Tag

Goodman

Browsing

«El camino que nos toca ahora es sumamente complejo, porque no tenemos que dejar firme esta sentencia. La lucha tiene que llevarnos a cada uno de los lugares. Porque después de esto van a salir a buscar a muchas compañeras y compañeros en casa de brujas», señaló Santiago Goodman en la puerta de la Oficina Judicial de Rawson tras la lectura de la sentencia.

El ex dirigente de ATECh fue condenado a 3 años de prisión de ejecución condicional por haber sido encontrado responsable de los daños que recibió la Legislatura de Chubut durante el incendio de septiembre de 2019.

Agradeció al acompañamiento recibido y expresó que «hubo muchos momentos estas semanas, donde uno tiene un montón de miedos, y lo pude pasar con el cariño y el amor que me han dado ustedes»

Este miércoles 17 de agosto la jueza María Tolomei resolvió dictar una pena de 3 años de prisión de ejecución condicional para el ex secretario general de la ATECh, Santiago Goodman, quien fuera encontrado coautor del incendio de la Legislatura de Chubut, ocurrido el 17 y 18 de septiembre del 2019 durante las protestas docentes por reclamos salariales.

Además de tener que hacerse cargo de las costas y gastos del proceso legal, a Goodman también se le impuso ciertas pautas de conducta que debe cumplir. Según estableció la jueza Tolomei, debe fijar domicilio y concurrir cada 3 meses a la oficina de control de ejecución. Además, cuando la condena quede firme, tiene dos años para realizar un curso de derechos humanos y otro de derecho constitucional con una duración mínima de 30 horas, y también deberá realizar -en un plazo de un año- 50 horas de tareas comunitarias no remuneradas en la biblioteca de la Legislatura de Chubut.

Tras conocerse la sentencia, el dirigente de ATECH Daniel Murphy adelantó que seguirán luchando por la absolución de Goodman.

La jueza María Tolomei resolvió dictar una pena de 3 años de prisión de ejecución condicional para el ex secretario general de la ATECh, Santiago Goodman, hallado culpable como coautor del incendio de la Legislatura de Chubut, ocurrido el 17 y 18 de septiembre del 2019 durante las protestas docentes por reclamos salariales.

La decisión de la magistrada se conoció este miércoles pasado el mediodía en la Oficina Judicial de Rawson y estuvo en sintonía con el pedido de la fiscal Florencia Gómez que había solicitado esa condena para el ex gremialista con cumplimiento efectivo por el delito de incendio intencional, mientras que el abogado defensor había pedido la mínima de tres años, que es excarcelable.

«Quien transgrede las normas debe asumir la responsabilidad que establece el Código Penal», aseguró la jueza al inicio de la audiencia y negó de lleno que se criminalice la protesta, como había denunciado el propio Goodman días atrás. Este derecho, sentenció Tolomei, está garantizado «siempre que se realice en forma pacífica», haciendo hincapié en que «el derecho de reunión no es absoluto ni ilimitado», citando doctrina internacional.

“La anarquía no permite la convivencia. No es opinión mía. Surge del sistema de normas que nos rige. La falta de respuesta de los responsables, la injusticia, ¿habilitan la creación de un peligro para las personas y bienes? Claramente no”, sostuvo la jueza.

Para la jueza, las palabras de Goodman en su declaración «implican una confesión», además de saber que su conducta era prohibida y lo llevo a cabo igual. De todas formas, para ella fue una acción espontánea y no organizada.

La protesta de esa noche del 17 de septiembre del 2019 que arrancó pacífica se convirtió en violenta por el fuego, según pruebas que no han sido controvertidas. «Creer que no compartir una decisión de gobierno permite destruir bienes públicos y poner en riesgo la vida de personas sería propio de la anarquía», argumentó Tolomei.

La secretaria general del Sindicato de Trabajadores Judiciales del Chubut, Gabriela Huenchual manifestó en LaCienPuntoUno que lo que le pasó a Goodman podría ocurrirle a ”cualquiera de los que estamos al frente de un sindicato”.

Gabriela Huenchual, secretaria general del Sindicato de Trabajadores Judiciales del Chubut, dialogó con Tarde Para Miles por LaCienPuntoUno y le respondió al procurador general de de la provincia, Jorge Miquelarena, quien manifestó que lo descolocó que el SiTraJuCh haya adherido al reclamo por la condena a Goodman.

“Me extraña lo que dijo porque este sindicato se manifestó en contra de la criminalización de la protesta. También repudiamos los hechos que pasaron en diciembre del año pasado”, manifestó Huenchual.

