3%; las bebidas no alcohólicas, 5,3%; el pan y los cereales, 4,9%; los alimentos 4,5%; la carne y sus derivados, un 3,8%; el café, té, yerba y cacao, 3,4%; y las frutas, sólo 0,9%.

Nivel país

A nivel país, según reportó el INDEC, la inflación de junio fue de 5,3%, impulsada por alimentos, salud y los gastos de alquiler y mantenimiento de la vivienda. El índice se ubicó finalmente por encima de las expectativas del Gobierno nacional, que esperaba anunciar un retroceso del costo de vida en el mes de junio con relación al 5,1% registrado en mayo pasado. Pero la renuncia del ahora exministro de Economía, Martín Guzmán, no estaba en los planes de nadie.

De esta forma, a nivel nacional el primer semestre de 2022 cerró con una suba de precios minoristas de 36,2%, con un incremento interanual de 64%, el más alto en tres décadas, superando a la de mayo, que había sido de 60,7%.

El IPC de junio, además, quebró la desaceleración que había mostrado la tasa de inflación desde el pico de 6,7% de marzo, tras descender a 6% en abril y 5,1% en el período siguiente.

La variación del mes pasado estuvo levemente también por encima de lo estimado por el conjunto de analistas que participan de la encuesta del Banco Central, que la habían calculado en 5,1%.

Durante el mes pasado los alimentos subieron 4,6%, según la medición oficial del INDEC, pero en el acumulado semestral el alza es de 39,9% y en el interanual de 66,4%.

Esto quiere decir que el precio de la comida aumentó más que el del resto de los bienes y servicios que mide el órgano estadístico.Por los ajustes registrados en la medicina prepaga y en los precios de los medicamentos, el rubro Salud, con un incremento de 7,4%, fue el sector de mayor incremento en el mes. Además, las variaciones para el semestre y anual fueron de 37,5% y 67,2%, respectivamente.

Alquileres en la mira

A partir de la suba de los alquileres y de las tarifas de los servicios públicos, los gastos para mantener una vivienda digna durante el mes pasado subieron 6,8%. Sin embargo, en este caso y producto de los subsidios sobre los servicios, las mediciones del primer semestre y del año dan por debajo del promedio: 30,3% y 47,8%, poniéndole un freno a la escalada general.

En la misma línea de observó la evolución de precios en el equipamiento y mantenimiento del hogar, que expresó un avance de 6% en el mes.

El precio de la indumentaria sumó otro mes por encima del promedio general, al crecer un 5,8%. Desde enero la ropa y el calzado aumentaron 44,2% y en el año avanzaron 83,6%, siendo las variaciones más fuertes de todos los segmentos que estudia INDEC.
Si se toma en cuenta el 64% interanual del IPC general, la indumentaria aumentó casi 20 puntos más.

Mientras que el transporte registró un alza de 4,7%, con lo cual en los primeros seis meses del año los precios crecieron 33,2% y 59% en los últimos doce meses.

Al calor de la recuperación del turismo, en Restaurantes y hoteles se verificó una suba de 6,2% a nivel país, llevando a 40% la semestral y a 81,9% la interanual.

La Educación mostró un incremento de 2% en el mes, de 39,7% desde el inicio del año y de 59% frente a junio de 2021.

“Efecto Guzmán”

Un dato no menor: la última medición informada por el INDEC no capta ninguno de los aumentos que se dieron en las góndolas tras la salida de Martín Guzmán del Ministerio de Economía, hace tres semanas.

Antes de su renuncia, los economistas que participan del REM ya habían elevado su proyección de inflación a 76% y se espera que tras lo sucedido en los primeros días de julio, el nuevo cálculo la ubique por encima de 80%. Este escenario –advierten los analistas- obliga a modificar las metas de inflación que ya se habían incluido en la revisión que se realizó tras la evaluación del primer trimestre. En esa oportunidad se había acordado que el nuevo rango sería entre 52 y 62%, que a la luz de los hechos no se podrá cumplir.

Canasta básica

Los precios de los alimentos y bebidas no alcohólicas aumentaron en junio pasado en todo el país un promedio del 4,6% y se ubicaron por segundo mes consecutivo por debajo del nivel general. Pero aún se mantienen por encima de la inflación en la comparación anual.

En lo que va del año, los alimentos de la canasta básica acumularon hasta el último día de junio un 39,9% de suba, tres puntos porcentuales por encima de la inflación de precios minoristas.

En los últimos doce meses, el costo de vida trepó un 64%, mientras que el de los alimentos lo supera por más de dos puntos porcentuales y se ubicó en un 66,4% (en la Patagonia está dos puntos por encima).

El aumento de junio en el rubro Alimentos superó al del mes de mayo, que fue del 4,4%, con una desaceleración respecto al récord del 8,6% de febrero pasado.

El INDEC señaló que en junio “el alza de Alimentos y bebidas no alcohólicas fue la que tuvo mayor incidencia en todas las regiones.

Dentro de la división se destacó el aumento de verduras, tubérculos y legumbres, aunque el alza de carnes y derivados fue lo que más incidió en la mayoría de las regiones”

En los doce últimos meses el índice marca un avance de 64%.

Este jueves, el Instituto Nacional de Estadística y Censos de la Argentina publicó el índice de inflación del mes de junio 2022. La variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) fue de 5,3 por ciento en junio de 2022, luego de que en mayo registrara un alza del 5,1 por ciento.

Los mayores incrementos fueron en Salud: el 7,4% mensual. En Alimentos subió 4,6%, un par de décimas por debajo de la inflación general.

Los precios al consumidor llevan, hasta junio, un 64 por ciento de incremento interanual y solo en el primer seis meses del año, los precios acumularon un alza de 36,2 por ciento.

El Instituto de Estadísticas de los Trabajadores (IET) de la Universidad Metropolitana (UMET) y el Centro para la Concertación y el Desarrollo (CCD) habían estimado un numero similar al INDEC para la inflación del mes pasado: en su informe habían registrado una suba del 5,5 por ciento.

Lideró la inflación del mes el ítem Salud, que aumentó 7,4 por ciento mensual y lo siguen los gastos en tarifas y combustibles, con una suba de 6,8% mensual.

La inflación tuvo un fuerte impulso nuevamente por alimentos y bebidas no alcohólicas que, si bien redujo a 4,6 por ciento mensual, volvió a ser la categoría que mayor variación tuvo.