Y agregó: “Nos preocupa que el procurador general tenga una mirada parcial del delito en las manifestaciones porque no dice lo mismo cuando en plena crisis que no nos pagaban los sueldos un ministro liberó la zona para que un grupo de patoteros atacara a docentes que reclamaban por su salario y no lo midió con la misma vara”.

“Miquelarena actúa con una mirada parcializada de los hechos porque esto que pasó con Goodman. No se acuerda que un día antes habíamos hecho un paro por los sueldos adeudados”, indicó.

Además, Huenchual señaló: “Un día antes del juicio nos enteramos como nos investiga la policía, con espionaje y gente que nos sigue y saca fotos. Lo que sufrimos es grave y que eso no les preocupe y lo avalen, es algo que se tiene que discutir”.

“Somos trabajadores, estamos del lado que corresponde y no vamos a permitir que se condene a un exdirigente de esta manera. Me parece que ha habido gente que tendría que haber sido investigada y no lo fue. Lo que le pasó a Goodman nos podría pasar a cualquiera de los que estamos al frente de un sindicato. Goodman debería ser absuelto”, concluyó.

La Jueza María Tolomei dará a conocer este miércoles a las 12 el monto de la pena que le corresponde a Santiago Goodman como coautor del incendio que se produjo en la Legislatura en el año 2019.

Vale recordar que ATECH convocó a un nuevo paro en las escuelas de la provincia.

Vale recordar que la Fiscalía había solicitado cinco años de prisión para el sindicalista, lo que de otorgarse implica una pena privativa de libertad.

La jueza María Tolomei halló culpable al ex secretario de la ATECH Santiago Goodman, del delito de incendio por lo ocurrido en la Legislatura del Chubut entre el 17 y el 18 de septiembre del año 2019.

La jueza María Tolomei halló culpable al ex secretario de la ATECH Santiago Goodman, del delito de incendio por lo ocurrido en la Legislatura del Chubut entre el 17 y el 18 de septiembre del año 2019.

La decisión se conoció como corolario del juicio oral y público que demandó varias semanas y el desfile de una importante cantidad de testigos .

La jueza Tolomei en el fallo donde condena a Goodman como coautor del hecho, destacó que ninguno de los testigos observó a los imputados en las llamas producidas en ese lugar, por lo tanto, resolvió absolverlos por el incendio y los daños en la puerta dos, ubicada en la esquina de Vachina y Belgrano.

Al momento de resolver sobre sus participaciones en los incidentes en la Legislatura, hizo primero referencia al contexto de protesta por demandas salariales y el “enojo que iba en aumento”.

En la descripción de los hechos manifestó haber quedado probado que Goodman trasladó cubiertas y arrojó algunas de ellas al fuego que antes había iniciado un sujeto no identificado y descripto solo como que vestía una campera roja. “El mismo imputado luego reconoció esta acción”, manifestó la jueza.

Respecto de las presuntas amenazas de muerte que sufrió Goodman para endurecer el reclamo por parte de docentes de Comodoro Rivadavia, además de la situación de indignación y enojo por reclamos sin respuestas, la jueza manifestó que “nada justifica” haber producido el incendio y los daños, hizo alusión a su experiencia gremial y que “actuó con autodeterminación y consciente de las consecuencias”, al momento de avivar las llamas.

El incendio y los daños producidos en la Legislatura fueron valuados en 12 millones de pesos al momento de las pericias ordenadas por las autoridades legislativas a través de profesionales idóneos.

En el juicio, el mismo Goodman reconoció haber trasladado y arrojado cubiertas al fuego que ya se había iniciado en la explanada de ingreso a la Legislatura, luego de un día de marchas y movilizaciones en demanda de mejoras salariales, con la noticia al caer la tarde del día 17 de septiembre, de dos docentes de Comodoro Rivadavia fallecidas en un accidente automovilístico, al regresar desde Rawson a esa ciudad, tras participar en un plenario gremial.

Se debe al cambio de la fecha de audiencia en la que se conocerá la pena para Santiago Goodman, ex secretario general del gremio. Marcharán a la sede judicial de Rawson.

Este martes se informó que la audiencia en la que se dará a conocer la pena que deberá cumplir Santiago Goodman, ex secretario general del gremio ATECh, se adelantó un día, por lo tanto la jueza María Tolomei dará a conocer su sentencia este miércoles 17 desde las 12.

Cabe recordar que la semana pasada se anunció que la pena a Goodman se iba a dar a conocer este jueves, día en que ATECH iba a realizar un paro para pedir la absolución de su ex secretario, sin embargo la Oficina Judicial de Rawson informó que la audiencia se adelantó un día.

Ante ello, los docentes nucleados en ATECh anunciaron que el Paro previsto para este jueves 18 de agosto, se adelantará al miércoles 17. Se mantiene la convocatoria a una movilización a la sede de la Oficina Judicial de Rawson a las 11 hs.

La medida de fuerza se convocó en el marco del reclamo salarial y el pedido de absolución de Goodman que podría ir cinco años preso por el incendio en la Legislatura de Chubut.

En un comunicado difundido en las redes sociales, la ATECh también indicó que realizarán una movilización a la sede judicial de Rawson en repudio de la criminalización de las protestas sociales.

En el marco del juicio, la fiscal Florencia Gómez solicitó la pena de cinco años de prisión, al considerar que la participación de Goodman en el hecho delictivo fue «sumamente activa, colaborando en avivar y mantener el incendio y, consecuentemente, la situación de peligro concreto».

El ex secretario general de la ATECH fue declarado culpable por el incendio en Legislatura en septiembre de 2019, en medio de una manifestación docente. Fiscalía había solicitado cinco años de prisión para el sindicalista, mientras que la defensa pidió tres años de condicional. La jueza María Tolomei definirá todo este miércoles a las 12.

El ex secretario general de la Asociación de Trabajadores de la Educación de Chubut (ATECH), Santiago Goodman, fue declarado culpable de los incidentes ocurridos en septiembre de 2019, en Rawson, cuando en medio de una manifestación docente incendiaron Legislatura.

En el marco de la cesura de pena, celebrada la semana pasada, la Fiscalía solicitó se imponga la pena de cinco años de prisión, al igual que lo hizo a Fiscalía de Estado. Por su parte, la defensa del sindicalista solicitó que se imponga el mínimo de pena y subsidiariamente 3 años de condicional.

La pena que se iba a dar a conocer este jueves, día en que ATECH iba a realizar un paro para pedir la absolución de su ex secretario, sin embargo la Oficia Judicial de Rawson anunció que la audiencia se adelantó un día.

Ante ello, la jueza María Tolomei dará a conocer su sentencia este miércoles desde las 12.

El paro esta previsto para el jueves, día que se conocerá la pena impuesta al ex dirigente de ATECH, Santiago Goodman por el incendio a la Legislatura Provincial.

La Asociación de Trabajadores de la Educación de Chubut anunció un nuevo paro previsto para el próximo jueves 18, en solicitud de la absolución del dirigente gremial, Santiago Goodman y la reapertura de la paritaria salarial.

Ese día, esta previsto que la Justicia informe la pena impuesta para el ex secretario de Atech por el incendio en Legislatura Provincial ocurrida en septiembre de 2019 y sobre el cuál fue hallado culpable. Por lo que también desde el gremio convocaron a una concentración a las 11:30 horas en la Oficina Judicial de Rawson.

Además, según señalan en el comunicado, es en reclamo a la reapertura de paritarias, y solicitan un salario inicial para el cargo testigo no inferior a $100.000.

Cabe recordar que la fiscal general, Florencia Gómez, pidió que se condene a Santiago Goodman a la pena de cinco años de prisión de cumplimiento efectivo por su responsabilidad en el incendio y la querella coindició con la solicitud. Mientras que el defensor, Sergio Miranda postuló que se lo condene a tres años de cumplimiento condicional, el mínimo de la escala penal.

Dentro del enfrentamiento que mantienen los maestros por su reclamo salarial, a lo que se suma la condena contra Santiago Goodman, quien fue encontrado penalmente responsable por el incendio a la Legislatura provincial, la mayoría de las regionales de la ATECh anunciaron un nuevo paro de actividades para el jueves próximo, 18 de agosto, día coincidente con el momento en que la Oficina Judicial de Rawson dará a conocer la pena impuesta al exsecretario general del sector docente.

En lo que es observado como “una presión” a la justicia, ATECh también anunció una movilización de los maestros para esa jornada a la sede judicial, en la que volverán a reclamar con una absolución de Goodman y en repudio de la criminalización de las protestas sociales, reclamo que motivó que el gremio nacional de CTERA realizara un paro docente en todo el país.

Cabe destacar que en el juicio realizado contra el exsecretario general, la fiscalía pidió una pena de cinco años de prisión de cumplimiento efectivo contra el inculpado, pena que finalmente se conocerá el 18 de agosto cuando la jueza María Tolomei dé la pena dispuesta por el delito de incendiar la Legislatura en septiembre de 2019.

Por ello es que el consejo directivo de la Asociación de Trabajadores de la Educación de Chubut decidió, por mayoría, un paro para el jueves próximo para pedir la absolución del dirigente gremial y exigir también la reapertura de la paritaria salarial.

En el documento de la convocatoria, y bajo el lema “Exigimos la absolución de Santiago Goodman y el cese de la criminalización de la protesta”, diferentes delegaciones de la ATECh anunciaron que se movilizarán el jueves 18 hacia la oficina judicial de Rawson, donde el exsecretario general del sindicato conocerá la pena resuelta por la jueza Tolomei luego de haber escuchado los argumentos correspondientes.

Marcharán a la sede judicial de Rawson este jueves 18 de agosto, día en que darán a conocer la pena impuesta al ex secretario general del gremio que podría ir preso por los incendios en la Legislatura Provincial.

En el marco del reclamo salarial y el pedido de absolución de Santiago Goodman – que podría ir cinco años preso por el incendio en la Legislatura de Chubut – los docentes nucleados en la Asociación de Trabajadores de la Educación de Chubut (ATECh) anunciaron un nuevo paro para este jueves 18 de agosto, día en que la Oficina Judicial de Rawson dará a conocer la pena impuesta al ex secretario general del gremio.

En un comunicado difundido en las redes sociales, la ATECh también indicó que realizarán una movilización a la sede judicial de Rawson en repudio de la criminalización de las protestas sociales.

Tal como había adelantado ADNSUR, la fiscal Florencia Gómez solicitó esa pena, al considerar que la participación de Goodman en el hecho delictivo fue «sumamente activa, colaborando en avivar y mantener el incendio y, consecuentemente, la situación de peligro concreto».

En cambio, la defensa pidió 15 días de prisión por el delito de daño o 3 años de cumplimiento en suspenso, con reserva del caso para la apelación. La decisión final de la jueza se conocerá el jueves a las 12 del mediodía.

La condena al ex secretario general de ATECh, Santiago Goodman, pone en superficie nuevamente el rol de los poderes del Estado -con la Justicia al frente de la embestida- y deja en evidencia al servicio de quiénes operan en una sociedad conflictiva y con problemas estructurales siempre pendientes de resolución. La crucifixión del sindicalista docente es un claro mensaje apuntado al disciplinamiento y el control social de aquellos que al protestar cruzan límites que el Estado no está dispuesto a permitir. Como se sabe, ese mismo Estado y la clase política no se proponen avanzar con la misma firmeza contra aquellos que originan con su conducta la indignada reacción social.

El próximo 18 de agosto se conocerá el fallo judicial de la jueza María Tolomei y la condena contra el sindicalista docente Santiago Goodman, a quien se acusa de haber querido incendiar la Legislatura chubutense en las desbordadas protestas que se produjeron en septiembre de 2019. Aquellos episodios se desataron con especial indignación especialmente cuando se supo del accidente y posterior fallecimiento de las docentes Jorgelina Ruiz Díaz y María Cristina Aguilar.

Nada de lo que está sucediendo y lo que está por suceder constituyen hechos aislados, y obviamente forman parte de un contexto de crisis política y desmanejo gubernamental.

Es por eso que la dureza con la que avanza la Fiscalía solicitando cinco años de condena para Goodman resulta cuanto menos una decisión que parece escasamente vinculada con la realidad que desencadenaron los acontecimientos de esa noche del 17 de septiembre y la madrugada del 18.

La Justicia arremete con todo el «peso de la ley» contra un referente sindical al que culpabiliza, junto a otros trabajadores y dirigentes estatales, por la furia desatada en aquellas indignadas y trágicas jornadas de hace casi tres años.

Dónde estan los «autores» de la violencia

Se lo acusa de querer quemar el edificio legislativo, definiéndolo como «coautor» de lo sucedido y sin definir al «autor» -o al responsable que desencadenó las protestas-, pudiendo aplicarle una condena que va de los 3 a los 10 años; y superando la primera posibilidad se haría de cumplimiento efectivo tras las rejas.

El «autor» de la indignación tiene nombre y apellido, y es el poder político. Claro que en esa faceta la Justicia no tiene pensado adentrarse, ni mucho menos sentar en el banquillo de los acusados a quienes precipitaron con sus acciones y omisiones los sucesos de 2019.

Lógicamente, los incumplimientos del gobierno no constituyen motivo para la intervención judicial, ni siquiera cuando los propios damnificados se lo exigen.

Investigar el origen y destino de una gigantesca deuda provincial fraudulenta y odiosa tampoco califica para que la Justicia «haga algo».

Mientras tanto y en tono de metáfora futbolística, como decía el mandamás de la AFA Julio Grondona, «todo pasa». Lo que llamamos «realidad» se recicla de manera permanente, aunque se vuelva estúpidamente al mismo lugar.

Resolver esas problemáticas no es incumbencia judicial -menos todavía dar respuesta al dolor familiar por las docentes fallecidas-, pero condenar severamente a Goodman y a otros luchadores sociales sí.

Estructuralmente el Poder Judicial es funcional al poder político de turno, y por eso se enjuician las consecuencias y no las causas que impulsaron esas jornadas de furia.

Goodman fue hallado culpable y habrá que ver cuál es la pena para saber si finalmente terminará o no preso. Su crucifixión conlleva un claro mensaje social para todos aquellos que protestan.

«En ningún momento la Fiscalía cuestionó el derecho de todo ciudadano a realizar una protesta en relación a un hecho que necesita ejercer. Es un derecho constitucional. Pero no se podía pretender encubrir un delito penal con una protesta social», dijo la fiscal Florencia Gómez en su alegato final.

Sus dichos marcan claramente unos difusos límites establecidos por la ley. Sin embargo, la funcionaria judicial nada dijo sobre los orígenes, las consecuencias inmediatas y posteriores de los hechos no analizados en el juicio a Goodman.

La traducción más simple y llana debe leerse como «podés protestar y si no te resuelven el problema te volvés a tu casa, al día siguiente te vas a trabajar y seguís esperando sumisamente que las cosas mejoren, porque tampoco podés estar cortando las calles todos los días y debés respetar el derecho a circular».

En aquellas jornadas de 2019 los docentes y estatales -que llevaban tres meses sin cobrar sus sueldos, sin poder usar la obra social suspendida por falta de pago y no sabían cuándo el gobierno se iba a dignar a dar respuestas- debían esperar con calma y cordura que la cuestión se encaminara en algún momento. Hasta podían presentar un amparo judicial reclamando el pago de los sueldos, como lo hicieron en muchas ocasiones sin lograr la solución pretendida.

Si sentían indignación por la muerte de las dos docentes que volvían de manifestarse en Rawson y murieron en un accidente en la ruta camino a Comodoro Rivadavia, la reacción debía ser prudente y paciente. Una marcha de silencio o de antorchas alcanzaba, porque «dentro de la ley todo, fuera de la ley nada».

Lo mismo le dice la Justicia a los piqueteros, a los hambrientos, a los despedidos, a los indignados por la falta de justicia. Así funcionan estos sistemas de poder judicial y político.

En las jornadas de 2019 fueron intempestivas y virulentas las reacciones populares frente a la desesperanza y el hartazgo.

Eso sí, para alcanzar una condena «todo vale». Infiltrar policías entre los manifestantes para hacer «inteligencia ilegal» sí es una herramienta válida para una Fiscalía que encontró al sindicalista culpable como «coautor» de los hechos en la Legislatura.

Volver a marcar claramente esos límites tiene un objetivo muy claro destinado a los que protestan, pero las luchas sociales son las que han empujado históricamente la conquista de derechos.

Por más amedrentamiento y criminalización de la protesta social que se pretenda imponer, las injusticias van a ser respondidas por los indignados de la forma en que puedan. Las reacciones populares no ceden ni ante las condenas de los estrados judiciales.

La crucifixión de Goodman reencendió la mecha de la protesta. Quizás sólo haya que recordar las manifestaciones antimineras de diciembre del año pasado y la bravura con la que arremetieron contra el poder político para pensar en una escalada ante la arbitrariedad.

La solidaridad se extendió a nivel nacional, incluyendo el paro de CTERA contra la condena judicial, y lo que estaba instalado solamente en Chubut se extendió mucho más allá de los límites provinciales.

Goodman posiblemente no vaya a ser recordado como un emblema del dirigente sindical más combativo, pero si es condenado probablemente se convertirá en una especie de mártir del disciplinamiento social; más aún si termina tras las rejas. La historia se está escribiendo y las reacciones sociales se están incubando mientras algunos descansan en sus poltronas.